Claustro de l´Estany

Aquesta imatge ha jugat a Pels camins dels Països Catalans.

 

El claustro románico (XII-XIII) del Monasterio de Santa María de L´Estany (XI-XVII) que se encuentra en la Comarca de Bages ( más exactamente en el El Moianés, una subcomarca de carácter natural, ligada al altiplano del mismo nombre), provincia de Barcelona, Cataluña, España.

 

El nombre de este cenobio en catalán es "El Monestir de Santa Maria de l'Estany" - y en castellano es "el Monasterio de Santa María del Estanque", aunque es más conocido con su denominación en catalán.

 

El Monasterio de Santa María de L´Estany se encuentra en el Camino de Santiago - en su tramo donde pasa la ruta que desde el Pirineo o desde la costa se dirige hacia Montserrat:

 

sites.google.com/site/estany348/estany-enllacos-que-fer

 

LA LEYENDA SOBRE LA VIRGEN DE L´ESTANY:

 

...Cuando los caballeros de la Fama, ayudados por el rey franco Luis el Piadoso se apoderaron de Barcelona y expulsaron a los sarracenos de todo el territorio de la Marca Hispánica, comenzó la época de la paz que fue aprovechada por los cristianos para fundar iglesias y monasterios. Entonces los monjes que se establecieron cerca de l'Estany edificaron un cenobio y una iglesia consagrada a Santa María. Ellos trajeron desde Génova (Italia) la imagen de Santa María y le profesaron mucha devoción.

 

Pero la tranquilidad de aquellos monjes duró poco tiempo. Pues vivía en Córdoba el joven ministro de Xixem II denominado Almanzor quien era un musulmano fanático y quería recobrar para el Islam todos los territorios de la Península Ibérica reconquistados y ocupados por los reyes cristianos. Considerando la amenaza de la invasión musulmana, los monjes de l´Estany que temían que su Virgen podría ser profanada por los moros, antes de abandonar el cenobio, escondieron la imagen sagrada en el campo detrás de su iglesia.

 

Transcurrieron muchos años hasta que en el siglo XII, cuando el Monasterio de Santa María de l´Estany pasó a la posesión de los canónigos agustinianos, sucedió un caso insólito y milagroso. Un pastor muy devoto de la Madre de Dios estaba rezando mientras los bueyes cuidados por él pasturaban por los campos vecinos al cenobio. Pasaron unos días y el pastor notó que uno de sus bueyes siempre se alejaba del rebaño hacia la misma dirección donde removía la tierra con sus patas. El intrigado pastor se puso a cever la tierra en aquel lugar. Y al cabo de un rato el asombrado hombre encontró algo parecido a una piedra que examinándola más atentamente resultó ser un brazo de una imagen de la Virgen subterrada allí. El pastor le avisó al abad de Santa María de l´Estany. Y el prelado acompañado de los monjes llegó a buscar la imagen hallada, la llevaron al templo haciendo una solemne procesión y la depositaron en la iglesia del ceombio donde la Virgen encontrada podría ser adorada por los filegreses. E incluso durante muchos años siguientes en el lugar donde fue encontrada la imagen se podía ver un gran rosario de belleza extraordinaria. Lamentablemente aquel rosario fue arrancado cuando se rebajaba el terreno para hacer el ábside de la iglesia más vistoso.

Tal vez por eso...llegaron los tiempos duros para los monjes.

 

A causa de las luchas con los señores feodales vecinos la mayoría de los canónigos, encabezados por el abad, se vieron obligados a marcharse del monasterio y se refugiaron en Manresa. Cuando el cenobio quedó abandonado, fueron robadas muchas piezas valiosas. Entonces fue tomada la decisión de llevar la imagen de la Virgen de l´Estany a Moià, a Vic o a Manresa. Fue organizada la peregrinación para trasladar la estatua a otro lugar. Pero cuando la procesión que acompañaba a la Virgen de l´Estany se acercó a otra parte del valle desde la cual ya no se podía ver el monasterio, de repente la imagen se hizo tan pesada que fue imposible moverla. La gente entendió que así se expresó la voluntad de la Virgen que no quería abandonar l'Estany. Entonces fue decidido devolverla al monasterio. Y sin ningún esfuerzo la Virgen fue trasladada a la iglesia del cenobio. Para conmemorar aquel suceso tan milagroso el abad y los monjes de l´Estany levantaron una gran cruz de piedra en aquel lugar donde la Virgen se había hecho tan pesada. Así apareció la cruz de término al lado de la carretera de Moià a l'Estany, justo en el punto donde se empieza a verse el monasterio...

 

La versión más completa de esta leyenda en catalán está publicada en la página siguiente:

 

www.festa.cat/?q=histories/veure/177

8,354 views
13 faves
28 comments
Taken on October 9, 2010