new icn messageflickr-free-ic3d pan white
OVIEDO / Panorámica Nocturna desde el Monte Naranco (13/02/2014) | by Saúl Tuñon Loureda
Back to photostream

OVIEDO / Panorámica Nocturna desde el Monte Naranco (13/02/2014)

Oviedo (en asturiano Uviéu) es una ciudad y capital (según el Estatuto de Autonomía de Asturias) del Principado de Asturias, España. Su origen se remonta a la Alta Edad Media (siglo VIII), o incluso antes. Asimismo, es un concejo asturiano, cuya capital es la ciudad del mismo nombre, Oviedo; y una parroquia de dicho concejo, que comprende a Oviedo capital.

 

Es el centro comercial, religioso, administrativo y universitario de la región y la sede de la Archidiócesis de Oviedo. Ostenta los títulos de «muy noble, muy leal, benemérita, invicta, heroica y buena» que figuran en el escudo del municipio y así lo recoge una placa situada en la fachada del edificio del Ayuntamiento. El municipio de Oviedo es el segundo más poblado de la región con 225.391 (INE 2011) habitantes y está incluido en el área metropolitana central de Asturias, que engloba a más de 860.000 personas, y en el denominado ocho asturiano.

 

Existen otras ciudades con el mismo nombre, todas ellas en el continente americano: en Baja California, en Veracruz (México), en Paraguay, en la República Dominicana y en Florida (EE. UU.).

 

Los orígenes de la Oviedo se remontan a la época romana, cuando surge sobre una colina un asentamiento llamado Ovetao. Su fundador fue el rey asturiano Fruela I, hijo de Alfonso I de Asturias (éste fue el yerno y sucesor del rey Pelayo). Fruela I reinó desde el año 757 al 768.

 

En el año 761, a no mucha distancia de la vieja civitas romana de Lucus Asturum, el monje presbítero Máximo y su sobrino Fromestano decidieron fundar un monasterio a orillas de la calzada romana que unía León con Lugo de Llanera pasando por el puerto de Pajares. Posteriormente erigieron una ermita en honor del mártir San Vicente, al que poco tiempo después se unieron dos docenas de monjes, lo que supuso la transformación del lugar en monasterio, tal y como consta en el acta fundacional firmada el 25 de noviembre del año 781, siendo su primer abad Fromestano. Obtuvo seguidamente la protección del rey Fruela I, que eligió el lugar como residencia de Munia, su mujer, y en él nació su hijo Alfonso II, que posteriormente se conocería como «el Casto».

 

Más tarde, el hijo de Fruela, Alfonso II el Casto trasladó la capital del reino de Asturias desde Pravia a este lugar y convirtió a Oviedo en sede episcopal. Además la fortificó y dotó de palacios, iglesias y otras estructuras. La muralla que protegía la ciudad, de la que hoy apenas quedan partes visibles en varios emplazamientos, delimitaba una figura circular adaptada a la colina, ocupando un área de 11 ha que cobijaba a unas 6.000 personas distribuidas en tres barrios relativamente diferenciados: La Villa, que agrupaba los edificios más antiguos religiosos y civiles; Cimadevilla, mercantil y vinculada a las peregrinaciones; y Socastiello

 

Durante la Edad Moderna hubo una inmovilización económica debida a un cierto aislamiento y a la decaída de las peregrinaciones por el camino del norte. En 1521 un incendio devastó la ciudad, lo que posteriormente permitió regular el trazado de las calles: se pasó de un trazado principalmente radial a uno ortogonal.29 Como parte de un plan para recuperar económicamente la ciudad, se potenció el comercio desecando la charca del Fontán, que se convirtió en el primer centro comercial a extramuros, aunque su urbanización no se completó hasta el siglo XVIII. A finales del mismo, la ciudad empezó a experimentar una vida cultural bastante intensa, destacando la figura de Feijoo. Se creó la Sociedad Económica de Amigos del País que llegó a ser un grupo con un cierto prestigio cultural e influencia política. Otras fuentes de dinamismo fueron el traslado de la Fábrica de Armas desde el País Vasco y la apertura de la Universidad, aunque esta última no supuso un motor de crecimiento para la ciudad hasta la segunda mitad del siglo XX. Estas actividades elevaron el censo hasta unas 8.000 personas, lo que supuso expandir el casco urbano hacia las zonas de la plaza de Riego, el Campo de San Francisco o el Postigo.

 

Siglo XIX en adelante

 

En octubre de 1807 se produjo la invasión napoleónica de España. Al llegar a Asturias las noticias de los sucesos acaecidos en Madrid el 2 de mayo de 1808, y tras el levantamiento de la población, la Junta General del Principado de Asturias se reunió el 9 de mayo para tomar las primeras medidas que asegurasen la defensa de la provincia, en franca rebeldía ante las órdenes emanadas del Gobierno Central en manos ya de los franceses. Las noticias se fueron sucediendo, sobre todo las abdicaciones de Bayona, por lo que finalmente el 24 de mayo, y con gran apoyo popular, y tras la expulsión de los miembros contrarios, la Junta se declaró soberana, convirtiéndose en la Junta Suprema de Gobierno del Principado de Asturias, y declaró la guerra a Francia.

