new icn messageflickr-free-ic3d pan white
View allAll Photos Tagged optimización

Festival HipHop Planeta Rock 2011 "De Kultura a Movimiento" / Días 7,8,9,13,14,15 y 16 de Enero 2011

Mejor información en: www.rh2a.cl/

 

----------

 

PLANETA GRAFF:

 

EL 2011 PLANETA ROCK DESARROLLA PLANETA GRAFF EN FORMA DE EXPO-ENCUENTRO DE GRAFFITI, LOS DIAS 8 Y 9 DE ENERO

LUGAR: AV. LA PAZ CON SERGIO LIVINGSTONE, HOSPITAL PSIQUIATRICO

COMUNA DE INDEPENDENCIA / DESDE LAS 12:00

 

EN LOS MUROS 12 BRILLOS + CREWS INVITADAS

----------

 

¿DÓNDE SURGE PLANETA ROCK?

 

Desarrollo del movimiento político afroamericano. África Bambaataa y los orígenes de la Zulú Nation:

 

A fines de la década de los 60’s el Partido de los Panteras Negras se había extendido por todo el territorio norteamericano como germen de descontento y como respuesta a la discriminación racial, social y política que debían experimentar los “Afroamericans”, población descendiente de África, y traída por los europeos como mano de obra esclava para trabajar en minas y plantaciones durante la implementación de la política imperial, colonialista y expansionista desarrollada originalmente alrededor de los siglos XVI y XIX.

 

Ante la vivencia cotidiana de una cultura de segregación racial que se mantuvo vigente incluso una vez abolida la esclavitud en Estados Unidos y en la mayor parte del mundo “civilizado”, el Partido de las Panteras Negras (Black Panter), nace en 1966 con la intención de actuar, intervenir, y dar soluciones concretas y posibles a la población negra, bajo la lógica de la pantera, no atacar en primer lugar, pero cuando es atacada y acorralada, responder ferozmente y sin piedad a su agresor, vinculándose así con una política de autodefensa.

 

Esta organización política surgió tras el asesinato de Malcolm X, siguiendo gran parte de sus ideas, e implementando programas para mejorar el nivel de vida de la Comunidad Negra en los Estados Unidos. En los barrios, se crearon diversos programas sociales que, en su época, fueron el núcleo de una coalición de movimientos revolucionarios con una fuerte raíz étnica y social.

 

Dentro de las acciones del partido de las Panteras Negras se destacaron los programas de desayunos para niños, la habilitación de centros de salud gratuitos y la lucha contra las drogas entre otras iniciativas, ya que consideraban a estas últimas unas de las principales armas de alienación, aniquilamiento y destrucción de la población en los gettos. Además se impartían clases gratuitas de derecho, economía, autodefensa y primeros auxilios.

 

Los herederos de Malcom X iniciaron así un proceso revolucionario de construcción de poder popular en sus comunidades, conocido como Black Power (Poder Negro), del cual el Partido de Las Panteras fue parte fundamental.

 

Este movimiento mantuvo una presencia importante en la sociedad estadounidense durante la década de 1960 y principios de 1970, enfatizando el orgullo racial y la creación de instituciones culturales y políticas para defender y promover los intereses colectivos de los negros, fomentar valores, y asegurar la autonomía, abriendo, de esta manera el camino al desarrollo de múltiples movimientos por la justicia social, ya que si bien se creía que la destrucción de la segregación racial debía ser uno de los principales objetivos del movimiento, se consideraba que el Black Power más que un lucha de razas constituía principalmente una lucha de clases. (Bobby Seale, Canciller y co-fundador de las Panteras Negras, Seale, Bobby. Seize the Time: The Story of the Black Panther Party and Huey P. Newton. New York: Black Classic P, 1996, p. 72.).

 

El movimiento del Black Power impulsó a la sociedad negra a cultivar sentimientos de solidaridad, convenciéndose de que, recurriendo a su historia, a su tradición y a su cultura tenían suficiente poder para escapar a la segregación y marginalidad, pero por sobre todo para poder reafirmar su propia identidad, reconociendo y legitimando la cultura negra en oposición a quienes los habían oprimido durante generaciones.

Ante la inserción del partido y el creciente desarrollo de las ideas de autonomía entre la población afro descendiente pobre y marginada, el partido de las panteras negras fue infiltrado y desbaratado por el Programa de Contrainteligencia del FBI (COINTELPRO), que desde 1969 lo consideró como uno de sus principales objetivos, generalizándose así los arrestos, asesinatos y destierros o exilios de sus principales militantes.

La lucha por los derechos civiles de los afroamericanos desencadenó de esta manera una ola represiva durante gran parte de los 60`s que implicó la muerte de Malcolm X y Martin Luther King entre otros activistas, así como el exterminio del Partido de las Panteras Negras, todo lo cual acabaría con la desintegración de la comunidad afroamericana, y como consecuencia, el abandono político de estos sectores en una pobreza y marginación a estas alturas ya crónica. Durante la década de los 70´s la intervención del gobierno de los EE.UU. de la mano del FBI, logró aniquilar el potente proceso social y de lucha racial iniciado por el Black Panter dividendo la organización, encarcelando a sus militantes, y anulando los programas sociales y comunitarios, desatando así, el miedo y la represión al interior de las comunidades.

  

Comunidad, autonomía y organización, Hiphop como herramienta educativa:

 

Los suburbios neoyorquinos de los 70´s, como todos los gettos y poblas del mundo fueron testigos de la pobreza, la violencia, la represión policial y la desorganización. Las pandillas y las drogas tomaron el control de las calles, y los jóvenes fueron –como siempre- las principales víctimas.

 

Fue un significativo viaje a África el lugar de origen de la población negra oprimida lo que hizo que el líder de los Black Spades, una de las pandillas más peligrosas del sur del Bronx, reflexionará sobre la vida que se estaba llevando en los suburbios Neoyorquinos: el abuso de las fuerzas policiales; la venta y el consumo de drogas; la precariedad de las viviendas y el alto grado de violencia, que ya eran parte de la cotidianidad, fueron los que despertaron en África Bambaataa, el espíritu transformador que lo llevaría a organizarse para cambiar este entorno viciado. En el año 1973 funda la Universal Zúlu Nation, organización que nace por la necesidad de generar espacios culturales para las clases populares y canalizar la energía que sólo estaba siendo utilizada para la autodestrucción de la comunidad.

 

Al observar el intercambio entre distintas culturas y expresiones artísticas, Bambaataa comenzó a organizar a sus hermanos, llevándoles la idea de ser alguien y de transformar en competencia sana la violencia que se generaba entre la misma gente, quienes tenían en común, no solo su color de piel e idioma, sino que por sobre todo el hecho de vivir una historia de miseria y la marginación.

 

Bambaataa logra reunir diversas expresiones multiculturales y multirraciales, que se manifestaban, en torno a 4 ramas bajo el concepto de Hiphop, transformando la violencia y la desesperación de los barrios pobres en una nueva cultura y así en una nueva arma.

 

Originalmente conocida simplemente como la Organización, en la década de 1970, los miembros de la Zúlu Nation comenzaron a organizar eventos culturales para los jóvenes, que combinaban la danza y los movimientos locales de música donde se mezclaban sonidos de marcadas raíces africanas particularmente en el sonido de bombos y cajas, y también con la influencia del Blues el Jazz, el Soul y la música Elektro y Funk, lo que daría paso al desarrollo de los diversos elementos o “Ramas” del Hiphop. De esta manera alrededor de 1980, el Hiphop se había extendido no solo alrededor de los barrios marginales neoyorkinos sino que alrededor del mundo entero.

 

Durante la década de 1970, y 1980, África Bambaataa y los miembros de la Zulú Nation a menudo se visten con trajes que representan las diferentes culturas del mundo. Estos trajes fueron vistos como símbolos del deseo de la Nación Zulú de solidarizar con otros, independientemente de su nacionalidad o color de piel, incluyendo de esta manera también a blancos y latinos igualmente oprimidos. Se usaron collares y camisetas que representaban al continente africano o dibujos tribales símbolos que emulaban de la Zulú Nacion de África, pueblo guerrero sudafricano creador de un ejército autónomo que fue capaz de enfrentar a los ingleses mientras estos buscaban minas de diamantes en el continente negro, y de quienes la organización de Bambaataa tomó el nombre.

 

Dentro de la declaración de principios creada por la nación Zulú, y KRS-One, se señala que el HipHop es un concepto que describe una conciencia colectiva e independiente que se expresa a través de elementos tales como el Breaking, Mcs, Graffiti, Dj, y Beatboxing, así como a través de un lenguaje, un conocimiento y una práctica callejera. Se reconoce claramente una influencia sobre el resto de la sociedad, especialmente en los niños, que busca conservar los derechos, la dignidad y el bienestar mental. The Hiphop Kulture resalta tanto la feminidad, como la masculinidad, la hermandad y la fraternidad. Promueve la capacidad de definir, defender y autoeducar, fomentando el desarrollo de la propia autoestima a través del conocimiento y el desarrollo de nuestras habilidades naturales y adquiridas.

 

La Zulú Nation señala que la esencia del Hiphop va más allá de la entretención o la recreación y que el Hiphop y su cultura no se puede comprar, ni vender ya que se trataría de una cultura independiente, y autónoma que no responde en sus orígenes a los patrones y directrices del mercado, reafirmando así que el HipHop no es un producto sino una cultura en desarrollo, un principio de autonomía y de libertad, multicultural y multirracial.

 

Es así como en un contexto de derrota y fragmentación social, a fines de los 70’s, un grupo de jóvenes en el Bronx buscó expresarse bajo la forma de una cultura callejera y marginal llamada Planeta Rock. La fiesta fue el comienzo, se pintaban trenes, se bailaba al ritmo de los temas de James Brown y los poetas rimaban a cápela al estilo del Spoken Word o palabra hablada. El Dj fue el arquitecto que atrajo a todos, a un lugar común, ya fueran las calles, los parques o los sótanos de los departamentos o bloks ocupados por afroamericanos, latinos y todo tipo de inmigrantes que vivían en los suburbios de Nueva York.

 

Las canciones de protesta no sólo denunciaron la opresión y la marginación respecto a los beneficios de un sistema político y económico excluyente, sino que utilizaban la adversidad y la propia marginación como un punto de partida y de referencia y sobre todo como una herramienta para atraer al activismo y así al desarrollo de una conciencia crítica y propositiva respecto a la realidad social compartida. El Hiphop se convirtió así en una voz de rebelión, de resistencia y de cultura libertaria.

 

Una Kultura que nace de los pobres, descendientes de la esclavitud afroamericana y oprimidos de todos los continentes, que surge como un espacio de liberación kultural cuya expresividad había sido negada por el sistema educativo dominante y por una posición social históricamente marginada, una cultura que comienza a superar las fronteras impuestas con creatividad e iniciativa.

 

En abril de 1982, Bambaataa lanza un single de gran impacto, el “Planet Rock", abriendo el rap al mundo entero. Planeta Rock El álbum fue lanzado en 1986 como una colección de temas anteriores. La canción " Planet Rock "fue uno de los primeros temas de Hiphop difundidos planetariamente, donde se samplearon sonidos de Kraftwerk, Trans Europe Express, Sky Captain y Ennio Morricone entre otros.

 

Fue así como el primer concepto conocido -Planeta Rock- comenzó luego a masificarse bajo el nombre de HipHop, expandiéndose así hacia todo rincón donde la necesidad estuviera presente.

 

Tradicionalmente, esta Kultura unifica 4 ramas artísticas. Ramas que desde su inicio cumplieron el rol de entregar alternativas a la cultura hegemónica a través de la creatividad, la democratización de los talentos y la optimización de los recursos. Sin embargo, la industria capitalista al percatarse de la masividad y del potencial comercial del HipHop en la sociedad, captura las expresiones de las fuerzas vivas de las clases populares convirtiéndolas en mercancía y en moda, creando una imagen repleta de machismo, drogas, conductas mafiosas, competencias viciadas y ostentación de joyas y dinero. Conductas que promueven valores totalmente ajenos y antagónicos a los orígenes del HipHop.

 

La propuesta de movimiento se propaga por los distintos países del mundo, y también en América latina, incluyendo Chile, donde el Hiphop comienza a cultivarse y a expresarse desde una perspectiva fuertemente política y social tomando nuestras propias historias y experiencias de opresión, como lo han sido el golpe de estado y la vida en dictadura, las injusticias contra el pueblo mapuche, o los problemas sociales históricos que han marcado a las clases populares como lo son la pobreza, el hambre, la desigualdad, el desbalance de la riqueza y la falta de oportunidades educativas y de recreación en especial para los más pobres y marginados.

 

Estas vivencias y esta historia se aglutinan y se hacen parte de las organizaciones e instancias de la kultura Hiphop, poniendo de manifiesto el descontento hacia el sistema, y planteando desde todas sus Ramas y diversas experiencias, la comprensión del HipHop como parte de una transformación kultural y política a partir de acciones organizadas.

 

Nuestra apuesta hoy, es tomar y retomar la experiencia, los cambios y las transformaciones de nuestra kultura HipHop y ser parte del proceso de construcción y transito de kultura a Movimiento.

  

¿QUÉ ES PLANETA ROCK EN CHILE?

 

Fue a principios del 2006, cuando Vee Bravo documentalista chileno radicado en los EEUU, nos propuso realizar una actividad que contemplaba la presentación de “Estilo HipHop” un largometraje de tipo documental que narra la vida de tres Kultores HipHop de Brasil, Chile y Cuba. La actividad llevó por nombre “TUR DE AXION SOCIAL” y se desarrolló en Septiembre del 2006. En ella plasmamos la visión de la organización de aquel entonces, teniendo una buena acogida por parte del público que asistió durante los tres días de actividades que contempló: la proyección del documental, foros y un Concierto musical.

 

Como organización sentimos una gran satisfacción por toda la experiencia adquirida durante el Tur, por lo que durante el 2007 trabajamos en crear un Festival HipHop que rescatara la historia de nuestra Kultura y manifestara nuestro ideal, tomando el HipHop como herramienta para contribuir a una transformación social.

 

De allí nace “PLANETA ROCK”, la primera edición se realiza en el verano del 2008 y llevó la consigna de “SEGUNDO ENCUENTRO LATINOAMERICANO DE HIPHOP”, la estructura fue de 4 días, siendo la “FIESTA ZULU” el puntapié inicial, noche de baile en donde el Breaking, Looking y Popping se tomaban la pista para entregar los mejores pasos en un ambiente de unidad, respeto y alegría. El segundo día fue de “CINE DOCUMENTALES”, jornada de expresión audiovisual en la cual se proyectaron documentales HipHop y de contingencia social. El tercer día llamado “ESCUELA TALLERES” ha sido para nosotros uno de los más importantes, ya que en este día se ha generado el espacio para el intercambio de experiencias, la comunicación y la posibilidad de entablar acuerdos y vínculos que permiten, a nuestro parecer, contribuir a la construcción de organización. El cierre del festival se ha dado a partir del encuentro artístico musical plasmado en un “CONCIERTO” en donde parte de la escena nacional del Rap se hace presente para entregar su mejor show.

 

Una vez más la satisfacción ante lo generado nos colmó, pero siempre con la mentalidad y la convicción de aprender de los errores, y de seguir creciendo para entregar un mejor festival al año siguiente.

 

Así Llegó el 2009, año en el que celebrábamos los “25 AÑOS DEL HIPHOP EN CHILE”, esta fue la consigna del festival y de todas sus actividades, ya que se pretendía rescatar este momento como un instante histórico para el HipHop en Chile. Exponentes que fueron pioneros se juntaron con nuevos kultores, para así ir en hermandad derribando mitos y trabajando sobre sólidas miradas. Se desarrolló el “PLANETA GRAFF” coordinado por 12 BrillosCrew pintándose una sola gran pieza que representaba estos 25 años del HipHop en Chile. Durante este año nos vimos sorprendidos por una capacidad de convocatoria que sobrepaso con creces todas nuestras expectativas, planteándosenos así nuevos desafíos organizativos, tanto en lo relativo a la gestión del evento como en lo referente al trabajo desarrollado en forma anterior y posterior a este, surgiendo así nuevamente la necesidad y capacidad de autoeducarnos, formarnos y prepararnos para fortalecer nuestras virtudes y superar nuestras dificultades.

 

Llega el 2010 y en esta edición “EL QUINTO ELEMENTO ES EL CONOCIMIENTO” se toma el Festival, llevando el HipHop más allá de los 4 elementos tradicionales y sociabilizando el conocimiento como eje central para el desarrollo de una Kultura que se proyecta en Movimiento, compartiendo experiencias desarrolladas en países hermanos, conociendo realidades distintas a la nuestra y propiciando la expresión y el desarrollo de nuestra cultura.

 

Para el Año 2011 la consigna del festival y encuentro es “DE KULTURA A MOVIMIENTO”, ya que creemos que el HipHop constituye en sí un espacio de hermandad y auto reconocimiento del cual todos y todas podemos ser parte.

 

Momentos de tensión:

 

Planeta Rock no ha estado ajeno a las tensiones. Desde el comienzo hemos tenido muchas dificultades, ya que siempre hemos desarrollado el Festival en base a la autogestión, por lo que a medida que este festival se va masificando, se hace mucho más complejo cada año el poder realizarlo, aun así continuamos haciéndolo y ello porque estamos convencidos de que nosotros como parte de la Kultura HipHop podemos generar espacios de educación, comunicación y expresión artística siendo autónomos e independientes sin tranzar ni entregarnos a las fauces del mercadeo.

 

Algunas de las mayores dificultades que hemos vivido se dieron el 2009 en la Fiesta Zulú que se realizó en el Galpón Víctor Jara y en el Concierto que ese año se había programado en el gimnasio municipal de lo prado. Los espacios no dieron abasto para el gran número de personas que llegaron a las actividades, debiendo suspender a mitad de la jornada la Fiesta y el Concierto por colapso de los espacios y por problemas con la fuerza pública. No quisimos quedarnos con el peso de no haber terminado bien Planeta Rock en sus 25 años, por lo que en Marzo del mismo año realizamos un Concierto titulado “Nada a Medias” totalmente gratuito en el Parque la Bandera.

 

Otro momento donde experimentamos dificultades fue el día del Concierto del Planeta Rock 2010, ya que el equipo de sonido implementado para ese día no tuvo la capacidad suficiente para las cerca de 7.000 personas que llegaron a la plaza de los abastos, además se sumaron factores como el corte de agua, el tamaño del escenario y el calor, que nos valieron las criticas de muchos de los asistentes.

 

De todo esto hemos aprendido, comprendemos que es un proceso de aprendizaje en el cual tendremos caídas, lo importante es reconocer con humildad y autocritica lo ocurrido, pero con la energía necesaria para entregar cada vez un mejor Festival.

 

Nuestros Aciertos:

 

Sin duda Planeta Rock ha sido un festival que ha generado un espacio importante para la escena chilena del HipHop. El poder entregar en varias jornadas la mayor diversidad posible de expresiones artísticas, así como la creación de material audiovisual, teatro, Spoken Word, Beatmakers, entre otras ha sido para nosotros un factor de gran satisfacción.

 

Otro elemento importante que nos ha marcado en este proceso ha sido la instauración de la autogestión como base de nuestro funcionamiento, y la generación de espacios, como la feria HipHop, en la que diversos colectivos, talleres y personas en su individualidad, venden productos generados por ellos mismos. Contribuir a masificar los talleres como espacios importantes para el intercambio de experiencias y entrega mutua de conocimientos, ha sido otro de nuestros propósitos, implementando metodologías educativas que han permitido desarrollar de mejor manera el sentido de los talleres.

 

El 2010 lanzamos el promocional del Festival a través de un tema en el que reunimos a parte importante de los exponentes del Rap que se presentarían dentro de los días del festival, este simbolismo significó un gesto de unidad hacia el HipHop.

 

Tur Planeta Rock:

 

El 2010 con la idea de descentralizar Planeta Rock, se inicio el desarrollo del Tur Planeta Rock, el cual nació como una propuesta de escenario para las diversas expresiones del

movimiento HipHop local, buscando dar a conocer las creaciones y talentos de nuestras poblaciones a través de la realización de un evento en ellas, equipado profesionalmente para poder presentar material musical, la puesta en escena de los grupos locales, sus producciones, sus bailes, sus dibujos y en general su trabajo.

 

Durante el 2010 realizamos 4 actividades de este tipo, comenzamos en la Zona Norte de Santiago, luego fuimos a Puerto Montt, a continuación a la zona sur Cordillera de la Región Metropolitana y cerramos en la zona sur poniente de Santiago.

  

RED HIPHOP ACTIVISTA, LOS ORIGENES:

 

En el año 2006 surge la Red HipHop Activista como un espacio de encuentro y coordinación entre las experiencias que, en principio, se estaban desarrollando en distintos sectores de la ciudad de Santiago y que se planteaban como trabajos colectivos basados en el desarrollo de talleres, actividades artístico-culturales, trabajos sociales y espacios de participación política. Todo como parte del desarrollo de una Kultura de HipHop organizado que iba tomando fuerza y cuerpo basándose en experiencias anteriores, como fue el desarrollo de un espacio organizativo anterior llamado Hiphoplogía o H2L, espacio de encuentro y desarrollo del Hiphop, anterior a la RH2A.

 

En estos primeros momentos de la Red coexistían distintas visiones y perspectivas respecto a la organización del HipHop, algunas más políticas, otras más enfocadas en lo artístico, en lo recreativo o bien en lo educativo.

 

En este periodo, el taller de Hiphop Komunión Armada fue uno de los que, a través de sus metodologías, contribuyó a la politización de muchos de sus integrantes. Este taller efectuado en la población Francisco Celada de Estación Central fue un espacio desde donde se fue desarrollando y coordinando un vínculo con distintas comunas de Santiago. Muchos de sus participantes fueron también llevando estas experiencias de autoeducación y politización a sus trabajos territoriales. De esta manera, la RH2A se fue planteando originalmente como un espacio común desde donde fortalecer a nivel metropolitano el HipHop Activista.

 

Se definió en estos momentos como activismo, el protagonismo de aquellos HipHoppers que, aparte de practicar alguna rama artística, nos considerábamos y nos sentíamos capaces de generar actividades en nuestras comunidades desde una perspectiva social, educativa pero también de generación de conciencia y autoconciencia crítica respecto a nuestra realidad social, política y económica, marcada por la marginación y la falta de oportunidades de desarrollo. De este modo asumimos que si no éramos capaces de generar nuestros propios espacios de expresión, creación y encuentro, nadie lo haría por nosotros, ya que nada podíamos esperar de las jerarquías dominantes, mucho menos de quienes se encontraban administrando las burocracias del poder político y económico vigente.

 

Existían si, en estos momentos, experiencias o talleres que mantenían relación con proyectos o instancias municipales, especialmente en relación al acceso a espacios como salas, gimnasios u otras infraestructuras, pero también existían otras experiencias, mayoritarias, que solo trabajaban desde la autogestión y la autonomía en la generación de los recursos y espacios necesarios. A pesar de ser distintas, estas experiencias fortalecieron las dinámicas de discusión y contraste, teniendo siempre como base el cuestionamiento respecto a que era lo que realmente nos servía para poder fortalecer nuestros espacios organizativos.

 

El primer incentivo para fortalecer nuestra organización como Red de HipHop fue levantar el festival TUR AXION SOCIAL, que fue un encuentro de 3 días donde se lanzo el documental ESTILO HIPHOP y en donde se puso en práctica la idea de promover para la comunidad HipHop la generación de un espacio de encuentro nacional, donde se juntaran las distintas ramas o expresiones de la cultura HipHop, incluyendo la dinámica de retroalimentación de conocimientos a partir de la realización de foros y talleres.

 

La convocatoria fue buena, aunque no masiva, sin embrago, a través de esta experiencia, se logró fortalecer una Red de trabajo entre todos los talleres que estaban participando en ese momento: Tergiversarte de la comuna de Santiago, Komunión Armada de Estación Central, Guerrilla Urbana de Maipú, Fuerza popular de la comuna de El bosque Ruka La Familia y Kamasutra (URRAP mas adelante) de la comuna de San Bernardo, Poblacción, de La Granja, Unión De Talentos de La Pintana, Pinturaxión de Pudahuel, 29 de Marzo de la población La Victoria, la Honda de Talagante, Traficarte de Peñalolén. También se pudo conversar y compartir con los invitados extranjeros: de Argentina Pepe Parietti, de Brasil EliEfi, de República Dominicana DJ Laylo y de EEUU Virgilio Bravo, director del documental estilo HipHop.

 

Si bien este fue uno de los primeros pasos, el siguiente fue comenzar a llevar a cabo las SESIONES ACTIVISTAS que consistían en juntarse un día completo para poder contarnos todos los aciertos y desaciertos experimentábamos en nuestros trabajos territoriales. A este proceso no todos se sumaron, sin embargo, al mismo tiempo hubieron otros colectivos y talleres que comenzaron a acercarse. Así, llegamos a juntarnos más de 100 personas de distintos lugares de Santiago en una misma Sesión, y también comenzó a expandirse el contacto con regiones, destacándose la participación de Contraelviento de Puerto Montt, Aukallfun de Chillan, colectivo Sexto Sentido de Rancagua, individualidades de Concepción y entrenamiento HipHop de Iquique.

 

Cabe destacar que las experiencias territoriales nos arrojaban dos formatos de actividad organizativa. Por lo general, éstas eran los talleres de HipHop, que tenían sus propias dinámicas, y por otro lado los colectivos HipHop, que nacían desde los mismos talleres o bien se trataba de experiencias de agrupaciones con personalidades jurídicas que básicamente se dedicaban a la realización de tocatas y encuentros.

 

La forma de ir coordinándonos se baso en la presencia, nos juntábamos en una asamblea una vez a la semana en el centro de Santiago, dándosenos el espacio para reunirnos en distintas casas okupa. Ahí fuimos encontrándonos quienes de cierto modo éramos voceros de nuestros espacios organizativos, y en base a conversas íbamos viendo cómo podíamos fortalecernos, apoyarnos y complementarnos en nuestros trabajos territoriales.

 

De esta manera, la RED HIPHOP ACTIVISTA comenzó a experimentar una especie de metamorfosis que, en el camino, fueron generando ciertas dificultades, tanto por la lejanía de muchas personas que pertenecían a los talleres en los territorios periféricos o de regiones, como por las diferentes visiones y perspectivas de trabajo que comenzaron a plantearse.

 

Sin embargo, hasta el día de hoy y partiendo desde experiencias como la desarrollada con Hiphoplogía, el espacio del Taller siempre ha sido el lugar más importante de nuestro trabajo y nuestra construcción política, siendo así mismo un incentivo para el desarrollo de la organización. No obstante lo anterior, comenzamos a darnos cuenta que el espacio del Taller, también era un espacio transitorio, y que a medida que pasaba el “tiempo de vida” de un Taller, surgía la necesidad de ir repensando nuestro trabajo y nuestra propuesta.

 

Originalmente, si un rapero entraba al taller automáticamente pertenecía a la RH2A, situación difícil de comprender para quienes recién se incorporaban, ya que como muchos de los nuevos aun no lograban afiatarse en sus propios espacios, difícilmente podían integrarse a un espacio de coordinación y planificación más complejo como lo estaba siendo la RH2A. Esta situación comenzó a generar un sinfín de mitos y tergiversaciones que empezaron a crear asperezas internas, generándose desde los talleres el inicio de un cuestionamiento en términos de LIDERAZGOS e IDENTIDADES.

 

Para poder sanear todo este proceso que se estaba viviendo en las reuniones de la RH2A, donde no se generaban liderazgos autoritarios ni directivos, sino más bien propuestas que estaban al servicio del trabajo y del pensar más allá del taller al cual en su individualidad se representaba en esa asamblea. Se planteó así, una nueva forma de reorganizar la RH2A, ésta fue convertir ese espacio de coordinación de talleres y colectivos en un colectivo más, al mismo nivel que el resto, con su propia identidad y su propio proceso. La única diferencia o particularidad que tendría la nueva modalidad de la RH2A, es que quienes se quedaran, pensarían en la kultura HipHop en su conjunto y NO SOLO EN LOS ACTIVISTAS o en el trabajo de un solo territorio en particular. En ese momento nos quedamos alrededor de 30 personas militando.

 

De esta forma, en el 2008, después de conformarnos como nuevo colectivo, se tomó la idea del Tur Axión Social y se replanteó como FESTIVAL HIPHOP PLANETA ROCK. Agregándose un día más de actividades y profundizando mucho más su objetivo en tanto espacio de Encuentro nacional y latinoamericano de la cultura Hiphop, con sus distintas Ramas y expresiones artísticas.

 

Hoy tras un largo proceso aun en desarrollo de maduración organizativa y militante, nos planteamos como una colectividad HipHop que cree en la transformación de su propio entorno a través de acciones conscientemente organizadas, NO utilizando el Hiphop como un instrumento servil o funcional, sino que viviendo el HipHop políticamente, creando y levantando nuestros propios proyectos y planteando estos mismos como un aporte a nuestra Kultura de resistencia y construcción libertaria. Dentro de los ámbitos en que se proyecta nuestro trabajo actual y para los cuales se destinan los fondos que somos capaces de auto gestionar, se encuentran principalmente:

  

-La generación de espacios de auto-educación, con la propuesta de creación de la editorial “El Quinto Elemento”.

 

-La generación de espacios que incentiven la puesta en escena de trabajos artísticos en la población, con el Tur Planeta Rock.

-La generación de infraestructura que facilite nuestra autonomía e independencia, adquiriendo una amplificación propia, a disposición de quienes la requieran para desarrollar sus propias actividades.

-La articulación con otros exponentes del Arte comprometido, con la participación del Colectivo Nueva Canción Combativa.

-El aporte al financiamiento de otros proyectos educativos y Kulturales a partir de los fondos reunidos en Planeta Rock y otras actividades desarrolladas por la RH2A como el proyecto Memoria Rebelde.

 

Así mismo, dentro de nuestros proyectos a mediano y largo plazo se encuentran, en el mediano plazo la idea de levantar un Centro Kultural HipHop, y en el largo plazo ser capaces de crear una escuela artística experimental donde no solo se formen jóvenes bajo un formato que permita convalidar estudios en el sistema educacional tradicional, sino que también y por sobre todo, que nos permita aplicar los principios de la educación popular y de la kultura HipHop, que han nutrido nuestro trabajo, como herramientas pedagógicas, de recreación, de relación social y de construcción de lazos en base a la solidaridad, el auto reconocimiento y principalmente la autonomía y liberación.

 

RH2A

flickriver.com/photos/javier1949/popular-interesting/

 

Plaza Mayor de la Universidad Autónoma de Madrid

 

Edificio de Servicios “Plaza Mayor”. C/ Einstein s/n Campus de Cantoblanco. Universidad Autónoma de Madrid.

 

MTM Arquitectos “Madrid Territorio Mutante” Javier Fresneda & Javier Sanjuán.

