new icn messageflickr-free-ic3d pan white
View allAll Photos Tagged rehabilitación+de+viviendas

CABANYAL ETERNO

 

Los vecinos se cansan de esperar la solución a sus problemas, con un tripartito que ha tenido 24 años para pensarla

  

El Cabanyal lleva bastante tiempo siendo titular de prensa, con diferentes noticias sobre las incontables mejoras, obras, reformas urbanísticas y sociales que se van a iniciar de manera inmediata. Sin embargo, seguimos otra realidad desde el corazón del barrio, con solares abandonados, vecinos teniendo que llamar a la policía por las noches para que cumpla las ordenanzas y para tener el derecho al descanso».

 

Las afirmaciones no son del firmante sino de la asociación de vecinos del Cabanyal, entidad decisiva en la paralización del plan urbanístico de Rita Barberá. Por lo tanto, nada sospechosa de sentir animadversión hacia los partidos que forman el tripartito encabezado por Compromís.

 

«Después de tres años no podemos seguir solamente de titulares de prensa de obras que se van realizar, queremos que las noticias sean de obras ejecutadas», termina un largo texto colgado en una red social, donde también hay palabras de comprensión por el largo trabajo que debe afrontarse.

 

Tres años es mucho para unos vecinos que esperaban mucho más, sobre todo desde un gobierno municipal que lo tiene todo de cara. Financiación sobrada, apoyo a los proyectos y un buenismo generalizado desde las asociaciones del Cabanyal y el Canyamelar. Los vecinos piensan, con razón, que podía haberse hecho mucho más.

 

Un gobierno municipal que presume hasta de tener miembros de Salvem el Cabanyal. Más de veinte años pregonando que había una alternativa mejor que la del PP para este parte del Marítimo y cuando llega la hora de la verdad, resulta que cometen errores de novato, siembran dudas sobre el futuro de las viviendas municipales (medio millar de propiedades) y tampoco tienen muy clara la solución al llamado «problema social», o sea, la marginación extrema en muchas calles, las ocupaciones ilegales y todo lo que eso supone para la convivencia diaria.

 

Por eso no extraña el documento colgado por la asociación de vecinos. Un rápido rastreo de lo que se opina en las redes sociales concluye con multitud de fotos-denuncia con basura en las calles pese al aumento de los barrenderos, además de la reivindicación del derecho al descanso. Es lo más evidente, constatar que la juerga nocturna en el Cabanyal es continua y lo más difícil de resolver.

 

De momento sólo se han visto obras de reurbanización, un dinero bien gastado en las calles principales del barrio. Apunta la asociación de vecinos en su comunicado que esperan desde 2016 la rehabilitación de un edificio en la calle de la Reina, 117 para un centro de servicios sociales. Ya les avanzo que la solución debe pivotar más por lo inmobiliario que en tener unas oficinas donde tramitar unas ayudas públicas.

 

El Plan ARRU ha funcionado bien y se dieron cientos de subvenciones para reformar viviendas, pero no se dice nada de los 12 millones que tiene sin tocar el gobierno municipal de recursos propios y vinculados al Plan EDUSI para este año. El Cabanyal debería estar plagado de grúas gracias a una primera línea privilegiada donde por las noches se escucha el rumo de las olas y unas calles interiores que esconden bellos edificios de arquitectura popular y modernista.

 

Por el contrario, el pequeño comercio sigue en retroceso, igual que en el resto de la ciudad, y los equipamientos públicos anunciados continúan en un papel, formando parte de un listado que no se ha trasladado a la realidad. Así es difícil que los vecinos confíen en el gobierno municipal y las elecciones son el próximo 26 de mayo. Dentro de poco, todo el pescado estará vendido, como se suele decir.

 

«Esperamos que después del período estival algunos de esos proyectos anunciados tantas veces se hagan realidad», se añade en el documento vecinal. El Consistorio tiene en agenda dos lotes de obras, pero sólo para obras de reurbanización.

 

La zona cero, repleta de solares, tendrá calles nuevas, pero si no se actúa en los edificios con la rehabilitación de viviendas públicas y se favorece el pequeño comercio de verdad, no sólo con la renovación del aire acondicionado del mercado del Cabanyal, las flamantes aceras, bancos y arbolado servirán de poco. Miento, serán útiles para colocar por las noches las hamacas y mesas plegables en las que poner un buen botellón y el equipo de música, acompañado de hogueras en invierno. Que moleste a los vecinos es lo de menos pese a que se cansen de decir que necesitan a descansar.

  

Paco Moreno

 

Lunes, 20 agosto 2018

 

www.lasprovincias.es/comunitat/opinion/paco-moreno-cabany...

  

___

 

CARTA OBERTA AL ALCALDE DE VALÈNCIA DEL GRUP D’AJUDA MUTUA “Zona 0”

 

Savem El Cabanyal - AV Cabanyal-Canyamelar

 

PLATAFORMA SALVEM EL CABANYAL – CANYAMELAR – CAP DE FRANÇA

 

ASSOCIACIÓ DE VEÏNS/NES DEL CABANYAL – CANYAMELAR

Cabanyal, a 21 de setembre de 2018

 

CARTA OBERTA AL ALCALDE DE VALÈNCIA DEL GRUP D’AJUDA MUTUA “Zona 0”

 

Sr. Ribó,

 

De vegades pensem que no li arriba la informació real del que està passant al Cabanyal. Perquè si no és així:

 

1.- No entenem les últimes declaracions que ha fet al comparar les reclamacions de les veïnes amenaçades i maltractades, amb “la senyora que protesta per les caques de gos”.

 

2.- No entenem com és possible que des de Serveis Socials no s’hagen posat en contacte amb les persones que estan amb unes condicions d’assajament, de maltractament, de falta de possibilitats de defensar-se, de protegir-se del què passa al voltant de les seues cases. No entenem on estan els Serveis Socials de l’Ajuntament de Valencia?

 

És per açò què, amb tot respecte, li recomanem la lectura de l’article que adjuntem. Segur què després ja no pensarà que la convivència millora ala Zona 0 del Cabanyal i altres punts conflictius del Canyamelar.

 

Sr. Alcalde, vinga a escoltar al veïnat del Cabanyal per conèixer l’opinió directa de la ciutadania respecte del que està passant. En l’últim any, convocats per vosté, hem anat a escoltar-lo a la plaça de la Creu, hem anat a escoltar-lo a l’Ateneu Marítim. Li demanem que ara siga vosté el que escolte a la ciutadania del Cabanyal – Canyamelar. Vinga a escoltar-nos. Estarem encantats de compartir amb vosté les nostres explicacions, la nostra esperança i les seues raons.

 

Ben atentament, Grup d’Ajuda Mutua

 

Plataforma Salvem El Cabanyal Canyamelar Cap de França

 

Associació de Veïnes/s Cabanyal Canyamelar

  

avvcabanyalcanyamelarblog.wordpress.com/carta-oberta-al-a...

  

En el Cabanyal-Canyamelar queremos la misma limpieza que en el resto de València, el mismo nivel de ruido, la misma tranquilidad para nosotros y nuestros hijos. Tenemos derecho a todo esto y el @AjuntamentVLC y la @policialocalvlc la obligación de hacerlo posible

 

___

 

NOTA DE PREMSA CONJUNTA: AVV CABANYAL – CANYAMELAR|SALVEM EL CABANYAL . Decàleg per la Convivència | 11 de setembre de 2018

Cabanyal, a 11 de setembre de 2018

 

Les organitzacions ciutadanes signants volem manifestar

 

1.- Que hem participat en la reunió celebrada hui en la trobada de veïnat i entitats implicades en el Decàleg per la Convivència

 

2.- Que davant la reiteracio amb la falta d’interés amb el compliment de les Ordenances Municipals i polítiques represives dels actes incívics i delictius que dia rere dia es produeixen al nostre barri, fet que suposa una permisivitat més què admissible, hem manifestat el nostre desistiment en estes trobadesen tant en quant no vejam aplicades noves mesures que garantisquen la pau, la convivència i el respecte dels Drets Fonamentals del veïnat. Drets i convivència que està assajada dia rere dia pels habitants incívics. Habitants que estan absolutament identificats i coneguts per tots.

 

2.- Que les persones majors amb dificultat de mobilitat que estan amenaçades estan completament desprotegides pels Serveis Socials. Sent esta qüestió d’important rellevància donat el punt on viuen i les vegades que hem fet arribar la situació a coneixement policial i social.

 

3.- Que reivindiquem l’aplicació de les mesures policials correctives necessàries per garantir la seguretat del veïnat, especialment de gent molt major que està amenaçada en les seues pròpies cases. No es tracta únicament que no puguen viure amb tranquil·litat, hem arribat al punt de les amenaces personals i atacs directes, com posar una mànega d’aigua pel finestral i inundar la casa.

 

4.- Que l’anterior reivindicació no està en contra de les accions socials què s’estimen complementaries. Ara bé, el ““bonisme”” sense més no pot substituir l’acció dels encarregats de la seguretat ciutadana que evite el abusos, amenaces i comportaments incívics quotidians que s’estan produint. I és que les polítiques aplicades fins este moment han tingut com a resultat un augment dels comportaments mafiosos a la zona.

 

5.- Que el contenidor que s’instal·là al carrer Escalante, es cert què a petició veïnal pensant que ajudaria a millorar la vida quotidiana del veïnat no ha donat el resultat esperat. I és què un “Reten” sense canvi en les polítiques de seguretat encomanades als cossos policials i sense un full clar de com tenen que actuar no serveix per a garantir l’aplicació de les Ordenances Municipals. Abans al contrari, han reafirmat el comportament incívic i mafios d’alguns habitants, han disminuït la confiança del veïnat i la moral dels cosos de seguretat.

 

És per tot açò que no anem continuar participant en les trobades del Decàleg de Convivència fins que no es faça efectiva un canvi en les mesures aplicades en quant l’incivisme que està arrelat a la Zona 0 del Cabanyal i altres punts del Cabanyal – Canyamelar (Rosari, Bloc, etc)

 

Continuem reivindicant el respecte dels Drets Fonamentals de tota la ciutadania. El fi de les amenaces a les persones que protesten perquè no poden viure a les seues cases. El fi de la venda de droga als carrers i a totes hores, especialment de nit.

 

Com li diguerem a l’Alcalde el 11 d’actubre de 2016, volem viure en pau i tranquilitat, volem viuere com vosté viu al seu barri.

 

Per cert, continua sense respondre a tres preguntes que le ferem després de les declaracions del 21 d’agost.

 

Qui està demanant que tiren a les persones de les seves cases?

Qui demana intervencions militars?

Qui no respecta diferents creences, costums i ètnies?

Ací enviem un recordatori delque deis després de l’entrevista del 11 d’octubre del 2016

 

– 11/10/2016. Reunió amb l’alcalde de València, Sr. Ribó

 

Sr. RIBÓ dijo A pesar de la complejidad del asunto, Ribó se ha fijado el final de año como horizonte para resolver el problema. Los vecinos aseguran estar esperanzados, convencidos de que la normalidad se recuperará y agradecen la receptividad del alcalde y las ediles que han estado en la reunión.

 

Podeu escoltar les declaracions al següent registre: cadenaser.com/emisora/2016/10/11/radio_valencia/147619617...

 

Ben cordialment,

 

Plataforma Salvem El Cabanyal Canyamelar Cap de França, Associació de Veïnes/s Cabanyal Canyamelar

  

avvcabanyalcanyamelarblog.wordpress.com/nota-de-premsa-co...

 

___

  

Las consecuencias del abandono de las viviendas y solares de propiedad pública en el Cabanyal es la principal causa de la degradación que está sufriendo el barrio. Y nuestros representantes políticos se limitan a hacer discursos que son incapaces de llevar a la práctica.

 

La falta de coordinación y decisiones políticas paraliza la regeneración del Cabanyal por parte del Govern de La Nau. No se puede gorbernar a base de ocurrencia, hace falta tener proyecto de gobierno y planeamiento justo lo q falta para afrontar los problemas del Cabanyal

  

Queixa Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana sobre problemas de convivencia e incivismo en el barrio del Cabanyal-Canyamelar

  

La queja presentada por la Plataforma SALVEM EL CABANYAL y la ASOCIACIÓN DE VECINOS DEL CABANYAL-CANYAMELAR, más los 50 firmantes en las hojas que se adjuntan, se hace en nombre y representación de los vecinos y vecinas del barrio del Cabanyal-Canyamelar afectados por los graves problemas de convivencia e incivismo que de forma reiterada, constante y persistente venimos sufriendo en nuestro ámbito privado y familiar.

 

Este problema se inicia hace más de 20 años, cuando se aprueba el PEPRI y comienza un planificado asedio a los vecinos residentes en una zona destinada, por el entonces equipo de gobierno municipal a la especulación inmobiliaria. Este proyecto suponía el derribo de más de 1.600 viviendas en el corazón del Cabanyal y por tanto la crónica de una muerte anunciada para el barrio.

 

Muchos vecinos del barrio resistieron en sus casas al pertinaz acoso, mientras que otros las abandonaron a su suerte viéndose incapaces de luchar contra la administración. Esto fue fundamental para el posterior deterioro, propiciado por la paralización de licencias para la rehabilitación de las casas, que a su vez redundó en elabandono de muchas de ellas.

 

A causa de esto, las casas vacías fueron ocupadas con el consentimiento y beneplácito del consistorio, que no dudó en aprovecharse de grupos desfavorecidos para lograr sus intereses especulativos. Estos nuevos habitantes del barrio, al amparo de la desidia de las actuaciones municipales, que nada hicieron por remediar los graves problemas de convivencia que surgieron tras su llegada, han deteriorado hasta tal punto la convivencia, que hoy día es el principal problema del Cabanyal.

 

En muchas ocasiones, estamos hablando de familias numerosas, que han ocupado viviendas sin las básicas condiciones de salubridad, es decir, sin agua, sin luz, sin cédula de habitabilidad, etc.

 

También existe el problema de las mafias que se aprovechan de la situación de las familias en riesgo de exclusión social para traficar con las casas ocupadas, exigiendo a estas familias una renta por viviendas ajenas e insalubres.

 

Por otro lado, algunas de estas casas han sido ocupadas con el único fin de utilizarlas para actividades ilícitas y delictivas como el tráfico de estupefacientes o narcosalas.

 

Con la llegada del nuevo equipo de gobierno municipal, los vecinos afectados por esta crítica situación, aguardaban un cambio en las políticas municipales, ya que el barrio del Cabanyal había sido uno de los pilares en la campaña electoral. Después de tres años del cambio de gobierno, los vecinos han visto frustradas sus esperanzas al no apreciarse actuaciones que revirtieran la situación. Incluso podríamos decir, que la convivencia ha empeorado, ya que la impunidad ante el incumplimiento de las normas básicas de convivencia, ha hecho empoderarse a los incívicos que persisten en su comportamiento, ya que nada se hace para impedir el continuo incumplimiento de las ordenanzas municipales.

 

En determinadas calles del Cabanyal-Canyamelar, zonas muy concretas y fácilmente identificables, se producen a diario, comportamientos incívicos que no serían permitidos en otros puntos de la ciudad, tales como:

 

– Partidos de fútbol a cualquier hora del día o de la noche, bajo nuestras ventanas y contra nuestras fachadas, protagonizados tanto por menores como por adultos. Estos no solo provocan la inevitable molestia a los vecinos que los sufren, sino también un considerable peligro en el transito de vehículos y personas.

 

– Música emitida por altavoces de descomunal potencia que hacen retumbar los cristales de las viviendas, pero que al parecer son invisibles a las fuerzas del orden, que pasan por su lado sin censurar la actuación de quienes los portan.

 

– Ocupación de la vía pública con mobiliario privado como, sillas, sillones, sofás, barbacoas, sombrillas, hamacas, piscinas hinchables, carritos de supermercado, etc.

 

– Publicitación de la venta de drogas “a voz en grito” sin ningún tipo de reserva a cualquier transeúnte que pase por estas calles, tanto por parte de menores como de adultos.

 

– Absentismo escolar de menores, que por las noches están en la calle a horas intempestivas y por la mañana no acuden a la escuela.

 

– Peleas de gallos en plena calle con apuestas incluidas y a plena luz del día.

 

– Reuniones espontáneas acompañadas de consumo de alcohol, cante y baile a altas horas de la madrugada, con la presencia de menores.

 

– El resultado de las citadas actividades incívicas, deriva en una acumulación de basura que fomenta una sensación de dejadez y desamparo, pese a que las brigadas municipales de limpieza hacen varios turnos para mantener limpias las calles. El problema no es la falta de limpieza, sino la falta de civismo.

 

Esta queja que le hacemos llegar, es el último eslabón de una larguísima cadena de reuniones, promesas, comunicados, actuaciones reivindicativas, ruedas de prensa, concentraciones, reclamaciones varias, asambleas vecinales, etc., que a lo largo de esta ardua etapa se han llevado a cabo por parte de los vecinos y vecinas del barrio, encabezados por la Plataforma Salvem El Cabanyal y la Asociación de Vecinos.

 

Precisamente en estos momentos, se ha elaborado un “Decálogo de normas de convivencia”, auspiciado por la concejalía de Políticas Inclusivas del Ayuntamiento de Valencia. En él se ha intentado recapitular unas normas básicas de convivencia a cumplir por parte de todos los vecinos del barrio, especialmente dirigidas a las minorías incívicas. No son unas normas de obligado cumplimiento, simplemente unas recomendaciones, cuyo incumplimiento, por sí mismo, atenta contra las ordenanzas municipales, que sí son obligado cumplir en todo el resto de la ciudad. Tanto la Plataforma Salvem el Cabanyal como la Asociación de Vecinos, hemos acudido puntualmente a las reuniones previas a la elaboración de este decálogo, viendo con decepción que la solución de los problemas de convivencia se dejan en manos del libre albedrío de quienes los provocan, sin atajar el conflicto de raíz.Consideramos que la realidad es mucho más sencilla: hay unas normas, hay que cumplirlas y no es una opción ignorarlas.

 

Nuestras quejas, denuncias y reivindicaciones van en defensa de nuestro derecho a la intimidad en el hogar, nuestro derecho a la salud física y mental afectada por la falta de descanso y que propicia que no podamos rendir convenientemente en nuestro trabajo, estudios o tareas cotidianas. Nuestro derecho a la protección medioambiental mermada por la contaminación acústica pertinaz, tanto de día como de noche.

 

Agotadas ya todas nuestras posibilidades, acudimos a usted con la esperanza de que pueda ayudarnos en la medida de sus posibilidades a paliar nuestra dramática situación por la falta de convivencia.

 

Aquí presentamos un dossier, que en buena parte resume, las actuaciones que se han llevado a cabo a lo largo de estos años por nuestra parte, con nulo resultado y en el que adjuntamos:

 

– Quejas por registro de entrada de vecinos afectados

 

– Quejas de Asociaciones cívicas del barrio a distintas concejalías

 

– Comunicados y ruedas de prensa

 

– Solicitudes de entrevistas con representantes municipales y autonómicos

 

– Intervenciones en plenos del Ayuntamiento

 

– Sentencias de otros defensores del pueblo

 

– Convocatoria de Asambleas vecinales para tratar estos temas

 

– Creación del GAM (Grupo de Ayuda Mutua) de afectados

 

– Conversaciones extraídas del chat del GAM que muestras la desesperación de los vecinos.

 

– Fotografías del estado de algunas zonas del barrio

 

– Videos de las actuaciones incívicas

 

– Facturas telefónicas donde se constatan las numerosas llamadas al 092 para requerir la presencia de la Policía Local por actos incívicos. La mayoría de ellas sin respuesta efectiva por parte de los cuerpos policiales, lo que redunda en la persistencia del problema, ya que quienes generan los ruidos y molestias, no son recriminados por ello.

 

También adjuntamos una lista de vecinos firmantes y solidarios con este problema de convivencia que viven en la denominada Zona 0. Son menos de los que quisiéramos, porque son pocos los vecinos con capacidad de firmar este documento, que siguen residiendo en estas calles, que se han ido vaciando de población a causa del continuo acoso al que se han visto y se ven sometidos

  

PLATAFORMA SALVEM EL CABANYAL

 

www.cabanyal.com/nou/queixa-sindic-de-greuges/?lang=es

 

_____

  

El decálogo de convivencia y la participación ciudadana

 

Con los procesos participativos las decisiones ganan legitimidad, representan un proyecto público y generan conocimiento y respeto entre la Administración y la ciudadanía. Pero ¿de qué participación ciudadana estamos hablando? Es evidente que sin el apoyo de la administración y sin la decisión de los gobernantes de promover y nutrir la participación creando condiciones para su ejercicio, ésta se debilita y pierde parte de su capacidad de incidir en las políticas públicas.

 

Ahora bien, las experiencias enseñan que el dilema de la participación desde arriba o desde abajo puede ser falso. En realidad, ambos polos de la relación son necesarios. La clave está en la forma como se articulan y consiguen un equilibrio que evite la hegemonía de alguno de los dos.

 

La Asociación de Vecinos/as y la Plataforma Salvem hemos participado en todas las reuniones a las que nos ha convocado el Ayuntamiento. Hemos participado sí, pero no ha habido receptividad, por parte de la administración, a la parte fundamental de nuestras propuestas y críticas.

Se ha reducido el proceso «participativo» a aprobar un decálogo y que le diéramos legitimidad con nuestras firmas. Un documento que sería un cheque en blanco a la propuesta del Ayuntamiento y de la concejalías responsables, porque preguntas como: ¿Qué están haciendo en este momento las entidades colaboradoras? ¿Qué acciones concretas se están tomando para evitar el acoso que sufren desde hace tanto tiempo vecinas/os de la llamada zona 0? ¿Qué se va a cambiar en las políticas aplicadas hasta ahora? Se quedaban sin respuesta. Simplemente teníamos que creer que se estaban haciendo cosas que no se podían hacer públicas.

 

Es por esto que, desafortunadamente, llegamos a la conclusión que hay una equivocación por parte de ciertas iniciativas políticas, que instrumentalizan la participación ciudadana para evitar asumir las responsabilidades políticas de sus decisiones. En un proceso participativo la ciudadanía está para participar, dando sus opiniones, sugerencias, propuestas, y por supuesto participar no implica que todos tengan que estar de acuerdo con lo que impone el promotor de la iniciativa que es el responsable de asumir sus éxitos o fracasos. Participar es un proceso complejo que cuando se simplifica o se sustituye por su simulacro se convierte en todo lo contrario de lo que pretende. Practicar la participación ciudadana de manera equivocada es uno de los grandes problemas que actualmente existe en algunas administraciones públicas.

 

Es por todo lo anterior que no estamos de acuerdo con el resultado de tantas reuniones. Al hacerse público el documento aparecen las entidades promotoras, entre las cuales se encuentran la Avv Cabanyal-Canyamelar y la Plataforma Salvem el Cabanyal, es por este hecho que hemos creido necesario expresar públicamente nuestra disconformidad. Podemos estar de acuerdo en algunas medidas que se tomen desde el ayuntamiento, pero no con que se publicite que el decálogo es fruto de la participación ciudadana tal y como la entendemos nosotras/os.

 

Faustino Villora

 

LEVANTE-EMV

 

www.levante-emv.com/opinion/2018/09/29/decalogo-convivenc...

 

___

CABANYAL ETERNO

 

Los vecinos se cansan de esperar la solución a sus problemas, con un tripartito que ha tenido 24 años para pensarla

  

El Cabanyal lleva bastante tiempo siendo titular de prensa, con diferentes noticias sobre las incontables mejoras, obras, reformas urbanísticas y sociales que se van a iniciar de manera inmediata. Sin embargo, seguimos otra realidad desde el corazón del barrio, con solares abandonados, vecinos teniendo que llamar a la policía por las noches para que cumpla las ordenanzas y para tener el derecho al descanso».

 

Las afirmaciones no son del firmante sino de la asociación de vecinos del Cabanyal, entidad decisiva en la paralización del plan urbanístico de Rita Barberá. Por lo tanto, nada sospechosa de sentir animadversión hacia los partidos que forman el tripartito encabezado por Compromís.

 

«Después de tres años no podemos seguir solamente de titulares de prensa de obras que se van realizar, queremos que las noticias sean de obras ejecutadas», termina un largo texto colgado en una red social, donde también hay palabras de comprensión por el largo trabajo que debe afrontarse.

 

Tres años es mucho para unos vecinos que esperaban mucho más, sobre todo desde un gobierno municipal que lo tiene todo de cara. Financiación sobrada, apoyo a los proyectos y un buenismo generalizado desde las asociaciones del Cabanyal y el Canyamelar. Los vecinos piensan, con razón, que podía haberse hecho mucho más.

 

Un gobierno municipal que presume hasta de tener miembros de Salvem el Cabanyal. Más de veinte años pregonando que había una alternativa mejor que la del PP para este parte del Marítimo y cuando llega la hora de la verdad, resulta que cometen errores de novato, siembran dudas sobre el futuro de las viviendas municipales (medio millar de propiedades) y tampoco tienen muy clara la solución al llamado «problema social», o sea, la marginación extrema en muchas calles, las ocupaciones ilegales y todo lo que eso supone para la convivencia diaria.

 

Por eso no extraña el documento colgado por la asociación de vecinos. Un rápido rastreo de lo que se opina en las redes sociales concluye con multitud de fotos-denuncia con basura en las calles pese al aumento de los barrenderos, además de la reivindicación del derecho al descanso. Es lo más evidente, constatar que la juerga nocturna en el Cabanyal es continua y lo más difícil de resolver.

 

De momento sólo se han visto obras de reurbanización, un dinero bien gastado en las calles principales del barrio. Apunta la asociación de vecinos en su comunicado que esperan desde 2016 la rehabilitación de un edificio en la calle de la Reina, 117 para un centro de servicios sociales. Ya les avanzo que la solución debe pivotar más por lo inmobiliario que en tener unas oficinas donde tramitar unas ayudas públicas.

 

El Plan ARRU ha funcionado bien y se dieron cientos de subvenciones para reformar viviendas, pero no se dice nada de los 12 millones que tiene sin tocar el gobierno municipal de recursos propios y vinculados al Plan EDUSI para este año. El Cabanyal debería estar plagado de grúas gracias a una primera línea privilegiada donde por las noches se escucha el rumo de las olas y unas calles interiores que esconden bellos edificios de arquitectura popular y modernista.

 

Por el contrario, el pequeño comercio sigue en retroceso, igual que en el resto de la ciudad, y los equipamientos públicos anunciados continúan en un papel, formando parte de un listado que no se ha trasladado a la realidad. Así es difícil que los vecinos confíen en el gobierno municipal y las elecciones son el próximo 26 de mayo. Dentro de poco, todo el pescado estará vendido, como se suele decir.

 

«Esperamos que después del período estival algunos de esos proyectos anunciados tantas veces se hagan realidad», se añade en el documento vecinal. El Consistorio tiene en agenda dos lotes de obras, pero sólo para obras de reurbanización.

 

La zona cero, repleta de solares, tendrá calles nuevas, pero si no se actúa en los edificios con la rehabilitación de viviendas públicas y se favorece el pequeño comercio de verdad, no sólo con la renovación del aire acondicionado del mercado del Cabanyal, las flamantes aceras, bancos y arbolado servirán de poco. Miento, serán útiles para colocar por las noches las hamacas y mesas plegables en las que poner un buen botellón y el equipo de música, acompañado de hogueras en invierno. Que moleste a los vecinos es lo de menos pese a que se cansen de decir que necesitan a descansar.

  

Paco Moreno

 

Lunes, 20 agosto 2018

 

www.lasprovincias.es/comunitat/opinion/paco-moreno-cabany...

  

___

 

CARTA OBERTA AL ALCALDE DE VALÈNCIA DEL GRUP D’AJUDA MUTUA “Zona 0”

 

Savem El Cabanyal - AV Cabanyal-Canyamelar

 

PLATAFORMA SALVEM EL CABANYAL – CANYAMELAR – CAP DE FRANÇA

 

ASSOCIACIÓ DE VEÏNS/NES DEL CABANYAL – CANYAMELAR

Cabanyal, a 21 de setembre de 2018

 

CARTA OBERTA AL ALCALDE DE VALÈNCIA DEL GRUP D’AJUDA MUTUA “Zona 0”

 

Sr. Ribó,

 

De vegades pensem que no li arriba la informació real del que està passant al Cabanyal. Perquè si no és així:

 

1.- No entenem les últimes declaracions que ha fet al comparar les reclamacions de les veïnes amenaçades i maltractades, amb “la senyora que protesta per les caques de gos”.

 

2.- No entenem com és possible que des de Serveis Socials no s’hagen posat en contacte amb les persones que estan amb unes condicions d’assajament, de maltractament, de falta de possibilitats de defensar-se, de protegir-se del què passa al voltant de les seues cases. No entenem on estan els Serveis Socials de l’Ajuntament de Valencia?

 

És per açò què, amb tot respecte, li recomanem la lectura de l’article que adjuntem. Segur què després ja no pensarà que la convivència millora ala Zona 0 del Cabanyal i altres punts conflictius del Canyamelar.

 

Sr. Alcalde, vinga a escoltar al veïnat del Cabanyal per conèixer l’opinió directa de la ciutadania respecte del que està passant. En l’últim any, convocats per vosté, hem anat a escoltar-lo a la plaça de la Creu, hem anat a escoltar-lo a l’Ateneu Marítim. Li demanem que ara siga vosté el que escolte a la ciutadania del Cabanyal – Canyamelar. Vinga a escoltar-nos. Estarem encantats de compartir amb vosté les nostres explicacions, la nostra esperança i les seues raons.

 

Ben atentament, Grup d’Ajuda Mutua

 

Plataforma Salvem El Cabanyal Canyamelar Cap de França

 

Associació de Veïnes/s Cabanyal Canyamelar

  

avvcabanyalcanyamelarblog.wordpress.com/carta-oberta-al-a...

  

En el Cabanyal-Canyamelar queremos la misma limpieza que en el resto de València, el mismo nivel de ruido, la misma tranquilidad para nosotros y nuestros hijos. Tenemos derecho a todo esto y el @AjuntamentVLC y la @policialocalvlc la obligación de hacerlo posible

 

___

 

NOTA DE PREMSA CONJUNTA: AVV CABANYAL – CANYAMELAR|SALVEM EL CABANYAL . Decàleg per la Convivència | 11 de setembre de 2018

Cabanyal, a 11 de setembre de 2018

 

Les organitzacions ciutadanes signants volem manifestar

 

1.- Que hem participat en la reunió celebrada hui en la trobada de veïnat i entitats implicades en el Decàleg per la Convivència

 

2.- Que davant la reiteracio amb la falta d’interés amb el compliment de les Ordenances Municipals i polítiques represives dels actes incívics i delictius que dia rere dia es produeixen al nostre barri, fet que suposa una permisivitat més què admissible, hem manifestat el nostre desistiment en estes trobadesen tant en quant no vejam aplicades noves mesures que garantisquen la pau, la convivència i el respecte dels Drets Fonamentals del veïnat. Drets i convivència que està assajada dia rere dia pels habitants incívics. Habitants que estan absolutament identificats i coneguts per tots.

 

2.- Que les persones majors amb dificultat de mobilitat que estan amenaçades estan completament desprotegides pels Serveis Socials. Sent esta qüestió d’important rellevància donat el punt on viuen i les vegades que hem fet arribar la situació a coneixement policial i social.

 

3.- Que reivindiquem l’aplicació de les mesures policials correctives necessàries per garantir la seguretat del veïnat, especialment de gent molt major que està amenaçada en les seues pròpies cases. No es tracta únicament que no puguen viure amb tranquil·litat, hem arribat al punt de les amenaces personals i atacs directes, com posar una mànega d’aigua pel finestral i inundar la casa.

 

4.- Que l’anterior reivindicació no està en contra de les accions socials què s’estimen complementaries. Ara bé, el ““bonisme”” sense més no pot substituir l’acció dels encarregats de la seguretat ciutadana que evite el abusos, amenaces i comportaments incívics quotidians que s’estan produint. I és que les polítiques aplicades fins este moment han tingut com a resultat un augment dels comportaments mafiosos a la zona.

 

5.- Que el contenidor que s’instal·là al carrer Escalante, es cert què a petició veïnal pensant que ajudaria a millorar la vida quotidiana del veïnat no ha donat el resultat esperat. I és què un “Reten” sense canvi en les polítiques de seguretat encomanades als cossos policials i sense un full clar de com tenen que actuar no serveix per a garantir l’aplicació de les Ordenances Municipals. Abans al contrari, han reafirmat el comportament incívic i mafios d’alguns habitants, han disminuït la confiança del veïnat i la moral dels cosos de seguretat.

 

És per tot açò que no anem continuar participant en les trobades del Decàleg de Convivència fins que no es faça efectiva un canvi en les mesures aplicades en quant l’incivisme que està arrelat a la Zona 0 del Cabanyal i altres punts del Cabanyal – Canyamelar (Rosari, Bloc, etc)

 

Continuem reivindicant el respecte dels Drets Fonamentals de tota la ciutadania. El fi de les amenaces a les persones que protesten perquè no poden viure a les seues cases. El fi de la venda de droga als carrers i a totes hores, especialment de nit.

 

Com li diguerem a l’Alcalde el 11 d’actubre de 2016, volem viure en pau i tranquilitat, volem viuere com vosté viu al seu barri.

 

Per cert, continua sense respondre a tres preguntes que le ferem després de les declaracions del 21 d’agost.

 

Qui està demanant que tiren a les persones de les seves cases?

Qui demana intervencions militars?

Qui no respecta diferents creences, costums i ètnies?

Ací enviem un recordatori delque deis després de l’entrevista del 11 d’octubre del 2016

 

– 11/10/2016. Reunió amb l’alcalde de València, Sr. Ribó

 

Sr. RIBÓ dijo A pesar de la complejidad del asunto, Ribó se ha fijado el final de año como horizonte para resolver el problema. Los vecinos aseguran estar esperanzados, convencidos de que la normalidad se recuperará y agradecen la receptividad del alcalde y las ediles que han estado en la reunión.

 

Podeu escoltar les declaracions al següent registre: cadenaser.com/emisora/2016/10/11/radio_valencia/147619617...

 

Ben cordialment,

 

Plataforma Salvem El Cabanyal Canyamelar Cap de França, Associació de Veïnes/s Cabanyal Canyamelar

  

avvcabanyalcanyamelarblog.wordpress.com/nota-de-premsa-co...

 

___

  

Las consecuencias del abandono de las viviendas y solares de propiedad pública en el Cabanyal es la principal causa de la degradación que está sufriendo el barrio. Y nuestros representantes políticos se limitan a hacer discursos que son incapaces de llevar a la práctica.

 

La falta de coordinación y decisiones políticas paraliza la regeneración del Cabanyal por parte del Govern de La Nau. No se puede gorbernar a base de ocurrencia, hace falta tener proyecto de gobierno y planeamiento justo lo q falta para afrontar los problemas del Cabanyal

  

Queixa Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana sobre problemas de convivencia e incivismo en el barrio del Cabanyal-Canyamelar

  

La queja presentada por la Plataforma SALVEM EL CABANYAL y la ASOCIACIÓN DE VECINOS DEL CABANYAL-CANYAMELAR, más los 50 firmantes en las hojas que se adjuntan, se hace en nombre y representación de los vecinos y vecinas del barrio del Cabanyal-Canyamelar afectados por los graves problemas de convivencia e incivismo que de forma reiterada, constante y persistente venimos sufriendo en nuestro ámbito privado y familiar.