 

Económicamente en este siglo hubo un despegue económico en Asturias, que se reflejó en la capital a partir de 1850, cuando se maquinizó la Fábrica de Armas (que ocupaba a mil obreros), lo que ayudó a que se instalaran fundiciones metalúrgicas como La Amistad y Bertrand, la Fábrica de gas y una tabacalera. Sin embargo, la tarea de Oviedo en el desarrollo capitalista de la región fue la de centro organizador. Su privilegiada localización entre las cuencas hulleras y los puertos fue apoyada por su fuerte capacidad de inversión (antes de 1897 se habían abierto cuatro bancos), capacidad que fue incrementada con el retorno de capitales cubanos tras la Guerra Hispano-Estadounidense en 1898.

 

El sector terciario de la ciudad empezó a ser significativo a comienzos del siglo XX, cuando se frenó el impulso industrializador, y creció rápidamente; en 1930 había operativas 874 licencias comerciales, de las que una de cada tres estaba en la calle de Uría. En parte se debió a la mejora de las comunicaciones, que permitió ampliar el área económica de la burguesía ovetense. El tráfico del sistema ferroviario se incrementó sobremanera: hasta 42 trenes llegaban diariamente en 1924 a las tres estaciones con las que la ciudad contaba entonces. Al mismo tiempo, la red de carreteras también se expandió, creándose líneas regulares de viajeros y mercancías; en 1926 operaban en la ciudad doce compañías de autobuses, aunque hasta 1956 no existieron autobuses urbanos.

 

Durante la revolución de 1934 se libraron diez días de intensos combates dentro de la ciudad que la dejaron asolada en buena parte: resultan dañados en mayor o menor medida, entre otros edificios, el de la Universidad, cuya biblioteca guardaba fondos bibliográficos de extraordinario valor que no se pudieron recuperar, el Teatro Campoamor y muchas casas particulares, especialmente de la zona de la calle de Uría. La Cámara Santa en la Catedral, por su parte, fue dinamitada. Aún sin haber concluido completamente la reconstrucción de las zonas afectadas, la ciudad se encontró con la sublevación del Ejército en 1936 que dio lugar a la Guerra Civil. El coronel Aranda se levantó, y fue la única ciudad de todo el norte de España que quedó en manos de los sublevados, rodeada completamente por tropas y milicianos leales a la República. Pronto la ciudad quedó sitiada, y así permaneció durante noventa días hasta que el ejército sublevado proveniente de Galicia rompió el cerco, creando un corredor que permaneció abierto hasta el fin de la guerra en el norte, un año después. Esto fue el fin de la guerra en Oviedo, que no volvió a estar en peligro.38 Durante estos tres meses de asedio, el efecto de la artillería, de los bombardeos y de las luchas dentro de la ciudad fue la destrucción del 75% de su capacidad de alojamiento.29 Ciertos barrios, como El Campillín, quedaron arrasados y gran parte del patrimonio cultural fue dañado, incendiado o destruido.29 A partir de 1941 la ciudad se acoge al Plan de Urbanización o de Reconstrucción Nacional de Valentín Gamazo, siendo el casco antiguo declarado zona monumental en 1955. Tras una prolongada etapa franquista, se celebraron las primeras elecciones democráticas el 3 de abril de 1979. El 24 de septiembre de 1980 se crea la Fundación Príncipe de Asturias, que entre otras cosas celebra los Premios Príncipe de Asturias desde 1981.

 

es.wikipedia.org/wiki/Oviedo

 

Uviéu o Uvieo (Oviedo en castellanu) ye una ciudá y capital (según l'Estatutu d'Autonomía d'Asturies) del Principáu d'Asturies. Tien el so orixe na Alta Edá Media (sieglu VIII), o inclusive enantes[2]. Asinamesmo, ye un conceyu asturianu, siendo la so capital la ciudá del mesmu nome, Uviéu; y una parroquia de dichu conceyu, que comprende a Uviéu capital.

 

Ye'l noyu comercial, relixosu, alministrativu y universitariu d'Asturies y la sede de l'Archidiócesis d'Uviéu. Ostenta los títulos de «mui noble, mui lleal, benemérita, invicta, heroica y bona» que figuren nel escudu del conceyu y asina lo recueye una placa allugada na fachada del edificiu de la casa de conceyu. Uviéu ye'l segundu conceyu más pobláu del Principáu con 225.391 (INE 2011) habitantes y ta incluyíu nel área metropolitana central d'Asturies, qu'engloba a más de 860.000 persones, y nel denomáu ocho asturianu.

 

Esisten otres ciudaes col mesmu nome, toes elles nel continente americanu: en Baxa California, en Veracruz (México), en Paraguái, na República Dominicana y en Florida (EE. UU.).

