new icn messageflickr-free-ic3d pan white
View allAll Photos Tagged padre+de+familia

Hoy es un dia especial...Puedo anunciarlo y desearte toda la felicidad del mundo Valeria! dedicarte por tercera vez este bello poema de Pedroni y que seremos abuelos nuevamente!

Te amo.

Mama

 

Mujer: en un silencio que me sabrá a ternura,

durante nueve lunas crecerá tu cintura;

y en el mes de la siega tendrás color de espiga,

vestirás simplemente y andarás con fatiga.

 

-El hueco de tu almohada tendrá un olor a nido,

y a vino derramado nuestro mantel tendido-,

Si mi mano te toca,

tu voz, con vergüenza, se romperá en tu boca

lo mismo que una copa.

El cielo de tus ojos será un cielo nublado.

Tu cuerpo todo entero, como un vaso rajado

que pierde un agua limpia. Tu mirada un rocío.

Tu sonrisa la sombra de un pájaro en el río...

 

Y un día, un dulce día, quizá un dí de fiesta

para el hombre de pala y la mujer de cesta;

el día que las madres y la recién casadas

vienen por los caminos a las mismas cantadas;

el día que la moza luce su cara fresca,

y el cargador no carga, y el pescador no pesca...

-tal vez el sol deslumbre; quizá la luna grata

tenga catorce noches y espolvoree plata

sobre la paz del monte; tal vez el villaje

llueva calladamente; quizá yo esté de viaje...-

Un día un dulce día con manso sufrimiento,

te romperás cargada como una rama al viento,

y será el regocijo.

de besarte las manos, y de hallar en el hijo

tu misma frente simple, tu boca, tu mirada,

y un poco de mis ojos, un poco, casi nada...

 

José Pedroni

 

www.youtube.com/watch?v=W2N5iyQuFWI&feature=related

 

Todos los derechos reservados

 

Gracias a tod@s.

Obrigado.

Grazie.

.,. MERCI pour vos chaleureux commentaires .

  

Mis fotografías son © y protegidas por derechos de autor Todos los derechos reservados. Ninguna de estas fotos pueden ser reproducidas y / o utilizadas en cualquier tipo de publicación, impresa o Internet sin mi permiso por escrito.

 

My photographs are © Copyrighted and All Rights Reserved. None of these photos may be reproduced and/or used in any form of publication, print or the Internet without my written permission.

 

Jardín Acuático Risco Bello.

 

A la derecha de la fachada principal del Hotel Taoro se encuentra uno de los jardines más bellos del Puerto de la Cruz, Tenerife - Islas Canarias.

 

El actual Risco Bello consta de dos fincas compradas por D. René de Radiguès en 1969 y 1974 respectivamente. La primera, que pertenecía a la familia de Pedro Fernández y Magdalena Ritzen, era la Casa Risco Bello, que comprende la parte este del actual jardín. Esta familia construyó la casa sobre lava y basalto, dedicando parte de la finca al cultivo del plátano. La segunda, denominada Casa Caledonia, pertenecía a la familia Reid, familia inglesa propietaria de un negocio de importación y exportación. Situada en la parte oeste del actual jardín, la más cercana al Hotel Taoro, constaba de una casa de estilo colonial inglés con más de 60 años de historia. Fue precisamente en esta finca donde ya los Reid habían introducido algunos ejemplares de flores y plantas exóticas.

 

El matrimonio belga llegó a Tenerife en busca del añorado clima que beneficiara la salud de Ana María, esposa de René, que llegó a restablecerse totalmente de sus afecciones. René diseñaría el jardín como un acto de amor hacia ella, trabajando hasta los 80 años en la restauración de las casas y la creación del jardín, que más tarde se transformaría en acuático. Debido a los problemas de abastecimiento de agua de la época, generó un auténtico microclima capaz de autoabastecerse.

 

Tras 18 años en Tenerife, en agradecimiento por la felicidad que la isla les proporcionó, decidieron compartir con el mundo la belleza de este pequeño paraíso, abriéndolo al público en 1988.

 

La finca, de cerca de dos hectáreas, está distribuida en 5 terrazas, desde las que se aprecia una privilegiada vista sobre el Valle de La Orotava y gran parte de la costa norte, pudiendo incluso avistarse en días de bonanza la isla de La Palma.

 

Este jardín posee una colección de 500 plantas exóticas, tropicales y subtropicales, que aumentan día a día gracias a la colaboración de coleccionistas y amigos de la familia.

 

En las 5 terrazas, de diferentes estilos, se conjuga el tratamiento del agua con una exuberante vegetación, dándose cita puentes colgantes, cascadas, cuevas y fuentes, creando un entorno de auténtico ensueño.

 

La primera de las terrazas introduce al visitante en un apacible jardín decorado con una pérgola en su centro y una fuente de agua en su interior. El primero de los lagos, al lado de una encantadora terraza-cafetería, da idea ya de la belleza que esconden estos jardines. En un segundo nivel accedemos a la segunda de ellas, la mayor, en la que podemos disfrutar de una extensa colección de frutales exóticos y un puente panorámico sobre el lago. Bordeando el estanque atravesamos una cueva sobre la que cae una cascada que nutre al lago.

La tercera, sembrada de acacias, mimosas y palmeras, se adorna con piletas rústicas. A continuación accedemos a la más personal de las terrazas. Plagada de enormes tinajas dentro y fuera del estanque, impresiona por su profusa vegetación acuática de la que destacan los nenúfares y papiros. En el último jardín sobresale su puente de inspiración japonesa semioculto en una espesa vegetación.

 

A lo largo de todo el recorrido, patos, cisnes, ocas y palomas disfrutan mezclándose entre los visitantes.

Descrito habitualmente como un pequeño rincón del paraíso o como auténtica poesía acuática, también César Manrique, amigo de la familia, quedó fascinado por la belleza de estos jardines, descritos por él como "sinfonía en verde". Una de sus actuales propietarias, Bernardette de Radiguès, recuerda las palabras dirigidas por Manrique a su padre alabando su labor por respetar el entorno natural: "Yo soy el artista de los colores blancos, grises, azul y negro. A ti te doy el premio al verde en jardines de Canarias".

 

Risco Bello Aquatic Garden.

 

To the right of the main facade of the Hotel Taoro is one of the most beautiful gardens of Puerto de la Cruz, Tenerife - Canary Islands.

 

The current Risco Bello consists of two farms purchased by D. René de Radiguès in 1969 and 1974 respectively. The first, which belonged to the family of Pedro Fernandez and Magdalena Ritzen, was the Risco Bello House, which comprises the eastern part of the present garden. This family built the house on lava and basalt, devoting part of the estate to banana cultivation. The second, called Caledonia House, belonged to the Reid family, an English family who owned an import and export business. Located in the western part of the present garden, the closest one to the Hotel Taoro, it consisted of an English Colonial style house with more than 60 years of history. It was precisely in this farm where the Reid had already introduced some specimens of flowers and exotic plants.

 

The Belgian marriage arrived in Tenerife in search of the longed-for climate that would benefit the health of Ana Maria, Rene's wife, who came to fully recover from their affections. René would design the garden as an act of love towards her, working until the 80 years in the restoration of the houses and the creation of the garden, that later would become aquatic. Due to the problems of water supply of the time, it generated a real microclimate capable of self-sufficiency.

 

After 18 years in Tenerife, in gratefulness for the happiness that the island provided, they decided to share with the world the beauty of this little paradise, opening it to the public in 1988.

 

The estate, of about two hectares, is distributed in 5 terraces, from which you can see a privileged view of the La Orotava Valley and much of the north coast, and you can even see the island of La Palma on good days.

 

This garden has a collection of 500 exotic plants, tropical and subtropical, which increase day by day thanks to the collaboration of collectors and friends of the family.

 

In the 5 terraces, of different styles, the treatment of the water is conjugated with an exuberant vegetation, being given appointment hanging bridges, waterfalls, caves and fountains, creating an environment of authentic dream.

 

The first of the terraces introduces the visitor in a peaceful garden decorated with a pergola in its center and a fountain of water inside. The first of the lakes, next to a charming terrace-café, gives an idea of ​​the beauty that hide these gardens. In a second level we access the second one, the largest one, where we can enjoy an extensive collection of exotic fruit trees and a panoramic bridge over the lake. Bordering the pond we cross a cave on which falls a waterfall that nourishes the lake.

The third, planted with acacias, mimosas and palm trees, is decorated with rustic pools. Then we access the most personal of the terraces. Plagued with huge jars inside and outside the pond, it is impressive for its profuse aquatic vegetation, which includes water lilies and papyrus. In the last garden stands its bridge of Japanese inspiration half-hidden in a thick vegetation.

 

Throughout the course, ducks, swans, geese and doves enjoy mingling with visitors.

Described habitually as a small corner of paradise or as authentic aquatic poetry, César Manrique, a friend of the family, was fascinated by the beauty of these gardens, described by him as "symphony in green". One of his current owners, Bernardette de Radiguès, recalls the words directed by Manrique to his father praising their work to respect the natural environment: "I am the artist of the colors white, gray, blue and black. To green in gardens of the Canary Islands".

Orden| Passeriformes

Familia:Turdidae

Genero:Myadestes

Nombre común: Jilguero

Nombre cientifico:Myadestees genibarbis

nombre Ingles:Rufous-throated Solitaire

Lugar de captura: Sierra encantada de Bahoruco

Por: Cimarron mayor Pantaleon

  

En 1979 tenía una grabadora casette y tenía una cinta de este artista ! Me pasaba las noches de guardias en el Sub Centro de Salud de Tenares escuchando la mañana esta rota,esta y otras !! Pero cuando salía esta canción de la cual NO entendía nada de ella ni de ningunas , al parecer la entendía mi corazón pues de ese álbum la elegí como la mejor canción !! No quiero decir la más bonita !! En el arte no es lo mismo BUENA que bonita !! Así que la guardé en mi memoria como la mejor y hoy gracias a los traductores me he dado cuenta no estaba equivocado !! Me costó 8 años encontrar la foto apropiada en la que aparecieran un padre y su hijo teniendo un conversatorio de esos en los que el papá le dice al hijo ...ven que tenemos que hablar o el hijo demanda por ese precario tiempo ,por esa mínima atención demandando respuestas ante la desicion que él ha tomado de marcharse para siempre de la casa

 

PADRE E HIJO POR CAT STEVENS

  

m.youtube.com/watch?v=VHjEtykqFmQ

 

Padre e Hijo

 

Padre

No es momento para cambios

Solo relájate, tómalo con calma

Aún eres joven, ese es tu error

Te queda tanto por saber

Encuentra una chica, apacíguate

Si quieres puedes casarte

Mírame a mí, soy viejo, pero soy feliz

 

Una vez fui como tú eres ahora, y sé que no es fácil

Mantener la calma cuando te das cuenta de que algo está pasando

Pero toma tu tiempo, piénsalo bien

piensa en todo lo que has conseguido

porque tú seguirás estando aquí mañana pero tus sueños quizá no

 

Hijo

Cómo puedo lograr que lo entienda sí aunque se lo explique él siempre me da la espalda

Siempre ha sido así, la misma historia de siempre

Desde que aprendí a hablar, se me ordenó que escuchara

Ahora tengo una oportunidad y sé que debo marcharme

Sé que tengo que irme.

 

Padre

No es momento para cambios

Siéntate, tómalo con calma

Aún eres joven, ese es tu error

Te queda tanto por vivir

Encuentra una chica, tranquilízate

Si quieres puedes casarte

Mírame a mí, soy viejo, pero soy feliz

 

(Hijo lejos, lejos,lejos yo sé que tengo que

Tomar esta decisión solo - no)

 

Hijo

Cuántas veces lloré, guardándome para mí todo lo que sabía por dentro

Y ha sido difícil, pero más difícil es ignorarlo.

Si tuvieran razón, estaría de acuerdo, pero es a ellos a quienes conocen, no a mí

Ahora tengo una oportunidad y sé que debo marcharme

Sé que tengo que irme.

 

(Padre: quédate, quédate, quédate, por qué debes irte y

Tomas esta decisión solo?)

 

Un gran abrazo de cimarron mayor Panta

Egaña es una estación ferroviaria ubicada en el pueblo homónimo, unos 15 km en línea recta al sur de la capital del partido: la ciudad de Rauch del Partido de Rauch, en la Provincia de Buenos Aires, Argentina.

Es una pequeña estación de ferrocarril del ramal perteneciente al Ferrocarril General Roca, que se extiende desde la estación Las Flores, hasta la estación Tandil y que recorre 151 km.

 

La construcción del ramal Las Flores-Tandil fue otorgado por el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, doctor Máximo Paz a la empresa Ferrocarril del Sud, el 27 de julio de 1888.

 

El contrato fue suscripto en la ciudad de La Plata, el 29 de agosto de ese año, quedando la ejecución de las obras a cargo de la mencionada empresa.

 

Andrés Egaña, un acaudalado estanciero de la zona, fue quien cedió el terreno en donde se edificó la estación. La familia Egaña-Díaz Vélez fue la propietaria de los campos ubicados en el sur de la primitiva estancia "El Carmen" que perteneciera al general de la Independencia Argentina Eustoquio Díaz Vélez, limítrofes al partido de Tandil.

 

La estación llegó a tener un importante movimiento comercial hasta mediados del siglo XX. Lindante a ella comenzaba hacia el norte la estancia "El Carmen", propiedad del rico estanciero don Eustoquio Díaz Vélez, hijo del general nombrado.

 

El primer tren que pasó por la estación Egaña lo hizo el 1 de agosto de 1891.

 

La estación trajo una verdadera revolución a todo el pago ya que los tiempos se acortaron enormemente y la mayoría de los productos y servicios se comercializaban a través de este medio de transporte.

 

A partir de la segunda mitad del siglo XX los servicios ferroviarios estatizados comenzaron a ser más deficientes y el ferrocarril empezó un período de paulatina decadencia. Ello fue una de las causales de la disminución de la población y actividades del pueblo de Egaña.

 

A ello se le sumó, en 1958, la expropiación de la estancia "San Francisco", ubicada en las cercanías de la estación Egaña, de propiedad de María Eugenia Díaz Vélez, con el propósito de fundar una colonia agropecuaria. La expropiación incluyó al casco de la estancia: el castillo San Francisco, uno de los más bellos de la provincia. La aplicación de estas políticas públicas no sirvieron para impulsar y dinamizar las actividades en el pago sino que el mismo entró en un proceso de larga decadencia.

Se encuentra actualmente sin operaciones de pasajeros. Por sus vías transitó el servicio Constitución-Tandil de la empresa Ferrobaires entre 2012 y 2016.1

 

Sus vías están concesionadas a la empresa privada de cargas Ferrosur Roca.

 

El Castillo San Francisco

 

Historia

 

El castillo San Francisco fue construido por el estanciero y arquitecto Eugenio Díaz Vélez quien fue uno de los nietos que tuvo el general Eustoquio Díaz Vélez, prócer de la Independencia Argentina.

 

Esta mansión debe su nombre a que fue la casa principal de la "estancia San Francisco". El importante casco fue levantado en los terrenos donde, desde antes de 1890, ya se encontraban las primitivas construcciones de la estancia, que por ese entonces formaba parte de la enorme "estancia El Carmen", de propiedad del hacendado Eustoquio Díaz Vélez (hijo), padre de Eugenio.

 

Eugenio construyó el castillo utilizando un estilo arquitectónico europeo ecléctico. La obra fue proyectada por su propietario quien inició los trabajos en 1918. Los mismos se prolongaron hasta 1930. Para ello utilizó materiales de primera calidad provenientes tanto desde Buenos Aires como de Europa.

 

Al fallecimiento de Eugenio, el 20 de mayo de 1930, la propiedad había alcanzado su esplendor. La estancia San Francisco y su castillo eran un importante establecimiento de producción agropecuaria y dador de mano de obra y trabajo en el Partido de Rauch.

 

El imponente castillo fue heredado por la hija mayor de Eugenio, María Eugenia Díaz Vélez. María Eugenia, prácticamente no habitó la casa que permaneció cerrada durante largas temporadas. Ello inició el comienzo de un período de estancamiento de la estancia y de la edificación, a la que si bien se le sumaron nuevas construcciones, continuó siendo conservada adecuadamente por su propietaria. En 1958, a causa de la reforma agraria impulsada por el gobernador provincial Oscar Alende, que consistía en colonizar con pequeños propietarios rurales, la estancia San Francisco -con el castillo incluido- fue expropiada innecesariamente por el estado provincial. El fino mobiliario fue subastado.

 

El gobierno no tomó una determinación rápida de qué hacer con tan inmensa propiedad, por lo que el castillo empezó a sufrir el deterioro del paso del tiempo y la falta de mantenimiento.

En 1965, durante la gobernación de Anselmo Marini, la propiedad fue transferida al Consejo Provincial del Menor con intenciones de convertirlo en un hogar granja, aunque acabó siendo un reformatorio que alojó a jóvenes con problemas de conducta.

Hacia mediados de la década de 1970, a causa de un asesinato que comprometió a uno de los internos, todos los menores fueron reubicados y el castillo quedó abandonado hasta el día de hoy.

Actualmente y desde el año 2010 un grupo de vecinos de Rauch y la zona ha creado la "Comisión por la recuperación del Castillo San Francisco" que tiene como actividad principal el mantenimiento básico del edificio y recuperación de su parque, evitando que esta bella e importante edificación rural continúe deteriorándose.

  

Algunas Historias

 

"La historia del castillo es extraña y fascinante. Escuche mucho sobre el lugar pero no estoy seguro de cuanto es real y cuanto ya es parte del mito y mística del lugar. Se cuenta que en la primera mitad del siglo un potentado de apellido Díaz Vélez construyo esa mansión como una casa de descanso desde 1918 a 1930 cuando fue terminada. Para celebrar la culminación de la obra organizó una gran celebración invitando al público más selecto de Buenos Aires. Pero algo faltaba en la fiesta, y ese algo fue el mismo Díaz Vélez quien murió de camino al castillo y nunca llegó. Los invitados se fueron, los sirvientes se fueron, y el castillo quedó abandonado."

  

Egaña es una estación ferroviaria ubicada en el pueblo homónimo, unos 15 km en línea recta al sur de la capital del partido: la ciudad de Rauch del Partido de Rauch, en la Provincia de Buenos Aires, Argentina.

Es una pequeña estación de ferrocarril del ramal perteneciente al Ferrocarril General Roca, que se extiende desde la estación Las Flores, hasta la estación Tandil y que recorre 151 km.

 

La construcción del ramal Las Flores-Tandil fue otorgado por el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, doctor Máximo Paz a la empresa Ferrocarril del Sud, el 27 de julio de 1888.

 

El contrato fue suscripto en la ciudad de La Plata, el 29 de agosto de ese año, quedando la ejecución de las obras a cargo de la mencionada empresa.

 

Andrés Egaña, un acaudalado estanciero de la zona, fue quien cedió el terreno en donde se edificó la estación. La familia Egaña-Díaz Vélez fue la propietaria de los campos ubicados en el sur de la primitiva estancia "El Carmen" que perteneciera al general de la Independencia Argentina Eustoquio Díaz Vélez, limítrofes al partido de Tandil.

 

La estación llegó a tener un importante movimiento comercial hasta mediados del siglo XX. Lindante a ella comenzaba hacia el norte la estancia "El Carmen", propiedad del rico estanciero don Eustoquio Díaz Vélez, hijo del general nombrado.

 

El primer tren que pasó por la estación Egaña lo hizo el 1 de agosto de 1891.

 

La estación trajo una verdadera revolución a todo el pago ya que los tiempos se acortaron enormemente y la mayoría de los productos y servicios se comercializaban a través de este medio de transporte.

 

A partir de la segunda mitad del siglo XX los servicios ferroviarios estatizados comenzaron a ser más deficientes y el ferrocarril empezó un período de paulatina decadencia. Ello fue una de las causales de la disminución de la población y actividades del pueblo de Egaña.

 

A ello se le sumó, en 1958, la expropiación de la estancia "San Francisco", ubicada en las cercanías de la estación Egaña, de propiedad de María Eugenia Díaz Vélez, con el propósito de fundar una colonia agropecuaria. La expropiación incluyó al casco de la estancia: el castillo San Francisco, uno de los más bellos de la provincia. La aplicación de estas políticas públicas no sirvieron para impulsar y dinamizar las actividades en el pago sino que el mismo entró en un proceso de larga decadencia.

Se encuentra actualmente sin operaciones de pasajeros. Por sus vías transitó el servicio Constitución-Tandil de la empresa Ferrobaires entre 2012 y 2016.1

 

Sus vías están concesionadas a la empresa privada de cargas Ferrosur Roca.

 

El Castillo San Francisco

 

Historia

 

El castillo San Francisco fue construido por el estanciero y arquitecto Eugenio Díaz Vélez quien fue uno de los nietos que tuvo el general Eustoquio Díaz Vélez, prócer de la Independencia Argentina.

 

Esta mansión debe su nombre a que fue la casa principal de la "estancia San Francisco". El importante casco fue levantado en los terrenos donde, desde antes de 1890, ya se encontraban las primitivas construcciones de la estancia, que por ese entonces formaba parte de la enorme "estancia El Carmen", de propiedad del hacendado Eustoquio Díaz Vélez (hijo), padre de Eugenio.

 

Eugenio construyó el castillo utilizando un estilo arquitectónico europeo ecléctico. La obra fue proyectada por su propietario quien inició los trabajos en 1918. Los mismos se prolongaron hasta 1930. Para ello utilizó materiales de primera calidad provenientes tanto desde Buenos Aires como de Europa.

 

Al fallecimiento de Eugenio, el 20 de mayo de 1930, la propiedad había alcanzado su esplendor. La estancia San Francisco y su castillo eran un importante establecimiento de producción agropecuaria y dador de mano de obra y trabajo en el Partido de Rauch.