 

Este problema se inicia hace más de 20 años, cuando se aprueba el PEPRI y comienza un planificado asedio a los vecinos residentes en una zona destinada, por el entonces equipo de gobierno municipal a la especulación inmobiliaria. Este proyecto suponía el derribo de más de 1.600 viviendas en el corazón del Cabanyal y por tanto la crónica de una muerte anunciada para el barrio.

 

Muchos vecinos del barrio resistieron en sus casas al pertinaz acoso, mientras que otros las abandonaron a su suerte viéndose incapaces de luchar contra la administración. Esto fue fundamental para el posterior deterioro, propiciado por la paralización de licencias para la rehabilitación de las casas, que a su vez redundó en elabandono de muchas de ellas.

 

A causa de esto, las casas vacías fueron ocupadas con el consentimiento y beneplácito del consistorio, que no dudó en aprovecharse de grupos desfavorecidos para lograr sus intereses especulativos. Estos nuevos habitantes del barrio, al amparo de la desidia de las actuaciones municipales, que nada hicieron por remediar los graves problemas de convivencia que surgieron tras su llegada, han deteriorado hasta tal punto la convivencia, que hoy día es el principal problema del Cabanyal.

 

En muchas ocasiones, estamos hablando de familias numerosas, que han ocupado viviendas sin las básicas condiciones de salubridad, es decir, sin agua, sin luz, sin cédula de habitabilidad, etc.

 

También existe el problema de las mafias que se aprovechan de la situación de las familias en riesgo de exclusión social para traficar con las casas ocupadas, exigiendo a estas familias una renta por viviendas ajenas e insalubres.

 

Por otro lado, algunas de estas casas han sido ocupadas con el único fin de utilizarlas para actividades ilícitas y delictivas como el tráfico de estupefacientes o narcosalas.

 

Con la llegada del nuevo equipo de gobierno municipal, los vecinos afectados por esta crítica situación, aguardaban un cambio en las políticas municipales, ya que el barrio del Cabanyal había sido uno de los pilares en la campaña electoral. Después de tres años del cambio de gobierno, los vecinos han visto frustradas sus esperanzas al no apreciarse actuaciones que revirtieran la situación. Incluso podríamos decir, que la convivencia ha empeorado, ya que la impunidad ante el incumplimiento de las normas básicas de convivencia, ha hecho empoderarse a los incívicos que persisten en su comportamiento, ya que nada se hace para impedir el continuo incumplimiento de las ordenanzas municipales.

 

En determinadas calles del Cabanyal-Canyamelar, zonas muy concretas y fácilmente identificables, se producen a diario, comportamientos incívicos que no serían permitidos en otros puntos de la ciudad, tales como:

 

– Partidos de fútbol a cualquier hora del día o de la noche, bajo nuestras ventanas y contra nuestras fachadas, protagonizados tanto por menores como por adultos. Estos no solo provocan la inevitable molestia a los vecinos que los sufren, sino también un considerable peligro en el transito de vehículos y personas.

 

– Música emitida por altavoces de descomunal potencia que hacen retumbar los cristales de las viviendas, pero que al parecer son invisibles a las fuerzas del orden, que pasan por su lado sin censurar la actuación de quienes los portan.

 

– Ocupación de la vía pública con mobiliario privado como, sillas, sillones, sofás, barbacoas, sombrillas, hamacas, piscinas hinchables, carritos de supermercado, etc.

 

– Publicitación de la venta de drogas “a voz en grito” sin ningún tipo de reserva a cualquier transeúnte que pase por estas calles, tanto por parte de menores como de adultos.

 

– Absentismo escolar de menores, que por las noches están en la calle a horas intempestivas y por la mañana no acuden a la escuela.

 

– Peleas de gallos en plena calle con apuestas incluidas y a plena luz del día.

 

– Reuniones espontáneas acompañadas de consumo de alcohol, cante y baile a altas horas de la madrugada, con la presencia de menores.

 

– El resultado de las citadas actividades incívicas, deriva en una acumulación de basura que fomenta una sensación de dejadez y desamparo, pese a que las brigadas municipales de limpieza hacen varios turnos para mantener limpias las calles. El problema no es la falta de limpieza, sino la falta de civismo.

 

Esta queja que le hacemos llegar, es el último eslabón de una larguísima cadena de reuniones, promesas, comunicados, actuaciones reivindicativas, ruedas de prensa, concentraciones, reclamaciones varias, asambleas vecinales, etc., que a lo largo de esta ardua etapa se han llevado a cabo por parte de los vecinos y vecinas del barrio, encabezados por la Plataforma Salvem El Cabanyal y la Asociación de Vecinos.

 

Precisamente en estos momentos, se ha elaborado un “Decálogo de normas de convivencia”, auspiciado por la concejalía de Políticas Inclusivas del Ayuntamiento de Valencia. En él se ha intentado recapitular unas normas básicas de convivencia a cumplir por parte de todos los vecinos del barrio, especialmente dirigidas a las minorías incívicas. No son unas normas de obligado cumplimiento, simplemente unas recomendaciones, cuyo incumplimiento, por sí mismo, atenta contra las ordenanzas municipales, que sí son obligado cumplir en todo el resto de la ciudad. Tanto la Plataforma Salvem el Cabanyal como la Asociación de Vecinos, hemos acudido puntualmente a las reuniones previas a la elaboración de este decálogo, viendo con decepción que la solución de los problemas de convivencia se dejan en manos del libre albedrío de quienes los provocan, sin atajar el conflicto de raíz.Consideramos que la realidad es mucho más sencilla: hay unas normas, hay que cumplirlas y no es una opción ignorarlas.

 

Nuestras quejas, denuncias y reivindicaciones van en defensa de nuestro derecho a la intimidad en el hogar, nuestro derecho a la salud física y mental afectada por la falta de descanso y que propicia que no podamos rendir convenientemente en nuestro trabajo, estudios o tareas cotidianas. Nuestro derecho a la protección medioambiental mermada por la contaminación acústica pertinaz, tanto de día como de noche.

 

Agotadas ya todas nuestras posibilidades, acudimos a usted con la esperanza de que pueda ayudarnos en la medida de sus posibilidades a paliar nuestra dramática situación por la falta de convivencia.

 

Aquí presentamos un dossier, que en buena parte resume, las actuaciones que se han llevado a cabo a lo largo de estos años por nuestra parte, con nulo resultado y en el que adjuntamos:

 

– Quejas por registro de entrada de vecinos afectados

 

– Quejas de Asociaciones cívicas del barrio a distintas concejalías

 

– Comunicados y ruedas de prensa

 

– Solicitudes de entrevistas con representantes municipales y autonómicos

 

– Intervenciones en plenos del Ayuntamiento

 

– Sentencias de otros defensores del pueblo

 

– Convocatoria de Asambleas vecinales para tratar estos temas

 

– Creación del GAM (Grupo de Ayuda Mutua) de afectados

 

– Conversaciones extraídas del chat del GAM que muestras la desesperación de los vecinos.

 

– Fotografías del estado de algunas zonas del barrio

 

– Videos de las actuaciones incívicas

 

– Facturas telefónicas donde se constatan las numerosas llamadas al 092 para requerir la presencia de la Policía Local por actos incívicos. La mayoría de ellas sin respuesta efectiva por parte de los cuerpos policiales, lo que redunda en la persistencia del problema, ya que quienes generan los ruidos y molestias, no son recriminados por ello.

 

También adjuntamos una lista de vecinos firmantes y solidarios con este problema de convivencia que viven en la denominada Zona 0. Son menos de los que quisiéramos, porque son pocos los vecinos con capacidad de firmar este documento, que siguen residiendo en estas calles, que se han ido vaciando de población a causa del continuo acoso al que se han visto y se ven sometidos

  

PLATAFORMA SALVEM EL CABANYAL

 

www.cabanyal.com/nou/queixa-sindic-de-greuges/?lang=es

 

_____

  

El decálogo de convivencia y la participación ciudadana

 

Con los procesos participativos las decisiones ganan legitimidad, representan un proyecto público y generan conocimiento y respeto entre la Administración y la ciudadanía. Pero ¿de qué participación ciudadana estamos hablando? Es evidente que sin el apoyo de la administración y sin la decisión de los gobernantes de promover y nutrir la participación creando condiciones para su ejercicio, ésta se debilita y pierde parte de su capacidad de incidir en las políticas públicas.

 

Ahora bien, las experiencias enseñan que el dilema de la participación desde arriba o desde abajo puede ser falso. En realidad, ambos polos de la relación son necesarios. La clave está en la forma como se articulan y consiguen un equilibrio que evite la hegemonía de alguno de los dos.

 

La Asociación de Vecinos/as y la Plataforma Salvem hemos participado en todas las reuniones a las que nos ha convocado el Ayuntamiento. Hemos participado sí, pero no ha habido receptividad, por parte de la administración, a la parte fundamental de nuestras propuestas y críticas.

Se ha reducido el proceso «participativo» a aprobar un decálogo y que le diéramos legitimidad con nuestras firmas. Un documento que sería un cheque en blanco a la propuesta del Ayuntamiento y de la concejalías responsables, porque preguntas como: ¿Qué están haciendo en este momento las entidades colaboradoras? ¿Qué acciones concretas se están tomando para evitar el acoso que sufren desde hace tanto tiempo vecinas/os de la llamada zona 0? ¿Qué se va a cambiar en las políticas aplicadas hasta ahora? Se quedaban sin respuesta. Simplemente teníamos que creer que se estaban haciendo cosas que no se podían hacer públicas.

 

Es por esto que, desafortunadamente, llegamos a la conclusión que hay una equivocación por parte de ciertas iniciativas políticas, que instrumentalizan la participación ciudadana para evitar asumir las responsabilidades políticas de sus decisiones. En un proceso participativo la ciudadanía está para participar, dando sus opiniones, sugerencias, propuestas, y por supuesto participar no implica que todos tengan que estar de acuerdo con lo que impone el promotor de la iniciativa que es el responsable de asumir sus éxitos o fracasos. Participar es un proceso complejo que cuando se simplifica o se sustituye por su simulacro se convierte en todo lo contrario de lo que pretende. Practicar la participación ciudadana de manera equivocada es uno de los grandes problemas que actualmente existe en algunas administraciones públicas.

 

Es por todo lo anterior que no estamos de acuerdo con el resultado de tantas reuniones. Al hacerse público el documento aparecen las entidades promotoras, entre las cuales se encuentran la Avv Cabanyal-Canyamelar y la Plataforma Salvem el Cabanyal, es por este hecho que hemos creido necesario expresar públicamente nuestra disconformidad. Podemos estar de acuerdo en algunas medidas que se tomen desde el ayuntamiento, pero no con que se publicite que el decálogo es fruto de la participación ciudadana tal y como la entendemos nosotras/os.

 

Faustino Villora

 

LEVANTE-EMV

 

www.levante-emv.com/opinion/2018/09/29/decalogo-convivenc...

 

___

CABANYAL ETERNO

 

Los vecinos se cansan de esperar la solución a sus problemas, con un tripartito que ha tenido 24 años para pensarla

  

El Cabanyal lleva bastante tiempo siendo titular de prensa, con diferentes noticias sobre las incontables mejoras, obras, reformas urbanísticas y sociales que se van a iniciar de manera inmediata. Sin embargo, seguimos otra realidad desde el corazón del barrio, con solares abandonados, vecinos teniendo que llamar a la policía por las noches para que cumpla las ordenanzas y para tener el derecho al descanso».

 

Las afirmaciones no son del firmante sino de la asociación de vecinos del Cabanyal, entidad decisiva en la paralización del plan urbanístico de Rita Barberá. Por lo tanto, nada sospechosa de sentir animadversión hacia los partidos que forman el tripartito encabezado por Compromís.

 

«Después de tres años no podemos seguir solamente de titulares de prensa de obras que se van realizar, queremos que las noticias sean de obras ejecutadas», termina un largo texto colgado en una red social, donde también hay palabras de comprensión por el largo trabajo que debe afrontarse.

 

Tres años es mucho para unos vecinos que esperaban mucho más, sobre todo desde un gobierno municipal que lo tiene todo de cara. Financiación sobrada, apoyo a los proyectos y un buenismo generalizado desde las asociaciones del Cabanyal y el Canyamelar. Los vecinos piensan, con razón, que podía haberse hecho mucho más.

 

Un gobierno municipal que presume hasta de tener miembros de Salvem el Cabanyal. Más de veinte años pregonando que había una alternativa mejor que la del PP para este parte del Marítimo y cuando llega la hora de la verdad, resulta que cometen errores de novato, siembran dudas sobre el futuro de las viviendas municipales (medio millar de propiedades) y tampoco tienen muy clara la solución al llamado «problema social», o sea, la marginación extrema en muchas calles, las ocupaciones ilegales y todo lo que eso supone para la convivencia diaria.

 

Por eso no extraña el documento colgado por la asociación de vecinos. Un rápido rastreo de lo que se opina en las redes sociales concluye con multitud de fotos-denuncia con basura en las calles pese al aumento de los barrenderos, además de la reivindicación del derecho al descanso. Es lo más evidente, constatar que la juerga nocturna en el Cabanyal es continua y lo más difícil de resolver.

 

De momento sólo se han visto obras de reurbanización, un dinero bien gastado en las calles principales del barrio. Apunta la asociación de vecinos en su comunicado que esperan desde 2016 la rehabilitación de un edificio en la calle de la Reina, 117 para un centro de servicios sociales. Ya les avanzo que la solución debe pivotar más por lo inmobiliario que en tener unas oficinas donde tramitar unas ayudas públicas.

 

El Plan ARRU ha funcionado bien y se dieron cientos de subvenciones para reformar viviendas, pero no se dice nada de los 12 millones que tiene sin tocar el gobierno municipal de recursos propios y vinculados al Plan EDUSI para este año. El Cabanyal debería estar plagado de grúas gracias a una primera línea privilegiada donde por las noches se escucha el rumo de las olas y unas calles interiores que esconden bellos edificios de arquitectura popular y modernista.

 

Por el contrario, el pequeño comercio sigue en retroceso, igual que en el resto de la ciudad, y los equipamientos públicos anunciados continúan en un papel, formando parte de un listado que no se ha trasladado a la realidad. Así es difícil que los vecinos confíen en el gobierno municipal y las elecciones son el próximo 26 de mayo. Dentro de poco, todo el pescado estará vendido, como se suele decir.

 

«Esperamos que después del período estival algunos de esos proyectos anunciados tantas veces se hagan realidad», se añade en el documento vecinal. El Consistorio tiene en agenda dos lotes de obras, pero sólo para obras de reurbanización.

 

La zona cero, repleta de solares, tendrá calles nuevas, pero si no se actúa en los edificios con la rehabilitación de viviendas públicas y se favorece el pequeño comercio de verdad, no sólo con la renovación del aire acondicionado del mercado del Cabanyal, las flamantes aceras, bancos y arbolado servirán de poco. Miento, serán útiles para colocar por las noches las hamacas y mesas plegables en las que poner un buen botellón y el equipo de música, acompañado de hogueras en invierno. Que moleste a los vecinos es lo de menos pese a que se cansen de decir que necesitan a descansar.

  

Paco Moreno

 

Lunes, 20 agosto 2018

 

www.lasprovincias.es/comunitat/opinion/paco-moreno-cabany...

  

___

 

CARTA OBERTA AL ALCALDE DE VALÈNCIA DEL GRUP D’AJUDA MUTUA “Zona 0”

 

Savem El Cabanyal - AV Cabanyal-Canyamelar

 

PLATAFORMA SALVEM EL CABANYAL – CANYAMELAR – CAP DE FRANÇA

 

ASSOCIACIÓ DE VEÏNS/NES DEL CABANYAL – CANYAMELAR

Cabanyal, a 21 de setembre de 2018

 

CARTA OBERTA AL ALCALDE DE VALÈNCIA DEL GRUP D’AJUDA MUTUA “Zona 0”

 

Sr. Ribó,

 

De vegades pensem que no li arriba la informació real del que està passant al Cabanyal. Perquè si no és així:

 

1.- No entenem les últimes declaracions que ha fet al comparar les reclamacions de les veïnes amenaçades i maltractades, amb “la senyora que protesta per les caques de gos”.

 

2.- No entenem com és possible que des de Serveis Socials no s’hagen posat en contacte amb les persones que estan amb unes condicions d’assajament, de maltractament, de falta de possibilitats de defensar-se, de protegir-se del què passa al voltant de les seues cases. No entenem on estan els Serveis Socials de l’Ajuntament de Valencia?

 

És per açò què, amb tot respecte, li recomanem la lectura de l’article que adjuntem. Segur què després ja no pensarà que la convivència millora ala Zona 0 del Cabanyal i altres punts conflictius del Canyamelar.

 

Sr. Alcalde, vinga a escoltar al veïnat del Cabanyal per conèixer l’opinió directa de la ciutadania respecte del que està passant. En l’últim any, convocats per vosté, hem anat a escoltar-lo a la plaça de la Creu, hem anat a escoltar-lo a l’Ateneu Marítim. Li demanem que ara siga vosté el que escolte a la ciutadania del Cabanyal – Canyamelar. Vinga a escoltar-nos. Estarem encantats de compartir amb vosté les nostres explicacions, la nostra esperança i les seues raons.

 

Ben atentament, Grup d’Ajuda Mutua

 

Plataforma Salvem El Cabanyal Canyamelar Cap de França

 

Associació de Veïnes/s Cabanyal Canyamelar

  

avvcabanyalcanyamelarblog.wordpress.com/carta-oberta-al-a...

  

En el Cabanyal-Canyamelar queremos la misma limpieza que en el resto de València, el mismo nivel de ruido, la misma tranquilidad para nosotros y nuestros hijos. Tenemos derecho a todo esto y el @AjuntamentVLC y la @policialocalvlc la obligación de hacerlo posible

 

___

 

NOTA DE PREMSA CONJUNTA: AVV CABANYAL – CANYAMELAR|SALVEM EL CABANYAL . Decàleg per la Convivència | 11 de setembre de 2018

Cabanyal, a 11 de setembre de 2018

 

Les organitzacions ciutadanes signants volem manifestar

 

1.- Que hem participat en la reunió celebrada hui en la trobada de veïnat i entitats implicades en el Decàleg per la Convivència

 

2.- Que davant la reiteracio amb la falta d’interés amb el compliment de les Ordenances Municipals i polítiques represives dels actes incívics i delictius que dia rere dia es produeixen al nostre barri, fet que suposa una permisivitat més què admissible, hem manifestat el nostre desistiment en estes trobadesen tant en quant no vejam aplicades noves mesures que garantisquen la pau, la convivència i el respecte dels Drets Fonamentals del veïnat. Drets i convivència que està assajada dia rere dia pels habitants incívics. Habitants que estan absolutament identificats i coneguts per tots.

 

2.- Que les persones majors amb dificultat de mobilitat que estan amenaçades estan completament desprotegides pels Serveis Socials. Sent esta qüestió d’important rellevància donat el punt on viuen i les vegades que hem fet arribar la situació a coneixement policial i social.

 

3.- Que reivindiquem l’aplicació de les mesures policials correctives necessàries per garantir la seguretat del veïnat, especialment de gent molt major que està amenaçada en les seues pròpies cases. No es tracta únicament que no puguen viure amb tranquil·litat, hem arribat al punt de les amenaces personals i atacs directes, com posar una mànega d’aigua pel finestral i inundar la casa.

 

4.- Que l’anterior reivindicació no està en contra de les accions socials què s’estimen complementaries. Ara bé, el ““bonisme”” sense més no pot substituir l’acció dels encarregats de la seguretat ciutadana que evite el abusos, amenaces i comportaments incívics quotidians que s’estan produint. I és que les polítiques aplicades fins este moment han tingut com a resultat un augment dels comportaments mafiosos a la zona.

 

5.- Que el contenidor que s’instal·là al carrer Escalante, es cert què a petició veïnal pensant que ajudaria a millorar la vida quotidiana del veïnat no ha donat el resultat esperat. I és què un “Reten” sense canvi en les polítiques de seguretat encomanades als cossos policials i sense un full clar de com tenen que actuar no serveix per a garantir l’aplicació de les Ordenances Municipals. Abans al contrari, han reafirmat el comportament incívic i mafios d’alguns habitants, han disminuït la confiança del veïnat i la moral dels cosos de seguretat.

 

És per tot açò que no anem continuar participant en les trobades del Decàleg de Convivència fins que no es faça efectiva un canvi en les mesures aplicades en quant l’incivisme que està arrelat a la Zona 0 del Cabanyal i altres punts del Cabanyal – Canyamelar (Rosari, Bloc, etc)

 

Continuem reivindicant el respecte dels Drets Fonamentals de tota la ciutadania. El fi de les amenaces a les persones que protesten perquè no poden viure a les seues cases. El fi de la venda de droga als carrers i a totes hores, especialment de nit.

 

Com li diguerem a l’Alcalde el 11 d’actubre de 2016, volem viure en pau i tranquilitat, volem viuere com vosté viu al seu barri.

 

Per cert, continua sense respondre a tres preguntes que le ferem després de les declaracions del 21 d’agost.

 

Qui està demanant que tiren a les persones de les seves cases?

Qui demana intervencions militars?

Qui no respecta diferents creences, costums i ètnies?

Ací enviem un recordatori delque deis després de l’entrevista del 11 d’octubre del 2016

 

– 11/10/2016. Reunió amb l’alcalde de València, Sr. Ribó

 

Sr. RIBÓ dijo A pesar de la complejidad del asunto, Ribó se ha fijado el final de año como horizonte para resolver el problema. Los vecinos aseguran estar esperanzados, convencidos de que la normalidad se recuperará y agradecen la receptividad del alcalde y las ediles que han estado en la reunión.

 

Podeu escoltar les declaracions al següent registre: cadenaser.com/emisora/2016/10/11/radio_valencia/147619617...

 

Ben cordialment,

 

Plataforma Salvem El Cabanyal Canyamelar Cap de França, Associació de Veïnes/s Cabanyal Canyamelar

  

avvcabanyalcanyamelarblog.wordpress.com/nota-de-premsa-co...

 

___

  

Las consecuencias del abandono de las viviendas y solares de propiedad pública en el Cabanyal es la principal causa de la degradación que está sufriendo el barrio. Y nuestros representantes políticos se limitan a hacer discursos que son incapaces de llevar a la práctica.

 

La falta de coordinación y decisiones políticas paraliza la regeneración del Cabanyal por parte del Govern de La Nau. No se puede gorbernar a base de ocurrencia, hace falta tener proyecto de gobierno y planeamiento justo lo q falta para afrontar los problemas del Cabanyal

  

Queixa Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana sobre problemas de convivencia e incivismo en el barrio del Cabanyal-Canyamelar

  

La queja presentada por la Plataforma SALVEM EL CABANYAL y la ASOCIACIÓN DE VECINOS DEL CABANYAL-CANYAMELAR, más los 50 firmantes en las hojas que se adjuntan, se hace en nombre y representación de los vecinos y vecinas del barrio del Cabanyal-Canyamelar afectados por los graves problemas de convivencia e incivismo que de forma reiterada, constante y persistente venimos sufriendo en nuestro ámbito privado y familiar.

 

Este problema se inicia hace más de 20 años, cuando se aprueba el PEPRI y comienza un planificado asedio a los vecinos residentes en una zona destinada, por el entonces equipo de gobierno municipal a la especulación inmobiliaria. Este proyecto suponía el derribo de más de 1.600 viviendas en el corazón del Cabanyal y por tanto la crónica de una muerte anunciada para el barrio.

 

Muchos vecinos del barrio resistieron en sus casas al pertinaz acoso, mientras que otros las abandonaron a su suerte viéndose incapaces de luchar contra la administración. Esto fue fundamental para el posterior deterioro, propiciado por la paralización de licencias para la rehabilitación de las casas, que a su vez redundó en elabandono de muchas de ellas.

 

A causa de esto, las casas vacías fueron ocupadas con el consentimiento y beneplácito del consistorio, que no dudó en aprovecharse de grupos desfavorecidos para lograr sus intereses especulativos. Estos nuevos habitantes del barrio, al amparo de la desidia de las actuaciones municipales, que nada hicieron por remediar los graves problemas de convivencia que surgieron tras su llegada, han deteriorado hasta tal punto la convivencia, que hoy día es el principal problema del Cabanyal.

 

En muchas ocasiones, estamos hablando de familias numerosas, que han ocupado viviendas sin las básicas condiciones de salubridad, es decir, sin agua, sin luz, sin cédula de habitabilidad, etc.

 

También existe el problema de las mafias que se aprovechan de la situación de las familias en riesgo de exclusión social para traficar con las casas ocupadas, exigiendo a estas familias una renta por viviendas ajenas e insalubres.

 

Por otro lado, algunas de estas casas han sido ocupadas con el único fin de utilizarlas para actividades ilícitas y delictivas como el tráfico de estupefacientes o narcosalas.

 

Con la llegada del nuevo equipo de gobierno municipal, los vecinos afectados por esta crítica situación, aguardaban un cambio en las políticas municipales, ya que el barrio del Cabanyal había sido uno de los pilares en la campaña electoral. Después de tres años del cambio de gobierno, los vecinos han visto frustradas sus esperanzas al no apreciarse actuaciones que revirtieran la situación. Incluso podríamos decir, que la convivencia ha empeorado, ya que la impunidad ante el incumplimiento de las normas básicas de convivencia, ha hecho empoderarse a los incívicos que persisten en su comportamiento, ya que nada se hace para impedir el continuo incumplimiento de las ordenanzas municipales.

 

En determinadas calles del Cabanyal-Canyamelar, zonas muy concretas y fácilmente identificables, se producen a diario, comportamientos incívicos que no serían permitidos en otros puntos de la ciudad, tales como:

 

– Partidos de fútbol a cualquier hora del día o de la noche, bajo nuestras ventanas y contra nuestras fachadas, protagonizados tanto por menores como por adultos. Estos no solo provocan la inevitable molestia a los vecinos que los sufren, sino también un considerable peligro en el transito de vehículos y personas.

 

– Música emitida por altavoces de descomunal potencia que hacen retumbar los cristales de las viviendas, pero que al parecer son invisibles a las fuerzas del orden, que pasan por su lado sin censurar la actuación de quienes los portan.

 

– Ocupación de la vía pública con mobiliario privado como, sillas, sillones, sofás, barbacoas, sombrillas, hamacas, piscinas hinchables, carritos de supermercado, etc.

 

– Publicitación de la venta de drogas “a voz en grito” sin ningún tipo de reserva a cualquier transeúnte que pase por estas calles, tanto por parte de menores como de adultos.

 

– Absentismo escolar de menores, que por las noches están en la calle a horas intempestivas y por la mañana no acuden a la escuela.

 

– Peleas de gallos en plena calle con apuestas incluidas y a plena luz del día.

 

– Reuniones espontáneas acompañadas de consumo de alcohol, cante y baile a altas horas de la madrugada, con la presencia de menores.

 

– El resultado de las citadas actividades incívicas, deriva en una acumulación de basura que fomenta una sensación de dejadez y desamparo, pese a que las brigadas municipales de limpieza hacen varios turnos para mantener limpias las calles. El problema no es la falta de limpieza, sino la falta de civismo.

 

Esta queja que le hacemos llegar, es el último eslabón de una larguísima cadena de reuniones, promesas, comunicados, actuaciones reivindicativas, ruedas de prensa, concentraciones, reclamaciones varias, asambleas vecinales, etc., que a lo largo de esta ardua etapa se han llevado a cabo por parte de los vecinos y vecinas del barrio, encabezados por la Plataforma Salvem El Cabanyal y la Asociación de Vecinos.

 

Precisamente en estos momentos, se ha elaborado un “Decálogo de normas de convivencia”, auspiciado por la concejalía de Políticas Inclusivas del Ayuntamiento de Valencia. En él se ha intentado recapitular unas normas básicas de convivencia a cumplir por parte de todos los vecinos del barrio, especialmente dirigidas a las minorías incívicas. No son unas normas de obligado cumplimiento, simplemente unas recomendaciones, cuyo incumplimiento, por sí mismo, atenta contra las ordenanzas municipales, que sí son obligado cumplir en todo el resto de la ciudad. Tanto la Plataforma Salvem el Cabanyal como la Asociación de Vecinos, hemos acudido puntualmente a las reuniones previas a la elaboración de este decálogo, viendo con decepción que la solución de los problemas de convivencia se dejan en manos del libre albedrío de quienes los provocan, sin atajar el conflicto de raíz.Consideramos que la realidad es mucho más sencilla: hay unas normas, hay que cumplirlas y no es una opción ignorarlas.

 

Nuestras quejas, denuncias y reivindicaciones van en defensa de nuestro derecho a la intimidad en el hogar, nuestro derecho a la salud física y mental afectada por la falta de descanso y que propicia que no podamos rendir convenientemente en nuestro trabajo, estudios o tareas cotidianas. Nuestro derecho a la protección medioambiental mermada por la contaminación acústica pertinaz, tanto de día como de noche.

 

Agotadas ya todas nuestras posibilidades, acudimos a usted con la esperanza de que pueda ayudarnos en la medida de sus posibilidades a paliar nuestra dramática situación por la falta de convivencia.

 

Aquí presentamos un dossier, que en buena parte resume, las actuaciones que se han llevado a cabo a lo largo de estos años por nuestra parte, con nulo resultado y en el que adjuntamos:

 

– Quejas por registro de entrada de vecinos afectados

 

– Quejas de Asociaciones cívicas del barrio a distintas concejalías

 

– Comunicados y ruedas de prensa

 

– Solicitudes de entrevistas con representantes municipales y autonómicos

 

– Intervenciones en plenos del Ayuntamiento

 

– Sentencias de otros defensores del pueblo

 

– Convocatoria de Asambleas vecinales para tratar estos temas

 

– Creación del GAM (Grupo de Ayuda Mutua) de afectados

 

– Conversaciones extraídas del chat del GAM que muestras la desesperación de los vecinos.

 

– Fotografías del estado de algunas zonas del barrio

 

– Videos de las actuaciones incívicas

 

– Facturas telefónicas donde se constatan las numerosas llamadas al 092 para requerir la presencia de la Policía Local por actos incívicos. La mayoría de ellas sin respuesta efectiva por parte de los cuerpos policiales, lo que redunda en la persistencia del problema, ya que quienes generan los ruidos y molestias, no son recriminados por ello.

 

También adjuntamos una lista de vecinos firmantes y solidarios con este problema de convivencia que viven en la denominada Zona 0. Son menos de los que quisiéramos, porque son pocos los vecinos con capacidad de firmar este documento, que siguen residiendo en estas calles, que se han ido vaciando de población a causa del continuo acoso al que se han visto y se ven sometidos

  

PLATAFORMA SALVEM EL CABANYAL

 

www.cabanyal.com/nou/queixa-sindic-de-greuges/?lang=es

 

_____

  

El decálogo de convivencia y la participación ciudadana

 

Con los procesos participativos las decisiones ganan legitimidad, representan un proyecto público y generan conocimiento y respeto entre la Administración y la ciudadanía. Pero ¿de qué participación ciudadana estamos hablando? Es evidente que sin el apoyo de la administración y sin la decisión de los gobernantes de promover y nutrir la participación creando condiciones para su ejercicio, ésta se debilita y pierde parte de su capacidad de incidir en las políticas públicas.

 

Ahora bien, las experiencias enseñan que el dilema de la participación desde arriba o desde abajo puede ser falso. En realidad, ambos polos de la relación son necesarios. La clave está en la forma como se articulan y consiguen un equilibrio que evite la hegemonía de alguno de los dos.

 

La Asociación de Vecinos/as y la Plataforma Salvem hemos participado en todas las reuniones a las que nos ha convocado el Ayuntamiento. Hemos participado sí, pero no ha habido receptividad, por parte de la administración, a la parte fundamental de nuestras propuestas y críticas.

Se ha reducido el proceso «participativo» a aprobar un decálogo y que le diéramos legitimidad con nuestras firmas. Un documento que sería un cheque en blanco a la propuesta del Ayuntamiento y de la concejalías responsables, porque preguntas como: ¿Qué están haciendo en este momento las entidades colaboradoras? ¿Qué acciones concretas se están tomando para evitar el acoso que sufren desde hace tanto tiempo vecinas/os de la llamada zona 0? ¿Qué se va a cambiar en las políticas aplicadas hasta ahora? Se quedaban sin respuesta. Simplemente teníamos que creer que se estaban haciendo cosas que no se podían hacer públicas.

 

Es por esto que, desafortunadamente, llegamos a la conclusión que hay una equivocación por parte de ciertas iniciativas políticas, que instrumentalizan la participación ciudadana para evitar asumir las responsabilidades políticas de sus decisiones. En un proceso participativo la ciudadanía está para participar, dando sus opiniones, sugerencias, propuestas, y por supuesto participar no implica que todos tengan que estar de acuerdo con lo que impone el promotor de la iniciativa que es el responsable de asumir sus éxitos o fracasos. Participar es un proceso complejo que cuando se simplifica o se sustituye por su simulacro se convierte en todo lo contrario de lo que pretende. Practicar la participación ciudadana de manera equivocada es uno de los grandes problemas que actualmente existe en algunas administraciones públicas.

 

Es por todo lo anterior que no estamos de acuerdo con el resultado de tantas reuniones. Al hacerse público el documento aparecen las entidades promotoras, entre las cuales se encuentran la Avv Cabanyal-Canyamelar y la Plataforma Salvem el Cabanyal, es por este hecho que hemos creido necesario expresar públicamente nuestra disconformidad. Podemos estar de acuerdo en algunas medidas que se tomen desde el ayuntamiento, pero no con que se publicite que el decálogo es fruto de la participación ciudadana tal y como la entendemos nosotras/os.

 

Faustino Villora

 

LEVANTE-EMV

 

www.levante-emv.com/opinion/2018/09/29/decalogo-convivenc...

 

___

CABANYAL ETERNO

 

Los vecinos se cansan de esperar la solución a sus problemas, con un tripartito que ha tenido 24 años para pensarla

  

El Cabanyal lleva bastante tiempo siendo titular de prensa, con diferentes noticias sobre las incontables mejoras, obras, reformas urbanísticas y sociales que se van a iniciar de manera inmediata. Sin embargo, seguimos otra realidad desde el corazón del barrio, con solares abandonados, vecinos teniendo que llamar a la policía por las noches para que cumpla las ordenanzas y para tener el derecho al descanso».

 

Las afirmaciones no son del firmante sino de la asociación de vecinos del Cabanyal, entidad decisiva en la paralización del plan urbanístico de Rita Barberá. Por lo tanto, nada sospechosa de sentir animadversión hacia los partidos que forman el tripartito encabezado por Compromís.

 

«Después de tres años no podemos seguir solamente de titulares de prensa de obras que se van realizar, queremos que las noticias sean de obras ejecutadas», termina un largo texto colgado en una red social, donde también hay palabras de comprensión por el largo trabajo que debe afrontarse.

 

Tres años es mucho para unos vecinos que esperaban mucho más, sobre todo desde un gobierno municipal que lo tiene todo de cara. Financiación sobrada, apoyo a los proyectos y un buenismo generalizado desde las asociaciones del Cabanyal y el Canyamelar. Los vecinos piensan, con razón, que podía haberse hecho mucho más.

 

Un gobierno municipal que presume hasta de tener miembros de Salvem el Cabanyal. Más de veinte años pregonando que había una alternativa mejor que la del PP para este parte del Marítimo y cuando llega la hora de la verdad, resulta que cometen errores de novato, siembran dudas sobre el futuro de las viviendas municipales (medio millar de propiedades) y tampoco tienen muy clara la solución al llamado «problema social», o sea, la marginación extrema en muchas calles, las ocupaciones ilegales y todo lo que eso supone para la convivencia diaria.