 

ast.wikipedia.org/wiki/Uvi%C3%A9u

 

Oviedo (Asturian: Uviéu; Spanish pronunciation: [oˈβjeðo], asturian pronunciation: [uˈβjew]) is the capital city of the Principality of Asturias in northern Spain and the administrative and commercial centre of the region. It is also the name of the municipality that contains the city.

 

It is said that two monks,Nolan and John, founded the city in 761. That settlement was soon to be completed with the construction of a small church dedicated to Saint Vincent. Nevertheless, the archaeological register has shown traces of occupation since the 1st century, in Roman times.

 

King Fruela I of Asturias, the fourth of the Asturian monarchs, was the first decided promoter of the city as may be witnessed by his construction of both a palace and a nearby church. Oviedo owes to a later king, Alfonso II The Chaste (791-842), its establishment as a capital city and ruling seat as a result of the moving of the court from Pravia and the creation of the Pilgrim’s Route to Santiago de Compostela, a major event in the history of Oviedo, a church dedicated to The Saviour, the Cathedral of San Salvador, and a royal palace formed the nucleus and motive power of Oviedo.

 

During this period the city became the centre of an original and unique architectural expression, inheritor of Visigothic, Roman and Nordic traditions, which was to reach its high point during the reign of Ramiro I of Asturias. Ramiro I sponsored many unique construction projects, which remain a signature of Oviedo to this day.

 

The moving of the royal court to León, after the death of Alfonso III, The Great, links the life of the city to the relics preserved in its cathedral and the passing of pilgrims that visit El Salvador, and continue on their way to Santiago de Compostela. The following centuries (12th-16th) witness the development of the medieval city, the outlines of which are still preserved today, the construction of the city walls, a devastating fire which took place on Christmas Eve in 1521, and the aqueduct works, Los Pilares, constructed in order to provide the city with water throughout the 16th century.

 

The foundation of the Arts College (University of Oviedo) by Fernando de Valdés Salas, at the beginning of the 17th century, opened Oviedo to a progressive urban expansion. Further impulse was in the 18th century by the regional nobility and the construction of remarkable palaces; in the 19th century by industrial growth and the suburban development of Uría Street; and finally in the 20th century by administrative and commercial development.

 

The Siege of Oviedo in 1936 was a memorable event in the Spanish Civil War. The army garrison rose in support of the coup d'état and stood a siege of three months by an improvised force, loyal to the Republican government until relieved in 1937.

 

Architecture

 

Cathedral of San Salvador, from 13th century, erected in 1288 over the previous cathedral, which was founded in the 8th century.

Cámara Santa de Oviedo. Dating from 802. It is located within the Cathedral, and it is a UNESCO World Heritage Site.

Santa María del Naranco Hall, 9th century. A relatively large pavilion, part of the palace complex built for and by King Ramiro I.

San Miguel de Lillo (small church), 9th century.

Basilica of San Julián de los Prados.

La Foncalada. Fountain of the 9th century. It is the only preserved Pre-Romanesque civil work in the whole of Europe.

The University of Oviedo was created in 1574, but only inaugurated on September 21, 1608, the feast of Saint Matthew. It was funded by the terms of the will of Archbishop D. Fernando Valdés Salas, minister and General Inquisitor under Charles V, Holy Roman Emperor and Philip II.

Town Hall (Casa Consistorial). Dates from 1662.

La Balesquida Chapel (13th century). Associated with Oviedo's taylors' guild. Repeatedly restored in the 17th, 19th and 20th centuries. It is dedicated to the Virgin of Hope.

House of the Llanes (18th century). It is the best Baroque façade in the whole of Asturias.

Deán Payarinos' House (20th century). A building on the Beaux Arts style. Nowadays, it houses the Eduardo Martínez Torner Conservatory.

The Monastery of San Vicente (8th century). At the moment, home of the Archaeological Museum of Asturias.

The Convent Church of Santo Domingo, Oviedo (16th century). One of the monastic settlements outside the city walls. The original building burnt down in 1934 and it was heavily reconstructed after the Civil War.

El Fontán Market (17th-18th centuries). A simple but rather monumental complex; an 18th century porticoed square, which housed the vegetable market. It fell victim to speculative manoeuvres. It was left to deteriorate on its own; claiming that it was beyond repair, it was then demolished on 1998 and rebuilt offering all modern amenities, but with its original proportions radically changed; the original complex being much lower than its modern replacement.

Casas del Cuito, early 20th century Art Nouveau apartment building

 

Oviedo inspired the fictional city of Vetusta in Leopoldo Alas' La Regenta. Other Spanish writers were inspired by the city, including Ramón Pérez de Ayala in Tigre Juan and Dolores Medio in her novel Nosotros los Rivero.

 

Oviedo was featured prominently in Woody Allen's movie Vicky Cristina Barcelona.

www.facebook.com/stloureda - twitter.com/Woody_Twitt

 

en.wikipedia.org/wiki/Oviedo

57,875 views
70 faves
93 comments
Taken on February 13, 2014