Coordinador del Proyecto: Miguel García-Redondo Villar. Arquitectos MTM: Carmen Antón, Laura Casas, Ana Arriero, Jesús Barranco, Álvaro Maestro. Concurso, Proyectos Básico y de Ejecución 2007. Obras 2009-2012

 

MTM Arquitectos describe el proyecto desde la Memoria del mismo:

Objetivo de la obra: Plaza Mayor. La ciudad donde construimos esta Plaza Mayor tiene un apellido específico, es una Ciudad Universitaria. La Universidad Autónoma de Madrid ha crecido alrededor de un espacio central de encuentro y circulación, un bulevar verde convertido en su espina dorsal. En uno de sus extremos la estación de cercanías que comunica con la madrileña Puerta del Sol; en el otro, la “Plaza Mayor”.

 

La “Plaza Mayor” es el nuevo centro de servicios de la Universidad por lo que debe manifestar su carácter simbólico y representativo, sirviendo de referencia dentro de la estructura del Campus. La Plaza se soluciona en continuidad con el lugar, proponiendo un nuevo paisaje, soporte de las actividades existentes e incitador de nuevas situaciones. Apoyándonos en el desnivel existente en la parcela y la potencia del bulevar verde que conforma el acceso a las facultades históricas, se construye una plataforma plegada. El bulevar se prolonga así a través de una calle jardín equipada, girando alrededor de una plaza.

 

Sobre el nivel del terreno natural, por debajo de la rasante, se implanta el aparcamiento, reduciendo al máximo el volumen de excavación, facilitando su ventilación natural a través de los taludes vegetados perimetrales existentes. Respetando estos “amortiguadores naturales” y sobre el nivel inferior, se construyen dos plataformas intermedias donde se produce la agrupación de programas y la variedad de accesos peatonales a nivel de las calles. Las torres de comunicación se elevan funcionando como hitos urbanos dentro del conjunto, creando un punto de inflexión perimetral que anuncian los 7 puentes. Torres y puentes son entradas, conexiones y acontecimientos que incitan a descubrir el vacío interior: la “Plaza Mayor”. Dentro, a su alrededor, los grandes vuelos construyen calles cubiertas que incrementan la versatilidad del espacio protegiendo de sol y la lluvia.

 

Hay cinco elementos materiales que refuerzan la continuidad bulevar, calle y plaza: El pavimento público: hormigón desactivado in situ y prefabricado, plantación vegetal, césped artificial y pavimentos de caucho. El final del bulevar existente es el comienzo del proyecto y desde ahí una lengua continua de hormigón recorre todo el sistema, rampas, plataformas y escaleras. Sobre esta se recorta la huella de otras actividades y otros materiales.

 

El cerramiento al exterior de la plaza: policarbonato gris atérmico cargado de resinas metalizadas, piel homogénea y cambiante, desde sus tratamientos específicos y los matices introducidos por las condiciones atmosféricas. El cerramiento al interior: Vidrios en cámara incoloros que abren la actividad al interior como un mercado contemporáneo de servicios. Las compartimentaciones interiores: vidrios laminados, ligeros, y casi imperceptibles, que intentan desaparecer, reforzando la percepción unitaria de cada isla sobre las plataformas; compartimentaciones que no llegan físicamente a tocar la piel exterior de vidrio y policarbonato. Los puntos de color que forman los vidrios templados, en azules, verdes y oros, agrupados formando gemas, puntúan los volúmenes uniformes alrededor de la paleta de grises y tostados utilizados en toda la obra.

 

Las plataformas, son la infraestructura a la espera de incorporar un programa. La solución estructural facilita la coexistencia de una geometría irregular y quebrada, diferente en cada nivel, los distintos usos programáticos inicialmente requeridos y la continuidad de movimientos entre ellos. Ante un problema complejo la solución estructural es sencilla: un básico sistema de retícula de pilares portantes y losas postesadas de hormigón. La retícula de 5x5 m se mostró la más eficiente y la que mejor se adaptaba a las singularidades de las diferentes plataformas, desde el nivel inferior con la distribución funcional de los aparcamientos, hasta las superiores, más liberadas, permiten reducir la presencia de pilares y adoptar luces de hasta 12,00 m o voladizos de 5,00 m, al compensar los esfuerzos y variar sus diámetros.

 

La prolongación del paisaje natural que identifica al Campus Universitario se consigue a través de la última plataforma-cubierta. La cubierta ya no lo es, adopta un nuevo carácter más urbano, artificial y equipado. Las situaciones y relaciones que se dan en el bulevar del Campus se reinterpretan y transforman, proponiendo ahora nuevas áreas de oportunidad e intercambio para estudiantes, profesores y visitantes, dotándolo de nuevos soportes e instalaciones para que el espacio sea vivido, valorado y usado de forma continua. Los materiales sobre la nueva calle se adaptarán a las nuevas topografías configurando dunas, pliegues, playas o recortes; con texturas diversas, blandas, rugosas, peludas y colores acentuados, verdes, naranjas, negros, o arena, con líneas de iluminación, báculos elevados conectados al reloj solar, terrazas y kioscos. Y como con la soltura del primer croquis, se dibuja una línea naranja que con su geometría no lineal desmaterializa el borde convirtiéndolo en una línea de conexión con el paisaje del campus y con la lejana presencia de la sierra madrileña.

 

La ONCE y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) han otorgado a esta Plaza Mayor el primer premio del “Concurso para la selección de actuaciones de Arquitectura e Ingeniería con una Accesibilidad ejemplar” por ser un ejemplo de máxima calidad en el campo de la arquitectura y la ingeniería a nivel nacional, dando prioridad al acceso de personas con discapacidad.

Además de su fácil accesibilidad, otro de los criterios fundamentales de la construcción del edificio es la máxima funcionalidad, eficiencia energética y singularidad de sus dependencias. 26 paneles térmicos y 92 paneles fotovoltaicos permiten el ahorro energético y la optimización de los recursos medioambientales del edificio y se destinan al abastecimiento parcial de las instalaciones.

Las características arquitectónicas del edificio contemplan un diseño que alberga 4.000 m2 distribuidos en cuatro plantas, de las cuales la mitad están cubiertas por soportales y en cuyo sótano se ubican cerca de 200 plazas de aparcamiento. Los servicios disponibles en las instalaciones son la Oficina de Orientación y Atención al Estudiante, la Sección de Acceso, Admisión y Traslados, la Sección de Becas y Ayudas al Estudio, la Oficina de Relaciones Internacionales y Movilidad, la Oficina de Acogidas Internacionales, la Oficina de Acción Solidaria y Cooperación, la Oficina de Prácticas Externas y Orientación para el Empleo, el Centro de Atención a Usuarios y la Oficina de Ecocampus. Además se encuentran operativos un auditorio y una sala de exposiciones, Cafeterías/Restaurantes, Farmacia/Óptica, Librería/Papelería, Agencia de Viajes, entidad bancaria y Centro de Servicios Documentales.

 

En palabras de Alberto Campo Baeza, miembro del jurado del concurso "Los arquitectos en un tour de force nada fácil, han planteado y han resuelto con rigor y con brillantez un problema crucial en la arquitectura contemporánea, en la siempre debatida relación entre arquitectura y naturaleza. Les pedían unos edificios para alojar diferentes servicios de la Universidad y ellos les han dado una Plaza Mayor. ...han inclinado y plegado y girado y torcido, siempre con criterio, y han construido, insisto, un trozo de Naturaleza en continuidad con lo existente. Han construido su propio paisaje..."

  

www.mtmarquitectos.com/

mtmarquitectos-blog-curriculum.blogspot.com.es/

www.metalocus.es/content/es/blog/edificio-de-servicios-pl...

212.145.146.10/ejercicio/concursos/concursos_ocam/120517_...

www.bienalarquitectura.es/index.php/portfolio/fre0182/

 

Hemos vuelto

Luego de unas extrañas vacaciones, es hora de retomar la normalidad de este Flickr. Muchas serán las novedades, comenzando por la extensión de los artículos. De aquí en adelante, al menos el 75% de los artículos que se publicarán desde hoy constará de 300 palabras como máximo.

 

Esto lo hago para facilitar la lectura por parte de los visitantes, como también de apelar a una optimización del tiempo. Versiones más extendidas de los artículos se podrán ver en un próximo spin off de Lugar_Citadino que probablemente adoptará formato de blog, aún sin fecha de lanzamiento definida.

 

Vamos al artículo

Y bueno, dentro de estas vacaciones hicimos algo que tenía prometido. Fui a Valparaíso, y si bien los resultados no fueron los esperados (volveré con mas calma en Abril) sí pude estar en varios sectores en los cuales nunca había podido estar. Uno de ellos fue el emplazado en el entorno del Cerro Bellavista, el cual posee como atractivos al Ascensor Espíritu Santo y el Museo a Cielo Abierto, esta última atracción bajo un proceso de restauración y reparación (aprobado por el Concejo Municipal durante el año pasado).

 

Este cerro también tiene por característica el ser muy colorido en sus construcciones. Colores como los calipsos y morados abundan al igual que sus estrechos pasajes y largas escaleras (algunas en muy buen estado pero otras francamente en un deterioro peligroso) en donde encontrarse con Gatos y Perros es algo normal en términos porteños. Sobre todo Gatos.

 

Esto lo digo porque entre el Cerro Bellavista y la subida Yerbas Buenas (que conduce a la Avenida Alemania, en el sector alto de la ciudad) encontré muchos pero muchos mininos. Algunos afables, otros bien hoscos. Dentro de los simpáticos tenemos a este Gato de color negro que literalmente quiso en forma voluntaria posar para la cámara con muy buenos resultados.

 

Esta es una de las cosas que siempre me ha gustado de Valparaíso, la de ver tanto Gato. Razones que explican esta población felina (que en gran parte vive con sus amos) aún no las hay (aunque la más extendida entre los habitantes es la de una llegada masiva de Gatos con motivo de plagas de Ratones en las primeras décadas del Siglo XX) pero a título personal hace de Valpo a un lugar especial. Podríamos incluso nombrar a la Joya del Pacífico como capital de la franquicia chilena de Gatolandia.

 

flickriver.com/photos/javier1949/popular-interesting/

 

Plaza Mayor de la Universidad Autónoma de Madrid

 

Edificio de Servicios “Plaza Mayor”. C/ Einstein s/n Campus de Cantoblanco. Universidad Autónoma de Madrid.

 

MTM Arquitectos “Madrid Territorio Mutante” Javier Fresneda & Javier Sanjuán.

Coordinador del Proyecto: Miguel García-Redondo Villar. Arquitectos MTM: Carmen Antón, Laura Casas, Ana Arriero, Jesús Barranco, Álvaro Maestro. Concurso, Proyectos Básico y de Ejecución 2007. Obras 2009-2012

 

MTM Arquitectos describe el proyecto desde la Memoria del mismo:

Objetivo de la obra: Plaza Mayor. La ciudad donde construimos esta Plaza Mayor tiene un apellido específico, es una Ciudad Universitaria. La Universidad Autónoma de Madrid ha crecido alrededor de un espacio central de encuentro y circulación, un bulevar verde convertido en su espina dorsal. En uno de sus extremos la estación de cercanías que comunica con la madrileña Puerta del Sol; en el otro, la “Plaza Mayor”.

 

La “Plaza Mayor” es el nuevo centro de servicios de la Universidad por lo que debe manifestar su carácter simbólico y representativo, sirviendo de referencia dentro de la estructura del Campus. La Plaza se soluciona en continuidad con el lugar, proponiendo un nuevo paisaje, soporte de las actividades existentes e incitador de nuevas situaciones. Apoyándonos en el desnivel existente en la parcela y la potencia del bulevar verde que conforma el acceso a las facultades históricas, se construye una plataforma plegada. El bulevar se prolonga así a través de una calle jardín equipada, girando alrededor de una plaza.

 

Sobre el nivel del terreno natural, por debajo de la rasante, se implanta el aparcamiento, reduciendo al máximo el volumen de excavación, facilitando su ventilación natural a través de los taludes vegetados perimetrales existentes. Respetando estos “amortiguadores naturales” y sobre el nivel inferior, se construyen dos plataformas intermedias donde se produce la agrupación de programas y la variedad de accesos peatonales a nivel de las calles. Las torres de comunicación se elevan funcionando como hitos urbanos dentro del conjunto, creando un punto de inflexión perimetral que anuncian los 7 puentes. Torres y puentes son entradas, conexiones y acontecimientos que incitan a descubrir el vacío interior: la “Plaza Mayor”. Dentro, a su alrededor, los grandes vuelos construyen calles cubiertas que incrementan la versatilidad del espacio protegiendo de sol y la lluvia.

 

Hay cinco elementos materiales que refuerzan la continuidad bulevar, calle y plaza: El pavimento público: hormigón desactivado in situ y prefabricado, plantación vegetal, césped artificial y pavimentos de caucho. El final del bulevar existente es el comienzo del proyecto y desde ahí una lengua continua de hormigón recorre todo el sistema, rampas, plataformas y escaleras. Sobre esta se recorta la huella de otras actividades y otros materiales.

 

El cerramiento al exterior de la plaza: policarbonato gris atérmico cargado de resinas metalizadas, piel homogénea y cambiante, desde sus tratamientos específicos y los matices introducidos por las condiciones atmosféricas. El cerramiento al interior: Vidrios en cámara incoloros que abren la actividad al interior como un mercado contemporáneo de servicios. Las compartimentaciones interiores: vidrios laminados, ligeros, y casi imperceptibles, que intentan desaparecer, reforzando la percepción unitaria de cada isla sobre las plataformas; compartimentaciones que no llegan físicamente a tocar la piel exterior de vidrio y policarbonato. Los puntos de color que forman los vidrios templados, en azules, verdes y oros, agrupados formando gemas, puntúan los volúmenes uniformes alrededor de la paleta de grises y tostados utilizados en toda la obra.

 

Las plataformas, son la infraestructura a la espera de incorporar un programa. La solución estructural facilita la coexistencia de una geometría irregular y quebrada, diferente en cada nivel, los distintos usos programáticos inicialmente requeridos y la continuidad de movimientos entre ellos. Ante un problema complejo la solución estructural es sencilla: un básico sistema de retícula de pilares portantes y losas postesadas de hormigón. La retícula de 5x5 m se mostró la más eficiente y la que mejor se adaptaba a las singularidades de las diferentes plataformas, desde el nivel inferior con la distribución funcional de los aparcamientos, hasta las superiores, más liberadas, permiten reducir la presencia de pilares y adoptar luces de hasta 12,00 m o voladizos de 5,00 m, al compensar los esfuerzos y variar sus diámetros.

 

La prolongación del paisaje natural que identifica al Campus Universitario se consigue a través de la última plataforma-cubierta. La cubierta ya no lo es, adopta un nuevo carácter más urbano, artificial y equipado. Las situaciones y relaciones que se dan en el bulevar del Campus se reinterpretan y transforman, proponiendo ahora nuevas áreas de oportunidad e intercambio para estudiantes, profesores y visitantes, dotándolo de nuevos soportes e instalaciones para que el espacio sea vivido, valorado y usado de forma continua. Los materiales sobre la nueva calle se adaptarán a las nuevas topografías configurando dunas, pliegues, playas o recortes; con texturas diversas, blandas, rugosas, peludas y colores acentuados, verdes, naranjas, negros, o arena, con líneas de iluminación, báculos elevados conectados al reloj solar, terrazas y kioscos. Y como con la soltura del primer croquis, se dibuja una línea naranja que con su geometría no lineal desmaterializa el borde convirtiéndolo en una línea de conexión con el paisaje del campus y con la lejana presencia de la sierra madrileña.

 

La ONCE y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) han otorgado a esta Plaza Mayor el primer premio del “Concurso para la selección de actuaciones de Arquitectura e Ingeniería con una Accesibilidad ejemplar” por ser un ejemplo de máxima calidad en el campo de la arquitectura y la ingeniería a nivel nacional, dando prioridad al acceso de personas con discapacidad.

Además de su fácil accesibilidad, otro de los criterios fundamentales de la construcción del edificio es la máxima funcionalidad, eficiencia energética y singularidad de sus dependencias. 26 paneles térmicos y 92 paneles fotovoltaicos permiten el ahorro energético y la optimización de los recursos medioambientales del edificio y se destinan al abastecimiento parcial de las instalaciones.

Las características arquitectónicas del edificio contemplan un diseño que alberga 4.000 m2 distribuidos en cuatro plantas, de las cuales la mitad están cubiertas por soportales y en cuyo sótano se ubican cerca de 200 plazas de aparcamiento. Los servicios disponibles en las instalaciones son la Oficina de Orientación y Atención al Estudiante, la Sección de Acceso, Admisión y Traslados, la Sección de Becas y Ayudas al Estudio, la Oficina de Relaciones Internacionales y Movilidad, la Oficina de Acogidas Internacionales, la Oficina de Acción Solidaria y Cooperación, la Oficina de Prácticas Externas y Orientación para el Empleo, el Centro de Atención a Usuarios y la Oficina de Ecocampus. Además se encuentran operativos un auditorio y una sala de exposiciones, Cafeterías/Restaurantes, Farmacia/Óptica, Librería/Papelería, Agencia de Viajes, entidad bancaria y Centro de Servicios Documentales.

 

En palabras de Alberto Campo Baeza, miembro del jurado del concurso "Los arquitectos en un tour de force nada fácil, han planteado y han resuelto con rigor y con brillantez un problema crucial en la arquitectura contemporánea, en la siempre debatida relación entre arquitectura y naturaleza. Les pedían unos edificios para alojar diferentes servicios de la Universidad y ellos les han dado una Plaza Mayor. ...han inclinado y plegado y girado y torcido, siempre con criterio, y han construido, insisto, un trozo de Naturaleza en continuidad con lo existente. Han construido su propio paisaje..."

  

www.mtmarquitectos.com/

mtmarquitectos-blog-curriculum.blogspot.com.es/

www.metalocus.es/content/es/blog/edificio-de-servicios-pl...

212.145.146.10/ejercicio/concursos/concursos_ocam/120517_...

www.bienalarquitectura.es/index.php/portfolio/fre0182/

 

flickriver.com/photos/javier1949/popular-interesting/

 

Plaza Mayor de la Universidad Autónoma de Madrid

 

Edificio de Servicios “Plaza Mayor”. C/ Einstein s/n Campus de Cantoblanco. Universidad Autónoma de Madrid.

 

MTM Arquitectos “Madrid Territorio Mutante” Javier Fresneda & Javier Sanjuán.

Coordinador del Proyecto: Miguel García-Redondo Villar. Arquitectos MTM: Carmen Antón, Laura Casas, Ana Arriero, Jesús Barranco, Álvaro Maestro. Concurso, Proyectos Básico y de Ejecución 2007. Obras 2009-2012

 

MTM Arquitectos describe el proyecto desde la Memoria del mismo:

Objetivo de la obra: Plaza Mayor. La ciudad donde construimos esta Plaza Mayor tiene un apellido específico, es una Ciudad Universitaria. La Universidad Autónoma de Madrid ha crecido alrededor de un espacio central de encuentro y circulación, un bulevar verde convertido en su espina dorsal. En uno de sus extremos la estación de cercanías que comunica con la madrileña Puerta del Sol; en el otro, la “Plaza Mayor”.

 

La “Plaza Mayor” es el nuevo centro de servicios de la Universidad por lo que debe manifestar su carácter simbólico y representativo, sirviendo de referencia dentro de la estructura del Campus. La Plaza se soluciona en continuidad con el lugar, proponiendo un nuevo paisaje, soporte de las actividades existentes e incitador de nuevas situaciones. Apoyándonos en el desnivel existente en la parcela y la potencia del bulevar verde que conforma el acceso a las facultades históricas, se construye una plataforma plegada. El bulevar se prolonga así a través de una calle jardín equipada, girando alrededor de una plaza.

 

Sobre el nivel del terreno natural, por debajo de la rasante, se implanta el aparcamiento, reduciendo al máximo el volumen de excavación, facilitando su ventilación natural a través de los taludes vegetados perimetrales existentes. Respetando estos “amortiguadores naturales” y sobre el nivel inferior, se construyen dos plataformas intermedias donde se produce la agrupación de programas y la variedad de accesos peatonales a nivel de las calles. Las torres de comunicación se elevan funcionando como hitos urbanos dentro del conjunto, creando un punto de inflexión perimetral que anuncian los 7 puentes. Torres y puentes son entradas, conexiones y acontecimientos que incitan a descubrir el vacío interior: la “Plaza Mayor”. Dentro, a su alrededor, los grandes vuelos construyen calles cubiertas que incrementan la versatilidad del espacio protegiendo de sol y la lluvia.

 

Hay cinco elementos materiales que refuerzan la continuidad bulevar, calle y plaza: El pavimento público: hormigón desactivado in situ y prefabricado, plantación vegetal, césped artificial y pavimentos de caucho. El final del bulevar existente es el comienzo del proyecto y desde ahí una lengua continua de hormigón recorre todo el sistema, rampas, plataformas y escaleras. Sobre esta se recorta la huella de otras actividades y otros materiales.

 

El cerramiento al exterior de la plaza: policarbonato gris atérmico cargado de resinas metalizadas, piel homogénea y cambiante, desde sus tratamientos específicos y los matices introducidos por las condiciones atmosféricas. El cerramiento al interior: Vidrios en cámara incoloros que abren la actividad al interior como un mercado contemporáneo de servicios. Las compartimentaciones interiores: vidrios laminados, ligeros, y casi imperceptibles, que intentan desaparecer, reforzando la percepción unitaria de cada isla sobre las plataformas; compartimentaciones que no llegan físicamente a tocar la piel exterior de vidrio y policarbonato. Los puntos de color que forman los vidrios templados, en azules, verdes y oros, agrupados formando gemas, puntúan los volúmenes uniformes alrededor de la paleta de grises y tostados utilizados en toda la obra.

 

Las plataformas, son la infraestructura a la espera de incorporar un programa. La solución estructural facilita la coexistencia de una geometría irregular y quebrada, diferente en cada nivel, los distintos usos programáticos inicialmente requeridos y la continuidad de movimientos entre ellos. Ante un problema complejo la solución estructural es sencilla: un básico sistema de retícula de pilares portantes y losas postesadas de hormigón. La retícula de 5x5 m se mostró la más eficiente y la que mejor se adaptaba a las singularidades de las diferentes plataformas, desde el nivel inferior con la distribución funcional de los aparcamientos, hasta las superiores, más liberadas, permiten reducir la presencia de pilares y adoptar luces de hasta 12,00 m o voladizos de 5,00 m, al compensar los esfuerzos y variar sus diámetros.

 

La prolongación del paisaje natural que identifica al Campus Universitario se consigue a través de la última plataforma-cubierta. La cubierta ya no lo es, adopta un nuevo carácter más urbano, artificial y equipado. Las situaciones y relaciones que se dan en el bulevar del Campus se reinterpretan y transforman, proponiendo ahora nuevas áreas de oportunidad e intercambio para estudiantes, profesores y visitantes, dotándolo de nuevos soportes e instalaciones para que el espacio sea vivido, valorado y usado de forma continua. Los materiales sobre la nueva calle se adaptarán a las nuevas topografías configurando dunas, pliegues, playas o recortes; con texturas diversas, blandas, rugosas, peludas y colores acentuados, verdes, naranjas, negros, o arena, con líneas de iluminación, báculos elevados conectados al reloj solar, terrazas y kioscos. Y como con la soltura del primer croquis, se dibuja una línea naranja que con su geometría no lineal desmaterializa el borde convirtiéndolo en una línea de conexión con el paisaje del campus y con la lejana presencia de la sierra madrileña.

 

La ONCE y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) han otorgado a esta Plaza Mayor el primer premio del “Concurso para la selección de actuaciones de Arquitectura e Ingeniería con una Accesibilidad ejemplar” por ser un ejemplo de máxima calidad en el campo de la arquitectura y la ingeniería a nivel nacional, dando prioridad al acceso de personas con discapacidad.

Además de su fácil accesibilidad, otro de los criterios fundamentales de la construcción del edificio es la máxima funcionalidad, eficiencia energética y singularidad de sus dependencias. 26 paneles térmicos y 92 paneles fotovoltaicos permiten el ahorro energético y la optimización de los recursos medioambientales del edificio y se destinan al abastecimiento parcial de las instalaciones.

Las características arquitectónicas del edificio contemplan un diseño que alberga 4.000 m2 distribuidos en cuatro plantas, de las cuales la mitad están cubiertas por soportales y en cuyo sótano se ubican cerca de 200 plazas de aparcamiento. Los servicios disponibles en las instalaciones son la Oficina de Orientación y Atención al Estudiante, la Sección de Acceso, Admisión y Traslados, la Sección de Becas y Ayudas al Estudio, la Oficina de Relaciones Internacionales y Movilidad, la Oficina de Acogidas Internacionales, la Oficina de Acción Solidaria y Cooperación, la Oficina de Prácticas Externas y Orientación para el Empleo, el Centro de Atención a Usuarios y la Oficina de Ecocampus. Además se encuentran operativos un auditorio y una sala de exposiciones, Cafeterías/Restaurantes, Farmacia/Óptica, Librería/Papelería, Agencia de Viajes, entidad bancaria y Centro de Servicios Documentales.

 

En palabras de Alberto Campo Baeza, miembro del jurado del concurso "Los arquitectos en un tour de force nada fácil, han planteado y han resuelto con rigor y con brillantez un problema crucial en la arquitectura contemporánea, en la siempre debatida relación entre arquitectura y naturaleza. Les pedían unos edificios para alojar diferentes servicios de la Universidad y ellos les han dado una Plaza Mayor. ...han inclinado y plegado y girado y torcido, siempre con criterio, y han construido, insisto, un trozo de Naturaleza en continuidad con lo existente. Han construido su propio paisaje..."

  

www.mtmarquitectos.com/

mtmarquitectos-blog-curriculum.blogspot.com.es/

www.metalocus.es/content/es/blog/edificio-de-servicios-pl...

212.145.146.10/ejercicio/concursos/concursos_ocam/120517_...

www.bienalarquitectura.es/index.php/portfolio/fre0182/

 

flickriver.com/photos/javier1949/popular-interesting/

 

Plaza Mayor de la Universidad Autónoma de Madrid

 

Edificio de Servicios “Plaza Mayor”. C/ Einstein s/n Campus de Cantoblanco. Universidad Autónoma de Madrid.

 

MTM Arquitectos “Madrid Territorio Mutante” Javier Fresneda & Javier Sanjuán.

Coordinador del Proyecto: Miguel García-Redondo Villar. Arquitectos MTM: Carmen Antón, Laura Casas, Ana Arriero, Jesús Barranco, Álvaro Maestro. Concurso, Proyectos Básico y de Ejecución 2007. Obras 2009-2012

 

MTM Arquitectos describe el proyecto desde la Memoria del mismo:

Objetivo de la obra: Plaza Mayor. La ciudad donde construimos esta Plaza Mayor tiene un apellido específico, es una Ciudad Universitaria. La Universidad Autónoma de Madrid ha crecido alrededor de un espacio central de encuentro y circulación, un bulevar verde convertido en su espina dorsal. En uno de sus extremos la estación de cercanías que comunica con la madrileña Puerta del Sol; en el otro, la “Plaza Mayor”.

 

La “Plaza Mayor” es el nuevo centro de servicios de la Universidad por lo que debe manifestar su carácter simbólico y representativo, sirviendo de referencia dentro de la estructura del Campus. La Plaza se soluciona en continuidad con el lugar, proponiendo un nuevo paisaje, soporte de las actividades existentes e incitador de nuevas situaciones. Apoyándonos en el desnivel existente en la parcela y la potencia del bulevar verde que conforma el acceso a las facultades históricas, se construye una plataforma plegada. El bulevar se prolonga así a través de una calle jardín equipada, girando alrededor de una plaza.

 

Sobre el nivel del terreno natural, por debajo de la rasante, se implanta el aparcamiento, reduciendo al máximo el volumen de excavación, facilitando su ventilación natural a través de los taludes vegetados perimetrales existentes. Respetando estos “amortiguadores naturales” y sobre el nivel inferior, se construyen dos plataformas intermedias donde se produce la agrupación de programas y la variedad de accesos peatonales a nivel de las calles. Las torres de comunicación se elevan funcionando como hitos urbanos dentro del conjunto, creando un punto de inflexión perimetral que anuncian los 7 puentes. Torres y puentes son entradas, conexiones y acontecimientos que incitan a descubrir el vacío interior: la “Plaza Mayor”. Dentro, a su alrededor, los grandes vuelos construyen calles cubiertas que incrementan la versatilidad del espacio protegiendo de sol y la lluvia.

 

Hay cinco elementos materiales que refuerzan la continuidad bulevar, calle y plaza: El pavimento público: hormigón desactivado in situ y prefabricado, plantación vegetal, césped artificial y pavimentos de caucho. El final del bulevar existente es el comienzo del proyecto y desde ahí una lengua continua de hormigón recorre todo el sistema, rampas, plataformas y escaleras. Sobre esta se recorta la huella de otras actividades y otros materiales.

 

El cerramiento al exterior de la plaza: policarbonato gris atérmico cargado de resinas metalizadas, piel homogénea y cambiante, desde sus tratamientos específicos y los matices introducidos por las condiciones atmosféricas. El cerramiento al interior: Vidrios en cámara incoloros que abren la actividad al interior como un mercado contemporáneo de servicios. Las compartimentaciones interiores: vidrios laminados, ligeros, y casi imperceptibles, que intentan desaparecer, reforzando la percepción unitaria de cada isla sobre las plataformas; compartimentaciones que no llegan físicamente a tocar la piel exterior de vidrio y policarbonato. Los puntos de color que forman los vidrios templados, en azules, verdes y oros, agrupados formando gemas, puntúan los volúmenes uniformes alrededor de la paleta de grises y tostados utilizados en toda la obra.

 

Las plataformas, son la infraestructura a la espera de incorporar un programa. La solución estructural facilita la coexistencia de una geometría irregular y quebrada, diferente en cada nivel, los distintos usos programáticos inicialmente requeridos y la continuidad de movimientos entre ellos. Ante un problema complejo la solución estructural es sencilla: un básico sistema de retícula de pilares portantes y losas postesadas de hormigón. La retícula de 5x5 m se mostró la más eficiente y la que mejor se adaptaba a las singularidades de las diferentes plataformas, desde el nivel inferior con la distribución funcional de los aparcamientos, hasta las superiores, más liberadas, permiten reducir la presencia de pilares y adoptar luces de hasta 12,00 m o voladizos de 5,00 m, al compensar los esfuerzos y variar sus diámetros.

 

La prolongación del paisaje natural que identifica al Campus Universitario se consigue a través de la última plataforma-cubierta. La cubierta ya no lo es, adopta un nuevo carácter más urbano, artificial y equipado. Las situaciones y relaciones que se dan en el bulevar del Campus se reinterpretan y transforman, proponiendo ahora nuevas áreas de oportunidad e intercambio para estudiantes, profesores y visitantes, dotándolo de nuevos soportes e instalaciones para que el espacio sea vivido, valorado y usado de forma continua. Los materiales sobre la nueva calle se adaptarán a las nuevas topografías configurando dunas, pliegues, playas o recortes; con texturas diversas, blandas, rugosas, peludas y colores acentuados, verdes, naranjas, negros, o arena, con líneas de iluminación, báculos elevados conectados al reloj solar, terrazas y kioscos. Y como con la soltura del primer croquis, se dibuja una línea naranja que con su geometría no lineal desmaterializa el borde convirtiéndolo en una línea de conexión con el paisaje del campus y con la lejana presencia de la sierra madrileña.