 

Por eso no extraña el documento colgado por la asociación de vecinos. Un rápido rastreo de lo que se opina en las redes sociales concluye con multitud de fotos-denuncia con basura en las calles pese al aumento de los barrenderos, además de la reivindicación del derecho al descanso. Es lo más evidente, constatar que la juerga nocturna en el Cabanyal es continua y lo más difícil de resolver.

 

De momento sólo se han visto obras de reurbanización, un dinero bien gastado en las calles principales del barrio. Apunta la asociación de vecinos en su comunicado que esperan desde 2016 la rehabilitación de un edificio en la calle de la Reina, 117 para un centro de servicios sociales. Ya les avanzo que la solución debe pivotar más por lo inmobiliario que en tener unas oficinas donde tramitar unas ayudas públicas.

 

El Plan ARRU ha funcionado bien y se dieron cientos de subvenciones para reformar viviendas, pero no se dice nada de los 12 millones que tiene sin tocar el gobierno municipal de recursos propios y vinculados al Plan EDUSI para este año. El Cabanyal debería estar plagado de grúas gracias a una primera línea privilegiada donde por las noches se escucha el rumo de las olas y unas calles interiores que esconden bellos edificios de arquitectura popular y modernista.

 

Por el contrario, el pequeño comercio sigue en retroceso, igual que en el resto de la ciudad, y los equipamientos públicos anunciados continúan en un papel, formando parte de un listado que no se ha trasladado a la realidad. Así es difícil que los vecinos confíen en el gobierno municipal y las elecciones son el próximo 26 de mayo. Dentro de poco, todo el pescado estará vendido, como se suele decir.

 

«Esperamos que después del período estival algunos de esos proyectos anunciados tantas veces se hagan realidad», se añade en el documento vecinal. El Consistorio tiene en agenda dos lotes de obras, pero sólo para obras de reurbanización.

 

La zona cero, repleta de solares, tendrá calles nuevas, pero si no se actúa en los edificios con la rehabilitación de viviendas públicas y se favorece el pequeño comercio de verdad, no sólo con la renovación del aire acondicionado del mercado del Cabanyal, las flamantes aceras, bancos y arbolado servirán de poco. Miento, serán útiles para colocar por las noches las hamacas y mesas plegables en las que poner un buen botellón y el equipo de música, acompañado de hogueras en invierno. Que moleste a los vecinos es lo de menos pese a que se cansen de decir que necesitan a descansar.

  

Paco Moreno

 

Lunes, 20 agosto 2018

 

www.lasprovincias.es/comunitat/opinion/paco-moreno-cabany...

  

___

 

CARTA OBERTA AL ALCALDE DE VALÈNCIA DEL GRUP D’AJUDA MUTUA “Zona 0”

 

Savem El Cabanyal - AV Cabanyal-Canyamelar

 

PLATAFORMA SALVEM EL CABANYAL – CANYAMELAR – CAP DE FRANÇA

 

ASSOCIACIÓ DE VEÏNS/NES DEL CABANYAL – CANYAMELAR

Cabanyal, a 21 de setembre de 2018

 

CARTA OBERTA AL ALCALDE DE VALÈNCIA DEL GRUP D’AJUDA MUTUA “Zona 0”

 

Sr. Ribó,

 

De vegades pensem que no li arriba la informació real del que està passant al Cabanyal. Perquè si no és així:

 

1.- No entenem les últimes declaracions que ha fet al comparar les reclamacions de les veïnes amenaçades i maltractades, amb “la senyora que protesta per les caques de gos”.

 

2.- No entenem com és possible que des de Serveis Socials no s’hagen posat en contacte amb les persones que estan amb unes condicions d’assajament, de maltractament, de falta de possibilitats de defensar-se, de protegir-se del què passa al voltant de les seues cases. No entenem on estan els Serveis Socials de l’Ajuntament de Valencia?

 

És per açò què, amb tot respecte, li recomanem la lectura de l’article que adjuntem. Segur què després ja no pensarà que la convivència millora ala Zona 0 del Cabanyal i altres punts conflictius del Canyamelar.

 

Sr. Alcalde, vinga a escoltar al veïnat del Cabanyal per conèixer l’opinió directa de la ciutadania respecte del que està passant. En l’últim any, convocats per vosté, hem anat a escoltar-lo a la plaça de la Creu, hem anat a escoltar-lo a l’Ateneu Marítim. Li demanem que ara siga vosté el que escolte a la ciutadania del Cabanyal – Canyamelar. Vinga a escoltar-nos. Estarem encantats de compartir amb vosté les nostres explicacions, la nostra esperança i les seues raons.

 

Ben atentament, Grup d’Ajuda Mutua

 

Plataforma Salvem El Cabanyal Canyamelar Cap de França

 

Associació de Veïnes/s Cabanyal Canyamelar

  

avvcabanyalcanyamelarblog.wordpress.com/carta-oberta-al-a...

  

En el Cabanyal-Canyamelar queremos la misma limpieza que en el resto de València, el mismo nivel de ruido, la misma tranquilidad para nosotros y nuestros hijos. Tenemos derecho a todo esto y el @AjuntamentVLC y la @policialocalvlc la obligación de hacerlo posible

 

___

 

NOTA DE PREMSA CONJUNTA: AVV CABANYAL – CANYAMELAR|SALVEM EL CABANYAL . Decàleg per la Convivència | 11 de setembre de 2018

Cabanyal, a 11 de setembre de 2018

 

Les organitzacions ciutadanes signants volem manifestar

 

1.- Que hem participat en la reunió celebrada hui en la trobada de veïnat i entitats implicades en el Decàleg per la Convivència

 

2.- Que davant la reiteracio amb la falta d’interés amb el compliment de les Ordenances Municipals i polítiques represives dels actes incívics i delictius que dia rere dia es produeixen al nostre barri, fet que suposa una permisivitat més què admissible, hem manifestat el nostre desistiment en estes trobadesen tant en quant no vejam aplicades noves mesures que garantisquen la pau, la convivència i el respecte dels Drets Fonamentals del veïnat. Drets i convivència que està assajada dia rere dia pels habitants incívics. Habitants que estan absolutament identificats i coneguts per tots.

 

2.- Que les persones majors amb dificultat de mobilitat que estan amenaçades estan completament desprotegides pels Serveis Socials. Sent esta qüestió d’important rellevància donat el punt on viuen i les vegades que hem fet arribar la situació a coneixement policial i social.

 

3.- Que reivindiquem l’aplicació de les mesures policials correctives necessàries per garantir la seguretat del veïnat, especialment de gent molt major que està amenaçada en les seues pròpies cases. No es tracta únicament que no puguen viure amb tranquil·litat, hem arribat al punt de les amenaces personals i atacs directes, com posar una mànega d’aigua pel finestral i inundar la casa.

 

4.- Que l’anterior reivindicació no està en contra de les accions socials què s’estimen complementaries. Ara bé, el ““bonisme”” sense més no pot substituir l’acció dels encarregats de la seguretat ciutadana que evite el abusos, amenaces i comportaments incívics quotidians que s’estan produint. I és que les polítiques aplicades fins este moment han tingut com a resultat un augment dels comportaments mafiosos a la zona.

 

5.- Que el contenidor que s’instal·là al carrer Escalante, es cert què a petició veïnal pensant que ajudaria a millorar la vida quotidiana del veïnat no ha donat el resultat esperat. I és què un “Reten” sense canvi en les polítiques de seguretat encomanades als cossos policials i sense un full clar de com tenen que actuar no serveix per a garantir l’aplicació de les Ordenances Municipals. Abans al contrari, han reafirmat el comportament incívic i mafios d’alguns habitants, han disminuït la confiança del veïnat i la moral dels cosos de seguretat.

 

És per tot açò que no anem continuar participant en les trobades del Decàleg de Convivència fins que no es faça efectiva un canvi en les mesures aplicades en quant l’incivisme que està arrelat a la Zona 0 del Cabanyal i altres punts del Cabanyal – Canyamelar (Rosari, Bloc, etc)

 

Continuem reivindicant el respecte dels Drets Fonamentals de tota la ciutadania. El fi de les amenaces a les persones que protesten perquè no poden viure a les seues cases. El fi de la venda de droga als carrers i a totes hores, especialment de nit.

 

Com li diguerem a l’Alcalde el 11 d’actubre de 2016, volem viure en pau i tranquilitat, volem viuere com vosté viu al seu barri.

 

Per cert, continua sense respondre a tres preguntes que le ferem després de les declaracions del 21 d’agost.

 

Qui està demanant que tiren a les persones de les seves cases?

Qui demana intervencions militars?

Qui no respecta diferents creences, costums i ètnies?

Ací enviem un recordatori delque deis després de l’entrevista del 11 d’octubre del 2016

 

– 11/10/2016. Reunió amb l’alcalde de València, Sr. Ribó

 

Sr. RIBÓ dijo A pesar de la complejidad del asunto, Ribó se ha fijado el final de año como horizonte para resolver el problema. Los vecinos aseguran estar esperanzados, convencidos de que la normalidad se recuperará y agradecen la receptividad del alcalde y las ediles que han estado en la reunión.

 

Podeu escoltar les declaracions al següent registre: cadenaser.com/emisora/2016/10/11/radio_valencia/147619617...

 

Ben cordialment,

 

Plataforma Salvem El Cabanyal Canyamelar Cap de França, Associació de Veïnes/s Cabanyal Canyamelar

  

avvcabanyalcanyamelarblog.wordpress.com/nota-de-premsa-co...

 

___

  

Las consecuencias del abandono de las viviendas y solares de propiedad pública en el Cabanyal es la principal causa de la degradación que está sufriendo el barrio. Y nuestros representantes políticos se limitan a hacer discursos que son incapaces de llevar a la práctica.

 

La falta de coordinación y decisiones políticas paraliza la regeneración del Cabanyal por parte del Govern de La Nau. No se puede gorbernar a base de ocurrencia, hace falta tener proyecto de gobierno y planeamiento justo lo q falta para afrontar los problemas del Cabanyal

  

Queixa Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana sobre problemas de convivencia e incivismo en el barrio del Cabanyal-Canyamelar

  

La queja presentada por la Plataforma SALVEM EL CABANYAL y la ASOCIACIÓN DE VECINOS DEL CABANYAL-CANYAMELAR, más los 50 firmantes en las hojas que se adjuntan, se hace en nombre y representación de los vecinos y vecinas del barrio del Cabanyal-Canyamelar afectados por los graves problemas de convivencia e incivismo que de forma reiterada, constante y persistente venimos sufriendo en nuestro ámbito privado y familiar.

 

Este problema se inicia hace más de 20 años, cuando se aprueba el PEPRI y comienza un planificado asedio a los vecinos residentes en una zona destinada, por el entonces equipo de gobierno municipal a la especulación inmobiliaria. Este proyecto suponía el derribo de más de 1.600 viviendas en el corazón del Cabanyal y por tanto la crónica de una muerte anunciada para el barrio.

 

Muchos vecinos del barrio resistieron en sus casas al pertinaz acoso, mientras que otros las abandonaron a su suerte viéndose incapaces de luchar contra la administración. Esto fue fundamental para el posterior deterioro, propiciado por la paralización de licencias para la rehabilitación de las casas, que a su vez redundó en elabandono de muchas de ellas.

 

A causa de esto, las casas vacías fueron ocupadas con el consentimiento y beneplácito del consistorio, que no dudó en aprovecharse de grupos desfavorecidos para lograr sus intereses especulativos. Estos nuevos habitantes del barrio, al amparo de la desidia de las actuaciones municipales, que nada hicieron por remediar los graves problemas de convivencia que surgieron tras su llegada, han deteriorado hasta tal punto la convivencia, que hoy día es el principal problema del Cabanyal.

 

En muchas ocasiones, estamos hablando de familias numerosas, que han ocupado viviendas sin las básicas condiciones de salubridad, es decir, sin agua, sin luz, sin cédula de habitabilidad, etc.

 

También existe el problema de las mafias que se aprovechan de la situación de las familias en riesgo de exclusión social para traficar con las casas ocupadas, exigiendo a estas familias una renta por viviendas ajenas e insalubres.

 

Por otro lado, algunas de estas casas han sido ocupadas con el único fin de utilizarlas para actividades ilícitas y delictivas como el tráfico de estupefacientes o narcosalas.

 

Con la llegada del nuevo equipo de gobierno municipal, los vecinos afectados por esta crítica situación, aguardaban un cambio en las políticas municipales, ya que el barrio del Cabanyal había sido uno de los pilares en la campaña electoral. Después de tres años del cambio de gobierno, los vecinos han visto frustradas sus esperanzas al no apreciarse actuaciones que revirtieran la situación. Incluso podríamos decir, que la convivencia ha empeorado, ya que la impunidad ante el incumplimiento de las normas básicas de convivencia, ha hecho empoderarse a los incívicos que persisten en su comportamiento, ya que nada se hace para impedir el continuo incumplimiento de las ordenanzas municipales.

 

En determinadas calles del Cabanyal-Canyamelar, zonas muy concretas y fácilmente identificables, se producen a diario, comportamientos incívicos que no serían permitidos en otros puntos de la ciudad, tales como:

 

– Partidos de fútbol a cualquier hora del día o de la noche, bajo nuestras ventanas y contra nuestras fachadas, protagonizados tanto por menores como por adultos. Estos no solo provocan la inevitable molestia a los vecinos que los sufren, sino también un considerable peligro en el transito de vehículos y personas.

 

– Música emitida por altavoces de descomunal potencia que hacen retumbar los cristales de las viviendas, pero que al parecer son invisibles a las fuerzas del orden, que pasan por su lado sin censurar la actuación de quienes los portan.

 

– Ocupación de la vía pública con mobiliario privado como, sillas, sillones, sofás, barbacoas, sombrillas, hamacas, piscinas hinchables, carritos de supermercado, etc.

 

– Publicitación de la venta de drogas “a voz en grito” sin ningún tipo de reserva a cualquier transeúnte que pase por estas calles, tanto por parte de menores como de adultos.

 

– Absentismo escolar de menores, que por las noches están en la calle a horas intempestivas y por la mañana no acuden a la escuela.

 

– Peleas de gallos en plena calle con apuestas incluidas y a plena luz del día.

 

– Reuniones espontáneas acompañadas de consumo de alcohol, cante y baile a altas horas de la madrugada, con la presencia de menores.

 

– El resultado de las citadas actividades incívicas, deriva en una acumulación de basura que fomenta una sensación de dejadez y desamparo, pese a que las brigadas municipales de limpieza hacen varios turnos para mantener limpias las calles. El problema no es la falta de limpieza, sino la falta de civismo.

 

Esta queja que le hacemos llegar, es el último eslabón de una larguísima cadena de reuniones, promesas, comunicados, actuaciones reivindicativas, ruedas de prensa, concentraciones, reclamaciones varias, asambleas vecinales, etc., que a lo largo de esta ardua etapa se han llevado a cabo por parte de los vecinos y vecinas del barrio, encabezados por la Plataforma Salvem El Cabanyal y la Asociación de Vecinos.

 

Precisamente en estos momentos, se ha elaborado un “Decálogo de normas de convivencia”, auspiciado por la concejalía de Políticas Inclusivas del Ayuntamiento de Valencia. En él se ha intentado recapitular unas normas básicas de convivencia a cumplir por parte de todos los vecinos del barrio, especialmente dirigidas a las minorías incívicas. No son unas normas de obligado cumplimiento, simplemente unas recomendaciones, cuyo incumplimiento, por sí mismo, atenta contra las ordenanzas municipales, que sí son obligado cumplir en todo el resto de la ciudad. Tanto la Plataforma Salvem el Cabanyal como la Asociación de Vecinos, hemos acudido puntualmente a las reuniones previas a la elaboración de este decálogo, viendo con decepción que la solución de los problemas de convivencia se dejan en manos del libre albedrío de quienes los provocan, sin atajar el conflicto de raíz.Consideramos que la realidad es mucho más sencilla: hay unas normas, hay que cumplirlas y no es una opción ignorarlas.

 

Nuestras quejas, denuncias y reivindicaciones van en defensa de nuestro derecho a la intimidad en el hogar, nuestro derecho a la salud física y mental afectada por la falta de descanso y que propicia que no podamos rendir convenientemente en nuestro trabajo, estudios o tareas cotidianas. Nuestro derecho a la protección medioambiental mermada por la contaminación acústica pertinaz, tanto de día como de noche.

 

Agotadas ya todas nuestras posibilidades, acudimos a usted con la esperanza de que pueda ayudarnos en la medida de sus posibilidades a paliar nuestra dramática situación por la falta de convivencia.

 

Aquí presentamos un dossier, que en buena parte resume, las actuaciones que se han llevado a cabo a lo largo de estos años por nuestra parte, con nulo resultado y en el que adjuntamos:

 

– Quejas por registro de entrada de vecinos afectados

 

– Quejas de Asociaciones cívicas del barrio a distintas concejalías

 

– Comunicados y ruedas de prensa

 

– Solicitudes de entrevistas con representantes municipales y autonómicos

 

– Intervenciones en plenos del Ayuntamiento

 

– Sentencias de otros defensores del pueblo

 

– Convocatoria de Asambleas vecinales para tratar estos temas

 

– Creación del GAM (Grupo de Ayuda Mutua) de afectados

 

– Conversaciones extraídas del chat del GAM que muestras la desesperación de los vecinos.

 

– Fotografías del estado de algunas zonas del barrio

 

– Videos de las actuaciones incívicas

 

– Facturas telefónicas donde se constatan las numerosas llamadas al 092 para requerir la presencia de la Policía Local por actos incívicos. La mayoría de ellas sin respuesta efectiva por parte de los cuerpos policiales, lo que redunda en la persistencia del problema, ya que quienes generan los ruidos y molestias, no son recriminados por ello.

 

También adjuntamos una lista de vecinos firmantes y solidarios con este problema de convivencia que viven en la denominada Zona 0. Son menos de los que quisiéramos, porque son pocos los vecinos con capacidad de firmar este documento, que siguen residiendo en estas calles, que se han ido vaciando de población a causa del continuo acoso al que se han visto y se ven sometidos

  

PLATAFORMA SALVEM EL CABANYAL

 

www.cabanyal.com/nou/queixa-sindic-de-greuges/?lang=es

 

_____

  

El decálogo de convivencia y la participación ciudadana

 

Con los procesos participativos las decisiones ganan legitimidad, representan un proyecto público y generan conocimiento y respeto entre la Administración y la ciudadanía. Pero ¿de qué participación ciudadana estamos hablando? Es evidente que sin el apoyo de la administración y sin la decisión de los gobernantes de promover y nutrir la participación creando condiciones para su ejercicio, ésta se debilita y pierde parte de su capacidad de incidir en las políticas públicas.

 

Ahora bien, las experiencias enseñan que el dilema de la participación desde arriba o desde abajo puede ser falso. En realidad, ambos polos de la relación son necesarios. La clave está en la forma como se articulan y consiguen un equilibrio que evite la hegemonía de alguno de los dos.

 

La Asociación de Vecinos/as y la Plataforma Salvem hemos participado en todas las reuniones a las que nos ha convocado el Ayuntamiento. Hemos participado sí, pero no ha habido receptividad, por parte de la administración, a la parte fundamental de nuestras propuestas y críticas.

Se ha reducido el proceso «participativo» a aprobar un decálogo y que le diéramos legitimidad con nuestras firmas. Un documento que sería un cheque en blanco a la propuesta del Ayuntamiento y de la concejalías responsables, porque preguntas como: ¿Qué están haciendo en este momento las entidades colaboradoras? ¿Qué acciones concretas se están tomando para evitar el acoso que sufren desde hace tanto tiempo vecinas/os de la llamada zona 0? ¿Qué se va a cambiar en las políticas aplicadas hasta ahora? Se quedaban sin respuesta. Simplemente teníamos que creer que se estaban haciendo cosas que no se podían hacer públicas.

 

Es por esto que, desafortunadamente, llegamos a la conclusión que hay una equivocación por parte de ciertas iniciativas políticas, que instrumentalizan la participación ciudadana para evitar asumir las responsabilidades políticas de sus decisiones. En un proceso participativo la ciudadanía está para participar, dando sus opiniones, sugerencias, propuestas, y por supuesto participar no implica que todos tengan que estar de acuerdo con lo que impone el promotor de la iniciativa que es el responsable de asumir sus éxitos o fracasos. Participar es un proceso complejo que cuando se simplifica o se sustituye por su simulacro se convierte en todo lo contrario de lo que pretende. Practicar la participación ciudadana de manera equivocada es uno de los grandes problemas que actualmente existe en algunas administraciones públicas.

 

Es por todo lo anterior que no estamos de acuerdo con el resultado de tantas reuniones. Al hacerse público el documento aparecen las entidades promotoras, entre las cuales se encuentran la Avv Cabanyal-Canyamelar y la Plataforma Salvem el Cabanyal, es por este hecho que hemos creido necesario expresar públicamente nuestra disconformidad. Podemos estar de acuerdo en algunas medidas que se tomen desde el ayuntamiento, pero no con que se publicite que el decálogo es fruto de la participación ciudadana tal y como la entendemos nosotras/os.

 

Faustino Villora

 

LEVANTE-EMV

 

www.levante-emv.com/opinion/2018/09/29/decalogo-convivenc...

 

___

CABANYAL ETERNO

 

Los vecinos se cansan de esperar la solución a sus problemas, con un tripartito que ha tenido 24 años para pensarla

  

El Cabanyal lleva bastante tiempo siendo titular de prensa, con diferentes noticias sobre las incontables mejoras, obras, reformas urbanísticas y sociales que se van a iniciar de manera inmediata. Sin embargo, seguimos otra realidad desde el corazón del barrio, con solares abandonados, vecinos teniendo que llamar a la policía por las noches para que cumpla las ordenanzas y para tener el derecho al descanso».

 

Las afirmaciones no son del firmante sino de la asociación de vecinos del Cabanyal, entidad decisiva en la paralización del plan urbanístico de Rita Barberá. Por lo tanto, nada sospechosa de sentir animadversión hacia los partidos que forman el tripartito encabezado por Compromís.

 

«Después de tres años no podemos seguir solamente de titulares de prensa de obras que se van realizar, queremos que las noticias sean de obras ejecutadas», termina un largo texto colgado en una red social, donde también hay palabras de comprensión por el largo trabajo que debe afrontarse.

 

Tres años es mucho para unos vecinos que esperaban mucho más, sobre todo desde un gobierno municipal que lo tiene todo de cara. Financiación sobrada, apoyo a los proyectos y un buenismo generalizado desde las asociaciones del Cabanyal y el Canyamelar. Los vecinos piensan, con razón, que podía haberse hecho mucho más.

 

Un gobierno municipal que presume hasta de tener miembros de Salvem el Cabanyal. Más de veinte años pregonando que había una alternativa mejor que la del PP para este parte del Marítimo y cuando llega la hora de la verdad, resulta que cometen errores de novato, siembran dudas sobre el futuro de las viviendas municipales (medio millar de propiedades) y tampoco tienen muy clara la solución al llamado «problema social», o sea, la marginación extrema en muchas calles, las ocupaciones ilegales y todo lo que eso supone para la convivencia diaria.

 

Por eso no extraña el documento colgado por la asociación de vecinos. Un rápido rastreo de lo que se opina en las redes sociales concluye con multitud de fotos-denuncia con basura en las calles pese al aumento de los barrenderos, además de la reivindicación del derecho al descanso. Es lo más evidente, constatar que la juerga nocturna en el Cabanyal es continua y lo más difícil de resolver.

 

De momento sólo se han visto obras de reurbanización, un dinero bien gastado en las calles principales del barrio. Apunta la asociación de vecinos en su comunicado que esperan desde 2016 la rehabilitación de un edificio en la calle de la Reina, 117 para un centro de servicios sociales. Ya les avanzo que la solución debe pivotar más por lo inmobiliario que en tener unas oficinas donde tramitar unas ayudas públicas.

 

El Plan ARRU ha funcionado bien y se dieron cientos de subvenciones para reformar viviendas, pero no se dice nada de los 12 millones que tiene sin tocar el gobierno municipal de recursos propios y vinculados al Plan EDUSI para este año. El Cabanyal debería estar plagado de grúas gracias a una primera línea privilegiada donde por las noches se escucha el rumo de las olas y unas calles interiores que esconden bellos edificios de arquitectura popular y modernista.

 

Por el contrario, el pequeño comercio sigue en retroceso, igual que en el resto de la ciudad, y los equipamientos públicos anunciados continúan en un papel, formando parte de un listado que no se ha trasladado a la realidad. Así es difícil que los vecinos confíen en el gobierno municipal y las elecciones son el próximo 26 de mayo. Dentro de poco, todo el pescado estará vendido, como se suele decir.

 

«Esperamos que después del período estival algunos de esos proyectos anunciados tantas veces se hagan realidad», se añade en el documento vecinal. El Consistorio tiene en agenda dos lotes de obras, pero sólo para obras de reurbanización.

 

La zona cero, repleta de solares, tendrá calles nuevas, pero si no se actúa en los edificios con la rehabilitación de viviendas públicas y se favorece el pequeño comercio de verdad, no sólo con la renovación del aire acondicionado del mercado del Cabanyal, las flamantes aceras, bancos y arbolado servirán de poco. Miento, serán útiles para colocar por las noches las hamacas y mesas plegables en las que poner un buen botellón y el equipo de música, acompañado de hogueras en invierno. Que moleste a los vecinos es lo de menos pese a que se cansen de decir que necesitan a descansar.

  

Paco Moreno

 

Lunes, 20 agosto 2018

 

www.lasprovincias.es/comunitat/opinion/paco-moreno-cabany...

  

___

 

CARTA OBERTA AL ALCALDE DE VALÈNCIA DEL GRUP D’AJUDA MUTUA “Zona 0”

 

Savem El Cabanyal - AV Cabanyal-Canyamelar

 

PLATAFORMA SALVEM EL CABANYAL – CANYAMELAR – CAP DE FRANÇA

 

ASSOCIACIÓ DE VEÏNS/NES DEL CABANYAL – CANYAMELAR

Cabanyal, a 21 de setembre de 2018

 

CARTA OBERTA AL ALCALDE DE VALÈNCIA DEL GRUP D’AJUDA MUTUA “Zona 0”

 

Sr. Ribó,

 

De vegades pensem que no li arriba la informació real del que està passant al Cabanyal. Perquè si no és així:

 

1.- No entenem les últimes declaracions que ha fet al comparar les reclamacions de les veïnes amenaçades i maltractades, amb “la senyora que protesta per les caques de gos”.

 

2.- No entenem com és possible que des de Serveis Socials no s’hagen posat en contacte amb les persones que estan amb unes condicions d’assajament, de maltractament, de falta de possibilitats de defensar-se, de protegir-se del què passa al voltant de les seues cases. No entenem on estan els Serveis Socials de l’Ajuntament de Valencia?

 

És per açò què, amb tot respecte, li recomanem la lectura de l’article que adjuntem. Segur què després ja no pensarà que la convivència millora ala Zona 0 del Cabanyal i altres punts conflictius del Canyamelar.

 

Sr. Alcalde, vinga a escoltar al veïnat del Cabanyal per conèixer l’opinió directa de la ciutadania respecte del que està passant. En l’últim any, convocats per vosté, hem anat a escoltar-lo a la plaça de la Creu, hem anat a escoltar-lo a l’Ateneu Marítim. Li demanem que ara siga vosté el que escolte a la ciutadania del Cabanyal – Canyamelar. Vinga a escoltar-nos. Estarem encantats de compartir amb vosté les nostres explicacions, la nostra esperança i les seues raons.

 

Ben atentament, Grup d’Ajuda Mutua

 

Plataforma Salvem El Cabanyal Canyamelar Cap de França

 

Associació de Veïnes/s Cabanyal Canyamelar

  

avvcabanyalcanyamelarblog.wordpress.com/carta-oberta-al-a...

  

En el Cabanyal-Canyamelar queremos la misma limpieza que en el resto de València, el mismo nivel de ruido, la misma tranquilidad para nosotros y nuestros hijos. Tenemos derecho a todo esto y el @AjuntamentVLC y la @policialocalvlc la obligación de hacerlo posible

 

___

 

NOTA DE PREMSA CONJUNTA: AVV CABANYAL – CANYAMELAR|SALVEM EL CABANYAL . Decàleg per la Convivència | 11 de setembre de 2018

Cabanyal, a 11 de setembre de 2018

 

Les organitzacions ciutadanes signants volem manifestar

 

1.- Que hem participat en la reunió celebrada hui en la trobada de veïnat i entitats implicades en el Decàleg per la Convivència

 

2.- Que davant la reiteracio amb la falta d’interés amb el compliment de les Ordenances Municipals i polítiques represives dels actes incívics i delictius que dia rere dia es produeixen al nostre barri, fet que suposa una permisivitat més què admissible, hem manifestat el nostre desistiment en estes trobadesen tant en quant no vejam aplicades noves mesures que garantisquen la pau, la convivència i el respecte dels Drets Fonamentals del veïnat. Drets i convivència que està assajada dia rere dia pels habitants incívics. Habitants que estan absolutament identificats i coneguts per tots.

 

2.- Que les persones majors amb dificultat de mobilitat que estan amenaçades estan completament desprotegides pels Serveis Socials. Sent esta qüestió d’important rellevància donat el punt on viuen i les vegades que hem fet arribar la situació a coneixement policial i social.

 

3.- Que reivindiquem l’aplicació de les mesures policials correctives necessàries per garantir la seguretat del veïnat, especialment de gent molt major que està amenaçada en les seues pròpies cases. No es tracta únicament que no puguen viure amb tranquil·litat, hem arribat al punt de les amenaces personals i atacs directes, com posar una mànega d’aigua pel finestral i inundar la casa.

 

4.- Que l’anterior reivindicació no està en contra de les accions socials què s’estimen complementaries. Ara bé, el ““bonisme”” sense més no pot substituir l’acció dels encarregats de la seguretat ciutadana que evite el abusos, amenaces i comportaments incívics quotidians que s’estan produint. I és que les polítiques aplicades fins este moment han tingut com a resultat un augment dels comportaments mafiosos a la zona.

 

5.- Que el contenidor que s’instal·là al carrer Escalante, es cert què a petició veïnal pensant que ajudaria a millorar la vida quotidiana del veïnat no ha donat el resultat esperat. I és què un “Reten” sense canvi en les polítiques de seguretat encomanades als cossos policials i sense un full clar de com tenen que actuar no serveix per a garantir l’aplicació de les Ordenances Municipals. Abans al contrari, han reafirmat el comportament incívic i mafios d’alguns habitants, han disminuït la confiança del veïnat i la moral dels cosos de seguretat.

 

És per tot açò que no anem continuar participant en les trobades del Decàleg de Convivència fins que no es faça efectiva un canvi en les mesures aplicades en quant l’incivisme que està arrelat a la Zona 0 del Cabanyal i altres punts del Cabanyal – Canyamelar (Rosari, Bloc, etc)

 

Continuem reivindicant el respecte dels Drets Fonamentals de tota la ciutadania. El fi de les amenaces a les persones que protesten perquè no poden viure a les seues cases. El fi de la venda de droga als carrers i a totes hores, especialment de nit.

 

Com li diguerem a l’Alcalde el 11 d’actubre de 2016, volem viure en pau i tranquilitat, volem viuere com vosté viu al seu barri.

 

Per cert, continua sense respondre a tres preguntes que le ferem després de les declaracions del 21 d’agost.

 

Qui està demanant que tiren a les persones de les seves cases?

Qui demana intervencions militars?

Qui no respecta diferents creences, costums i ètnies?

Ací enviem un recordatori delque deis després de l’entrevista del 11 d’octubre del 2016

 

– 11/10/2016. Reunió amb l’alcalde de València, Sr. Ribó

 

Sr. RIBÓ dijo A pesar de la complejidad del asunto, Ribó se ha fijado el final de año como horizonte para resolver el problema. Los vecinos aseguran estar esperanzados, convencidos de que la normalidad se recuperará y agradecen la receptividad del alcalde y las ediles que han estado en la reunión.

 

Podeu escoltar les declaracions al següent registre: cadenaser.com/emisora/2016/10/11/radio_valencia/147619617...

 

Ben cordialment,

 

Plataforma Salvem El Cabanyal Canyamelar Cap de França, Associació de Veïnes/s Cabanyal Canyamelar

  

avvcabanyalcanyamelarblog.wordpress.com/nota-de-premsa-co...

 

___

  

Las consecuencias del abandono de las viviendas y solares de propiedad pública en el Cabanyal es la principal causa de la degradación que está sufriendo el barrio. Y nuestros representantes políticos se limitan a hacer discursos que son incapaces de llevar a la práctica.

 

La falta de coordinación y decisiones políticas paraliza la regeneración del Cabanyal por parte del Govern de La Nau. No se puede gorbernar a base de ocurrencia, hace falta tener proyecto de gobierno y planeamiento justo lo q falta para afrontar los problemas del Cabanyal

  

Queixa Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana sobre problemas de convivencia e incivismo en el barrio del Cabanyal-Canyamelar

  

La queja presentada por la Plataforma SALVEM EL CABANYAL y la ASOCIACIÓN DE VECINOS DEL CABANYAL-CANYAMELAR, más los 50 firmantes en las hojas que se adjuntan, se hace en nombre y representación de los vecinos y vecinas del barrio del Cabanyal-Canyamelar afectados por los graves problemas de convivencia e incivismo que de forma reiterada, constante y persistente venimos sufriendo en nuestro ámbito privado y familiar.

 

Este problema se inicia hace más de 20 años, cuando se aprueba el PEPRI y comienza un planificado asedio a los vecinos residentes en una zona destinada, por el entonces equipo de gobierno municipal a la especulación inmobiliaria. Este proyecto suponía el derribo de más de 1.600 viviendas en el corazón del Cabanyal y por tanto la crónica de una muerte anunciada para el barrio.

 

Muchos vecinos del barrio resistieron en sus casas al pertinaz acoso, mientras que otros las abandonaron a su suerte viéndose incapaces de luchar contra la administración. Esto fue fundamental para el posterior deterioro, propiciado por la paralización de licencias para la rehabilitación de las casas, que a su vez redundó en elabandono de muchas de ellas.

 

A causa de esto, las casas vacías fueron ocupadas con el consentimiento y beneplácito del consistorio, que no dudó en aprovecharse de grupos desfavorecidos para lograr sus intereses especulativos. Estos nuevos habitantes del barrio, al amparo de la desidia de las actuaciones municipales, que nada hicieron por remediar los graves problemas de convivencia que surgieron tras su llegada, han deteriorado hasta tal punto la convivencia, que hoy día es el principal problema del Cabanyal.

 

En muchas ocasiones, estamos hablando de familias numerosas, que han ocupado viviendas sin las básicas condiciones de salubridad, es decir, sin agua, sin luz, sin cédula de habitabilidad, etc.

 

También existe el problema de las mafias que se aprovechan de la situación de las familias en riesgo de exclusión social para traficar con las casas ocupadas, exigiendo a estas familias una renta por viviendas ajenas e insalubres.

 

Por otro lado, algunas de estas casas han sido ocupadas con el único fin de utilizarlas para actividades ilícitas y delictivas como el tráfico de estupefacientes o narcosalas.