 

El imponente castillo fue heredado por la hija mayor de Eugenio, María Eugenia Díaz Vélez. María Eugenia, prácticamente no habitó la casa que permaneció cerrada durante largas temporadas. Ello inició el comienzo de un período de estancamiento de la estancia y de la edificación, a la que si bien se le sumaron nuevas construcciones, continuó siendo conservada adecuadamente por su propietaria. En 1958, a causa de la reforma agraria impulsada por el gobernador provincial Oscar Alende, que consistía en colonizar con pequeños propietarios rurales, la estancia San Francisco -con el castillo incluido- fue expropiada innecesariamente por el estado provincial. El fino mobiliario fue subastado.

 

El gobierno no tomó una determinación rápida de qué hacer con tan inmensa propiedad, por lo que el castillo empezó a sufrir el deterioro del paso del tiempo y la falta de mantenimiento.

En 1965, durante la gobernación de Anselmo Marini, la propiedad fue transferida al Consejo Provincial del Menor con intenciones de convertirlo en un hogar granja, aunque acabó siendo un reformatorio que alojó a jóvenes con problemas de conducta.

Hacia mediados de la década de 1970, a causa de un asesinato que comprometió a uno de los internos, todos los menores fueron reubicados y el castillo quedó abandonado hasta el día de hoy.

Actualmente y desde el año 2010 un grupo de vecinos de Rauch y la zona ha creado la "Comisión por la recuperación del Castillo San Francisco" que tiene como actividad principal el mantenimiento básico del edificio y recuperación de su parque, evitando que esta bella e importante edificación rural continúe deteriorándose.

  

Algunas Historias

 

"La historia del castillo es extraña y fascinante. Escuche mucho sobre el lugar pero no estoy seguro de cuanto es real y cuanto ya es parte del mito y mística del lugar. Se cuenta que en la primera mitad del siglo un potentado de apellido Díaz Vélez construyo esa mansión como una casa de descanso desde 1918 a 1930 cuando fue terminada. Para celebrar la culminación de la obra organizó una gran celebración invitando al público más selecto de Buenos Aires. Pero algo faltaba en la fiesta, y ese algo fue el mismo Díaz Vélez quien murió de camino al castillo y nunca llegó. Los invitados se fueron, los sirvientes se fueron, y el castillo quedó abandonado."

Béziers é uma cidade muito antiga com 2700 anos de história, esta começou com a ocupação de uma população no início do século VI aC. durante a Idade do Ferro. É uma das principais povoações do Mediterrâneo Celta. Após a reconstrução de Narbonne e a fundação da colónia romana de Arles por Júlio César em 45 aC., Otaviano funda no ano de 36 aC. neste mesmo território a - Colónia Urbs Júlia Septimanorum Baeterra - "antigo nome de Béziers", onde manda instalar os veteranos da Sétima Legião de Júlio César. Localizada a poucos quilómetros do Mar Mediterrâneo, era atravessada pela Via Domitia que ligava a Itália à Espanha, Baeterrae cresce até ao século III, quando a forte insegurança obriga à construção de uma cintura amuralhada para a sua defesa.

O seu famoso vinho branco foi exportado para Roma nos primeiros séculos do primeiro milénio, foram descobertas recentemente algumas garrafas numa escavação perto de Roma que se encontravam marcadas com as palavras "Eu sou um vinho de Baeterrae e tenho cinco anos de idade", a outra dizia simplesmente "vinho branco de Baeterrae".

Durante a idade média, Béziers foi a sede de um bispado, e graças a Carlos Magno, um condado. Béziers continua a fortalecer-se, principalmente no início do século XII. Nesse período, Béziers foi governada por Viscondes que controlavam uma grande parte da planície costeira ao redor da cidade, incluindo também a cidade de Agde. A influente família Trencavel governou estas terras durante 142 anos, até à Cruzada dos Albigenses, a chamada guerra santa contra os Cátaros, fortemente apoiada pelo Papa Inocêncio III e com uma grande ajuda dos senhores do Norte.

Béziers foi uma grande fortaleza do Catarismo no Languedoc, que a Igreja Católica condenou como sendo forças desprezíveis e heréticas, que estes teriam de ser rapidamente exterminados na Cruzada dos Albigenses. Nesta terrível cruzada, a única dentro de portas da cristandade, Béziers foi o primeiro lugar a ser atacado. Os cruzados chegaram às portas da cidade no dia 21 de Julho de 1209. Foi então dado um ultimato a todos os católicos de Béziers para que estes entregassem os hereges ou saíssem antes da chegada dos cruzados, pois estes sitiariam a cidade e quem ai se encontrasse nessa altura compartilharia do seu terrível destino e pereceria com eles. No entanto, eles recusaram-se a obedecer a tais ordens, considerando tal ato, um gesto de abandono e cobardia.

Os católicos de Béziers ficariam com os Cátaros com quem tinham uma excelente e cordial relação, e resistiriam juntos às ameaças. A cidade foi saqueada em 22 de Julho de 1209, e no sangrento massacre, ninguém foi poupado, nem mesmo os padres católicos e os que se refugiaram nas igrejas. Um dos comandantes desta cruzada foi o Legado Papal Arnaud de Amaury, Abade de Cister. Quando perguntado por um nobre Cruzado como distinguir católicos de cátaros, uma vez que já tinham tomado a cidade, o abade supostamente terá respondido: "Caedite eos, Novit enim Dominus qui sunt eius. " "Matai-os, pois o Senhor conhece os que são seus". Esta frase citada muitas vezes é proveniente de Cesário de Heisterbach juntamente com a história de todos os hereges. Embora as discussões ainda estivessem a acontecer com os barões sobre a libertação dos seus habitantes, um grande número de outras pessoas de baixa patente e até alguns arruaceiros desarmados, atacaram por toda a cidade sem esperar por ordens dos seus líderes. No espaço de duas ou três horas, eles atravessaram as valas e as paredes, e pouco depois a cidade de Béziers seria tomada.

Ninguém conseguiu escapar, independentemente da posição, sexo ou idade, foram todos passados no fio da espada, tendo como resultado, cerca de 20 mil almas massacradas em nome de Deus. Logo após esta grande matança, toda a cidade foi saqueada e despojada dos seus bens mais preciosos e logo de seguida queimada... Os invasores queimaram a Catedral de Saint Nazaire, que caiu sobre aqueles que se haviam refugiado no seu interior. "A placa em frente à Catedral regista o Dia do Massacre perpetrado pelos barões do norte." Algumas partes românicas da Catedral de St-Nazaire sobreviveram, para mais tarde, em 1215 serem recuperadas na reconstrução. A sua lenta recuperação, juntamente com o resto desta bela cidade, continuaria ao longo do tempo até finais do século XV.

A Catedral de Saint-Nazaire-et-Saint-Celse de Béziers é um templo que transporta os ecos desses dias terríveis, que apesar de longínquos nos parecem cada vez mais próximos nos dias que correm. Quanto mais recuamos na história, mais temos a certeza de que a paz duradoura não passará nunca de uma utopia.

Esta Catedral é o maior monumento de estilo gótico da cidade de Béziers, e foi construída na parte ocidental da antiga cidade medieval, numa colina com uma vista magnífica para o vale do Orb, e que se tornaria no símbolo da cidade, visível de muito longe derivado à sua altura, especialmente quando se entra em Béziers pela estrada de Narbonne. A Catedral foi proposta para ser classificada como um monumento histórico na lista de 1840, encontra-se no local de um antigo templo romano dedicado a Augusto e à sua esposa Livia. Do lado de fora, a Catedral tem um ar de fortaleza, com os seus elementos arquitetónicos dignos de um castelo medieval, à semelhança de muitos templos cristãos desta época espalhados por toda a Europa.

 

PLEASE NOTE:

Copyright :copyright: Anselmo Sousa

All images and texts are copyrighted, with all rights reserved. Please do not use, copy or edit any of my images or text without my written permission. If you want to use my texts or photographs please contact this address. asousacar@clix.pt

Los jóvenes hoy en día son unos tiranos. Contradicen a sus padres, devoran su comida, y le faltan al respeto a sus maestros. - Sócrates (470 AC-399 AC) Filósofo griego.

 

California Dreamin' ..

 

La nieve no llegó, pero si una gran helada, la mañana nos trajo varios grados bajo cero y una intensa niebla, con la humedad y las bajas temperaturas las gotas estaban mas densas, camino de la congelación. Por el frío, mis manos no manejaban bien el trípode, así que prescindí de el y apoyé mi mano sobre la pared y enfoque al musgo apoyando el objetivo sobre ella, estaba tan ensimismado que no me di cuenta de que mi mano se había quedado soldada a la pared por la acción del hielo y fue doloroso despegarla, creo que mereció la pena, una familia de gotas de rocío colonizaban una minúscula mata de musgo de poco más de un centímetro de ancho. todas reflejan lo mismo, el cielo y unas montañas en el horizonte, algunas nubes y la niebla, no ofrecen mucha nitidez pues el rocío estaba mas denso de lo deseable..

The snow did not arrive, but if a large ice, the morning brought us several degrees below zero and intense fog, humidity and cold temperatures drops were more dense way to the freeze. For the cold, my hands not handled well the tripod, so I supported my right hand on the wall and she supports it on the macro lens, focusing on the drops.

Not much time passed until I realized that my hand had been welded to the wall by the action of the ice, I did damage to "despegarla" but I think it was worthwhile, a family of drops of dew covered a tiny plant moss little more than a centimeter wide. Reflect all the same, the sky and some mountains on the horizon, do not offer the maximum sharpness the water were almost frozen ..

Jardín Acuático Risco Bello.

 

A la derecha de la fachada principal del Hotel Taoro se encuentra uno de los jardines más bellos del Puerto de la Cruz, Tenerife - Islas Canarias.

 

El actual Risco Bello consta de dos fincas compradas por D. René de Radiguès en 1969 y 1974 respectivamente. La primera, que pertenecía a la familia de Pedro Fernández y Magdalena Ritzen, era la Casa Risco Bello, que comprende la parte este del actual jardín. Esta familia construyó la casa sobre lava y basalto, dedicando parte de la finca al cultivo del plátano. La segunda, denominada Casa Caledonia, pertenecía a la familia Reid, familia inglesa propietaria de un negocio de importación y exportación. Situada en la parte oeste del actual jardín, la más cercana al Hotel Taoro, constaba de una casa de estilo colonial inglés con más de 60 años de historia. Fue precisamente en esta finca donde ya los Reid habían introducido algunos ejemplares de flores y plantas exóticas.

 

El matrimonio belga llegó a Tenerife en busca del añorado clima que beneficiara la salud de Ana María, esposa de René, que llegó a restablecerse totalmente de sus afecciones. René diseñaría el jardín como un acto de amor hacia ella, trabajando hasta los 80 años en la restauración de las casas y la creación del jardín, que más tarde se transformaría en acuático. Debido a los problemas de abastecimiento de agua de la época, generó un auténtico microclima capaz de autoabastecerse.

 

Tras 18 años en Tenerife, en agradecimiento por la felicidad que la isla les proporcionó, decidieron compartir con el mundo la belleza de este pequeño paraíso, abriéndolo al público en 1988.

 

La finca, de cerca de dos hectáreas, está distribuida en 5 terrazas, desde las que se aprecia una privilegiada vista sobre el Valle de La Orotava y gran parte de la costa norte, pudiendo incluso avistarse en días de bonanza la isla de La Palma.

 

Este jardín posee una colección de 500 plantas exóticas, tropicales y subtropicales, que aumentan día a día gracias a la colaboración de coleccionistas y amigos de la familia.

 

En las 5 terrazas, de diferentes estilos, se conjuga el tratamiento del agua con una exuberante vegetación, dándose cita puentes colgantes, cascadas, cuevas y fuentes, creando un entorno de auténtico ensueño.

 

La primera de las terrazas introduce al visitante en un apacible jardín decorado con una pérgola en su centro y una fuente de agua en su interior. El primero de los lagos, al lado de una encantadora terraza-cafetería, da idea ya de la belleza que esconden estos jardines. En un segundo nivel accedemos a la segunda de ellas, la mayor, en la que podemos disfrutar de una extensa colección de frutales exóticos y un puente panorámico sobre el lago. Bordeando el estanque atravesamos una cueva sobre la que cae una cascada que nutre al lago.

La tercera, sembrada de acacias, mimosas y palmeras, se adorna con piletas rústicas. A continuación accedemos a la más personal de las terrazas. Plagada de enormes tinajas dentro y fuera del estanque, impresiona por su profusa vegetación acuática de la que destacan los nenúfares y papiros. En el último jardín sobresale su puente de inspiración japonesa semioculto en una espesa vegetación.

 

A lo largo de todo el recorrido, patos, cisnes, ocas y palomas disfrutan mezclándose entre los visitantes.

Descrito habitualmente como un pequeño rincón del paraíso o como auténtica poesía acuática, también César Manrique, amigo de la familia, quedó fascinado por la belleza de estos jardines, descritos por él como "sinfonía en verde". Una de sus actuales propietarias, Bernardette de Radiguès, recuerda las palabras dirigidas por Manrique a su padre alabando su labor por respetar el entorno natural: "Yo soy el artista de los colores blancos, grises, azul y negro. A ti te doy el premio al verde en jardines de Canarias".

 

Risco Bello Aquatic Garden.

 

To the right of the main facade of the Hotel Taoro is one of the most beautiful gardens of Puerto de la Cruz, Tenerife - Canary Islands.

 

The current Risco Bello consists of two farms purchased by D. René de Radiguès in 1969 and 1974 respectively. The first, which belonged to the family of Pedro Fernandez and Magdalena Ritzen, was the Risco Bello House, which comprises the eastern part of the present garden. This family built the house on lava and basalt, devoting part of the estate to banana cultivation. The second, called Caledonia House, belonged to the Reid family, an English family who owned an import and export business. Located in the western part of the present garden, the closest one to the Hotel Taoro, it consisted of an English Colonial style house with more than 60 years of history. It was precisely in this farm where the Reid had already introduced some specimens of flowers and exotic plants.

 

The Belgian marriage arrived in Tenerife in search of the longed-for climate that would benefit the health of Ana Maria, Rene's wife, who came to fully recover from their affections. René would design the garden as an act of love towards her, working until the 80 years in the restoration of the houses and the creation of the garden, that later would become aquatic. Due to the problems of water supply of the time, it generated a real microclimate capable of self-sufficiency.

 

After 18 years in Tenerife, in gratefulness for the happiness that the island provided, they decided to share with the world the beauty of this little paradise, opening it to the public in 1988.

 

The estate, of about two hectares, is distributed in 5 terraces, from which you can see a privileged view of the La Orotava Valley and much of the north coast, and you can even see the island of La Palma on good days.

 

This garden has a collection of 500 exotic plants, tropical and subtropical, which increase day by day thanks to the collaboration of collectors and friends of the family.

 

In the 5 terraces, of different styles, the treatment of the water is conjugated with an exuberant vegetation, being given appointment hanging bridges, waterfalls, caves and fountains, creating an environment of authentic dream.

 

The first of the terraces introduces the visitor in a peaceful garden decorated with a pergola in its center and a fountain of water inside. The first of the lakes, next to a charming terrace-café, gives an idea of ​​the beauty that hide these gardens. In a second level we access the second one, the largest one, where we can enjoy an extensive collection of exotic fruit trees and a panoramic bridge over the lake. Bordering the pond we cross a cave on which falls a waterfall that nourishes the lake.

The third, planted with acacias, mimosas and palm trees, is decorated with rustic pools. Then we access the most personal of the terraces. Plagued with huge jars inside and outside the pond, it is impressive for its profuse aquatic vegetation, which includes water lilies and papyrus. In the last garden stands its bridge of Japanese inspiration half-hidden in a thick vegetation.

 

Throughout the course, ducks, swans, geese and doves enjoy mingling with visitors.

Described habitually as a small corner of paradise or as authentic aquatic poetry, César Manrique, a friend of the family, was fascinated by the beauty of these gardens, described by him as "symphony in green". One of his current owners, Bernardette de Radiguès, recalls the words directed by Manrique to his father praising their work to respect the natural environment: "I am the artist of the colors white, gray, blue and black. To green in gardens of the Canary Islands".

Ubicada en la Ruta 2, alrededor del km. 350 rumbo a Mar del Plata, en la época en que surgieron los fortines, había postas, pulperías y donde las carretas hacían cambios de caballos. Una de esas rutas unía Buenos Aires y Laguna de los Padres en el territorio y existió una posta llamada La Caldera, que estaba ubicada en la estancia La Magdalena. El nombre Vivoratá proviene del vocablo vil-voro-ta que significa lugar lleno de osamentas. Una de las primeras estancias fue San Julian de Vivoratá hoy con el nombre de Vivoratá. A orillas del arroyo del mismo nombre.

Entre los primeros pobladores podemos nombrar a Tomás Sáchero, Martín de Arenaza, José Iparraguirre, Eustaquio Aristizabal, Francisco Nuñez y Antonio Urquiza. En las estancias La Micaela se construyó una iglesia, por orden de doña Micaela Urbistondo de Aristizabal, que fue la primera que hubo acá en Vivoratá. La señora Micaela Urbistondo de Aristizabal donó en Coronel Vidal, las instalaciones del colegio San Miguel y del Hospital, que lleva el nombre de Eustaquio Aristizabal, su esposo.

En forma paulatina se fueron afincando los primeros pobladores como don Francisco Nuñez, con un almacén de ramos generales, don Armando Calvo, el primer peluquero, posteriormente lo hicieron don Antonio Conde y su hijo, don Santiago Laporte, quienes instalaron una herrería que sufrió un severo incendio. Luego de cuatro años se afincó otro herrero, don Santiago Bellemur, después aparecieron las primeras ferias pertenecientes a Adolfo Paz, y las barracas de lana en 1886 perteneciente a don Saez Valiente.

    

La Iglesia de San Eustaquio

 

Este es el nombre de la popular iglesia conocida como la Capilla de la Estancia "La Micaela. La Iglesia San Eustaquio es construída a partir de un deseo personal de quien fuera dueña de la citada estancia, doña Micaela Ugalde de Aristizabal. de ferviente vocación religiosa que decidió su construcción en homenaje de quien fuera su esposo, don Eustaquio Aristizabal, fundador de la estancia.

Don Eustaquio era oriundo de Estrella, provincia de Navarra, España. Llegó a este país en 1879 a la edad de veinte años, lleno de venturosas ilusiones y con intenciones de labrarse un porvenir. Luego de una breve estadía en Buenos Aires donde trabajó de panadero, se instaló en el Partido de Mar Chiquita donde formó sociedad con José Abásolo estableciendo un almacén de ramos generales llamado "La Bilbaína"donde trabajaron así por catorce años acopiandoademás frutos del país, cereales, etc.., y obteniendo importantes ingresos.

Disuelta la sociedad la casa comercial permaneció en poder del señor Abásolo mientras que el señor Aristisabalse dedicó a las tareas ganaderas comprando en 1895 un establecimiento de campo que denomina con el nombre de su esposa con quien había contraído matrimonio dos años antes (1893).

El señor Aristisabal fallece el 6 de mayo de 1906 quedando su esposa al frente del establecimiento. Es en ese momento cuando doña Micaela decide la construcción del templo religioso valiéndose de la empresa de Raimundo Sampini e inaugurándolo el 5 de marzo de 1911 con la bendición de Monseñor Bourdet en representación de Monseñor Alberti, Obispo de Las Plata. Fueron los padrinos el señor Emilio Cantero t la señora de Aristizabal. Anexa a la iglesia se construyó la casa parroquial donde el sacerdote que la ocupaba impartía educación escolar a los niños del lugar además de oficiar diariamente la Santa Misa..

  

Un entrevistado desde España y un historiador de Mar Chiquita dieron detalles de la creación de “Eustaquio Aristizábal”, ubicada en Vivoratá y hoy en ruinas.

 

Raúl Aristizábal vive en Navarra, España, y es descendiente de la familia que hace muchos años llegó a la zona de Vivoratá, partido de Mar Chiquita, donde está la iglesia Eustaquio Aristizábal.

Aristizábal dialogó con Marcelo Muchi y Javier Pintos en el espacio “De Pueblo en Pueblo” de “El Provincial”, charla a la que sumó el historiador de Mar Chiquita, Juan Carlos Azzanesi.

Juntos se adentraron en la historia de la iglesia que lleva el apellido de la familia Aristizábal, ubicada en la Estancia “La Micaela”, cerca de Vivoratá.

Aristizábal dijo que “tengo una reseña histórica que dice que Eustaquio llegó en 1879 y forma, con un socio, una empresa de ramos generales. Ahí comenzó su historia hasta llegar a la zona de Mar Chiquita donde forma lo que hoy se conoce como “La Micaela”, una estancia en la zona.

En esa estancia “le va muy bien y siendo muy joven viaja mi abuelo paterno que es el que va a trabajar durante unos años. Pero parece que las relaciones no eran muy buenas y mi abuelo decide salir del campo, mi tío lo deshereda y se va a Mar del Plata, donde constituye su familia”, reveló el entrevistado.

Agregó que “siempre me interesé por averiguar qué pasó pero no se hablaba del abuelo y por eso no tenemos más datos de los que rescaté de las bibliotecas” respecto de quién fue Eustaquio Aristizábal.

Por su parte, el historiador sostuvo que “Eustaquio nace en 1847 y llega a los 22 años a Buenos Aires, trabaja en una panadería en Buenos Aires y luego se traslada a Mar Chiquita” donde, junto a un socio, abre un almacén de ramos generales.

Agregó el especialista que “Eustaquio le dejó la parte del almacén a su socio y compra lo que era una fracción de la estancia Vivoratá al señor Pedro Bernal. Dos años antes se había casado con Micaela Ugalde”. Según el historiador, Eustaquio murió en 1906 y en su homenaje, “doña Micaela hizo construir la iglesia” que hoy lleva su nombre.