 

La ONCE y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) han otorgado a esta Plaza Mayor el primer premio del “Concurso para la selección de actuaciones de Arquitectura e Ingeniería con una Accesibilidad ejemplar” por ser un ejemplo de máxima calidad en el campo de la arquitectura y la ingeniería a nivel nacional, dando prioridad al acceso de personas con discapacidad.

Además de su fácil accesibilidad, otro de los criterios fundamentales de la construcción del edificio es la máxima funcionalidad, eficiencia energética y singularidad de sus dependencias. 26 paneles térmicos y 92 paneles fotovoltaicos permiten el ahorro energético y la optimización de los recursos medioambientales del edificio y se destinan al abastecimiento parcial de las instalaciones.

Las características arquitectónicas del edificio contemplan un diseño que alberga 4.000 m2 distribuidos en cuatro plantas, de las cuales la mitad están cubiertas por soportales y en cuyo sótano se ubican cerca de 200 plazas de aparcamiento. Los servicios disponibles en las instalaciones son la Oficina de Orientación y Atención al Estudiante, la Sección de Acceso, Admisión y Traslados, la Sección de Becas y Ayudas al Estudio, la Oficina de Relaciones Internacionales y Movilidad, la Oficina de Acogidas Internacionales, la Oficina de Acción Solidaria y Cooperación, la Oficina de Prácticas Externas y Orientación para el Empleo, el Centro de Atención a Usuarios y la Oficina de Ecocampus. Además se encuentran operativos un auditorio y una sala de exposiciones, Cafeterías/Restaurantes, Farmacia/Óptica, Librería/Papelería, Agencia de Viajes, entidad bancaria y Centro de Servicios Documentales.

 

En palabras de Alberto Campo Baeza, miembro del jurado del concurso "Los arquitectos en un tour de force nada fácil, han planteado y han resuelto con rigor y con brillantez un problema crucial en la arquitectura contemporánea, en la siempre debatida relación entre arquitectura y naturaleza. Les pedían unos edificios para alojar diferentes servicios de la Universidad y ellos les han dado una Plaza Mayor. ...han inclinado y plegado y girado y torcido, siempre con criterio, y han construido, insisto, un trozo de Naturaleza en continuidad con lo existente. Han construido su propio paisaje..."

  

www.mtmarquitectos.com/

mtmarquitectos-blog-curriculum.blogspot.com.es/

www.metalocus.es/content/es/blog/edificio-de-servicios-pl...

212.145.146.10/ejercicio/concursos/concursos_ocam/120517_...

www.bienalarquitectura.es/index.php/portfolio/fre0182/

 

flickriver.com/photos/javier1949/popular-interesting/

 

Plaza Mayor de la Universidad Autónoma de Madrid

 

Edificio de Servicios “Plaza Mayor”. C/ Einstein s/n Campus de Cantoblanco. Universidad Autónoma de Madrid.

 

MTM Arquitectos “Madrid Territorio Mutante” Javier Fresneda & Javier Sanjuán.

Coordinador del Proyecto: Miguel García-Redondo Villar. Arquitectos MTM: Carmen Antón, Laura Casas, Ana Arriero, Jesús Barranco, Álvaro Maestro. Concurso, Proyectos Básico y de Ejecución 2007. Obras 2009-2012

 

MTM Arquitectos describe el proyecto desde la Memoria del mismo:

Objetivo de la obra: Plaza Mayor. La ciudad donde construimos esta Plaza Mayor tiene un apellido específico, es una Ciudad Universitaria. La Universidad Autónoma de Madrid ha crecido alrededor de un espacio central de encuentro y circulación, un bulevar verde convertido en su espina dorsal. En uno de sus extremos la estación de cercanías que comunica con la madrileña Puerta del Sol; en el otro, la “Plaza Mayor”.

 

La “Plaza Mayor” es el nuevo centro de servicios de la Universidad por lo que debe manifestar su carácter simbólico y representativo, sirviendo de referencia dentro de la estructura del Campus. La Plaza se soluciona en continuidad con el lugar, proponiendo un nuevo paisaje, soporte de las actividades existentes e incitador de nuevas situaciones. Apoyándonos en el desnivel existente en la parcela y la potencia del bulevar verde que conforma el acceso a las facultades históricas, se construye una plataforma plegada. El bulevar se prolonga así a través de una calle jardín equipada, girando alrededor de una plaza.

 

Sobre el nivel del terreno natural, por debajo de la rasante, se implanta el aparcamiento, reduciendo al máximo el volumen de excavación, facilitando su ventilación natural a través de los taludes vegetados perimetrales existentes. Respetando estos “amortiguadores naturales” y sobre el nivel inferior, se construyen dos plataformas intermedias donde se produce la agrupación de programas y la variedad de accesos peatonales a nivel de las calles. Las torres de comunicación se elevan funcionando como hitos urbanos dentro del conjunto, creando un punto de inflexión perimetral que anuncian los 7 puentes. Torres y puentes son entradas, conexiones y acontecimientos que incitan a descubrir el vacío interior: la “Plaza Mayor”. Dentro, a su alrededor, los grandes vuelos construyen calles cubiertas que incrementan la versatilidad del espacio protegiendo de sol y la lluvia.

 

Hay cinco elementos materiales que refuerzan la continuidad bulevar, calle y plaza: El pavimento público: hormigón desactivado in situ y prefabricado, plantación vegetal, césped artificial y pavimentos de caucho. El final del bulevar existente es el comienzo del proyecto y desde ahí una lengua continua de hormigón recorre todo el sistema, rampas, plataformas y escaleras. Sobre esta se recorta la huella de otras actividades y otros materiales.

 

El cerramiento al exterior de la plaza: policarbonato gris atérmico cargado de resinas metalizadas, piel homogénea y cambiante, desde sus tratamientos específicos y los matices introducidos por las condiciones atmosféricas. El cerramiento al interior: Vidrios en cámara incoloros que abren la actividad al interior como un mercado contemporáneo de servicios. Las compartimentaciones interiores: vidrios laminados, ligeros, y casi imperceptibles, que intentan desaparecer, reforzando la percepción unitaria de cada isla sobre las plataformas; compartimentaciones que no llegan físicamente a tocar la piel exterior de vidrio y policarbonato. Los puntos de color que forman los vidrios templados, en azules, verdes y oros, agrupados formando gemas, puntúan los volúmenes uniformes alrededor de la paleta de grises y tostados utilizados en toda la obra.

 

Las plataformas, son la infraestructura a la espera de incorporar un programa. La solución estructural facilita la coexistencia de una geometría irregular y quebrada, diferente en cada nivel, los distintos usos programáticos inicialmente requeridos y la continuidad de movimientos entre ellos. Ante un problema complejo la solución estructural es sencilla: un básico sistema de retícula de pilares portantes y losas postesadas de hormigón. La retícula de 5x5 m se mostró la más eficiente y la que mejor se adaptaba a las singularidades de las diferentes plataformas, desde el nivel inferior con la distribución funcional de los aparcamientos, hasta las superiores, más liberadas, permiten reducir la presencia de pilares y adoptar luces de hasta 12,00 m o voladizos de 5,00 m, al compensar los esfuerzos y variar sus diámetros.

 

La prolongación del paisaje natural que identifica al Campus Universitario se consigue a través de la última plataforma-cubierta. La cubierta ya no lo es, adopta un nuevo carácter más urbano, artificial y equipado. Las situaciones y relaciones que se dan en el bulevar del Campus se reinterpretan y transforman, proponiendo ahora nuevas áreas de oportunidad e intercambio para estudiantes, profesores y visitantes, dotándolo de nuevos soportes e instalaciones para que el espacio sea vivido, valorado y usado de forma continua. Los materiales sobre la nueva calle se adaptarán a las nuevas topografías configurando dunas, pliegues, playas o recortes; con texturas diversas, blandas, rugosas, peludas y colores acentuados, verdes, naranjas, negros, o arena, con líneas de iluminación, báculos elevados conectados al reloj solar, terrazas y kioscos. Y como con la soltura del primer croquis, se dibuja una línea naranja que con su geometría no lineal desmaterializa el borde convirtiéndolo en una línea de conexión con el paisaje del campus y con la lejana presencia de la sierra madrileña.

 

La ONCE y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) han otorgado a esta Plaza Mayor el primer premio del “Concurso para la selección de actuaciones de Arquitectura e Ingeniería con una Accesibilidad ejemplar” por ser un ejemplo de máxima calidad en el campo de la arquitectura y la ingeniería a nivel nacional, dando prioridad al acceso de personas con discapacidad.

Además de su fácil accesibilidad, otro de los criterios fundamentales de la construcción del edificio es la máxima funcionalidad, eficiencia energética y singularidad de sus dependencias. 26 paneles térmicos y 92 paneles fotovoltaicos permiten el ahorro energético y la optimización de los recursos medioambientales del edificio y se destinan al abastecimiento parcial de las instalaciones.

Las características arquitectónicas del edificio contemplan un diseño que alberga 4.000 m2 distribuidos en cuatro plantas, de las cuales la mitad están cubiertas por soportales y en cuyo sótano se ubican cerca de 200 plazas de aparcamiento. Los servicios disponibles en las instalaciones son la Oficina de Orientación y Atención al Estudiante, la Sección de Acceso, Admisión y Traslados, la Sección de Becas y Ayudas al Estudio, la Oficina de Relaciones Internacionales y Movilidad, la Oficina de Acogidas Internacionales, la Oficina de Acción Solidaria y Cooperación, la Oficina de Prácticas Externas y Orientación para el Empleo, el Centro de Atención a Usuarios y la Oficina de Ecocampus. Además se encuentran operativos un auditorio y una sala de exposiciones, Cafeterías/Restaurantes, Farmacia/Óptica, Librería/Papelería, Agencia de Viajes, entidad bancaria y Centro de Servicios Documentales.

 

En palabras de Alberto Campo Baeza, miembro del jurado del concurso "Los arquitectos en un tour de force nada fácil, han planteado y han resuelto con rigor y con brillantez un problema crucial en la arquitectura contemporánea, en la siempre debatida relación entre arquitectura y naturaleza. Les pedían unos edificios para alojar diferentes servicios de la Universidad y ellos les han dado una Plaza Mayor. ...han inclinado y plegado y girado y torcido, siempre con criterio, y han construido, insisto, un trozo de Naturaleza en continuidad con lo existente. Han construido su propio paisaje..."

  

www.mtmarquitectos.com/

mtmarquitectos-blog-curriculum.blogspot.com.es/

www.metalocus.es/content/es/blog/edificio-de-servicios-pl...

212.145.146.10/ejercicio/concursos/concursos_ocam/120517_...

www.bienalarquitectura.es/index.php/portfolio/fre0182/

 

flickriver.com/photos/javier1949/popular-interesting/

 

Plaza Mayor de la Universidad Autónoma de Madrid

 

Edificio de Servicios “Plaza Mayor”. C/ Einstein s/n Campus de Cantoblanco. Universidad Autónoma de Madrid.

 

MTM Arquitectos “Madrid Territorio Mutante” Javier Fresneda & Javier Sanjuán.

Coordinador del Proyecto: Miguel García-Redondo Villar. Arquitectos MTM: Carmen Antón, Laura Casas, Ana Arriero, Jesús Barranco, Álvaro Maestro. Concurso, Proyectos Básico y de Ejecución 2007. Obras 2009-2012

 

MTM Arquitectos describe el proyecto desde la Memoria del mismo:

Objetivo de la obra: Plaza Mayor. La ciudad donde construimos esta Plaza Mayor tiene un apellido específico, es una Ciudad Universitaria. La Universidad Autónoma de Madrid ha crecido alrededor de un espacio central de encuentro y circulación, un bulevar verde convertido en su espina dorsal. En uno de sus extremos la estación de cercanías que comunica con la madrileña Puerta del Sol; en el otro, la “Plaza Mayor”.

 

La “Plaza Mayor” es el nuevo centro de servicios de la Universidad por lo que debe manifestar su carácter simbólico y representativo, sirviendo de referencia dentro de la estructura del Campus. La Plaza se soluciona en continuidad con el lugar, proponiendo un nuevo paisaje, soporte de las actividades existentes e incitador de nuevas situaciones. Apoyándonos en el desnivel existente en la parcela y la potencia del bulevar verde que conforma el acceso a las facultades históricas, se construye una plataforma plegada. El bulevar se prolonga así a través de una calle jardín equipada, girando alrededor de una plaza.

 

Sobre el nivel del terreno natural, por debajo de la rasante, se implanta el aparcamiento, reduciendo al máximo el volumen de excavación, facilitando su ventilación natural a través de los taludes vegetados perimetrales existentes. Respetando estos “amortiguadores naturales” y sobre el nivel inferior, se construyen dos plataformas intermedias donde se produce la agrupación de programas y la variedad de accesos peatonales a nivel de las calles. Las torres de comunicación se elevan funcionando como hitos urbanos dentro del conjunto, creando un punto de inflexión perimetral que anuncian los 7 puentes. Torres y puentes son entradas, conexiones y acontecimientos que incitan a descubrir el vacío interior: la “Plaza Mayor”. Dentro, a su alrededor, los grandes vuelos construyen calles cubiertas que incrementan la versatilidad del espacio protegiendo de sol y la lluvia.

 

Hay cinco elementos materiales que refuerzan la continuidad bulevar, calle y plaza: El pavimento público: hormigón desactivado in situ y prefabricado, plantación vegetal, césped artificial y pavimentos de caucho. El final del bulevar existente es el comienzo del proyecto y desde ahí una lengua continua de hormigón recorre todo el sistema, rampas, plataformas y escaleras. Sobre esta se recorta la huella de otras actividades y otros materiales.

 

El cerramiento al exterior de la plaza: policarbonato gris atérmico cargado de resinas metalizadas, piel homogénea y cambiante, desde sus tratamientos específicos y los matices introducidos por las condiciones atmosféricas. El cerramiento al interior: Vidrios en cámara incoloros que abren la actividad al interior como un mercado contemporáneo de servicios. Las compartimentaciones interiores: vidrios laminados, ligeros, y casi imperceptibles, que intentan desaparecer, reforzando la percepción unitaria de cada isla sobre las plataformas; compartimentaciones que no llegan físicamente a tocar la piel exterior de vidrio y policarbonato. Los puntos de color que forman los vidrios templados, en azules, verdes y oros, agrupados formando gemas, puntúan los volúmenes uniformes alrededor de la paleta de grises y tostados utilizados en toda la obra.

 

Las plataformas, son la infraestructura a la espera de incorporar un programa. La solución estructural facilita la coexistencia de una geometría irregular y quebrada, diferente en cada nivel, los distintos usos programáticos inicialmente requeridos y la continuidad de movimientos entre ellos. Ante un problema complejo la solución estructural es sencilla: un básico sistema de retícula de pilares portantes y losas postesadas de hormigón. La retícula de 5x5 m se mostró la más eficiente y la que mejor se adaptaba a las singularidades de las diferentes plataformas, desde el nivel inferior con la distribución funcional de los aparcamientos, hasta las superiores, más liberadas, permiten reducir la presencia de pilares y adoptar luces de hasta 12,00 m o voladizos de 5,00 m, al compensar los esfuerzos y variar sus diámetros.

 

La prolongación del paisaje natural que identifica al Campus Universitario se consigue a través de la última plataforma-cubierta. La cubierta ya no lo es, adopta un nuevo carácter más urbano, artificial y equipado. Las situaciones y relaciones que se dan en el bulevar del Campus se reinterpretan y transforman, proponiendo ahora nuevas áreas de oportunidad e intercambio para estudiantes, profesores y visitantes, dotándolo de nuevos soportes e instalaciones para que el espacio sea vivido, valorado y usado de forma continua. Los materiales sobre la nueva calle se adaptarán a las nuevas topografías configurando dunas, pliegues, playas o recortes; con texturas diversas, blandas, rugosas, peludas y colores acentuados, verdes, naranjas, negros, o arena, con líneas de iluminación, báculos elevados conectados al reloj solar, terrazas y kioscos. Y como con la soltura del primer croquis, se dibuja una línea naranja que con su geometría no lineal desmaterializa el borde convirtiéndolo en una línea de conexión con el paisaje del campus y con la lejana presencia de la sierra madrileña.

 

La ONCE y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) han otorgado a esta Plaza Mayor el primer premio del “Concurso para la selección de actuaciones de Arquitectura e Ingeniería con una Accesibilidad ejemplar” por ser un ejemplo de máxima calidad en el campo de la arquitectura y la ingeniería a nivel nacional, dando prioridad al acceso de personas con discapacidad.

Además de su fácil accesibilidad, otro de los criterios fundamentales de la construcción del edificio es la máxima funcionalidad, eficiencia energética y singularidad de sus dependencias. 26 paneles térmicos y 92 paneles fotovoltaicos permiten el ahorro energético y la optimización de los recursos medioambientales del edificio y se destinan al abastecimiento parcial de las instalaciones.

Las características arquitectónicas del edificio contemplan un diseño que alberga 4.000 m2 distribuidos en cuatro plantas, de las cuales la mitad están cubiertas por soportales y en cuyo sótano se ubican cerca de 200 plazas de aparcamiento. Los servicios disponibles en las instalaciones son la Oficina de Orientación y Atención al Estudiante, la Sección de Acceso, Admisión y Traslados, la Sección de Becas y Ayudas al Estudio, la Oficina de Relaciones Internacionales y Movilidad, la Oficina de Acogidas Internacionales, la Oficina de Acción Solidaria y Cooperación, la Oficina de Prácticas Externas y Orientación para el Empleo, el Centro de Atención a Usuarios y la Oficina de Ecocampus. Además se encuentran operativos un auditorio y una sala de exposiciones, Cafeterías/Restaurantes, Farmacia/Óptica, Librería/Papelería, Agencia de Viajes, entidad bancaria y Centro de Servicios Documentales.

 

En palabras de Alberto Campo Baeza, miembro del jurado del concurso "Los arquitectos en un tour de force nada fácil, han planteado y han resuelto con rigor y con brillantez un problema crucial en la arquitectura contemporánea, en la siempre debatida relación entre arquitectura y naturaleza. Les pedían unos edificios para alojar diferentes servicios de la Universidad y ellos les han dado una Plaza Mayor. ...han inclinado y plegado y girado y torcido, siempre con criterio, y han construido, insisto, un trozo de Naturaleza en continuidad con lo existente. Han construido su propio paisaje..."

  

www.mtmarquitectos.com/

mtmarquitectos-blog-curriculum.blogspot.com.es/

www.metalocus.es/content/es/blog/edificio-de-servicios-pl...

212.145.146.10/ejercicio/concursos/concursos_ocam/120517_...

www.bienalarquitectura.es/index.php/portfolio/fre0182/

 

flickriver.com/photos/javier1949/popular-interesting/

 

Plaza Mayor de la Universidad Autónoma de Madrid

 

Edificio de Servicios “Plaza Mayor”. C/ Einstein s/n Campus de Cantoblanco. Universidad Autónoma de Madrid.

 

MTM Arquitectos “Madrid Territorio Mutante” Javier Fresneda & Javier Sanjuán.

Coordinador del Proyecto: Miguel García-Redondo Villar. Arquitectos MTM: Carmen Antón, Laura Casas, Ana Arriero, Jesús Barranco, Álvaro Maestro. Concurso, Proyectos Básico y de Ejecución 2007. Obras 2009-2012

 

MTM Arquitectos describe el proyecto desde la Memoria del mismo:

Objetivo de la obra: Plaza Mayor. La ciudad donde construimos esta Plaza Mayor tiene un apellido específico, es una Ciudad Universitaria. La Universidad Autónoma de Madrid ha crecido alrededor de un espacio central de encuentro y circulación, un bulevar verde convertido en su espina dorsal. En uno de sus extremos la estación de cercanías que comunica con la madrileña Puerta del Sol; en el otro, la “Plaza Mayor”.

 

La “Plaza Mayor” es el nuevo centro de servicios de la Universidad por lo que debe manifestar su carácter simbólico y representativo, sirviendo de referencia dentro de la estructura del Campus. La Plaza se soluciona en continuidad con el lugar, proponiendo un nuevo paisaje, soporte de las actividades existentes e incitador de nuevas situaciones. Apoyándonos en el desnivel existente en la parcela y la potencia del bulevar verde que conforma el acceso a las facultades históricas, se construye una plataforma plegada. El bulevar se prolonga así a través de una calle jardín equipada, girando alrededor de una plaza.

 

Sobre el nivel del terreno natural, por debajo de la rasante, se implanta el aparcamiento, reduciendo al máximo el volumen de excavación, facilitando su ventilación natural a través de los taludes vegetados perimetrales existentes. Respetando estos “amortiguadores naturales” y sobre el nivel inferior, se construyen dos plataformas intermedias donde se produce la agrupación de programas y la variedad de accesos peatonales a nivel de las calles. Las torres de comunicación se elevan funcionando como hitos urbanos dentro del conjunto, creando un punto de inflexión perimetral que anuncian los 7 puentes. Torres y puentes son entradas, conexiones y acontecimientos que incitan a descubrir el vacío interior: la “Plaza Mayor”. Dentro, a su alrededor, los grandes vuelos construyen calles cubiertas que incrementan la versatilidad del espacio protegiendo de sol y la lluvia.

 

Hay cinco elementos materiales que refuerzan la continuidad bulevar, calle y plaza: El pavimento público: hormigón desactivado in situ y prefabricado, plantación vegetal, césped artificial y pavimentos de caucho. El final del bulevar existente es el comienzo del proyecto y desde ahí una lengua continua de hormigón recorre todo el sistema, rampas, plataformas y escaleras. Sobre esta se recorta la huella de otras actividades y otros materiales.

 

El cerramiento al exterior de la plaza: policarbonato gris atérmico cargado de resinas metalizadas, piel homogénea y cambiante, desde sus tratamientos específicos y los matices introducidos por las condiciones atmosféricas. El cerramiento al interior: Vidrios en cámara incoloros que abren la actividad al interior como un mercado contemporáneo de servicios. Las compartimentaciones interiores: vidrios laminados, ligeros, y casi imperceptibles, que intentan desaparecer, reforzando la percepción unitaria de cada isla sobre las plataformas; compartimentaciones que no llegan físicamente a tocar la piel exterior de vidrio y policarbonato. Los puntos de color que forman los vidrios templados, en azules, verdes y oros, agrupados formando gemas, puntúan los volúmenes uniformes alrededor de la paleta de grises y tostados utilizados en toda la obra.

 

Las plataformas, son la infraestructura a la espera de incorporar un programa. La solución estructural facilita la coexistencia de una geometría irregular y quebrada, diferente en cada nivel, los distintos usos programáticos inicialmente requeridos y la continuidad de movimientos entre ellos. Ante un problema complejo la solución estructural es sencilla: un básico sistema de retícula de pilares portantes y losas postesadas de hormigón. La retícula de 5x5 m se mostró la más eficiente y la que mejor se adaptaba a las singularidades de las diferentes plataformas, desde el nivel inferior con la distribución funcional de los aparcamientos, hasta las superiores, más liberadas, permiten reducir la presencia de pilares y adoptar luces de hasta 12,00 m o voladizos de 5,00 m, al compensar los esfuerzos y variar sus diámetros.

 

La prolongación del paisaje natural que identifica al Campus Universitario se consigue a través de la última plataforma-cubierta. La cubierta ya no lo es, adopta un nuevo carácter más urbano, artificial y equipado. Las situaciones y relaciones que se dan en el bulevar del Campus se reinterpretan y transforman, proponiendo ahora nuevas áreas de oportunidad e intercambio para estudiantes, profesores y visitantes, dotándolo de nuevos soportes e instalaciones para que el espacio sea vivido, valorado y usado de forma continua. Los materiales sobre la nueva calle se adaptarán a las nuevas topografías configurando dunas, pliegues, playas o recortes; con texturas diversas, blandas, rugosas, peludas y colores acentuados, verdes, naranjas, negros, o arena, con líneas de iluminación, báculos elevados conectados al reloj solar, terrazas y kioscos. Y como con la soltura del primer croquis, se dibuja una línea naranja que con su geometría no lineal desmaterializa el borde convirtiéndolo en una línea de conexión con el paisaje del campus y con la lejana presencia de la sierra madrileña.

 

La ONCE y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) han otorgado a esta Plaza Mayor el primer premio del “Concurso para la selección de actuaciones de Arquitectura e Ingeniería con una Accesibilidad ejemplar” por ser un ejemplo de máxima calidad en el campo de la arquitectura y la ingeniería a nivel nacional, dando prioridad al acceso de personas con discapacidad.

Además de su fácil accesibilidad, otro de los criterios fundamentales de la construcción del edificio es la máxima funcionalidad, eficiencia energética y singularidad de sus dependencias. 26 paneles térmicos y 92 paneles fotovoltaicos permiten el ahorro energético y la optimización de los recursos medioambientales del edificio y se destinan al abastecimiento parcial de las instalaciones.

Las características arquitectónicas del edificio contemplan un diseño que alberga 4.000 m2 distribuidos en cuatro plantas, de las cuales la mitad están cubiertas por soportales y en cuyo sótano se ubican cerca de 200 plazas de aparcamiento. Los servicios disponibles en las instalaciones son la Oficina de Orientación y Atención al Estudiante, la Sección de Acceso, Admisión y Traslados, la Sección de Becas y Ayudas al Estudio, la Oficina de Relaciones Internacionales y Movilidad, la Oficina de Acogidas Internacionales, la Oficina de Acción Solidaria y Cooperación, la Oficina de Prácticas Externas y Orientación para el Empleo, el Centro de Atención a Usuarios y la Oficina de Ecocampus. Además se encuentran operativos un auditorio y una sala de exposiciones, Cafeterías/Restaurantes, Farmacia/Óptica, Librería/Papelería, Agencia de Viajes, entidad bancaria y Centro de Servicios Documentales.

 

En palabras de Alberto Campo Baeza, miembro del jurado del concurso "Los arquitectos en un tour de force nada fácil, han planteado y han resuelto con rigor y con brillantez un problema crucial en la arquitectura contemporánea, en la siempre debatida relación entre arquitectura y naturaleza. Les pedían unos edificios para alojar diferentes servicios de la Universidad y ellos les han dado una Plaza Mayor. ...han inclinado y plegado y girado y torcido, siempre con criterio, y han construido, insisto, un trozo de Naturaleza en continuidad con lo existente. Han construido su propio paisaje..."

  

www.mtmarquitectos.com/

mtmarquitectos-blog-curriculum.blogspot.com.es/

www.metalocus.es/content/es/blog/edificio-de-servicios-pl...

212.145.146.10/ejercicio/concursos/concursos_ocam/120517_...

www.bienalarquitectura.es/index.php/portfolio/fre0182/

 

flickriver.com/photos/javier1949/popular-interesting/

 

Plaza Mayor de la Universidad Autónoma de Madrid

 

Edificio de Servicios “Plaza Mayor”. C/ Einstein s/n Campus de Cantoblanco. Universidad Autónoma de Madrid.

 

MTM Arquitectos “Madrid Territorio Mutante” Javier Fresneda & Javier Sanjuán.

Coordinador del Proyecto: Miguel García-Redondo Villar. Arquitectos MTM: Carmen Antón, Laura Casas, Ana Arriero, Jesús Barranco, Álvaro Maestro. Concurso, Proyectos Básico y de Ejecución 2007. Obras 2009-2012

 

MTM Arquitectos describe el proyecto desde la Memoria del mismo:

Objetivo de la obra: Plaza Mayor. La ciudad donde construimos esta Plaza Mayor tiene un apellido específico, es una Ciudad Universitaria. La Universidad Autónoma de Madrid ha crecido alrededor de un espacio central de encuentro y circulación, un bulevar verde convertido en su espina dorsal. En uno de sus extremos la estación de cercanías que comunica con la madrileña Puerta del Sol; en el otro, la “Plaza Mayor”.

 

La “Plaza Mayor” es el nuevo centro de servicios de la Universidad por lo que debe manifestar su carácter simbólico y representativo, sirviendo de referencia dentro de la estructura del Campus. La Plaza se soluciona en continuidad con el lugar, proponiendo un nuevo paisaje, soporte de las actividades existentes e incitador de nuevas situaciones. Apoyándonos en el desnivel existente en la parcela y la potencia del bulevar verde que conforma el acceso a las facultades históricas, se construye una plataforma plegada. El bulevar se prolonga así a través de una calle jardín equipada, girando alrededor de una plaza.

 

Sobre el nivel del terreno natural, por debajo de la rasante, se implanta el aparcamiento, reduciendo al máximo el volumen de excavación, facilitando su ventilación natural a través de los taludes vegetados perimetrales existentes. Respetando estos “amortiguadores naturales” y sobre el nivel inferior, se construyen dos plataformas intermedias donde se produce la agrupación de programas y la variedad de accesos peatonales a nivel de las calles. Las torres de comunicación se elevan funcionando como hitos urbanos dentro del conjunto, creando un punto de inflexión perimetral que anuncian los 7 puentes. Torres y puentes son entradas, conexiones y acontecimientos que incitan a descubrir el vacío interior: la “Plaza Mayor”. Dentro, a su alrededor, los grandes vuelos construyen calles cubiertas que incrementan la versatilidad del espacio protegiendo de sol y la lluvia.

 

Hay cinco elementos materiales que refuerzan la continuidad bulevar, calle y plaza: El pavimento público: hormigón desactivado in situ y prefabricado, plantación vegetal, césped artificial y pavimentos de caucho. El final del bulevar existente es el comienzo del proyecto y desde ahí una lengua continua de hormigón recorre todo el sistema, rampas, plataformas y escaleras. Sobre esta se recorta la huella de otras actividades y otros materiales.

 

El cerramiento al exterior de la plaza: policarbonato gris atérmico cargado de resinas metalizadas, piel homogénea y cambiante, desde sus tratamientos específicos y los matices introducidos por las condiciones atmosféricas. El cerramiento al interior: Vidrios en cámara incoloros que abren la actividad al interior como un mercado contemporáneo de servicios. Las compartimentaciones interiores: vidrios laminados, ligeros, y casi imperceptibles, que intentan desaparecer, reforzando la percepción unitaria de cada isla sobre las plataformas; compartimentaciones que no llegan físicamente a tocar la piel exterior de vidrio y policarbonato. Los puntos de color que forman los vidrios templados, en azules, verdes y oros, agrupados formando gemas, puntúan los volúmenes uniformes alrededor de la paleta de grises y tostados utilizados en toda la obra.