 

Con la llegada del nuevo equipo de gobierno municipal, los vecinos afectados por esta crítica situación, aguardaban un cambio en las políticas municipales, ya que el barrio del Cabanyal había sido uno de los pilares en la campaña electoral. Después de tres años del cambio de gobierno, los vecinos han visto frustradas sus esperanzas al no apreciarse actuaciones que revirtieran la situación. Incluso podríamos decir, que la convivencia ha empeorado, ya que la impunidad ante el incumplimiento de las normas básicas de convivencia, ha hecho empoderarse a los incívicos que persisten en su comportamiento, ya que nada se hace para impedir el continuo incumplimiento de las ordenanzas municipales.

 

En determinadas calles del Cabanyal-Canyamelar, zonas muy concretas y fácilmente identificables, se producen a diario, comportamientos incívicos que no serían permitidos en otros puntos de la ciudad, tales como:

 

– Partidos de fútbol a cualquier hora del día o de la noche, bajo nuestras ventanas y contra nuestras fachadas, protagonizados tanto por menores como por adultos. Estos no solo provocan la inevitable molestia a los vecinos que los sufren, sino también un considerable peligro en el transito de vehículos y personas.

 

– Música emitida por altavoces de descomunal potencia que hacen retumbar los cristales de las viviendas, pero que al parecer son invisibles a las fuerzas del orden, que pasan por su lado sin censurar la actuación de quienes los portan.

 

– Ocupación de la vía pública con mobiliario privado como, sillas, sillones, sofás, barbacoas, sombrillas, hamacas, piscinas hinchables, carritos de supermercado, etc.

 

– Publicitación de la venta de drogas “a voz en grito” sin ningún tipo de reserva a cualquier transeúnte que pase por estas calles, tanto por parte de menores como de adultos.

 

– Absentismo escolar de menores, que por las noches están en la calle a horas intempestivas y por la mañana no acuden a la escuela.

 

– Peleas de gallos en plena calle con apuestas incluidas y a plena luz del día.

 

– Reuniones espontáneas acompañadas de consumo de alcohol, cante y baile a altas horas de la madrugada, con la presencia de menores.

 

– El resultado de las citadas actividades incívicas, deriva en una acumulación de basura que fomenta una sensación de dejadez y desamparo, pese a que las brigadas municipales de limpieza hacen varios turnos para mantener limpias las calles. El problema no es la falta de limpieza, sino la falta de civismo.

 

Esta queja que le hacemos llegar, es el último eslabón de una larguísima cadena de reuniones, promesas, comunicados, actuaciones reivindicativas, ruedas de prensa, concentraciones, reclamaciones varias, asambleas vecinales, etc., que a lo largo de esta ardua etapa se han llevado a cabo por parte de los vecinos y vecinas del barrio, encabezados por la Plataforma Salvem El Cabanyal y la Asociación de Vecinos.

 

Precisamente en estos momentos, se ha elaborado un “Decálogo de normas de convivencia”, auspiciado por la concejalía de Políticas Inclusivas del Ayuntamiento de Valencia. En él se ha intentado recapitular unas normas básicas de convivencia a cumplir por parte de todos los vecinos del barrio, especialmente dirigidas a las minorías incívicas. No son unas normas de obligado cumplimiento, simplemente unas recomendaciones, cuyo incumplimiento, por sí mismo, atenta contra las ordenanzas municipales, que sí son obligado cumplir en todo el resto de la ciudad. Tanto la Plataforma Salvem el Cabanyal como la Asociación de Vecinos, hemos acudido puntualmente a las reuniones previas a la elaboración de este decálogo, viendo con decepción que la solución de los problemas de convivencia se dejan en manos del libre albedrío de quienes los provocan, sin atajar el conflicto de raíz.Consideramos que la realidad es mucho más sencilla: hay unas normas, hay que cumplirlas y no es una opción ignorarlas.

 

Nuestras quejas, denuncias y reivindicaciones van en defensa de nuestro derecho a la intimidad en el hogar, nuestro derecho a la salud física y mental afectada por la falta de descanso y que propicia que no podamos rendir convenientemente en nuestro trabajo, estudios o tareas cotidianas. Nuestro derecho a la protección medioambiental mermada por la contaminación acústica pertinaz, tanto de día como de noche.

 

Agotadas ya todas nuestras posibilidades, acudimos a usted con la esperanza de que pueda ayudarnos en la medida de sus posibilidades a paliar nuestra dramática situación por la falta de convivencia.

 

Aquí presentamos un dossier, que en buena parte resume, las actuaciones que se han llevado a cabo a lo largo de estos años por nuestra parte, con nulo resultado y en el que adjuntamos:

 

– Quejas por registro de entrada de vecinos afectados

 

– Quejas de Asociaciones cívicas del barrio a distintas concejalías

 

– Comunicados y ruedas de prensa

 

– Solicitudes de entrevistas con representantes municipales y autonómicos

 

– Intervenciones en plenos del Ayuntamiento

 

– Sentencias de otros defensores del pueblo

 

– Convocatoria de Asambleas vecinales para tratar estos temas

 

– Creación del GAM (Grupo de Ayuda Mutua) de afectados

 

– Conversaciones extraídas del chat del GAM que muestras la desesperación de los vecinos.

 

– Fotografías del estado de algunas zonas del barrio

 

– Videos de las actuaciones incívicas

 

– Facturas telefónicas donde se constatan las numerosas llamadas al 092 para requerir la presencia de la Policía Local por actos incívicos. La mayoría de ellas sin respuesta efectiva por parte de los cuerpos policiales, lo que redunda en la persistencia del problema, ya que quienes generan los ruidos y molestias, no son recriminados por ello.

 

También adjuntamos una lista de vecinos firmantes y solidarios con este problema de convivencia que viven en la denominada Zona 0. Son menos de los que quisiéramos, porque son pocos los vecinos con capacidad de firmar este documento, que siguen residiendo en estas calles, que se han ido vaciando de población a causa del continuo acoso al que se han visto y se ven sometidos

  

PLATAFORMA SALVEM EL CABANYAL

 

www.cabanyal.com/nou/queixa-sindic-de-greuges/?lang=es

 

_____

  

El decálogo de convivencia y la participación ciudadana

 

Con los procesos participativos las decisiones ganan legitimidad, representan un proyecto público y generan conocimiento y respeto entre la Administración y la ciudadanía. Pero ¿de qué participación ciudadana estamos hablando? Es evidente que sin el apoyo de la administración y sin la decisión de los gobernantes de promover y nutrir la participación creando condiciones para su ejercicio, ésta se debilita y pierde parte de su capacidad de incidir en las políticas públicas.

 

Ahora bien, las experiencias enseñan que el dilema de la participación desde arriba o desde abajo puede ser falso. En realidad, ambos polos de la relación son necesarios. La clave está en la forma como se articulan y consiguen un equilibrio que evite la hegemonía de alguno de los dos.

 

La Asociación de Vecinos/as y la Plataforma Salvem hemos participado en todas las reuniones a las que nos ha convocado el Ayuntamiento. Hemos participado sí, pero no ha habido receptividad, por parte de la administración, a la parte fundamental de nuestras propuestas y críticas.

Se ha reducido el proceso «participativo» a aprobar un decálogo y que le diéramos legitimidad con nuestras firmas. Un documento que sería un cheque en blanco a la propuesta del Ayuntamiento y de la concejalías responsables, porque preguntas como: ¿Qué están haciendo en este momento las entidades colaboradoras? ¿Qué acciones concretas se están tomando para evitar el acoso que sufren desde hace tanto tiempo vecinas/os de la llamada zona 0? ¿Qué se va a cambiar en las políticas aplicadas hasta ahora? Se quedaban sin respuesta. Simplemente teníamos que creer que se estaban haciendo cosas que no se podían hacer públicas.

 

Es por esto que, desafortunadamente, llegamos a la conclusión que hay una equivocación por parte de ciertas iniciativas políticas, que instrumentalizan la participación ciudadana para evitar asumir las responsabilidades políticas de sus decisiones. En un proceso participativo la ciudadanía está para participar, dando sus opiniones, sugerencias, propuestas, y por supuesto participar no implica que todos tengan que estar de acuerdo con lo que impone el promotor de la iniciativa que es el responsable de asumir sus éxitos o fracasos. Participar es un proceso complejo que cuando se simplifica o se sustituye por su simulacro se convierte en todo lo contrario de lo que pretende. Practicar la participación ciudadana de manera equivocada es uno de los grandes problemas que actualmente existe en algunas administraciones públicas.

 

Es por todo lo anterior que no estamos de acuerdo con el resultado de tantas reuniones. Al hacerse público el documento aparecen las entidades promotoras, entre las cuales se encuentran la Avv Cabanyal-Canyamelar y la Plataforma Salvem el Cabanyal, es por este hecho que hemos creido necesario expresar públicamente nuestra disconformidad. Podemos estar de acuerdo en algunas medidas que se tomen desde el ayuntamiento, pero no con que se publicite que el decálogo es fruto de la participación ciudadana tal y como la entendemos nosotras/os.

 

Faustino Villora

 

LEVANTE-EMV

 

www.levante-emv.com/opinion/2018/09/29/decalogo-convivenc...

 

___

CABANYAL ETERNO

 

Los vecinos se cansan de esperar la solución a sus problemas, con un tripartito que ha tenido 24 años para pensarla

  

El Cabanyal lleva bastante tiempo siendo titular de prensa, con diferentes noticias sobre las incontables mejoras, obras, reformas urbanísticas y sociales que se van a iniciar de manera inmediata. Sin embargo, seguimos otra realidad desde el corazón del barrio, con solares abandonados, vecinos teniendo que llamar a la policía por las noches para que cumpla las ordenanzas y para tener el derecho al descanso».

 

Las afirmaciones no son del firmante sino de la asociación de vecinos del Cabanyal, entidad decisiva en la paralización del plan urbanístico de Rita Barberá. Por lo tanto, nada sospechosa de sentir animadversión hacia los partidos que forman el tripartito encabezado por Compromís.

 

«Después de tres años no podemos seguir solamente de titulares de prensa de obras que se van realizar, queremos que las noticias sean de obras ejecutadas», termina un largo texto colgado en una red social, donde también hay palabras de comprensión por el largo trabajo que debe afrontarse.

 

Tres años es mucho para unos vecinos que esperaban mucho más, sobre todo desde un gobierno municipal que lo tiene todo de cara. Financiación sobrada, apoyo a los proyectos y un buenismo generalizado desde las asociaciones del Cabanyal y el Canyamelar. Los vecinos piensan, con razón, que podía haberse hecho mucho más.

 

Un gobierno municipal que presume hasta de tener miembros de Salvem el Cabanyal. Más de veinte años pregonando que había una alternativa mejor que la del PP para este parte del Marítimo y cuando llega la hora de la verdad, resulta que cometen errores de novato, siembran dudas sobre el futuro de las viviendas municipales (medio millar de propiedades) y tampoco tienen muy clara la solución al llamado «problema social», o sea, la marginación extrema en muchas calles, las ocupaciones ilegales y todo lo que eso supone para la convivencia diaria.

 

Por eso no extraña el documento colgado por la asociación de vecinos. Un rápido rastreo de lo que se opina en las redes sociales concluye con multitud de fotos-denuncia con basura en las calles pese al aumento de los barrenderos, además de la reivindicación del derecho al descanso. Es lo más evidente, constatar que la juerga nocturna en el Cabanyal es continua y lo más difícil de resolver.

 

De momento sólo se han visto obras de reurbanización, un dinero bien gastado en las calles principales del barrio. Apunta la asociación de vecinos en su comunicado que esperan desde 2016 la rehabilitación de un edificio en la calle de la Reina, 117 para un centro de servicios sociales. Ya les avanzo que la solución debe pivotar más por lo inmobiliario que en tener unas oficinas donde tramitar unas ayudas públicas.

 

El Plan ARRU ha funcionado bien y se dieron cientos de subvenciones para reformar viviendas, pero no se dice nada de los 12 millones que tiene sin tocar el gobierno municipal de recursos propios y vinculados al Plan EDUSI para este año. El Cabanyal debería estar plagado de grúas gracias a una primera línea privilegiada donde por las noches se escucha el rumo de las olas y unas calles interiores que esconden bellos edificios de arquitectura popular y modernista.

 

Por el contrario, el pequeño comercio sigue en retroceso, igual que en el resto de la ciudad, y los equipamientos públicos anunciados continúan en un papel, formando parte de un listado que no se ha trasladado a la realidad. Así es difícil que los vecinos confíen en el gobierno municipal y las elecciones son el próximo 26 de mayo. Dentro de poco, todo el pescado estará vendido, como se suele decir.

 

«Esperamos que después del período estival algunos de esos proyectos anunciados tantas veces se hagan realidad», se añade en el documento vecinal. El Consistorio tiene en agenda dos lotes de obras, pero sólo para obras de reurbanización.

 

La zona cero, repleta de solares, tendrá calles nuevas, pero si no se actúa en los edificios con la rehabilitación de viviendas públicas y se favorece el pequeño comercio de verdad, no sólo con la renovación del aire acondicionado del mercado del Cabanyal, las flamantes aceras, bancos y arbolado servirán de poco. Miento, serán útiles para colocar por las noches las hamacas y mesas plegables en las que poner un buen botellón y el equipo de música, acompañado de hogueras en invierno. Que moleste a los vecinos es lo de menos pese a que se cansen de decir que necesitan a descansar.

  

Paco Moreno

 

Lunes, 20 agosto 2018

 

www.lasprovincias.es/comunitat/opinion/paco-moreno-cabany...

  

___

 

CARTA OBERTA AL ALCALDE DE VALÈNCIA DEL GRUP D’AJUDA MUTUA “Zona 0”

 

Savem El Cabanyal - AV Cabanyal-Canyamelar

 

PLATAFORMA SALVEM EL CABANYAL – CANYAMELAR – CAP DE FRANÇA

 

ASSOCIACIÓ DE VEÏNS/NES DEL CABANYAL – CANYAMELAR

Cabanyal, a 21 de setembre de 2018

 

CARTA OBERTA AL ALCALDE DE VALÈNCIA DEL GRUP D’AJUDA MUTUA “Zona 0”

 

Sr. Ribó,

 

De vegades pensem que no li arriba la informació real del que està passant al Cabanyal. Perquè si no és així:

 

1.- No entenem les últimes declaracions que ha fet al comparar les reclamacions de les veïnes amenaçades i maltractades, amb “la senyora que protesta per les caques de gos”.

 

2.- No entenem com és possible que des de Serveis Socials no s’hagen posat en contacte amb les persones que estan amb unes condicions d’assajament, de maltractament, de falta de possibilitats de defensar-se, de protegir-se del què passa al voltant de les seues cases. No entenem on estan els Serveis Socials de l’Ajuntament de Valencia?

 

És per açò què, amb tot respecte, li recomanem la lectura de l’article que adjuntem. Segur què després ja no pensarà que la convivència millora ala Zona 0 del Cabanyal i altres punts conflictius del Canyamelar.

 

Sr. Alcalde, vinga a escoltar al veïnat del Cabanyal per conèixer l’opinió directa de la ciutadania respecte del que està passant. En l’últim any, convocats per vosté, hem anat a escoltar-lo a la plaça de la Creu, hem anat a escoltar-lo a l’Ateneu Marítim. Li demanem que ara siga vosté el que escolte a la ciutadania del Cabanyal – Canyamelar. Vinga a escoltar-nos. Estarem encantats de compartir amb vosté les nostres explicacions, la nostra esperança i les seues raons.

 

Ben atentament, Grup d’Ajuda Mutua

 

Plataforma Salvem El Cabanyal Canyamelar Cap de França

 

Associació de Veïnes/s Cabanyal Canyamelar

  

avvcabanyalcanyamelarblog.wordpress.com/carta-oberta-al-a...

  

En el Cabanyal-Canyamelar queremos la misma limpieza que en el resto de València, el mismo nivel de ruido, la misma tranquilidad para nosotros y nuestros hijos. Tenemos derecho a todo esto y el @AjuntamentVLC y la @policialocalvlc la obligación de hacerlo posible

 

___

 

NOTA DE PREMSA CONJUNTA: AVV CABANYAL – CANYAMELAR|SALVEM EL CABANYAL . Decàleg per la Convivència | 11 de setembre de 2018

Cabanyal, a 11 de setembre de 2018

 

Les organitzacions ciutadanes signants volem manifestar

 

1.- Que hem participat en la reunió celebrada hui en la trobada de veïnat i entitats implicades en el Decàleg per la Convivència

 

2.- Que davant la reiteracio amb la falta d’interés amb el compliment de les Ordenances Municipals i polítiques represives dels actes incívics i delictius que dia rere dia es produeixen al nostre barri, fet que suposa una permisivitat més què admissible, hem manifestat el nostre desistiment en estes trobadesen tant en quant no vejam aplicades noves mesures que garantisquen la pau, la convivència i el respecte dels Drets Fonamentals del veïnat. Drets i convivència que està assajada dia rere dia pels habitants incívics. Habitants que estan absolutament identificats i coneguts per tots.

 

2.- Que les persones majors amb dificultat de mobilitat que estan amenaçades estan completament desprotegides pels Serveis Socials. Sent esta qüestió d’important rellevància donat el punt on viuen i les vegades que hem fet arribar la situació a coneixement policial i social.

 

3.- Que reivindiquem l’aplicació de les mesures policials correctives necessàries per garantir la seguretat del veïnat, especialment de gent molt major que està amenaçada en les seues pròpies cases. No es tracta únicament que no puguen viure amb tranquil·litat, hem arribat al punt de les amenaces personals i atacs directes, com posar una mànega d’aigua pel finestral i inundar la casa.

 

4.- Que l’anterior reivindicació no està en contra de les accions socials què s’estimen complementaries. Ara bé, el ““bonisme”” sense més no pot substituir l’acció dels encarregats de la seguretat ciutadana que evite el abusos, amenaces i comportaments incívics quotidians que s’estan produint. I és que les polítiques aplicades fins este moment han tingut com a resultat un augment dels comportaments mafiosos a la zona.

 

5.- Que el contenidor que s’instal·là al carrer Escalante, es cert què a petició veïnal pensant que ajudaria a millorar la vida quotidiana del veïnat no ha donat el resultat esperat. I és què un “Reten” sense canvi en les polítiques de seguretat encomanades als cossos policials i sense un full clar de com tenen que actuar no serveix per a garantir l’aplicació de les Ordenances Municipals. Abans al contrari, han reafirmat el comportament incívic i mafios d’alguns habitants, han disminuït la confiança del veïnat i la moral dels cosos de seguretat.

 

És per tot açò que no anem continuar participant en les trobades del Decàleg de Convivència fins que no es faça efectiva un canvi en les mesures aplicades en quant l’incivisme que està arrelat a la Zona 0 del Cabanyal i altres punts del Cabanyal – Canyamelar (Rosari, Bloc, etc)

 

Continuem reivindicant el respecte dels Drets Fonamentals de tota la ciutadania. El fi de les amenaces a les persones que protesten perquè no poden viure a les seues cases. El fi de la venda de droga als carrers i a totes hores, especialment de nit.

 

Com li diguerem a l’Alcalde el 11 d’actubre de 2016, volem viure en pau i tranquilitat, volem viuere com vosté viu al seu barri.

 

Per cert, continua sense respondre a tres preguntes que le ferem després de les declaracions del 21 d’agost.

 

Qui està demanant que tiren a les persones de les seves cases?

Qui demana intervencions militars?

Qui no respecta diferents creences, costums i ètnies?

Ací enviem un recordatori delque deis després de l’entrevista del 11 d’octubre del 2016

 

– 11/10/2016. Reunió amb l’alcalde de València, Sr. Ribó

 

Sr. RIBÓ dijo A pesar de la complejidad del asunto, Ribó se ha fijado el final de año como horizonte para resolver el problema. Los vecinos aseguran estar esperanzados, convencidos de que la normalidad se recuperará y agradecen la receptividad del alcalde y las ediles que han estado en la reunión.

 

Podeu escoltar les declaracions al següent registre: cadenaser.com/emisora/2016/10/11/radio_valencia/147619617...

 

Ben cordialment,

 

Plataforma Salvem El Cabanyal Canyamelar Cap de França, Associació de Veïnes/s Cabanyal Canyamelar

  

avvcabanyalcanyamelarblog.wordpress.com/nota-de-premsa-co...

 

___

  

Las consecuencias del abandono de las viviendas y solares de propiedad pública en el Cabanyal es la principal causa de la degradación que está sufriendo el barrio. Y nuestros representantes políticos se limitan a hacer discursos que son incapaces de llevar a la práctica.

 

La falta de coordinación y decisiones políticas paraliza la regeneración del Cabanyal por parte del Govern de La Nau. No se puede gorbernar a base de ocurrencia, hace falta tener proyecto de gobierno y planeamiento justo lo q falta para afrontar los problemas del Cabanyal

  

Queixa Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana sobre problemas de convivencia e incivismo en el barrio del Cabanyal-Canyamelar

  

La queja presentada por la Plataforma SALVEM EL CABANYAL y la ASOCIACIÓN DE VECINOS DEL CABANYAL-CANYAMELAR, más los 50 firmantes en las hojas que se adjuntan, se hace en nombre y representación de los vecinos y vecinas del barrio del Cabanyal-Canyamelar afectados por los graves problemas de convivencia e incivismo que de forma reiterada, constante y persistente venimos sufriendo en nuestro ámbito privado y familiar.

 

Este problema se inicia hace más de 20 años, cuando se aprueba el PEPRI y comienza un planificado asedio a los vecinos residentes en una zona destinada, por el entonces equipo de gobierno municipal a la especulación inmobiliaria. Este proyecto suponía el derribo de más de 1.600 viviendas en el corazón del Cabanyal y por tanto la crónica de una muerte anunciada para el barrio.

 

Muchos vecinos del barrio resistieron en sus casas al pertinaz acoso, mientras que otros las abandonaron a su suerte viéndose incapaces de luchar contra la administración. Esto fue fundamental para el posterior deterioro, propiciado por la paralización de licencias para la rehabilitación de las casas, que a su vez redundó en elabandono de muchas de ellas.

 

A causa de esto, las casas vacías fueron ocupadas con el consentimiento y beneplácito del consistorio, que no dudó en aprovecharse de grupos desfavorecidos para lograr sus intereses especulativos. Estos nuevos habitantes del barrio, al amparo de la desidia de las actuaciones municipales, que nada hicieron por remediar los graves problemas de convivencia que surgieron tras su llegada, han deteriorado hasta tal punto la convivencia, que hoy día es el principal problema del Cabanyal.

 

En muchas ocasiones, estamos hablando de familias numerosas, que han ocupado viviendas sin las básicas condiciones de salubridad, es decir, sin agua, sin luz, sin cédula de habitabilidad, etc.

 

También existe el problema de las mafias que se aprovechan de la situación de las familias en riesgo de exclusión social para traficar con las casas ocupadas, exigiendo a estas familias una renta por viviendas ajenas e insalubres.

 

Por otro lado, algunas de estas casas han sido ocupadas con el único fin de utilizarlas para actividades ilícitas y delictivas como el tráfico de estupefacientes o narcosalas.

 

Con la llegada del nuevo equipo de gobierno municipal, los vecinos afectados por esta crítica situación, aguardaban un cambio en las políticas municipales, ya que el barrio del Cabanyal había sido uno de los pilares en la campaña electoral. Después de tres años del cambio de gobierno, los vecinos han visto frustradas sus esperanzas al no apreciarse actuaciones que revirtieran la situación. Incluso podríamos decir, que la convivencia ha empeorado, ya que la impunidad ante el incumplimiento de las normas básicas de convivencia, ha hecho empoderarse a los incívicos que persisten en su comportamiento, ya que nada se hace para impedir el continuo incumplimiento de las ordenanzas municipales.

 

En determinadas calles del Cabanyal-Canyamelar, zonas muy concretas y fácilmente identificables, se producen a diario, comportamientos incívicos que no serían permitidos en otros puntos de la ciudad, tales como:

 

– Partidos de fútbol a cualquier hora del día o de la noche, bajo nuestras ventanas y contra nuestras fachadas, protagonizados tanto por menores como por adultos. Estos no solo provocan la inevitable molestia a los vecinos que los sufren, sino también un considerable peligro en el transito de vehículos y personas.

 

– Música emitida por altavoces de descomunal potencia que hacen retumbar los cristales de las viviendas, pero que al parecer son invisibles a las fuerzas del orden, que pasan por su lado sin censurar la actuación de quienes los portan.

 

– Ocupación de la vía pública con mobiliario privado como, sillas, sillones, sofás, barbacoas, sombrillas, hamacas, piscinas hinchables, carritos de supermercado, etc.

 

– Publicitación de la venta de drogas “a voz en grito” sin ningún tipo de reserva a cualquier transeúnte que pase por estas calles, tanto por parte de menores como de adultos.

 

– Absentismo escolar de menores, que por las noches están en la calle a horas intempestivas y por la mañana no acuden a la escuela.

 

– Peleas de gallos en plena calle con apuestas incluidas y a plena luz del día.

 

– Reuniones espontáneas acompañadas de consumo de alcohol, cante y baile a altas horas de la madrugada, con la presencia de menores.

 

– El resultado de las citadas actividades incívicas, deriva en una acumulación de basura que fomenta una sensación de dejadez y desamparo, pese a que las brigadas municipales de limpieza hacen varios turnos para mantener limpias las calles. El problema no es la falta de limpieza, sino la falta de civismo.

 

Esta queja que le hacemos llegar, es el último eslabón de una larguísima cadena de reuniones, promesas, comunicados, actuaciones reivindicativas, ruedas de prensa, concentraciones, reclamaciones varias, asambleas vecinales, etc., que a lo largo de esta ardua etapa se han llevado a cabo por parte de los vecinos y vecinas del barrio, encabezados por la Plataforma Salvem El Cabanyal y la Asociación de Vecinos.

 

Precisamente en estos momentos, se ha elaborado un “Decálogo de normas de convivencia”, auspiciado por la concejalía de Políticas Inclusivas del Ayuntamiento de Valencia. En él se ha intentado recapitular unas normas básicas de convivencia a cumplir por parte de todos los vecinos del barrio, especialmente dirigidas a las minorías incívicas. No son unas normas de obligado cumplimiento, simplemente unas recomendaciones, cuyo incumplimiento, por sí mismo, atenta contra las ordenanzas municipales, que sí son obligado cumplir en todo el resto de la ciudad. Tanto la Plataforma Salvem el Cabanyal como la Asociación de Vecinos, hemos acudido puntualmente a las reuniones previas a la elaboración de este decálogo, viendo con decepción que la solución de los problemas de convivencia se dejan en manos del libre albedrío de quienes los provocan, sin atajar el conflicto de raíz.Consideramos que la realidad es mucho más sencilla: hay unas normas, hay que cumplirlas y no es una opción ignorarlas.

 

Nuestras quejas, denuncias y reivindicaciones van en defensa de nuestro derecho a la intimidad en el hogar, nuestro derecho a la salud física y mental afectada por la falta de descanso y que propicia que no podamos rendir convenientemente en nuestro trabajo, estudios o tareas cotidianas. Nuestro derecho a la protección medioambiental mermada por la contaminación acústica pertinaz, tanto de día como de noche.

 

Agotadas ya todas nuestras posibilidades, acudimos a usted con la esperanza de que pueda ayudarnos en la medida de sus posibilidades a paliar nuestra dramática situación por la falta de convivencia.

 

Aquí presentamos un dossier, que en buena parte resume, las actuaciones que se han llevado a cabo a lo largo de estos años por nuestra parte, con nulo resultado y en el que adjuntamos:

 

– Quejas por registro de entrada de vecinos afectados

 

– Quejas de Asociaciones cívicas del barrio a distintas concejalías

 

– Comunicados y ruedas de prensa

 

– Solicitudes de entrevistas con representantes municipales y autonómicos

 

– Intervenciones en plenos del Ayuntamiento

 

– Sentencias de otros defensores del pueblo

 

– Convocatoria de Asambleas vecinales para tratar estos temas

 

– Creación del GAM (Grupo de Ayuda Mutua) de afectados

 

– Conversaciones extraídas del chat del GAM que muestras la desesperación de los vecinos.

 

– Fotografías del estado de algunas zonas del barrio

 

– Videos de las actuaciones incívicas

 

– Facturas telefónicas donde se constatan las numerosas llamadas al 092 para requerir la presencia de la Policía Local por actos incívicos. La mayoría de ellas sin respuesta efectiva por parte de los cuerpos policiales, lo que redunda en la persistencia del problema, ya que quienes generan los ruidos y molestias, no son recriminados por ello.

 

También adjuntamos una lista de vecinos firmantes y solidarios con este problema de convivencia que viven en la denominada Zona 0. Son menos de los que quisiéramos, porque son pocos los vecinos con capacidad de firmar este documento, que siguen residiendo en estas calles, que se han ido vaciando de población a causa del continuo acoso al que se han visto y se ven sometidos

  

PLATAFORMA SALVEM EL CABANYAL

 

www.cabanyal.com/nou/queixa-sindic-de-greuges/?lang=es

 

_____

  

El decálogo de convivencia y la participación ciudadana

 

Con los procesos participativos las decisiones ganan legitimidad, representan un proyecto público y generan conocimiento y respeto entre la Administración y la ciudadanía. Pero ¿de qué participación ciudadana estamos hablando? Es evidente que sin el apoyo de la administración y sin la decisión de los gobernantes de promover y nutrir la participación creando condiciones para su ejercicio, ésta se debilita y pierde parte de su capacidad de incidir en las políticas públicas.

 

Ahora bien, las experiencias enseñan que el dilema de la participación desde arriba o desde abajo puede ser falso. En realidad, ambos polos de la relación son necesarios. La clave está en la forma como se articulan y consiguen un equilibrio que evite la hegemonía de alguno de los dos.

 

La Asociación de Vecinos/as y la Plataforma Salvem hemos participado en todas las reuniones a las que nos ha convocado el Ayuntamiento. Hemos participado sí, pero no ha habido receptividad, por parte de la administración, a la parte fundamental de nuestras propuestas y críticas.

Se ha reducido el proceso «participativo» a aprobar un decálogo y que le diéramos legitimidad con nuestras firmas. Un documento que sería un cheque en blanco a la propuesta del Ayuntamiento y de la concejalías responsables, porque preguntas como: ¿Qué están haciendo en este momento las entidades colaboradoras? ¿Qué acciones concretas se están tomando para evitar el acoso que sufren desde hace tanto tiempo vecinas/os de la llamada zona 0? ¿Qué se va a cambiar en las políticas aplicadas hasta ahora? Se quedaban sin respuesta. Simplemente teníamos que creer que se estaban haciendo cosas que no se podían hacer públicas.

 

Es por esto que, desafortunadamente, llegamos a la conclusión que hay una equivocación por parte de ciertas iniciativas políticas, que instrumentalizan la participación ciudadana para evitar asumir las responsabilidades políticas de sus decisiones. En un proceso participativo la ciudadanía está para participar, dando sus opiniones, sugerencias, propuestas, y por supuesto participar no implica que todos tengan que estar de acuerdo con lo que impone el promotor de la iniciativa que es el responsable de asumir sus éxitos o fracasos. Participar es un proceso complejo que cuando se simplifica o se sustituye por su simulacro se convierte en todo lo contrario de lo que pretende. Practicar la participación ciudadana de manera equivocada es uno de los grandes problemas que actualmente existe en algunas administraciones públicas.

 

Es por todo lo anterior que no estamos de acuerdo con el resultado de tantas reuniones. Al hacerse público el documento aparecen las entidades promotoras, entre las cuales se encuentran la Avv Cabanyal-Canyamelar y la Plataforma Salvem el Cabanyal, es por este hecho que hemos creido necesario expresar públicamente nuestra disconformidad. Podemos estar de acuerdo en algunas medidas que se tomen desde el ayuntamiento, pero no con que se publicite que el decálogo es fruto de la participación ciudadana tal y como la entendemos nosotras/os.

 

Faustino Villora

 

LEVANTE-EMV

 

www.levante-emv.com/opinion/2018/09/29/decalogo-convivenc...

 

___

CABANYAL ETERNO

 

Los vecinos se cansan de esperar la solución a sus problemas, con un tripartito que ha tenido 24 años para pensarla

  

El Cabanyal lleva bastante tiempo siendo titular de prensa, con diferentes noticias sobre las incontables mejoras, obras, reformas urbanísticas y sociales que se van a iniciar de manera inmediata. Sin embargo, seguimos otra realidad desde el corazón del barrio, con solares abandonados, vecinos teniendo que llamar a la policía por las noches para que cumpla las ordenanzas y para tener el derecho al descanso».

 

Las afirmaciones no son del firmante sino de la asociación de vecinos del Cabanyal, entidad decisiva en la paralización del plan urbanístico de Rita Barberá. Por lo tanto, nada sospechosa de sentir animadversión hacia los partidos que forman el tripartito encabezado por Compromís.

 

«Después de tres años no podemos seguir solamente de titulares de prensa de obras que se van realizar, queremos que las noticias sean de obras ejecutadas», termina un largo texto colgado en una red social, donde también hay palabras de comprensión por el largo trabajo que debe afrontarse.

 

Tres años es mucho para unos vecinos que esperaban mucho más, sobre todo desde un gobierno municipal que lo tiene todo de cara. Financiación sobrada, apoyo a los proyectos y un buenismo generalizado desde las asociaciones del Cabanyal y el Canyamelar. Los vecinos piensan, con razón, que podía haberse hecho mucho más.

 

Un gobierno municipal que presume hasta de tener miembros de Salvem el Cabanyal. Más de veinte años pregonando que había una alternativa mejor que la del PP para este parte del Marítimo y cuando llega la hora de la verdad, resulta que cometen errores de novato, siembran dudas sobre el futuro de las viviendas municipales (medio millar de propiedades) y tampoco tienen muy clara la solución al llamado «problema social», o sea, la marginación extrema en muchas calles, las ocupaciones ilegales y todo lo que eso supone para la convivencia diaria.

 

Por eso no extraña el documento colgado por la asociación de vecinos. Un rápido rastreo de lo que se opina en las redes sociales concluye con multitud de fotos-denuncia con basura en las calles pese al aumento de los barrenderos, además de la reivindicación del derecho al descanso. Es lo más evidente, constatar que la juerga nocturna en el Cabanyal es continua y lo más difícil de resolver.

 

De momento sólo se han visto obras de reurbanización, un dinero bien gastado en las calles principales del barrio. Apunta la asociación de vecinos en su comunicado que esperan desde 2016 la rehabilitación de un edificio en la calle de la Reina, 117 para un centro de servicios sociales. Ya les avanzo que la solución debe pivotar más por lo inmobiliario que en tener unas oficinas donde tramitar unas ayudas públicas.

 

El Plan ARRU ha funcionado bien y se dieron cientos de subvenciones para reformar viviendas, pero no se dice nada de los 12 millones que tiene sin tocar el gobierno municipal de recursos propios y vinculados al Plan EDUSI para este año. El Cabanyal debería estar plagado de grúas gracias a una primera línea privilegiada donde por las noches se escucha el rumo de las olas y unas calles interiores que esconden bellos edificios de arquitectura popular y modernista.

 

Por el contrario, el pequeño comercio sigue en retroceso, igual que en el resto de la ciudad, y los equipamientos públicos anunciados continúan en un papel, formando parte de un listado que no se ha trasladado a la realidad. Así es difícil que los vecinos confíen en el gobierno municipal y las elecciones son el próximo 26 de mayo. Dentro de poco, todo el pescado estará vendido, como se suele decir.

 

«Esperamos que después del período estival algunos de esos proyectos anunciados tantas veces se hagan realidad», se añade en el documento vecinal. El Consistorio tiene en agenda dos lotes de obras, pero sólo para obras de reurbanización.