Azzanesi señaló que esa iglesia “se inauguró el 20 de enero de 1911 con el nombre de San Eustaquio (…) siendo los padrinos de la inauguración Emilio Cantero y Micaela Ugalde Aristizábal” y allí “el cura del momento creó una escuela donde se le enseñaba gratis a los niños del lugar”.

A la iglesia, que ahora está en ruinas, “iba toda la gente del campo y de Vivoratá, se hacían misas todos los días. Pero luego se inauguró otra iglesia en Vivoratá y la de San Eustaquio no tuvo más sentido” porque estaba muy lejos.

Aristizábal, quien reside en España, agradeció el aporte del historiador y dijo que “recuerdo haber ido a la iglesia hace unos 15 años, porque mi hija mayor se casó con un hombre cuya familia es de Vidal y en un asado familiar fuimos a la estancia y pedimos permiso para verla, pero ya estaba muy deteriorada”.

 

Bigotudo

Panurus biarmicus

 

Familia: Timalíidos – Timaliidae

Aspecto: Ave exótica con una cola larga y alas cortas, redondeadas. Aspecto muy característico. De color mayormente marrón amarillento.

Tamaño: Largo 14-15,5 cm, peso 11-21 g.

Nido: Una estructura similar a una cesta colgada de juncos, hecha de hojas secas de juncos y otras plantas acuáticas. Recubierto con penachos de juncos, plumas y pelos.

Reproducción: Pone 3 a 11 huevos de abril a mayo, incubados por ambos padres durante 11 a 14 días. Los polluelos permanecen en el nido durante 12 a 16 días. Anida en colonias. A menudo cría más de una nidada por verano.

Distribución: Se reproduce en juncales extensos en regiones costeras de Finlandia. Recién se propagó en Finlandia a partir de fines de la década de 1980. La población reproductora finlandesa se estima en 400 a 800 parejas.

Migración: Sedentario. Puede recorrer mayores distancias en otoño.

Alimentación: Invertebrados, semillas de juncos.

Sonidos: Un sonido tintineante como “ping”.

 

La cola del bigotudo es casi tan larga como la del mito. Las alas son de color marrón rojizo con manchas negras y blancas. La cabeza y el cuello del macho es de color gris azulado, y tienen garganta blanca y rayas similares a un bigote de color negro que se extienden hacia abajo, por debajo de sus ojos. El dorso y los flancos son de color marrón rojizo y la cloaca es de color negro. Las hembras no tienen rayas en forma de bigote de color negro, cloaca negra ni color gris en la cabeza. Su color también es más marrón amarillento. Las aves jóvenes son de color marrón amarillento. Los machos jóvenes tienen rayas negras en la cabeza y el dorso. Las hembras jóvenes son de color más uniforme con menos vetas grisáceas distintivas.

 

El bigotudo tiene patas negras e iris de color amarillento. El pico de los machos es de color amarillento y el de las hembras es amarillo verdoso. Durante el vuelo, los bigotudos parecen inestables, con aleteos agitados.

Ubicada en la Ruta 2, alrededor del km. 350 rumbo a Mar del Plata, en la época en que surgieron los fortines, había postas, pulperías y donde las carretas hacían cambios de caballos. Una de esas rutas unía Buenos Aires y Laguna de los Padres en el territorio y existió una posta llamada La Caldera, que estaba ubicada en la estancia La Magdalena. El nombre Vivoratá proviene del vocablo vil-voro-ta que significa lugar lleno de osamentas. Una de las primeras estancias fue San Julian de Vivoratá hoy con el nombre de Vivoratá. A orillas del arroyo del mismo nombre.

Entre los primeros pobladores podemos nombrar a Tomás Sáchero, Martín de Arenaza, José Iparraguirre, Eustaquio Aristizabal, Francisco Nuñez y Antonio Urquiza. En las estancias La Micaela se construyó una iglesia, por orden de doña Micaela Urbistondo de Aristizabal, que fue la primera que hubo acá en Vivoratá. La señora Micaela Urbistondo de Aristizabal donó en Coronel Vidal, las instalaciones del colegio San Miguel y del Hospital, que lleva el nombre de Eustaquio Aristizabal, su esposo.

En forma paulatina se fueron afincando los primeros pobladores como don Francisco Nuñez, con un almacén de ramos generales, don Armando Calvo, el primer peluquero, posteriormente lo hicieron don Antonio Conde y su hijo, don Santiago Laporte, quienes instalaron una herrería que sufrió un severo incendio. Luego de cuatro años se afincó otro herrero, don Santiago Bellemur, después aparecieron las primeras ferias pertenecientes a Adolfo Paz, y las barracas de lana en 1886 perteneciente a don Saez Valiente.

 

La Iglesia de San Eustaquio

 

Este es el nombre de la popular iglesia conocida como la Capilla de la Estancia "La Micaela. La Iglesia San Eustaquio es construída a partir de un deseo personal de quien fuera dueña de la citada estancia, doña Micaela Ugalde de Aristizabal. de ferviente vocación religiosa que decidió su construcción en homenaje de quien fuera su esposo, don Eustaquio Aristizabal, fundador de la estancia.

Don Eustaquio era oriundo de Estrella, provincia de Navarra, España. Llegó a este país en 1879 a la edad de veinte años, lleno de venturosas ilusiones y con intenciones de labrarse un porvenir. Luego de una breve estadía en Buenos Aires donde trabajó de panadero, se instaló en el Partido de Mar Chiquita donde formó sociedad con José Abásolo estableciendo un almacén de ramos generales llamado "La Bilbaína"donde trabajaron así por catorce años acopiandoademás frutos del país, cereales, etc.., y obteniendo importantes ingresos.

Disuelta la sociedad la casa comercial permaneció en poder del señor Abásolo mientras que el señor Aristisabalse dedicó a las tareas ganaderas comprando en 1895 un establecimiento de campo que denomina con el nombre de su esposa con quien había contraído matrimonio dos años antes (1893).

El señor Aristisabal fallece el 6 de mayo de 1906 quedando su esposa al frente del establecimiento. Es en ese momento cuando doña Micaela decide la construcción del templo religioso valiéndose de la empresa de Raimundo Sampini e inaugurándolo el 5 de marzo de 1911 con la bendición de Monseñor Bourdet en representación de Monseñor Alberti, Obispo de Las Plata. Fueron los padrinos el señor Emilio Cantero t la señora de Aristizabal. Anexa a la iglesia se construyó la casa parroquial donde el sacerdote que la ocupaba impartía educación escolar a los niños del lugar además de oficiar diariamente la Santa Misa..

  

Un entrevistado desde España y un historiador de Mar Chiquita dieron detalles de la creación de “Eustaquio Aristizábal”, ubicada en Vivoratá y hoy en ruinas.

 

Raúl Aristizábal vive en Navarra, España, y es descendiente de la familia que hace muchos años llegó a la zona de Vivoratá, partido de Mar Chiquita, donde está la iglesia Eustaquio Aristizábal.

Aristizábal dialogó con Marcelo Muchi y Javier Pintos en el espacio “De Pueblo en Pueblo” de “El Provincial”, charla a la que sumó el historiador de Mar Chiquita, Juan Carlos Azzanesi.

Juntos se adentraron en la historia de la iglesia que lleva el apellido de la familia Aristizábal, ubicada en la Estancia “La Micaela”, cerca de Vivoratá.

Aristizábal dijo que “tengo una reseña histórica que dice que Eustaquio llegó en 1879 y forma, con un socio, una empresa de ramos generales. Ahí comenzó su historia hasta llegar a la zona de Mar Chiquita donde forma lo que hoy se conoce como “La Micaela”, una estancia en la zona.

En esa estancia “le va muy bien y siendo muy joven viaja mi abuelo paterno que es el que va a trabajar durante unos años. Pero parece que las relaciones no eran muy buenas y mi abuelo decide salir del campo, mi tío lo deshereda y se va a Mar del Plata, donde constituye su familia”, reveló el entrevistado.

Agregó que “siempre me interesé por averiguar qué pasó pero no se hablaba del abuelo y por eso no tenemos más datos de los que rescaté de las bibliotecas” respecto de quién fue Eustaquio Aristizábal.

Por su parte, el historiador sostuvo que “Eustaquio nace en 1847 y llega a los 22 años a Buenos Aires, trabaja en una panadería en Buenos Aires y luego se traslada a Mar Chiquita” donde, junto a un socio, abre un almacén de ramos generales.

Agregó el especialista que “Eustaquio le dejó la parte del almacén a su socio y compra lo que era una fracción de la estancia Vivoratá al señor Pedro Bernal. Dos años antes se había casado con Micaela Ugalde”. Según el historiador, Eustaquio murió en 1906 y en su homenaje, “doña Micaela hizo construir la iglesia” que hoy lleva su nombre.

Azzanesi señaló que esa iglesia “se inauguró el 20 de enero de 1911 con el nombre de San Eustaquio (…) siendo los padrinos de la inauguración Emilio Cantero y Micaela Ugalde Aristizábal” y allí “el cura del momento creó una escuela donde se le enseñaba gratis a los niños del lugar”.

A la iglesia, que ahora está en ruinas, “iba toda la gente del campo y de Vivoratá, se hacían misas todos los días. Pero luego se inauguró otra iglesia en Vivoratá y la de San Eustaquio no tuvo más sentido” porque estaba muy lejos.

Aristizábal, quien reside en España, agradeció el aporte del historiador y dijo que “recuerdo haber ido a la iglesia hace unos 15 años, porque mi hija mayor se casó con un hombre cuya familia es de Vidal y en un asado familiar fuimos a la estancia y pedimos permiso para verla, pero ya estaba muy deteriorada”.

Ubicada en la Ruta 2, alrededor del km. 350 rumbo a Mar del Plata, en la época en que surgieron los fortines, había postas, pulperías y donde las carretas hacían cambios de caballos. Una de esas rutas unía Buenos Aires y Laguna de los Padres en el territorio y existió una posta llamada La Caldera, que estaba ubicada en la estancia La Magdalena. El nombre Vivoratá proviene del vocablo vil-voro-ta que significa lugar lleno de osamentas. Una de las primeras estancias fue San Julian de Vivoratá hoy con el nombre de Vivoratá. A orillas del arroyo del mismo nombre.

Entre los primeros pobladores podemos nombrar a Tomás Sáchero, Martín de Arenaza, José Iparraguirre, Eustaquio Aristizabal, Francisco Nuñez y Antonio Urquiza. En las estancias La Micaela se construyó una iglesia, por orden de doña Micaela Urbistondo de Aristizabal, que fue la primera que hubo acá en Vivoratá. La señora Micaela Urbistondo de Aristizabal donó en Coronel Vidal, las instalaciones del colegio San Miguel y del Hospital, que lleva el nombre de Eustaquio Aristizabal, su esposo.

En forma paulatina se fueron afincando los primeros pobladores como don Francisco Nuñez, con un almacén de ramos generales, don Armando Calvo, el primer peluquero, posteriormente lo hicieron don Antonio Conde y su hijo, don Santiago Laporte, quienes instalaron una herrería que sufrió un severo incendio. Luego de cuatro años se afincó otro herrero, don Santiago Bellemur, después aparecieron las primeras ferias pertenecientes a Adolfo Paz, y las barracas de lana en 1886 perteneciente a don Saez Valiente.

    

La Iglesia de San Eustaquio

 

Este es el nombre de la popular iglesia conocida como la Capilla de la Estancia "La Micaela. La Iglesia San Eustaquio es construída a partir de un deseo personal de quien fuera dueña de la citada estancia, doña Micaela Ugalde de Aristizabal. de ferviente vocación religiosa que decidió su construcción en homenaje de quien fuera su esposo, don Eustaquio Aristizabal, fundador de la estancia.

Don Eustaquio era oriundo de Estrella, provincia de Navarra, España. Llegó a este país en 1879 a la edad de veinte años, lleno de venturosas ilusiones y con intenciones de labrarse un porvenir. Luego de una breve estadía en Buenos Aires donde trabajó de panadero, se instaló en el Partido de Mar Chiquita donde formó sociedad con José Abásolo estableciendo un almacén de ramos generales llamado "La Bilbaína"donde trabajaron así por catorce años acopiandoademás frutos del país, cereales, etc.., y obteniendo importantes ingresos.

Disuelta la sociedad la casa comercial permaneció en poder del señor Abásolo mientras que el señor Aristisabalse dedicó a las tareas ganaderas comprando en 1895 un establecimiento de campo que denomina con el nombre de su esposa con quien había contraído matrimonio dos años antes (1893).

El señor Aristisabal fallece el 6 de mayo de 1906 quedando su esposa al frente del establecimiento. Es en ese momento cuando doña Micaela decide la construcción del templo religioso valiéndose de la empresa de Raimundo Sampini e inaugurándolo el 5 de marzo de 1911 con la bendición de Monseñor Bourdet en representación de Monseñor Alberti, Obispo de Las Plata. Fueron los padrinos el señor Emilio Cantero t la señora de Aristizabal. Anexa a la iglesia se construyó la casa parroquial donde el sacerdote que la ocupaba impartía educación escolar a los niños del lugar además de oficiar diariamente la Santa Misa..

  

Un entrevistado desde España y un historiador de Mar Chiquita dieron detalles de la creación de “Eustaquio Aristizábal”, ubicada en Vivoratá y hoy en ruinas.

 

Raúl Aristizábal vive en Navarra, España, y es descendiente de la familia que hace muchos años llegó a la zona de Vivoratá, partido de Mar Chiquita, donde está la iglesia Eustaquio Aristizábal.

Aristizábal dialogó con Marcelo Muchi y Javier Pintos en el espacio “De Pueblo en Pueblo” de “El Provincial”, charla a la que sumó el historiador de Mar Chiquita, Juan Carlos Azzanesi.

Juntos se adentraron en la historia de la iglesia que lleva el apellido de la familia Aristizábal, ubicada en la Estancia “La Micaela”, cerca de Vivoratá.

Aristizábal dijo que “tengo una reseña histórica que dice que Eustaquio llegó en 1879 y forma, con un socio, una empresa de ramos generales. Ahí comenzó su historia hasta llegar a la zona de Mar Chiquita donde forma lo que hoy se conoce como “La Micaela”, una estancia en la zona.

En esa estancia “le va muy bien y siendo muy joven viaja mi abuelo paterno que es el que va a trabajar durante unos años. Pero parece que las relaciones no eran muy buenas y mi abuelo decide salir del campo, mi tío lo deshereda y se va a Mar del Plata, donde constituye su familia”, reveló el entrevistado.

Agregó que “siempre me interesé por averiguar qué pasó pero no se hablaba del abuelo y por eso no tenemos más datos de los que rescaté de las bibliotecas” respecto de quién fue Eustaquio Aristizábal.

Por su parte, el historiador sostuvo que “Eustaquio nace en 1847 y llega a los 22 años a Buenos Aires, trabaja en una panadería en Buenos Aires y luego se traslada a Mar Chiquita” donde, junto a un socio, abre un almacén de ramos generales.

Agregó el especialista que “Eustaquio le dejó la parte del almacén a su socio y compra lo que era una fracción de la estancia Vivoratá al señor Pedro Bernal. Dos años antes se había casado con Micaela Ugalde”. Según el historiador, Eustaquio murió en 1906 y en su homenaje, “doña Micaela hizo construir la iglesia” que hoy lleva su nombre.

Azzanesi señaló que esa iglesia “se inauguró el 20 de enero de 1911 con el nombre de San Eustaquio (…) siendo los padrinos de la inauguración Emilio Cantero y Micaela Ugalde Aristizábal” y allí “el cura del momento creó una escuela donde se le enseñaba gratis a los niños del lugar”.

A la iglesia, que ahora está en ruinas, “iba toda la gente del campo y de Vivoratá, se hacían misas todos los días. Pero luego se inauguró otra iglesia en Vivoratá y la de San Eustaquio no tuvo más sentido” porque estaba muy lejos.

Aristizábal, quien reside en España, agradeció el aporte del historiador y dijo que “recuerdo haber ido a la iglesia hace unos 15 años, porque mi hija mayor se casó con un hombre cuya familia es de Vidal y en un asado familiar fuimos a la estancia y pedimos permiso para verla, pero ya estaba muy deteriorada”.

 

Vuelvo a compartir con vosotros este correo que recibí hace unos días de Arturo Schell ...

 

"Desde hace dos años mi familia está involucrada en concienciar acerca de la importancia de la donación de medula en la lucha contra la leucemia.

El espectacular incremento de donantes en estos años nos ha animado a colaborar en Uvas de Vida destinado íntegramente al Proyecto Lydia de la Fundación Cris Cáncer.

Por ello te ruego difundas entre tus contactos y amigos el siguiente enlace

criscancer.org/uvasdevida/index.php

También te adjunto, para tu información, cómo surgió la idea

www.diariodeburgos.es/noticia/ZDC494F57-B474-0DA9-FDFAA82...

cómo empezó todo por Mateo

www.abc.es/familia-padres-hijos/20150715/abci-quefuede-me... "

 

----------------------------------------------------

 

Situada sobre un promontorio de la costa casareña entre el río Manilva y el Arroyo Camarate, se encuentra la Torre de la Sal o Torre del Salto de la Mora, como también es conocida.

 

Cuenta con dos alturas, y además tiene la peculiaridad de poseer una planta cuadrada, lo que la diferencia del resto de torres que nos encontramos a lo largo de la costa. Y es que, a diferencia de éstas, la Torre de la Sal no sería una torre de vigilancia propiamente dicha.

Dedicada a la memoria de nuestros padres, en este día en que se cumplen 20 años desde el fallecimiento de nuestro padre. Nuestra madre ya lo acompaña desde 1999.

 

"Siempre estareis entre nosotros".

 

Gracias por todo lo que nos habéis dado.

Nuestro Padre Jesús de la Divina Misericordia

María Santísima de la Esperanza Macarena

San Juan Apóstol y Evangelista

Santa María Magdalena

  

SEMANA SANTA 2012

06 de Abril de 2012 - Procesión del Viernes Santo

  

Hermandad y Cofradía de la Sagrada Pasión de Nuestro Señor y de María Santísima de la Esperanza, Inc.

Santa María, Bulacán

  

Familia Pérez, Díaz y Mendoza

Heirs of the Late Mario Pérez y Raymundo

Un padre de familia acompaña y apoya a sus dos hijas en la fiesta de disfraces del Fancon. (Que daría por tener un padre así, pero papa nunca tuvo tiempo para mí… Yo no era importante)

Collalba Gris

Oenanthe oenanthe 14,5 cm.

 

A primeros de marzo empieza a llegar la Collalba Gris desde sus cuarteles de invierno en África, esparciéndose prácticamente por todo el país. Cuando alcanzan sus lugares de cría, comienza una curiosa danza de cortejo nupcial. En un hoyo somero se enfrentan un macho y una hembra empezando el primero a brincar en el aire con el plumaje esponjado, saltando del hoyo a un borde o de éste al otro en rápido ritmo. Luego se tumba frente a su pareja, las alas y la cola caídas y la cabeza estirada sobre el suelo.

Esta collalba lanza su rechinante y a la vez melodioso canto, bien desde un posadero bajo, o en vuelo danzante, después de un cortejo en tierra, aunque otras veces lo hace cerniéndose en el aire. Cuando se alimenta caza los insectos en el suelo, sacudiendo la cabeza y saltando. También ha sido observada cerniéndose como un cernícalo y picando hacia tierra.

Frecuenta terrenos secos en general, como páramos, dunas, labrantíos, etc. En época de cría el macho es agresivo, no sólo con aves de su misma especie, sino también con otras que considera intrusas en su territorio.

 

Identificación: Ambos sexos tienen obispillo blanco; el macho en verano tiene dorso gris-azulado; auriculares y alas negras; partes inferiores ocráceas; en invierno, dorso, auriculares y alas más pardas; la hembra siempre es similar al macho en invierno.

Nidificación: Anida en eriales ásperos, grietas de rocas, huras de conejo e incluso en latas; nido de hierba y musgo, forrado con pelo y plumas, construido principalmente por la hembra; pone, en abril-junio, 6 huevos azules claro, a veces con puntos pardo-rojizos; incubación, 14 días, en su mayoría por la hembra; los pollos, alimentados por ambos padres, vuelan tras unos 14 días; a veces dos crías.

Alimentación: Principalmente, insectos y larvas; algunos arácnidos, ciempiés y caracoles.

Hábitat: Matorrales y campos baldíos.

 

Ubicada en la Ruta 2, alrededor del km. 350 rumbo a Mar del Plata, en la época en que surgieron los fortines, había postas, pulperías y donde las carretas hacían cambios de caballos. Una de esas rutas unía Buenos Aires y Laguna de los Padres en el territorio y existió una posta llamada La Caldera, que estaba ubicada en la estancia La Magdalena. El nombre Vivoratá proviene del vocablo vil-voro-ta que significa lugar lleno de osamentas. Una de las primeras estancias fue San Julian de Vivoratá hoy con el nombre de Vivoratá. A orillas del arroyo del mismo nombre.

Entre los primeros pobladores podemos nombrar a Tomás Sáchero, Martín de Arenaza, José Iparraguirre, Eustaquio Aristizabal, Francisco Nuñez y Antonio Urquiza. En las estancias La Micaela se construyó una iglesia, por orden de doña Micaela Urbistondo de Aristizabal, que fue la primera que hubo acá en Vivoratá. La señora Micaela Urbistondo de Aristizabal donó en Coronel Vidal, las instalaciones del colegio San Miguel y del Hospital, que lleva el nombre de Eustaquio Aristizabal, su esposo.

En forma paulatina se fueron afincando los primeros pobladores como don Francisco Nuñez, con un almacén de ramos generales, don Armando Calvo, el primer peluquero, posteriormente lo hicieron don Antonio Conde y su hijo, don Santiago Laporte, quienes instalaron una herrería que sufrió un severo incendio. Luego de cuatro años se afincó otro herrero, don Santiago Bellemur, después aparecieron las primeras ferias pertenecientes a Adolfo Paz, y las barracas de lana en 1886 perteneciente a don Saez Valiente.