 

Las plataformas, son la infraestructura a la espera de incorporar un programa. La solución estructural facilita la coexistencia de una geometría irregular y quebrada, diferente en cada nivel, los distintos usos programáticos inicialmente requeridos y la continuidad de movimientos entre ellos. Ante un problema complejo la solución estructural es sencilla: un básico sistema de retícula de pilares portantes y losas postesadas de hormigón. La retícula de 5x5 m se mostró la más eficiente y la que mejor se adaptaba a las singularidades de las diferentes plataformas, desde el nivel inferior con la distribución funcional de los aparcamientos, hasta las superiores, más liberadas, permiten reducir la presencia de pilares y adoptar luces de hasta 12,00 m o voladizos de 5,00 m, al compensar los esfuerzos y variar sus diámetros.

 

La prolongación del paisaje natural que identifica al Campus Universitario se consigue a través de la última plataforma-cubierta. La cubierta ya no lo es, adopta un nuevo carácter más urbano, artificial y equipado. Las situaciones y relaciones que se dan en el bulevar del Campus se reinterpretan y transforman, proponiendo ahora nuevas áreas de oportunidad e intercambio para estudiantes, profesores y visitantes, dotándolo de nuevos soportes e instalaciones para que el espacio sea vivido, valorado y usado de forma continua. Los materiales sobre la nueva calle se adaptarán a las nuevas topografías configurando dunas, pliegues, playas o recortes; con texturas diversas, blandas, rugosas, peludas y colores acentuados, verdes, naranjas, negros, o arena, con líneas de iluminación, báculos elevados conectados al reloj solar, terrazas y kioscos. Y como con la soltura del primer croquis, se dibuja una línea naranja que con su geometría no lineal desmaterializa el borde convirtiéndolo en una línea de conexión con el paisaje del campus y con la lejana presencia de la sierra madrileña.

 

La ONCE y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) han otorgado a esta Plaza Mayor el primer premio del “Concurso para la selección de actuaciones de Arquitectura e Ingeniería con una Accesibilidad ejemplar” por ser un ejemplo de máxima calidad en el campo de la arquitectura y la ingeniería a nivel nacional, dando prioridad al acceso de personas con discapacidad.

Además de su fácil accesibilidad, otro de los criterios fundamentales de la construcción del edificio es la máxima funcionalidad, eficiencia energética y singularidad de sus dependencias. 26 paneles térmicos y 92 paneles fotovoltaicos permiten el ahorro energético y la optimización de los recursos medioambientales del edificio y se destinan al abastecimiento parcial de las instalaciones.

Las características arquitectónicas del edificio contemplan un diseño que alberga 4.000 m2 distribuidos en cuatro plantas, de las cuales la mitad están cubiertas por soportales y en cuyo sótano se ubican cerca de 200 plazas de aparcamiento. Los servicios disponibles en las instalaciones son la Oficina de Orientación y Atención al Estudiante, la Sección de Acceso, Admisión y Traslados, la Sección de Becas y Ayudas al Estudio, la Oficina de Relaciones Internacionales y Movilidad, la Oficina de Acogidas Internacionales, la Oficina de Acción Solidaria y Cooperación, la Oficina de Prácticas Externas y Orientación para el Empleo, el Centro de Atención a Usuarios y la Oficina de Ecocampus. Además se encuentran operativos un auditorio y una sala de exposiciones, Cafeterías/Restaurantes, Farmacia/Óptica, Librería/Papelería, Agencia de Viajes, entidad bancaria y Centro de Servicios Documentales.

 

En palabras de Alberto Campo Baeza, miembro del jurado del concurso "Los arquitectos en un tour de force nada fácil, han planteado y han resuelto con rigor y con brillantez un problema crucial en la arquitectura contemporánea, en la siempre debatida relación entre arquitectura y naturaleza. Les pedían unos edificios para alojar diferentes servicios de la Universidad y ellos les han dado una Plaza Mayor. ...han inclinado y plegado y girado y torcido, siempre con criterio, y han construido, insisto, un trozo de Naturaleza en continuidad con lo existente. Han construido su propio paisaje..."

  

www.mtmarquitectos.com/

mtmarquitectos-blog-curriculum.blogspot.com.es/

www.metalocus.es/content/es/blog/edificio-de-servicios-pl...

212.145.146.10/ejercicio/concursos/concursos_ocam/120517_...

www.bienalarquitectura.es/index.php/portfolio/fre0182/

 

flickriver.com/photos/javier1949/popular-interesting/

 

Plaza Mayor de la Universidad Autónoma de Madrid

 

Edificio de Servicios “Plaza Mayor”. C/ Einstein s/n Campus de Cantoblanco. Universidad Autónoma de Madrid.

 

MTM Arquitectos “Madrid Territorio Mutante” Javier Fresneda & Javier Sanjuán.

Coordinador del Proyecto: Miguel García-Redondo Villar. Arquitectos MTM: Carmen Antón, Laura Casas, Ana Arriero, Jesús Barranco, Álvaro Maestro. Concurso, Proyectos Básico y de Ejecución 2007. Obras 2009-2012

 

MTM Arquitectos describe el proyecto desde la Memoria del mismo:

Objetivo de la obra: Plaza Mayor. La ciudad donde construimos esta Plaza Mayor tiene un apellido específico, es una Ciudad Universitaria. La Universidad Autónoma de Madrid ha crecido alrededor de un espacio central de encuentro y circulación, un bulevar verde convertido en su espina dorsal. En uno de sus extremos la estación de cercanías que comunica con la madrileña Puerta del Sol; en el otro, la “Plaza Mayor”.

 

La “Plaza Mayor” es el nuevo centro de servicios de la Universidad por lo que debe manifestar su carácter simbólico y representativo, sirviendo de referencia dentro de la estructura del Campus. La Plaza se soluciona en continuidad con el lugar, proponiendo un nuevo paisaje, soporte de las actividades existentes e incitador de nuevas situaciones. Apoyándonos en el desnivel existente en la parcela y la potencia del bulevar verde que conforma el acceso a las facultades históricas, se construye una plataforma plegada. El bulevar se prolonga así a través de una calle jardín equipada, girando alrededor de una plaza.

 

Sobre el nivel del terreno natural, por debajo de la rasante, se implanta el aparcamiento, reduciendo al máximo el volumen de excavación, facilitando su ventilación natural a través de los taludes vegetados perimetrales existentes. Respetando estos “amortiguadores naturales” y sobre el nivel inferior, se construyen dos plataformas intermedias donde se produce la agrupación de programas y la variedad de accesos peatonales a nivel de las calles. Las torres de comunicación se elevan funcionando como hitos urbanos dentro del conjunto, creando un punto de inflexión perimetral que anuncian los 7 puentes. Torres y puentes son entradas, conexiones y acontecimientos que incitan a descubrir el vacío interior: la “Plaza Mayor”. Dentro, a su alrededor, los grandes vuelos construyen calles cubiertas que incrementan la versatilidad del espacio protegiendo de sol y la lluvia.

 

Hay cinco elementos materiales que refuerzan la continuidad bulevar, calle y plaza: El pavimento público: hormigón desactivado in situ y prefabricado, plantación vegetal, césped artificial y pavimentos de caucho. El final del bulevar existente es el comienzo del proyecto y desde ahí una lengua continua de hormigón recorre todo el sistema, rampas, plataformas y escaleras. Sobre esta se recorta la huella de otras actividades y otros materiales.

 

El cerramiento al exterior de la plaza: policarbonato gris atérmico cargado de resinas metalizadas, piel homogénea y cambiante, desde sus tratamientos específicos y los matices introducidos por las condiciones atmosféricas. El cerramiento al interior: Vidrios en cámara incoloros que abren la actividad al interior como un mercado contemporáneo de servicios. Las compartimentaciones interiores: vidrios laminados, ligeros, y casi imperceptibles, que intentan desaparecer, reforzando la percepción unitaria de cada isla sobre las plataformas; compartimentaciones que no llegan físicamente a tocar la piel exterior de vidrio y policarbonato. Los puntos de color que forman los vidrios templados, en azules, verdes y oros, agrupados formando gemas, puntúan los volúmenes uniformes alrededor de la paleta de grises y tostados utilizados en toda la obra.

 

Las plataformas, son la infraestructura a la espera de incorporar un programa. La solución estructural facilita la coexistencia de una geometría irregular y quebrada, diferente en cada nivel, los distintos usos programáticos inicialmente requeridos y la continuidad de movimientos entre ellos. Ante un problema complejo la solución estructural es sencilla: un básico sistema de retícula de pilares portantes y losas postesadas de hormigón. La retícula de 5x5 m se mostró la más eficiente y la que mejor se adaptaba a las singularidades de las diferentes plataformas, desde el nivel inferior con la distribución funcional de los aparcamientos, hasta las superiores, más liberadas, permiten reducir la presencia de pilares y adoptar luces de hasta 12,00 m o voladizos de 5,00 m, al compensar los esfuerzos y variar sus diámetros.

 

La prolongación del paisaje natural que identifica al Campus Universitario se consigue a través de la última plataforma-cubierta. La cubierta ya no lo es, adopta un nuevo carácter más urbano, artificial y equipado. Las situaciones y relaciones que se dan en el bulevar del Campus se reinterpretan y transforman, proponiendo ahora nuevas áreas de oportunidad e intercambio para estudiantes, profesores y visitantes, dotándolo de nuevos soportes e instalaciones para que el espacio sea vivido, valorado y usado de forma continua. Los materiales sobre la nueva calle se adaptarán a las nuevas topografías configurando dunas, pliegues, playas o recortes; con texturas diversas, blandas, rugosas, peludas y colores acentuados, verdes, naranjas, negros, o arena, con líneas de iluminación, báculos elevados conectados al reloj solar, terrazas y kioscos. Y como con la soltura del primer croquis, se dibuja una línea naranja que con su geometría no lineal desmaterializa el borde convirtiéndolo en una línea de conexión con el paisaje del campus y con la lejana presencia de la sierra madrileña.

 

La ONCE y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) han otorgado a esta Plaza Mayor el primer premio del “Concurso para la selección de actuaciones de Arquitectura e Ingeniería con una Accesibilidad ejemplar” por ser un ejemplo de máxima calidad en el campo de la arquitectura y la ingeniería a nivel nacional, dando prioridad al acceso de personas con discapacidad.

Además de su fácil accesibilidad, otro de los criterios fundamentales de la construcción del edificio es la máxima funcionalidad, eficiencia energética y singularidad de sus dependencias. 26 paneles térmicos y 92 paneles fotovoltaicos permiten el ahorro energético y la optimización de los recursos medioambientales del edificio y se destinan al abastecimiento parcial de las instalaciones.

Las características arquitectónicas del edificio contemplan un diseño que alberga 4.000 m2 distribuidos en cuatro plantas, de las cuales la mitad están cubiertas por soportales y en cuyo sótano se ubican cerca de 200 plazas de aparcamiento. Los servicios disponibles en las instalaciones son la Oficina de Orientación y Atención al Estudiante, la Sección de Acceso, Admisión y Traslados, la Sección de Becas y Ayudas al Estudio, la Oficina de Relaciones Internacionales y Movilidad, la Oficina de Acogidas Internacionales, la Oficina de Acción Solidaria y Cooperación, la Oficina de Prácticas Externas y Orientación para el Empleo, el Centro de Atención a Usuarios y la Oficina de Ecocampus. Además se encuentran operativos un auditorio y una sala de exposiciones, Cafeterías/Restaurantes, Farmacia/Óptica, Librería/Papelería, Agencia de Viajes, entidad bancaria y Centro de Servicios Documentales.

 

En palabras de Alberto Campo Baeza, miembro del jurado del concurso "Los arquitectos en un tour de force nada fácil, han planteado y han resuelto con rigor y con brillantez un problema crucial en la arquitectura contemporánea, en la siempre debatida relación entre arquitectura y naturaleza. Les pedían unos edificios para alojar diferentes servicios de la Universidad y ellos les han dado una Plaza Mayor. ...han inclinado y plegado y girado y torcido, siempre con criterio, y han construido, insisto, un trozo de Naturaleza en continuidad con lo existente. Han construido su propio paisaje..."

  

www.mtmarquitectos.com/

mtmarquitectos-blog-curriculum.blogspot.com.es/

www.metalocus.es/content/es/blog/edificio-de-servicios-pl...

212.145.146.10/ejercicio/concursos/concursos_ocam/120517_...

www.bienalarquitectura.es/index.php/portfolio/fre0182/

 

El Mayor General Óscar Atehortua Duque asumió el mando y la responsabilidad de liderar la Institución durante la ceremonia presidida por el señor Presidente de la República, doctor Iván Duque Márquez.

 

En el campo de paradas de la Escuela de Cadetes de Policía ‘General Francisco de Paula Santander’ y ante el señor presidente de la República, doctor Iván Duque Márquez, se llevó a cabo la ceremonia de transmisión de mando del nuevo Director General de la Policía Nacional, mayor general Óscar Atehortúa Duque.

 

El señor ministro de Defensa, Guillermo Botero Nieto; distintas personalidades de la vida pública y el Cuerpo de Generales también hicieron presencia al acto, en el que el mayor general Atehortua efectuó el reconocimiento de los 176.000 hombres y mujeres que conforman la Policía Nacional y juró servir a los colombianos en pro de la seguridad y la convivencia.

 

El Director General tiene desde hoy la misión de liderar el Plan Estratégico Institucional 2019-2022 ‘Colombia Bicentenaria - Seguridad con Legalidad’, que se constituye en la hoja de ruta de la Institución para los próximos cuatro años y que busca estar ‘Más cerca del ciudadano’, así como consolidar la seguridad ciudadana como una prioridad nacional.

 

Este plan está alineado con el proceso de Modernización y Transformación Institucional (MTI), el Plan Nacional de Desarrollo ‘Pacto por Colombia’ y la Política de Defensa y Seguridad para la Legalidad, el Emprendimiento y la Equidad del Gobierno Nacional.

 

En el marco del Plan Estratégico Institucional, alineado con la política integral contra las drogas, el Director General de la Policía Nacional concentrará sus esfuerzos en el fortalecimiento de la seguridad ciudadana y de la ofensiva contra el crimen organizado, la reducción de los índices de criminalidad, la lucha contra el cibercrimen, la protección del medio ambiente, el fortalecimiento de la Policía de turismo, la optimización de la Red de Participación Cívica, la consolidación del Código Nacional de Policía y Convivencia, el fortalecimiento de la Política Integral de Transparencia Policial y el robustecimiento de la cooperación internacional y del trabajo articulado con la Fiscalía General de la Nación y las demás autoridades, entre otros objetivos trazados con base en las directrices del Presidente de la República.

 

Trayectoria y vida del nuevo Director de la Policía Nacional

 

El mayor general Óscar Atehortúa Duque, director general de la Policía Nacional, nació en Armenia (Quindío) el 24 de enero de 1966, en el hogar conformado por el señor Mario de Jesús Atehortua Quintero y la señora María Adíela Duque.

 

Está casado con la señora Adriana Correa Lasso y es padre de Paola Andrea, Óscar Andrés y Diana Carolina.

 

El primero de diciembre de 1985 se graduó como subteniente de la Escuela de Cadetes de Policía ‘General Francisco de Paula Santander’, siendo el primer puesto entre 236 integrantes.

 

Es administrador de empresas de la Escuela de Administración de Negocios, administrador policial de la Dirección Nacional de Escuelas, especialista en Seguridad Integral, magíster en Estudios Políticos de la Pontificia Universidad Javeriana, magíster en Seguridad Pública y magíster en Gestión de la Calidad y Excelencia en las Organizaciones. También realizó el curso de Investigación Criminal en la Academia del FBI en Quántico, Virginia (Estados Unidos).

 

Se ha desempeñado, entre otros cargos, como analista de inteligencia e investigador de la Dirección de Investigación Criminal e INTERPOL, oficial de planta en la Escuela ‘General Santander’, Comandante de la Compañía Antinarcóticos en la Dirección de Antinarcóticos, Jefe del Área de Investigaciones y Operaciones de la Dirección Antinarcóticos, Jefe del Grupo de Inteligencia y Área de Interdicción de la Dirección Antinarcóticos, Comandante del Departamento de Policía Córdoba, Director de la Escuela Nacional de Operaciones Policiales ‘BG. Jaime Ramírez’, Agregado de Policía ante la Embajada de Colombia en Austria, jefe del Área de Control Interno de la Policía Nacional, Comandante de la Región de Policía Nº 2, Director del Fondo Rotatorio de la Policía, Comandante de la Unidad Nacional Contra la Minería Ilegal y Antiterrorismo y Director de Sanidad.

 

Antes de asumir la Dirección General se desempeñó como Inspector General de la Institución.

 

En su hoja de vida reposan 89 condecoraciones y más de 100 felicitaciones por el trabajo ejemplar y brillante realizado a lo largo de su carrera profesional.

Sigo con la ruta de aquel domingo lluvioso por el entorno del pantano del Chorro, Ardales, y Desfiladero de Gaitanes. Esta es mi primera foto tratada con Lightroom, me ha sorprendido gratamente sus posibilidades de optimización de un archivo RAW.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------

I continue with the route that rainy Sunday by the environment of the reservoir of Chorro, Ardales and Desfiladero Gaitanes. This is my first photo treated with Lightroom, I was pleasantly surprised to optimize their chances of a RAW file.

 

Nacido en Estados Unidos, Ephraim Shay fue un connotado comerciante e ingeniero ferroviario autodidacta cuyo período de actividad se desarrolló en las últimas décadas del siglo XIX y en la primera del siglo XX. Dentro de las iniciativas empresariales sobre las cuales destacó Shay se encuentra un aserradero que instaló en Haring Township, Michigan, en el año 1873.

 

El primer método que se empleó para el acarreo de los troncos desde los bosques fue mediante trineos que se deslizaban sobre caminos en la nieve. Con este rudimentario método de transporte sólo un 17% del costo real representaba el de la propia madera, mientras que un abultado 73% correspondía al transporte de la misma.

 

El invierno de la temporada 1874-1875 fue débil en nevadas, lo que conllevó dificultades para operar los trineos madereros, a partir de lo cual Shay dispuso la construcción de un “madero-carril”: una rústica vía compuesta de rieles de madera que empleó robustos caballos como fuerza motora.

 

Siempre en búsqueda de la optimización del costo del transporte de la madera en 1876 Shay construyó una rudimentaria locomotora a vapor convencional para efectuar pruebas, sobre la que se efectuaron múltiples ajustes y experimentos hasta que en agosto del año 1877 dio con una locomotora capaz de proporcionar en forma uniforme y al mismo tiempo la potencia de tracción en todas sus ruedas mediante un sistema de cigüeñal con engranajes. Con este revolucionario concepto de locomotora Shay logró una baja considerable en el costo del transporte de madera.

 

La difusión y comercialización masiva de las locomotoras Shay llegó a partir de 1878 cuando Lima Machine Works de Ohio se hizo cargo de la producción industrial del nuevo modelo de locomotora y a partir de finales de la década de 1890, son requeridas desde múltiples partes a lo largo del mundo.

 

Arnoldo Ried quien tenía un alto cargo en el Ferrocarril de Caleta Coloso a Aguas Blancas escribe en los Anales del Instituto de Ingenieros de Chile en 1903: "En Ia locomotora «Shay» se han suprimido los cilindros horizontales que por medio de las bielas obran sobre las ruedas motrices. Aquí tenemos cilindros verticales que traspasan la fuerza a las ruedas por medio de un eje horizontal i una combinación de ruedas dentadas. La locomotora descansa según su tamaño, sobre dos hasta cuatro bogies de movimiento central independiente uno de otro. El marco de la locomotora está unido en una sola pieza con el del ténder, de modo que aquí se aprovecha el peso total de Ia locomotora con ténder para la adhesión. Este peso de locomotora i ténder es pues utilizable en su totalidad i se distribuye sobre el largo total de la máquina con ténder, repartido en 8 hasta 16 ruedas, obteniendo así la ventaja de poderse adoptar rieles mas livianos, que al usar locomotoras de tipo común"

 

En 1909 la Braden Copper Company supo de los beneficios de las locomotoras Shay para ferrocarriles de montaña sobre los que se requería movilizar trenes pesados por fuertes pendientes y adquiere a partir de ese año locomotoras Shay para su ferrocarril trocha 762mm entre Rancagua y Sewell.

 

La N°14 del Ferrocarril fue construida en el año 1916 y operó con regularidad desde ese año y hasta la década de 1940. Era del tipo de locomotoras Shay “Clase C” de 3 cilindros y 3 bogíes. Fue capaz de arrastrar 300 toneladas de carga entre Rancagua y Coya y 150 toneladas en el difícil y escarpado tramo entre Coya y Sewell. Empleaba petróleo como combustible para la generación del vapor, teniendo una capacidad de 1600 galones y 2000 galones de agua. En 1953 dejó de prestar funciones regulares siendo desplazada por las nuevas locomotoras diésel-eléctricas.

 

Realizando remembranzas de un pasado agitado, la vieja locomotora N°14, descansa, piensa y recuerda silenciosa, y nostálgica sobre aquellos magnánimos y venturosos viajes entre Rancagua y el mineral del Teniente.

 

Foto © Alfredo Navarro Recabal

www.elpaisajeperfecto.com

 

Síguenos en Facebook || G+ || Twitter || About Me

 

Selección especial de fotografías en la galería de AEFONA

  

Segunda imagen de la serie de Irlanda y tengo que reconocer que el lugar más encantador de todos los que visité. La cascada de Glencar se encuentra junto al lago homónimo, entre las Dartry mountains. La región en su conjunto, no llego a entender porqué no es un parque nacional, no solo por la espectacularidad y peculiaridad de las montañas; en la zona se encuentra la playa en la que se hundió la armada invencible, bosques, circos glaciares, el propio lago Glencar,...

 

Tenía en mente fotografiar en el Yeats County (esta región) aparte de la cascada las montañas. El día que llegué a esta zona estaba lloviznoso y con brumas medias que impedían ver las cumbres asiesque era mejor dejarlas para el día siguiente y ese día buscar la cascada.

 

No costó mucho llegar, lo que si que me costó fue irme. La cascada era tan solo la guinda del pastel. Estaba enmarcada en un bosque húmedo mixto por el que discurría "a trompicones" el agua que bajaba de la cascada. Un bosque en los que se respira cierta mágia, de esos en los que te puede aparecer el típico duende irlandés y no te sorprendería. Este ensimismamiento con el lugar me hizo equivocarme a la hora de fotografiar. Normalmente sigo un proceso. Antes de empezar repaso toda la configuración: balance de blancos, contraste, nitidez, enfoque, Iso y aproximo los valores de exposición a los que van a ser los necesarios para que a la hora de disparar no tenga que ponerme a variar drásticamente si vengo de un lugar mucho más oscuro o luminoso. Mi error estuvo en el Iso, y si no lo recuerdo mal me fui a 400; no es que mi cámara ande mal a 400 (no le pidas nada decente de ahí para arriba) pero personalmente me exijo cierta optimización en todo lo controlable.

 

Equilibrar la exposición es el mayor reto, dejando a un lado la composición, cuando fotografiamos agua en movimiento. Hay que valorar tres factores principales: caudal, altura y brusquedad. Desde mi punto de vista esta cascada es ideal, porque tiene mucha altura, caudal medio y poca brusquedad lo que ayuda a crear, con la exposición adecuada, el clima de tranquiliad y recogimiento, tal como yo me sentía en esa situación. Espero que esta imagen os transmita al menos una pequeña parte la emociones que me embargaron al visitarla, estoy seguro de que si fuera así, al menos duarante un instante, os plantearíais ir hasta este maravilloso lugar.

Runa Photography © 2012

© All rights reserved, don´t use this image without my permission

 

El Parque Regional Lomas de Arena, fue creado mediante Decreto Supremo No. 22911 de fecha 25 de septiembre de l992. Fue creado con el objetivo de: Proteger a perpetuidad los recursos naturales y escénicos de la zona, que constituyen ecosistemas de valor excepcional, antes que la acción del hombre los modifique o altere. Proteger la zona con el objetivo de incrementar la atracción turística y recreacional del Departamento de Santa Cruz.

 

Se debe respetar las zonas de protección alrededor de los cauces mayores a fin de evitar los procesos erosivos. Es importante la regulación y optimización de las actividades ganaderas mediante la determinación de la carga animal adecuada.

 

La protección de vida silvestre es una actividad que se tiene que realizar con urgencia, así como el control de quemas. Las principales amenazas son la caza furtiva, caza deportiva, expansión de la ganadería zonas de bosque y los proyectos de construcción del nuevo gaseoducto al Brasil.

 

Entre la flora representativa del área se cuenta con la presencia de roble (Amburana cearensis), soto (Schinopsis brasi - liensis), tajibo blanco, amarillo y rosado (Tabebuia spp.), alcornoque (Tabebuia aurea), jichituriqui (Aspidodperma sp.), chaaco (Curatella americana), tusequi (Machaerium sp.), curupaú (Anadenanthera colubrina), tipa (Tipuana tipu), timboy (Enterolobium contortisiliqum), mora (Morus sp.), cuta (Phyllostylon rhamnoides), isigo (Protium sp.), trompillo (Guarea macrophylla), cuta blanca (Astronium fraxinifo - lium), entre otros.

 

Fuente: Escuela de las Lomas de Arena

Nikon D50

 

28 mm de focal

Exposiciòn 30 segundos a F/3.3

Balance de blancos ajustado a dìa nublado,optimizaciòn de imagen a vìvida.

Mediciòn ponderada central con prioridad a la apertura.

 

La foto està tomada en la Costa De Lugo,en Galicia,España.Concretamente en la playa de Lòngara (Benquerencia).

Era casi de noche,al atardecer.Aprovechè la luz del pueblo distante (Burela)para dar un color càlido a la imagen,contrastando con el frio del mar y la playa.Me gusta la dualidad cromàtica que he logrado de esta forma.

Jugando con el Modo de Optimización del Rango Dinámico en fotos nocturnas. Me encanta!!! Se ven muchísimos más detalles que en una foto normal... Sin este modo los tirantes del puente no se veían nada. O si se veían era con un cielo demasiado iluminado.

 

En el Jardín Nazarí de Vélez de Benaudalla

 

El Jardín Andalusí es un espacio que se utiliza con un uso herborista y medicinal, y además con un aprovechamiento alimenticio. La distribución de las plantas no es aleatoria sino que sigue un sentido poético, cultural, espiritual y de optimización de los recursos.

 

El agua es un elemento fundamental en el jardín, no sólo por su indiscutible necesidad para que perviva el jardín, sino también por su marcada simbología religiosa.

La entrada nos recibe con una fuente y un hermoso jazmín que llena de aroma el espacio. Después la verticalidad de las cuevas entre los travertinos, llenan de misterio y encanto este espacio muy especial.

Vélez de Benaudalla

wgl1DSC_4550

flickriver.com/photos/javier1949/popular-interesting/

 

102 VPP para la EMVS de Madrid en la Parcela 20 del Ensanche de Carabanchel

 

Avenida de la Peseta c/v Violonchelos, c/v Contrabajos c/v Valle del Boi. Madrid

 

Ignacio Borrego, Néstor Montenegro y Lina Toro dosmasuno arquitectos. Concurso de proyectos 2003 Proyecto 2004 Construcción: 2007.

 

El edificio promovido por la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo de Madrid ocupa una manzana completa localizada en un lugar prominente del Ensanche de Carabanchel, sobre su vía principal, la avenida de la Peseta, muy cerca de un pinar, y frente al antiguo barrio. El bloque se dispone sobre el borde de la manzana a dos calles, Valle del Boi y La Peseta, definiendo el exterior mediante una planta en “L” en búsqueda de unas vistas y una orientación óptimas, este-sur-oeste. Al interior de la manzana se genera un espacio central privado pero abierto a las otras dos calles, un espacio verde, lugar de encuentro y de juego, situado sobre un zócalo que mantiene la alineación preconcebida por el Plan para toda la manzana.

 

Las viviendas se proyectan a partir de un núcleo invariable que tras una adición modulada completa las exigencias del programa de VPP desde 1 a 3 dormitorios. Este núcleo fijo, formado por zona de estar y dormitorio, se construye en función de su orientación para obtener las vistas y el sol, y sus dos piezas principales se adosan a los límites sureste y suroeste de la manzana, protegiéndose con un filtro vibrante. El plano posterior queda reservado a una franja donde se sitúan zonas las húmedas y de servicios. Tras este plano, volando sobre el vacío, se produce la variación al adicionar nuevas piezas que contienen el programa que forma las viviendas de dos y tres dormitorios. El estricto orden se desordena matemáticamente de forma variable y cambiante. Así las viviendas se convierten en “máquinas de habitar”, con las superficies ajustadas, minimizando las zonas de transición entre las estancias vivideras.

 

El proyecto propone una sistematización en la construcción de la vivienda social. El sistema constructivo empleado es una consecuencia natural de su organización, que optimiza los valores de la repetición, sin renunciar a la identidad de cada usuario. Responde también a la necesidad de optimización industrial, así el cuerpo principal se construye en hormigón armado a partir de un único molde de alta precisión, cajas prefabricadas de aluminio. Las variaciones externas, los elementos de adición, se producen mediante módulos ligeros con una estructura metálica atirantada en la parte superior y electro soldada en la inferior, con un acabado metálico. Este sistema industrializado facilita la puesta en obra, minimiza la aparición de escombros en el proceso constructivo, y acelera los plazos de ejecución. Esto provoca que el orden de la fachada exterior se pierda en la interior, que se presenta cambiante y variable.

flickriver.com/photos/javier1949/popular-interesting/

 

Plaza Mayor de la Universidad Autónoma de Madrid

 

Edificio de Servicios “Plaza Mayor”. C/ Einstein s/n Campus de Cantoblanco. Universidad Autónoma de Madrid.

 

MTM Arquitectos “Madrid Territorio Mutante” Javier Fresneda & Javier Sanjuán.

Coordinador del Proyecto: Miguel García-Redondo Villar. Arquitectos MTM: Carmen Antón, Laura Casas, Ana Arriero, Jesús Barranco, Álvaro Maestro. Concurso, Proyectos Básico y de Ejecución 2007. Obras 2009-2012

 

MTM Arquitectos describe el proyecto desde la Memoria del mismo:

Objetivo de la obra: Plaza Mayor. La ciudad donde construimos esta Plaza Mayor tiene un apellido específico, es una Ciudad Universitaria. La Universidad Autónoma de Madrid ha crecido alrededor de un espacio central de encuentro y circulación, un bulevar verde convertido en su espina dorsal. En uno de sus extremos la estación de cercanías que comunica con la madrileña Puerta del Sol; en el otro, la “Plaza Mayor”.

 

La “Plaza Mayor” es el nuevo centro de servicios de la Universidad por lo que debe manifestar su carácter simbólico y representativo, sirviendo de referencia dentro de la estructura del Campus. La Plaza se soluciona en continuidad con el lugar, proponiendo un nuevo paisaje, soporte de las actividades existentes e incitador de nuevas situaciones. Apoyándonos en el desnivel existente en la parcela y la potencia del bulevar verde que conforma el acceso a las facultades históricas, se construye una plataforma plegada. El bulevar se prolonga así a través de una calle jardín equipada, girando alrededor de una plaza.