 

La zona cero, repleta de solares, tendrá calles nuevas, pero si no se actúa en los edificios con la rehabilitación de viviendas públicas y se favorece el pequeño comercio de verdad, no sólo con la renovación del aire acondicionado del mercado del Cabanyal, las flamantes aceras, bancos y arbolado servirán de poco. Miento, serán útiles para colocar por las noches las hamacas y mesas plegables en las que poner un buen botellón y el equipo de música, acompañado de hogueras en invierno. Que moleste a los vecinos es lo de menos pese a que se cansen de decir que necesitan a descansar.

  

Paco Moreno

 

Lunes, 20 agosto 2018

 

www.lasprovincias.es/comunitat/opinion/paco-moreno-cabany...

  

___

 

CARTA OBERTA AL ALCALDE DE VALÈNCIA DEL GRUP D’AJUDA MUTUA “Zona 0”

 

Savem El Cabanyal - AV Cabanyal-Canyamelar

 

PLATAFORMA SALVEM EL CABANYAL – CANYAMELAR – CAP DE FRANÇA

 

ASSOCIACIÓ DE VEÏNS/NES DEL CABANYAL – CANYAMELAR

Cabanyal, a 21 de setembre de 2018

 

CARTA OBERTA AL ALCALDE DE VALÈNCIA DEL GRUP D’AJUDA MUTUA “Zona 0”

 

Sr. Ribó,

 

De vegades pensem que no li arriba la informació real del que està passant al Cabanyal. Perquè si no és així:

 

1.- No entenem les últimes declaracions que ha fet al comparar les reclamacions de les veïnes amenaçades i maltractades, amb “la senyora que protesta per les caques de gos”.

 

2.- No entenem com és possible que des de Serveis Socials no s’hagen posat en contacte amb les persones que estan amb unes condicions d’assajament, de maltractament, de falta de possibilitats de defensar-se, de protegir-se del què passa al voltant de les seues cases. No entenem on estan els Serveis Socials de l’Ajuntament de Valencia?

 

És per açò què, amb tot respecte, li recomanem la lectura de l’article que adjuntem. Segur què després ja no pensarà que la convivència millora ala Zona 0 del Cabanyal i altres punts conflictius del Canyamelar.

 

Sr. Alcalde, vinga a escoltar al veïnat del Cabanyal per conèixer l’opinió directa de la ciutadania respecte del que està passant. En l’últim any, convocats per vosté, hem anat a escoltar-lo a la plaça de la Creu, hem anat a escoltar-lo a l’Ateneu Marítim. Li demanem que ara siga vosté el que escolte a la ciutadania del Cabanyal – Canyamelar. Vinga a escoltar-nos. Estarem encantats de compartir amb vosté les nostres explicacions, la nostra esperança i les seues raons.

 

Ben atentament, Grup d’Ajuda Mutua

 

Plataforma Salvem El Cabanyal Canyamelar Cap de França

 

Associació de Veïnes/s Cabanyal Canyamelar

  

avvcabanyalcanyamelarblog.wordpress.com/carta-oberta-al-a...

  

En el Cabanyal-Canyamelar queremos la misma limpieza que en el resto de València, el mismo nivel de ruido, la misma tranquilidad para nosotros y nuestros hijos. Tenemos derecho a todo esto y el @AjuntamentVLC y la @policialocalvlc la obligación de hacerlo posible

 

___

 

NOTA DE PREMSA CONJUNTA: AVV CABANYAL – CANYAMELAR|SALVEM EL CABANYAL . Decàleg per la Convivència | 11 de setembre de 2018

Cabanyal, a 11 de setembre de 2018

 

Les organitzacions ciutadanes signants volem manifestar

 

1.- Que hem participat en la reunió celebrada hui en la trobada de veïnat i entitats implicades en el Decàleg per la Convivència

 

2.- Que davant la reiteracio amb la falta d’interés amb el compliment de les Ordenances Municipals i polítiques represives dels actes incívics i delictius que dia rere dia es produeixen al nostre barri, fet que suposa una permisivitat més què admissible, hem manifestat el nostre desistiment en estes trobadesen tant en quant no vejam aplicades noves mesures que garantisquen la pau, la convivència i el respecte dels Drets Fonamentals del veïnat. Drets i convivència que està assajada dia rere dia pels habitants incívics. Habitants que estan absolutament identificats i coneguts per tots.

 

2.- Que les persones majors amb dificultat de mobilitat que estan amenaçades estan completament desprotegides pels Serveis Socials. Sent esta qüestió d’important rellevància donat el punt on viuen i les vegades que hem fet arribar la situació a coneixement policial i social.

 

3.- Que reivindiquem l’aplicació de les mesures policials correctives necessàries per garantir la seguretat del veïnat, especialment de gent molt major que està amenaçada en les seues pròpies cases. No es tracta únicament que no puguen viure amb tranquil·litat, hem arribat al punt de les amenaces personals i atacs directes, com posar una mànega d’aigua pel finestral i inundar la casa.

 

4.- Que l’anterior reivindicació no està en contra de les accions socials què s’estimen complementaries. Ara bé, el ““bonisme”” sense més no pot substituir l’acció dels encarregats de la seguretat ciutadana que evite el abusos, amenaces i comportaments incívics quotidians que s’estan produint. I és que les polítiques aplicades fins este moment han tingut com a resultat un augment dels comportaments mafiosos a la zona.

 

5.- Que el contenidor que s’instal·là al carrer Escalante, es cert què a petició veïnal pensant que ajudaria a millorar la vida quotidiana del veïnat no ha donat el resultat esperat. I és què un “Reten” sense canvi en les polítiques de seguretat encomanades als cossos policials i sense un full clar de com tenen que actuar no serveix per a garantir l’aplicació de les Ordenances Municipals. Abans al contrari, han reafirmat el comportament incívic i mafios d’alguns habitants, han disminuït la confiança del veïnat i la moral dels cosos de seguretat.

 

És per tot açò que no anem continuar participant en les trobades del Decàleg de Convivència fins que no es faça efectiva un canvi en les mesures aplicades en quant l’incivisme que està arrelat a la Zona 0 del Cabanyal i altres punts del Cabanyal – Canyamelar (Rosari, Bloc, etc)

 

Continuem reivindicant el respecte dels Drets Fonamentals de tota la ciutadania. El fi de les amenaces a les persones que protesten perquè no poden viure a les seues cases. El fi de la venda de droga als carrers i a totes hores, especialment de nit.

 

Com li diguerem a l’Alcalde el 11 d’actubre de 2016, volem viure en pau i tranquilitat, volem viuere com vosté viu al seu barri.

 

Per cert, continua sense respondre a tres preguntes que le ferem després de les declaracions del 21 d’agost.

 

Qui està demanant que tiren a les persones de les seves cases?

Qui demana intervencions militars?

Qui no respecta diferents creences, costums i ètnies?

Ací enviem un recordatori delque deis després de l’entrevista del 11 d’octubre del 2016

 

– 11/10/2016. Reunió amb l’alcalde de València, Sr. Ribó

 

Sr. RIBÓ dijo A pesar de la complejidad del asunto, Ribó se ha fijado el final de año como horizonte para resolver el problema. Los vecinos aseguran estar esperanzados, convencidos de que la normalidad se recuperará y agradecen la receptividad del alcalde y las ediles que han estado en la reunión.

 

Podeu escoltar les declaracions al següent registre: cadenaser.com/emisora/2016/10/11/radio_valencia/147619617...

 

Ben cordialment,

 

Plataforma Salvem El Cabanyal Canyamelar Cap de França, Associació de Veïnes/s Cabanyal Canyamelar

  

avvcabanyalcanyamelarblog.wordpress.com/nota-de-premsa-co...

 

___

  

Las consecuencias del abandono de las viviendas y solares de propiedad pública en el Cabanyal es la principal causa de la degradación que está sufriendo el barrio. Y nuestros representantes políticos se limitan a hacer discursos que son incapaces de llevar a la práctica.

 

La falta de coordinación y decisiones políticas paraliza la regeneración del Cabanyal por parte del Govern de La Nau. No se puede gorbernar a base de ocurrencia, hace falta tener proyecto de gobierno y planeamiento justo lo q falta para afrontar los problemas del Cabanyal

  

Queixa Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana sobre problemas de convivencia e incivismo en el barrio del Cabanyal-Canyamelar

  

La queja presentada por la Plataforma SALVEM EL CABANYAL y la ASOCIACIÓN DE VECINOS DEL CABANYAL-CANYAMELAR, más los 50 firmantes en las hojas que se adjuntan, se hace en nombre y representación de los vecinos y vecinas del barrio del Cabanyal-Canyamelar afectados por los graves problemas de convivencia e incivismo que de forma reiterada, constante y persistente venimos sufriendo en nuestro ámbito privado y familiar.

 

Este problema se inicia hace más de 20 años, cuando se aprueba el PEPRI y comienza un planificado asedio a los vecinos residentes en una zona destinada, por el entonces equipo de gobierno municipal a la especulación inmobiliaria. Este proyecto suponía el derribo de más de 1.600 viviendas en el corazón del Cabanyal y por tanto la crónica de una muerte anunciada para el barrio.

 

Muchos vecinos del barrio resistieron en sus casas al pertinaz acoso, mientras que otros las abandonaron a su suerte viéndose incapaces de luchar contra la administración. Esto fue fundamental para el posterior deterioro, propiciado por la paralización de licencias para la rehabilitación de las casas, que a su vez redundó en elabandono de muchas de ellas.

 

A causa de esto, las casas vacías fueron ocupadas con el consentimiento y beneplácito del consistorio, que no dudó en aprovecharse de grupos desfavorecidos para lograr sus intereses especulativos. Estos nuevos habitantes del barrio, al amparo de la desidia de las actuaciones municipales, que nada hicieron por remediar los graves problemas de convivencia que surgieron tras su llegada, han deteriorado hasta tal punto la convivencia, que hoy día es el principal problema del Cabanyal.

 

En muchas ocasiones, estamos hablando de familias numerosas, que han ocupado viviendas sin las básicas condiciones de salubridad, es decir, sin agua, sin luz, sin cédula de habitabilidad, etc.

 

También existe el problema de las mafias que se aprovechan de la situación de las familias en riesgo de exclusión social para traficar con las casas ocupadas, exigiendo a estas familias una renta por viviendas ajenas e insalubres.

 

Por otro lado, algunas de estas casas han sido ocupadas con el único fin de utilizarlas para actividades ilícitas y delictivas como el tráfico de estupefacientes o narcosalas.

 

Con la llegada del nuevo equipo de gobierno municipal, los vecinos afectados por esta crítica situación, aguardaban un cambio en las políticas municipales, ya que el barrio del Cabanyal había sido uno de los pilares en la campaña electoral. Después de tres años del cambio de gobierno, los vecinos han visto frustradas sus esperanzas al no apreciarse actuaciones que revirtieran la situación. Incluso podríamos decir, que la convivencia ha empeorado, ya que la impunidad ante el incumplimiento de las normas básicas de convivencia, ha hecho empoderarse a los incívicos que persisten en su comportamiento, ya que nada se hace para impedir el continuo incumplimiento de las ordenanzas municipales.

 

En determinadas calles del Cabanyal-Canyamelar, zonas muy concretas y fácilmente identificables, se producen a diario, comportamientos incívicos que no serían permitidos en otros puntos de la ciudad, tales como:

 

– Partidos de fútbol a cualquier hora del día o de la noche, bajo nuestras ventanas y contra nuestras fachadas, protagonizados tanto por menores como por adultos. Estos no solo provocan la inevitable molestia a los vecinos que los sufren, sino también un considerable peligro en el transito de vehículos y personas.

 

– Música emitida por altavoces de descomunal potencia que hacen retumbar los cristales de las viviendas, pero que al parecer son invisibles a las fuerzas del orden, que pasan por su lado sin censurar la actuación de quienes los portan.

 

– Ocupación de la vía pública con mobiliario privado como, sillas, sillones, sofás, barbacoas, sombrillas, hamacas, piscinas hinchables, carritos de supermercado, etc.

 

– Publicitación de la venta de drogas “a voz en grito” sin ningún tipo de reserva a cualquier transeúnte que pase por estas calles, tanto por parte de menores como de adultos.

 

– Absentismo escolar de menores, que por las noches están en la calle a horas intempestivas y por la mañana no acuden a la escuela.

 

– Peleas de gallos en plena calle con apuestas incluidas y a plena luz del día.

 

– Reuniones espontáneas acompañadas de consumo de alcohol, cante y baile a altas horas de la madrugada, con la presencia de menores.

 

– El resultado de las citadas actividades incívicas, deriva en una acumulación de basura que fomenta una sensación de dejadez y desamparo, pese a que las brigadas municipales de limpieza hacen varios turnos para mantener limpias las calles. El problema no es la falta de limpieza, sino la falta de civismo.

 

Esta queja que le hacemos llegar, es el último eslabón de una larguísima cadena de reuniones, promesas, comunicados, actuaciones reivindicativas, ruedas de prensa, concentraciones, reclamaciones varias, asambleas vecinales, etc., que a lo largo de esta ardua etapa se han llevado a cabo por parte de los vecinos y vecinas del barrio, encabezados por la Plataforma Salvem El Cabanyal y la Asociación de Vecinos.

 

Precisamente en estos momentos, se ha elaborado un “Decálogo de normas de convivencia”, auspiciado por la concejalía de Políticas Inclusivas del Ayuntamiento de Valencia. En él se ha intentado recapitular unas normas básicas de convivencia a cumplir por parte de todos los vecinos del barrio, especialmente dirigidas a las minorías incívicas. No son unas normas de obligado cumplimiento, simplemente unas recomendaciones, cuyo incumplimiento, por sí mismo, atenta contra las ordenanzas municipales, que sí son obligado cumplir en todo el resto de la ciudad. Tanto la Plataforma Salvem el Cabanyal como la Asociación de Vecinos, hemos acudido puntualmente a las reuniones previas a la elaboración de este decálogo, viendo con decepción que la solución de los problemas de convivencia se dejan en manos del libre albedrío de quienes los provocan, sin atajar el conflicto de raíz.Consideramos que la realidad es mucho más sencilla: hay unas normas, hay que cumplirlas y no es una opción ignorarlas.

 

Nuestras quejas, denuncias y reivindicaciones van en defensa de nuestro derecho a la intimidad en el hogar, nuestro derecho a la salud física y mental afectada por la falta de descanso y que propicia que no podamos rendir convenientemente en nuestro trabajo, estudios o tareas cotidianas. Nuestro derecho a la protección medioambiental mermada por la contaminación acústica pertinaz, tanto de día como de noche.

 

Agotadas ya todas nuestras posibilidades, acudimos a usted con la esperanza de que pueda ayudarnos en la medida de sus posibilidades a paliar nuestra dramática situación por la falta de convivencia.

 

Aquí presentamos un dossier, que en buena parte resume, las actuaciones que se han llevado a cabo a lo largo de estos años por nuestra parte, con nulo resultado y en el que adjuntamos:

 

– Quejas por registro de entrada de vecinos afectados

 

– Quejas de Asociaciones cívicas del barrio a distintas concejalías

 

– Comunicados y ruedas de prensa

 

– Solicitudes de entrevistas con representantes municipales y autonómicos

 

– Intervenciones en plenos del Ayuntamiento

 

– Sentencias de otros defensores del pueblo

 

– Convocatoria de Asambleas vecinales para tratar estos temas

 

– Creación del GAM (Grupo de Ayuda Mutua) de afectados

 

– Conversaciones extraídas del chat del GAM que muestras la desesperación de los vecinos.

 

– Fotografías del estado de algunas zonas del barrio

 

– Videos de las actuaciones incívicas

 

– Facturas telefónicas donde se constatan las numerosas llamadas al 092 para requerir la presencia de la Policía Local por actos incívicos. La mayoría de ellas sin respuesta efectiva por parte de los cuerpos policiales, lo que redunda en la persistencia del problema, ya que quienes generan los ruidos y molestias, no son recriminados por ello.

 

También adjuntamos una lista de vecinos firmantes y solidarios con este problema de convivencia que viven en la denominada Zona 0. Son menos de los que quisiéramos, porque son pocos los vecinos con capacidad de firmar este documento, que siguen residiendo en estas calles, que se han ido vaciando de población a causa del continuo acoso al que se han visto y se ven sometidos

  

PLATAFORMA SALVEM EL CABANYAL

 

www.cabanyal.com/nou/queixa-sindic-de-greuges/?lang=es

 

_____

  

El decálogo de convivencia y la participación ciudadana

 

Con los procesos participativos las decisiones ganan legitimidad, representan un proyecto público y generan conocimiento y respeto entre la Administración y la ciudadanía. Pero ¿de qué participación ciudadana estamos hablando? Es evidente que sin el apoyo de la administración y sin la decisión de los gobernantes de promover y nutrir la participación creando condiciones para su ejercicio, ésta se debilita y pierde parte de su capacidad de incidir en las políticas públicas.

 

Ahora bien, las experiencias enseñan que el dilema de la participación desde arriba o desde abajo puede ser falso. En realidad, ambos polos de la relación son necesarios. La clave está en la forma como se articulan y consiguen un equilibrio que evite la hegemonía de alguno de los dos.

 

La Asociación de Vecinos/as y la Plataforma Salvem hemos participado en todas las reuniones a las que nos ha convocado el Ayuntamiento. Hemos participado sí, pero no ha habido receptividad, por parte de la administración, a la parte fundamental de nuestras propuestas y críticas.

Se ha reducido el proceso «participativo» a aprobar un decálogo y que le diéramos legitimidad con nuestras firmas. Un documento que sería un cheque en blanco a la propuesta del Ayuntamiento y de la concejalías responsables, porque preguntas como: ¿Qué están haciendo en este momento las entidades colaboradoras? ¿Qué acciones concretas se están tomando para evitar el acoso que sufren desde hace tanto tiempo vecinas/os de la llamada zona 0? ¿Qué se va a cambiar en las políticas aplicadas hasta ahora? Se quedaban sin respuesta. Simplemente teníamos que creer que se estaban haciendo cosas que no se podían hacer públicas.

 

Es por esto que, desafortunadamente, llegamos a la conclusión que hay una equivocación por parte de ciertas iniciativas políticas, que instrumentalizan la participación ciudadana para evitar asumir las responsabilidades políticas de sus decisiones. En un proceso participativo la ciudadanía está para participar, dando sus opiniones, sugerencias, propuestas, y por supuesto participar no implica que todos tengan que estar de acuerdo con lo que impone el promotor de la iniciativa que es el responsable de asumir sus éxitos o fracasos. Participar es un proceso complejo que cuando se simplifica o se sustituye por su simulacro se convierte en todo lo contrario de lo que pretende. Practicar la participación ciudadana de manera equivocada es uno de los grandes problemas que actualmente existe en algunas administraciones públicas.

 

Es por todo lo anterior que no estamos de acuerdo con el resultado de tantas reuniones. Al hacerse público el documento aparecen las entidades promotoras, entre las cuales se encuentran la Avv Cabanyal-Canyamelar y la Plataforma Salvem el Cabanyal, es por este hecho que hemos creido necesario expresar públicamente nuestra disconformidad. Podemos estar de acuerdo en algunas medidas que se tomen desde el ayuntamiento, pero no con que se publicite que el decálogo es fruto de la participación ciudadana tal y como la entendemos nosotras/os.

 

Faustino Villora

 

LEVANTE-EMV

 

www.levante-emv.com/opinion/2018/09/29/decalogo-convivenc...

 

___

CABANYAL ETERNO

 

Los vecinos se cansan de esperar la solución a sus problemas, con un tripartito que ha tenido 24 años para pensarla

  

El Cabanyal lleva bastante tiempo siendo titular de prensa, con diferentes noticias sobre las incontables mejoras, obras, reformas urbanísticas y sociales que se van a iniciar de manera inmediata. Sin embargo, seguimos otra realidad desde el corazón del barrio, con solares abandonados, vecinos teniendo que llamar a la policía por las noches para que cumpla las ordenanzas y para tener el derecho al descanso».

 

Las afirmaciones no son del firmante sino de la asociación de vecinos del Cabanyal, entidad decisiva en la paralización del plan urbanístico de Rita Barberá. Por lo tanto, nada sospechosa de sentir animadversión hacia los partidos que forman el tripartito encabezado por Compromís.

 

«Después de tres años no podemos seguir solamente de titulares de prensa de obras que se van realizar, queremos que las noticias sean de obras ejecutadas», termina un largo texto colgado en una red social, donde también hay palabras de comprensión por el largo trabajo que debe afrontarse.

 

Tres años es mucho para unos vecinos que esperaban mucho más, sobre todo desde un gobierno municipal que lo tiene todo de cara. Financiación sobrada, apoyo a los proyectos y un buenismo generalizado desde las asociaciones del Cabanyal y el Canyamelar. Los vecinos piensan, con razón, que podía haberse hecho mucho más.

 

Un gobierno municipal que presume hasta de tener miembros de Salvem el Cabanyal. Más de veinte años pregonando que había una alternativa mejor que la del PP para este parte del Marítimo y cuando llega la hora de la verdad, resulta que cometen errores de novato, siembran dudas sobre el futuro de las viviendas municipales (medio millar de propiedades) y tampoco tienen muy clara la solución al llamado «problema social», o sea, la marginación extrema en muchas calles, las ocupaciones ilegales y todo lo que eso supone para la convivencia diaria.

 

Por eso no extraña el documento colgado por la asociación de vecinos. Un rápido rastreo de lo que se opina en las redes sociales concluye con multitud de fotos-denuncia con basura en las calles pese al aumento de los barrenderos, además de la reivindicación del derecho al descanso. Es lo más evidente, constatar que la juerga nocturna en el Cabanyal es continua y lo más difícil de resolver.

 

De momento sólo se han visto obras de reurbanización, un dinero bien gastado en las calles principales del barrio. Apunta la asociación de vecinos en su comunicado que esperan desde 2016 la rehabilitación de un edificio en la calle de la Reina, 117 para un centro de servicios sociales. Ya les avanzo que la solución debe pivotar más por lo inmobiliario que en tener unas oficinas donde tramitar unas ayudas públicas.

 

El Plan ARRU ha funcionado bien y se dieron cientos de subvenciones para reformar viviendas, pero no se dice nada de los 12 millones que tiene sin tocar el gobierno municipal de recursos propios y vinculados al Plan EDUSI para este año. El Cabanyal debería estar plagado de grúas gracias a una primera línea privilegiada donde por las noches se escucha el rumo de las olas y unas calles interiores que esconden bellos edificios de arquitectura popular y modernista.

 

Por el contrario, el pequeño comercio sigue en retroceso, igual que en el resto de la ciudad, y los equipamientos públicos anunciados continúan en un papel, formando parte de un listado que no se ha trasladado a la realidad. Así es difícil que los vecinos confíen en el gobierno municipal y las elecciones son el próximo 26 de mayo. Dentro de poco, todo el pescado estará vendido, como se suele decir.

 

«Esperamos que después del período estival algunos de esos proyectos anunciados tantas veces se hagan realidad», se añade en el documento vecinal. El Consistorio tiene en agenda dos lotes de obras, pero sólo para obras de reurbanización.

 

La zona cero, repleta de solares, tendrá calles nuevas, pero si no se actúa en los edificios con la rehabilitación de viviendas públicas y se favorece el pequeño comercio de verdad, no sólo con la renovación del aire acondicionado del mercado del Cabanyal, las flamantes aceras, bancos y arbolado servirán de poco. Miento, serán útiles para colocar por las noches las hamacas y mesas plegables en las que poner un buen botellón y el equipo de música, acompañado de hogueras en invierno. Que moleste a los vecinos es lo de menos pese a que se cansen de decir que necesitan a descansar.

  

Paco Moreno

 

Lunes, 20 agosto 2018

 

www.lasprovincias.es/comunitat/opinion/paco-moreno-cabany...

  

___

 

CARTA OBERTA AL ALCALDE DE VALÈNCIA DEL GRUP D’AJUDA MUTUA “Zona 0”

 

Savem El Cabanyal - AV Cabanyal-Canyamelar

 

PLATAFORMA SALVEM EL CABANYAL – CANYAMELAR – CAP DE FRANÇA

 

ASSOCIACIÓ DE VEÏNS/NES DEL CABANYAL – CANYAMELAR

Cabanyal, a 21 de setembre de 2018

 

CARTA OBERTA AL ALCALDE DE VALÈNCIA DEL GRUP D’AJUDA MUTUA “Zona 0”

 

Sr. Ribó,

 

De vegades pensem que no li arriba la informació real del que està passant al Cabanyal. Perquè si no és així:

 

1.- No entenem les últimes declaracions que ha fet al comparar les reclamacions de les veïnes amenaçades i maltractades, amb “la senyora que protesta per les caques de gos”.

 

2.- No entenem com és possible que des de Serveis Socials no s’hagen posat en contacte amb les persones que estan amb unes condicions d’assajament, de maltractament, de falta de possibilitats de defensar-se, de protegir-se del què passa al voltant de les seues cases. No entenem on estan els Serveis Socials de l’Ajuntament de Valencia?

 

És per açò què, amb tot respecte, li recomanem la lectura de l’article que adjuntem. Segur què després ja no pensarà que la convivència millora ala Zona 0 del Cabanyal i altres punts conflictius del Canyamelar.

 

Sr. Alcalde, vinga a escoltar al veïnat del Cabanyal per conèixer l’opinió directa de la ciutadania respecte del que està passant. En l’últim any, convocats per vosté, hem anat a escoltar-lo a la plaça de la Creu, hem anat a escoltar-lo a l’Ateneu Marítim. Li demanem que ara siga vosté el que escolte a la ciutadania del Cabanyal – Canyamelar. Vinga a escoltar-nos. Estarem encantats de compartir amb vosté les nostres explicacions, la nostra esperança i les seues raons.

 

Ben atentament, Grup d’Ajuda Mutua

 

Plataforma Salvem El Cabanyal Canyamelar Cap de França

 

Associació de Veïnes/s Cabanyal Canyamelar

  

avvcabanyalcanyamelarblog.wordpress.com/carta-oberta-al-a...

  

En el Cabanyal-Canyamelar queremos la misma limpieza que en el resto de València, el mismo nivel de ruido, la misma tranquilidad para nosotros y nuestros hijos. Tenemos derecho a todo esto y el @AjuntamentVLC y la @policialocalvlc la obligación de hacerlo posible

 

___

 

NOTA DE PREMSA CONJUNTA: AVV CABANYAL – CANYAMELAR|SALVEM EL CABANYAL . Decàleg per la Convivència | 11 de setembre de 2018

Cabanyal, a 11 de setembre de 2018

 

Les organitzacions ciutadanes signants volem manifestar

 

1.- Que hem participat en la reunió celebrada hui en la trobada de veïnat i entitats implicades en el Decàleg per la Convivència

 

2.- Que davant la reiteracio amb la falta d’interés amb el compliment de les Ordenances Municipals i polítiques represives dels actes incívics i delictius que dia rere dia es produeixen al nostre barri, fet que suposa una permisivitat més què admissible, hem manifestat el nostre desistiment en estes trobadesen tant en quant no vejam aplicades noves mesures que garantisquen la pau, la convivència i el respecte dels Drets Fonamentals del veïnat. Drets i convivència que està assajada dia rere dia pels habitants incívics. Habitants que estan absolutament identificats i coneguts per tots.

 

2.- Que les persones majors amb dificultat de mobilitat que estan amenaçades estan completament desprotegides pels Serveis Socials. Sent esta qüestió d’important rellevància donat el punt on viuen i les vegades que hem fet arribar la situació a coneixement policial i social.

 

3.- Que reivindiquem l’aplicació de les mesures policials correctives necessàries per garantir la seguretat del veïnat, especialment de gent molt major que està amenaçada en les seues pròpies cases. No es tracta únicament que no puguen viure amb tranquil·litat, hem arribat al punt de les amenaces personals i atacs directes, com posar una mànega d’aigua pel finestral i inundar la casa.

 

4.- Que l’anterior reivindicació no està en contra de les accions socials què s’estimen complementaries. Ara bé, el ““bonisme”” sense més no pot substituir l’acció dels encarregats de la seguretat ciutadana que evite el abusos, amenaces i comportaments incívics quotidians que s’estan produint. I és que les polítiques aplicades fins este moment han tingut com a resultat un augment dels comportaments mafiosos a la zona.

 

5.- Que el contenidor que s’instal·là al carrer Escalante, es cert què a petició veïnal pensant que ajudaria a millorar la vida quotidiana del veïnat no ha donat el resultat esperat. I és què un “Reten” sense canvi en les polítiques de seguretat encomanades als cossos policials i sense un full clar de com tenen que actuar no serveix per a garantir l’aplicació de les Ordenances Municipals. Abans al contrari, han reafirmat el comportament incívic i mafios d’alguns habitants, han disminuït la confiança del veïnat i la moral dels cosos de seguretat.

 

És per tot açò que no anem continuar participant en les trobades del Decàleg de Convivència fins que no es faça efectiva un canvi en les mesures aplicades en quant l’incivisme que està arrelat a la Zona 0 del Cabanyal i altres punts del Cabanyal – Canyamelar (Rosari, Bloc, etc)

 

Continuem reivindicant el respecte dels Drets Fonamentals de tota la ciutadania. El fi de les amenaces a les persones que protesten perquè no poden viure a les seues cases. El fi de la venda de droga als carrers i a totes hores, especialment de nit.

 

Com li diguerem a l’Alcalde el 11 d’actubre de 2016, volem viure en pau i tranquilitat, volem viuere com vosté viu al seu barri.

 

Per cert, continua sense respondre a tres preguntes que le ferem després de les declaracions del 21 d’agost.

 

Qui està demanant que tiren a les persones de les seves cases?

Qui demana intervencions militars?

Qui no respecta diferents creences, costums i ètnies?

Ací enviem un recordatori delque deis després de l’entrevista del 11 d’octubre del 2016

 

– 11/10/2016. Reunió amb l’alcalde de València, Sr. Ribó

 

Sr. RIBÓ dijo A pesar de la complejidad del asunto, Ribó se ha fijado el final de año como horizonte para resolver el problema. Los vecinos aseguran estar esperanzados, convencidos de que la normalidad se recuperará y agradecen la receptividad del alcalde y las ediles que han estado en la reunión.

 

Podeu escoltar les declaracions al següent registre: cadenaser.com/emisora/2016/10/11/radio_valencia/147619617...

 

Ben cordialment,

 

Plataforma Salvem El Cabanyal Canyamelar Cap de França, Associació de Veïnes/s Cabanyal Canyamelar

  

avvcabanyalcanyamelarblog.wordpress.com/nota-de-premsa-co...

 

___

  

Las consecuencias del abandono de las viviendas y solares de propiedad pública en el Cabanyal es la principal causa de la degradación que está sufriendo el barrio. Y nuestros representantes políticos se limitan a hacer discursos que son incapaces de llevar a la práctica.

 

La falta de coordinación y decisiones políticas paraliza la regeneración del Cabanyal por parte del Govern de La Nau. No se puede gorbernar a base de ocurrencia, hace falta tener proyecto de gobierno y planeamiento justo lo q falta para afrontar los problemas del Cabanyal

  

Queixa Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana sobre problemas de convivencia e incivismo en el barrio del Cabanyal-Canyamelar

  

La queja presentada por la Plataforma SALVEM EL CABANYAL y la ASOCIACIÓN DE VECINOS DEL CABANYAL-CANYAMELAR, más los 50 firmantes en las hojas que se adjuntan, se hace en nombre y representación de los vecinos y vecinas del barrio del Cabanyal-Canyamelar afectados por los graves problemas de convivencia e incivismo que de forma reiterada, constante y persistente venimos sufriendo en nuestro ámbito privado y familiar.

 

Este problema se inicia hace más de 20 años, cuando se aprueba el PEPRI y comienza un planificado asedio a los vecinos residentes en una zona destinada, por el entonces equipo de gobierno municipal a la especulación inmobiliaria. Este proyecto suponía el derribo de más de 1.600 viviendas en el corazón del Cabanyal y por tanto la crónica de una muerte anunciada para el barrio.

 

Muchos vecinos del barrio resistieron en sus casas al pertinaz acoso, mientras que otros las abandonaron a su suerte viéndose incapaces de luchar contra la administración. Esto fue fundamental para el posterior deterioro, propiciado por la paralización de licencias para la rehabilitación de las casas, que a su vez redundó en elabandono de muchas de ellas.

 

A causa de esto, las casas vacías fueron ocupadas con el consentimiento y beneplácito del consistorio, que no dudó en aprovecharse de grupos desfavorecidos para lograr sus intereses especulativos. Estos nuevos habitantes del barrio, al amparo de la desidia de las actuaciones municipales, que nada hicieron por remediar los graves problemas de convivencia que surgieron tras su llegada, han deteriorado hasta tal punto la convivencia, que hoy día es el principal problema del Cabanyal.

 

En muchas ocasiones, estamos hablando de familias numerosas, que han ocupado viviendas sin las básicas condiciones de salubridad, es decir, sin agua, sin luz, sin cédula de habitabilidad, etc.

 

También existe el problema de las mafias que se aprovechan de la situación de las familias en riesgo de exclusión social para traficar con las casas ocupadas, exigiendo a estas familias una renta por viviendas ajenas e insalubres.

 

Por otro lado, algunas de estas casas han sido ocupadas con el único fin de utilizarlas para actividades ilícitas y delictivas como el tráfico de estupefacientes o narcosalas.

 

Con la llegada del nuevo equipo de gobierno municipal, los vecinos afectados por esta crítica situación, aguardaban un cambio en las políticas municipales, ya que el barrio del Cabanyal había sido uno de los pilares en la campaña electoral. Después de tres años del cambio de gobierno, los vecinos han visto frustradas sus esperanzas al no apreciarse actuaciones que revirtieran la situación. Incluso podríamos decir, que la convivencia ha empeorado, ya que la impunidad ante el incumplimiento de las normas básicas de convivencia, ha hecho empoderarse a los incívicos que persisten en su comportamiento, ya que nada se hace para impedir el continuo incumplimiento de las ordenanzas municipales.

 

En determinadas calles del Cabanyal-Canyamelar, zonas muy concretas y fácilmente identificables, se producen a diario, comportamientos incívicos que no serían permitidos en otros puntos de la ciudad, tales como:

 

– Partidos de fútbol a cualquier hora del día o de la noche, bajo nuestras ventanas y contra nuestras fachadas, protagonizados tanto por menores como por adultos. Estos no solo provocan la inevitable molestia a los vecinos que los sufren, sino también un considerable peligro en el transito de vehículos y personas.

 

– Música emitida por altavoces de descomunal potencia que hacen retumbar los cristales de las viviendas, pero que al parecer son invisibles a las fuerzas del orden, que pasan por su lado sin censurar la actuación de quienes los portan.

 

– Ocupación de la vía pública con mobiliario privado como, sillas, sillones, sofás, barbacoas, sombrillas, hamacas, piscinas hinchables, carritos de supermercado, etc.

 

– Publicitación de la venta de drogas “a voz en grito” sin ningún tipo de reserva a cualquier transeúnte que pase por estas calles, tanto por parte de menores como de adultos.

 

– Absentismo escolar de menores, que por las noches están en la calle a horas intempestivas y por la mañana no acuden a la escuela.

 

– Peleas de gallos en plena calle con apuestas incluidas y a plena luz del día.

 

– Reuniones espontáneas acompañadas de consumo de alcohol, cante y baile a altas horas de la madrugada, con la presencia de menores.