 

La Iglesia de San Eustaquio

 

Este es el nombre de la popular iglesia conocida como la Capilla de la Estancia "La Micaela. La Iglesia San Eustaquio es construída a partir de un deseo personal de quien fuera dueña de la citada estancia, doña Micaela Ugalde de Aristizabal. de ferviente vocación religiosa que decidió su construcción en homenaje de quien fuera su esposo, don Eustaquio Aristizabal, fundador de la estancia.

Don Eustaquio era oriundo de Estrella, provincia de Navarra, España. Llegó a este país en 1879 a la edad de veinte años, lleno de venturosas ilusiones y con intenciones de labrarse un porvenir. Luego de una breve estadía en Buenos Aires donde trabajó de panadero, se instaló en el Partido de Mar Chiquita donde formó sociedad con José Abásolo estableciendo un almacén de ramos generales llamado "La Bilbaína"donde trabajaron así por catorce años acopiandoademás frutos del país, cereales, etc.., y obteniendo importantes ingresos.

Disuelta la sociedad la casa comercial permaneció en poder del señor Abásolo mientras que el señor Aristisabalse dedicó a las tareas ganaderas comprando en 1895 un establecimiento de campo que denomina con el nombre de su esposa con quien había contraído matrimonio dos años antes (1893).

El señor Aristisabal fallece el 6 de mayo de 1906 quedando su esposa al frente del establecimiento. Es en ese momento cuando doña Micaela decide la construcción del templo religioso valiéndose de la empresa de Raimundo Sampini e inaugurándolo el 5 de marzo de 1911 con la bendición de Monseñor Bourdet en representación de Monseñor Alberti, Obispo de Las Plata. Fueron los padrinos el señor Emilio Cantero t la señora de Aristizabal. Anexa a la iglesia se construyó la casa parroquial donde el sacerdote que la ocupaba impartía educación escolar a los niños del lugar además de oficiar diariamente la Santa Misa..

  

Un entrevistado desde España y un historiador de Mar Chiquita dieron detalles de la creación de “Eustaquio Aristizábal”, ubicada en Vivoratá y hoy en ruinas.

 

Raúl Aristizábal vive en Navarra, España, y es descendiente de la familia que hace muchos años llegó a la zona de Vivoratá, partido de Mar Chiquita, donde está la iglesia Eustaquio Aristizábal.

Aristizábal dialogó con Marcelo Muchi y Javier Pintos en el espacio “De Pueblo en Pueblo” de “El Provincial”, charla a la que sumó el historiador de Mar Chiquita, Juan Carlos Azzanesi.

Juntos se adentraron en la historia de la iglesia que lleva el apellido de la familia Aristizábal, ubicada en la Estancia “La Micaela”, cerca de Vivoratá.

Aristizábal dijo que “tengo una reseña histórica que dice que Eustaquio llegó en 1879 y forma, con un socio, una empresa de ramos generales. Ahí comenzó su historia hasta llegar a la zona de Mar Chiquita donde forma lo que hoy se conoce como “La Micaela”, una estancia en la zona.

En esa estancia “le va muy bien y siendo muy joven viaja mi abuelo paterno que es el que va a trabajar durante unos años. Pero parece que las relaciones no eran muy buenas y mi abuelo decide salir del campo, mi tío lo deshereda y se va a Mar del Plata, donde constituye su familia”, reveló el entrevistado.

Agregó que “siempre me interesé por averiguar qué pasó pero no se hablaba del abuelo y por eso no tenemos más datos de los que rescaté de las bibliotecas” respecto de quién fue Eustaquio Aristizábal.

Por su parte, el historiador sostuvo que “Eustaquio nace en 1847 y llega a los 22 años a Buenos Aires, trabaja en una panadería en Buenos Aires y luego se traslada a Mar Chiquita” donde, junto a un socio, abre un almacén de ramos generales.

Agregó el especialista que “Eustaquio le dejó la parte del almacén a su socio y compra lo que era una fracción de la estancia Vivoratá al señor Pedro Bernal. Dos años antes se había casado con Micaela Ugalde”. Según el historiador, Eustaquio murió en 1906 y en su homenaje, “doña Micaela hizo construir la iglesia” que hoy lleva su nombre.

Azzanesi señaló que esa iglesia “se inauguró el 20 de enero de 1911 con el nombre de San Eustaquio (…) siendo los padrinos de la inauguración Emilio Cantero y Micaela Ugalde Aristizábal” y allí “el cura del momento creó una escuela donde se le enseñaba gratis a los niños del lugar”.

A la iglesia, que ahora está en ruinas, “iba toda la gente del campo y de Vivoratá, se hacían misas todos los días. Pero luego se inauguró otra iglesia en Vivoratá y la de San Eustaquio no tuvo más sentido” porque estaba muy lejos.

Aristizábal, quien reside en España, agradeció el aporte del historiador y dijo que “recuerdo haber ido a la iglesia hace unos 15 años, porque mi hija mayor se casó con un hombre cuya familia es de Vidal y en un asado familiar fuimos a la estancia y pedimos permiso para verla, pero ya estaba muy deteriorada”.

El Colegio de Nuestra Señora de La Antigua está en Monforte de Lemos (Lugo, España). Construido en estilo Herreriano, es conocido a menudo como El Escorial gallego por ser una de las pocas manifestaciones de este estilo en esta comunidad.

  

Su fundador fue el cardenal Rodrigo de Castro, quizás el último gran príncipe eclesiástico del Renacimiento en España, Arzobispo de Sevilla, benefactor de Monforte y mecenas de las artes.

  

El colegio fue Real Seminario de Estudios hasta 1773 y germen de la Universidad, ostentando hasta siete cátedras en un momento en que apenas estaban implantadas en la provincia. Primero fue regentado por los jesuitas. La Pragmática Sanción de 1767 expulsó a los jesuitas de España y eliminó los símbolos que recordaran su estancia en el país, lo cual se puede constatar observando el espacio en blanco que dejó su escudo tras ser retirado del retablo de Francisco de Moure. A mediados del siglo XVIII pasó a manos de la Familia de Alba, que lo cedió en 1873 a los Padres Escolapios.

 

Local: Jardim Botânico do Rio de Janeiro.

  

Classificação Científica

Reino: Animalia

Filo: Chordata

Classe: Aves

Ordem: Passeriformes

SubOrdem: Tyranni

Parvordem: Tyrannida

Superfamília: Tyrannoidea

Família: Tyrannidae

Subfamília: Tyranninae

  

Características

 

O padrão geral da coloração da plumagem é o seguinte: lado inferior amarelo com a garganta branca, dorso e asas marrom-esverdeados; acima dos olhos possui uma evidente faixa branca que se estende desde o bico até a nuca, onde é interrompida; bico e olhos negros. Com esse padrão de plumagem, o bentevizinho-de-penacho-vermelho poderia ser considerado uma miniatura do bem-te-vi, mas as semelhanças terminam por aí. O bentevizinho, que também é chamado de bentevizinho-topete-vermelho, em virtude da existência de um pequeno topete vermelho visto quando se olha a ave por cima estando a mesma excitada, possui características ecológicas muito distintas.

 

Alimentação

 

Alimenta-se de insetos capturados durante pequenos vôos, e de pequenas frutas.

 

Reprodução

 

Na época da reprodução constrói um ninho de capim que écolocado em uma forquilha. As vezes o ninho fica localizado em galhos sobre a água ou próximo a colmeias e formigueiros, garantindo, assim, uma proteção extra contra predadores. A fêmea põe de dois a três ovos que são esbranquiçados com pequenas pintas marrons.

 

Hábitos

 

Ocorre aos pares ou em pequenos grupos familiares, que são muito barulhentos. Em termos de ambiente, prefere matas ou capoeiras mais conservadas, quase sempre próximo a algum curso d'água. Não se adapta muito às regiões campestres ou cidades pouco arborizadas.

 

Distribuição Geográfica

 

Distribui-se em grande parte do Brasil, em alguns países vizinhos da América do Sul e também na América Central. Os indivíduos que ocorrem em regiões com clima mais severo (Brasil meridional e países do sul) podem realizar movimentos de migração para regiões mais quentes nas épocas de inverno

 

Fonte: Wikiaves

www.youtube.com/watch?v=H4aR_mGn3fg

 

PUEBLO MIO POR JOSE FELICIANO

 

*********************************************************

********************************************************

 

En homenaje a mis padres que nacieron en el pueblo de Santorcaz a 40 km de Madrid

 

Estas uvas son de una casa tomado hace unos años cuando lo visité

 

Ese pueblo es hermoso, como todos lleno de historia y por alli caminaron siendo niños y luego jóvenes mis amados padres y tengo toda la familia de ambos lados

cada vez que lo piso elevo la vista al cielo y AGRADEZO¡¡¡¡

 

♪♫Imprescindible ver y escuchar♪♫

 

Leyenda China :-))

 

Nacido en buena familia, Daye era un niño guapo y muy inteligente. Cuando tenía diecisiete años se convirtió en el joven más solicitado de su pueblo. Venían los casamenteros casi todos los días para recomendarle chicas guapas de buena familia. Pero sus padres los rechazaron tajantemente, porque el padre de Daye había tenido un sueño, en el que un viejo inmortal le anunció que su hijo tenía que casarse con la Princesa de las Nubes. Pasaron dos años, al ver que no venía la anunciada novia de su hijo, los padres se ponían cada vez más nerviosos, porque ningún casamentero volvió a pisar su casa. Se arrepintieron de no haber escogido una chica de buena familia para su hijo.

 

Un día, cuando Daye estaba leyendo en su estudio, súbitamente una agradable fragancia le llamó la atención. Levantó la cabeza y vio a una joven bellísima entrando por su puerta. Varias criadas vestidas con fina seda y de buen porte le seguían el paso. Enseguida, su estudio se perfumó de un aroma embriagador y se iluminó con la extraordinaria presencia femenina.

 

El joven quedó totalmente sorprendido de la extraordinaria aparición de la bellísima y elegante dama en su casa. Se puso sonrojado y un poco cohibido, pero acertó a decir algo que podía encajar en esa situación:

 

—¡Dichosos ojos que ven la hermosura que ennoblece mi casa! La bella visitante sonrió dulcemente, tapándose los dientes de perlas con la larga manga de seda. En eso, una de las criadas dijo:

 

—La dama es la Princesa de las Nubes. Venimos de la Residencia Celestial.

 

Daye se quedó casi anonadado con la súbita aparición de la Princesa tan largamente esperada. Hechizado por la belleza de la lindísima mujer, se quedó en el acto enamorado. Pero la emoción le robó las palabras. Por rubor, la joven tampoco encontraba de momento tema de conversación. Los dos se quedaron durante un buen rato, que se interrumpió, afortunadamente, con la intervención de una criada inteligente, quien puso entre los dos un tablero de damas chinas.

 

Nunca antes Daye había perdido una partida en el pueblo, pero hoy no podía ganar de ninguna manera a la Princesa de las Nubes. Antes de despedirse, la bella mujer le dejó mil monedas de oro para que construyera una casa, y quedaron en verse cuando estuviese concluida la obra. La Princesa se fue, dejando en el joven enamorado una viva añoranza.

 

Antes de que pasaran dos meses, la nueva casa quedó construida y amueblada. Esa misma noche se presentó misteriosamente la princesa. El joven le pidió la mano, pero la princesa le dijo:

 

—Si nos casamos, podemos vivir juntos sólo seis años. En cambio, podemos ser amigos durante treinta años. Tienes que elegir.

 

—Vamos a casarnos primero dijo Daye—, luego veremos lo que se puede hacer después.

 

Esa misma noche se casaron. Vivieron seis años juntos impregnados de felicidad. Tuvieron un hijo y una hija. Parecía que iban a vivir toda la vida felices, hasta el punto que Daye perdió la noción del tiempo y olvidó la separación anunciada. Un buen día desapareció misteriosamente la Princesa de las Nubes. Daye se acordó repentinamente de que ese día se cumplía el sexto aniversario de su matrimonio y comprendió que toda opción inevitablemente comporta una renuncia.

 

Toni Duarte Freelance Photographer

Please don't use this image on websites, blogs or other media

without my explicit permission.

© All rights reserved

Contac: toniduarte[a]cmail.cat

 

El origen de la población parece estar en una primitiva alquería cuyos propietarios eran los Farnals, familia musulmana, y que debió de estar, según la tradición, en el lugar que hoy ocupa la iglesia parroquial, frente a la fuente Caduf. La interpretación que hacen Cabanes, Herrero y Alonso a su estudio "Documentos y datos para un estudio toponímico de la región valenciana" es que Farnals sería un topónimo de origen latino (Fenale=fenar), del que derivarían las formas Fenals>Fanals, con el añadido de una -r- secundaria. También el que fue cronista de la Pobla de Farnals, Emili Beüt i Belenguer, se decanta por la etimología premusulmana del nombre de lugar Farnalis/Farnals, aunque algunos autores defienden que se trata de un topónimo árabe. Hace falta decir que también a un antiguo pergamino que recoge varias donaciones hechas por el Cid al efímero obispo de Valencia J. de Perigord, aparece documentada la variante castellanizada Frenales. la puebla de farnals también denominada con el nombre de la creu.

A su término existen como vestigio del pasado islámico una partida denominada de Cebolla, una antigua fuente –la de Caduf– frente a la iglesia, y el Camino de los Moriscos, que empieza en la carretera de Barcelona frente al barrio del Moratall y se dirige, dibujando un tortuoso trayecto, hacia el litoral.

Al códice medieval de las donaciones hechas al antiguo Reino de Valencia por el rey Jaime I esta población aparece como alquería de Fernalis. De esta se hace donación a fecha de 28 de diciembre de 1240 a Deusdat, Sanç d’Aimà y el corretger Pere Martí, fuera de los hornos y molinos, por tal que la repartiesen entre sus vecinos. Se especifica, además, que la donación comprendía tanto el núcleo de arriba (Aufaquia) como el de bajo (Aciflia).

A un tal Guillermo de Alcalá, en compensación (por la revocación de la donación) de Fernalis se le entrega el 29 de diciembre de 1240 la alquería de Godayla (Godella), con menoscabo de Eiximén Sanç de Geraix. Y es que el de 17 de junio de 1238, la donación que se le había hecho de la alquería de Fernalis a un tal Guillem d'Alcalà, que podría ser el anterior Guillem d'Alcalà, aparece borrada. Esto no obstante, el mismo año y día (17 de junio de 1238), a un Guillem Alcalá se le otorga la alquería de Fernalis.

Así las cosas, y resumiendo, podamos decir que el Conquistador entregó a Guillem de Alcalà la alquería de Fernalis a fecha de 17 de junio de 1238. Dos años después, el monarca de Montpellier encargó el reparto de tierras y casas a Farnals y a tres individuos: los mencionados Deudat, Aimà y Martí. El mismo año de 1240, Jaime I revocó la donación que de Farnals había hecho a G. Alcalà y le entregó, en compensación, la alquería de Godella.

En tiempo del cronista Gaspar Joan Escolano Farnals recibía también el nombre de la Cruz del Puig, que es en realidad como se conoce todavía el pueblo entre sus vecinos y los de los pueblos de las cercanías, y como creuetins sus naturales (creuers, en valenciano). En aquellos años, a caballo entre los siglos XVI y XVII, la Pobla de Farnals tenía 9 casas, es decir, unos 36 habitantes. Años antes, al plano del Reino de Valencia de Abraham Orteli (XVI) el lugar aparece, pero, llamado como las Tascas del Puig, topónimo que ya se encuentra registrado en la primera mitad del siglo XV al libro de vecindades de la ciudad de Valencia.

La Puebla y Puig formaron antiguamente una baronía que perteneció por los alrededores de 1340 a Margarita de Llúria, mujer del conde de Terranova, Nicolau de Janvila. Al morir la baronesa sin descendencia, cedió el señorío para obras a la jurisdicción criminal del rey, el cual a su vez hizo beneficiario de esta la cabeza y casal. Por su parte, la jurisdicción civil pasó con el tiempo a la familia Exarch, que señoreaba la vecina localidad de Rafelbunyol.

En este punto no podemos dejar de mencionar la dicotomía que existía en el pasado entre los dos núcleos de Farnals, tal y como se desprende de la lectura del Reparto, que probablemente albergarían los repobladores cristianos y la población musulmana, respectivamente. Farnalis Aciflia o de abajo constituiría la morería, tal y como delata el apelativo de Moratall con que lo encontramos documentado a las postrimerías del siglo XVIII y que es con el que todavía se conoce la barriada meridional de este municipio de la Huerta Norte, quedando por lo tanto despoblado con la expulsión de los moriscos en 1609, un año después de que la Puebla dejara de depender del Puig Santa Maria. Por esos años nos informa Cavanilles que había "170 [vecinos] entre la Crey y el Moratall, lugarcillo que aumenta cada día", es decir, unos 680 habitantes, y que algunos autores como Sanchis Sivera han querido identificar (basándose en una cierta homofonía) con Morman, una alquería musulmana que es mencionada al Reparto. Sanchis Guarner, en cambio, propone para Moratalla el significado de pequeña muralla o muro.

Un hijo de la población, el padre Joaquín Ferrer, solicitó al Vaticano que se trasladaran los despojos de San Félix hasta la Puebla, petición que fue concedida por el pontífice y que significó que el cuerpo del santo llegara hasta tierras valencianas el año 1785, convirtiéndose desde aquel momento en el patrón del pueblo. Como la capilla que existía entonces no era el marco más adecuado por acoger la reliquia, se construyó una nueva iglesia –todavía no tenía el título de parroquia y dependía eclesiásticamente de Masamagrell–, que fue bendecido el día 16 de agosto de 1789, donde fue trasladada desde su albergue provisional del convento de madres capuchinas de la ciudad de Valencia acompañada por solemne comitiva.

El templo creuetí fue posteriormente ensanchado (1887) y elevado a curado independiente el año 1902.

Villa Ortiz (Estación Coronel Mom) (más conocido como Coronel Mom, o simplemente Mom) es una localidad del Partido de Alberti, Provincia de Buenos Aires, Argentina. Cuenta con 815 habitantes (INDEC, 2010), lo que representa un descenso del 5% frente a los 857 habitantes (INDEC, 2001) del censo anterior.

Coronel Mom es una estación ferroviaria del Ferrocarril Domingo Faustino Sarmiento de la Red Ferroviaria Argentina, en el ramal que une las estaciones de Suipacha y Bayauca. o presta servicios de pasajeros. Sus vías están a cargos de la empresa Trenes Argentinos Cargas,sin embargo las vías se encuentran sin uso y en estado de abandono.

 

Recibía los servicios provenientes de Once con destino a Lincoln, General Villegas y Realicó. No posee servicios de pasajeros desde 1994.

 

El tren que transformaba lo cotidiano en mágico

 

Por Alberto Jesús González

DNI 23.215.534

Coronel Mom, provincia de Buenos Aires

Como tantos, mi pueblo surgió a la vera del ferrocarril y por consecuencia directa del paso del mismo. Corría el año 1907 y el ramal, que luego recibió el nombre de Domingo Faustino Sarmiento, comenzaba a extenderse desde Capital Federal hacia el oeste de la provincia de Buenos Aires y al establecerse la estación, que años más tarde se iba a llamar Coronel Mom, un puñado de casas comenzaron a levantarse alrededor de la misma.

Esta puede ser la historia de innumerables poblados de todo el país, que al igual que mi pueblo, Villa Ortiz .en honor a Alberto Ortiz, propietario de las tierras donde se erigió el mismo., se conformaron a partir del paso del primer tren. Y fue tanta la importancia del tren como motor de vida para las pequeñas poblaciones que Villa Ortiz, también como muchos pueblos del interior, es en realidad, mucho más conocido en la zona, la provincia y por que no el país, con el nombre de Coronel Mom, precisamente la denominación de su estación ferroviaria.

Resulta casi imposible de imaginar lo que los primeros trenes, allá por principios del siglo pasado, provocaban en las sensaciones o sentimientos de la gente. Enormes moles de hierro y humo que con sus sonidos hacían temblar la tierra y seguramente a más de algún desprevenido espectador.

Sí, espectador, porque durante tantísimos años el tren, el simple hecho de observar su paso, era una de las citas obligadas de mis abuelos, por no decir una de las pocas diversiones que podía entregarles un pueblo demasiado pequeño para tantas cosas.

Y esta sencilla acción que puede parecer no implicar muchos matices a su alrededor, tiene en cambio una o varias explicaciones.

No se trataba pura y exclusivamente de una diversión, más allá de que sí lo era, sino que el tren arribaba los viernes por la noche, procedente de Buenos Aires, y volvía a pasar los domingos por la tarde retornando hacía la capital de nuestro país. Lo cual significaba que irremediablemente los viernes llegaban familiares o amigos para disfrutar durante todo el fin de semana de la tranquilidad que podía ofrecerles este pueblo.

Todos, esa gran parte de los habitantes de Villa Ortiz, que concurrían cada viernes y cada domingo a la estación de trenes, vestían sus mejores ropas, porque se trataba indudablemente de un gran acontecimiento social.

También, debo narrarles, que los motivos y los fines que movían a cada segmento de la población a concurrir a observar la llegada del ferrocarril no eran los mismos, más allá, insisto, de que era un denominador común para todos el tomarlo como una diversión.

Por lo tanto, para las señoras mayores, que son un poco más proclives a los comentarios, se trataba de ir para enterarse y ver qué familias recibían visitas. Por su parte, los señores mayores iban para acompañar a sus esposas, pero más de una vez veían descender del tren a alguna novia de su juventud o a aquel amigo que tantos años hacía que había abandonado el pueblo, obviamente, una u otra situación provocaba un sentimiento de nostalgia irrefutable en ellos.