 

Sobre el nivel del terreno natural, por debajo de la rasante, se implanta el aparcamiento, reduciendo al máximo el volumen de excavación, facilitando su ventilación natural a través de los taludes vegetados perimetrales existentes. Respetando estos “amortiguadores naturales” y sobre el nivel inferior, se construyen dos plataformas intermedias donde se produce la agrupación de programas y la variedad de accesos peatonales a nivel de las calles. Las torres de comunicación se elevan funcionando como hitos urbanos dentro del conjunto, creando un punto de inflexión perimetral que anuncian los 7 puentes. Torres y puentes son entradas, conexiones y acontecimientos que incitan a descubrir el vacío interior: la “Plaza Mayor”. Dentro, a su alrededor, los grandes vuelos construyen calles cubiertas que incrementan la versatilidad del espacio protegiendo de sol y la lluvia.

 

Hay cinco elementos materiales que refuerzan la continuidad bulevar, calle y plaza: El pavimento público: hormigón desactivado in situ y prefabricado, plantación vegetal, césped artificial y pavimentos de caucho. El final del bulevar existente es el comienzo del proyecto y desde ahí una lengua continua de hormigón recorre todo el sistema, rampas, plataformas y escaleras. Sobre esta se recorta la huella de otras actividades y otros materiales.

 

El cerramiento al exterior de la plaza: policarbonato gris atérmico cargado de resinas metalizadas, piel homogénea y cambiante, desde sus tratamientos específicos y los matices introducidos por las condiciones atmosféricas. El cerramiento al interior: Vidrios en cámara incoloros que abren la actividad al interior como un mercado contemporáneo de servicios. Las compartimentaciones interiores: vidrios laminados, ligeros, y casi imperceptibles, que intentan desaparecer, reforzando la percepción unitaria de cada isla sobre las plataformas; compartimentaciones que no llegan físicamente a tocar la piel exterior de vidrio y policarbonato. Los puntos de color que forman los vidrios templados, en azules, verdes y oros, agrupados formando gemas, puntúan los volúmenes uniformes alrededor de la paleta de grises y tostados utilizados en toda la obra.

 

Las plataformas, son la infraestructura a la espera de incorporar un programa. La solución estructural facilita la coexistencia de una geometría irregular y quebrada, diferente en cada nivel, los distintos usos programáticos inicialmente requeridos y la continuidad de movimientos entre ellos. Ante un problema complejo la solución estructural es sencilla: un básico sistema de retícula de pilares portantes y losas postesadas de hormigón. La retícula de 5x5 m se mostró la más eficiente y la que mejor se adaptaba a las singularidades de las diferentes plataformas, desde el nivel inferior con la distribución funcional de los aparcamientos, hasta las superiores, más liberadas, permiten reducir la presencia de pilares y adoptar luces de hasta 12,00 m o voladizos de 5,00 m, al compensar los esfuerzos y variar sus diámetros.

 

La prolongación del paisaje natural que identifica al Campus Universitario se consigue a través de la última plataforma-cubierta. La cubierta ya no lo es, adopta un nuevo carácter más urbano, artificial y equipado. Las situaciones y relaciones que se dan en el bulevar del Campus se reinterpretan y transforman, proponiendo ahora nuevas áreas de oportunidad e intercambio para estudiantes, profesores y visitantes, dotándolo de nuevos soportes e instalaciones para que el espacio sea vivido, valorado y usado de forma continua. Los materiales sobre la nueva calle se adaptarán a las nuevas topografías configurando dunas, pliegues, playas o recortes; con texturas diversas, blandas, rugosas, peludas y colores acentuados, verdes, naranjas, negros, o arena, con líneas de iluminación, báculos elevados conectados al reloj solar, terrazas y kioscos. Y como con la soltura del primer croquis, se dibuja una línea naranja que con su geometría no lineal desmaterializa el borde convirtiéndolo en una línea de conexión con el paisaje del campus y con la lejana presencia de la sierra madrileña.

 

La ONCE y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) han otorgado a esta Plaza Mayor el primer premio del “Concurso para la selección de actuaciones de Arquitectura e Ingeniería con una Accesibilidad ejemplar” por ser un ejemplo de máxima calidad en el campo de la arquitectura y la ingeniería a nivel nacional, dando prioridad al acceso de personas con discapacidad.

Además de su fácil accesibilidad, otro de los criterios fundamentales de la construcción del edificio es la máxima funcionalidad, eficiencia energética y singularidad de sus dependencias. 26 paneles térmicos y 92 paneles fotovoltaicos permiten el ahorro energético y la optimización de los recursos medioambientales del edificio y se destinan al abastecimiento parcial de las instalaciones.

Las características arquitectónicas del edificio contemplan un diseño que alberga 4.000 m2 distribuidos en cuatro plantas, de las cuales la mitad están cubiertas por soportales y en cuyo sótano se ubican cerca de 200 plazas de aparcamiento. Los servicios disponibles en las instalaciones son la Oficina de Orientación y Atención al Estudiante, la Sección de Acceso, Admisión y Traslados, la Sección de Becas y Ayudas al Estudio, la Oficina de Relaciones Internacionales y Movilidad, la Oficina de Acogidas Internacionales, la Oficina de Acción Solidaria y Cooperación, la Oficina de Prácticas Externas y Orientación para el Empleo, el Centro de Atención a Usuarios y la Oficina de Ecocampus. Además se encuentran operativos un auditorio y una sala de exposiciones, Cafeterías/Restaurantes, Farmacia/Óptica, Librería/Papelería, Agencia de Viajes, entidad bancaria y Centro de Servicios Documentales.

 

En palabras de Alberto Campo Baeza, miembro del jurado del concurso "Los arquitectos en un tour de force nada fácil, han planteado y han resuelto con rigor y con brillantez un problema crucial en la arquitectura contemporánea, en la siempre debatida relación entre arquitectura y naturaleza. Les pedían unos edificios para alojar diferentes servicios de la Universidad y ellos les han dado una Plaza Mayor. ...han inclinado y plegado y girado y torcido, siempre con criterio, y han construido, insisto, un trozo de Naturaleza en continuidad con lo existente. Han construido su propio paisaje..."

  

www.mtmarquitectos.com/

mtmarquitectos-blog-curriculum.blogspot.com.es/

www.metalocus.es/content/es/blog/edificio-de-servicios-pl...

212.145.146.10/ejercicio/concursos/concursos_ocam/120517_...

www.bienalarquitectura.es/index.php/portfolio/fre0182/

 

flickriver.com/photos/javier1949/popular-interesting/

 

Plaza Mayor de la Universidad Autónoma de Madrid

 

Edificio de Servicios “Plaza Mayor”. C/ Einstein s/n Campus de Cantoblanco. Universidad Autónoma de Madrid.

 

MTM Arquitectos “Madrid Territorio Mutante” Javier Fresneda & Javier Sanjuán.

Coordinador del Proyecto: Miguel García-Redondo Villar. Arquitectos MTM: Carmen Antón, Laura Casas, Ana Arriero, Jesús Barranco, Álvaro Maestro. Concurso, Proyectos Básico y de Ejecución 2007. Obras 2009-2012

 

MTM Arquitectos describe el proyecto desde la Memoria del mismo:

Objetivo de la obra: Plaza Mayor. La ciudad donde construimos esta Plaza Mayor tiene un apellido específico, es una Ciudad Universitaria. La Universidad Autónoma de Madrid ha crecido alrededor de un espacio central de encuentro y circulación, un bulevar verde convertido en su espina dorsal. En uno de sus extremos la estación de cercanías que comunica con la madrileña Puerta del Sol; en el otro, la “Plaza Mayor”.

 

La “Plaza Mayor” es el nuevo centro de servicios de la Universidad por lo que debe manifestar su carácter simbólico y representativo, sirviendo de referencia dentro de la estructura del Campus. La Plaza se soluciona en continuidad con el lugar, proponiendo un nuevo paisaje, soporte de las actividades existentes e incitador de nuevas situaciones. Apoyándonos en el desnivel existente en la parcela y la potencia del bulevar verde que conforma el acceso a las facultades históricas, se construye una plataforma plegada. El bulevar se prolonga así a través de una calle jardín equipada, girando alrededor de una plaza.

 

Sobre el nivel del terreno natural, por debajo de la rasante, se implanta el aparcamiento, reduciendo al máximo el volumen de excavación, facilitando su ventilación natural a través de los taludes vegetados perimetrales existentes. Respetando estos “amortiguadores naturales” y sobre el nivel inferior, se construyen dos plataformas intermedias donde se produce la agrupación de programas y la variedad de accesos peatonales a nivel de las calles. Las torres de comunicación se elevan funcionando como hitos urbanos dentro del conjunto, creando un punto de inflexión perimetral que anuncian los 7 puentes. Torres y puentes son entradas, conexiones y acontecimientos que incitan a descubrir el vacío interior: la “Plaza Mayor”. Dentro, a su alrededor, los grandes vuelos construyen calles cubiertas que incrementan la versatilidad del espacio protegiendo de sol y la lluvia.

 

Hay cinco elementos materiales que refuerzan la continuidad bulevar, calle y plaza: El pavimento público: hormigón desactivado in situ y prefabricado, plantación vegetal, césped artificial y pavimentos de caucho. El final del bulevar existente es el comienzo del proyecto y desde ahí una lengua continua de hormigón recorre todo el sistema, rampas, plataformas y escaleras. Sobre esta se recorta la huella de otras actividades y otros materiales.

 

El cerramiento al exterior de la plaza: policarbonato gris atérmico cargado de resinas metalizadas, piel homogénea y cambiante, desde sus tratamientos específicos y los matices introducidos por las condiciones atmosféricas. El cerramiento al interior: Vidrios en cámara incoloros que abren la actividad al interior como un mercado contemporáneo de servicios. Las compartimentaciones interiores: vidrios laminados, ligeros, y casi imperceptibles, que intentan desaparecer, reforzando la percepción unitaria de cada isla sobre las plataformas; compartimentaciones que no llegan físicamente a tocar la piel exterior de vidrio y policarbonato. Los puntos de color que forman los vidrios templados, en azules, verdes y oros, agrupados formando gemas, puntúan los volúmenes uniformes alrededor de la paleta de grises y tostados utilizados en toda la obra.

 

Las plataformas, son la infraestructura a la espera de incorporar un programa. La solución estructural facilita la coexistencia de una geometría irregular y quebrada, diferente en cada nivel, los distintos usos programáticos inicialmente requeridos y la continuidad de movimientos entre ellos. Ante un problema complejo la solución estructural es sencilla: un básico sistema de retícula de pilares portantes y losas postesadas de hormigón. La retícula de 5x5 m se mostró la más eficiente y la que mejor se adaptaba a las singularidades de las diferentes plataformas, desde el nivel inferior con la distribución funcional de los aparcamientos, hasta las superiores, más liberadas, permiten reducir la presencia de pilares y adoptar luces de hasta 12,00 m o voladizos de 5,00 m, al compensar los esfuerzos y variar sus diámetros.

 

La prolongación del paisaje natural que identifica al Campus Universitario se consigue a través de la última plataforma-cubierta. La cubierta ya no lo es, adopta un nuevo carácter más urbano, artificial y equipado. Las situaciones y relaciones que se dan en el bulevar del Campus se reinterpretan y transforman, proponiendo ahora nuevas áreas de oportunidad e intercambio para estudiantes, profesores y visitantes, dotándolo de nuevos soportes e instalaciones para que el espacio sea vivido, valorado y usado de forma continua. Los materiales sobre la nueva calle se adaptarán a las nuevas topografías configurando dunas, pliegues, playas o recortes; con texturas diversas, blandas, rugosas, peludas y colores acentuados, verdes, naranjas, negros, o arena, con líneas de iluminación, báculos elevados conectados al reloj solar, terrazas y kioscos. Y como con la soltura del primer croquis, se dibuja una línea naranja que con su geometría no lineal desmaterializa el borde convirtiéndolo en una línea de conexión con el paisaje del campus y con la lejana presencia de la sierra madrileña.

 

La ONCE y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) han otorgado a esta Plaza Mayor el primer premio del “Concurso para la selección de actuaciones de Arquitectura e Ingeniería con una Accesibilidad ejemplar” por ser un ejemplo de máxima calidad en el campo de la arquitectura y la ingeniería a nivel nacional, dando prioridad al acceso de personas con discapacidad.

Además de su fácil accesibilidad, otro de los criterios fundamentales de la construcción del edificio es la máxima funcionalidad, eficiencia energética y singularidad de sus dependencias. 26 paneles térmicos y 92 paneles fotovoltaicos permiten el ahorro energético y la optimización de los recursos medioambientales del edificio y se destinan al abastecimiento parcial de las instalaciones.

Las características arquitectónicas del edificio contemplan un diseño que alberga 4.000 m2 distribuidos en cuatro plantas, de las cuales la mitad están cubiertas por soportales y en cuyo sótano se ubican cerca de 200 plazas de aparcamiento. Los servicios disponibles en las instalaciones son la Oficina de Orientación y Atención al Estudiante, la Sección de Acceso, Admisión y Traslados, la Sección de Becas y Ayudas al Estudio, la Oficina de Relaciones Internacionales y Movilidad, la Oficina de Acogidas Internacionales, la Oficina de Acción Solidaria y Cooperación, la Oficina de Prácticas Externas y Orientación para el Empleo, el Centro de Atención a Usuarios y la Oficina de Ecocampus. Además se encuentran operativos un auditorio y una sala de exposiciones, Cafeterías/Restaurantes, Farmacia/Óptica, Librería/Papelería, Agencia de Viajes, entidad bancaria y Centro de Servicios Documentales.

 

En palabras de Alberto Campo Baeza, miembro del jurado del concurso "Los arquitectos en un tour de force nada fácil, han planteado y han resuelto con rigor y con brillantez un problema crucial en la arquitectura contemporánea, en la siempre debatida relación entre arquitectura y naturaleza. Les pedían unos edificios para alojar diferentes servicios de la Universidad y ellos les han dado una Plaza Mayor. ...han inclinado y plegado y girado y torcido, siempre con criterio, y han construido, insisto, un trozo de Naturaleza en continuidad con lo existente. Han construido su propio paisaje..."

  

www.mtmarquitectos.com/

mtmarquitectos-blog-curriculum.blogspot.com.es/

www.metalocus.es/content/es/blog/edificio-de-servicios-pl...

212.145.146.10/ejercicio/concursos/concursos_ocam/120517_...

www.bienalarquitectura.es/index.php/portfolio/fre0182/

 

flickriver.com/photos/javier1949/popular-interesting/

 

102 VPP para la EMVS de Madrid en la Parcela 20 del Ensanche de Carabanchel

 

Avenida de la Peseta c/v Violonchelos, c/v Contrabajos c/v Valle del Boi. Madrid

 

Ignacio Borrego, Néstor Montenegro y Lina Toro dosmasuno arquitectos. Concurso de proyectos 2003 Proyecto 2004 Construcción: 2007.

 

El edificio promovido por la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo de Madrid ocupa una manzana completa localizada en un lugar prominente del Ensanche de Carabanchel, sobre su vía principal, la avenida de la Peseta, muy cerca de un pinar, y frente al antiguo barrio. El bloque se dispone sobre el borde de la manzana a dos calles, Valle del Boi y La Peseta, definiendo el exterior mediante una planta en “L” en búsqueda de unas vistas y una orientación óptimas, este-sur-oeste. Al interior de la manzana se genera un espacio central privado pero abierto a las otras dos calles, un espacio verde, lugar de encuentro y de juego, situado sobre un zócalo que mantiene la alineación preconcebida por el Plan para toda la manzana.

 

Las viviendas se proyectan a partir de un núcleo invariable que tras una adición modulada completa las exigencias del programa de VPP desde 1 a 3 dormitorios. Este núcleo fijo, formado por zona de estar y dormitorio, se construye en función de su orientación para obtener las vistas y el sol, y sus dos piezas principales se adosan a los límites sureste y suroeste de la manzana, protegiéndose con un filtro vibrante. El plano posterior queda reservado a una franja donde se sitúan zonas las húmedas y de servicios. Tras este plano, volando sobre el vacío, se produce la variación al adicionar nuevas piezas que contienen el programa que forma las viviendas de dos y tres dormitorios. El estricto orden se desordena matemáticamente de forma variable y cambiante. Así las viviendas se convierten en “máquinas de habitar”, con las superficies ajustadas, minimizando las zonas de transición entre las estancias vivideras.

 

El proyecto propone una sistematización en la construcción de la vivienda social. El sistema constructivo empleado es una consecuencia natural de su organización, que optimiza los valores de la repetición, sin renunciar a la identidad de cada usuario. Responde también a la necesidad de optimización industrial, así el cuerpo principal se construye en hormigón armado a partir de un único molde de alta precisión, cajas prefabricadas de aluminio. Las variaciones externas, los elementos de adición, se producen mediante módulos ligeros con una estructura metálica atirantada en la parte superior y electro soldada en la inferior, con un acabado metálico. Este sistema industrializado facilita la puesta en obra, minimiza la aparición de escombros en el proceso constructivo, y acelera los plazos de ejecución. Esto provoca que el orden de la fachada exterior se pierda en la interior, que se presenta cambiante y variable.

Lugar_Citadino

{Vida Citadina en diferentes sabores posibles}

 

{Sobre el Objeto Citadino:}

Vehículos Hyundai, modelo Eon

Fabricados en Chennai, India

Estacionados en sitio de carga y descarga

Terminal Puerto Central (PCE)

Puerto de San Antonio

 

{Esta fotografía fue tomada en:}

Bahía de San Antonio

Ciudad de San Antonio

Chile

 

Fotografía y Texto

1,386

 

Hoy Posteamos:

Autos XS en Chile

 

Les había comentado que las ventas de automóviles en Chile han estado flojas en lo que va de 2015, siendo varios factores los que han influido en esta situación. Algunos de ellos han sido la notoria alza del dólar (moneda que siempre ha sido la referencia a nivel global, aunque ahora solo vino a reclamar su sitial de siempre, considerando la recuperación de Estados Unidos como motor económico), la introducción de un impuesto verde (que solo se paga una vez) y ajustes en proyectos de inversión (que afecta especialmente la compra de camiones y buses, ambos bienes de capital). Dichos factores han provocado una baja de un 25% en las ventas, y a pesar de lo “terrible” que puede implicar esta cifra (con 60 mil autos menos que se esperan dejar de vender) el rubro de los vehículos livianos parece mantenerse incólume.

 

Si bien es un segmento que recibe de primera fuente el impacto de lo que sucede en la economía, éste mantiene buenas ventas porque existe un grupo de consumidores que está por tener su primer vehículo o porque bien desea mejorar el rendimiento de los actuales, considerando que los precios de los combustibles están altos (sobre USD$1 el litro). También se debe considerar que la conducción dentro de ciudades como Santiago (y en menor medida el Gran Concepción y Gran Valparaíso) exige optimización de los espacios, razón por la que dentro de los vehículos, el segmento de citycars sigue siendo interesante.

 

Si bien no son vehículos de mi gusto, sí los destaco por el criterio de consumo, y modelos como el Hyundai Eon (fabricado en Chennai, India) destacan en el listado de los más vendidos de Chile, de acuerdo a la CAVEM. Prueba de ello es la presencia de este modelo, por varias decenas en las instalaciones de Puerto Central, listo para ser llevado hasta sus concesionarios.

 

Saludos a todos, que tengan un buen inicio de Lunes, también de semana

 

Fotografía y Artículo publicado por:

Felipe Burgos Alvarez

 

Aldea Citadina, Vida de Ciudad en diferentes sabores

500px

Fan page de Facebook

Twitter de @LugarCitadino

 

También puedes contactar a quién redactó este post en: lugar.citadino@gmail.com

Todos los Derechos Reservados. Se prohíbe la reproducción total o parcial de la(s) imagen(es) sin el consentimiento expreso del titular de las mismas

 

Lugar_Citadino

Vida de Ciudad en diferentes sabores

Posteado en Abril de 2015

 

Quito, 07 de noviembre 2019.- Informe para Primer Debate del Proyecto de Ley Orgánica para la Transparencia Fiscal, Optimización del Gasto Tributario, Fomento a la Creación de Empleo, Afianzamiento de los Sistemas Monetario y Financiero, y Manejo Responsable de las Finanzas Públicas, Interviene asambleísta Johanna Cedeño. Fotos: Fernando Lagla / Asamblea Nacional

 

flickriver.com/photos/javier1949/popular-interesting/

 

Plaza Mayor de la Universidad Autónoma de Madrid

 

Edificio de Servicios “Plaza Mayor”. C/ Einstein s/n Campus de Cantoblanco. Universidad Autónoma de Madrid.

 

MTM Arquitectos “Madrid Territorio Mutante” Javier Fresneda & Javier Sanjuán.

Coordinador del Proyecto: Miguel García-Redondo Villar. Arquitectos MTM: Carmen Antón, Laura Casas, Ana Arriero, Jesús Barranco, Álvaro Maestro. Concurso, Proyectos Básico y de Ejecución 2007. Obras 2009-2012

 

MTM Arquitectos describe el proyecto desde la Memoria del mismo:

Objetivo de la obra: Plaza Mayor. La ciudad donde construimos esta Plaza Mayor tiene un apellido específico, es una Ciudad Universitaria. La Universidad Autónoma de Madrid ha crecido alrededor de un espacio central de encuentro y circulación, un bulevar verde convertido en su espina dorsal. En uno de sus extremos la estación de cercanías que comunica con la madrileña Puerta del Sol; en el otro, la “Plaza Mayor”.

 

La “Plaza Mayor” es el nuevo centro de servicios de la Universidad por lo que debe manifestar su carácter simbólico y representativo, sirviendo de referencia dentro de la estructura del Campus. La Plaza se soluciona en continuidad con el lugar, proponiendo un nuevo paisaje, soporte de las actividades existentes e incitador de nuevas situaciones. Apoyándonos en el desnivel existente en la parcela y la potencia del bulevar verde que conforma el acceso a las facultades históricas, se construye una plataforma plegada. El bulevar se prolonga así a través de una calle jardín equipada, girando alrededor de una plaza.

 

Sobre el nivel del terreno natural, por debajo de la rasante, se implanta el aparcamiento, reduciendo al máximo el volumen de excavación, facilitando su ventilación natural a través de los taludes vegetados perimetrales existentes. Respetando estos “amortiguadores naturales” y sobre el nivel inferior, se construyen dos plataformas intermedias donde se produce la agrupación de programas y la variedad de accesos peatonales a nivel de las calles. Las torres de comunicación se elevan funcionando como hitos urbanos dentro del conjunto, creando un punto de inflexión perimetral que anuncian los 7 puentes. Torres y puentes son entradas, conexiones y acontecimientos que incitan a descubrir el vacío interior: la “Plaza Mayor”. Dentro, a su alrededor, los grandes vuelos construyen calles cubiertas que incrementan la versatilidad del espacio protegiendo de sol y la lluvia.

 

Hay cinco elementos materiales que refuerzan la continuidad bulevar, calle y plaza: El pavimento público: hormigón desactivado in situ y prefabricado, plantación vegetal, césped artificial y pavimentos de caucho. El final del bulevar existente es el comienzo del proyecto y desde ahí una lengua continua de hormigón recorre todo el sistema, rampas, plataformas y escaleras. Sobre esta se recorta la huella de otras actividades y otros materiales.

 

El cerramiento al exterior de la plaza: policarbonato gris atérmico cargado de resinas metalizadas, piel homogénea y cambiante, desde sus tratamientos específicos y los matices introducidos por las condiciones atmosféricas. El cerramiento al interior: Vidrios en cámara incoloros que abren la actividad al interior como un mercado contemporáneo de servicios. Las compartimentaciones interiores: vidrios laminados, ligeros, y casi imperceptibles, que intentan desaparecer, reforzando la percepción unitaria de cada isla sobre las plataformas; compartimentaciones que no llegan físicamente a tocar la piel exterior de vidrio y policarbonato. Los puntos de color que forman los vidrios templados, en azules, verdes y oros, agrupados formando gemas, puntúan los volúmenes uniformes alrededor de la paleta de grises y tostados utilizados en toda la obra.

 

Las plataformas, son la infraestructura a la espera de incorporar un programa. La solución estructural facilita la coexistencia de una geometría irregular y quebrada, diferente en cada nivel, los distintos usos programáticos inicialmente requeridos y la continuidad de movimientos entre ellos. Ante un problema complejo la solución estructural es sencilla: un básico sistema de retícula de pilares portantes y losas postesadas de hormigón. La retícula de 5x5 m se mostró la más eficiente y la que mejor se adaptaba a las singularidades de las diferentes plataformas, desde el nivel inferior con la distribución funcional de los aparcamientos, hasta las superiores, más liberadas, permiten reducir la presencia de pilares y adoptar luces de hasta 12,00 m o voladizos de 5,00 m, al compensar los esfuerzos y variar sus diámetros.

 

La prolongación del paisaje natural que identifica al Campus Universitario se consigue a través de la última plataforma-cubierta. La cubierta ya no lo es, adopta un nuevo carácter más urbano, artificial y equipado. Las situaciones y relaciones que se dan en el bulevar del Campus se reinterpretan y transforman, proponiendo ahora nuevas áreas de oportunidad e intercambio para estudiantes, profesores y visitantes, dotándolo de nuevos soportes e instalaciones para que el espacio sea vivido, valorado y usado de forma continua. Los materiales sobre la nueva calle se adaptarán a las nuevas topografías configurando dunas, pliegues, playas o recortes; con texturas diversas, blandas, rugosas, peludas y colores acentuados, verdes, naranjas, negros, o arena, con líneas de iluminación, báculos elevados conectados al reloj solar, terrazas y kioscos. Y como con la soltura del primer croquis, se dibuja una línea naranja que con su geometría no lineal desmaterializa el borde convirtiéndolo en una línea de conexión con el paisaje del campus y con la lejana presencia de la sierra madrileña.

 

La ONCE y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) han otorgado a esta Plaza Mayor el primer premio del “Concurso para la selección de actuaciones de Arquitectura e Ingeniería con una Accesibilidad ejemplar” por ser un ejemplo de máxima calidad en el campo de la arquitectura y la ingeniería a nivel nacional, dando prioridad al acceso de personas con discapacidad.

Además de su fácil accesibilidad, otro de los criterios fundamentales de la construcción del edificio es la máxima funcionalidad, eficiencia energética y singularidad de sus dependencias. 26 paneles térmicos y 92 paneles fotovoltaicos permiten el ahorro energético y la optimización de los recursos medioambientales del edificio y se destinan al abastecimiento parcial de las instalaciones.

Las características arquitectónicas del edificio contemplan un diseño que alberga 4.000 m2 distribuidos en cuatro plantas, de las cuales la mitad están cubiertas por soportales y en cuyo sótano se ubican cerca de 200 plazas de aparcamiento. Los servicios disponibles en las instalaciones son la Oficina de Orientación y Atención al Estudiante, la Sección de Acceso, Admisión y Traslados, la Sección de Becas y Ayudas al Estudio, la Oficina de Relaciones Internacionales y Movilidad, la Oficina de Acogidas Internacionales, la Oficina de Acción Solidaria y Cooperación, la Oficina de Prácticas Externas y Orientación para el Empleo, el Centro de Atención a Usuarios y la Oficina de Ecocampus. Además se encuentran operativos un auditorio y una sala de exposiciones, Cafeterías/Restaurantes, Farmacia/Óptica, Librería/Papelería, Agencia de Viajes, entidad bancaria y Centro de Servicios Documentales.

 

En palabras de Alberto Campo Baeza, miembro del jurado del concurso "Los arquitectos en un tour de force nada fácil, han planteado y han resuelto con rigor y con brillantez un problema crucial en la arquitectura contemporánea, en la siempre debatida relación entre arquitectura y naturaleza. Les pedían unos edificios para alojar diferentes servicios de la Universidad y ellos les han dado una Plaza Mayor. ...han inclinado y plegado y girado y torcido, siempre con criterio, y han construido, insisto, un trozo de Naturaleza en continuidad con lo existente. Han construido su propio paisaje..."

  

www.mtmarquitectos.com/

mtmarquitectos-blog-curriculum.blogspot.com.es/

www.metalocus.es/content/es/blog/edificio-de-servicios-pl...

212.145.146.10/ejercicio/concursos/concursos_ocam/120517_...

www.bienalarquitectura.es/index.php/portfolio/fre0182/

 

flickriver.com/photos/javier1949/popular-interesting/

 

Plaza Mayor de la Universidad Autónoma de Madrid

 

Edificio de Servicios “Plaza Mayor”. C/ Einstein s/n Campus de Cantoblanco. Universidad Autónoma de Madrid.

 

MTM Arquitectos “Madrid Territorio Mutante” Javier Fresneda & Javier Sanjuán.

Coordinador del Proyecto: Miguel García-Redondo Villar. Arquitectos MTM: Carmen Antón, Laura Casas, Ana Arriero, Jesús Barranco, Álvaro Maestro. Concurso, Proyectos Básico y de Ejecución 2007. Obras 2009-2012

 

MTM Arquitectos describe el proyecto desde la Memoria del mismo:

Objetivo de la obra: Plaza Mayor. La ciudad donde construimos esta Plaza Mayor tiene un apellido específico, es una Ciudad Universitaria. La Universidad Autónoma de Madrid ha crecido alrededor de un espacio central de encuentro y circulación, un bulevar verde convertido en su espina dorsal. En uno de sus extremos la estación de cercanías que comunica con la madrileña Puerta del Sol; en el otro, la “Plaza Mayor”.

 

La “Plaza Mayor” es el nuevo centro de servicios de la Universidad por lo que debe manifestar su carácter simbólico y representativo, sirviendo de referencia dentro de la estructura del Campus. La Plaza se soluciona en continuidad con el lugar, proponiendo un nuevo paisaje, soporte de las actividades existentes e incitador de nuevas situaciones. Apoyándonos en el desnivel existente en la parcela y la potencia del bulevar verde que conforma el acceso a las facultades históricas, se construye una plataforma plegada. El bulevar se prolonga así a través de una calle jardín equipada, girando alrededor de una plaza.

 

Sobre el nivel del terreno natural, por debajo de la rasante, se implanta el aparcamiento, reduciendo al máximo el volumen de excavación, facilitando su ventilación natural a través de los taludes vegetados perimetrales existentes. Respetando estos “amortiguadores naturales” y sobre el nivel inferior, se construyen dos plataformas intermedias donde se produce la agrupación de programas y la variedad de accesos peatonales a nivel de las calles. Las torres de comunicación se elevan funcionando como hitos urbanos dentro del conjunto, creando un punto de inflexión perimetral que anuncian los 7 puentes. Torres y puentes son entradas, conexiones y acontecimientos que incitan a descubrir el vacío interior: la “Plaza Mayor”. Dentro, a su alrededor, los grandes vuelos construyen calles cubiertas que incrementan la versatilidad del espacio protegiendo de sol y la lluvia.