 

– El resultado de las citadas actividades incívicas, deriva en una acumulación de basura que fomenta una sensación de dejadez y desamparo, pese a que las brigadas municipales de limpieza hacen varios turnos para mantener limpias las calles. El problema no es la falta de limpieza, sino la falta de civismo.

 

Esta queja que le hacemos llegar, es el último eslabón de una larguísima cadena de reuniones, promesas, comunicados, actuaciones reivindicativas, ruedas de prensa, concentraciones, reclamaciones varias, asambleas vecinales, etc., que a lo largo de esta ardua etapa se han llevado a cabo por parte de los vecinos y vecinas del barrio, encabezados por la Plataforma Salvem El Cabanyal y la Asociación de Vecinos.

 

Precisamente en estos momentos, se ha elaborado un “Decálogo de normas de convivencia”, auspiciado por la concejalía de Políticas Inclusivas del Ayuntamiento de Valencia. En él se ha intentado recapitular unas normas básicas de convivencia a cumplir por parte de todos los vecinos del barrio, especialmente dirigidas a las minorías incívicas. No son unas normas de obligado cumplimiento, simplemente unas recomendaciones, cuyo incumplimiento, por sí mismo, atenta contra las ordenanzas municipales, que sí son obligado cumplir en todo el resto de la ciudad. Tanto la Plataforma Salvem el Cabanyal como la Asociación de Vecinos, hemos acudido puntualmente a las reuniones previas a la elaboración de este decálogo, viendo con decepción que la solución de los problemas de convivencia se dejan en manos del libre albedrío de quienes los provocan, sin atajar el conflicto de raíz.Consideramos que la realidad es mucho más sencilla: hay unas normas, hay que cumplirlas y no es una opción ignorarlas.

 

Nuestras quejas, denuncias y reivindicaciones van en defensa de nuestro derecho a la intimidad en el hogar, nuestro derecho a la salud física y mental afectada por la falta de descanso y que propicia que no podamos rendir convenientemente en nuestro trabajo, estudios o tareas cotidianas. Nuestro derecho a la protección medioambiental mermada por la contaminación acústica pertinaz, tanto de día como de noche.

 

Agotadas ya todas nuestras posibilidades, acudimos a usted con la esperanza de que pueda ayudarnos en la medida de sus posibilidades a paliar nuestra dramática situación por la falta de convivencia.

 

Aquí presentamos un dossier, que en buena parte resume, las actuaciones que se han llevado a cabo a lo largo de estos años por nuestra parte, con nulo resultado y en el que adjuntamos:

 

– Quejas por registro de entrada de vecinos afectados

 

– Quejas de Asociaciones cívicas del barrio a distintas concejalías

 

– Comunicados y ruedas de prensa

 

– Solicitudes de entrevistas con representantes municipales y autonómicos

 

– Intervenciones en plenos del Ayuntamiento

 

– Sentencias de otros defensores del pueblo

 

– Convocatoria de Asambleas vecinales para tratar estos temas

 

– Creación del GAM (Grupo de Ayuda Mutua) de afectados

 

– Conversaciones extraídas del chat del GAM que muestras la desesperación de los vecinos.

 

– Fotografías del estado de algunas zonas del barrio

 

– Videos de las actuaciones incívicas

 

– Facturas telefónicas donde se constatan las numerosas llamadas al 092 para requerir la presencia de la Policía Local por actos incívicos. La mayoría de ellas sin respuesta efectiva por parte de los cuerpos policiales, lo que redunda en la persistencia del problema, ya que quienes generan los ruidos y molestias, no son recriminados por ello.

 

También adjuntamos una lista de vecinos firmantes y solidarios con este problema de convivencia que viven en la denominada Zona 0. Son menos de los que quisiéramos, porque son pocos los vecinos con capacidad de firmar este documento, que siguen residiendo en estas calles, que se han ido vaciando de población a causa del continuo acoso al que se han visto y se ven sometidos

  

PLATAFORMA SALVEM EL CABANYAL

 

www.cabanyal.com/nou/queixa-sindic-de-greuges/?lang=es

 

_____

  

El decálogo de convivencia y la participación ciudadana

 

Con los procesos participativos las decisiones ganan legitimidad, representan un proyecto público y generan conocimiento y respeto entre la Administración y la ciudadanía. Pero ¿de qué participación ciudadana estamos hablando? Es evidente que sin el apoyo de la administración y sin la decisión de los gobernantes de promover y nutrir la participación creando condiciones para su ejercicio, ésta se debilita y pierde parte de su capacidad de incidir en las políticas públicas.

 

Ahora bien, las experiencias enseñan que el dilema de la participación desde arriba o desde abajo puede ser falso. En realidad, ambos polos de la relación son necesarios. La clave está en la forma como se articulan y consiguen un equilibrio que evite la hegemonía de alguno de los dos.

 

La Asociación de Vecinos/as y la Plataforma Salvem hemos participado en todas las reuniones a las que nos ha convocado el Ayuntamiento. Hemos participado sí, pero no ha habido receptividad, por parte de la administración, a la parte fundamental de nuestras propuestas y críticas.

Se ha reducido el proceso «participativo» a aprobar un decálogo y que le diéramos legitimidad con nuestras firmas. Un documento que sería un cheque en blanco a la propuesta del Ayuntamiento y de la concejalías responsables, porque preguntas como: ¿Qué están haciendo en este momento las entidades colaboradoras? ¿Qué acciones concretas se están tomando para evitar el acoso que sufren desde hace tanto tiempo vecinas/os de la llamada zona 0? ¿Qué se va a cambiar en las políticas aplicadas hasta ahora? Se quedaban sin respuesta. Simplemente teníamos que creer que se estaban haciendo cosas que no se podían hacer públicas.

 

Es por esto que, desafortunadamente, llegamos a la conclusión que hay una equivocación por parte de ciertas iniciativas políticas, que instrumentalizan la participación ciudadana para evitar asumir las responsabilidades políticas de sus decisiones. En un proceso participativo la ciudadanía está para participar, dando sus opiniones, sugerencias, propuestas, y por supuesto participar no implica que todos tengan que estar de acuerdo con lo que impone el promotor de la iniciativa que es el responsable de asumir sus éxitos o fracasos. Participar es un proceso complejo que cuando se simplifica o se sustituye por su simulacro se convierte en todo lo contrario de lo que pretende. Practicar la participación ciudadana de manera equivocada es uno de los grandes problemas que actualmente existe en algunas administraciones públicas.

 

Es por todo lo anterior que no estamos de acuerdo con el resultado de tantas reuniones. Al hacerse público el documento aparecen las entidades promotoras, entre las cuales se encuentran la Avv Cabanyal-Canyamelar y la Plataforma Salvem el Cabanyal, es por este hecho que hemos creido necesario expresar públicamente nuestra disconformidad. Podemos estar de acuerdo en algunas medidas que se tomen desde el ayuntamiento, pero no con que se publicite que el decálogo es fruto de la participación ciudadana tal y como la entendemos nosotras/os.

 

Faustino Villora

 

LEVANTE-EMV

 

www.levante-emv.com/opinion/2018/09/29/decalogo-convivenc...

 

___

CABANYAL ETERNO

 

Los vecinos se cansan de esperar la solución a sus problemas, con un tripartito que ha tenido 24 años para pensarla

  

El Cabanyal lleva bastante tiempo siendo titular de prensa, con diferentes noticias sobre las incontables mejoras, obras, reformas urbanísticas y sociales que se van a iniciar de manera inmediata. Sin embargo, seguimos otra realidad desde el corazón del barrio, con solares abandonados, vecinos teniendo que llamar a la policía por las noches para que cumpla las ordenanzas y para tener el derecho al descanso».

 

Las afirmaciones no son del firmante sino de la asociación de vecinos del Cabanyal, entidad decisiva en la paralización del plan urbanístico de Rita Barberá. Por lo tanto, nada sospechosa de sentir animadversión hacia los partidos que forman el tripartito encabezado por Compromís.

 

«Después de tres años no podemos seguir solamente de titulares de prensa de obras que se van realizar, queremos que las noticias sean de obras ejecutadas», termina un largo texto colgado en una red social, donde también hay palabras de comprensión por el largo trabajo que debe afrontarse.

 

Tres años es mucho para unos vecinos que esperaban mucho más, sobre todo desde un gobierno municipal que lo tiene todo de cara. Financiación sobrada, apoyo a los proyectos y un buenismo generalizado desde las asociaciones del Cabanyal y el Canyamelar. Los vecinos piensan, con razón, que podía haberse hecho mucho más.

 

Un gobierno municipal que presume hasta de tener miembros de Salvem el Cabanyal. Más de veinte años pregonando que había una alternativa mejor que la del PP para este parte del Marítimo y cuando llega la hora de la verdad, resulta que cometen errores de novato, siembran dudas sobre el futuro de las viviendas municipales (medio millar de propiedades) y tampoco tienen muy clara la solución al llamado «problema social», o sea, la marginación extrema en muchas calles, las ocupaciones ilegales y todo lo que eso supone para la convivencia diaria.

 

Por eso no extraña el documento colgado por la asociación de vecinos. Un rápido rastreo de lo que se opina en las redes sociales concluye con multitud de fotos-denuncia con basura en las calles pese al aumento de los barrenderos, además de la reivindicación del derecho al descanso. Es lo más evidente, constatar que la juerga nocturna en el Cabanyal es continua y lo más difícil de resolver.

 

De momento sólo se han visto obras de reurbanización, un dinero bien gastado en las calles principales del barrio. Apunta la asociación de vecinos en su comunicado que esperan desde 2016 la rehabilitación de un edificio en la calle de la Reina, 117 para un centro de servicios sociales. Ya les avanzo que la solución debe pivotar más por lo inmobiliario que en tener unas oficinas donde tramitar unas ayudas públicas.

 

El Plan ARRU ha funcionado bien y se dieron cientos de subvenciones para reformar viviendas, pero no se dice nada de los 12 millones que tiene sin tocar el gobierno municipal de recursos propios y vinculados al Plan EDUSI para este año. El Cabanyal debería estar plagado de grúas gracias a una primera línea privilegiada donde por las noches se escucha el rumo de las olas y unas calles interiores que esconden bellos edificios de arquitectura popular y modernista.

 

Por el contrario, el pequeño comercio sigue en retroceso, igual que en el resto de la ciudad, y los equipamientos públicos anunciados continúan en un papel, formando parte de un listado que no se ha trasladado a la realidad. Así es difícil que los vecinos confíen en el gobierno municipal y las elecciones son el próximo 26 de mayo. Dentro de poco, todo el pescado estará vendido, como se suele decir.

 

«Esperamos que después del período estival algunos de esos proyectos anunciados tantas veces se hagan realidad», se añade en el documento vecinal. El Consistorio tiene en agenda dos lotes de obras, pero sólo para obras de reurbanización.

 

La zona cero, repleta de solares, tendrá calles nuevas, pero si no se actúa en los edificios con la rehabilitación de viviendas públicas y se favorece el pequeño comercio de verdad, no sólo con la renovación del aire acondicionado del mercado del Cabanyal, las flamantes aceras, bancos y arbolado servirán de poco. Miento, serán útiles para colocar por las noches las hamacas y mesas plegables en las que poner un buen botellón y el equipo de música, acompañado de hogueras en invierno. Que moleste a los vecinos es lo de menos pese a que se cansen de decir que necesitan a descansar.

  

Paco Moreno

 

Lunes, 20 agosto 2018

 

www.lasprovincias.es/comunitat/opinion/paco-moreno-cabany...

  

___

 

CARTA OBERTA AL ALCALDE DE VALÈNCIA DEL GRUP D’AJUDA MUTUA “Zona 0”

 

Savem El Cabanyal - AV Cabanyal-Canyamelar

 

PLATAFORMA SALVEM EL CABANYAL – CANYAMELAR – CAP DE FRANÇA

 

ASSOCIACIÓ DE VEÏNS/NES DEL CABANYAL – CANYAMELAR

Cabanyal, a 21 de setembre de 2018

 

CARTA OBERTA AL ALCALDE DE VALÈNCIA DEL GRUP D’AJUDA MUTUA “Zona 0”

 

Sr. Ribó,

 

De vegades pensem que no li arriba la informació real del que està passant al Cabanyal. Perquè si no és així:

 

1.- No entenem les últimes declaracions que ha fet al comparar les reclamacions de les veïnes amenaçades i maltractades, amb “la senyora que protesta per les caques de gos”.

 

2.- No entenem com és possible que des de Serveis Socials no s’hagen posat en contacte amb les persones que estan amb unes condicions d’assajament, de maltractament, de falta de possibilitats de defensar-se, de protegir-se del què passa al voltant de les seues cases. No entenem on estan els Serveis Socials de l’Ajuntament de Valencia?

 

És per açò què, amb tot respecte, li recomanem la lectura de l’article que adjuntem. Segur què després ja no pensarà que la convivència millora ala Zona 0 del Cabanyal i altres punts conflictius del Canyamelar.

 

Sr. Alcalde, vinga a escoltar al veïnat del Cabanyal per conèixer l’opinió directa de la ciutadania respecte del que està passant. En l’últim any, convocats per vosté, hem anat a escoltar-lo a la plaça de la Creu, hem anat a escoltar-lo a l’Ateneu Marítim. Li demanem que ara siga vosté el que escolte a la ciutadania del Cabanyal – Canyamelar. Vinga a escoltar-nos. Estarem encantats de compartir amb vosté les nostres explicacions, la nostra esperança i les seues raons.

 

Ben atentament, Grup d’Ajuda Mutua

 

Plataforma Salvem El Cabanyal Canyamelar Cap de França

 

Associació de Veïnes/s Cabanyal Canyamelar

  

avvcabanyalcanyamelarblog.wordpress.com/carta-oberta-al-a...

  

En el Cabanyal-Canyamelar queremos la misma limpieza que en el resto de València, el mismo nivel de ruido, la misma tranquilidad para nosotros y nuestros hijos. Tenemos derecho a todo esto y el @AjuntamentVLC y la @policialocalvlc la obligación de hacerlo posible

 

___

 

NOTA DE PREMSA CONJUNTA: AVV CABANYAL – CANYAMELAR|SALVEM EL CABANYAL . Decàleg per la Convivència | 11 de setembre de 2018

Cabanyal, a 11 de setembre de 2018

 

Les organitzacions ciutadanes signants volem manifestar

 

1.- Que hem participat en la reunió celebrada hui en la trobada de veïnat i entitats implicades en el Decàleg per la Convivència

 

2.- Que davant la reiteracio amb la falta d’interés amb el compliment de les Ordenances Municipals i polítiques represives dels actes incívics i delictius que dia rere dia es produeixen al nostre barri, fet que suposa una permisivitat més què admissible, hem manifestat el nostre desistiment en estes trobadesen tant en quant no vejam aplicades noves mesures que garantisquen la pau, la convivència i el respecte dels Drets Fonamentals del veïnat. Drets i convivència que està assajada dia rere dia pels habitants incívics. Habitants que estan absolutament identificats i coneguts per tots.

 

2.- Que les persones majors amb dificultat de mobilitat que estan amenaçades estan completament desprotegides pels Serveis Socials. Sent esta qüestió d’important rellevància donat el punt on viuen i les vegades que hem fet arribar la situació a coneixement policial i social.

 

3.- Que reivindiquem l’aplicació de les mesures policials correctives necessàries per garantir la seguretat del veïnat, especialment de gent molt major que està amenaçada en les seues pròpies cases. No es tracta únicament que no puguen viure amb tranquil·litat, hem arribat al punt de les amenaces personals i atacs directes, com posar una mànega d’aigua pel finestral i inundar la casa.

 

4.- Que l’anterior reivindicació no està en contra de les accions socials què s’estimen complementaries. Ara bé, el ““bonisme”” sense més no pot substituir l’acció dels encarregats de la seguretat ciutadana que evite el abusos, amenaces i comportaments incívics quotidians que s’estan produint. I és que les polítiques aplicades fins este moment han tingut com a resultat un augment dels comportaments mafiosos a la zona.

 

5.- Que el contenidor que s’instal·là al carrer Escalante, es cert què a petició veïnal pensant que ajudaria a millorar la vida quotidiana del veïnat no ha donat el resultat esperat. I és què un “Reten” sense canvi en les polítiques de seguretat encomanades als cossos policials i sense un full clar de com tenen que actuar no serveix per a garantir l’aplicació de les Ordenances Municipals. Abans al contrari, han reafirmat el comportament incívic i mafios d’alguns habitants, han disminuït la confiança del veïnat i la moral dels cosos de seguretat.

 

És per tot açò que no anem continuar participant en les trobades del Decàleg de Convivència fins que no es faça efectiva un canvi en les mesures aplicades en quant l’incivisme que està arrelat a la Zona 0 del Cabanyal i altres punts del Cabanyal – Canyamelar (Rosari, Bloc, etc)

 

Continuem reivindicant el respecte dels Drets Fonamentals de tota la ciutadania. El fi de les amenaces a les persones que protesten perquè no poden viure a les seues cases. El fi de la venda de droga als carrers i a totes hores, especialment de nit.

 

Com li diguerem a l’Alcalde el 11 d’actubre de 2016, volem viure en pau i tranquilitat, volem viuere com vosté viu al seu barri.

 

Per cert, continua sense respondre a tres preguntes que le ferem després de les declaracions del 21 d’agost.

 

Qui està demanant que tiren a les persones de les seves cases?

Qui demana intervencions militars?

Qui no respecta diferents creences, costums i ètnies?

Ací enviem un recordatori delque deis després de l’entrevista del 11 d’octubre del 2016

 

– 11/10/2016. Reunió amb l’alcalde de València, Sr. Ribó

 

Sr. RIBÓ dijo A pesar de la complejidad del asunto, Ribó se ha fijado el final de año como horizonte para resolver el problema. Los vecinos aseguran estar esperanzados, convencidos de que la normalidad se recuperará y agradecen la receptividad del alcalde y las ediles que han estado en la reunión.

 

Podeu escoltar les declaracions al següent registre: cadenaser.com/emisora/2016/10/11/radio_valencia/147619617...

 

Ben cordialment,

 

Plataforma Salvem El Cabanyal Canyamelar Cap de França, Associació de Veïnes/s Cabanyal Canyamelar

  

avvcabanyalcanyamelarblog.wordpress.com/nota-de-premsa-co...

 

___

  

Las consecuencias del abandono de las viviendas y solares de propiedad pública en el Cabanyal es la principal causa de la degradación que está sufriendo el barrio. Y nuestros representantes políticos se limitan a hacer discursos que son incapaces de llevar a la práctica.

 

La falta de coordinación y decisiones políticas paraliza la regeneración del Cabanyal por parte del Govern de La Nau. No se puede gorbernar a base de ocurrencia, hace falta tener proyecto de gobierno y planeamiento justo lo q falta para afrontar los problemas del Cabanyal

  

Queixa Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana sobre problemas de convivencia e incivismo en el barrio del Cabanyal-Canyamelar

  

La queja presentada por la Plataforma SALVEM EL CABANYAL y la ASOCIACIÓN DE VECINOS DEL CABANYAL-CANYAMELAR, más los 50 firmantes en las hojas que se adjuntan, se hace en nombre y representación de los vecinos y vecinas del barrio del Cabanyal-Canyamelar afectados por los graves problemas de convivencia e incivismo que de forma reiterada, constante y persistente venimos sufriendo en nuestro ámbito privado y familiar.

 

Este problema se inicia hace más de 20 años, cuando se aprueba el PEPRI y comienza un planificado asedio a los vecinos residentes en una zona destinada, por el entonces equipo de gobierno municipal a la especulación inmobiliaria. Este proyecto suponía el derribo de más de 1.600 viviendas en el corazón del Cabanyal y por tanto la crónica de una muerte anunciada para el barrio.

 

Muchos vecinos del barrio resistieron en sus casas al pertinaz acoso, mientras que otros las abandonaron a su suerte viéndose incapaces de luchar contra la administración. Esto fue fundamental para el posterior deterioro, propiciado por la paralización de licencias para la rehabilitación de las casas, que a su vez redundó en elabandono de muchas de ellas.

 

A causa de esto, las casas vacías fueron ocupadas con el consentimiento y beneplácito del consistorio, que no dudó en aprovecharse de grupos desfavorecidos para lograr sus intereses especulativos. Estos nuevos habitantes del barrio, al amparo de la desidia de las actuaciones municipales, que nada hicieron por remediar los graves problemas de convivencia que surgieron tras su llegada, han deteriorado hasta tal punto la convivencia, que hoy día es el principal problema del Cabanyal.

 

En muchas ocasiones, estamos hablando de familias numerosas, que han ocupado viviendas sin las básicas condiciones de salubridad, es decir, sin agua, sin luz, sin cédula de habitabilidad, etc.

 

También existe el problema de las mafias que se aprovechan de la situación de las familias en riesgo de exclusión social para traficar con las casas ocupadas, exigiendo a estas familias una renta por viviendas ajenas e insalubres.

 

Por otro lado, algunas de estas casas han sido ocupadas con el único fin de utilizarlas para actividades ilícitas y delictivas como el tráfico de estupefacientes o narcosalas.

 

Con la llegada del nuevo equipo de gobierno municipal, los vecinos afectados por esta crítica situación, aguardaban un cambio en las políticas municipales, ya que el barrio del Cabanyal había sido uno de los pilares en la campaña electoral. Después de tres años del cambio de gobierno, los vecinos han visto frustradas sus esperanzas al no apreciarse actuaciones que revirtieran la situación. Incluso podríamos decir, que la convivencia ha empeorado, ya que la impunidad ante el incumplimiento de las normas básicas de convivencia, ha hecho empoderarse a los incívicos que persisten en su comportamiento, ya que nada se hace para impedir el continuo incumplimiento de las ordenanzas municipales.

 

En determinadas calles del Cabanyal-Canyamelar, zonas muy concretas y fácilmente identificables, se producen a diario, comportamientos incívicos que no serían permitidos en otros puntos de la ciudad, tales como:

 

– Partidos de fútbol a cualquier hora del día o de la noche, bajo nuestras ventanas y contra nuestras fachadas, protagonizados tanto por menores como por adultos. Estos no solo provocan la inevitable molestia a los vecinos que los sufren, sino también un considerable peligro en el transito de vehículos y personas.

 

– Música emitida por altavoces de descomunal potencia que hacen retumbar los cristales de las viviendas, pero que al parecer son invisibles a las fuerzas del orden, que pasan por su lado sin censurar la actuación de quienes los portan.

 

– Ocupación de la vía pública con mobiliario privado como, sillas, sillones, sofás, barbacoas, sombrillas, hamacas, piscinas hinchables, carritos de supermercado, etc.

 

– Publicitación de la venta de drogas “a voz en grito” sin ningún tipo de reserva a cualquier transeúnte que pase por estas calles, tanto por parte de menores como de adultos.

 

– Absentismo escolar de menores, que por las noches están en la calle a horas intempestivas y por la mañana no acuden a la escuela.

 

– Peleas de gallos en plena calle con apuestas incluidas y a plena luz del día.

 

– Reuniones espontáneas acompañadas de consumo de alcohol, cante y baile a altas horas de la madrugada, con la presencia de menores.

 

– El resultado de las citadas actividades incívicas, deriva en una acumulación de basura que fomenta una sensación de dejadez y desamparo, pese a que las brigadas municipales de limpieza hacen varios turnos para mantener limpias las calles. El problema no es la falta de limpieza, sino la falta de civismo.

 

Esta queja que le hacemos llegar, es el último eslabón de una larguísima cadena de reuniones, promesas, comunicados, actuaciones reivindicativas, ruedas de prensa, concentraciones, reclamaciones varias, asambleas vecinales, etc., que a lo largo de esta ardua etapa se han llevado a cabo por parte de los vecinos y vecinas del barrio, encabezados por la Plataforma Salvem El Cabanyal y la Asociación de Vecinos.

 

Precisamente en estos momentos, se ha elaborado un “Decálogo de normas de convivencia”, auspiciado por la concejalía de Políticas Inclusivas del Ayuntamiento de Valencia. En él se ha intentado recapitular unas normas básicas de convivencia a cumplir por parte de todos los vecinos del barrio, especialmente dirigidas a las minorías incívicas. No son unas normas de obligado cumplimiento, simplemente unas recomendaciones, cuyo incumplimiento, por sí mismo, atenta contra las ordenanzas municipales, que sí son obligado cumplir en todo el resto de la ciudad. Tanto la Plataforma Salvem el Cabanyal como la Asociación de Vecinos, hemos acudido puntualmente a las reuniones previas a la elaboración de este decálogo, viendo con decepción que la solución de los problemas de convivencia se dejan en manos del libre albedrío de quienes los provocan, sin atajar el conflicto de raíz.Consideramos que la realidad es mucho más sencilla: hay unas normas, hay que cumplirlas y no es una opción ignorarlas.

 

Nuestras quejas, denuncias y reivindicaciones van en defensa de nuestro derecho a la intimidad en el hogar, nuestro derecho a la salud física y mental afectada por la falta de descanso y que propicia que no podamos rendir convenientemente en nuestro trabajo, estudios o tareas cotidianas. Nuestro derecho a la protección medioambiental mermada por la contaminación acústica pertinaz, tanto de día como de noche.

 

Agotadas ya todas nuestras posibilidades, acudimos a usted con la esperanza de que pueda ayudarnos en la medida de sus posibilidades a paliar nuestra dramática situación por la falta de convivencia.

 

Aquí presentamos un dossier, que en buena parte resume, las actuaciones que se han llevado a cabo a lo largo de estos años por nuestra parte, con nulo resultado y en el que adjuntamos:

 

– Quejas por registro de entrada de vecinos afectados

 

– Quejas de Asociaciones cívicas del barrio a distintas concejalías

 

– Comunicados y ruedas de prensa

 

– Solicitudes de entrevistas con representantes municipales y autonómicos

 

– Intervenciones en plenos del Ayuntamiento

 

– Sentencias de otros defensores del pueblo

 

– Convocatoria de Asambleas vecinales para tratar estos temas

 

– Creación del GAM (Grupo de Ayuda Mutua) de afectados

 

– Conversaciones extraídas del chat del GAM que muestras la desesperación de los vecinos.

 

– Fotografías del estado de algunas zonas del barrio

 

– Videos de las actuaciones incívicas

 

– Facturas telefónicas donde se constatan las numerosas llamadas al 092 para requerir la presencia de la Policía Local por actos incívicos. La mayoría de ellas sin respuesta efectiva por parte de los cuerpos policiales, lo que redunda en la persistencia del problema, ya que quienes generan los ruidos y molestias, no son recriminados por ello.

 

También adjuntamos una lista de vecinos firmantes y solidarios con este problema de convivencia que viven en la denominada Zona 0. Son menos de los que quisiéramos, porque son pocos los vecinos con capacidad de firmar este documento, que siguen residiendo en estas calles, que se han ido vaciando de población a causa del continuo acoso al que se han visto y se ven sometidos

  

PLATAFORMA SALVEM EL CABANYAL

 

www.cabanyal.com/nou/queixa-sindic-de-greuges/?lang=es

 

_____

  

El decálogo de convivencia y la participación ciudadana

 

Con los procesos participativos las decisiones ganan legitimidad, representan un proyecto público y generan conocimiento y respeto entre la Administración y la ciudadanía. Pero ¿de qué participación ciudadana estamos hablando? Es evidente que sin el apoyo de la administración y sin la decisión de los gobernantes de promover y nutrir la participación creando condiciones para su ejercicio, ésta se debilita y pierde parte de su capacidad de incidir en las políticas públicas.

 

Ahora bien, las experiencias enseñan que el dilema de la participación desde arriba o desde abajo puede ser falso. En realidad, ambos polos de la relación son necesarios. La clave está en la forma como se articulan y consiguen un equilibrio que evite la hegemonía de alguno de los dos.

 

La Asociación de Vecinos/as y la Plataforma Salvem hemos participado en todas las reuniones a las que nos ha convocado el Ayuntamiento. Hemos participado sí, pero no ha habido receptividad, por parte de la administración, a la parte fundamental de nuestras propuestas y críticas.

Se ha reducido el proceso «participativo» a aprobar un decálogo y que le diéramos legitimidad con nuestras firmas. Un documento que sería un cheque en blanco a la propuesta del Ayuntamiento y de la concejalías responsables, porque preguntas como: ¿Qué están haciendo en este momento las entidades colaboradoras? ¿Qué acciones concretas se están tomando para evitar el acoso que sufren desde hace tanto tiempo vecinas/os de la llamada zona 0? ¿Qué se va a cambiar en las políticas aplicadas hasta ahora? Se quedaban sin respuesta. Simplemente teníamos que creer que se estaban haciendo cosas que no se podían hacer públicas.

 

Es por esto que, desafortunadamente, llegamos a la conclusión que hay una equivocación por parte de ciertas iniciativas políticas, que instrumentalizan la participación ciudadana para evitar asumir las responsabilidades políticas de sus decisiones. En un proceso participativo la ciudadanía está para participar, dando sus opiniones, sugerencias, propuestas, y por supuesto participar no implica que todos tengan que estar de acuerdo con lo que impone el promotor de la iniciativa que es el responsable de asumir sus éxitos o fracasos. Participar es un proceso complejo que cuando se simplifica o se sustituye por su simulacro se convierte en todo lo contrario de lo que pretende. Practicar la participación ciudadana de manera equivocada es uno de los grandes problemas que actualmente existe en algunas administraciones públicas.

 

Es por todo lo anterior que no estamos de acuerdo con el resultado de tantas reuniones. Al hacerse público el documento aparecen las entidades promotoras, entre las cuales se encuentran la Avv Cabanyal-Canyamelar y la Plataforma Salvem el Cabanyal, es por este hecho que hemos creido necesario expresar públicamente nuestra disconformidad. Podemos estar de acuerdo en algunas medidas que se tomen desde el ayuntamiento, pero no con que se publicite que el decálogo es fruto de la participación ciudadana tal y como la entendemos nosotras/os.

 

Faustino Villora

 

LEVANTE-EMV

 

www.levante-emv.com/opinion/2018/09/29/decalogo-convivenc...

 

___

CABANYAL ETERNO

 

Los vecinos se cansan de esperar la solución a sus problemas, con un tripartito que ha tenido 24 años para pensarla

  

El Cabanyal lleva bastante tiempo siendo titular de prensa, con diferentes noticias sobre las incontables mejoras, obras, reformas urbanísticas y sociales que se van a iniciar de manera inmediata. Sin embargo, seguimos otra realidad desde el corazón del barrio, con solares abandonados, vecinos teniendo que llamar a la policía por las noches para que cumpla las ordenanzas y para tener el derecho al descanso».

 

Las afirmaciones no son del firmante sino de la asociación de vecinos del Cabanyal, entidad decisiva en la paralización del plan urbanístico de Rita Barberá. Por lo tanto, nada sospechosa de sentir animadversión hacia los partidos que forman el tripartito encabezado por Compromís.

 

«Después de tres años no podemos seguir solamente de titulares de prensa de obras que se van realizar, queremos que las noticias sean de obras ejecutadas», termina un largo texto colgado en una red social, donde también hay palabras de comprensión por el largo trabajo que debe afrontarse.

 

Tres años es mucho para unos vecinos que esperaban mucho más, sobre todo desde un gobierno municipal que lo tiene todo de cara. Financiación sobrada, apoyo a los proyectos y un buenismo generalizado desde las asociaciones del Cabanyal y el Canyamelar. Los vecinos piensan, con razón, que podía haberse hecho mucho más.

 

Un gobierno municipal que presume hasta de tener miembros de Salvem el Cabanyal. Más de veinte años pregonando que había una alternativa mejor que la del PP para este parte del Marítimo y cuando llega la hora de la verdad, resulta que cometen errores de novato, siembran dudas sobre el futuro de las viviendas municipales (medio millar de propiedades) y tampoco tienen muy clara la solución al llamado «problema social», o sea, la marginación extrema en muchas calles, las ocupaciones ilegales y todo lo que eso supone para la convivencia diaria.

 

Por eso no extraña el documento colgado por la asociación de vecinos. Un rápido rastreo de lo que se opina en las redes sociales concluye con multitud de fotos-denuncia con basura en las calles pese al aumento de los barrenderos, además de la reivindicación del derecho al descanso. Es lo más evidente, constatar que la juerga nocturna en el Cabanyal es continua y lo más difícil de resolver.

 

De momento sólo se han visto obras de reurbanización, un dinero bien gastado en las calles principales del barrio. Apunta la asociación de vecinos en su comunicado que esperan desde 2016 la rehabilitación de un edificio en la calle de la Reina, 117 para un centro de servicios sociales. Ya les avanzo que la solución debe pivotar más por lo inmobiliario que en tener unas oficinas donde tramitar unas ayudas públicas.

 

El Plan ARRU ha funcionado bien y se dieron cientos de subvenciones para reformar viviendas, pero no se dice nada de los 12 millones que tiene sin tocar el gobierno municipal de recursos propios y vinculados al Plan EDUSI para este año. El Cabanyal debería estar plagado de grúas gracias a una primera línea privilegiada donde por las noches se escucha el rumo de las olas y unas calles interiores que esconden bellos edificios de arquitectura popular y modernista.

 

Por el contrario, el pequeño comercio sigue en retroceso, igual que en el resto de la ciudad, y los equipamientos públicos anunciados continúan en un papel, formando parte de un listado que no se ha trasladado a la realidad. Así es difícil que los vecinos confíen en el gobierno municipal y las elecciones son el próximo 26 de mayo. Dentro de poco, todo el pescado estará vendido, como se suele decir.

 

«Esperamos que después del período estival algunos de esos proyectos anunciados tantas veces se hagan realidad», se añade en el documento vecinal. El Consistorio tiene en agenda dos lotes de obras, pero sólo para obras de reurbanización.

 

La zona cero, repleta de solares, tendrá calles nuevas, pero si no se actúa en los edificios con la rehabilitación de viviendas públicas y se favorece el pequeño comercio de verdad, no sólo con la renovación del aire acondicionado del mercado del Cabanyal, las flamantes aceras, bancos y arbolado servirán de poco. Miento, serán útiles para colocar por las noches las hamacas y mesas plegables en las que poner un buen botellón y el equipo de música, acompañado de hogueras en invierno. Que moleste a los vecinos es lo de menos pese a que se cansen de decir que necesitan a descansar.

  

Paco Moreno

 

Lunes, 20 agosto 2018

 

www.lasprovincias.es/comunitat/opinion/paco-moreno-cabany...

  

___

 

CARTA OBERTA AL ALCALDE DE VALÈNCIA DEL GRUP D’AJUDA MUTUA “Zona 0”

 

Savem El Cabanyal - AV Cabanyal-Canyamelar

 

PLATAFORMA SALVEM EL CABANYAL – CANYAMELAR – CAP DE FRANÇA

 

ASSOCIACIÓ DE VEÏNS/NES DEL CABANYAL – CANYAMELAR

Cabanyal, a 21 de setembre de 2018

 

CARTA OBERTA AL ALCALDE DE VALÈNCIA DEL GRUP D’AJUDA MUTUA “Zona 0”

 

Sr. Ribó,

 

De vegades pensem que no li arriba la informació real del que està passant al Cabanyal. Perquè si no és així:

 

1.- No entenem les últimes declaracions que ha fet al comparar les reclamacions de les veïnes amenaçades i maltractades, amb “la senyora que protesta per les caques de gos”.

 

2.- No entenem com és possible que des de Serveis Socials no s’hagen posat en contacte amb les persones que estan amb unes condicions d’assajament, de maltractament, de falta de possibilitats de defensar-se, de protegir-se del què passa al voltant de les seues cases. No entenem on estan els Serveis Socials de l’Ajuntament de Valencia?