Y los jóvenes, los que no pasaban los veinte y algo de años, concurrían porque si llegaban parientes de alguna de las familias de la localidad, seguramente también lo hacía alguna bella chica que tal vez, a la vuelta de la vida y después de algún guiño del destino, podía ser la futura madre de sus hijos. Cuántas parejas se formaron ciertamente a partir del flechazo de esa primera mirada que se dio en el andén de la estación.

Pero la otra cara de la moneda, para muchos, era el tren del domingo porque se trataba de esa maldita máquina que llegaba para llevarse, y quién sabe hasta cuando, a la novia, o al novio, o a algún nieto, o en fin, a un ser querido que iba a extrañarse bastante.

Pero así como el progreso trajo innumerables factores positivos también impuso algunos que fueron lo contrario. Cada vez hubo mejores caminos y rutas, además de vehículos cada vez más sofisticados, por lo tanto, el viajar en tren pasó a ser algo demasiado lento y hasta incómodo, y como consecuencia, poco rentable para las empresas ferroviarias.

Y así llegó ese nefasto día en que pasó por la localidad el último tren de pasajeros. Un día que seguramente nuestros abuelos nunca imaginaron que llegaría; cómo podían hacerlo si el ferrocarril era todo o casi todo para muchos de ellos.

Pero llegó y cuando el último tren dejó la estación y comenzó a marcharse fue como que con él también se marchó una parte grande, importante y en cierto modo legendaria de la historia pasada del pueblo. Tal vez suene demasiado exagerado pero el último tren casi firmó la partida de defunción de este pueblo, es que luego en forma lenta pero inexorable los habitantes fueron siendo cada vez menos.

En mi caso, sólo llegué a vivir los últimos años de este medio de transporte que tan ligado está al desarrollo de innumerables pueblos del interior del país. De todos modos, me atrevo a afirmar que el tren de pasajeros le daba otra vida a mi Villa Ortiz, por eso cada vez que hago referencia al tema es imposible que no me invada la nostalgia y se me escape alguna que otra lágrima, fundamentalmente por mis padres y mis abuelos, ya que fueron ellos los que tras la partida del último tren tuvieron que aceptar con resignación que sus hijos comenzaran a marcharse en búsqueda de un futuro mejor…

 

Publicado por editor el Jueves 31 de Agosto de 2006

----Leyenda-----

 

Julián es un apuesto mozo de familia humilde que se gana honradamente la vida como jornalero. Sin embargo, ha cometido un grave error: enamorarse perdidamente de la bella Angustias.

Todas las tardes, después del trabajo, acude a la teja para cortejarla. En esos ratos de comunicación sueñan con un futuro hogar y en la felicidad que mutuamente se proporcionarán.

Los padres de Angustias no están de acuerdo con los proyectos de los dos jóvenes, pues aunque aprecian a Julián por sus virtudes y cualidades, sin embargo, no pueden permitir que su hija descienda de posición social al casarse con un pobre menestral.

Por aquel entonces, llega a Cuenca un emisario real para hacer leva de soldados con destino a las guerras de Italia. Julián no se lo piensa dos veces: será buena ocasión para hacer fortuna, y, pensando en su futuro hogar, se enrola en el ejército.

La noche antes de partir, Julián y Angustias, de rodillas ante el Cristo del Pasadizo, se juran fidelidad en la espera. Ninguno de los dos pensará en otro, mientras no tenga la certeza de la muerte del amado.

Angustias queda triste y apenada. Pasan los meses y, aunque de tarde en tarde Julián manda sus noticias a la bella Angustias, la espera se le hace larga y aburrida; pretendientes no le faltan… Al fin cede a los requerimientos de Lesmes. La madre reprende la ligereza de Angustias, pero ésta prefiere un Lesmes que la “arrulla” y le hace vivir de ilusión que a un Julián lejano y sujeto a los peligros de la guerra.

Han pasado dos años, Julián vuelve a Cuenca cargado de laureles y con porvenir abierto a la carrera de las armas. Nada ha comunicado a Angustias para que la grata sorpresa sea mayor.

Por la noche y a la hora de costumbre, acude a la cita en la reja; juntos darán gracias al Cristo del pasadizo por haberle devuelto sano y salvo y con porvenir esperanzador.

El asombro de Julián es enorme al encontrar su puesto ocupado por otro pretendiente; dejándose llevar por la ira, se lanza espada en mano contra el felón usurpador de su amor. Lesmes se defiende y usando arteras mañas, lleva a Julián hacia un escalón de la calle, donde éste, inadvertidamente pierde el pie y cae. Lesmes aprovecha felonamente la coyuntura y atraviesa a Julián con su espada.

 

Angustias, desde su reja, ha pedido auxilio desesperadamente. Acude la ronda en el momento en que Julián se desploma exánime. Lesmes intenta huir mas se ve acorralado; sube a las almenas del camino de la ronda para, desde allí, probar el salto al comino inferior; pero cae con tan mala fortuna que se desnuca.

Angustias, culpable de perjurio y causante de la muerte de los dos hombres, se recluye en el convento de las “Petras” para hacer penitencia de sus pecados y rogar por la salvación eterna de aquellos cuya muerte causó.

  

Historia Natural

Reproducción

Construyen su nido en una cavidad poco profunda circular de apenas 2.5 cm. de diámetro, excavada por los dos sexos en un poste de cerca en descomposición o en un tronco delgado y suave, a una altura de 0.9 a 9 m. Ponen 2 ó 3 huevos, que miden 16.6 por 12.3 mm. y son incubados durante 13 ó 14 días.

Los polluelos emplumados permanecen en el fondo del nido, donde la familia continúa durmiendo y son alimentados por sus padres por 24-25 días.

Cuando abandonan el nido, los pichones son conducidos allí de vuelta para dormir con el resto de la familia.

Se reproducen de enero a mayo.

Alimentación

Trepa por las ramas delgadas, tallos y bejucos sin utilizar la cola como soport, y picotea activamente para recoger hormigas, termitas y sus larvas (ej. Pseudomyrmex sp., Camponotus sp. y Cermatogaser sp.), así como también coleópteros.

Comportamiento

Son solitarios o forman parejas o grupos familiares.

Habitat y Distribución

Habitat

Frecuenta las arboledas despejadas, bordes de bosque, matorrales altos, cultivos y jardines sombreados.

Distribución

Es una especie residente entre poco común y relativamente común en la Península de Burica y la región de General- Térraba, y hacia el norte a lo largo de la faja costera hasta las colinas arriba de Parrita, aunque no se localiza en la región más húmeda del Golfo Dulce. Asciende hasta los 1400 m. en las laderas de la Cordillera de Talamanca y la región de Dota. Es poco común en las tierras más secas de la vertiente del Caribe, al sur del Lago de Nicaragua, al oeste de la región de Río Frío hasta los alrededores de Santa Cecilia.

Distribución fuera de Costa Rica

Se encuentra desde Guatemala hasta el oeste de Ecuador.

Distribución de Area de conservación

OsaPacifico CentralAmistad PacificoHuetar Norte

Tipo de Localidad

Bogotá, Colombia.

Descripción

Descripción científica

Mide 9 cm. y pesa 11 grs. Es, con much, el carpintero más pequeño de Centroamçerica, sin las puntas rígidas de sostén en las timoneras.

En el macho adulto el píleo es negro, con listas anaranjadas finas y cortas en la coronilla y minúsculas manchas blancas en la nuca. El resto de la región superior es oliva parduzco con el borde de las secundarias verde oliva. La cola es negra con el borde externo y una lista central de color amarillo anteado pálido. La garganta es blancuzca escamada con fusco en los lados, Y el pecho es café oliváceo claro. El abdomen es amarillento claro, con listas parduzcas indistintas.

En la hembra todo el píleo muestra un fino salpicado de color blanco. El pico es negro, la mandíbula presenta un color grisáceo en la base y las patas son grises.

Los ejemplares juveniles en general son más parduzcos y opacos, y el pileo es fusco con salpicaduras café grisáceas no muy bien definidas.

Información taxonómica

Reino: Animalia

Filo: Chordata

Clase: Aves

Orden: Piciformes

Familia: Picidae

Género: Picumnus

El cucut reial és un ocell de la família dels cucúlids d'uns 40 cm de llarg.

Les parts superiors són de color marró fosc tacades de blanc; en canvi per sota és de color blanc crema.

El cap per sobre és gris i té una petita cresta.

La cua és llarga i fosca, amb la part final blanca.

El bec és fort i de color gris fosc. Les potes són fosques.

Menja insectes, cargols, sargantanes i petits mamífers.

La femella pon un o uns quants ous de color verd blavós amb taques marronoses en el niu de garses, de corbs o de cornelles. En total pot pondre fins a 18 ous en diferents nius.

Els ous són incubats pels pares adoptius durant uns 15 dies. Un cop neixen conviuen perfectament amb els pollets propis del niu. Marxen del niu uns 24 dies més tard.

Viu en zones obertes amb arbres esparsos, sobretot a les comarques de la plana de Lleida (El Segrià, El Pla d'Urgell L'Urgell, La Noguera, Les Garrigues), si bé també se'l pot veure per tot Catalunya.

Es capaç d'estar moltes hores immòbil, vigilant, espiant els moviments de les garses. Un cop aquestes fan els seus nius, el cucut reial es prepara per parasitar-los.

És un ocell que podem trobar a Catalunya durant la primavera i l'estiu; els mesos freds emigra a l'Àfrica, al sud del desert del Sàhara.

 

El críalo es un pájaro de la familia de los cucúlidos de unos 40 cm de largo.

Las partes superiores son de color marrón oscuro manchadas de blanco; en cambio por debajo de es de color blanco crema.

La cabeza por encima es gris y tiene una pequeña cresta.

La cola es larga y oscura, con la parte final blanca.

El pico es fuerte y de color gris oscuro. Las patas son oscuras.

Come insectos, caracoles, lagartijas y pequeños mamíferos.

La hembra pone uno o unos cuantos huevos de color verde azulado con manchas marronáceas en el nido de urracas, de cuervos o de cornejas. En total puede poner hasta 18 huevos en diferentes nidos.

Los huevos son incubados por los padres adoptivos durante unos 15 días. Una vez nacen conviven perfectamente con los polluelos propios del nido. Se marchan del nido unos 24 días más tarde.

Vive en zonas abiertas con árboles sueltos.

Es capaz de estar muchas horas inmóvil, vigilando, espiando los movimientos de las urracas. Una vez éstas hacen sus nidos, el críalo se prepara para parasitarlos.

Es un pájaro que podemos encontrar en Cataluña durante la primavera y el verano; en los meses fríos emigra a África, hacia el sur del desierto del Sáhara.

View On Black

 

Mas Fotos en mi Blog

TheBrightSideOfTheMoon

 

La iglesia de Santa María de los Ángeles, en la localidad y término municipal de San Vicente de la Barquera (Cantabria, España), fue declarada Bien de Interés Cultural en el año 1931. Se encuentra en lo alto de un promontorio rocoso que domina toda la villa, lo que permite que sea visible desde lejos. Queda junto al Castillo, dentro del casco antiguo. Alrededor tiene una muralla que rodea la puebla vieja, en la que se distingue la llamada "puerta de los peregrinos", al estar esta villa dentro del Camino del Norte o de la Costa de las rutas jacobeas.

 

Se trata de uno de los ejemplos más destacados de la arquitectura gótica en Cantabria. Su construcción se inició en el siglo XIII, prolongándose a lo largo de los siglos siguientes con otros añadidos. Según documentos conservados, el rey Alfonso VIII pidió a su secretario Miguel, en el año 1210, que cuidara de la edificación y mantenimiento de la nueva iglesia de San Vicente de la Barquera. El grueso principal de la iglesia quedará finalizado en el siglo XIV.

 

No obstante, ya en el siglo XV empiezan las reformas, con capillas laterales. Luego, hacia el año 1530, se empiezan a añadir: el crucero, el ábside y la torre, así como la capilla de la familia Corro con un "arco angrelado", esto es, el adornado en su intradós con recortes en forma de arcaduras, la cripta, la sacristía con portada flamígera y el coro alto. A finales del siglo XIX pertenece la torre de campanas.

 

Se trata de una iglesia gótica de grandes dimensiones, con tres naves bastante amplias, siendo la central más ancha y un poco más alta que las laterales. Se accede a ella por tres puertas distintas. La principal es la meridional que, como la occidental, aunque parecen románicas ya aparecen ejemplos de iconografía gótica como temas eróticos y juglarescos, junto a los más tradicionales monstruos del rómánico. Se trata de una puerta abocinada, con seis arquivoltas y un "arco carpanel" rebajado. En el tímpano puede verse una cruz y los escudos de los reyes y de la villa. La puerta occidental tiene arco de medio punto y arquivoltas; en un capitel aparece el escudo de Castilla. La tercera puerta es la de la fachada norte. La escultura de las puertas, como la de los capiteles del interior, es más bien tosca.

 

La impresión del interior del templo es de monumentalidad y amplitud, gracias a las dimensiones de las naves, los pilares esbeltos formados por columnas adosadas, las bóvedas de crucería y los arcos apuntados. Está rematada por tres ábsides rectangulares.

 

Del interior destaca la escultura exenta, principalmente la capilla funeraria de la familia Corro. La pieza más destacada es el sepulcro renacentista del inquisidor D. Antonio del Corro, quien falleció en el año 1556; está realizado en mármol y se cree que su autor fue Juan Bautista Vázquez. También está el sepulcro de sus padres, en alabastro.

 

Cabe citar, además, la talla del Cristo crucificado y el retablo barroco. Este retablo mayor (1675-1680) es obra de Pedro de la Puente Tolnado y Simón de Haro; en él se encuentra la talla de la Virgen de los Ángeles, de finales del siglo XV.

 

Las crónicas cuentan que a principios del siglo XIII, dos jóvenes hijos de familias acomodadas pasaron de jugar juntos a enamorarse sin remedio. Los dos jóvenes pretenden casarse, pero don Pedro, el padre de la novia se opone por motivos económicos. Ella, Isabel, era la única hija de la familia Segura. Él, Diego, sólo era el segundón de los Marcilla y heredaría poco más que un caballo. Pronto supieron que era un amor imposible y acordaron entonces que esperarían cinco años para contraer matrimonio, mientras él conseguía riquezas. Diego partió hacia tierras de conquista para ganar nombre, fortuna y tal vez un título que le hiciera digno de desposar a Isabel. Ante la falta de nuevas, el padre de la doncella pensó en buscar para su hija algún ricohombre con quien casarla y puso los ojos en don Pedro de Azagra, hombre poderoso y hermano del Señor de Albarracín.

La tradición cuenta que ni uno solo de los días que permaneció fuera dejó don Diego de pensar en Isabel, ni la dama dejó de hacerlo en el caballero. Pero Diego regresó en 1217, justo ahora ocho siglos. Las familias de Azagra y de Segura habían celebrado ya las nupcias de sus hijos cuando el amante cruza con su caballo el portal de la Andaquilla y tiene noticia de la boda.

El caballero fue a ver a su amada, pidiéndole un beso que ella le negó por estar ya casada. Ante la negativa de Isabel, el joven cayó muerto y ella acudió al sepelio, dándole entonces el beso que le negó en vida y se derrumbó sin vida sobre el cuerpo de su amante. Desde entonces sus restos, exhumados durante unas obras en el siglo XVI, reposan juntos y se pueden contemplar en el Mausoleo de los Amantes, ubicado en la iglesia de San Pedro, que recibe cada año la visita de más de 100.000 personas.

Teruel (Aragón/ Spain).

Esta fotografía –¿pueden creerlo?– es la única que de mi infancia se conserva en el álbum familiar, infestado, sin embargo, de empalagosos testimonios –no pienso exhibir aquí ni uno solo más– de los primeros años de las gemelas.

 

En la foto, como verán, no aparezco en brazos de mamá sino de tata Bora, con ese viejo batín de paño azul, mugriento y lleno de bolitas, en el que se iba acumulando la sustancia de su persona y que constituía el sempiterno uniforme que solo en ocasiones muy especiales consentía en mudar por una indumentaria algo más vistosa. La tolerancia de mis padres –tan mirados en lo tocante a las apariencias– respecto a la vestimenta de su criada solo puede explicarse desde el conocimiento por ésta de algún secreto familiar inconfesable que le otorgara indulgencia plenaria. Pues bien, al socaire de aquel paño azulón de fragancias complejas y ambiente de zulo clandestino se fraguó mi temperamento. Retorcido, al decir de los simples.

 

¿Infancia feliz? ¿desdichada? Tonterías. La infancia es un tejido hecho de retales mal hilvanados, en el que la felicidad y la desolación se suceden de un instante a otro sin solución de continuidad. La ventaja es que el niño –tanto más cuanto más niño– carece de pasado (y por tanto de remordimientos) y de conciencia del futuro (y por tanto de la ansiedad de la incerteza). Privilegio de niños y de imbéciles profundos es el carpe diem más radical, lo cual no implica, en modo alguno, la felicidad: sencillamente uno es tan dichoso o desgraciado como lo sea el momento que vive. Considero pues mi fallido intento de fratricidio de las gemelas neonatas (www.flickr.com/photos/morasio/9197805443/) y el consiguiente guantazo de mamá, como el final de mi infancia, pues ese acontecimiento se instalaría en mi memoria de forma indeleble fijando un pasado, un hito "a partir del cual", y abriendo en mi futuro un horizonte de venganza. O sea que dejé de ser niño el día que cumplí los dos años de edad.

 

Mis primeros anhelos profesionales se concretaron en una prematura vocación de portero de finca urbana, pues en los entorchados del uniforme de Fermín, nuestro conserje, personalizaba yo la potestad de impedir a las gemelas subir en el ascensor o calentar su entrepierna deslizándose por la barandilla del zaguán. Se iban a enterar las muy zorras.

 

Pero el prestigio de mi ídolo quedó fulminado cuando una mañana lo descubrí en la escalera, con guardapolvo y mocho, aguantando cabizbajo la bronca de doña Concha, la gorda del entresuelo. El desengaño actuó de catalizador de mi maduración personal y, tras unos días de zozobra y otros de meditación, me convencí de que el verdadero poder se hallaba en el dinero y adopté la firme decisión de convertirme en cajero de supermercado. La reputación del oficio también decayó con la edad y, por una u otra razón, orienté mi porvenir, sucesivamente, hacia el comercio de ortopedia, las pompas fúnebres, la fabricación de chapitas de latón para el marcaje de embutidos, el despacho ambulante de regaliz y la procuraduría de tribunales. Finalmente, a los seis años y medio, con ocasión de una visita familiar a la notaría tras el óbito del abuelo, quedé tan deslumbrado por los oropeles de la escribanía y el tufo de dignidad que emanaba de su titular, que decidí de forma irrevocable que algún día había de ocupar la poltrona de D. Lauro: yo sería notario.

 

Pero el tesón y la constancia no son precisamente mis más destacadas virtudes, y al conocer los hercúleos esfuerzos de voluntad que se requerían para concurrir a las oposiciones con un mínimo de posibilidades, resolví desistir y encaminar mi persona, ya sin más distracciones, hacia mi verdadero destino en lo universal: el arte. Contaba ya para entonces casi ocho años de edad y el próspero negocio de bolsas iniciado por el cabrón del bisabuelo (www.flickr.com/photos/morasio/8887352320/) me permitía augurar un brillante futuro como rentista, garante a su vez, de la libertad de creación que todo verdadero artista requiere. Y aquí me tienen hoy : artista.

 

El hecho de que tantos años después de tomada aquella decisión mi arte no se haya materializado todavía en obra alguna no desmerece en modo alguno mi condición : esperen y verán.

 

Es muy triste que en la mayoria de casos solamente este plasmado en un papel

enriqueciendo intereses de organizaciones que solo tienen un fin politico o personal :(

 

Declaración de los Derechos del Niño

 

Proclamada por la Asamblea General en su resolución 1386 (XIV), de 20 de noviembre de 1959

Principio 1

El niño disfrutará de todos los derechos enunciados en esta Declaración. Estos derechos serán reconocidos a todos los niños sin excepción alguna ni distinción o discriminación por motivos de raza, color, sexo, idioma, religión, opiniones políticas o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento u otra condición, ya sea del propio niño o de su familia.

Principio 2

El niño gozará de una protección especial y dispondrá de oportunidades y servicios, dispensado todo ello por la ley y por otros medios, para que pueda desarrollarse física, mental, moral, espiritual y socialmente en forma saludable y normal, así como en condiciones de libertad y dignidad. Al promulgar leyes con este fin, la consideración fundamental a que se atenderá será el interés superior del niño.

Principio 3

El niño tiene derecho desde su nacimiento a un nombre y a una nacionalidad.

Principio 4

El niño debe gozar de los beneficios de la seguridad social. Tendrá derecho a crecer y desarrollarse en buena salud; con este fin deberán proporcionarse, tanto a él como a su madre, cuidados especiales, incluso atención prenatal y postnatal. El niño tendrá derecho a disfrutar de alimentación, vivienda, recreo y servicios médicos adecuados.

Principio 5

El niño física o mentalmente impedido o que sufra algún impedimento social debe recibir el tratamiento, la educación y el cuidado especiales que requiere su caso particular.

Principio 6

El niño, para el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad, necesita amor y comprensión. Siempre que sea posible, deberá crecer al amparo y bajo la responsabilidad de sus padres y, en todo caso, en un ambiente de afecto y de seguridad moral y material; salvo circunstancias excepcionales, no deberá separarse al niño de corta edad de su madre. La sociedad y las autoridades públicas tendrán la obligación de cuidar especialmente a los niños sin familia o que carezcan de medios adecuados de subsistencia. Para el mantenimiento de los hijos de familias numerosas conviene conceder subsidios estatales o de otra índole.