 

Hay cinco elementos materiales que refuerzan la continuidad bulevar, calle y plaza: El pavimento público: hormigón desactivado in situ y prefabricado, plantación vegetal, césped artificial y pavimentos de caucho. El final del bulevar existente es el comienzo del proyecto y desde ahí una lengua continua de hormigón recorre todo el sistema, rampas, plataformas y escaleras. Sobre esta se recorta la huella de otras actividades y otros materiales.

 

El cerramiento al exterior de la plaza: policarbonato gris atérmico cargado de resinas metalizadas, piel homogénea y cambiante, desde sus tratamientos específicos y los matices introducidos por las condiciones atmosféricas. El cerramiento al interior: Vidrios en cámara incoloros que abren la actividad al interior como un mercado contemporáneo de servicios. Las compartimentaciones interiores: vidrios laminados, ligeros, y casi imperceptibles, que intentan desaparecer, reforzando la percepción unitaria de cada isla sobre las plataformas; compartimentaciones que no llegan físicamente a tocar la piel exterior de vidrio y policarbonato. Los puntos de color que forman los vidrios templados, en azules, verdes y oros, agrupados formando gemas, puntúan los volúmenes uniformes alrededor de la paleta de grises y tostados utilizados en toda la obra.

 

Las plataformas, son la infraestructura a la espera de incorporar un programa. La solución estructural facilita la coexistencia de una geometría irregular y quebrada, diferente en cada nivel, los distintos usos programáticos inicialmente requeridos y la continuidad de movimientos entre ellos. Ante un problema complejo la solución estructural es sencilla: un básico sistema de retícula de pilares portantes y losas postesadas de hormigón. La retícula de 5x5 m se mostró la más eficiente y la que mejor se adaptaba a las singularidades de las diferentes plataformas, desde el nivel inferior con la distribución funcional de los aparcamientos, hasta las superiores, más liberadas, permiten reducir la presencia de pilares y adoptar luces de hasta 12,00 m o voladizos de 5,00 m, al compensar los esfuerzos y variar sus diámetros.

 

La prolongación del paisaje natural que identifica al Campus Universitario se consigue a través de la última plataforma-cubierta. La cubierta ya no lo es, adopta un nuevo carácter más urbano, artificial y equipado. Las situaciones y relaciones que se dan en el bulevar del Campus se reinterpretan y transforman, proponiendo ahora nuevas áreas de oportunidad e intercambio para estudiantes, profesores y visitantes, dotándolo de nuevos soportes e instalaciones para que el espacio sea vivido, valorado y usado de forma continua. Los materiales sobre la nueva calle se adaptarán a las nuevas topografías configurando dunas, pliegues, playas o recortes; con texturas diversas, blandas, rugosas, peludas y colores acentuados, verdes, naranjas, negros, o arena, con líneas de iluminación, báculos elevados conectados al reloj solar, terrazas y kioscos. Y como con la soltura del primer croquis, se dibuja una línea naranja que con su geometría no lineal desmaterializa el borde convirtiéndolo en una línea de conexión con el paisaje del campus y con la lejana presencia de la sierra madrileña.

 

La ONCE y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) han otorgado a esta Plaza Mayor el primer premio del “Concurso para la selección de actuaciones de Arquitectura e Ingeniería con una Accesibilidad ejemplar” por ser un ejemplo de máxima calidad en el campo de la arquitectura y la ingeniería a nivel nacional, dando prioridad al acceso de personas con discapacidad.

Además de su fácil accesibilidad, otro de los criterios fundamentales de la construcción del edificio es la máxima funcionalidad, eficiencia energética y singularidad de sus dependencias. 26 paneles térmicos y 92 paneles fotovoltaicos permiten el ahorro energético y la optimización de los recursos medioambientales del edificio y se destinan al abastecimiento parcial de las instalaciones.

Las características arquitectónicas del edificio contemplan un diseño que alberga 4.000 m2 distribuidos en cuatro plantas, de las cuales la mitad están cubiertas por soportales y en cuyo sótano se ubican cerca de 200 plazas de aparcamiento. Los servicios disponibles en las instalaciones son la Oficina de Orientación y Atención al Estudiante, la Sección de Acceso, Admisión y Traslados, la Sección de Becas y Ayudas al Estudio, la Oficina de Relaciones Internacionales y Movilidad, la Oficina de Acogidas Internacionales, la Oficina de Acción Solidaria y Cooperación, la Oficina de Prácticas Externas y Orientación para el Empleo, el Centro de Atención a Usuarios y la Oficina de Ecocampus. Además se encuentran operativos un auditorio y una sala de exposiciones, Cafeterías/Restaurantes, Farmacia/Óptica, Librería/Papelería, Agencia de Viajes, entidad bancaria y Centro de Servicios Documentales.

 

En palabras de Alberto Campo Baeza, miembro del jurado del concurso "Los arquitectos en un tour de force nada fácil, han planteado y han resuelto con rigor y con brillantez un problema crucial en la arquitectura contemporánea, en la siempre debatida relación entre arquitectura y naturaleza. Les pedían unos edificios para alojar diferentes servicios de la Universidad y ellos les han dado una Plaza Mayor. ...han inclinado y plegado y girado y torcido, siempre con criterio, y han construido, insisto, un trozo de Naturaleza en continuidad con lo existente. Han construido su propio paisaje..."

  

www.mtmarquitectos.com/

mtmarquitectos-blog-curriculum.blogspot.com.es/

www.metalocus.es/content/es/blog/edificio-de-servicios-pl...

212.145.146.10/ejercicio/concursos/concursos_ocam/120517_...

www.bienalarquitectura.es/index.php/portfolio/fre0182/

 

flickriver.com/photos/javier1949/popular-interesting/

 

Plaza Mayor de la Universidad Autónoma de Madrid

 

Edificio de Servicios “Plaza Mayor”. C/ Einstein s/n Campus de Cantoblanco. Universidad Autónoma de Madrid.

 

MTM Arquitectos “Madrid Territorio Mutante” Javier Fresneda & Javier Sanjuán.

Coordinador del Proyecto: Miguel García-Redondo Villar. Arquitectos MTM: Carmen Antón, Laura Casas, Ana Arriero, Jesús Barranco, Álvaro Maestro. Concurso, Proyectos Básico y de Ejecución 2007. Obras 2009-2012

 

MTM Arquitectos describe el proyecto desde la Memoria del mismo:

Objetivo de la obra: Plaza Mayor. La ciudad donde construimos esta Plaza Mayor tiene un apellido específico, es una Ciudad Universitaria. La Universidad Autónoma de Madrid ha crecido alrededor de un espacio central de encuentro y circulación, un bulevar verde convertido en su espina dorsal. En uno de sus extremos la estación de cercanías que comunica con la madrileña Puerta del Sol; en el otro, la “Plaza Mayor”.

 

La “Plaza Mayor” es el nuevo centro de servicios de la Universidad por lo que debe manifestar su carácter simbólico y representativo, sirviendo de referencia dentro de la estructura del Campus. La Plaza se soluciona en continuidad con el lugar, proponiendo un nuevo paisaje, soporte de las actividades existentes e incitador de nuevas situaciones. Apoyándonos en el desnivel existente en la parcela y la potencia del bulevar verde que conforma el acceso a las facultades históricas, se construye una plataforma plegada. El bulevar se prolonga así a través de una calle jardín equipada, girando alrededor de una plaza.

 

Sobre el nivel del terreno natural, por debajo de la rasante, se implanta el aparcamiento, reduciendo al máximo el volumen de excavación, facilitando su ventilación natural a través de los taludes vegetados perimetrales existentes. Respetando estos “amortiguadores naturales” y sobre el nivel inferior, se construyen dos plataformas intermedias donde se produce la agrupación de programas y la variedad de accesos peatonales a nivel de las calles. Las torres de comunicación se elevan funcionando como hitos urbanos dentro del conjunto, creando un punto de inflexión perimetral que anuncian los 7 puentes. Torres y puentes son entradas, conexiones y acontecimientos que incitan a descubrir el vacío interior: la “Plaza Mayor”. Dentro, a su alrededor, los grandes vuelos construyen calles cubiertas que incrementan la versatilidad del espacio protegiendo de sol y la lluvia.

 

Hay cinco elementos materiales que refuerzan la continuidad bulevar, calle y plaza: El pavimento público: hormigón desactivado in situ y prefabricado, plantación vegetal, césped artificial y pavimentos de caucho. El final del bulevar existente es el comienzo del proyecto y desde ahí una lengua continua de hormigón recorre todo el sistema, rampas, plataformas y escaleras. Sobre esta se recorta la huella de otras actividades y otros materiales.

 

El cerramiento al exterior de la plaza: policarbonato gris atérmico cargado de resinas metalizadas, piel homogénea y cambiante, desde sus tratamientos específicos y los matices introducidos por las condiciones atmosféricas. El cerramiento al interior: Vidrios en cámara incoloros que abren la actividad al interior como un mercado contemporáneo de servicios. Las compartimentaciones interiores: vidrios laminados, ligeros, y casi imperceptibles, que intentan desaparecer, reforzando la percepción unitaria de cada isla sobre las plataformas; compartimentaciones que no llegan físicamente a tocar la piel exterior de vidrio y policarbonato. Los puntos de color que forman los vidrios templados, en azules, verdes y oros, agrupados formando gemas, puntúan los volúmenes uniformes alrededor de la paleta de grises y tostados utilizados en toda la obra.

 

Las plataformas, son la infraestructura a la espera de incorporar un programa. La solución estructural facilita la coexistencia de una geometría irregular y quebrada, diferente en cada nivel, los distintos usos programáticos inicialmente requeridos y la continuidad de movimientos entre ellos. Ante un problema complejo la solución estructural es sencilla: un básico sistema de retícula de pilares portantes y losas postesadas de hormigón. La retícula de 5x5 m se mostró la más eficiente y la que mejor se adaptaba a las singularidades de las diferentes plataformas, desde el nivel inferior con la distribución funcional de los aparcamientos, hasta las superiores, más liberadas, permiten reducir la presencia de pilares y adoptar luces de hasta 12,00 m o voladizos de 5,00 m, al compensar los esfuerzos y variar sus diámetros.

 

La prolongación del paisaje natural que identifica al Campus Universitario se consigue a través de la última plataforma-cubierta. La cubierta ya no lo es, adopta un nuevo carácter más urbano, artificial y equipado. Las situaciones y relaciones que se dan en el bulevar del Campus se reinterpretan y transforman, proponiendo ahora nuevas áreas de oportunidad e intercambio para estudiantes, profesores y visitantes, dotándolo de nuevos soportes e instalaciones para que el espacio sea vivido, valorado y usado de forma continua. Los materiales sobre la nueva calle se adaptarán a las nuevas topografías configurando dunas, pliegues, playas o recortes; con texturas diversas, blandas, rugosas, peludas y colores acentuados, verdes, naranjas, negros, o arena, con líneas de iluminación, báculos elevados conectados al reloj solar, terrazas y kioscos. Y como con la soltura del primer croquis, se dibuja una línea naranja que con su geometría no lineal desmaterializa el borde convirtiéndolo en una línea de conexión con el paisaje del campus y con la lejana presencia de la sierra madrileña.

 

La ONCE y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) han otorgado a esta Plaza Mayor el primer premio del “Concurso para la selección de actuaciones de Arquitectura e Ingeniería con una Accesibilidad ejemplar” por ser un ejemplo de máxima calidad en el campo de la arquitectura y la ingeniería a nivel nacional, dando prioridad al acceso de personas con discapacidad.

Además de su fácil accesibilidad, otro de los criterios fundamentales de la construcción del edificio es la máxima funcionalidad, eficiencia energética y singularidad de sus dependencias. 26 paneles térmicos y 92 paneles fotovoltaicos permiten el ahorro energético y la optimización de los recursos medioambientales del edificio y se destinan al abastecimiento parcial de las instalaciones.

Las características arquitectónicas del edificio contemplan un diseño que alberga 4.000 m2 distribuidos en cuatro plantas, de las cuales la mitad están cubiertas por soportales y en cuyo sótano se ubican cerca de 200 plazas de aparcamiento. Los servicios disponibles en las instalaciones son la Oficina de Orientación y Atención al Estudiante, la Sección de Acceso, Admisión y Traslados, la Sección de Becas y Ayudas al Estudio, la Oficina de Relaciones Internacionales y Movilidad, la Oficina de Acogidas Internacionales, la Oficina de Acción Solidaria y Cooperación, la Oficina de Prácticas Externas y Orientación para el Empleo, el Centro de Atención a Usuarios y la Oficina de Ecocampus. Además se encuentran operativos un auditorio y una sala de exposiciones, Cafeterías/Restaurantes, Farmacia/Óptica, Librería/Papelería, Agencia de Viajes, entidad bancaria y Centro de Servicios Documentales.

 

En palabras de Alberto Campo Baeza, miembro del jurado del concurso "Los arquitectos en un tour de force nada fácil, han planteado y han resuelto con rigor y con brillantez un problema crucial en la arquitectura contemporánea, en la siempre debatida relación entre arquitectura y naturaleza. Les pedían unos edificios para alojar diferentes servicios de la Universidad y ellos les han dado una Plaza Mayor. ...han inclinado y plegado y girado y torcido, siempre con criterio, y han construido, insisto, un trozo de Naturaleza en continuidad con lo existente. Han construido su propio paisaje..."

  

www.mtmarquitectos.com/

mtmarquitectos-blog-curriculum.blogspot.com.es/

www.metalocus.es/content/es/blog/edificio-de-servicios-pl...

212.145.146.10/ejercicio/concursos/concursos_ocam/120517_...

www.bienalarquitectura.es/index.php/portfolio/fre0182/

 

Nikon D50

 

28 mm de focal

Exposiciòn 30 segundos a F/3.3

Balance de blancos ajustado a dìa nublado,optimizaciòn de imagen a vìvida.

Mediciòn ponderada central con prioridad a la apertura.

 

La foto està tomada en la Costa De Lugo,en Galicia,España.Concretamente en la playa de Lòngara (Benquerencia).

Era casi de noche,al atardecer.Aprovechè la luz del pueblo distante (Burela)para dar un color càlido a la imagen,contrastando con el frio del mar y la playa.Me gusta la dualidad cromàtica que he logrado de esta forma.

flickriver.com/photos/javier1949/popular-interesting/

 

Plaza Mayor de la Universidad Autónoma de Madrid

 

Edificio de Servicios “Plaza Mayor”. C/ Einstein s/n Campus de Cantoblanco. Universidad Autónoma de Madrid.

 

MTM Arquitectos “Madrid Territorio Mutante” Javier Fresneda & Javier Sanjuán.

Coordinador del Proyecto: Miguel García-Redondo Villar. Arquitectos MTM: Carmen Antón, Laura Casas, Ana Arriero, Jesús Barranco, Álvaro Maestro. Concurso, Proyectos Básico y de Ejecución 2007. Obras 2009-2012

 

MTM Arquitectos describe el proyecto desde la Memoria del mismo:

Objetivo de la obra: Plaza Mayor. La ciudad donde construimos esta Plaza Mayor tiene un apellido específico, es una Ciudad Universitaria. La Universidad Autónoma de Madrid ha crecido alrededor de un espacio central de encuentro y circulación, un bulevar verde convertido en su espina dorsal. En uno de sus extremos la estación de cercanías que comunica con la madrileña Puerta del Sol; en el otro, la “Plaza Mayor”.

 

La “Plaza Mayor” es el nuevo centro de servicios de la Universidad por lo que debe manifestar su carácter simbólico y representativo, sirviendo de referencia dentro de la estructura del Campus. La Plaza se soluciona en continuidad con el lugar, proponiendo un nuevo paisaje, soporte de las actividades existentes e incitador de nuevas situaciones. Apoyándonos en el desnivel existente en la parcela y la potencia del bulevar verde que conforma el acceso a las facultades históricas, se construye una plataforma plegada. El bulevar se prolonga así a través de una calle jardín equipada, girando alrededor de una plaza.

 

Sobre el nivel del terreno natural, por debajo de la rasante, se implanta el aparcamiento, reduciendo al máximo el volumen de excavación, facilitando su ventilación natural a través de los taludes vegetados perimetrales existentes. Respetando estos “amortiguadores naturales” y sobre el nivel inferior, se construyen dos plataformas intermedias donde se produce la agrupación de programas y la variedad de accesos peatonales a nivel de las calles. Las torres de comunicación se elevan funcionando como hitos urbanos dentro del conjunto, creando un punto de inflexión perimetral que anuncian los 7 puentes. Torres y puentes son entradas, conexiones y acontecimientos que incitan a descubrir el vacío interior: la “Plaza Mayor”. Dentro, a su alrededor, los grandes vuelos construyen calles cubiertas que incrementan la versatilidad del espacio protegiendo de sol y la lluvia.

 

Hay cinco elementos materiales que refuerzan la continuidad bulevar, calle y plaza: El pavimento público: hormigón desactivado in situ y prefabricado, plantación vegetal, césped artificial y pavimentos de caucho. El final del bulevar existente es el comienzo del proyecto y desde ahí una lengua continua de hormigón recorre todo el sistema, rampas, plataformas y escaleras. Sobre esta se recorta la huella de otras actividades y otros materiales.

 

El cerramiento al exterior de la plaza: policarbonato gris atérmico cargado de resinas metalizadas, piel homogénea y cambiante, desde sus tratamientos específicos y los matices introducidos por las condiciones atmosféricas. El cerramiento al interior: Vidrios en cámara incoloros que abren la actividad al interior como un mercado contemporáneo de servicios. Las compartimentaciones interiores: vidrios laminados, ligeros, y casi imperceptibles, que intentan desaparecer, reforzando la percepción unitaria de cada isla sobre las plataformas; compartimentaciones que no llegan físicamente a tocar la piel exterior de vidrio y policarbonato. Los puntos de color que forman los vidrios templados, en azules, verdes y oros, agrupados formando gemas, puntúan los volúmenes uniformes alrededor de la paleta de grises y tostados utilizados en toda la obra.

 

Las plataformas, son la infraestructura a la espera de incorporar un programa. La solución estructural facilita la coexistencia de una geometría irregular y quebrada, diferente en cada nivel, los distintos usos programáticos inicialmente requeridos y la continuidad de movimientos entre ellos. Ante un problema complejo la solución estructural es sencilla: un básico sistema de retícula de pilares portantes y losas postesadas de hormigón. La retícula de 5x5 m se mostró la más eficiente y la que mejor se adaptaba a las singularidades de las diferentes plataformas, desde el nivel inferior con la distribución funcional de los aparcamientos, hasta las superiores, más liberadas, permiten reducir la presencia de pilares y adoptar luces de hasta 12,00 m o voladizos de 5,00 m, al compensar los esfuerzos y variar sus diámetros.

 

La prolongación del paisaje natural que identifica al Campus Universitario se consigue a través de la última plataforma-cubierta. La cubierta ya no lo es, adopta un nuevo carácter más urbano, artificial y equipado. Las situaciones y relaciones que se dan en el bulevar del Campus se reinterpretan y transforman, proponiendo ahora nuevas áreas de oportunidad e intercambio para estudiantes, profesores y visitantes, dotándolo de nuevos soportes e instalaciones para que el espacio sea vivido, valorado y usado de forma continua. Los materiales sobre la nueva calle se adaptarán a las nuevas topografías configurando dunas, pliegues, playas o recortes; con texturas diversas, blandas, rugosas, peludas y colores acentuados, verdes, naranjas, negros, o arena, con líneas de iluminación, báculos elevados conectados al reloj solar, terrazas y kioscos. Y como con la soltura del primer croquis, se dibuja una línea naranja que con su geometría no lineal desmaterializa el borde convirtiéndolo en una línea de conexión con el paisaje del campus y con la lejana presencia de la sierra madrileña.

 

La ONCE y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) han otorgado a esta Plaza Mayor el primer premio del “Concurso para la selección de actuaciones de Arquitectura e Ingeniería con una Accesibilidad ejemplar” por ser un ejemplo de máxima calidad en el campo de la arquitectura y la ingeniería a nivel nacional, dando prioridad al acceso de personas con discapacidad.

Además de su fácil accesibilidad, otro de los criterios fundamentales de la construcción del edificio es la máxima funcionalidad, eficiencia energética y singularidad de sus dependencias. 26 paneles térmicos y 92 paneles fotovoltaicos permiten el ahorro energético y la optimización de los recursos medioambientales del edificio y se destinan al abastecimiento parcial de las instalaciones.

Las características arquitectónicas del edificio contemplan un diseño que alberga 4.000 m2 distribuidos en cuatro plantas, de las cuales la mitad están cubiertas por soportales y en cuyo sótano se ubican cerca de 200 plazas de aparcamiento. Los servicios disponibles en las instalaciones son la Oficina de Orientación y Atención al Estudiante, la Sección de Acceso, Admisión y Traslados, la Sección de Becas y Ayudas al Estudio, la Oficina de Relaciones Internacionales y Movilidad, la Oficina de Acogidas Internacionales, la Oficina de Acción Solidaria y Cooperación, la Oficina de Prácticas Externas y Orientación para el Empleo, el Centro de Atención a Usuarios y la Oficina de Ecocampus. Además se encuentran operativos un auditorio y una sala de exposiciones, Cafeterías/Restaurantes, Farmacia/Óptica, Librería/Papelería, Agencia de Viajes, entidad bancaria y Centro de Servicios Documentales.

 

En palabras de Alberto Campo Baeza, miembro del jurado del concurso "Los arquitectos en un tour de force nada fácil, han planteado y han resuelto con rigor y con brillantez un problema crucial en la arquitectura contemporánea, en la siempre debatida relación entre arquitectura y naturaleza. Les pedían unos edificios para alojar diferentes servicios de la Universidad y ellos les han dado una Plaza Mayor. ...han inclinado y plegado y girado y torcido, siempre con criterio, y han construido, insisto, un trozo de Naturaleza en continuidad con lo existente. Han construido su propio paisaje..."

  

www.mtmarquitectos.com/

mtmarquitectos-blog-curriculum.blogspot.com.es/

www.metalocus.es/content/es/blog/edificio-de-servicios-pl...

212.145.146.10/ejercicio/concursos/concursos_ocam/120517_...

www.bienalarquitectura.es/index.php/portfolio/fre0182/

 

flickriver.com/photos/javier1949/popular-interesting/

 

Plaza Mayor de la Universidad Autónoma de Madrid

 

Edificio de Servicios “Plaza Mayor”. C/ Einstein s/n Campus de Cantoblanco. Universidad Autónoma de Madrid.

 

MTM Arquitectos “Madrid Territorio Mutante” Javier Fresneda & Javier Sanjuán.

Coordinador del Proyecto: Miguel García-Redondo Villar. Arquitectos MTM: Carmen Antón, Laura Casas, Ana Arriero, Jesús Barranco, Álvaro Maestro. Concurso, Proyectos Básico y de Ejecución 2007. Obras 2009-2012

 

MTM Arquitectos describe el proyecto desde la Memoria del mismo:

Objetivo de la obra: Plaza Mayor. La ciudad donde construimos esta Plaza Mayor tiene un apellido específico, es una Ciudad Universitaria. La Universidad Autónoma de Madrid ha crecido alrededor de un espacio central de encuentro y circulación, un bulevar verde convertido en su espina dorsal. En uno de sus extremos la estación de cercanías que comunica con la madrileña Puerta del Sol; en el otro, la “Plaza Mayor”.

 

La “Plaza Mayor” es el nuevo centro de servicios de la Universidad por lo que debe manifestar su carácter simbólico y representativo, sirviendo de referencia dentro de la estructura del Campus. La Plaza se soluciona en continuidad con el lugar, proponiendo un nuevo paisaje, soporte de las actividades existentes e incitador de nuevas situaciones. Apoyándonos en el desnivel existente en la parcela y la potencia del bulevar verde que conforma el acceso a las facultades históricas, se construye una plataforma plegada. El bulevar se prolonga así a través de una calle jardín equipada, girando alrededor de una plaza.

 

Sobre el nivel del terreno natural, por debajo de la rasante, se implanta el aparcamiento, reduciendo al máximo el volumen de excavación, facilitando su ventilación natural a través de los taludes vegetados perimetrales existentes. Respetando estos “amortiguadores naturales” y sobre el nivel inferior, se construyen dos plataformas intermedias donde se produce la agrupación de programas y la variedad de accesos peatonales a nivel de las calles. Las torres de comunicación se elevan funcionando como hitos urbanos dentro del conjunto, creando un punto de inflexión perimetral que anuncian los 7 puentes. Torres y puentes son entradas, conexiones y acontecimientos que incitan a descubrir el vacío interior: la “Plaza Mayor”. Dentro, a su alrededor, los grandes vuelos construyen calles cubiertas que incrementan la versatilidad del espacio protegiendo de sol y la lluvia.

 

Hay cinco elementos materiales que refuerzan la continuidad bulevar, calle y plaza: El pavimento público: hormigón desactivado in situ y prefabricado, plantación vegetal, césped artificial y pavimentos de caucho. El final del bulevar existente es el comienzo del proyecto y desde ahí una lengua continua de hormigón recorre todo el sistema, rampas, plataformas y escaleras. Sobre esta se recorta la huella de otras actividades y otros materiales.

 

El cerramiento al exterior de la plaza: policarbonato gris atérmico cargado de resinas metalizadas, piel homogénea y cambiante, desde sus tratamientos específicos y los matices introducidos por las condiciones atmosféricas. El cerramiento al interior: Vidrios en cámara incoloros que abren la actividad al interior como un mercado contemporáneo de servicios. Las compartimentaciones interiores: vidrios laminados, ligeros, y casi imperceptibles, que intentan desaparecer, reforzando la percepción unitaria de cada isla sobre las plataformas; compartimentaciones que no llegan físicamente a tocar la piel exterior de vidrio y policarbonato. Los puntos de color que forman los vidrios templados, en azules, verdes y oros, agrupados formando gemas, puntúan los volúmenes uniformes alrededor de la paleta de grises y tostados utilizados en toda la obra.

 

Las plataformas, son la infraestructura a la espera de incorporar un programa. La solución estructural facilita la coexistencia de una geometría irregular y quebrada, diferente en cada nivel, los distintos usos programáticos inicialmente requeridos y la continuidad de movimientos entre ellos. Ante un problema complejo la solución estructural es sencilla: un básico sistema de retícula de pilares portantes y losas postesadas de hormigón. La retícula de 5x5 m se mostró la más eficiente y la que mejor se adaptaba a las singularidades de las diferentes plataformas, desde el nivel inferior con la distribución funcional de los aparcamientos, hasta las superiores, más liberadas, permiten reducir la presencia de pilares y adoptar luces de hasta 12,00 m o voladizos de 5,00 m, al compensar los esfuerzos y variar sus diámetros.

 

La prolongación del paisaje natural que identifica al Campus Universitario se consigue a través de la última plataforma-cubierta. La cubierta ya no lo es, adopta un nuevo carácter más urbano, artificial y equipado. Las situaciones y relaciones que se dan en el bulevar del Campus se reinterpretan y transforman, proponiendo ahora nuevas áreas de oportunidad e intercambio para estudiantes, profesores y visitantes, dotándolo de nuevos soportes e instalaciones para que el espacio sea vivido, valorado y usado de forma continua. Los materiales sobre la nueva calle se adaptarán a las nuevas topografías configurando dunas, pliegues, playas o recortes; con texturas diversas, blandas, rugosas, peludas y colores acentuados, verdes, naranjas, negros, o arena, con líneas de iluminación, báculos elevados conectados al reloj solar, terrazas y kioscos. Y como con la soltura del primer croquis, se dibuja una línea naranja que con su geometría no lineal desmaterializa el borde convirtiéndolo en una línea de conexión con el paisaje del campus y con la lejana presencia de la sierra madrileña.

 

La ONCE y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) han otorgado a esta Plaza Mayor el primer premio del “Concurso para la selección de actuaciones de Arquitectura e Ingeniería con una Accesibilidad ejemplar” por ser un ejemplo de máxima calidad en el campo de la arquitectura y la ingeniería a nivel nacional, dando prioridad al acceso de personas con discapacidad.

Además de su fácil accesibilidad, otro de los criterios fundamentales de la construcción del edificio es la máxima funcionalidad, eficiencia energética y singularidad de sus dependencias. 26 paneles térmicos y 92 paneles fotovoltaicos permiten el ahorro energético y la optimización de los recursos medioambientales del edificio y se destinan al abastecimiento parcial de las instalaciones.

Las características arquitectónicas del edificio contemplan un diseño que alberga 4.000 m2 distribuidos en cuatro plantas, de las cuales la mitad están cubiertas por soportales y en cuyo sótano se ubican cerca de 200 plazas de aparcamiento. Los servicios disponibles en las instalaciones son la Oficina de Orientación y Atención al Estudiante, la Sección de Acceso, Admisión y Traslados, la Sección de Becas y Ayudas al Estudio, la Oficina de Relaciones Internacionales y Movilidad, la Oficina de Acogidas Internacionales, la Oficina de Acción Solidaria y Cooperación, la Oficina de Prácticas Externas y Orientación para el Empleo, el Centro de Atención a Usuarios y la Oficina de Ecocampus. Además se encuentran operativos un auditorio y una sala de exposiciones, Cafeterías/Restaurantes, Farmacia/Óptica, Librería/Papelería, Agencia de Viajes, entidad bancaria y Centro de Servicios Documentales.

 

En palabras de Alberto Campo Baeza, miembro del jurado del concurso "Los arquitectos en un tour de force nada fácil, han planteado y han resuelto con rigor y con brillantez un problema crucial en la arquitectura contemporánea, en la siempre debatida relación entre arquitectura y naturaleza. Les pedían unos edificios para alojar diferentes servicios de la Universidad y ellos les han dado una Plaza Mayor. ...han inclinado y plegado y girado y torcido, siempre con criterio, y han construido, insisto, un trozo de Naturaleza en continuidad con lo existente. Han construido su propio paisaje..."

  

www.mtmarquitectos.com/

mtmarquitectos-blog-curriculum.blogspot.com.es/

www.metalocus.es/content/es/blog/edificio-de-servicios-pl...

212.145.146.10/ejercicio/concursos/concursos_ocam/120517_...

www.bienalarquitectura.es/index.php/portfolio/fre0182/

 

flickriver.com/photos/javier1949/popular-interesting/

 

Plaza Mayor de la Universidad Autónoma de Madrid

 

Edificio de Servicios “Plaza Mayor”. C/ Einstein s/n Campus de Cantoblanco. Universidad Autónoma de Madrid.

 

MTM Arquitectos “Madrid Territorio Mutante” Javier Fresneda & Javier Sanjuán.

Coordinador del Proyecto: Miguel García-Redondo Villar. Arquitectos MTM: Carmen Antón, Laura Casas, Ana Arriero, Jesús Barranco, Álvaro Maestro. Concurso, Proyectos Básico y de Ejecución 2007. Obras 2009-2012

 

MTM Arquitectos describe el proyecto desde la Memoria del mismo:

Objetivo de la obra: Plaza Mayor. La ciudad donde construimos esta Plaza Mayor tiene un apellido específico, es una Ciudad Universitaria. La Universidad Autónoma de Madrid ha crecido alrededor de un espacio central de encuentro y circulación, un bulevar verde convertido en su espina dorsal. En uno de sus extremos la estación de cercanías que comunica con la madrileña Puerta del Sol; en el otro, la “Plaza Mayor”.