 

És per açò què, amb tot respecte, li recomanem la lectura de l’article que adjuntem. Segur què després ja no pensarà que la convivència millora ala Zona 0 del Cabanyal i altres punts conflictius del Canyamelar.

 

Sr. Alcalde, vinga a escoltar al veïnat del Cabanyal per conèixer l’opinió directa de la ciutadania respecte del que està passant. En l’últim any, convocats per vosté, hem anat a escoltar-lo a la plaça de la Creu, hem anat a escoltar-lo a l’Ateneu Marítim. Li demanem que ara siga vosté el que escolte a la ciutadania del Cabanyal – Canyamelar. Vinga a escoltar-nos. Estarem encantats de compartir amb vosté les nostres explicacions, la nostra esperança i les seues raons.

 

Ben atentament, Grup d’Ajuda Mutua

 

Plataforma Salvem El Cabanyal Canyamelar Cap de França

 

Associació de Veïnes/s Cabanyal Canyamelar

  

avvcabanyalcanyamelarblog.wordpress.com/carta-oberta-al-a...

  

En el Cabanyal-Canyamelar queremos la misma limpieza que en el resto de València, el mismo nivel de ruido, la misma tranquilidad para nosotros y nuestros hijos. Tenemos derecho a todo esto y el @AjuntamentVLC y la @policialocalvlc la obligación de hacerlo posible

 

___

 

NOTA DE PREMSA CONJUNTA: AVV CABANYAL – CANYAMELAR|SALVEM EL CABANYAL . Decàleg per la Convivència | 11 de setembre de 2018

Cabanyal, a 11 de setembre de 2018

 

Les organitzacions ciutadanes signants volem manifestar

 

1.- Que hem participat en la reunió celebrada hui en la trobada de veïnat i entitats implicades en el Decàleg per la Convivència

 

2.- Que davant la reiteracio amb la falta d’interés amb el compliment de les Ordenances Municipals i polítiques represives dels actes incívics i delictius que dia rere dia es produeixen al nostre barri, fet que suposa una permisivitat més què admissible, hem manifestat el nostre desistiment en estes trobadesen tant en quant no vejam aplicades noves mesures que garantisquen la pau, la convivència i el respecte dels Drets Fonamentals del veïnat. Drets i convivència que està assajada dia rere dia pels habitants incívics. Habitants que estan absolutament identificats i coneguts per tots.

 

2.- Que les persones majors amb dificultat de mobilitat que estan amenaçades estan completament desprotegides pels Serveis Socials. Sent esta qüestió d’important rellevància donat el punt on viuen i les vegades que hem fet arribar la situació a coneixement policial i social.

 

3.- Que reivindiquem l’aplicació de les mesures policials correctives necessàries per garantir la seguretat del veïnat, especialment de gent molt major que està amenaçada en les seues pròpies cases. No es tracta únicament que no puguen viure amb tranquil·litat, hem arribat al punt de les amenaces personals i atacs directes, com posar una mànega d’aigua pel finestral i inundar la casa.

 

4.- Que l’anterior reivindicació no està en contra de les accions socials què s’estimen complementaries. Ara bé, el ““bonisme”” sense més no pot substituir l’acció dels encarregats de la seguretat ciutadana que evite el abusos, amenaces i comportaments incívics quotidians que s’estan produint. I és que les polítiques aplicades fins este moment han tingut com a resultat un augment dels comportaments mafiosos a la zona.

 

5.- Que el contenidor que s’instal·là al carrer Escalante, es cert què a petició veïnal pensant que ajudaria a millorar la vida quotidiana del veïnat no ha donat el resultat esperat. I és què un “Reten” sense canvi en les polítiques de seguretat encomanades als cossos policials i sense un full clar de com tenen que actuar no serveix per a garantir l’aplicació de les Ordenances Municipals. Abans al contrari, han reafirmat el comportament incívic i mafios d’alguns habitants, han disminuït la confiança del veïnat i la moral dels cosos de seguretat.

 

És per tot açò que no anem continuar participant en les trobades del Decàleg de Convivència fins que no es faça efectiva un canvi en les mesures aplicades en quant l’incivisme que està arrelat a la Zona 0 del Cabanyal i altres punts del Cabanyal – Canyamelar (Rosari, Bloc, etc)

 

Continuem reivindicant el respecte dels Drets Fonamentals de tota la ciutadania. El fi de les amenaces a les persones que protesten perquè no poden viure a les seues cases. El fi de la venda de droga als carrers i a totes hores, especialment de nit.

 

Com li diguerem a l’Alcalde el 11 d’actubre de 2016, volem viure en pau i tranquilitat, volem viuere com vosté viu al seu barri.

 

Per cert, continua sense respondre a tres preguntes que le ferem després de les declaracions del 21 d’agost.

 

Qui està demanant que tiren a les persones de les seves cases?

Qui demana intervencions militars?

Qui no respecta diferents creences, costums i ètnies?

Ací enviem un recordatori delque deis després de l’entrevista del 11 d’octubre del 2016

 

– 11/10/2016. Reunió amb l’alcalde de València, Sr. Ribó

 

Sr. RIBÓ dijo A pesar de la complejidad del asunto, Ribó se ha fijado el final de año como horizonte para resolver el problema. Los vecinos aseguran estar esperanzados, convencidos de que la normalidad se recuperará y agradecen la receptividad del alcalde y las ediles que han estado en la reunión.

 

Podeu escoltar les declaracions al següent registre: cadenaser.com/emisora/2016/10/11/radio_valencia/147619617...

 

Ben cordialment,

 

Plataforma Salvem El Cabanyal Canyamelar Cap de França, Associació de Veïnes/s Cabanyal Canyamelar

  

avvcabanyalcanyamelarblog.wordpress.com/nota-de-premsa-co...

 

___

  

Las consecuencias del abandono de las viviendas y solares de propiedad pública en el Cabanyal es la principal causa de la degradación que está sufriendo el barrio. Y nuestros representantes políticos se limitan a hacer discursos que son incapaces de llevar a la práctica.

 

La falta de coordinación y decisiones políticas paraliza la regeneración del Cabanyal por parte del Govern de La Nau. No se puede gorbernar a base de ocurrencia, hace falta tener proyecto de gobierno y planeamiento justo lo q falta para afrontar los problemas del Cabanyal

  

Queixa Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana sobre problemas de convivencia e incivismo en el barrio del Cabanyal-Canyamelar

  

La queja presentada por la Plataforma SALVEM EL CABANYAL y la ASOCIACIÓN DE VECINOS DEL CABANYAL-CANYAMELAR, más los 50 firmantes en las hojas que se adjuntan, se hace en nombre y representación de los vecinos y vecinas del barrio del Cabanyal-Canyamelar afectados por los graves problemas de convivencia e incivismo que de forma reiterada, constante y persistente venimos sufriendo en nuestro ámbito privado y familiar.

 

Este problema se inicia hace más de 20 años, cuando se aprueba el PEPRI y comienza un planificado asedio a los vecinos residentes en una zona destinada, por el entonces equipo de gobierno municipal a la especulación inmobiliaria. Este proyecto suponía el derribo de más de 1.600 viviendas en el corazón del Cabanyal y por tanto la crónica de una muerte anunciada para el barrio.

 

Muchos vecinos del barrio resistieron en sus casas al pertinaz acoso, mientras que otros las abandonaron a su suerte viéndose incapaces de luchar contra la administración. Esto fue fundamental para el posterior deterioro, propiciado por la paralización de licencias para la rehabilitación de las casas, que a su vez redundó en elabandono de muchas de ellas.

 

A causa de esto, las casas vacías fueron ocupadas con el consentimiento y beneplácito del consistorio, que no dudó en aprovecharse de grupos desfavorecidos para lograr sus intereses especulativos. Estos nuevos habitantes del barrio, al amparo de la desidia de las actuaciones municipales, que nada hicieron por remediar los graves problemas de convivencia que surgieron tras su llegada, han deteriorado hasta tal punto la convivencia, que hoy día es el principal problema del Cabanyal.

 

En muchas ocasiones, estamos hablando de familias numerosas, que han ocupado viviendas sin las básicas condiciones de salubridad, es decir, sin agua, sin luz, sin cédula de habitabilidad, etc.

 

También existe el problema de las mafias que se aprovechan de la situación de las familias en riesgo de exclusión social para traficar con las casas ocupadas, exigiendo a estas familias una renta por viviendas ajenas e insalubres.

 

Por otro lado, algunas de estas casas han sido ocupadas con el único fin de utilizarlas para actividades ilícitas y delictivas como el tráfico de estupefacientes o narcosalas.

 

Con la llegada del nuevo equipo de gobierno municipal, los vecinos afectados por esta crítica situación, aguardaban un cambio en las políticas municipales, ya que el barrio del Cabanyal había sido uno de los pilares en la campaña electoral. Después de tres años del cambio de gobierno, los vecinos han visto frustradas sus esperanzas al no apreciarse actuaciones que revirtieran la situación. Incluso podríamos decir, que la convivencia ha empeorado, ya que la impunidad ante el incumplimiento de las normas básicas de convivencia, ha hecho empoderarse a los incívicos que persisten en su comportamiento, ya que nada se hace para impedir el continuo incumplimiento de las ordenanzas municipales.

 

En determinadas calles del Cabanyal-Canyamelar, zonas muy concretas y fácilmente identificables, se producen a diario, comportamientos incívicos que no serían permitidos en otros puntos de la ciudad, tales como:

 

– Partidos de fútbol a cualquier hora del día o de la noche, bajo nuestras ventanas y contra nuestras fachadas, protagonizados tanto por menores como por adultos. Estos no solo provocan la inevitable molestia a los vecinos que los sufren, sino también un considerable peligro en el transito de vehículos y personas.

 

– Música emitida por altavoces de descomunal potencia que hacen retumbar los cristales de las viviendas, pero que al parecer son invisibles a las fuerzas del orden, que pasan por su lado sin censurar la actuación de quienes los portan.

 

– Ocupación de la vía pública con mobiliario privado como, sillas, sillones, sofás, barbacoas, sombrillas, hamacas, piscinas hinchables, carritos de supermercado, etc.

 

– Publicitación de la venta de drogas “a voz en grito” sin ningún tipo de reserva a cualquier transeúnte que pase por estas calles, tanto por parte de menores como de adultos.

 

– Absentismo escolar de menores, que por las noches están en la calle a horas intempestivas y por la mañana no acuden a la escuela.

 

– Peleas de gallos en plena calle con apuestas incluidas y a plena luz del día.

 

– Reuniones espontáneas acompañadas de consumo de alcohol, cante y baile a altas horas de la madrugada, con la presencia de menores.

 

– El resultado de las citadas actividades incívicas, deriva en una acumulación de basura que fomenta una sensación de dejadez y desamparo, pese a que las brigadas municipales de limpieza hacen varios turnos para mantener limpias las calles. El problema no es la falta de limpieza, sino la falta de civismo.

 

Esta queja que le hacemos llegar, es el último eslabón de una larguísima cadena de reuniones, promesas, comunicados, actuaciones reivindicativas, ruedas de prensa, concentraciones, reclamaciones varias, asambleas vecinales, etc., que a lo largo de esta ardua etapa se han llevado a cabo por parte de los vecinos y vecinas del barrio, encabezados por la Plataforma Salvem El Cabanyal y la Asociación de Vecinos.

 

Precisamente en estos momentos, se ha elaborado un “Decálogo de normas de convivencia”, auspiciado por la concejalía de Políticas Inclusivas del Ayuntamiento de Valencia. En él se ha intentado recapitular unas normas básicas de convivencia a cumplir por parte de todos los vecinos del barrio, especialmente dirigidas a las minorías incívicas. No son unas normas de obligado cumplimiento, simplemente unas recomendaciones, cuyo incumplimiento, por sí mismo, atenta contra las ordenanzas municipales, que sí son obligado cumplir en todo el resto de la ciudad. Tanto la Plataforma Salvem el Cabanyal como la Asociación de Vecinos, hemos acudido puntualmente a las reuniones previas a la elaboración de este decálogo, viendo con decepción que la solución de los problemas de convivencia se dejan en manos del libre albedrío de quienes los provocan, sin atajar el conflicto de raíz.Consideramos que la realidad es mucho más sencilla: hay unas normas, hay que cumplirlas y no es una opción ignorarlas.

 

Nuestras quejas, denuncias y reivindicaciones van en defensa de nuestro derecho a la intimidad en el hogar, nuestro derecho a la salud física y mental afectada por la falta de descanso y que propicia que no podamos rendir convenientemente en nuestro trabajo, estudios o tareas cotidianas. Nuestro derecho a la protección medioambiental mermada por la contaminación acústica pertinaz, tanto de día como de noche.

 

Agotadas ya todas nuestras posibilidades, acudimos a usted con la esperanza de que pueda ayudarnos en la medida de sus posibilidades a paliar nuestra dramática situación por la falta de convivencia.

 

Aquí presentamos un dossier, que en buena parte resume, las actuaciones que se han llevado a cabo a lo largo de estos años por nuestra parte, con nulo resultado y en el que adjuntamos:

 

– Quejas por registro de entrada de vecinos afectados

 

– Quejas de Asociaciones cívicas del barrio a distintas concejalías

 

– Comunicados y ruedas de prensa

 

– Solicitudes de entrevistas con representantes municipales y autonómicos

 

– Intervenciones en plenos del Ayuntamiento

 

– Sentencias de otros defensores del pueblo

 

– Convocatoria de Asambleas vecinales para tratar estos temas

 

– Creación del GAM (Grupo de Ayuda Mutua) de afectados

 

– Conversaciones extraídas del chat del GAM que muestras la desesperación de los vecinos.

 

– Fotografías del estado de algunas zonas del barrio

 

– Videos de las actuaciones incívicas

 

– Facturas telefónicas donde se constatan las numerosas llamadas al 092 para requerir la presencia de la Policía Local por actos incívicos. La mayoría de ellas sin respuesta efectiva por parte de los cuerpos policiales, lo que redunda en la persistencia del problema, ya que quienes generan los ruidos y molestias, no son recriminados por ello.

 

También adjuntamos una lista de vecinos firmantes y solidarios con este problema de convivencia que viven en la denominada Zona 0. Son menos de los que quisiéramos, porque son pocos los vecinos con capacidad de firmar este documento, que siguen residiendo en estas calles, que se han ido vaciando de población a causa del continuo acoso al que se han visto y se ven sometidos

  

PLATAFORMA SALVEM EL CABANYAL

 

www.cabanyal.com/nou/queixa-sindic-de-greuges/?lang=es

 

_____

  

El decálogo de convivencia y la participación ciudadana

 

Con los procesos participativos las decisiones ganan legitimidad, representan un proyecto público y generan conocimiento y respeto entre la Administración y la ciudadanía. Pero ¿de qué participación ciudadana estamos hablando? Es evidente que sin el apoyo de la administración y sin la decisión de los gobernantes de promover y nutrir la participación creando condiciones para su ejercicio, ésta se debilita y pierde parte de su capacidad de incidir en las políticas públicas.

 

Ahora bien, las experiencias enseñan que el dilema de la participación desde arriba o desde abajo puede ser falso. En realidad, ambos polos de la relación son necesarios. La clave está en la forma como se articulan y consiguen un equilibrio que evite la hegemonía de alguno de los dos.

 

La Asociación de Vecinos/as y la Plataforma Salvem hemos participado en todas las reuniones a las que nos ha convocado el Ayuntamiento. Hemos participado sí, pero no ha habido receptividad, por parte de la administración, a la parte fundamental de nuestras propuestas y críticas.

Se ha reducido el proceso «participativo» a aprobar un decálogo y que le diéramos legitimidad con nuestras firmas. Un documento que sería un cheque en blanco a la propuesta del Ayuntamiento y de la concejalías responsables, porque preguntas como: ¿Qué están haciendo en este momento las entidades colaboradoras? ¿Qué acciones concretas se están tomando para evitar el acoso que sufren desde hace tanto tiempo vecinas/os de la llamada zona 0? ¿Qué se va a cambiar en las políticas aplicadas hasta ahora? Se quedaban sin respuesta. Simplemente teníamos que creer que se estaban haciendo cosas que no se podían hacer públicas.

 

Es por esto que, desafortunadamente, llegamos a la conclusión que hay una equivocación por parte de ciertas iniciativas políticas, que instrumentalizan la participación ciudadana para evitar asumir las responsabilidades políticas de sus decisiones. En un proceso participativo la ciudadanía está para participar, dando sus opiniones, sugerencias, propuestas, y por supuesto participar no implica que todos tengan que estar de acuerdo con lo que impone el promotor de la iniciativa que es el responsable de asumir sus éxitos o fracasos. Participar es un proceso complejo que cuando se simplifica o se sustituye por su simulacro se convierte en todo lo contrario de lo que pretende. Practicar la participación ciudadana de manera equivocada es uno de los grandes problemas que actualmente existe en algunas administraciones públicas.

 

Es por todo lo anterior que no estamos de acuerdo con el resultado de tantas reuniones. Al hacerse público el documento aparecen las entidades promotoras, entre las cuales se encuentran la Avv Cabanyal-Canyamelar y la Plataforma Salvem el Cabanyal, es por este hecho que hemos creido necesario expresar públicamente nuestra disconformidad. Podemos estar de acuerdo en algunas medidas que se tomen desde el ayuntamiento, pero no con que se publicite que el decálogo es fruto de la participación ciudadana tal y como la entendemos nosotras/os.

 

Faustino Villora

 

LEVANTE-EMV

 

www.levante-emv.com/opinion/2018/09/29/decalogo-convivenc...

 

___

CABANYAL ETERNO

 

Los vecinos se cansan de esperar la solución a sus problemas, con un tripartito que ha tenido 24 años para pensarla

  

El Cabanyal lleva bastante tiempo siendo titular de prensa, con diferentes noticias sobre las incontables mejoras, obras, reformas urbanísticas y sociales que se van a iniciar de manera inmediata. Sin embargo, seguimos otra realidad desde el corazón del barrio, con solares abandonados, vecinos teniendo que llamar a la policía por las noches para que cumpla las ordenanzas y para tener el derecho al descanso».

 

Las afirmaciones no son del firmante sino de la asociación de vecinos del Cabanyal, entidad decisiva en la paralización del plan urbanístico de Rita Barberá. Por lo tanto, nada sospechosa de sentir animadversión hacia los partidos que forman el tripartito encabezado por Compromís.

 

«Después de tres años no podemos seguir solamente de titulares de prensa de obras que se van realizar, queremos que las noticias sean de obras ejecutadas», termina un largo texto colgado en una red social, donde también hay palabras de comprensión por el largo trabajo que debe afrontarse.

 

Tres años es mucho para unos vecinos que esperaban mucho más, sobre todo desde un gobierno municipal que lo tiene todo de cara. Financiación sobrada, apoyo a los proyectos y un buenismo generalizado desde las asociaciones del Cabanyal y el Canyamelar. Los vecinos piensan, con razón, que podía haberse hecho mucho más.

 

Un gobierno municipal que presume hasta de tener miembros de Salvem el Cabanyal. Más de veinte años pregonando que había una alternativa mejor que la del PP para este parte del Marítimo y cuando llega la hora de la verdad, resulta que cometen errores de novato, siembran dudas sobre el futuro de las viviendas municipales (medio millar de propiedades) y tampoco tienen muy clara la solución al llamado «problema social», o sea, la marginación extrema en muchas calles, las ocupaciones ilegales y todo lo que eso supone para la convivencia diaria.

 

Por eso no extraña el documento colgado por la asociación de vecinos. Un rápido rastreo de lo que se opina en las redes sociales concluye con multitud de fotos-denuncia con basura en las calles pese al aumento de los barrenderos, además de la reivindicación del derecho al descanso. Es lo más evidente, constatar que la juerga nocturna en el Cabanyal es continua y lo más difícil de resolver.

 

De momento sólo se han visto obras de reurbanización, un dinero bien gastado en las calles principales del barrio. Apunta la asociación de vecinos en su comunicado que esperan desde 2016 la rehabilitación de un edificio en la calle de la Reina, 117 para un centro de servicios sociales. Ya les avanzo que la solución debe pivotar más por lo inmobiliario que en tener unas oficinas donde tramitar unas ayudas públicas.

 

El Plan ARRU ha funcionado bien y se dieron cientos de subvenciones para reformar viviendas, pero no se dice nada de los 12 millones que tiene sin tocar el gobierno municipal de recursos propios y vinculados al Plan EDUSI para este año. El Cabanyal debería estar plagado de grúas gracias a una primera línea privilegiada donde por las noches se escucha el rumo de las olas y unas calles interiores que esconden bellos edificios de arquitectura popular y modernista.

 

Por el contrario, el pequeño comercio sigue en retroceso, igual que en el resto de la ciudad, y los equipamientos públicos anunciados continúan en un papel, formando parte de un listado que no se ha trasladado a la realidad. Así es difícil que los vecinos confíen en el gobierno municipal y las elecciones son el próximo 26 de mayo. Dentro de poco, todo el pescado estará vendido, como se suele decir.

 

«Esperamos que después del período estival algunos de esos proyectos anunciados tantas veces se hagan realidad», se añade en el documento vecinal. El Consistorio tiene en agenda dos lotes de obras, pero sólo para obras de reurbanización.

 

La zona cero, repleta de solares, tendrá calles nuevas, pero si no se actúa en los edificios con la rehabilitación de viviendas públicas y se favorece el pequeño comercio de verdad, no sólo con la renovación del aire acondicionado del mercado del Cabanyal, las flamantes aceras, bancos y arbolado servirán de poco. Miento, serán útiles para colocar por las noches las hamacas y mesas plegables en las que poner un buen botellón y el equipo de música, acompañado de hogueras en invierno. Que moleste a los vecinos es lo de menos pese a que se cansen de decir que necesitan a descansar.

  

Paco Moreno

 

Lunes, 20 agosto 2018

 

www.lasprovincias.es/comunitat/opinion/paco-moreno-cabany...

  

___

 

CARTA OBERTA AL ALCALDE DE VALÈNCIA DEL GRUP D’AJUDA MUTUA “Zona 0”

 

Savem El Cabanyal - AV Cabanyal-Canyamelar

 

PLATAFORMA SALVEM EL CABANYAL – CANYAMELAR – CAP DE FRANÇA

 

ASSOCIACIÓ DE VEÏNS/NES DEL CABANYAL – CANYAMELAR

Cabanyal, a 21 de setembre de 2018

 

CARTA OBERTA AL ALCALDE DE VALÈNCIA DEL GRUP D’AJUDA MUTUA “Zona 0”

 

Sr. Ribó,

 

De vegades pensem que no li arriba la informació real del que està passant al Cabanyal. Perquè si no és així:

 

1.- No entenem les últimes declaracions que ha fet al comparar les reclamacions de les veïnes amenaçades i maltractades, amb “la senyora que protesta per les caques de gos”.

 

2.- No entenem com és possible que des de Serveis Socials no s’hagen posat en contacte amb les persones que estan amb unes condicions d’assajament, de maltractament, de falta de possibilitats de defensar-se, de protegir-se del què passa al voltant de les seues cases. No entenem on estan els Serveis Socials de l’Ajuntament de Valencia?

 

És per açò què, amb tot respecte, li recomanem la lectura de l’article que adjuntem. Segur què després ja no pensarà que la convivència millora ala Zona 0 del Cabanyal i altres punts conflictius del Canyamelar.

 

Sr. Alcalde, vinga a escoltar al veïnat del Cabanyal per conèixer l’opinió directa de la ciutadania respecte del que està passant. En l’últim any, convocats per vosté, hem anat a escoltar-lo a la plaça de la Creu, hem anat a escoltar-lo a l’Ateneu Marítim. Li demanem que ara siga vosté el que escolte a la ciutadania del Cabanyal – Canyamelar. Vinga a escoltar-nos. Estarem encantats de compartir amb vosté les nostres explicacions, la nostra esperança i les seues raons.

 

Ben atentament, Grup d’Ajuda Mutua

 

Plataforma Salvem El Cabanyal Canyamelar Cap de França

 

Associació de Veïnes/s Cabanyal Canyamelar

  

avvcabanyalcanyamelarblog.wordpress.com/carta-oberta-al-a...

  

En el Cabanyal-Canyamelar queremos la misma limpieza que en el resto de València, el mismo nivel de ruido, la misma tranquilidad para nosotros y nuestros hijos. Tenemos derecho a todo esto y el @AjuntamentVLC y la @policialocalvlc la obligación de hacerlo posible

 

___

 

NOTA DE PREMSA CONJUNTA: AVV CABANYAL – CANYAMELAR|SALVEM EL CABANYAL . Decàleg per la Convivència | 11 de setembre de 2018

Cabanyal, a 11 de setembre de 2018

 

Les organitzacions ciutadanes signants volem manifestar

 

1.- Que hem participat en la reunió celebrada hui en la trobada de veïnat i entitats implicades en el Decàleg per la Convivència

 

2.- Que davant la reiteracio amb la falta d’interés amb el compliment de les Ordenances Municipals i polítiques represives dels actes incívics i delictius que dia rere dia es produeixen al nostre barri, fet que suposa una permisivitat més què admissible, hem manifestat el nostre desistiment en estes trobadesen tant en quant no vejam aplicades noves mesures que garantisquen la pau, la convivència i el respecte dels Drets Fonamentals del veïnat. Drets i convivència que està assajada dia rere dia pels habitants incívics. Habitants que estan absolutament identificats i coneguts per tots.

 

2.- Que les persones majors amb dificultat de mobilitat que estan amenaçades estan completament desprotegides pels Serveis Socials. Sent esta qüestió d’important rellevància donat el punt on viuen i les vegades que hem fet arribar la situació a coneixement policial i social.

 

3.- Que reivindiquem l’aplicació de les mesures policials correctives necessàries per garantir la seguretat del veïnat, especialment de gent molt major que està amenaçada en les seues pròpies cases. No es tracta únicament que no puguen viure amb tranquil·litat, hem arribat al punt de les amenaces personals i atacs directes, com posar una mànega d’aigua pel finestral i inundar la casa.

 

4.- Que l’anterior reivindicació no està en contra de les accions socials què s’estimen complementaries. Ara bé, el ““bonisme”” sense més no pot substituir l’acció dels encarregats de la seguretat ciutadana que evite el abusos, amenaces i comportaments incívics quotidians que s’estan produint. I és que les polítiques aplicades fins este moment han tingut com a resultat un augment dels comportaments mafiosos a la zona.

 

5.- Que el contenidor que s’instal·là al carrer Escalante, es cert què a petició veïnal pensant que ajudaria a millorar la vida quotidiana del veïnat no ha donat el resultat esperat. I és què un “Reten” sense canvi en les polítiques de seguretat encomanades als cossos policials i sense un full clar de com tenen que actuar no serveix per a garantir l’aplicació de les Ordenances Municipals. Abans al contrari, han reafirmat el comportament incívic i mafios d’alguns habitants, han disminuït la confiança del veïnat i la moral dels cosos de seguretat.

 

És per tot açò que no anem continuar participant en les trobades del Decàleg de Convivència fins que no es faça efectiva un canvi en les mesures aplicades en quant l’incivisme que està arrelat a la Zona 0 del Cabanyal i altres punts del Cabanyal – Canyamelar (Rosari, Bloc, etc)

 

Continuem reivindicant el respecte dels Drets Fonamentals de tota la ciutadania. El fi de les amenaces a les persones que protesten perquè no poden viure a les seues cases. El fi de la venda de droga als carrers i a totes hores, especialment de nit.

 

Com li diguerem a l’Alcalde el 11 d’actubre de 2016, volem viure en pau i tranquilitat, volem viuere com vosté viu al seu barri.

 

Per cert, continua sense respondre a tres preguntes que le ferem després de les declaracions del 21 d’agost.

 

Qui està demanant que tiren a les persones de les seves cases?

Qui demana intervencions militars?

Qui no respecta diferents creences, costums i ètnies?

Ací enviem un recordatori delque deis després de l’entrevista del 11 d’octubre del 2016

 

– 11/10/2016. Reunió amb l’alcalde de València, Sr. Ribó

 

Sr. RIBÓ dijo A pesar de la complejidad del asunto, Ribó se ha fijado el final de año como horizonte para resolver el problema. Los vecinos aseguran estar esperanzados, convencidos de que la normalidad se recuperará y agradecen la receptividad del alcalde y las ediles que han estado en la reunión.

 

Podeu escoltar les declaracions al següent registre: cadenaser.com/emisora/2016/10/11/radio_valencia/147619617...

 

Ben cordialment,

 

Plataforma Salvem El Cabanyal Canyamelar Cap de França, Associació de Veïnes/s Cabanyal Canyamelar

  

avvcabanyalcanyamelarblog.wordpress.com/nota-de-premsa-co...

 

___

  

Las consecuencias del abandono de las viviendas y solares de propiedad pública en el Cabanyal es la principal causa de la degradación que está sufriendo el barrio. Y nuestros representantes políticos se limitan a hacer discursos que son incapaces de llevar a la práctica.

 

La falta de coordinación y decisiones políticas paraliza la regeneración del Cabanyal por parte del Govern de La Nau. No se puede gorbernar a base de ocurrencia, hace falta tener proyecto de gobierno y planeamiento justo lo q falta para afrontar los problemas del Cabanyal

  

Queixa Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana sobre problemas de convivencia e incivismo en el barrio del Cabanyal-Canyamelar

  

La queja presentada por la Plataforma SALVEM EL CABANYAL y la ASOCIACIÓN DE VECINOS DEL CABANYAL-CANYAMELAR, más los 50 firmantes en las hojas que se adjuntan, se hace en nombre y representación de los vecinos y vecinas del barrio del Cabanyal-Canyamelar afectados por los graves problemas de convivencia e incivismo que de forma reiterada, constante y persistente venimos sufriendo en nuestro ámbito privado y familiar.

 

Este problema se inicia hace más de 20 años, cuando se aprueba el PEPRI y comienza un planificado asedio a los vecinos residentes en una zona destinada, por el entonces equipo de gobierno municipal a la especulación inmobiliaria. Este proyecto suponía el derribo de más de 1.600 viviendas en el corazón del Cabanyal y por tanto la crónica de una muerte anunciada para el barrio.

 

Muchos vecinos del barrio resistieron en sus casas al pertinaz acoso, mientras que otros las abandonaron a su suerte viéndose incapaces de luchar contra la administración. Esto fue fundamental para el posterior deterioro, propiciado por la paralización de licencias para la rehabilitación de las casas, que a su vez redundó en elabandono de muchas de ellas.

 

A causa de esto, las casas vacías fueron ocupadas con el consentimiento y beneplácito del consistorio, que no dudó en aprovecharse de grupos desfavorecidos para lograr sus intereses especulativos. Estos nuevos habitantes del barrio, al amparo de la desidia de las actuaciones municipales, que nada hicieron por remediar los graves problemas de convivencia que surgieron tras su llegada, han deteriorado hasta tal punto la convivencia, que hoy día es el principal problema del Cabanyal.

 

En muchas ocasiones, estamos hablando de familias numerosas, que han ocupado viviendas sin las básicas condiciones de salubridad, es decir, sin agua, sin luz, sin cédula de habitabilidad, etc.

 

También existe el problema de las mafias que se aprovechan de la situación de las familias en riesgo de exclusión social para traficar con las casas ocupadas, exigiendo a estas familias una renta por viviendas ajenas e insalubres.

 

Por otro lado, algunas de estas casas han sido ocupadas con el único fin de utilizarlas para actividades ilícitas y delictivas como el tráfico de estupefacientes o narcosalas.

 

Con la llegada del nuevo equipo de gobierno municipal, los vecinos afectados por esta crítica situación, aguardaban un cambio en las políticas municipales, ya que el barrio del Cabanyal había sido uno de los pilares en la campaña electoral. Después de tres años del cambio de gobierno, los vecinos han visto frustradas sus esperanzas al no apreciarse actuaciones que revirtieran la situación. Incluso podríamos decir, que la convivencia ha empeorado, ya que la impunidad ante el incumplimiento de las normas básicas de convivencia, ha hecho empoderarse a los incívicos que persisten en su comportamiento, ya que nada se hace para impedir el continuo incumplimiento de las ordenanzas municipales.

 

En determinadas calles del Cabanyal-Canyamelar, zonas muy concretas y fácilmente identificables, se producen a diario, comportamientos incívicos que no serían permitidos en otros puntos de la ciudad, tales como:

 

– Partidos de fútbol a cualquier hora del día o de la noche, bajo nuestras ventanas y contra nuestras fachadas, protagonizados tanto por menores como por adultos. Estos no solo provocan la inevitable molestia a los vecinos que los sufren, sino también un considerable peligro en el transito de vehículos y personas.

 

– Música emitida por altavoces de descomunal potencia que hacen retumbar los cristales de las viviendas, pero que al parecer son invisibles a las fuerzas del orden, que pasan por su lado sin censurar la actuación de quienes los portan.

 

– Ocupación de la vía pública con mobiliario privado como, sillas, sillones, sofás, barbacoas, sombrillas, hamacas, piscinas hinchables, carritos de supermercado, etc.

 

– Publicitación de la venta de drogas “a voz en grito” sin ningún tipo de reserva a cualquier transeúnte que pase por estas calles, tanto por parte de menores como de adultos.

 

– Absentismo escolar de menores, que por las noches están en la calle a horas intempestivas y por la mañana no acuden a la escuela.

 

– Peleas de gallos en plena calle con apuestas incluidas y a plena luz del día.

 

– Reuniones espontáneas acompañadas de consumo de alcohol, cante y baile a altas horas de la madrugada, con la presencia de menores.

 

– El resultado de las citadas actividades incívicas, deriva en una acumulación de basura que fomenta una sensación de dejadez y desamparo, pese a que las brigadas municipales de limpieza hacen varios turnos para mantener limpias las calles. El problema no es la falta de limpieza, sino la falta de civismo.

 

Esta queja que le hacemos llegar, es el último eslabón de una larguísima cadena de reuniones, promesas, comunicados, actuaciones reivindicativas, ruedas de prensa, concentraciones, reclamaciones varias, asambleas vecinales, etc., que a lo largo de esta ardua etapa se han llevado a cabo por parte de los vecinos y vecinas del barrio, encabezados por la Plataforma Salvem El Cabanyal y la Asociación de Vecinos.

 

Precisamente en estos momentos, se ha elaborado un “Decálogo de normas de convivencia”, auspiciado por la concejalía de Políticas Inclusivas del Ayuntamiento de Valencia. En él se ha intentado recapitular unas normas básicas de convivencia a cumplir por parte de todos los vecinos del barrio, especialmente dirigidas a las minorías incívicas. No son unas normas de obligado cumplimiento, simplemente unas recomendaciones, cuyo incumplimiento, por sí mismo, atenta contra las ordenanzas municipales, que sí son obligado cumplir en todo el resto de la ciudad. Tanto la Plataforma Salvem el Cabanyal como la Asociación de Vecinos, hemos acudido puntualmente a las reuniones previas a la elaboración de este decálogo, viendo con decepción que la solución de los problemas de convivencia se dejan en manos del libre albedrío de quienes los provocan, sin atajar el conflicto de raíz.Consideramos que la realidad es mucho más sencilla: hay unas normas, hay que cumplirlas y no es una opción ignorarlas.

 

Nuestras quejas, denuncias y reivindicaciones van en defensa de nuestro derecho a la intimidad en el hogar, nuestro derecho a la salud física y mental afectada por la falta de descanso y que propicia que no podamos rendir convenientemente en nuestro trabajo, estudios o tareas cotidianas. Nuestro derecho a la protección medioambiental mermada por la contaminación acústica pertinaz, tanto de día como de noche.