Principio 7

El niño tiene derecho a recibir educación, que será gratuita y obligatoria por lo menos en las etapas elementales. Se le dará una educación que favorezca su cultura general y le permita, en condiciones de igualdad de oportunidades, desarrollar sus aptitudes y su juicio individual, su sentido de responsabilidad moral y social, y llegar a ser un miembro útil de la sociedad.

El interés superior del niño debe ser el principio rector de quienes tienen la responsabilidad de su educación y orientación; dicha responsabilidad incumbe, en primer término, a sus padres.

 

El niño debe disfrutar plenamente de juegos y recreaciones, los cuales deben estar orientados hacia los fines perseguidos por la educación; la sociedad y las autoridades públicas se esforzarán por promover el goce de este derecho.

 

Principio 8

El niño debe, en todas las circunstancias, figurar entre los primeros que reciban protección y socorro.

Principio 9

El niño debe ser protegido contra toda forma de abandono, crueldad y explotación. No será objeto de ningún tipo de trata.

No deberá permitirse al niño trabajar antes de una edad mínima adecuada; en ningún caso se le dedicará ni se le permitirá que se dedique a ocupación o empleo alguno que pueda perjudicar su salud o su educación o impedir su desarrollo físico, mental o moral.

 

Principio 10

El niño debe ser protegido contra las práticas que puedan fomentar la discriminación racial, religiosa o de cualquier otra índole. Debe ser educado en un espíritu de comprensión, tolerancia, amistad entre los pueblos, paz y fraternidad universal, y con plena conciencia de que debe consagrar sus energías y aptitudes al servicio de sus semejantes.

Para ellos los padres y por supuesto para ellas y ellos en el día de San José.

 

Platycapnos spicata es una planta de la familia de la papaveráceas.

Herbácea anual de tallos erectos y glaucos, que pueden legar a medir 40 cm. Las hojas, divididas dos veces, quedan convertidas en segementos paralelos que hacia el final de la hoja llegan a ser filiformes. Inflorescencia en racimos muy apretados que contienen hasta 60 flores. Estas son de color rosado o blanquecino, si bien el extremo de los pétalos puede estar teñido de rojo, sobre todo tras las fecundación. Los dos pétalos más internos están soldados hacia el ápice. Sépalos coloreados igual que los pétalos. El fruto es aplanado, con el margen engrosado y una sola semilla, también plana, de color marrón oscuro y con estrías concéntricas. Florece en primavera.

“Sé normal”. Me lo dijo así, de golpe, añadiendo un simple “o intenta parcerlo”. Eso caló muy hondo, eso me quemo por dentro y quise aniquilar a esa subespecie de persona que se creía en derecho a elegir, o etiquetarme de raro simplemente por no ser como él. Por no tener ese tipo de padres conservadores, por no tener esa familia unida e inquebrantable, por no llevar los tejanos típicos y sobretodo, por no ser como era él. Luego empezó a exigir otro tipo de cosas, lo único que dejó intacto fue el color de mis ojos, parece que le dan miedo por ser demasiado fríos, y parece que eso le gusta, alguien que no transmita nada con la mirada.

Se ve que solo aquellos que pueden clasificar con etiquetas estúpidas son los únicos que no pueden recibirlas, eso sería demasiado y demencial. Sería cretino e impertinente por nuestra parte responder a una agresión constante. Resulta que solo aquellos que se creen mejores pueden serlo. ¿Y los demás? Los demás solo formamos su paisaje, somos los teloneros, el público y la función. No valemos para nada, no tenemos derecho a nada, solo a ser observados, a ser maltratados y a dejar que otros nos controlen. Y quizás ese es el problema, que no valemos nada porqué no queremos ese tipo de valor, ese valor que se da a los objetos en función de su calidad, de su coste y de su aspecto. Quizás por no querer entrar en el juego nos quedamos como piezas del suyo. O eso es lo que deben creer cuando entre carcajadas paran un momento para observar tu lamentable aspecto “raro” y luego seguir con sus risas a través de ti.

Creo que su problema es no saber vivir solo. No saber estar sin gente todo el tiempo que este dispuesta a entregarse a su causa inútil a mi parecer. Por no tener esa sensibilidad por cosas que no son nada más que objetos que han adquirido, por no tener esa capacidad de emocionarse con canciones de cuatro acordes.

Añado: El término “raro” se aplica para ambas partes. Los raros son ellos también. Lo serán siempre que alguien no sea como ellos, lo serán cuando sean capaces de contaminar un parque natural con sus botellas y te griten por tener tu cuarto desordenado. Lo serán cuando te acusen de ser el raro, y lo seguirán siendo cuando te desprecien y al mismo tiempo se desprecien a ellos mismos.

Los raros somos todos.

Nadie puede querer ser raro, ni nadie puede dejar de serlo. Aunque esto, para muchos, es relativo según su esquema social, según el patrón de comportamiento que tienen que seguir en todo momento. Por eso de no ser “políticamente correcto”. Y bueno, no he encontrado ese esquema que sigue un régimen autoritario creado por una élite de traumatizados que quieren que todos vivamos a su manera. Aún no he encontrado tampoco en ese régimen nadie que sea capaz de ser siempre “políticamente correcto” todo el tiempo. ¿Quién coño decide el régimen y quién es tan sumiso como para asumirlo?

Todos. Pero nadie lo va a reconocer. Después de todo queremos ser raros sin ser despreciados, queremos ser raros porqué ser raro solo resulta ser uno mismo sin prejuicios. Queremos ser raros sin ser raros para nadie. Y en las rarezas yacen todos los detalles que, por miedo a ser descubiertas, tenemos escondidas de nosotros mismos y de los que pueden impedirte ser quien eres.

Pero en mi utopia existe eso de no obedecer a las conductas sociales, a lo que está bien porqué siempre ha sido así, a dejar de hacer lo que queremos por la opinión pública. No sé puede vivir con miedo a dejarse llevar, a estar demasiado borracho para ocultar lo que somos, a no poder estarlo por miedo a ser descubierto en ese estado “lamentable”. Y todos los sábados, esos que nos miran raro aparecen con sus vasos en las manos, con sus elegantes y mejores galas dispuestos a tener “una gran noche”, a tenerla a costa del alcohol y las drogas que luego no se pueden tomar de día porqué eso es de degenerados y desvergonzados. - Sé que pensaría mi padre de todo esto, que eso son excusas de drogatas y gente perdida para encontrar una razón. Él ha encontrado esa razón en la política, en el engaño, en la manipulación, en la hipocresía, y al parecer se esta añadiendo la religión “porqué nunca se sabe”. Al parecer yo de mayor voy a ser como él, que mi utopia morirá por ser simplemente eso, algo irrealizable, y que mi trauma me hará perderme hasta no poder saber a donde voy. ¿Pero sabes? Ahora tampoco lo sé, ahora no sé si estoy eligiendo rumbo, camino, futuro o si esto es solo una manera fácil de huir de aquí. Quizás solo estoy buscando tolerancia, quizás solo quiero ampliar mis miras, o quizás lo único que quiero es que dejes de tratarme como un un tipo raro e incomprensible. Pero eso me importa poco, tu opinión es casi tan lamentable como las mentiras contaminadas de la televisión y la prensa. Es casi tan lamentable como que te hagas político para sentir que aún controlas y tienes autoridad sobre alguien. Casi tan patético como es que tu tolerancia sea igual que la de todos los que viven por poner etiquetas.

O no, al final tendrás razón en todo, yo seré el patético, yo estaré perdido y tu vendrás, exaltado por la emoción de estar en lo cierto y sacarás la carcajada al ver mi estado lamentable. Cuando lo único que a veces necesitamos todos es que nos miren y nos ofrezcan ayuda, sentirnos que podremos salir del pozo. Y a veces el pozo simplemente lo crean los demás para auto-convencerse de que son normales y que tu has entrado en bucle, un bucle que te está matando. -

Eh, y tu, hablo contigo, tu también eres raro.

 

(y gracias a www.flickr.com/photos/fotografiajoshleon/ por regalarme este lugar)

MENHIRES POR LA PAZ (Manolo Paz)

Esta obra también se denomina Familia de Menhires. Es un grupo escultórico de doce piezas, que representan por sus tamaños, los más altos, al padre y la madre, y los demás más pequeños y variados, a los hijos. A cada uno se le realizó una abertura por la cual se puede ver el mar, la Torre de Hércules, el atardecer... Es una obra habitable, se puede entrar en ella, recorrerla y sentir la energía.

 

Menhirs for peace or Family of menhirs, it is a group of twelve, the tallest respresent the parents, and the smallest, the children. Each one has a hole and you can see the sea, the Hercules Tower or the sunset through it. You can walk among the menhirs and feel the energy.

Interesante documento familiar, dos pintores pintando el mismo tema en Horta de Sant Joan, Tarragona.El pintor ERNEST DESCALS y su padre el también pintor DESCALS MUNT codo a codo en plena calle.Ambos acudieron a pintar sus respectivos cuadros para participar en el Certémen de Pintura celebrado en esta bella localidad, ambos resultaron galardonados y sus cuadros residen desde entonces en dicha población que también había obtenido el interes de artistas tan conocidos como el mismo Pablo Picasso, por decir sólo uno.De esta foto hace unos años yá, seguimos con las Nostalgias de los tiempos yá pasados,,,,,,

 

ernestdescals-lahistoriadelpintor.blogspot.com/

Jilgueros de la variedad "Parva" que es la que con más frecuencia habita la peninsula, a la izquierda la hembra, en el centro uno de los pollos ya creciditos y a la derecha el padre de la criatura...

Ilustración digital, 40 x 20 cns tiene el original.

 

www.angelfebrero.blogspot.com

Significa mucho para mí , para mi familia.

En ella , mi madre de niña , restablecia su salud y mi padre nos fascinaba contando nostálgicas aventuras de pescadores y buenos nadadores . En una playa contigüa , hay una cueva misteriosa que dá cobijo a una xana y dicen que aparece en noches de luna...

 

Santa Lucía (Siracusa (Sicilia), ¿283 - 304?) es una mártir de la Iglesia Católica.

Nacida en Siracusa, entonces ciudad de la provicia romana de Sicilia, de acuerdo con la tradición Lucía era de padres nobles y ricos, y fue educada en la fe cristiana. Perdió a su padre durante la niñez, consagró su vida a Dios e hizo un voto de virginidad. Su madre, que estaba enferma, la comprometió a casarse con un joven pagano y ella, para librarse de ese compromiso, la persuadió para que fuese a rezar a la tumba de Águeda de Catania a fin de curar sus heridas. Su madre se curó y Lucía le pidió que abandonara el compromiso, le dejara consagrar su vida a Dios y donara su fortuna a los más pobres. Su madre, de nombre Eutiquía, accedió. Pero su pretendiente la acusó ante el procónsul Pascacio debido a que era cristiana, en tiempos del emperador Diocleciano.

 

Se le sometió a un juicio, durante el cual se intentó que abandonara la fe cristiana y adorara a los dioses paganos, pero Lucía no accedió, por lo que fue decapitada.

Es la patrona de la vista debido a una leyenda en la Edad Media que decía que, cuando Lucía estaba en el tribunal, ordenaron a los guardias que le sacaran los ojos, pero ella siguió viendo. También es patrona de los pobres, los ciegos, de los niños enfermos y de las ciudades de Siracusa, Venecia y de Pedro del Monte. También es patrona de los campesinos, electricistas, choferes, afiladores, cortadores, cristaleros y escritores.

Durante la Edad Media, debido al retraso acumulado por el Calendario Juliano, la festividad de Lucía coincidía con el solsticio de invierno y, por tanto, el día más corto del año. El nombre de la santa, que significa la que porta luz y la fecha en que se conmemoraba su martirio, explicarían el origen de esa leyenda posterior sobre sus ojos.

 

Día de conmemoración

 

Desde tiempos inmemorables se ha tenido a Santa Lucía como patrona de Ciegos y abogada de problemas de la vista. Sus devotos como agradecimiento de curaciones le ofrecen como exvoto ojos de oro o plata. Las iglesias católica, ortodoxa y luteranas escandinavas celebran su fiesta el día 13 de diciembre.

  

Iconografía

 

Se le representa normalmente con una espada que le atraviesa el cuello, una palma, un libro, una lámpara de aceite y en ocasiones también con dos ojos en un platón.

 

Veneración de sus restos

 

Según la leyenda, el cuerpo de Lucía, mártir siracusana (13-12-304), conservado intacto hasta nuestros días, después de haber sido cedido a Constantinopla (1040) fue nuevamente traído a Italia durante la cuarta cruzada. Desde hace más de siete siglos, Venecia lo guarda celosamente. En 1955, por expreso deseo del Patriarca Cardenal Roncalli (futuro Juan XXIII), el rostro de la santa fue cubierto con una máscara de plata.

El sarcófago de cristal expuesto bajo el altar, se encuentra en la Iglesia de los Santos Geremias y Lucia. En muchos mapas y planos de Venecia, la Iglesia figura sólo con el nombre de San Geremia, en la plaza del mismo nombre. Los restos de la santa fueron trasladados a esta iglesia en 1861, cuando la dedicada a ella fue demolida para construir la estacion del metro, que lleva por ello su mismo nombre y su velación fue en San Vicente de Paul de Faseras

 

Fiesta de Santa Lucía en Suecia

 

Debido a una fiesta cuyos orígenes se remontan a la edad media, iniciada en los siglo XVIs y XVII en Suecia (y en partes de Finlandia), al comienzo de la temporada de adviento se comenzó a celebrar formalmente en Estocolmo una fiesta, en la que se come y bebe. Hoy en día, en la mañana del 13 de diciembre, los niñas se visten de "Lucia" (llevando un vestido blanco largo y una corona de siete velas en la cabeza) y los niños de "stjärngossar" ("chicos con estrellas", debido al sombrero puntiagudo decorado con estrellas que usan). Luego hornean en la familia pastelitos (llamados "lussekatter", "gatos de Lucía" y decorados a veces con forma de ojos) y se los come luego de cantar canciones tradicionales. Se presentan también a los maestros de escuela, jueces y políticos de la región para desearles suerte y que sean justos en sus labores. Una chica en particular es elegida como "Reina de Lucia de Suecia" (Sveriges Lucia) y se la corona el 13 de diciembre en Skansen.

 

Bibliografía

 

Ottavio Garana: Santa Lucia di Siracusa. Siracusa, 1955

Sigebert von Gembloux: Acta Sanctae Luciae, ed. Tino Licht, Heidelberg 2008 (=Editiones Heidelbergenses 34), ISBN 978-3-8253-5368-1

Maria-Barbara von Stritzky: Lexikon der Heiligen und der Heiligenverehrung. 2. Band. Herder, Freiburg i. B. 2003, ISBN 3-451-28190-2

Otto Wimmer, Hartmann Melzer, Josef Gelmi (Bearb.): Lexikon der Namen und Heiligen. Nikol, Hamburg 2002, ISBN 3-933203-63-5

 

www.campaners.com/santallucia/index.php

 

es.wikipedia.org/wiki/Luc%C3%ADa_de_Siracusa

 

Gracias a la intervención de Antonio Marín Segovia, secretario de Cercle Obert de Benicalap, entre otras personas y entidades, la Dirección General de Patrimonio Cultural Valenciano ha empezado las obras de emergencia para evitar que la hermosa y recoleta ermita de nuestra Santa Lucía pueda seguir manteniendo su esplendor y ofrecer su cobijo a los fieles y amantes de nuestra memoria histórica-artística.

  

A Santa Lucía se le hunde su ermita

 

Las vibraciones del paso del metro figuran entre las causas de la caída de la techumbre

    

El conjunto de la ermita de Santa Lucía de Valencia, que incluye la iglesia y la casa de la cofradía, se encuentra en un estado alarmante agravado por un desplazamiento lateral de los muros de carga que se ha detectado en las últimas semanas y amenaza con provocar hundimientos del tejado central.

El presidente de la Cofradía de Santa Lucía, Francesc Llop, manifestó ayer que se ha registrado ya el hundimiento parcial del tejado de la iglesia en más de un palmo que afecta a una superficie de 20 metros cuadrados de su cubierta. El templo, cuya primera construcción data del siglo XV, necesita una actuación urgente y deberá cerrar al culto si no se actúa a tiempo, según informaciones recogidas por la agencia AVAN.

Ante esta situación, ayer comenzaron las primeras catas en el edificio, para apuntalar las zonas más débiles, a la espera de las correspondientes licencias municipales. No obstante, no existen peligros o riesgos inmediatos para los fieles por lo que la ermita continuará abierta.

Entre otras causas del desplazamiento lateral de los muros de carga el presidente de la cofradía cita "la desaparición de los edificios que rodeaban la ermita, y que fueron demolidos con el viejo Hospital General, las filtraciones producidas por los jardines que rodean al inmueble así como las continuas vibraciones producidas por el metro, que pasa a escasa distancia de la ermita", ha precisado.

"En 2003, se decidió pintar el templo, para convertirlo en un lugar luminoso, propio de su titular", según Llop, que ha añadido que "el importe de dicha actuación, que superó los 60.000 euros, lo asumió la cofradía, gracias a la generosidad constante y repetida de sus cofrades".

Tras registrar la ermita graves deterioros, la cofradía encargó al arquitecto Salvador Vila un proyecto de restauración en 1998. El proyecto ha sido modificado y adaptado a las necesidades urgentes de conservación de los inmuebles. El importe de estas obras de emergencia ronda los 450.000 euros aunque el presupuesto anual de la cofradía sobre unos 30.000 euros . La Generalitat lo autorizó como proyecto de emergencia en 2008 pero la licencia de obras se está demorando por la ubicación de los árboles, de unos 40 años, que rodean el templo.

   

LEVANTE - EMV

Levante-El Mercantil Valenciano (02-06-2009)

Orden:Paseriformes

Familia:Fringilidae

Especie:Carduelis carduelis

Nombre comun:Jilguero, Colorin, Cardenera

Frances: Chardonneret elegant.

Italiano:Cardellino

Lugar de Captura: Villareal de San Carlos, Monfrague, Extremadura,Espana

Por: Cimarron mayor Panta.

 

COLORIN COLORADO ESTE CUENTO SE HA ACABADO!!

Hace justamente un ano descubri la existencia de esta hermosa avecilla en Extremadura. Lamentablemente la descubri muy tarde y en los dias previos en que tenia que partir! No niego que esta avecilla me dejo con el coco "divoriao" . Mi mayor frustracion fue no haberla logrado, pues aunque es debil por los cardos, ellos me veian y se me desaparecian. Esto se constituyo en un juego del gato contra el raton y no hay dudas que me vencieron en esa ocasion.

Ya habia olvidado mi derrota, hasta ver unas imagenes de mi amigo y maestro Jose Angel Rodriguez a quien va dedicada esta serie! Al ver sus hermosas imagenes la herida se me abrio y recuerdo que le dije.... Yo espero hacer venganza contra esta especie maestro!!

Asi que desde que llegue a Monfrague mi vista se dirigio a los cardos en busca de los colorines!

Creo que me he extralimitado en la venganza jajaja. En este momento puedo decirles a todos que pidan por su boca, pues debo tener unas 4,000 fotos de estos Carduelis.

Los fotografie todos los dias antes de desayunar y con ellos cerraba mi dia bajo la luz dorada a las 9 de la noche!

Adultos, juveniles, familias completas empezando a volar,padres alimentando a las crias boca a boca donde se puede apreciar hasta la saliva mezclada con las semillas de los cardos.Esta especie no me debe nada y por fin he saldado mi cuenta con ellos!

Esta serie de 6 fotos fueron escogidas de uno de los gratos momentos que pase con ellos y es posible que tenga mejores fotos de esta especie, pero decidi mostrar esta serie en accion, pues representan mi vuelo hacia Temecula, California el Domingo proximo!

 

Asi que estare ausente por unos dias.

Un gran fin de semana para todos y luego mostrare los retratos de los padres y los hijos colgando como expertos malabaristas de los cardos extremenos!!

 

Un abrazo de Cimarron mayor Panta.

     

Mucho antes de llevar nuestra idea a la práctica sabíamos que el posado de los tigres planteaba un doble problema, sentimental y moral. El primero no se refería tanto al posado como al tigre mismo, en la medida en que a estos felinos no les agrada que los posen y acuden a todas sus energías, que son enormes, para resistirse. ¿Cabía en esas circunstancias arrostrar la idiosincrasia de dichos animales? Pero la pregunta nos trasladaba al plano moral, donde toda acción puede ser causa o efecto de esplendor o de infamia. De noche, en nuestra casita de la calle Humboldt, meditábamos frente a los tazones de arroz con leche, olvidados de rociarlos con canela y azúcar. No estábamos verdaderamente seguros de poder posar un tigre, y nos dolía.

 

Se decidió por último que posaríamos uno, al solo efecto de ver jugar el mecanismo en toda su complejidad, y que más tarde evaluaríamos los resultados. No hablaré aquí de la obtención del primer tigre: fue un trabajo sutil y penoso, un correr por consulados y droguerías, una complicada urdimbre de billetes, cartas por avión y trabajo de diccionario. Una noche mis primos llegaron cubiertos de tintura de yodo: era el éxito. Bebimos tanto nebiolo que mi hermana la menor acabó destendiendo la mesa con el rastrillo. En esa época éramos más jóvenes.

 

Ahora que el experimento ha dado los resultados que conocemos, puedo facilitar detalles del posado. Quizá lo más difícil sea todo lo que se refiere al ambiente, pues se requiere una habitación con el mínimo de muebles, cosa rara en la calle Humboldt. En el centro se coloca el dispositivo: dos tablones cruzados, un juego de varillas elásticas y algunas jarras de barro con leche y agua. Posar el tigre no es demasiado difícil, aunque puede ocurrir que la operación fracase y haya que repetirla; la verdadera dificultad empieza en el momento en que ya posado, el tigre recobra la libertad y opta -de múltiples maneras posibles- por ejercitarla.