 

La “Plaza Mayor” es el nuevo centro de servicios de la Universidad por lo que debe manifestar su carácter simbólico y representativo, sirviendo de referencia dentro de la estructura del Campus. La Plaza se soluciona en continuidad con el lugar, proponiendo un nuevo paisaje, soporte de las actividades existentes e incitador de nuevas situaciones. Apoyándonos en el desnivel existente en la parcela y la potencia del bulevar verde que conforma el acceso a las facultades históricas, se construye una plataforma plegada. El bulevar se prolonga así a través de una calle jardín equipada, girando alrededor de una plaza.

 

Sobre el nivel del terreno natural, por debajo de la rasante, se implanta el aparcamiento, reduciendo al máximo el volumen de excavación, facilitando su ventilación natural a través de los taludes vegetados perimetrales existentes. Respetando estos “amortiguadores naturales” y sobre el nivel inferior, se construyen dos plataformas intermedias donde se produce la agrupación de programas y la variedad de accesos peatonales a nivel de las calles. Las torres de comunicación se elevan funcionando como hitos urbanos dentro del conjunto, creando un punto de inflexión perimetral que anuncian los 7 puentes. Torres y puentes son entradas, conexiones y acontecimientos que incitan a descubrir el vacío interior: la “Plaza Mayor”. Dentro, a su alrededor, los grandes vuelos construyen calles cubiertas que incrementan la versatilidad del espacio protegiendo de sol y la lluvia.

 

Hay cinco elementos materiales que refuerzan la continuidad bulevar, calle y plaza: El pavimento público: hormigón desactivado in situ y prefabricado, plantación vegetal, césped artificial y pavimentos de caucho. El final del bulevar existente es el comienzo del proyecto y desde ahí una lengua continua de hormigón recorre todo el sistema, rampas, plataformas y escaleras. Sobre esta se recorta la huella de otras actividades y otros materiales.

 

El cerramiento al exterior de la plaza: policarbonato gris atérmico cargado de resinas metalizadas, piel homogénea y cambiante, desde sus tratamientos específicos y los matices introducidos por las condiciones atmosféricas. El cerramiento al interior: Vidrios en cámara incoloros que abren la actividad al interior como un mercado contemporáneo de servicios. Las compartimentaciones interiores: vidrios laminados, ligeros, y casi imperceptibles, que intentan desaparecer, reforzando la percepción unitaria de cada isla sobre las plataformas; compartimentaciones que no llegan físicamente a tocar la piel exterior de vidrio y policarbonato. Los puntos de color que forman los vidrios templados, en azules, verdes y oros, agrupados formando gemas, puntúan los volúmenes uniformes alrededor de la paleta de grises y tostados utilizados en toda la obra.

 

Las plataformas, son la infraestructura a la espera de incorporar un programa. La solución estructural facilita la coexistencia de una geometría irregular y quebrada, diferente en cada nivel, los distintos usos programáticos inicialmente requeridos y la continuidad de movimientos entre ellos. Ante un problema complejo la solución estructural es sencilla: un básico sistema de retícula de pilares portantes y losas postesadas de hormigón. La retícula de 5x5 m se mostró la más eficiente y la que mejor se adaptaba a las singularidades de las diferentes plataformas, desde el nivel inferior con la distribución funcional de los aparcamientos, hasta las superiores, más liberadas, permiten reducir la presencia de pilares y adoptar luces de hasta 12,00 m o voladizos de 5,00 m, al compensar los esfuerzos y variar sus diámetros.

 

La prolongación del paisaje natural que identifica al Campus Universitario se consigue a través de la última plataforma-cubierta. La cubierta ya no lo es, adopta un nuevo carácter más urbano, artificial y equipado. Las situaciones y relaciones que se dan en el bulevar del Campus se reinterpretan y transforman, proponiendo ahora nuevas áreas de oportunidad e intercambio para estudiantes, profesores y visitantes, dotándolo de nuevos soportes e instalaciones para que el espacio sea vivido, valorado y usado de forma continua. Los materiales sobre la nueva calle se adaptarán a las nuevas topografías configurando dunas, pliegues, playas o recortes; con texturas diversas, blandas, rugosas, peludas y colores acentuados, verdes, naranjas, negros, o arena, con líneas de iluminación, báculos elevados conectados al reloj solar, terrazas y kioscos. Y como con la soltura del primer croquis, se dibuja una línea naranja que con su geometría no lineal desmaterializa el borde convirtiéndolo en una línea de conexión con el paisaje del campus y con la lejana presencia de la sierra madrileña.

 

La ONCE y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) han otorgado a esta Plaza Mayor el primer premio del “Concurso para la selección de actuaciones de Arquitectura e Ingeniería con una Accesibilidad ejemplar” por ser un ejemplo de máxima calidad en el campo de la arquitectura y la ingeniería a nivel nacional, dando prioridad al acceso de personas con discapacidad.

Además de su fácil accesibilidad, otro de los criterios fundamentales de la construcción del edificio es la máxima funcionalidad, eficiencia energética y singularidad de sus dependencias. 26 paneles térmicos y 92 paneles fotovoltaicos permiten el ahorro energético y la optimización de los recursos medioambientales del edificio y se destinan al abastecimiento parcial de las instalaciones.

Las características arquitectónicas del edificio contemplan un diseño que alberga 4.000 m2 distribuidos en cuatro plantas, de las cuales la mitad están cubiertas por soportales y en cuyo sótano se ubican cerca de 200 plazas de aparcamiento. Los servicios disponibles en las instalaciones son la Oficina de Orientación y Atención al Estudiante, la Sección de Acceso, Admisión y Traslados, la Sección de Becas y Ayudas al Estudio, la Oficina de Relaciones Internacionales y Movilidad, la Oficina de Acogidas Internacionales, la Oficina de Acción Solidaria y Cooperación, la Oficina de Prácticas Externas y Orientación para el Empleo, el Centro de Atención a Usuarios y la Oficina de Ecocampus. Además se encuentran operativos un auditorio y una sala de exposiciones, Cafeterías/Restaurantes, Farmacia/Óptica, Librería/Papelería, Agencia de Viajes, entidad bancaria y Centro de Servicios Documentales.

 

En palabras de Alberto Campo Baeza, miembro del jurado del concurso "Los arquitectos en un tour de force nada fácil, han planteado y han resuelto con rigor y con brillantez un problema crucial en la arquitectura contemporánea, en la siempre debatida relación entre arquitectura y naturaleza. Les pedían unos edificios para alojar diferentes servicios de la Universidad y ellos les han dado una Plaza Mayor. ...han inclinado y plegado y girado y torcido, siempre con criterio, y han construido, insisto, un trozo de Naturaleza en continuidad con lo existente. Han construido su propio paisaje..."

  

www.mtmarquitectos.com/

mtmarquitectos-blog-curriculum.blogspot.com.es/

www.metalocus.es/content/es/blog/edificio-de-servicios-pl...

212.145.146.10/ejercicio/concursos/concursos_ocam/120517_...

www.bienalarquitectura.es/index.php/portfolio/fre0182/

 

flickriver.com/photos/javier1949/popular-interesting/

 

Plaza Mayor de la Universidad Autónoma de Madrid

 

Edificio de Servicios “Plaza Mayor”. C/ Einstein s/n Campus de Cantoblanco. Universidad Autónoma de Madrid.

 

MTM Arquitectos “Madrid Territorio Mutante” Javier Fresneda & Javier Sanjuán.

Coordinador del Proyecto: Miguel García-Redondo Villar. Arquitectos MTM: Carmen Antón, Laura Casas, Ana Arriero, Jesús Barranco, Álvaro Maestro. Concurso, Proyectos Básico y de Ejecución 2007. Obras 2009-2012

 

MTM Arquitectos describe el proyecto desde la Memoria del mismo:

Objetivo de la obra: Plaza Mayor. La ciudad donde construimos esta Plaza Mayor tiene un apellido específico, es una Ciudad Universitaria. La Universidad Autónoma de Madrid ha crecido alrededor de un espacio central de encuentro y circulación, un bulevar verde convertido en su espina dorsal. En uno de sus extremos la estación de cercanías que comunica con la madrileña Puerta del Sol; en el otro, la “Plaza Mayor”.

 

La “Plaza Mayor” es el nuevo centro de servicios de la Universidad por lo que debe manifestar su carácter simbólico y representativo, sirviendo de referencia dentro de la estructura del Campus. La Plaza se soluciona en continuidad con el lugar, proponiendo un nuevo paisaje, soporte de las actividades existentes e incitador de nuevas situaciones. Apoyándonos en el desnivel existente en la parcela y la potencia del bulevar verde que conforma el acceso a las facultades históricas, se construye una plataforma plegada. El bulevar se prolonga así a través de una calle jardín equipada, girando alrededor de una plaza.

 

Sobre el nivel del terreno natural, por debajo de la rasante, se implanta el aparcamiento, reduciendo al máximo el volumen de excavación, facilitando su ventilación natural a través de los taludes vegetados perimetrales existentes. Respetando estos “amortiguadores naturales” y sobre el nivel inferior, se construyen dos plataformas intermedias donde se produce la agrupación de programas y la variedad de accesos peatonales a nivel de las calles. Las torres de comunicación se elevan funcionando como hitos urbanos dentro del conjunto, creando un punto de inflexión perimetral que anuncian los 7 puentes. Torres y puentes son entradas, conexiones y acontecimientos que incitan a descubrir el vacío interior: la “Plaza Mayor”. Dentro, a su alrededor, los grandes vuelos construyen calles cubiertas que incrementan la versatilidad del espacio protegiendo de sol y la lluvia.

 

Hay cinco elementos materiales que refuerzan la continuidad bulevar, calle y plaza: El pavimento público: hormigón desactivado in situ y prefabricado, plantación vegetal, césped artificial y pavimentos de caucho. El final del bulevar existente es el comienzo del proyecto y desde ahí una lengua continua de hormigón recorre todo el sistema, rampas, plataformas y escaleras. Sobre esta se recorta la huella de otras actividades y otros materiales.

 

El cerramiento al exterior de la plaza: policarbonato gris atérmico cargado de resinas metalizadas, piel homogénea y cambiante, desde sus tratamientos específicos y los matices introducidos por las condiciones atmosféricas. El cerramiento al interior: Vidrios en cámara incoloros que abren la actividad al interior como un mercado contemporáneo de servicios. Las compartimentaciones interiores: vidrios laminados, ligeros, y casi imperceptibles, que intentan desaparecer, reforzando la percepción unitaria de cada isla sobre las plataformas; compartimentaciones que no llegan físicamente a tocar la piel exterior de vidrio y policarbonato. Los puntos de color que forman los vidrios templados, en azules, verdes y oros, agrupados formando gemas, puntúan los volúmenes uniformes alrededor de la paleta de grises y tostados utilizados en toda la obra.

 

Las plataformas, son la infraestructura a la espera de incorporar un programa. La solución estructural facilita la coexistencia de una geometría irregular y quebrada, diferente en cada nivel, los distintos usos programáticos inicialmente requeridos y la continuidad de movimientos entre ellos. Ante un problema complejo la solución estructural es sencilla: un básico sistema de retícula de pilares portantes y losas postesadas de hormigón. La retícula de 5x5 m se mostró la más eficiente y la que mejor se adaptaba a las singularidades de las diferentes plataformas, desde el nivel inferior con la distribución funcional de los aparcamientos, hasta las superiores, más liberadas, permiten reducir la presencia de pilares y adoptar luces de hasta 12,00 m o voladizos de 5,00 m, al compensar los esfuerzos y variar sus diámetros.

 

La prolongación del paisaje natural que identifica al Campus Universitario se consigue a través de la última plataforma-cubierta. La cubierta ya no lo es, adopta un nuevo carácter más urbano, artificial y equipado. Las situaciones y relaciones que se dan en el bulevar del Campus se reinterpretan y transforman, proponiendo ahora nuevas áreas de oportunidad e intercambio para estudiantes, profesores y visitantes, dotándolo de nuevos soportes e instalaciones para que el espacio sea vivido, valorado y usado de forma continua. Los materiales sobre la nueva calle se adaptarán a las nuevas topografías configurando dunas, pliegues, playas o recortes; con texturas diversas, blandas, rugosas, peludas y colores acentuados, verdes, naranjas, negros, o arena, con líneas de iluminación, báculos elevados conectados al reloj solar, terrazas y kioscos. Y como con la soltura del primer croquis, se dibuja una línea naranja que con su geometría no lineal desmaterializa el borde convirtiéndolo en una línea de conexión con el paisaje del campus y con la lejana presencia de la sierra madrileña.

 

La ONCE y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) han otorgado a esta Plaza Mayor el primer premio del “Concurso para la selección de actuaciones de Arquitectura e Ingeniería con una Accesibilidad ejemplar” por ser un ejemplo de máxima calidad en el campo de la arquitectura y la ingeniería a nivel nacional, dando prioridad al acceso de personas con discapacidad.

Además de su fácil accesibilidad, otro de los criterios fundamentales de la construcción del edificio es la máxima funcionalidad, eficiencia energética y singularidad de sus dependencias. 26 paneles térmicos y 92 paneles fotovoltaicos permiten el ahorro energético y la optimización de los recursos medioambientales del edificio y se destinan al abastecimiento parcial de las instalaciones.

Las características arquitectónicas del edificio contemplan un diseño que alberga 4.000 m2 distribuidos en cuatro plantas, de las cuales la mitad están cubiertas por soportales y en cuyo sótano se ubican cerca de 200 plazas de aparcamiento. Los servicios disponibles en las instalaciones son la Oficina de Orientación y Atención al Estudiante, la Sección de Acceso, Admisión y Traslados, la Sección de Becas y Ayudas al Estudio, la Oficina de Relaciones Internacionales y Movilidad, la Oficina de Acogidas Internacionales, la Oficina de Acción Solidaria y Cooperación, la Oficina de Prácticas Externas y Orientación para el Empleo, el Centro de Atención a Usuarios y la Oficina de Ecocampus. Además se encuentran operativos un auditorio y una sala de exposiciones, Cafeterías/Restaurantes, Farmacia/Óptica, Librería/Papelería, Agencia de Viajes, entidad bancaria y Centro de Servicios Documentales.

 

En palabras de Alberto Campo Baeza, miembro del jurado del concurso "Los arquitectos en un tour de force nada fácil, han planteado y han resuelto con rigor y con brillantez un problema crucial en la arquitectura contemporánea, en la siempre debatida relación entre arquitectura y naturaleza. Les pedían unos edificios para alojar diferentes servicios de la Universidad y ellos les han dado una Plaza Mayor. ...han inclinado y plegado y girado y torcido, siempre con criterio, y han construido, insisto, un trozo de Naturaleza en continuidad con lo existente. Han construido su propio paisaje..."

  

www.mtmarquitectos.com/

mtmarquitectos-blog-curriculum.blogspot.com.es/

www.metalocus.es/content/es/blog/edificio-de-servicios-pl...

212.145.146.10/ejercicio/concursos/concursos_ocam/120517_...

www.bienalarquitectura.es/index.php/portfolio/fre0182/

 

Quito, 05 de noviembre 2019.- Informe para Primer Debate del Proyecto de Ley Orgánica para la Transparencia Fiscal, Optimización del Gasto Tributario, Fomento a la Creación de Empleo, Afianzamiento de los Sistemas Monetario y Financiero, y Manejo Responsable de las Finanzas Públicas, Interviene asambleísta Elizabeth Cabezas. Fotos: Fernando Sandoval / Asamblea Nacional

  

Quito, 05 de noviembre 2019.- Informe para Primer Debate del Proyecto de Ley Orgánica para la Transparencia Fiscal, Optimización del Gasto Tributario, Fomento a la Creación de Empleo, Afianzamiento de los Sistemas Monetario y Financiero, y Manejo Responsable de las Finanzas Públicas, Interviene asambleísta Gabriela Larreátegui. Fotos: Fernando Lagla / Asamblea Nacional

 

flickriver.com/photos/javier1949/popular-interesting/

 

Plaza Mayor de la Universidad Autónoma de Madrid

 

Edificio de Servicios “Plaza Mayor”. C/ Einstein s/n Campus de Cantoblanco. Universidad Autónoma de Madrid.

 

MTM Arquitectos “Madrid Territorio Mutante” Javier Fresneda & Javier Sanjuán.

Coordinador del Proyecto: Miguel García-Redondo Villar. Arquitectos MTM: Carmen Antón, Laura Casas, Ana Arriero, Jesús Barranco, Álvaro Maestro. Concurso, Proyectos Básico y de Ejecución 2007. Obras 2009-2012

 

MTM Arquitectos describe el proyecto desde la Memoria del mismo:

Objetivo de la obra: Plaza Mayor. La ciudad donde construimos esta Plaza Mayor tiene un apellido específico, es una Ciudad Universitaria. La Universidad Autónoma de Madrid ha crecido alrededor de un espacio central de encuentro y circulación, un bulevar verde convertido en su espina dorsal. En uno de sus extremos la estación de cercanías que comunica con la madrileña Puerta del Sol; en el otro, la “Plaza Mayor”.

 

La “Plaza Mayor” es el nuevo centro de servicios de la Universidad por lo que debe manifestar su carácter simbólico y representativo, sirviendo de referencia dentro de la estructura del Campus. La Plaza se soluciona en continuidad con el lugar, proponiendo un nuevo paisaje, soporte de las actividades existentes e incitador de nuevas situaciones. Apoyándonos en el desnivel existente en la parcela y la potencia del bulevar verde que conforma el acceso a las facultades históricas, se construye una plataforma plegada. El bulevar se prolonga así a través de una calle jardín equipada, girando alrededor de una plaza.

 

Sobre el nivel del terreno natural, por debajo de la rasante, se implanta el aparcamiento, reduciendo al máximo el volumen de excavación, facilitando su ventilación natural a través de los taludes vegetados perimetrales existentes. Respetando estos “amortiguadores naturales” y sobre el nivel inferior, se construyen dos plataformas intermedias donde se produce la agrupación de programas y la variedad de accesos peatonales a nivel de las calles. Las torres de comunicación se elevan funcionando como hitos urbanos dentro del conjunto, creando un punto de inflexión perimetral que anuncian los 7 puentes. Torres y puentes son entradas, conexiones y acontecimientos que incitan a descubrir el vacío interior: la “Plaza Mayor”. Dentro, a su alrededor, los grandes vuelos construyen calles cubiertas que incrementan la versatilidad del espacio protegiendo de sol y la lluvia.

 

Hay cinco elementos materiales que refuerzan la continuidad bulevar, calle y plaza: El pavimento público: hormigón desactivado in situ y prefabricado, plantación vegetal, césped artificial y pavimentos de caucho. El final del bulevar existente es el comienzo del proyecto y desde ahí una lengua continua de hormigón recorre todo el sistema, rampas, plataformas y escaleras. Sobre esta se recorta la huella de otras actividades y otros materiales.

 

El cerramiento al exterior de la plaza: policarbonato gris atérmico cargado de resinas metalizadas, piel homogénea y cambiante, desde sus tratamientos específicos y los matices introducidos por las condiciones atmosféricas. El cerramiento al interior: Vidrios en cámara incoloros que abren la actividad al interior como un mercado contemporáneo de servicios. Las compartimentaciones interiores: vidrios laminados, ligeros, y casi imperceptibles, que intentan desaparecer, reforzando la percepción unitaria de cada isla sobre las plataformas; compartimentaciones que no llegan físicamente a tocar la piel exterior de vidrio y policarbonato. Los puntos de color que forman los vidrios templados, en azules, verdes y oros, agrupados formando gemas, puntúan los volúmenes uniformes alrededor de la paleta de grises y tostados utilizados en toda la obra.

 

Las plataformas, son la infraestructura a la espera de incorporar un programa. La solución estructural facilita la coexistencia de una geometría irregular y quebrada, diferente en cada nivel, los distintos usos programáticos inicialmente requeridos y la continuidad de movimientos entre ellos. Ante un problema complejo la solución estructural es sencilla: un básico sistema de retícula de pilares portantes y losas postesadas de hormigón. La retícula de 5x5 m se mostró la más eficiente y la que mejor se adaptaba a las singularidades de las diferentes plataformas, desde el nivel inferior con la distribución funcional de los aparcamientos, hasta las superiores, más liberadas, permiten reducir la presencia de pilares y adoptar luces de hasta 12,00 m o voladizos de 5,00 m, al compensar los esfuerzos y variar sus diámetros.

 

La prolongación del paisaje natural que identifica al Campus Universitario se consigue a través de la última plataforma-cubierta. La cubierta ya no lo es, adopta un nuevo carácter más urbano, artificial y equipado. Las situaciones y relaciones que se dan en el bulevar del Campus se reinterpretan y transforman, proponiendo ahora nuevas áreas de oportunidad e intercambio para estudiantes, profesores y visitantes, dotándolo de nuevos soportes e instalaciones para que el espacio sea vivido, valorado y usado de forma continua. Los materiales sobre la nueva calle se adaptarán a las nuevas topografías configurando dunas, pliegues, playas o recortes; con texturas diversas, blandas, rugosas, peludas y colores acentuados, verdes, naranjas, negros, o arena, con líneas de iluminación, báculos elevados conectados al reloj solar, terrazas y kioscos. Y como con la soltura del primer croquis, se dibuja una línea naranja que con su geometría no lineal desmaterializa el borde convirtiéndolo en una línea de conexión con el paisaje del campus y con la lejana presencia de la sierra madrileña.

 

La ONCE y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) han otorgado a esta Plaza Mayor el primer premio del “Concurso para la selección de actuaciones de Arquitectura e Ingeniería con una Accesibilidad ejemplar” por ser un ejemplo de máxima calidad en el campo de la arquitectura y la ingeniería a nivel nacional, dando prioridad al acceso de personas con discapacidad.

Además de su fácil accesibilidad, otro de los criterios fundamentales de la construcción del edificio es la máxima funcionalidad, eficiencia energética y singularidad de sus dependencias. 26 paneles térmicos y 92 paneles fotovoltaicos permiten el ahorro energético y la optimización de los recursos medioambientales del edificio y se destinan al abastecimiento parcial de las instalaciones.

Las características arquitectónicas del edificio contemplan un diseño que alberga 4.000 m2 distribuidos en cuatro plantas, de las cuales la mitad están cubiertas por soportales y en cuyo sótano se ubican cerca de 200 plazas de aparcamiento. Los servicios disponibles en las instalaciones son la Oficina de Orientación y Atención al Estudiante, la Sección de Acceso, Admisión y Traslados, la Sección de Becas y Ayudas al Estudio, la Oficina de Relaciones Internacionales y Movilidad, la Oficina de Acogidas Internacionales, la Oficina de Acción Solidaria y Cooperación, la Oficina de Prácticas Externas y Orientación para el Empleo, el Centro de Atención a Usuarios y la Oficina de Ecocampus. Además se encuentran operativos un auditorio y una sala de exposiciones, Cafeterías/Restaurantes, Farmacia/Óptica, Librería/Papelería, Agencia de Viajes, entidad bancaria y Centro de Servicios Documentales.

 

En palabras de Alberto Campo Baeza, miembro del jurado del concurso "Los arquitectos en un tour de force nada fácil, han planteado y han resuelto con rigor y con brillantez un problema crucial en la arquitectura contemporánea, en la siempre debatida relación entre arquitectura y naturaleza. Les pedían unos edificios para alojar diferentes servicios de la Universidad y ellos les han dado una Plaza Mayor. ...han inclinado y plegado y girado y torcido, siempre con criterio, y han construido, insisto, un trozo de Naturaleza en continuidad con lo existente. Han construido su propio paisaje..."

  

www.mtmarquitectos.com/

mtmarquitectos-blog-curriculum.blogspot.com.es/

www.metalocus.es/content/es/blog/edificio-de-servicios-pl...

212.145.146.10/ejercicio/concursos/concursos_ocam/120517_...

www.bienalarquitectura.es/index.php/portfolio/fre0182/

 

flickriver.com/photos/javier1949/popular-interesting/

 

Plaza Mayor de la Universidad Autónoma de Madrid

 

Edificio de Servicios “Plaza Mayor”. C/ Einstein s/n Campus de Cantoblanco. Universidad Autónoma de Madrid.

 

MTM Arquitectos “Madrid Territorio Mutante” Javier Fresneda & Javier Sanjuán.

Coordinador del Proyecto: Miguel García-Redondo Villar. Arquitectos MTM: Carmen Antón, Laura Casas, Ana Arriero, Jesús Barranco, Álvaro Maestro. Concurso, Proyectos Básico y de Ejecución 2007. Obras 2009-2012

 

MTM Arquitectos describe el proyecto desde la Memoria del mismo:

Objetivo de la obra: Plaza Mayor. La ciudad donde construimos esta Plaza Mayor tiene un apellido específico, es una Ciudad Universitaria. La Universidad Autónoma de Madrid ha crecido alrededor de un espacio central de encuentro y circulación, un bulevar verde convertido en su espina dorsal. En uno de sus extremos la estación de cercanías que comunica con la madrileña Puerta del Sol; en el otro, la “Plaza Mayor”.

 

La “Plaza Mayor” es el nuevo centro de servicios de la Universidad por lo que debe manifestar su carácter simbólico y representativo, sirviendo de referencia dentro de la estructura del Campus. La Plaza se soluciona en continuidad con el lugar, proponiendo un nuevo paisaje, soporte de las actividades existentes e incitador de nuevas situaciones. Apoyándonos en el desnivel existente en la parcela y la potencia del bulevar verde que conforma el acceso a las facultades históricas, se construye una plataforma plegada. El bulevar se prolonga así a través de una calle jardín equipada, girando alrededor de una plaza.

 

Sobre el nivel del terreno natural, por debajo de la rasante, se implanta el aparcamiento, reduciendo al máximo el volumen de excavación, facilitando su ventilación natural a través de los taludes vegetados perimetrales existentes. Respetando estos “amortiguadores naturales” y sobre el nivel inferior, se construyen dos plataformas intermedias donde se produce la agrupación de programas y la variedad de accesos peatonales a nivel de las calles. Las torres de comunicación se elevan funcionando como hitos urbanos dentro del conjunto, creando un punto de inflexión perimetral que anuncian los 7 puentes. Torres y puentes son entradas, conexiones y acontecimientos que incitan a descubrir el vacío interior: la “Plaza Mayor”. Dentro, a su alrededor, los grandes vuelos construyen calles cubiertas que incrementan la versatilidad del espacio protegiendo de sol y la lluvia.

 

Hay cinco elementos materiales que refuerzan la continuidad bulevar, calle y plaza: El pavimento público: hormigón desactivado in situ y prefabricado, plantación vegetal, césped artificial y pavimentos de caucho. El final del bulevar existente es el comienzo del proyecto y desde ahí una lengua continua de hormigón recorre todo el sistema, rampas, plataformas y escaleras. Sobre esta se recorta la huella de otras actividades y otros materiales.

 

El cerramiento al exterior de la plaza: policarbonato gris atérmico cargado de resinas metalizadas, piel homogénea y cambiante, desde sus tratamientos específicos y los matices introducidos por las condiciones atmosféricas. El cerramiento al interior: Vidrios en cámara incoloros que abren la actividad al interior como un mercado contemporáneo de servicios. Las compartimentaciones interiores: vidrios laminados, ligeros, y casi imperceptibles, que intentan desaparecer, reforzando la percepción unitaria de cada isla sobre las plataformas; compartimentaciones que no llegan físicamente a tocar la piel exterior de vidrio y policarbonato. Los puntos de color que forman los vidrios templados, en azules, verdes y oros, agrupados formando gemas, puntúan los volúmenes uniformes alrededor de la paleta de grises y tostados utilizados en toda la obra.

 

Las plataformas, son la infraestructura a la espera de incorporar un programa. La solución estructural facilita la coexistencia de una geometría irregular y quebrada, diferente en cada nivel, los distintos usos programáticos inicialmente requeridos y la continuidad de movimientos entre ellos. Ante un problema complejo la solución estructural es sencilla: un básico sistema de retícula de pilares portantes y losas postesadas de hormigón. La retícula de 5x5 m se mostró la más eficiente y la que mejor se adaptaba a las singularidades de las diferentes plataformas, desde el nivel inferior con la distribución funcional de los aparcamientos, hasta las superiores, más liberadas, permiten reducir la presencia de pilares y adoptar luces de hasta 12,00 m o voladizos de 5,00 m, al compensar los esfuerzos y variar sus diámetros.

 

La prolongación del paisaje natural que identifica al Campus Universitario se consigue a través de la última plataforma-cubierta. La cubierta ya no lo es, adopta un nuevo carácter más urbano, artificial y equipado. Las situaciones y relaciones que se dan en el bulevar del Campus se reinterpretan y transforman, proponiendo ahora nuevas áreas de oportunidad e intercambio para estudiantes, profesores y visitantes, dotándolo de nuevos soportes e instalaciones para que el espacio sea vivido, valorado y usado de forma continua. Los materiales sobre la nueva calle se adaptarán a las nuevas topografías configurando dunas, pliegues, playas o recortes; con texturas diversas, blandas, rugosas, peludas y colores acentuados, verdes, naranjas, negros, o arena, con líneas de iluminación, báculos elevados conectados al reloj solar, terrazas y kioscos. Y como con la soltura del primer croquis, se dibuja una línea naranja que con su geometría no lineal desmaterializa el borde convirtiéndolo en una línea de conexión con el paisaje del campus y con la lejana presencia de la sierra madrileña.

 

La ONCE y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) han otorgado a esta Plaza Mayor el primer premio del “Concurso para la selección de actuaciones de Arquitectura e Ingeniería con una Accesibilidad ejemplar” por ser un ejemplo de máxima calidad en el campo de la arquitectura y la ingeniería a nivel nacional, dando prioridad al acceso de personas con discapacidad.

Además de su fácil accesibilidad, otro de los criterios fundamentales de la construcción del edificio es la máxima funcionalidad, eficiencia energética y singularidad de sus dependencias. 26 paneles térmicos y 92 paneles fotovoltaicos permiten el ahorro energético y la optimización de los recursos medioambientales del edificio y se destinan al abastecimiento parcial de las instalaciones.

Las características arquitectónicas del edificio contemplan un diseño que alberga 4.000 m2 distribuidos en cuatro plantas, de las cuales la mitad están cubiertas por soportales y en cuyo sótano se ubican cerca de 200 plazas de aparcamiento. Los servicios disponibles en las instalaciones son la Oficina de Orientación y Atención al Estudiante, la Sección de Acceso, Admisión y Traslados, la Sección de Becas y Ayudas al Estudio, la Oficina de Relaciones Internacionales y Movilidad, la Oficina de Acogidas Internacionales, la Oficina de Acción Solidaria y Cooperación, la Oficina de Prácticas Externas y Orientación para el Empleo, el Centro de Atención a Usuarios y la Oficina de Ecocampus. Además se encuentran operativos un auditorio y una sala de exposiciones, Cafeterías/Restaurantes, Farmacia/Óptica, Librería/Papelería, Agencia de Viajes, entidad bancaria y Centro de Servicios Documentales.