 

Agotadas ya todas nuestras posibilidades, acudimos a usted con la esperanza de que pueda ayudarnos en la medida de sus posibilidades a paliar nuestra dramática situación por la falta de convivencia.

 

Aquí presentamos un dossier, que en buena parte resume, las actuaciones que se han llevado a cabo a lo largo de estos años por nuestra parte, con nulo resultado y en el que adjuntamos:

 

– Quejas por registro de entrada de vecinos afectados

 

– Quejas de Asociaciones cívicas del barrio a distintas concejalías

 

– Comunicados y ruedas de prensa

 

– Solicitudes de entrevistas con representantes municipales y autonómicos

 

– Intervenciones en plenos del Ayuntamiento

 

– Sentencias de otros defensores del pueblo

 

– Convocatoria de Asambleas vecinales para tratar estos temas

 

– Creación del GAM (Grupo de Ayuda Mutua) de afectados

 

– Conversaciones extraídas del chat del GAM que muestras la desesperación de los vecinos.

 

– Fotografías del estado de algunas zonas del barrio

 

– Videos de las actuaciones incívicas

 

– Facturas telefónicas donde se constatan las numerosas llamadas al 092 para requerir la presencia de la Policía Local por actos incívicos. La mayoría de ellas sin respuesta efectiva por parte de los cuerpos policiales, lo que redunda en la persistencia del problema, ya que quienes generan los ruidos y molestias, no son recriminados por ello.

 

También adjuntamos una lista de vecinos firmantes y solidarios con este problema de convivencia que viven en la denominada Zona 0. Son menos de los que quisiéramos, porque son pocos los vecinos con capacidad de firmar este documento, que siguen residiendo en estas calles, que se han ido vaciando de población a causa del continuo acoso al que se han visto y se ven sometidos

  

PLATAFORMA SALVEM EL CABANYAL

 

www.cabanyal.com/nou/queixa-sindic-de-greuges/?lang=es

 

_____

  

El decálogo de convivencia y la participación ciudadana

 

Con los procesos participativos las decisiones ganan legitimidad, representan un proyecto público y generan conocimiento y respeto entre la Administración y la ciudadanía. Pero ¿de qué participación ciudadana estamos hablando? Es evidente que sin el apoyo de la administración y sin la decisión de los gobernantes de promover y nutrir la participación creando condiciones para su ejercicio, ésta se debilita y pierde parte de su capacidad de incidir en las políticas públicas.

 

Ahora bien, las experiencias enseñan que el dilema de la participación desde arriba o desde abajo puede ser falso. En realidad, ambos polos de la relación son necesarios. La clave está en la forma como se articulan y consiguen un equilibrio que evite la hegemonía de alguno de los dos.

 

La Asociación de Vecinos/as y la Plataforma Salvem hemos participado en todas las reuniones a las que nos ha convocado el Ayuntamiento. Hemos participado sí, pero no ha habido receptividad, por parte de la administración, a la parte fundamental de nuestras propuestas y críticas.

Se ha reducido el proceso «participativo» a aprobar un decálogo y que le diéramos legitimidad con nuestras firmas. Un documento que sería un cheque en blanco a la propuesta del Ayuntamiento y de la concejalías responsables, porque preguntas como: ¿Qué están haciendo en este momento las entidades colaboradoras? ¿Qué acciones concretas se están tomando para evitar el acoso que sufren desde hace tanto tiempo vecinas/os de la llamada zona 0? ¿Qué se va a cambiar en las políticas aplicadas hasta ahora? Se quedaban sin respuesta. Simplemente teníamos que creer que se estaban haciendo cosas que no se podían hacer públicas.

 

Es por esto que, desafortunadamente, llegamos a la conclusión que hay una equivocación por parte de ciertas iniciativas políticas, que instrumentalizan la participación ciudadana para evitar asumir las responsabilidades políticas de sus decisiones. En un proceso participativo la ciudadanía está para participar, dando sus opiniones, sugerencias, propuestas, y por supuesto participar no implica que todos tengan que estar de acuerdo con lo que impone el promotor de la iniciativa que es el responsable de asumir sus éxitos o fracasos. Participar es un proceso complejo que cuando se simplifica o se sustituye por su simulacro se convierte en todo lo contrario de lo que pretende. Practicar la participación ciudadana de manera equivocada es uno de los grandes problemas que actualmente existe en algunas administraciones públicas.

 

Es por todo lo anterior que no estamos de acuerdo con el resultado de tantas reuniones. Al hacerse público el documento aparecen las entidades promotoras, entre las cuales se encuentran la Avv Cabanyal-Canyamelar y la Plataforma Salvem el Cabanyal, es por este hecho que hemos creido necesario expresar públicamente nuestra disconformidad. Podemos estar de acuerdo en algunas medidas que se tomen desde el ayuntamiento, pero no con que se publicite que el decálogo es fruto de la participación ciudadana tal y como la entendemos nosotras/os.

 

Faustino Villora

 

LEVANTE-EMV

 

www.levante-emv.com/opinion/2018/09/29/decalogo-convivenc...

 

___

CABANYAL ETERNO

 

Los vecinos se cansan de esperar la solución a sus problemas, con un tripartito que ha tenido 24 años para pensarla

  

El Cabanyal lleva bastante tiempo siendo titular de prensa, con diferentes noticias sobre las incontables mejoras, obras, reformas urbanísticas y sociales que se van a iniciar de manera inmediata. Sin embargo, seguimos otra realidad desde el corazón del barrio, con solares abandonados, vecinos teniendo que llamar a la policía por las noches para que cumpla las ordenanzas y para tener el derecho al descanso».

 

Las afirmaciones no son del firmante sino de la asociación de vecinos del Cabanyal, entidad decisiva en la paralización del plan urbanístico de Rita Barberá. Por lo tanto, nada sospechosa de sentir animadversión hacia los partidos que forman el tripartito encabezado por Compromís.

 

«Después de tres años no podemos seguir solamente de titulares de prensa de obras que se van realizar, queremos que las noticias sean de obras ejecutadas», termina un largo texto colgado en una red social, donde también hay palabras de comprensión por el largo trabajo que debe afrontarse.

 

Tres años es mucho para unos vecinos que esperaban mucho más, sobre todo desde un gobierno municipal que lo tiene todo de cara. Financiación sobrada, apoyo a los proyectos y un buenismo generalizado desde las asociaciones del Cabanyal y el Canyamelar. Los vecinos piensan, con razón, que podía haberse hecho mucho más.

 

Un gobierno municipal que presume hasta de tener miembros de Salvem el Cabanyal. Más de veinte años pregonando que había una alternativa mejor que la del PP para este parte del Marítimo y cuando llega la hora de la verdad, resulta que cometen errores de novato, siembran dudas sobre el futuro de las viviendas municipales (medio millar de propiedades) y tampoco tienen muy clara la solución al llamado «problema social», o sea, la marginación extrema en muchas calles, las ocupaciones ilegales y todo lo que eso supone para la convivencia diaria.

 

Por eso no extraña el documento colgado por la asociación de vecinos. Un rápido rastreo de lo que se opina en las redes sociales concluye con multitud de fotos-denuncia con basura en las calles pese al aumento de los barrenderos, además de la reivindicación del derecho al descanso. Es lo más evidente, constatar que la juerga nocturna en el Cabanyal es continua y lo más difícil de resolver.

 

De momento sólo se han visto obras de reurbanización, un dinero bien gastado en las calles principales del barrio. Apunta la asociación de vecinos en su comunicado que esperan desde 2016 la rehabilitación de un edificio en la calle de la Reina, 117 para un centro de servicios sociales. Ya les avanzo que la solución debe pivotar más por lo inmobiliario que en tener unas oficinas donde tramitar unas ayudas públicas.

 

El Plan ARRU ha funcionado bien y se dieron cientos de subvenciones para reformar viviendas, pero no se dice nada de los 12 millones que tiene sin tocar el gobierno municipal de recursos propios y vinculados al Plan EDUSI para este año. El Cabanyal debería estar plagado de grúas gracias a una primera línea privilegiada donde por las noches se escucha el rumo de las olas y unas calles interiores que esconden bellos edificios de arquitectura popular y modernista.

 

Por el contrario, el pequeño comercio sigue en retroceso, igual que en el resto de la ciudad, y los equipamientos públicos anunciados continúan en un papel, formando parte de un listado que no se ha trasladado a la realidad. Así es difícil que los vecinos confíen en el gobierno municipal y las elecciones son el próximo 26 de mayo. Dentro de poco, todo el pescado estará vendido, como se suele decir.

 

«Esperamos que después del período estival algunos de esos proyectos anunciados tantas veces se hagan realidad», se añade en el documento vecinal. El Consistorio tiene en agenda dos lotes de obras, pero sólo para obras de reurbanización.

 

La zona cero, repleta de solares, tendrá calles nuevas, pero si no se actúa en los edificios con la rehabilitación de viviendas públicas y se favorece el pequeño comercio de verdad, no sólo con la renovación del aire acondicionado del mercado del Cabanyal, las flamantes aceras, bancos y arbolado servirán de poco. Miento, serán útiles para colocar por las noches las hamacas y mesas plegables en las que poner un buen botellón y el equipo de música, acompañado de hogueras en invierno. Que moleste a los vecinos es lo de menos pese a que se cansen de decir que necesitan a descansar.

  

Paco Moreno

 

Lunes, 20 agosto 2018

 

www.lasprovincias.es/comunitat/opinion/paco-moreno-cabany...

  

___

 

CARTA OBERTA AL ALCALDE DE VALÈNCIA DEL GRUP D’AJUDA MUTUA “Zona 0”

 

Savem El Cabanyal - AV Cabanyal-Canyamelar

 

PLATAFORMA SALVEM EL CABANYAL – CANYAMELAR – CAP DE FRANÇA

 

ASSOCIACIÓ DE VEÏNS/NES DEL CABANYAL – CANYAMELAR

Cabanyal, a 21 de setembre de 2018

 

CARTA OBERTA AL ALCALDE DE VALÈNCIA DEL GRUP D’AJUDA MUTUA “Zona 0”

 

Sr. Ribó,

 

De vegades pensem que no li arriba la informació real del que està passant al Cabanyal. Perquè si no és així:

 

1.- No entenem les últimes declaracions que ha fet al comparar les reclamacions de les veïnes amenaçades i maltractades, amb “la senyora que protesta per les caques de gos”.

 

2.- No entenem com és possible que des de Serveis Socials no s’hagen posat en contacte amb les persones que estan amb unes condicions d’assajament, de maltractament, de falta de possibilitats de defensar-se, de protegir-se del què passa al voltant de les seues cases. No entenem on estan els Serveis Socials de l’Ajuntament de Valencia?

 

És per açò què, amb tot respecte, li recomanem la lectura de l’article que adjuntem. Segur què després ja no pensarà que la convivència millora ala Zona 0 del Cabanyal i altres punts conflictius del Canyamelar.

 

Sr. Alcalde, vinga a escoltar al veïnat del Cabanyal per conèixer l’opinió directa de la ciutadania respecte del que està passant. En l’últim any, convocats per vosté, hem anat a escoltar-lo a la plaça de la Creu, hem anat a escoltar-lo a l’Ateneu Marítim. Li demanem que ara siga vosté el que escolte a la ciutadania del Cabanyal – Canyamelar. Vinga a escoltar-nos. Estarem encantats de compartir amb vosté les nostres explicacions, la nostra esperança i les seues raons.

 

Ben atentament, Grup d’Ajuda Mutua

 

Plataforma Salvem El Cabanyal Canyamelar Cap de França

 

Associació de Veïnes/s Cabanyal Canyamelar

  

avvcabanyalcanyamelarblog.wordpress.com/carta-oberta-al-a...

  

En el Cabanyal-Canyamelar queremos la misma limpieza que en el resto de València, el mismo nivel de ruido, la misma tranquilidad para nosotros y nuestros hijos. Tenemos derecho a todo esto y el @AjuntamentVLC y la @policialocalvlc la obligación de hacerlo posible

 

___

 

NOTA DE PREMSA CONJUNTA: AVV CABANYAL – CANYAMELAR|SALVEM EL CABANYAL . Decàleg per la Convivència | 11 de setembre de 2018

Cabanyal, a 11 de setembre de 2018

 

Les organitzacions ciutadanes signants volem manifestar

 

1.- Que hem participat en la reunió celebrada hui en la trobada de veïnat i entitats implicades en el Decàleg per la Convivència

 

2.- Que davant la reiteracio amb la falta d’interés amb el compliment de les Ordenances Municipals i polítiques represives dels actes incívics i delictius que dia rere dia es produeixen al nostre barri, fet que suposa una permisivitat més què admissible, hem manifestat el nostre desistiment en estes trobadesen tant en quant no vejam aplicades noves mesures que garantisquen la pau, la convivència i el respecte dels Drets Fonamentals del veïnat. Drets i convivència que està assajada dia rere dia pels habitants incívics. Habitants que estan absolutament identificats i coneguts per tots.

 

2.- Que les persones majors amb dificultat de mobilitat que estan amenaçades estan completament desprotegides pels Serveis Socials. Sent esta qüestió d’important rellevància donat el punt on viuen i les vegades que hem fet arribar la situació a coneixement policial i social.

 

3.- Que reivindiquem l’aplicació de les mesures policials correctives necessàries per garantir la seguretat del veïnat, especialment de gent molt major que està amenaçada en les seues pròpies cases. No es tracta únicament que no puguen viure amb tranquil·litat, hem arribat al punt de les amenaces personals i atacs directes, com posar una mànega d’aigua pel finestral i inundar la casa.

 

4.- Que l’anterior reivindicació no està en contra de les accions socials què s’estimen complementaries. Ara bé, el ““bonisme”” sense més no pot substituir l’acció dels encarregats de la seguretat ciutadana que evite el abusos, amenaces i comportaments incívics quotidians que s’estan produint. I és que les polítiques aplicades fins este moment han tingut com a resultat un augment dels comportaments mafiosos a la zona.

 

5.- Que el contenidor que s’instal·là al carrer Escalante, es cert què a petició veïnal pensant que ajudaria a millorar la vida quotidiana del veïnat no ha donat el resultat esperat. I és què un “Reten” sense canvi en les polítiques de seguretat encomanades als cossos policials i sense un full clar de com tenen que actuar no serveix per a garantir l’aplicació de les Ordenances Municipals. Abans al contrari, han reafirmat el comportament incívic i mafios d’alguns habitants, han disminuït la confiança del veïnat i la moral dels cosos de seguretat.

 

És per tot açò que no anem continuar participant en les trobades del Decàleg de Convivència fins que no es faça efectiva un canvi en les mesures aplicades en quant l’incivisme que està arrelat a la Zona 0 del Cabanyal i altres punts del Cabanyal – Canyamelar (Rosari, Bloc, etc)

 

Continuem reivindicant el respecte dels Drets Fonamentals de tota la ciutadania. El fi de les amenaces a les persones que protesten perquè no poden viure a les seues cases. El fi de la venda de droga als carrers i a totes hores, especialment de nit.

 

Com li diguerem a l’Alcalde el 11 d’actubre de 2016, volem viure en pau i tranquilitat, volem viuere com vosté viu al seu barri.

 

Per cert, continua sense respondre a tres preguntes que le ferem després de les declaracions del 21 d’agost.

 

Qui està demanant que tiren a les persones de les seves cases?

Qui demana intervencions militars?

Qui no respecta diferents creences, costums i ètnies?

Ací enviem un recordatori delque deis després de l’entrevista del 11 d’octubre del 2016

 

– 11/10/2016. Reunió amb l’alcalde de València, Sr. Ribó

 

Sr. RIBÓ dijo A pesar de la complejidad del asunto, Ribó se ha fijado el final de año como horizonte para resolver el problema. Los vecinos aseguran estar esperanzados, convencidos de que la normalidad se recuperará y agradecen la receptividad del alcalde y las ediles que han estado en la reunión.

 

Podeu escoltar les declaracions al següent registre: cadenaser.com/emisora/2016/10/11/radio_valencia/147619617...

 

Ben cordialment,

 

Plataforma Salvem El Cabanyal Canyamelar Cap de França, Associació de Veïnes/s Cabanyal Canyamelar

  

avvcabanyalcanyamelarblog.wordpress.com/nota-de-premsa-co...

 

___

  

Las consecuencias del abandono de las viviendas y solares de propiedad pública en el Cabanyal es la principal causa de la degradación que está sufriendo el barrio. Y nuestros representantes políticos se limitan a hacer discursos que son incapaces de llevar a la práctica.

 

La falta de coordinación y decisiones políticas paraliza la regeneración del Cabanyal por parte del Govern de La Nau. No se puede gorbernar a base de ocurrencia, hace falta tener proyecto de gobierno y planeamiento justo lo q falta para afrontar los problemas del Cabanyal

  

Queixa Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana sobre problemas de convivencia e incivismo en el barrio del Cabanyal-Canyamelar

  

La queja presentada por la Plataforma SALVEM EL CABANYAL y la ASOCIACIÓN DE VECINOS DEL CABANYAL-CANYAMELAR, más los 50 firmantes en las hojas que se adjuntan, se hace en nombre y representación de los vecinos y vecinas del barrio del Cabanyal-Canyamelar afectados por los graves problemas de convivencia e incivismo que de forma reiterada, constante y persistente venimos sufriendo en nuestro ámbito privado y familiar.

 

Este problema se inicia hace más de 20 años, cuando se aprueba el PEPRI y comienza un planificado asedio a los vecinos residentes en una zona destinada, por el entonces equipo de gobierno municipal a la especulación inmobiliaria. Este proyecto suponía el derribo de más de 1.600 viviendas en el corazón del Cabanyal y por tanto la crónica de una muerte anunciada para el barrio.

 

Muchos vecinos del barrio resistieron en sus casas al pertinaz acoso, mientras que otros las abandonaron a su suerte viéndose incapaces de luchar contra la administración. Esto fue fundamental para el posterior deterioro, propiciado por la paralización de licencias para la rehabilitación de las casas, que a su vez redundó en elabandono de muchas de ellas.

 

A causa de esto, las casas vacías fueron ocupadas con el consentimiento y beneplácito del consistorio, que no dudó en aprovecharse de grupos desfavorecidos para lograr sus intereses especulativos. Estos nuevos habitantes del barrio, al amparo de la desidia de las actuaciones municipales, que nada hicieron por remediar los graves problemas de convivencia que surgieron tras su llegada, han deteriorado hasta tal punto la convivencia, que hoy día es el principal problema del Cabanyal.

 

En muchas ocasiones, estamos hablando de familias numerosas, que han ocupado viviendas sin las básicas condiciones de salubridad, es decir, sin agua, sin luz, sin cédula de habitabilidad, etc.

 

También existe el problema de las mafias que se aprovechan de la situación de las familias en riesgo de exclusión social para traficar con las casas ocupadas, exigiendo a estas familias una renta por viviendas ajenas e insalubres.

 

Por otro lado, algunas de estas casas han sido ocupadas con el único fin de utilizarlas para actividades ilícitas y delictivas como el tráfico de estupefacientes o narcosalas.

 

Con la llegada del nuevo equipo de gobierno municipal, los vecinos afectados por esta crítica situación, aguardaban un cambio en las políticas municipales, ya que el barrio del Cabanyal había sido uno de los pilares en la campaña electoral. Después de tres años del cambio de gobierno, los vecinos han visto frustradas sus esperanzas al no apreciarse actuaciones que revirtieran la situación. Incluso podríamos decir, que la convivencia ha empeorado, ya que la impunidad ante el incumplimiento de las normas básicas de convivencia, ha hecho empoderarse a los incívicos que persisten en su comportamiento, ya que nada se hace para impedir el continuo incumplimiento de las ordenanzas municipales.

 

En determinadas calles del Cabanyal-Canyamelar, zonas muy concretas y fácilmente identificables, se producen a diario, comportamientos incívicos que no serían permitidos en otros puntos de la ciudad, tales como:

 

– Partidos de fútbol a cualquier hora del día o de la noche, bajo nuestras ventanas y contra nuestras fachadas, protagonizados tanto por menores como por adultos. Estos no solo provocan la inevitable molestia a los vecinos que los sufren, sino también un considerable peligro en el transito de vehículos y personas.

 

– Música emitida por altavoces de descomunal potencia que hacen retumbar los cristales de las viviendas, pero que al parecer son invisibles a las fuerzas del orden, que pasan por su lado sin censurar la actuación de quienes los portan.

 

– Ocupación de la vía pública con mobiliario privado como, sillas, sillones, sofás, barbacoas, sombrillas, hamacas, piscinas hinchables, carritos de supermercado, etc.

 

– Publicitación de la venta de drogas “a voz en grito” sin ningún tipo de reserva a cualquier transeúnte que pase por estas calles, tanto por parte de menores como de adultos.

 

– Absentismo escolar de menores, que por las noches están en la calle a horas intempestivas y por la mañana no acuden a la escuela.

 

– Peleas de gallos en plena calle con apuestas incluidas y a plena luz del día.

 

– Reuniones espontáneas acompañadas de consumo de alcohol, cante y baile a altas horas de la madrugada, con la presencia de menores.

 

– El resultado de las citadas actividades incívicas, deriva en una acumulación de basura que fomenta una sensación de dejadez y desamparo, pese a que las brigadas municipales de limpieza hacen varios turnos para mantener limpias las calles. El problema no es la falta de limpieza, sino la falta de civismo.

 

Esta queja que le hacemos llegar, es el último eslabón de una larguísima cadena de reuniones, promesas, comunicados, actuaciones reivindicativas, ruedas de prensa, concentraciones, reclamaciones varias, asambleas vecinales, etc., que a lo largo de esta ardua etapa se han llevado a cabo por parte de los vecinos y vecinas del barrio, encabezados por la Plataforma Salvem El Cabanyal y la Asociación de Vecinos.

 

Precisamente en estos momentos, se ha elaborado un “Decálogo de normas de convivencia”, auspiciado por la concejalía de Políticas Inclusivas del Ayuntamiento de Valencia. En él se ha intentado recapitular unas normas básicas de convivencia a cumplir por parte de todos los vecinos del barrio, especialmente dirigidas a las minorías incívicas. No son unas normas de obligado cumplimiento, simplemente unas recomendaciones, cuyo incumplimiento, por sí mismo, atenta contra las ordenanzas municipales, que sí son obligado cumplir en todo el resto de la ciudad. Tanto la Plataforma Salvem el Cabanyal como la Asociación de Vecinos, hemos acudido puntualmente a las reuniones previas a la elaboración de este decálogo, viendo con decepción que la solución de los problemas de convivencia se dejan en manos del libre albedrío de quienes los provocan, sin atajar el conflicto de raíz.Consideramos que la realidad es mucho más sencilla: hay unas normas, hay que cumplirlas y no es una opción ignorarlas.

 

Nuestras quejas, denuncias y reivindicaciones van en defensa de nuestro derecho a la intimidad en el hogar, nuestro derecho a la salud física y mental afectada por la falta de descanso y que propicia que no podamos rendir convenientemente en nuestro trabajo, estudios o tareas cotidianas. Nuestro derecho a la protección medioambiental mermada por la contaminación acústica pertinaz, tanto de día como de noche.

 

Agotadas ya todas nuestras posibilidades, acudimos a usted con la esperanza de que pueda ayudarnos en la medida de sus posibilidades a paliar nuestra dramática situación por la falta de convivencia.

 

Aquí presentamos un dossier, que en buena parte resume, las actuaciones que se han llevado a cabo a lo largo de estos años por nuestra parte, con nulo resultado y en el que adjuntamos:

 

– Quejas por registro de entrada de vecinos afectados

 

– Quejas de Asociaciones cívicas del barrio a distintas concejalías

 

– Comunicados y ruedas de prensa

 

– Solicitudes de entrevistas con representantes municipales y autonómicos

 

– Intervenciones en plenos del Ayuntamiento

 

– Sentencias de otros defensores del pueblo

 

– Convocatoria de Asambleas vecinales para tratar estos temas

 

– Creación del GAM (Grupo de Ayuda Mutua) de afectados

 

– Conversaciones extraídas del chat del GAM que muestras la desesperación de los vecinos.

 

– Fotografías del estado de algunas zonas del barrio

 

– Videos de las actuaciones incívicas

 

– Facturas telefónicas donde se constatan las numerosas llamadas al 092 para requerir la presencia de la Policía Local por actos incívicos. La mayoría de ellas sin respuesta efectiva por parte de los cuerpos policiales, lo que redunda en la persistencia del problema, ya que quienes generan los ruidos y molestias, no son recriminados por ello.

 

También adjuntamos una lista de vecinos firmantes y solidarios con este problema de convivencia que viven en la denominada Zona 0. Son menos de los que quisiéramos, porque son pocos los vecinos con capacidad de firmar este documento, que siguen residiendo en estas calles, que se han ido vaciando de población a causa del continuo acoso al que se han visto y se ven sometidos

  

PLATAFORMA SALVEM EL CABANYAL

 

www.cabanyal.com/nou/queixa-sindic-de-greuges/?lang=es

 

_____

  

El decálogo de convivencia y la participación ciudadana

 

Con los procesos participativos las decisiones ganan legitimidad, representan un proyecto público y generan conocimiento y respeto entre la Administración y la ciudadanía. Pero ¿de qué participación ciudadana estamos hablando? Es evidente que sin el apoyo de la administración y sin la decisión de los gobernantes de promover y nutrir la participación creando condiciones para su ejercicio, ésta se debilita y pierde parte de su capacidad de incidir en las políticas públicas.

 

Ahora bien, las experiencias enseñan que el dilema de la participación desde arriba o desde abajo puede ser falso. En realidad, ambos polos de la relación son necesarios. La clave está en la forma como se articulan y consiguen un equilibrio que evite la hegemonía de alguno de los dos.

 

La Asociación de Vecinos/as y la Plataforma Salvem hemos participado en todas las reuniones a las que nos ha convocado el Ayuntamiento. Hemos participado sí, pero no ha habido receptividad, por parte de la administración, a la parte fundamental de nuestras propuestas y críticas.

Se ha reducido el proceso «participativo» a aprobar un decálogo y que le diéramos legitimidad con nuestras firmas. Un documento que sería un cheque en blanco a la propuesta del Ayuntamiento y de la concejalías responsables, porque preguntas como: ¿Qué están haciendo en este momento las entidades colaboradoras? ¿Qué acciones concretas se están tomando para evitar el acoso que sufren desde hace tanto tiempo vecinas/os de la llamada zona 0? ¿Qué se va a cambiar en las políticas aplicadas hasta ahora? Se quedaban sin respuesta. Simplemente teníamos que creer que se estaban haciendo cosas que no se podían hacer públicas.

 

Es por esto que, desafortunadamente, llegamos a la conclusión que hay una equivocación por parte de ciertas iniciativas políticas, que instrumentalizan la participación ciudadana para evitar asumir las responsabilidades políticas de sus decisiones. En un proceso participativo la ciudadanía está para participar, dando sus opiniones, sugerencias, propuestas, y por supuesto participar no implica que todos tengan que estar de acuerdo con lo que impone el promotor de la iniciativa que es el responsable de asumir sus éxitos o fracasos. Participar es un proceso complejo que cuando se simplifica o se sustituye por su simulacro se convierte en todo lo contrario de lo que pretende. Practicar la participación ciudadana de manera equivocada es uno de los grandes problemas que actualmente existe en algunas administraciones públicas.

 

Es por todo lo anterior que no estamos de acuerdo con el resultado de tantas reuniones. Al hacerse público el documento aparecen las entidades promotoras, entre las cuales se encuentran la Avv Cabanyal-Canyamelar y la Plataforma Salvem el Cabanyal, es por este hecho que hemos creido necesario expresar públicamente nuestra disconformidad. Podemos estar de acuerdo en algunas medidas que se tomen desde el ayuntamiento, pero no con que se publicite que el decálogo es fruto de la participación ciudadana tal y como la entendemos nosotras/os.

 

Faustino Villora

 

LEVANTE-EMV

 

www.levante-emv.com/opinion/2018/09/29/decalogo-convivenc...

 

___

Pruebas iniciales para ajustar iluminación interior.

 

Vista del espacio bajocubierta desde la zona del dormitorio. En principio la vivienda es para una persona soltera. Por ésto, y por tratarse de una vivienda de apenas 43 m2 en planta, se plantean espacios lo más diáfanos posible, aunque puedan compartimentarse en un futuro si se desea.

El espacio de comedor iluminado cenitalmente por un lucernario, visto desde el salón.

 

SI QUIERES VER LAS PLANTAS DE LA VIVIENDA PINCHA AQUÍ

Panorama en desarrollo 360º del interior de la vivienda

 

SI QUIERES VER LAS PLANTAS DE LA VIVIENDA PINCHA AQUÍ

rehabilitacion de vivienda familiar

mariano sanchez garcia del moral - arquitecto - 2015/2016

 

Copyright © 2016 eMecHe

 

Recomiendo Ver: Sobre Fondo Negro

 

blog: desde mi óptica

 

Este obra está bajo una licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas.Copyright © 2016 eMecHe

SI QUIERES VER LAS PLANTAS DE LA VIVIENDA PINCHA AQUÍ

 

Una vista desde la zona de acceso, con la chimenea en primer plano. La escalera al fondo siempre permanece presente como referencia visual y espacial de la vivienda.

David Pérez visita la Oficina de Rehabilitación de Viviendas

David Pérez visita la Oficina de Rehabilitación de Viviendas

David Pérez visita la Oficina de Rehabilitación de Viviendas

David Pérez visita la Oficina de Rehabilitación de Viviendas

David Pérez visita la Oficina de Rehabilitación de Viviendas

David Pérez visita la Oficina de Rehabilitación de Viviendas

Una galería existente en la vivienda (a nivel de planta primera) que se abre a lo largo de toda la longitud, mediante unos grandes paños acristalados. Dicha galería controlará la temperatura y soleamiento del interior de la vivienda durante todo el año, calentando en invierno y refrescando en verano.

 

SI QUIERES VER LAS PLANTAS DE LA VIVIENDA PINCHA AQUÍ

View On Black

 

Proyecto para rehabilitación de una vivienda en el casco antiguo de Foz (Lugo).

Vista del espacio que se amplia de la vivienda en bajocubierta, creando una galería continua de madera y vidrio.

 

SI QUIERES VER LAS PLANTAS DE LA VIVIENDA PINCHA AQUÍ

 

Una vista del espacio concatenado que forman la sala de estar y el comedor bajo el vacío del lucernario. Se busca la continuidad visual y espacial, así como inundar el interior ciego (la esquina donde se ubican las escaleras, la forman dos medianeras) con abundante luz cenital.

Una vista del espacio noble de la vivienda. El vacío que llena de luz el interior de la vivienda, un espacio ocupado por el comedor. Al fondo, tras la puerta corredera en madera, la cocina. Y sobre ella, en la planta primera, la habitación principal, que se manifiesta a éste espacio vacío mediante una ventana vertical de suelo a techo que conforma una especie de fachada interior de la vivienda.

 

SI QUIERES VER LAS PLANTAS DE LA VIVIENDA PINCHA AQUÍ

 

SI QUIERES VER LAS PLANTAS DE LA VIVIENDA PINCHA AQUÍ

 

Una vista del ventanal vertical, en el vestidor de la habitación principal, que vierte hacia el vacío del comedor. Desde aquí se puede contemplar de un sólo vistazo todo el desarrollo de la escalera, que comienza de forma "masiva" en madera, para acabar desmaterializándose mediante el uso de perfiles de acero inox.

Vista del espacio del salón a doble altura, con la cocina americana al fondo.

La escalera, un elemento fundamental en la percepción de la vivienda. En su tramo inferior, los peldaños surgen como un mueble más de la vivienda. A partir de entonces la escalera deja de ser de madera para hacerse más liviana y abierta, mediante una estructura de acero para las zancas, y madera para las huellas. La barandilla sería en acero inox con tensores horizontales de acero también.

 

SI QUIERES VER LAS PLANTAS DE LA VIVIENDA PINCHA AQUÍ

Un detalle de la escalera en planta baja.

En su primer tramo, la escalera se concibe como un elemento más del mobiliario (se está pensando en madera), y así serviría además de como escalera, como estantería o espacio para guardar cosas.

Lo que se intenta con ésto es incorporar visual y funcionalmente un elemento importante de la vivienda al espacio del salón, de forma que se integre sin ocupar demasiado espacio.

 

SI QUIERES VER LAS PLANTAS DE LA VIVIENDA PINCHA AQUÍ

 

SI QUIERES VER LAS PLANTAS DE LA VIVIENDA PINCHA AQUÍ

 

El espacio noble de la vivienda, el vacío sobre el comedor con esa "fachada interior" que viene a contrastar con la presencia de esas dos medianeras ciegas.

  

Un contrapicado sobre el vacío principal de la vivienda en la zona de comedor. En primera instancia, el ventanal de la habitación principal extruído hacia el vacío. Al fondo, el lucernario que baña todo el interior de la vivienda.

 

SI QUIERES VER LAS PLANTAS DE LA VIVIENDA PINCHA AQUÍ

Las tres plantas de las que se compone la vivienda que se rehabilita. En ellas se puede apreciar la peculiaridad de la construcción en cuanto a que dos de sus cuatro fachadas son totalmente ciegas por formar medianeras con otras dos viviendas. Por lo tanto, es este motivo el eje vertebrador del espacio interior de la vivienda, un vacío que atraviesa todas las plantas y que ilumina y comunica todas las estancias entre sí.

Un efecto curioso que conseguí por accidente jugando con la cámara virtual que crea el programa. Un ojo de pez dentro de una bola de cristal.

El espacio corresponde a la galería que comunica las habitaciones en planta primera.

 

SI QUIERES VER LAS PLANTAS DE LA VIVIENDA PINCHA AQUÍ

Otra vista más de la galería acristalada, espacio que se puede convertir, por ejemplo en zona de juegos para los niños (o rincón de lectura, de descanso, además de su labor como regulador climático de la vivienda).

SI QUIERES VER LAS PLANTAS DE LA VIVIENDA PINCHA AQUÍ

Vista desde la escalera, del espacio diáfano de planta bajocubierta así como del distribuidor de planta primera con la "fachada interior" conformada por esa pared de la habitación principal con esa característica ventana mirador extruída.

* La idea sería la de panelar esta pared en tablero de madera de contrachapado en una especie de tonos claros (haya, por ejemplo).

 

SI QUIERES VER LAS PLANTAS DE LA VIVIENDA PINCHA AQUÍ

Una vista interior de la habitación principal, con el baño completamente acristalado de forma que se vuelca a la habitación y al vestidor.

* Ésto era sólo una prueba por lo que el paño de vidrio ubicado a la izquierda de la figura humana, debería convertirse para hacerlo más práctico y usable, en un tabique ciego, manteniendo acristalado el frente de la ducha hacia la cama.

 

SI QUIERES VER LAS PLANTAS DE LA VIVIENDA PINCHA AQUÍ

Vista nocturna desde el espacio de acceso a la vivienda en planta baja.

Otra vista más del salón a doble altura desde la cocina americana.

Infografía de la zona de salón hacia las escaleras principales de la vivienda

Otra vista más de la habitación-estudio de la planta primera, con el ventanal hacia el vacío sobre el salón. Se aprovecha la posibilidad de proyectar imágenes sobre la pared del fondo.

Imagen cenital del espacio a doble altura del salón, con la iluminación indirecta sobre la pared de piedra.

1