 

En esta etapa, que llamaré intermedia, las reacciones de mi familia son fundamentales; todo depende de cómo se conduzcan mis hermanas, de la habilidad con que mi padre vuelva a posar el tigre, utilizándolo al máximo como un alfarero su arcilla. La menor falla sería la catástrofe, los fusibles quemados, la leche por el suelo, el horror de unos ojos fosforescentes rayando las tinieblas, los chorros tibios a cada zarpazo; me resisto a imaginarlo siquiera, puesto que hasta ahora hemos posado el tigre sin consecuencias peligrosas. Tanto el dispositivo como las diferentes funciones que debemos desempeñar todos, desde el tigre hasta mis primos segundos, parecen eficaces y se articulan armoniosamente.

 

Para nosotros el hecho en sí de posar el tigre no es importante, sino que la ceremonia se cumpla hasta el final sin transgresión. Es preciso que el tigre acepte ser posado, o que lo sea de manera tal que su aceptación o su rechazo carezcan de importancia. En los instantes que uno sentiría la tentación de llamar cruciales -quizá por los dos tablones, quizá por mero lugar común-, la familia se siente poseída de una exaltación extraordinaria; mi madre no disimula las lágrimas y mis primas carnales tejen y destejen convulsivamente los dedos.

 

Posar el tigre tiene algo de total encuentro, de alineación frente a un absoluto; el equilibrio depende de tan poco y lo pagamos a un precio tan alto, que los breves instantes que siguen al posado y que deciden de su perfección nos arrebatan como de nosotros mismos, arrasan con la tigredad y la humanidad en un solo movimiento inmóvil que es vértigo, pausa y arribo. No hay tigre, no hay familia, no hay posado. Imposible saber lo que hay: un temblor que no es de esta carne, un tiempo central, una columna de contacto. Y después salimos todos al patio cubierto, y nuestras tías traen la sopa como si algo cantara, como si fuéramos a un bautismo.

 

Julio Cortázar

Villa Ortiz (Estación Coronel Mom) (más conocido como Coronel Mom, o simplemente Mom) es una localidad del Partido de Alberti, Provincia de Buenos Aires, Argentina. Cuenta con 815 habitantes (INDEC, 2010), lo que representa un descenso del 5% frente a los 857 habitantes (INDEC, 2001) del censo anterior.

Coronel Mom es una estación ferroviaria del Ferrocarril Domingo Faustino Sarmiento de la Red Ferroviaria Argentina, en el ramal que une las estaciones de Suipacha y Bayauca. o presta servicios de pasajeros. Sus vías están a cargos de la empresa Trenes Argentinos Cargas,sin embargo las vías se encuentran sin uso y en estado de abandono.

 

Recibía los servicios provenientes de Once con destino a Lincoln, General Villegas y Realicó. No posee servicios de pasajeros desde 1994.

 

El tren que transformaba lo cotidiano en mágico

 

Por Alberto Jesús González

Coronel Mom, provincia de Buenos Aires

Como tantos, mi pueblo surgió a la vera del ferrocarril y por consecuencia directa del paso del mismo. Corría el año 1907 y el ramal, que luego recibió el nombre de Domingo Faustino Sarmiento, comenzaba a extenderse desde Capital Federal hacia el oeste de la provincia de Buenos Aires y al establecerse la estación, que años más tarde se iba a llamar Coronel Mom, un puñado de casas comenzaron a levantarse alrededor de la misma.

Esta puede ser la historia de innumerables poblados de todo el país, que al igual que mi pueblo, Villa Ortiz .en honor a Alberto Ortiz, propietario de las tierras donde se erigió el mismo., se conformaron a partir del paso del primer tren. Y fue tanta la importancia del tren como motor de vida para las pequeñas poblaciones que Villa Ortiz, también como muchos pueblos del interior, es en realidad, mucho más conocido en la zona, la provincia y por que no el país, con el nombre de Coronel Mom, precisamente la denominación de su estación ferroviaria.

Resulta casi imposible de imaginar lo que los primeros trenes, allá por principios del siglo pasado, provocaban en las sensaciones o sentimientos de la gente. Enormes moles de hierro y humo que con sus sonidos hacían temblar la tierra y seguramente a más de algún desprevenido espectador.

Sí, espectador, porque durante tantísimos años el tren, el simple hecho de observar su paso, era una de las citas obligadas de mis abuelos, por no decir una de las pocas diversiones que podía entregarles un pueblo demasiado pequeño para tantas cosas.

Y esta sencilla acción que puede parecer no implicar muchos matices a su alrededor, tiene en cambio una o varias explicaciones.

No se trataba pura y exclusivamente de una diversión, más allá de que sí lo era, sino que el tren arribaba los viernes por la noche, procedente de Buenos Aires, y volvía a pasar los domingos por la tarde retornando hacía la capital de nuestro país. Lo cual significaba que irremediablemente los viernes llegaban familiares o amigos para disfrutar durante todo el fin de semana de la tranquilidad que podía ofrecerles este pueblo.

Todos, esa gran parte de los habitantes de Villa Ortiz, que concurrían cada viernes y cada domingo a la estación de trenes, vestían sus mejores ropas, porque se trataba indudablemente de un gran acontecimiento social.

También, debo narrarles, que los motivos y los fines que movían a cada segmento de la población a concurrir a observar la llegada del ferrocarril no eran los mismos, más allá, insisto, de que era un denominador común para todos el tomarlo como una diversión.

Por lo tanto, para las señoras mayores, que son un poco más proclives a los comentarios, se trataba de ir para enterarse y ver qué familias recibían visitas. Por su parte, los señores mayores iban para acompañar a sus esposas, pero más de una vez veían descender del tren a alguna novia de su juventud o a aquel amigo que tantos años hacía que había abandonado el pueblo, obviamente, una u otra situación provocaba un sentimiento de nostalgia irrefutable en ellos.

Y los jóvenes, los que no pasaban los veinte y algo de años, concurrían porque si llegaban parientes de alguna de las familias de la localidad, seguramente también lo hacía alguna bella chica que tal vez, a la vuelta de la vida y después de algún guiño del destino, podía ser la futura madre de sus hijos. Cuántas parejas se formaron ciertamente a partir del flechazo de esa primera mirada que se dio en el andén de la estación.

Pero la otra cara de la moneda, para muchos, era el tren del domingo porque se trataba de esa maldita máquina que llegaba para llevarse, y quién sabe hasta cuando, a la novia, o al novio, o a algún nieto, o en fin, a un ser querido que iba a extrañarse bastante.

Pero así como el progreso trajo innumerables factores positivos también impuso algunos que fueron lo contrario. Cada vez hubo mejores caminos y rutas, además de vehículos cada vez más sofisticados, por lo tanto, el viajar en tren pasó a ser algo demasiado lento y hasta incómodo, y como consecuencia, poco rentable para las empresas ferroviarias.

Y así llegó ese nefasto día en que pasó por la localidad el último tren de pasajeros. Un día que seguramente nuestros abuelos nunca imaginaron que llegaría; cómo podían hacerlo si el ferrocarril era todo o casi todo para muchos de ellos.

Pero llegó y cuando el último tren dejó la estación y comenzó a marcharse fue como que con él también se marchó una parte grande, importante y en cierto modo legendaria de la historia pasada del pueblo. Tal vez suene demasiado exagerado pero el último tren casi firmó la partida de defunción de este pueblo, es que luego en forma lenta pero inexorable los habitantes fueron siendo cada vez menos.

En mi caso, sólo llegué a vivir los últimos años de este medio de transporte que tan ligado está al desarrollo de innumerables pueblos del interior del país. De todos modos, me atrevo a afirmar que el tren de pasajeros le daba otra vida a mi Villa Ortiz, por eso cada vez que hago referencia al tema es imposible que no me invada la nostalgia y se me escape alguna que otra lágrima, fundamentalmente por mis padres y mis abuelos, ya que fueron ellos los que tras la partida del último tren tuvieron que aceptar con resignación que sus hijos comenzaran a marcharse en búsqueda de un futuro mejor…

 

Publicado por editor el Jueves 31 de Agosto de 2006

Cientos de personas entre niños, padres de familia, voluntarios, amigos y demás se dieron cita en un evento solidario a favor de los niños con cáncer… Organizado por la Fundación Hondureña para el Niño con Cáncer… El punto de encuentro fue en el Cerro Juana Laínez; donde chicos y grandes disfrutaron de una bella caminata en un ambiente fresco, llevando globos simbólicos que dejarían ir al cielo justo al llegar al monumento de la paz; también hubo testimonios, entretenimiento, bellas dinámicas, baile, música, información a los presentes y muchas otras sorpresas…

 

Fue uno de esos días maravillosos donde las personas se unen por una buena causa… Y que no se olvidan nunca.

Conf. (F/14, 1/200s, ISO-800)

 

Para más información véase aquí:

www.salvamivida.org/

www.facebook.com/salvamividahn/

 

Villa Ortiz (Estación Coronel Mom) (más conocido como Coronel Mom, o simplemente Mom) es una localidad del Partido de Alberti, Provincia de Buenos Aires, Argentina. Cuenta con 815 habitantes (INDEC, 2010), lo que representa un descenso del 5% frente a los 857 habitantes (INDEC, 2001) del censo anterior.

Coronel Mom es una estación ferroviaria del Ferrocarril Domingo Faustino Sarmiento de la Red Ferroviaria Argentina, en el ramal que une las estaciones de Suipacha y Bayauca. o presta servicios de pasajeros. Sus vías están a cargos de la empresa Trenes Argentinos Cargas,sin embargo las vías se encuentran sin uso y en estado de abandono.

 

Recibía los servicios provenientes de Once con destino a Lincoln, General Villegas y Realicó. No posee servicios de pasajeros desde 1994.

 

El tren que transformaba lo cotidiano en mágico

 

Por Alberto Jesús González

DNI 23.215.534

Coronel Mom, provincia de Buenos Aires

Como tantos, mi pueblo surgió a la vera del ferrocarril y por consecuencia directa del paso del mismo. Corría el año 1907 y el ramal, que luego recibió el nombre de Domingo Faustino Sarmiento, comenzaba a extenderse desde Capital Federal hacia el oeste de la provincia de Buenos Aires y al establecerse la estación, que años más tarde se iba a llamar Coronel Mom, un puñado de casas comenzaron a levantarse alrededor de la misma.

Esta puede ser la historia de innumerables poblados de todo el país, que al igual que mi pueblo, Villa Ortiz .en honor a Alberto Ortiz, propietario de las tierras donde se erigió el mismo., se conformaron a partir del paso del primer tren. Y fue tanta la importancia del tren como motor de vida para las pequeñas poblaciones que Villa Ortiz, también como muchos pueblos del interior, es en realidad, mucho más conocido en la zona, la provincia y por que no el país, con el nombre de Coronel Mom, precisamente la denominación de su estación ferroviaria.

Resulta casi imposible de imaginar lo que los primeros trenes, allá por principios del siglo pasado, provocaban en las sensaciones o sentimientos de la gente. Enormes moles de hierro y humo que con sus sonidos hacían temblar la tierra y seguramente a más de algún desprevenido espectador.

Sí, espectador, porque durante tantísimos años el tren, el simple hecho de observar su paso, era una de las citas obligadas de mis abuelos, por no decir una de las pocas diversiones que podía entregarles un pueblo demasiado pequeño para tantas cosas.

Y esta sencilla acción que puede parecer no implicar muchos matices a su alrededor, tiene en cambio una o varias explicaciones.

No se trataba pura y exclusivamente de una diversión, más allá de que sí lo era, sino que el tren arribaba los viernes por la noche, procedente de Buenos Aires, y volvía a pasar los domingos por la tarde retornando hacía la capital de nuestro país. Lo cual significaba que irremediablemente los viernes llegaban familiares o amigos para disfrutar durante todo el fin de semana de la tranquilidad que podía ofrecerles este pueblo.

Todos, esa gran parte de los habitantes de Villa Ortiz, que concurrían cada viernes y cada domingo a la estación de trenes, vestían sus mejores ropas, porque se trataba indudablemente de un gran acontecimiento social.

También, debo narrarles, que los motivos y los fines que movían a cada segmento de la población a concurrir a observar la llegada del ferrocarril no eran los mismos, más allá, insisto, de que era un denominador común para todos el tomarlo como una diversión.

Por lo tanto, para las señoras mayores, que son un poco más proclives a los comentarios, se trataba de ir para enterarse y ver qué familias recibían visitas. Por su parte, los señores mayores iban para acompañar a sus esposas, pero más de una vez veían descender del tren a alguna novia de su juventud o a aquel amigo que tantos años hacía que había abandonado el pueblo, obviamente, una u otra situación provocaba un sentimiento de nostalgia irrefutable en ellos.

Y los jóvenes, los que no pasaban los veinte y algo de años, concurrían porque si llegaban parientes de alguna de las familias de la localidad, seguramente también lo hacía alguna bella chica que tal vez, a la vuelta de la vida y después de algún guiño del destino, podía ser la futura madre de sus hijos. Cuántas parejas se formaron ciertamente a partir del flechazo de esa primera mirada que se dio en el andén de la estación.

Pero la otra cara de la moneda, para muchos, era el tren del domingo porque se trataba de esa maldita máquina que llegaba para llevarse, y quién sabe hasta cuando, a la novia, o al novio, o a algún nieto, o en fin, a un ser querido que iba a extrañarse bastante.

Pero así como el progreso trajo innumerables factores positivos también impuso algunos que fueron lo contrario. Cada vez hubo mejores caminos y rutas, además de vehículos cada vez más sofisticados, por lo tanto, el viajar en tren pasó a ser algo demasiado lento y hasta incómodo, y como consecuencia, poco rentable para las empresas ferroviarias.

Y así llegó ese nefasto día en que pasó por la localidad el último tren de pasajeros. Un día que seguramente nuestros abuelos nunca imaginaron que llegaría; cómo podían hacerlo si el ferrocarril era todo o casi todo para muchos de ellos.

Pero llegó y cuando el último tren dejó la estación y comenzó a marcharse fue como que con él también se marchó una parte grande, importante y en cierto modo legendaria de la historia pasada del pueblo. Tal vez suene demasiado exagerado pero el último tren casi firmó la partida de defunción de este pueblo, es que luego en forma lenta pero inexorable los habitantes fueron siendo cada vez menos.

En mi caso, sólo llegué a vivir los últimos años de este medio de transporte que tan ligado está al desarrollo de innumerables pueblos del interior del país. De todos modos, me atrevo a afirmar que el tren de pasajeros le daba otra vida a mi Villa Ortiz, por eso cada vez que hago referencia al tema es imposible que no me invada la nostalgia y se me escape alguna que otra lágrima, fundamentalmente por mis padres y mis abuelos, ya que fueron ellos los que tras la partida del último tren tuvieron que aceptar con resignación que sus hijos comenzaran a marcharse en búsqueda de un futuro mejor…

 

Publicado por editor el Jueves 31 de Agosto de 2006

Villa Ortiz (Estación Coronel Mom) (más conocido como Coronel Mom, o simplemente Mom) es una localidad del Partido de Alberti, Provincia de Buenos Aires, Argentina. Cuenta con 815 habitantes (INDEC, 2010), lo que representa un descenso del 5% frente a los 857 habitantes (INDEC, 2001) del censo anterior.

Coronel Mom es una estación ferroviaria del Ferrocarril Domingo Faustino Sarmiento de la Red Ferroviaria Argentina, en el ramal que une las estaciones de Suipacha y Bayauca. o presta servicios de pasajeros. Sus vías están a cargos de la empresa Trenes Argentinos Cargas,sin embargo las vías se encuentran sin uso y en estado de abandono.

 

Recibía los servicios provenientes de Once con destino a Lincoln, General Villegas y Realicó. No posee servicios de pasajeros desde 1994.

 

El tren que transformaba lo cotidiano en mágico

 

Por Alberto Jesús González

DNI 23.215.534

Coronel Mom, provincia de Buenos Aires

Como tantos, mi pueblo surgió a la vera del ferrocarril y por consecuencia directa del paso del mismo. Corría el año 1907 y el ramal, que luego recibió el nombre de Domingo Faustino Sarmiento, comenzaba a extenderse desde Capital Federal hacia el oeste de la provincia de Buenos Aires y al establecerse la estación, que años más tarde se iba a llamar Coronel Mom, un puñado de casas comenzaron a levantarse alrededor de la misma.

Esta puede ser la historia de innumerables poblados de todo el país, que al igual que mi pueblo, Villa Ortiz .en honor a Alberto Ortiz, propietario de las tierras donde se erigió el mismo., se conformaron a partir del paso del primer tren. Y fue tanta la importancia del tren como motor de vida para las pequeñas poblaciones que Villa Ortiz, también como muchos pueblos del interior, es en realidad, mucho más conocido en la zona, la provincia y por que no el país, con el nombre de Coronel Mom, precisamente la denominación de su estación ferroviaria.

Resulta casi imposible de imaginar lo que los primeros trenes, allá por principios del siglo pasado, provocaban en las sensaciones o sentimientos de la gente. Enormes moles de hierro y humo que con sus sonidos hacían temblar la tierra y seguramente a más de algún desprevenido espectador.

Sí, espectador, porque durante tantísimos años el tren, el simple hecho de observar su paso, era una de las citas obligadas de mis abuelos, por no decir una de las pocas diversiones que podía entregarles un pueblo demasiado pequeño para tantas cosas.

Y esta sencilla acción que puede parecer no implicar muchos matices a su alrededor, tiene en cambio una o varias explicaciones.

No se trataba pura y exclusivamente de una diversión, más allá de que sí lo era, sino que el tren arribaba los viernes por la noche, procedente de Buenos Aires, y volvía a pasar los domingos por la tarde retornando hacía la capital de nuestro país. Lo cual significaba que irremediablemente los viernes llegaban familiares o amigos para disfrutar durante todo el fin de semana de la tranquilidad que podía ofrecerles este pueblo.

Todos, esa gran parte de los habitantes de Villa Ortiz, que concurrían cada viernes y cada domingo a la estación de trenes, vestían sus mejores ropas, porque se trataba indudablemente de un gran acontecimiento social.

También, debo narrarles, que los motivos y los fines que movían a cada segmento de la población a concurrir a observar la llegada del ferrocarril no eran los mismos, más allá, insisto, de que era un denominador común para todos el tomarlo como una diversión.

Por lo tanto, para las señoras mayores, que son un poco más proclives a los comentarios, se trataba de ir para enterarse y ver qué familias recibían visitas. Por su parte, los señores mayores iban para acompañar a sus esposas, pero más de una vez veían descender del tren a alguna novia de su juventud o a aquel amigo que tantos años hacía que había abandonado el pueblo, obviamente, una u otra situación provocaba un sentimiento de nostalgia irrefutable en ellos.

Y los jóvenes, los que no pasaban los veinte y algo de años, concurrían porque si llegaban parientes de alguna de las familias de la localidad, seguramente también lo hacía alguna bella chica que tal vez, a la vuelta de la vida y después de algún guiño del destino, podía ser la futura madre de sus hijos. Cuántas parejas se formaron ciertamente a partir del flechazo de esa primera mirada que se dio en el andén de la estación.

Pero la otra cara de la moneda, para muchos, era el tren del domingo porque se trataba de esa maldita máquina que llegaba para llevarse, y quién sabe hasta cuando, a la novia, o al novio, o a algún nieto, o en fin, a un ser querido que iba a extrañarse bastante.

Pero así como el progreso trajo innumerables factores positivos también impuso algunos que fueron lo contrario. Cada vez hubo mejores caminos y rutas, además de vehículos cada vez más sofisticados, por lo tanto, el viajar en tren pasó a ser algo demasiado lento y hasta incómodo, y como consecuencia, poco rentable para las empresas ferroviarias.

Y así llegó ese nefasto día en que pasó por la localidad el último tren de pasajeros. Un día que seguramente nuestros abuelos nunca imaginaron que llegaría; cómo podían hacerlo si el ferrocarril era todo o casi todo para muchos de ellos.

Pero llegó y cuando el último tren dejó la estación y comenzó a marcharse fue como que con él también se marchó una parte grande, importante y en cierto modo legendaria de la historia pasada del pueblo. Tal vez suene demasiado exagerado pero el último tren casi firmó la partida de defunción de este pueblo, es que luego en forma lenta pero inexorable los habitantes fueron siendo cada vez menos.

En mi caso, sólo llegué a vivir los últimos años de este medio de transporte que tan ligado está al desarrollo de innumerables pueblos del interior del país. De todos modos, me atrevo a afirmar que el tren de pasajeros le daba otra vida a mi Villa Ortiz, por eso cada vez que hago referencia al tema es imposible que no me invada la nostalgia y se me escape alguna que otra lágrima, fundamentalmente por mis padres y mis abuelos, ya que fueron ellos los que tras la partida del último tren tuvieron que aceptar con resignación que sus hijos comenzaran a marcharse en búsqueda de un futuro mejor…

 

Publicado por editor el Jueves 31 de Agosto de 2006

Según parece fui yo quien rompió las hostilidades cuando el día de mi segundo cumpleaños entré en la alcoba de mis padres y estrené el revolver que me acababan de regalar vaciando el tambor –pum,pum,pum...– sobre las gemelas recién nacidas que yacían en la cama de matrimonio a ambos lados de mamá. Menudo fiasco : aquello no servía ni para matar a esas dos pequeñas arpías que habían llegado para arrebatarme el amor de mi madre, así que no me quedó más remedio que dejar a un lado las sofisticaciones armamentísticas, encaramarme a la cama y emprenderla a culatazo limpio con las intrusas. Mamá, que aún convalecía del complicado parto doble, comenzó a gritar como una perturbada a la vez que me apeaba de la cama de un guantazo. Para cuando llegaron los refuerzos yo me hallaba, incrédulo, en el suelo. Aquello me escoció en la cara, sí, pero sobre todo escoció en mi alma infantil que no pudiendo creer que ella hubiera tomado partido por el enemigo, quedó definitivamente perpleja. El rencor por aquella traición me impulsó a asilarme bajo las faldas de la tata Bora. En el cálido microclima imperante bajo aquel toldo de prolija estratificación –delantal, falda, enaguas, faja, medias, bragas...– y fragancias inefables en el que pasé buena parte de mi infancia, se fraguó mi carácter introvertido y retorcido, así como una compulsiva inclinación onanista, según diagnóstico del ínclito Carl Salvador Friod y Rodriguez, doctor en psiquiatría.

Cuando por edad y tamaño hube de abandonar el confort de aquel aromático refajo la cosa ya era irreversible: las gemelas habían triunfado en nuestra particular guerra cainita y, lejos de mostrarse magnánimas con el vencido, no perdían ocasión de ensañarse con él, o sea conmigo, en la forma más vil que tal agresión puede adoptar: la de la benevolente compasión. ¡Hipócritas! ¿acaso creeis que podeis engañarme con vuestra falsa misericordia? En cada uno de sus gestos bondadosos yo descubría la verdad de su desprecio, y mi odio crecía. ¡Con que humillante indulgencia me invitaban a acompañarlas en sus paseos diarios con mamá por los jardines de nuestra casa solariega! Yo, por supuesto, declinaba la invitación y rabiaba y clamaba venganza al oír sus risas en las que intuía burlas hacia mí.

En el colmo de la crueldad, conocedoras de mi devoción por ella y con el espurio pretexto de levantarme el ánimo, invitaron a casa a la prima Romina (www.flickr.com/photos/morasio/8970530528/in/photostream/) precisamente en uno de mis momentos más bajos. Pero yo, que sabía que detrás de aquello lo que realmente se escondía era el deseo de humillarme, de mostrarle a la prima mi condición abyecta, evité la visita –ahora puedo confesarlo– pegándole fuego a la habitación de invitados y, de paso, a toda esa ala de nuestra mansión, donde las nenas tenían su cuarto de juegos con todas aquellas ridículas casitas de muñecas que tanto apreciaban. ¡Cómo lloraban las muy cerdas!

La concatenación de causas y efectos acabaría dibujando un bucle que se iba a resolver en el mismo punto donde empezó, o sea en mi frustración: así, mi vergonzoso estado de ánimo me llevó a evitar la visita de la prima provocando el incendio que daría lugar al llanto de las gemelas por sus juguetes quemados; la consecuencia inmediata de esas lágrimas fue una exaltación de mi espíritu que a su vez derivaría en el deseo vehemente –ahora sí– de ver a Romina, de que viniera a estar conmigo en la confianza de que mi optimismo habría de conquistarla; pero claro, la cosa no pudo ser pues con media casa chamuscada mis padres decretaron que aquel no era momento de recibir visitas, provocando de nuevo mi desdicha. Lo que el fuego te da, el fuego te lo quita y yo, como siempre, jodido.

 

–Ve usted, doctor Friod y Rodriguez, ¿qué quiere si toda mi vida ha discurrido entre el acecho de mis enemigos, las trampas de mis allegados, sus deslealtades..., la traición de mamá, el ninguneo del bisabuelo, la humillante indulgencia fraternal de las gemelas, el desdén de Romina…? ¿qué podía resultar de todo eso? Sólo tata Bora me dio su amor incondicional. Algunas noches sueño que sigo bajo sus faldones, aunque ahora, cuando miro hacia arriba ya no veo nada, ni faja, ni ligas, ni bragas, solo un agujero oscuro y acogedor en su entrepierna que me llama dulcemente invitándome a entrar. Allí es donde quiero ir, donde quiero estar, y empiezo a ascender, muy poco a poco, como succionado en una especie de parto inverso…, voy entrando… y, de repente, mi cabeza queda aprisionada en el tubo, ¡ostia, estoy atascado!, mis pies patalean en el vacío… ¡Socooorrooo!

  

Villa Ortiz (Estación Coronel Mom) (más conocido como Coronel Mom, o simplemente Mom) es una localidad del Partido de Alberti, Provincia de Buenos Aires, Argentina. Cuenta con 815 habitantes (INDEC, 2010), lo que representa un descenso del 5% frente a los 857 habitantes (INDEC, 2001) del censo anterior.

Coronel Mom es una estación ferroviaria del Ferrocarril Domingo Faustino Sarmiento de la Red Ferroviaria Argentina, en el ramal que une las estaciones de Suipacha y Bayauca. o presta servicios de pasajeros. Sus vías están a cargos de la empresa Trenes Argentinos Cargas,sin embargo las vías se encuentran sin uso y en estado de abandono.

 

Recibía los servicios provenientes de Once con destino a Lincoln, General Villegas y Realicó. No posee servicios de pasajeros desde 1994.

 

El tren que transformaba lo cotidiano en mágico

 

Por Alberto Jesús González

Coronel Mom, provincia de Buenos Aires

Como tantos, mi pueblo surgió a la vera del ferrocarril y por consecuencia directa del paso del mismo. Corría el año 1907 y el ramal, que luego recibió el nombre de Domingo Faustino Sarmiento, comenzaba a extenderse desde Capital Federal hacia el oeste de la provincia de Buenos Aires y al establecerse la estación, que años más tarde se iba a llamar Coronel Mom, un puñado de casas comenzaron a levantarse alrededor de la misma.

Esta puede ser la historia de innumerables poblados de todo el país, que al igual que mi pueblo, Villa Ortiz .en honor a Alberto Ortiz, propietario de las tierras donde se erigió el mismo., se conformaron a partir del paso del primer tren. Y fue tanta la importancia del tren como motor de vida para las pequeñas poblaciones que Villa Ortiz, también como muchos pueblos del interior, es en realidad, mucho más conocido en la zona, la provincia y por que no el país, con el nombre de Coronel Mom, precisamente la denominación de su estación ferroviaria.

Resulta casi imposible de imaginar lo que los primeros trenes, allá por principios del siglo pasado, provocaban en las sensaciones o sentimientos de la gente. Enormes moles de hierro y humo que con sus sonidos hacían temblar la tierra y seguramente a más de algún desprevenido espectador.

Sí, espectador, porque durante tantísimos años el tren, el simple hecho de observar su paso, era una de las citas obligadas de mis abuelos, por no decir una de las pocas diversiones que podía entregarles un pueblo demasiado pequeño para tantas cosas.

Y esta sencilla acción que puede parecer no implicar muchos matices a su alrededor, tiene en cambio una o varias explicaciones.

No se trataba pura y exclusivamente de una diversión, más allá de que sí lo era, sino que el tren arribaba los viernes por la noche, procedente de Buenos Aires, y volvía a pasar los domingos por la tarde retornando hacía la capital de nuestro país. Lo cual significaba que irremediablemente los viernes llegaban familiares o amigos para disfrutar durante todo el fin de semana de la tranquilidad que podía ofrecerles este pueblo.

Todos, esa gran parte de los habitantes de Villa Ortiz, que concurrían cada viernes y cada domingo a la estación de trenes, vestían sus mejores ropas, porque se trataba indudablemente de un gran acontecimiento social.

También, debo narrarles, que los motivos y los fines que movían a cada segmento de la población a concurrir a observar la llegada del ferrocarril no eran los mismos, más allá, insisto, de que era un denominador común para todos el tomarlo como una diversión.

Por lo tanto, para las señoras mayores, que son un poco más proclives a los comentarios, se trataba de ir para enterarse y ver qué familias recibían visitas. Por su parte, los señores mayores iban para acompañar a sus esposas, pero más de una vez veían descender del tren a alguna novia de su juventud o a aquel amigo que tantos años hacía que había abandonado el pueblo, obviamente, una u otra situación provocaba un sentimiento de nostalgia irrefutable en ellos.

Y los jóvenes, los que no pasaban los veinte y algo de años, concurrían porque si llegaban parientes de alguna de las familias de la localidad, seguramente también lo hacía alguna bella chica que tal vez, a la vuelta de la vida y después de algún guiño del destino, podía ser la futura madre de sus hijos. Cuántas parejas se formaron ciertamente a partir del flechazo de esa primera mirada que se dio en el andén de la estación.

Pero la otra cara de la moneda, para muchos, era el tren del domingo porque se trataba de esa maldita máquina que llegaba para llevarse, y quién sabe hasta cuando, a la novia, o al novio, o a algún nieto, o en fin, a un ser querido que iba a extrañarse bastante.

Pero así como el progreso trajo innumerables factores positivos también impuso algunos que fueron lo contrario. Cada vez hubo mejores caminos y rutas, además de vehículos cada vez más sofisticados, por lo tanto, el viajar en tren pasó a ser algo demasiado lento y hasta incómodo, y como consecuencia, poco rentable para las empresas ferroviarias.

Y así llegó ese nefasto día en que pasó por la localidad el último tren de pasajeros. Un día que seguramente nuestros abuelos nunca imaginaron que llegaría; cómo podían hacerlo si el ferrocarril era todo o casi todo para muchos de ellos.

Pero llegó y cuando el último tren dejó la estación y comenzó a marcharse fue como que con él también se marchó una parte grande, importante y en cierto modo legendaria de la historia pasada del pueblo. Tal vez suene demasiado exagerado pero el último tren casi firmó la partida de defunción de este pueblo, es que luego en forma lenta pero inexorable los habitantes fueron siendo cada vez menos.

En mi caso, sólo llegué a vivir los últimos años de este medio de transporte que tan ligado está al desarrollo de innumerables pueblos del interior del país. De todos modos, me atrevo a afirmar que el tren de pasajeros le daba otra vida a mi Villa Ortiz, por eso cada vez que hago referencia al tema es imposible que no me invada la nostalgia y se me escape alguna que otra lágrima, fundamentalmente por mis padres y mis abuelos, ya que fueron ellos los que tras la partida del último tren tuvieron que aceptar con resignación que sus hijos comenzaran a marcharse en búsqueda de un futuro mejor…

 

Publicado por editor el Jueves 31 de Agosto de 2006

Egaña es una estación ferroviaria ubicada en el pueblo homónimo, unos 15 km en línea recta al sur de la capital del partido: la ciudad de Rauch del Partido de Rauch, en la Provincia de Buenos Aires, Argentina.

Es una pequeña estación de ferrocarril del ramal perteneciente al Ferrocarril General Roca, que se extiende desde la estación Las Flores, hasta la estación Tandil y que recorre 151 km.

 

La construcción del ramal Las Flores-Tandil fue otorgado por el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, doctor Máximo Paz a la empresa Ferrocarril del Sud, el 27 de julio de 1888.

 

El contrato fue suscripto en la ciudad de La Plata, el 29 de agosto de ese año, quedando la ejecución de las obras a cargo de la mencionada empresa.

 

Andrés Egaña, un acaudalado estanciero de la zona, fue quien cedió el terreno en donde se edificó la estación. La familia Egaña-Díaz Vélez fue la propietaria de los campos ubicados en el sur de la primitiva estancia "El Carmen" que perteneciera al general de la Independencia Argentina Eustoquio Díaz Vélez, limítrofes al partido de Tandil.

 

La estación llegó a tener un importante movimiento comercial hasta mediados del siglo XX. Lindante a ella comenzaba hacia el norte la estancia "El Carmen", propiedad del rico estanciero don Eustoquio Díaz Vélez, hijo del general nombrado.

 

El primer tren que pasó por la estación Egaña lo hizo el 1 de agosto de 1891.

 

La estación trajo una verdadera revolución a todo el pago ya que los tiempos se acortaron enormemente y la mayoría de los productos y servicios se comercializaban a través de este medio de transporte.

 

A partir de la segunda mitad del siglo XX los servicios ferroviarios estatizados comenzaron a ser más deficientes y el ferrocarril empezó un período de paulatina decadencia. Ello fue una de las causales de la disminución de la población y actividades del pueblo de Egaña.

 

A ello se le sumó, en 1958, la expropiación de la estancia "San Francisco", ubicada en las cercanías de la estación Egaña, de propiedad de María Eugenia Díaz Vélez, con el propósito de fundar una colonia agropecuaria. La expropiación incluyó al casco de la estancia: el castillo San Francisco, uno de los más bellos de la provincia. La aplicación de estas políticas públicas no sirvieron para impulsar y dinamizar las actividades en el pago sino que el mismo entró en un proceso de larga decadencia.

Se encuentra actualmente sin operaciones de pasajeros. Por sus vías transitó el servicio Constitución-Tandil de la empresa Ferrobaires entre 2012 y 2016.1

 

Sus vías están concesionadas a la empresa privada de cargas Ferrosur Roca.

 

El Castillo San Francisco

 

Historia

 

El castillo San Francisco fue construido por el estanciero y arquitecto Eugenio Díaz Vélez quien fue uno de los nietos que tuvo el general Eustoquio Díaz Vélez, prócer de la Independencia Argentina.

 

Esta mansión debe su nombre a que fue la casa principal de la "estancia San Francisco". El importante casco fue levantado en los terrenos donde, desde antes de 1890, ya se encontraban las primitivas construcciones de la estancia, que por ese entonces formaba parte de la enorme "estancia El Carmen", de propiedad del hacendado Eustoquio Díaz Vélez (hijo), padre de Eugenio.

 

Eugenio construyó el castillo utilizando un estilo arquitectónico europeo ecléctico. La obra fue proyectada por su propietario quien inició los trabajos en 1918. Los mismos se prolongaron hasta 1930. Para ello utilizó materiales de primera calidad provenientes tanto desde Buenos Aires como de Europa.

 

Al fallecimiento de Eugenio, el 20 de mayo de 1930, la propiedad había alcanzado su esplendor. La estancia San Francisco y su castillo eran un importante establecimiento de producción agropecuaria y dador de mano de obra y trabajo en el Partido de Rauch.

 

El imponente castillo fue heredado por la hija mayor de Eugenio, María Eugenia Díaz Vélez. María Eugenia, prácticamente no habitó la casa que permaneció cerrada durante largas temporadas. Ello inició el comienzo de un período de estancamiento de la estancia y de la edificación, a la que si bien se le sumaron nuevas construcciones, continuó siendo conservada adecuadamente por su propietaria. En 1958, a causa de la reforma agraria impulsada por el gobernador provincial Oscar Alende, que consistía en colonizar con pequeños propietarios rurales, la estancia San Francisco -con el castillo incluido- fue expropiada innecesariamente por el estado provincial. El fino mobiliario fue subastado.

 

El gobierno no tomó una determinación rápida de qué hacer con tan inmensa propiedad, por lo que el castillo empezó a sufrir el deterioro del paso del tiempo y la falta de mantenimiento.

En 1965, durante la gobernación de Anselmo Marini, la propiedad fue transferida al Consejo Provincial del Menor con intenciones de convertirlo en un hogar granja, aunque acabó siendo un reformatorio que alojó a jóvenes con problemas de conducta.

Hacia mediados de la década de 1970, a causa de un asesinato que comprometió a uno de los internos, todos los menores fueron reubicados y el castillo quedó abandonado hasta el día de hoy.

Actualmente y desde el año 2010 un grupo de vecinos de Rauch y la zona ha creado la "Comisión por la recuperación del Castillo San Francisco" que tiene como actividad principal el mantenimiento básico del edificio y recuperación de su parque, evitando que esta bella e importante edificación rural continúe deteriorándose.

  

Algunas Historias

 

"La historia del castillo es extraña y fascinante. Escuche mucho sobre el lugar pero no estoy seguro de cuanto es real y cuanto ya es parte del mito y mística del lugar. Se cuenta que en la primera mitad del siglo un potentado de apellido Díaz Vélez construyo esa mansión como una casa de descanso desde 1918 a 1930 cuando fue terminada. Para celebrar la culminación de la obra organizó una gran celebración invitando al público más selecto de Buenos Aires. Pero algo faltaba en la fiesta, y ese algo fue el mismo Díaz Vélez quien murió de camino al castillo y nunca llegó. Los invitados se fueron, los sirvientes se fueron, y el castillo quedó abandonado."

   

Qué más se puede pedir? El papá, la mamá, la parejita de hijos y la fotógrafa a sus pies.

Cícero Romão Batista (Crato, 24 de março de 1844 — Juazeiro do Norte, 20 de julho de 1934) foi um sacerdote católico brasileiro. Na devoção popular é conhecido como Padre Cícero ou Padim Ciço. Proprietário de terras, gado e dono de diversos imóveis, o Padre Cícero fazia parte da sociedade e política conservadora do sertão do Cariri. Tinha no médico Floro Bartolomeu seu braço direito e integrava o sistema político cearense que ficou sob o controle da família Accioli durante mais de duas décadas. Carismático, obteve grande prestígio e influência sobre a vida social, política e religiosa do Ceará e da Região Nordeste do Brasil. Em março de 2001, foi escolhido "O Cearense do Século" em votação promovida pela TV Verdes Mares. (By Wikipedia)

 

Minhas fotos à venda na Getty Images: visite www.gettyimages.com e busque por "adrianoaquino"

__________

 

"Padre Cícero" (Crato, March 24, 1844 - Juazeiro do Norte, July 20, 1934) was born Cícero Romão Batista in Ceará, Brazil. He was the son of Joaquim Romão Batista and Joaquina Vicência Romana. When he was 6 years old, he started to study with professor Rufino de Alcântara Montezuma. One important thing about his infancy is his pledge of chastity, made when he was twelve. This was influenced by him reading about the life of São Francisco de Sales. (...) Today, a large statue of Padre Cícero stands in Juazeiro do Norte. A pilgrimage to this statue takes place in his honour every November, attracting hundreds of thousands of followers.

Padre Cícero was posthumously canonized by the Brazilian Catholic Apostolic Church, a dissident religious organization. (By Wikipedia)

 

My photos for sale at Getty Images: go to www.gettyimages.com and search for "adrianoaquino"

Museu Nacional de Arte Contemporânea (MNAC), Lisbon, Portugal

 

Materials : Enamed on acrylic and platex

 

Biografia (in Wikipedia):

 

Eduardo Nery nasce na Figueira da Foz em 1938. No ano seguinte a família instala-se em Lisboa; frequenta o Liceu D. João de Castro e em 1956 inscreve-se no curso de pintura da ESBAL. Participa pela primeira vez numa exposição coletiva em 1957 (na Sociedade Nacional de Belas Artes, Lisboa). Em 1959 transita para o curso de arquitetura da ESBAL, de que desiste. Nesse mesmo ano viaja até Paris e, no ano seguinte, inicia um estágio com Jean Lurçat em Saint-Céré, França, familiarizando-se com o universo da tapeçaria contemporânea.

 

A sua obra inicial fica marcada pela influência de gestualistas como Hans Hartung ou Pierre Soulages. A partir de 1965 evolui para um idioma diverso, próximo da Op Art, "revelando-nos um trabalho inovador, de um cromatismo vibrante e jogos cinéticos" 2 em que faz a desmontagem dos mecanismos da percepção visual. A sua pintura por vezes tridimensionaliza-se, expande-se para lá dos suportes tradicionais.

 

Através de padrões de repetição, Nery multiplica e desmultiplica terceiras dimensões, revelando-nos "espacialidades perturbadas, onde a vertigem ou o labirinto se instalam como metáfora de uma geometria plana", como acontece com a tapeçaria Espaço Ilusório (1969-70), onde encontramos "um espaço ilimitado, silenciosamente dobrado e desdobrado […] que espelha o capricho cósmico ou, talvez antes, se apropria, por intuição racionalizada, da sua misteriosa razão de ser" 3 .

  

Vida e Morte, 1972, pintura sobre platex, 120 x 100 cm

"Depois, por lógica coerência interna, Nery chegou a soluções dadaistas de anti-pintura, na destruição dos quadros desmantelados [...] atravessados duma nostalgia mordaz, no seu peso dourado de molduras rotas que ressuscitavam memórias do outro antigo jogo do «trompe l'oeil»" 4 . Estes trabalhos abrem as portas para as imagens que se seguem, "de mistério e humor" 5 (veja-se, por exemplo, Vida e Morte, 1972) , onde joga com paradoxos da representação do espaço no plano da pintura.

 

De um "enorme rigor de perspetiva, [...] luminosidade intensa e [...] cromatismo penetrante" 6 estas pinturas articulam, com efeitos inesperados, a representação perspética tradicional e fundos ou imagens totalmente planos. "vemos casas fantasmas, flutuando no espaço. Ou deparamos com felinos, feitos pássaros, a voar sobre caixões vazios [...]. A instabilidade das formas suspensas, a estranheza dos conjuntos representados [...] onde nenhuma presença humana surge, criam uma atmosfera de «suspense» e ameaça [...]" 7 .

 

A espacialidade da imagem dilata-se, depois, quando inicia a sua fase de Paisagismo abstrato de temática cósmica, que coincide temporalmente com o desenvolvimento de trabalhos diferentes em que utiliza a colagem e a fotografia.

 

"Um dos aspetos mais peculiares da obra de Eduardo Nery tem que ver com o seu gosto (e imensa competência) em adequar as pesquisas visuais a uma grande diversidade de técnicas e suportes. Sendo fundamentalmente pintor, ele dedicou parte substancial da sua carreira à decoração de espaços arquitetónicos, através do azulejo, da tapeçaria e do vitral" 8 , realizando, nestes domínios, uma obra vasta e diversificada.

 

Realizou numerosas exposições individuais, nomeadamente: Museu Nacional de Arte Antiga, Lisboa (1976); Museu Nacional Soares dos Reis, Porto (1976; 2004); Centro de Arte Moderna José de Azeredo Perdigão , Fundação Calouste Gulbenkian, Lisboa (1981; 1987; 1997; 2005); Culturgest, Lisboa (1997); Museu Nacional do Azulejo, Lisboa (2003).

 

A 8 de Junho de 2012 foi feito Grande-Oficial da Ordem do Infante D. Henrique.

1 3 4 5 6 7 ••• 79 80