 

En palabras de Alberto Campo Baeza, miembro del jurado del concurso "Los arquitectos en un tour de force nada fácil, han planteado y han resuelto con rigor y con brillantez un problema crucial en la arquitectura contemporánea, en la siempre debatida relación entre arquitectura y naturaleza. Les pedían unos edificios para alojar diferentes servicios de la Universidad y ellos les han dado una Plaza Mayor. ...han inclinado y plegado y girado y torcido, siempre con criterio, y han construido, insisto, un trozo de Naturaleza en continuidad con lo existente. Han construido su propio paisaje..."

  

www.mtmarquitectos.com/

mtmarquitectos-blog-curriculum.blogspot.com.es/

www.metalocus.es/content/es/blog/edificio-de-servicios-pl...

212.145.146.10/ejercicio/concursos/concursos_ocam/120517_...

www.bienalarquitectura.es/index.php/portfolio/fre0182/

 

flickriver.com/photos/javier1949/popular-interesting/

 

Plaza Mayor de la Universidad Autónoma de Madrid

 

Edificio de Servicios “Plaza Mayor”. C/ Einstein s/n Campus de Cantoblanco. Universidad Autónoma de Madrid.

 

MTM Arquitectos “Madrid Territorio Mutante” Javier Fresneda & Javier Sanjuán.

Coordinador del Proyecto: Miguel García-Redondo Villar. Arquitectos MTM: Carmen Antón, Laura Casas, Ana Arriero, Jesús Barranco, Álvaro Maestro. Concurso, Proyectos Básico y de Ejecución 2007. Obras 2009-2012

 

MTM Arquitectos describe el proyecto desde la Memoria del mismo:

Objetivo de la obra: Plaza Mayor. La ciudad donde construimos esta Plaza Mayor tiene un apellido específico, es una Ciudad Universitaria. La Universidad Autónoma de Madrid ha crecido alrededor de un espacio central de encuentro y circulación, un bulevar verde convertido en su espina dorsal. En uno de sus extremos la estación de cercanías que comunica con la madrileña Puerta del Sol; en el otro, la “Plaza Mayor”.

 

La “Plaza Mayor” es el nuevo centro de servicios de la Universidad por lo que debe manifestar su carácter simbólico y representativo, sirviendo de referencia dentro de la estructura del Campus. La Plaza se soluciona en continuidad con el lugar, proponiendo un nuevo paisaje, soporte de las actividades existentes e incitador de nuevas situaciones. Apoyándonos en el desnivel existente en la parcela y la potencia del bulevar verde que conforma el acceso a las facultades históricas, se construye una plataforma plegada. El bulevar se prolonga así a través de una calle jardín equipada, girando alrededor de una plaza.

 

Sobre el nivel del terreno natural, por debajo de la rasante, se implanta el aparcamiento, reduciendo al máximo el volumen de excavación, facilitando su ventilación natural a través de los taludes vegetados perimetrales existentes. Respetando estos “amortiguadores naturales” y sobre el nivel inferior, se construyen dos plataformas intermedias donde se produce la agrupación de programas y la variedad de accesos peatonales a nivel de las calles. Las torres de comunicación se elevan funcionando como hitos urbanos dentro del conjunto, creando un punto de inflexión perimetral que anuncian los 7 puentes. Torres y puentes son entradas, conexiones y acontecimientos que incitan a descubrir el vacío interior: la “Plaza Mayor”. Dentro, a su alrededor, los grandes vuelos construyen calles cubiertas que incrementan la versatilidad del espacio protegiendo de sol y la lluvia.

 

Hay cinco elementos materiales que refuerzan la continuidad bulevar, calle y plaza: El pavimento público: hormigón desactivado in situ y prefabricado, plantación vegetal, césped artificial y pavimentos de caucho. El final del bulevar existente es el comienzo del proyecto y desde ahí una lengua continua de hormigón recorre todo el sistema, rampas, plataformas y escaleras. Sobre esta se recorta la huella de otras actividades y otros materiales.

 

El cerramiento al exterior de la plaza: policarbonato gris atérmico cargado de resinas metalizadas, piel homogénea y cambiante, desde sus tratamientos específicos y los matices introducidos por las condiciones atmosféricas. El cerramiento al interior: Vidrios en cámara incoloros que abren la actividad al interior como un mercado contemporáneo de servicios. Las compartimentaciones interiores: vidrios laminados, ligeros, y casi imperceptibles, que intentan desaparecer, reforzando la percepción unitaria de cada isla sobre las plataformas; compartimentaciones que no llegan físicamente a tocar la piel exterior de vidrio y policarbonato. Los puntos de color que forman los vidrios templados, en azules, verdes y oros, agrupados formando gemas, puntúan los volúmenes uniformes alrededor de la paleta de grises y tostados utilizados en toda la obra.

 

Las plataformas, son la infraestructura a la espera de incorporar un programa. La solución estructural facilita la coexistencia de una geometría irregular y quebrada, diferente en cada nivel, los distintos usos programáticos inicialmente requeridos y la continuidad de movimientos entre ellos. Ante un problema complejo la solución estructural es sencilla: un básico sistema de retícula de pilares portantes y losas postesadas de hormigón. La retícula de 5x5 m se mostró la más eficiente y la que mejor se adaptaba a las singularidades de las diferentes plataformas, desde el nivel inferior con la distribución funcional de los aparcamientos, hasta las superiores, más liberadas, permiten reducir la presencia de pilares y adoptar luces de hasta 12,00 m o voladizos de 5,00 m, al compensar los esfuerzos y variar sus diámetros.

 

La prolongación del paisaje natural que identifica al Campus Universitario se consigue a través de la última plataforma-cubierta. La cubierta ya no lo es, adopta un nuevo carácter más urbano, artificial y equipado. Las situaciones y relaciones que se dan en el bulevar del Campus se reinterpretan y transforman, proponiendo ahora nuevas áreas de oportunidad e intercambio para estudiantes, profesores y visitantes, dotándolo de nuevos soportes e instalaciones para que el espacio sea vivido, valorado y usado de forma continua. Los materiales sobre la nueva calle se adaptarán a las nuevas topografías configurando dunas, pliegues, playas o recortes; con texturas diversas, blandas, rugosas, peludas y colores acentuados, verdes, naranjas, negros, o arena, con líneas de iluminación, báculos elevados conectados al reloj solar, terrazas y kioscos. Y como con la soltura del primer croquis, se dibuja una línea naranja que con su geometría no lineal desmaterializa el borde convirtiéndolo en una línea de conexión con el paisaje del campus y con la lejana presencia de la sierra madrileña.

 

La ONCE y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) han otorgado a esta Plaza Mayor el primer premio del “Concurso para la selección de actuaciones de Arquitectura e Ingeniería con una Accesibilidad ejemplar” por ser un ejemplo de máxima calidad en el campo de la arquitectura y la ingeniería a nivel nacional, dando prioridad al acceso de personas con discapacidad.

Además de su fácil accesibilidad, otro de los criterios fundamentales de la construcción del edificio es la máxima funcionalidad, eficiencia energética y singularidad de sus dependencias. 26 paneles térmicos y 92 paneles fotovoltaicos permiten el ahorro energético y la optimización de los recursos medioambientales del edificio y se destinan al abastecimiento parcial de las instalaciones.

Las características arquitectónicas del edificio contemplan un diseño que alberga 4.000 m2 distribuidos en cuatro plantas, de las cuales la mitad están cubiertas por soportales y en cuyo sótano se ubican cerca de 200 plazas de aparcamiento. Los servicios disponibles en las instalaciones son la Oficina de Orientación y Atención al Estudiante, la Sección de Acceso, Admisión y Traslados, la Sección de Becas y Ayudas al Estudio, la Oficina de Relaciones Internacionales y Movilidad, la Oficina de Acogidas Internacionales, la Oficina de Acción Solidaria y Cooperación, la Oficina de Prácticas Externas y Orientación para el Empleo, el Centro de Atención a Usuarios y la Oficina de Ecocampus. Además se encuentran operativos un auditorio y una sala de exposiciones, Cafeterías/Restaurantes, Farmacia/Óptica, Librería/Papelería, Agencia de Viajes, entidad bancaria y Centro de Servicios Documentales.

 

En palabras de Alberto Campo Baeza, miembro del jurado del concurso "Los arquitectos en un tour de force nada fácil, han planteado y han resuelto con rigor y con brillantez un problema crucial en la arquitectura contemporánea, en la siempre debatida relación entre arquitectura y naturaleza. Les pedían unos edificios para alojar diferentes servicios de la Universidad y ellos les han dado una Plaza Mayor. ...han inclinado y plegado y girado y torcido, siempre con criterio, y han construido, insisto, un trozo de Naturaleza en continuidad con lo existente. Han construido su propio paisaje..."

  

www.mtmarquitectos.com/

mtmarquitectos-blog-curriculum.blogspot.com.es/

www.metalocus.es/content/es/blog/edificio-de-servicios-pl...

212.145.146.10/ejercicio/concursos/concursos_ocam/120517_...

www.bienalarquitectura.es/index.php/portfolio/fre0182/

 

flickriver.com/photos/javier1949/popular-interesting/

 

Plaza Mayor de la Universidad Autónoma de Madrid

 

Edificio de Servicios “Plaza Mayor”. C/ Einstein s/n Campus de Cantoblanco. Universidad Autónoma de Madrid.

 

MTM Arquitectos “Madrid Territorio Mutante” Javier Fresneda & Javier Sanjuán.

Coordinador del Proyecto: Miguel García-Redondo Villar. Arquitectos MTM: Carmen Antón, Laura Casas, Ana Arriero, Jesús Barranco, Álvaro Maestro. Concurso, Proyectos Básico y de Ejecución 2007. Obras 2009-2012

 

MTM Arquitectos describe el proyecto desde la Memoria del mismo:

Objetivo de la obra: Plaza Mayor. La ciudad donde construimos esta Plaza Mayor tiene un apellido específico, es una Ciudad Universitaria. La Universidad Autónoma de Madrid ha crecido alrededor de un espacio central de encuentro y circulación, un bulevar verde convertido en su espina dorsal. En uno de sus extremos la estación de cercanías que comunica con la madrileña Puerta del Sol; en el otro, la “Plaza Mayor”.

 

La “Plaza Mayor” es el nuevo centro de servicios de la Universidad por lo que debe manifestar su carácter simbólico y representativo, sirviendo de referencia dentro de la estructura del Campus. La Plaza se soluciona en continuidad con el lugar, proponiendo un nuevo paisaje, soporte de las actividades existentes e incitador de nuevas situaciones. Apoyándonos en el desnivel existente en la parcela y la potencia del bulevar verde que conforma el acceso a las facultades históricas, se construye una plataforma plegada. El bulevar se prolonga así a través de una calle jardín equipada, girando alrededor de una plaza.

 

Sobre el nivel del terreno natural, por debajo de la rasante, se implanta el aparcamiento, reduciendo al máximo el volumen de excavación, facilitando su ventilación natural a través de los taludes vegetados perimetrales existentes. Respetando estos “amortiguadores naturales” y sobre el nivel inferior, se construyen dos plataformas intermedias donde se produce la agrupación de programas y la variedad de accesos peatonales a nivel de las calles. Las torres de comunicación se elevan funcionando como hitos urbanos dentro del conjunto, creando un punto de inflexión perimetral que anuncian los 7 puentes. Torres y puentes son entradas, conexiones y acontecimientos que incitan a descubrir el vacío interior: la “Plaza Mayor”. Dentro, a su alrededor, los grandes vuelos construyen calles cubiertas que incrementan la versatilidad del espacio protegiendo de sol y la lluvia.

 

Hay cinco elementos materiales que refuerzan la continuidad bulevar, calle y plaza: El pavimento público: hormigón desactivado in situ y prefabricado, plantación vegetal, césped artificial y pavimentos de caucho. El final del bulevar existente es el comienzo del proyecto y desde ahí una lengua continua de hormigón recorre todo el sistema, rampas, plataformas y escaleras. Sobre esta se recorta la huella de otras actividades y otros materiales.

 

El cerramiento al exterior de la plaza: policarbonato gris atérmico cargado de resinas metalizadas, piel homogénea y cambiante, desde sus tratamientos específicos y los matices introducidos por las condiciones atmosféricas. El cerramiento al interior: Vidrios en cámara incoloros que abren la actividad al interior como un mercado contemporáneo de servicios. Las compartimentaciones interiores: vidrios laminados, ligeros, y casi imperceptibles, que intentan desaparecer, reforzando la percepción unitaria de cada isla sobre las plataformas; compartimentaciones que no llegan físicamente a tocar la piel exterior de vidrio y policarbonato. Los puntos de color que forman los vidrios templados, en azules, verdes y oros, agrupados formando gemas, puntúan los volúmenes uniformes alrededor de la paleta de grises y tostados utilizados en toda la obra.

 

Las plataformas, son la infraestructura a la espera de incorporar un programa. La solución estructural facilita la coexistencia de una geometría irregular y quebrada, diferente en cada nivel, los distintos usos programáticos inicialmente requeridos y la continuidad de movimientos entre ellos. Ante un problema complejo la solución estructural es sencilla: un básico sistema de retícula de pilares portantes y losas postesadas de hormigón. La retícula de 5x5 m se mostró la más eficiente y la que mejor se adaptaba a las singularidades de las diferentes plataformas, desde el nivel inferior con la distribución funcional de los aparcamientos, hasta las superiores, más liberadas, permiten reducir la presencia de pilares y adoptar luces de hasta 12,00 m o voladizos de 5,00 m, al compensar los esfuerzos y variar sus diámetros.

 

La prolongación del paisaje natural que identifica al Campus Universitario se consigue a través de la última plataforma-cubierta. La cubierta ya no lo es, adopta un nuevo carácter más urbano, artificial y equipado. Las situaciones y relaciones que se dan en el bulevar del Campus se reinterpretan y transforman, proponiendo ahora nuevas áreas de oportunidad e intercambio para estudiantes, profesores y visitantes, dotándolo de nuevos soportes e instalaciones para que el espacio sea vivido, valorado y usado de forma continua. Los materiales sobre la nueva calle se adaptarán a las nuevas topografías configurando dunas, pliegues, playas o recortes; con texturas diversas, blandas, rugosas, peludas y colores acentuados, verdes, naranjas, negros, o arena, con líneas de iluminación, báculos elevados conectados al reloj solar, terrazas y kioscos. Y como con la soltura del primer croquis, se dibuja una línea naranja que con su geometría no lineal desmaterializa el borde convirtiéndolo en una línea de conexión con el paisaje del campus y con la lejana presencia de la sierra madrileña.

 

La ONCE y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) han otorgado a esta Plaza Mayor el primer premio del “Concurso para la selección de actuaciones de Arquitectura e Ingeniería con una Accesibilidad ejemplar” por ser un ejemplo de máxima calidad en el campo de la arquitectura y la ingeniería a nivel nacional, dando prioridad al acceso de personas con discapacidad.

Además de su fácil accesibilidad, otro de los criterios fundamentales de la construcción del edificio es la máxima funcionalidad, eficiencia energética y singularidad de sus dependencias. 26 paneles térmicos y 92 paneles fotovoltaicos permiten el ahorro energético y la optimización de los recursos medioambientales del edificio y se destinan al abastecimiento parcial de las instalaciones.

Las características arquitectónicas del edificio contemplan un diseño que alberga 4.000 m2 distribuidos en cuatro plantas, de las cuales la mitad están cubiertas por soportales y en cuyo sótano se ubican cerca de 200 plazas de aparcamiento. Los servicios disponibles en las instalaciones son la Oficina de Orientación y Atención al Estudiante, la Sección de Acceso, Admisión y Traslados, la Sección de Becas y Ayudas al Estudio, la Oficina de Relaciones Internacionales y Movilidad, la Oficina de Acogidas Internacionales, la Oficina de Acción Solidaria y Cooperación, la Oficina de Prácticas Externas y Orientación para el Empleo, el Centro de Atención a Usuarios y la Oficina de Ecocampus. Además se encuentran operativos un auditorio y una sala de exposiciones, Cafeterías/Restaurantes, Farmacia/Óptica, Librería/Papelería, Agencia de Viajes, entidad bancaria y Centro de Servicios Documentales.

 

En palabras de Alberto Campo Baeza, miembro del jurado del concurso "Los arquitectos en un tour de force nada fácil, han planteado y han resuelto con rigor y con brillantez un problema crucial en la arquitectura contemporánea, en la siempre debatida relación entre arquitectura y naturaleza. Les pedían unos edificios para alojar diferentes servicios de la Universidad y ellos les han dado una Plaza Mayor. ...han inclinado y plegado y girado y torcido, siempre con criterio, y han construido, insisto, un trozo de Naturaleza en continuidad con lo existente. Han construido su propio paisaje..."

  

www.mtmarquitectos.com/

mtmarquitectos-blog-curriculum.blogspot.com.es/

www.metalocus.es/content/es/blog/edificio-de-servicios-pl...

212.145.146.10/ejercicio/concursos/concursos_ocam/120517_...

www.bienalarquitectura.es/index.php/portfolio/fre0182/

 

flickriver.com/photos/javier1949/popular-interesting/

 

Plaza Mayor de la Universidad Autónoma de Madrid

 

Edificio de Servicios “Plaza Mayor”. C/ Einstein s/n Campus de Cantoblanco. Universidad Autónoma de Madrid.

 

MTM Arquitectos “Madrid Territorio Mutante” Javier Fresneda & Javier Sanjuán.

Coordinador del Proyecto: Miguel García-Redondo Villar. Arquitectos MTM: Carmen Antón, Laura Casas, Ana Arriero, Jesús Barranco, Álvaro Maestro. Concurso, Proyectos Básico y de Ejecución 2007. Obras 2009-2012

 

MTM Arquitectos describe el proyecto desde la Memoria del mismo:

Objetivo de la obra: Plaza Mayor. La ciudad donde construimos esta Plaza Mayor tiene un apellido específico, es una Ciudad Universitaria. La Universidad Autónoma de Madrid ha crecido alrededor de un espacio central de encuentro y circulación, un bulevar verde convertido en su espina dorsal. En uno de sus extremos la estación de cercanías que comunica con la madrileña Puerta del Sol; en el otro, la “Plaza Mayor”.

 

La “Plaza Mayor” es el nuevo centro de servicios de la Universidad por lo que debe manifestar su carácter simbólico y representativo, sirviendo de referencia dentro de la estructura del Campus. La Plaza se soluciona en continuidad con el lugar, proponiendo un nuevo paisaje, soporte de las actividades existentes e incitador de nuevas situaciones. Apoyándonos en el desnivel existente en la parcela y la potencia del bulevar verde que conforma el acceso a las facultades históricas, se construye una plataforma plegada. El bulevar se prolonga así a través de una calle jardín equipada, girando alrededor de una plaza.

 

Sobre el nivel del terreno natural, por debajo de la rasante, se implanta el aparcamiento, reduciendo al máximo el volumen de excavación, facilitando su ventilación natural a través de los taludes vegetados perimetrales existentes. Respetando estos “amortiguadores naturales” y sobre el nivel inferior, se construyen dos plataformas intermedias donde se produce la agrupación de programas y la variedad de accesos peatonales a nivel de las calles. Las torres de comunicación se elevan funcionando como hitos urbanos dentro del conjunto, creando un punto de inflexión perimetral que anuncian los 7 puentes. Torres y puentes son entradas, conexiones y acontecimientos que incitan a descubrir el vacío interior: la “Plaza Mayor”. Dentro, a su alrededor, los grandes vuelos construyen calles cubiertas que incrementan la versatilidad del espacio protegiendo de sol y la lluvia.

 

Hay cinco elementos materiales que refuerzan la continuidad bulevar, calle y plaza: El pavimento público: hormigón desactivado in situ y prefabricado, plantación vegetal, césped artificial y pavimentos de caucho. El final del bulevar existente es el comienzo del proyecto y desde ahí una lengua continua de hormigón recorre todo el sistema, rampas, plataformas y escaleras. Sobre esta se recorta la huella de otras actividades y otros materiales.

 

El cerramiento al exterior de la plaza: policarbonato gris atérmico cargado de resinas metalizadas, piel homogénea y cambiante, desde sus tratamientos específicos y los matices introducidos por las condiciones atmosféricas. El cerramiento al interior: Vidrios en cámara incoloros que abren la actividad al interior como un mercado contemporáneo de servicios. Las compartimentaciones interiores: vidrios laminados, ligeros, y casi imperceptibles, que intentan desaparecer, reforzando la percepción unitaria de cada isla sobre las plataformas; compartimentaciones que no llegan físicamente a tocar la piel exterior de vidrio y policarbonato. Los puntos de color que forman los vidrios templados, en azules, verdes y oros, agrupados formando gemas, puntúan los volúmenes uniformes alrededor de la paleta de grises y tostados utilizados en toda la obra.

 

Las plataformas, son la infraestructura a la espera de incorporar un programa. La solución estructural facilita la coexistencia de una geometría irregular y quebrada, diferente en cada nivel, los distintos usos programáticos inicialmente requeridos y la continuidad de movimientos entre ellos. Ante un problema complejo la solución estructural es sencilla: un básico sistema de retícula de pilares portantes y losas postesadas de hormigón. La retícula de 5x5 m se mostró la más eficiente y la que mejor se adaptaba a las singularidades de las diferentes plataformas, desde el nivel inferior con la distribución funcional de los aparcamientos, hasta las superiores, más liberadas, permiten reducir la presencia de pilares y adoptar luces de hasta 12,00 m o voladizos de 5,00 m, al compensar los esfuerzos y variar sus diámetros.

 

La prolongación del paisaje natural que identifica al Campus Universitario se consigue a través de la última plataforma-cubierta. La cubierta ya no lo es, adopta un nuevo carácter más urbano, artificial y equipado. Las situaciones y relaciones que se dan en el bulevar del Campus se reinterpretan y transforman, proponiendo ahora nuevas áreas de oportunidad e intercambio para estudiantes, profesores y visitantes, dotándolo de nuevos soportes e instalaciones para que el espacio sea vivido, valorado y usado de forma continua. Los materiales sobre la nueva calle se adaptarán a las nuevas topografías configurando dunas, pliegues, playas o recortes; con texturas diversas, blandas, rugosas, peludas y colores acentuados, verdes, naranjas, negros, o arena, con líneas de iluminación, báculos elevados conectados al reloj solar, terrazas y kioscos. Y como con la soltura del primer croquis, se dibuja una línea naranja que con su geometría no lineal desmaterializa el borde convirtiéndolo en una línea de conexión con el paisaje del campus y con la lejana presencia de la sierra madrileña.

 

La ONCE y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) han otorgado a esta Plaza Mayor el primer premio del “Concurso para la selección de actuaciones de Arquitectura e Ingeniería con una Accesibilidad ejemplar” por ser un ejemplo de máxima calidad en el campo de la arquitectura y la ingeniería a nivel nacional, dando prioridad al acceso de personas con discapacidad.

Además de su fácil accesibilidad, otro de los criterios fundamentales de la construcción del edificio es la máxima funcionalidad, eficiencia energética y singularidad de sus dependencias. 26 paneles térmicos y 92 paneles fotovoltaicos permiten el ahorro energético y la optimización de los recursos medioambientales del edificio y se destinan al abastecimiento parcial de las instalaciones.

Las características arquitectónicas del edificio contemplan un diseño que alberga 4.000 m2 distribuidos en cuatro plantas, de las cuales la mitad están cubiertas por soportales y en cuyo sótano se ubican cerca de 200 plazas de aparcamiento. Los servicios disponibles en las instalaciones son la Oficina de Orientación y Atención al Estudiante, la Sección de Acceso, Admisión y Traslados, la Sección de Becas y Ayudas al Estudio, la Oficina de Relaciones Internacionales y Movilidad, la Oficina de Acogidas Internacionales, la Oficina de Acción Solidaria y Cooperación, la Oficina de Prácticas Externas y Orientación para el Empleo, el Centro de Atención a Usuarios y la Oficina de Ecocampus. Además se encuentran operativos un auditorio y una sala de exposiciones, Cafeterías/Restaurantes, Farmacia/Óptica, Librería/Papelería, Agencia de Viajes, entidad bancaria y Centro de Servicios Documentales.

 

En palabras de Alberto Campo Baeza, miembro del jurado del concurso "Los arquitectos en un tour de force nada fácil, han planteado y han resuelto con rigor y con brillantez un problema crucial en la arquitectura contemporánea, en la siempre debatida relación entre arquitectura y naturaleza. Les pedían unos edificios para alojar diferentes servicios de la Universidad y ellos les han dado una Plaza Mayor. ...han inclinado y plegado y girado y torcido, siempre con criterio, y han construido, insisto, un trozo de Naturaleza en continuidad con lo existente. Han construido su propio paisaje..."

  

www.mtmarquitectos.com/

mtmarquitectos-blog-curriculum.blogspot.com.es/

www.metalocus.es/content/es/blog/edificio-de-servicios-pl...

212.145.146.10/ejercicio/concursos/concursos_ocam/120517_...

www.bienalarquitectura.es/index.php/portfolio/fre0182/

 

flickriver.com/photos/javier1949/popular-interesting/

 

Plaza Mayor de la Universidad Autónoma de Madrid

 

Edificio de Servicios “Plaza Mayor”. C/ Einstein s/n Campus de Cantoblanco. Universidad Autónoma de Madrid.

 

MTM Arquitectos “Madrid Territorio Mutante” Javier Fresneda & Javier Sanjuán.

Coordinador del Proyecto: Miguel García-Redondo Villar. Arquitectos MTM: Carmen Antón, Laura Casas, Ana Arriero, Jesús Barranco, Álvaro Maestro. Concurso, Proyectos Básico y de Ejecución 2007. Obras 2009-2012

 

MTM Arquitectos describe el proyecto desde la Memoria del mismo:

Objetivo de la obra: Plaza Mayor. La ciudad donde construimos esta Plaza Mayor tiene un apellido específico, es una Ciudad Universitaria. La Universidad Autónoma de Madrid ha crecido alrededor de un espacio central de encuentro y circulación, un bulevar verde convertido en su espina dorsal. En uno de sus extremos la estación de cercanías que comunica con la madrileña Puerta del Sol; en el otro, la “Plaza Mayor”.

 

La “Plaza Mayor” es el nuevo centro de servicios de la Universidad por lo que debe manifestar su carácter simbólico y representativo, sirviendo de referencia dentro de la estructura del Campus. La Plaza se soluciona en continuidad con el lugar, proponiendo un nuevo paisaje, soporte de las actividades existentes e incitador de nuevas situaciones. Apoyándonos en el desnivel existente en la parcela y la potencia del bulevar verde que conforma el acceso a las facultades históricas, se construye una plataforma plegada. El bulevar se prolonga así a través de una calle jardín equipada, girando alrededor de una plaza.

 

Sobre el nivel del terreno natural, por debajo de la rasante, se implanta el aparcamiento, reduciendo al máximo el volumen de excavación, facilitando su ventilación natural a través de los taludes vegetados perimetrales existentes. Respetando estos “amortiguadores naturales” y sobre el nivel inferior, se construyen dos plataformas intermedias donde se produce la agrupación de programas y la variedad de accesos peatonales a nivel de las calles. Las torres de comunicación se elevan funcionando como hitos urbanos dentro del conjunto, creando un punto de inflexión perimetral que anuncian los 7 puentes. Torres y puentes son entradas, conexiones y acontecimientos que incitan a descubrir el vacío interior: la “Plaza Mayor”. Dentro, a su alrededor, los grandes vuelos construyen calles cubiertas que incrementan la versatilidad del espacio protegiendo de sol y la lluvia.

 

Hay cinco elementos materiales que refuerzan la continuidad bulevar, calle y plaza: El pavimento público: hormigón desactivado in situ y prefabricado, plantación vegetal, césped artificial y pavimentos de caucho. El final del bulevar existente es el comienzo del proyecto y desde ahí una lengua continua de hormigón recorre todo el sistema, rampas, plataformas y escaleras. Sobre esta se recorta la huella de otras actividades y otros materiales.

 

El cerramiento al exterior de la plaza: policarbonato gris atérmico cargado de resinas metalizadas, piel homogénea y cambiante, desde sus tratamientos específicos y los matices introducidos por las condiciones atmosféricas. El cerramiento al interior: Vidrios en cámara incoloros que abren la actividad al interior como un mercado contemporáneo de servicios. Las compartimentaciones interiores: vidrios laminados, ligeros, y casi imperceptibles, que intentan desaparecer, reforzando la percepción unitaria de cada isla sobre las plataformas; compartimentaciones que no llegan físicamente a tocar la piel exterior de vidrio y policarbonato. Los puntos de color que forman los vidrios templados, en azules, verdes y oros, agrupados formando gemas, puntúan los volúmenes uniformes alrededor de la paleta de grises y tostados utilizados en toda la obra.

 

Las plataformas, son la infraestructura a la espera de incorporar un programa. La solución estructural facilita la coexistencia de una geometría irregular y quebrada, diferente en cada nivel, los distintos usos programáticos inicialmente requeridos y la continuidad de movimientos entre ellos. Ante un problema complejo la solución estructural es sencilla: un básico sistema de retícula de pilares portantes y losas postesadas de hormigón. La retícula de 5x5 m se mostró la más eficiente y la que mejor se adaptaba a las singularidades de las diferentes plataformas, desde el nivel inferior con la distribución funcional de los aparcamientos, hasta las superiores, más liberadas, permiten reducir la presencia de pilares y adoptar luces de hasta 12,00 m o voladizos de 5,00 m, al compensar los esfuerzos y variar sus diámetros.

 

La prolongación del paisaje natural que identifica al Campus Universitario se consigue a través de la última plataforma-cubierta. La cubierta ya no lo es, adopta un nuevo carácter más urbano, artificial y equipado. Las situaciones y relaciones que se dan en el bulevar del Campus se reinterpretan y transforman, proponiendo ahora nuevas áreas de oportunidad e intercambio para estudiantes, profesores y visitantes, dotándolo de nuevos soportes e instalaciones para que el espacio sea vivido, valorado y usado de forma continua. Los materiales sobre la nueva calle se adaptarán a las nuevas topografías configurando dunas, pliegues, playas o recortes; con texturas diversas, blandas, rugosas, peludas y colores acentuados, verdes, naranjas, negros, o arena, con líneas de iluminación, báculos elevados conectados al reloj solar, terrazas y kioscos. Y como con la soltura del primer croquis, se dibuja una línea naranja que con su geometría no lineal desmaterializa el borde convirtiéndolo en una línea de conexión con el paisaje del campus y con la lejana presencia de la sierra madrileña.

 

La ONCE y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) han otorgado a esta Plaza Mayor el primer premio del “Concurso para la selección de actuaciones de Arquitectura e Ingeniería con una Accesibilidad ejemplar” por ser un ejemplo de máxima calidad en el campo de la arquitectura y la ingeniería a nivel nacional, dando prioridad al acceso de personas con discapacidad.

Además de su fácil accesibilidad, otro de los criterios fundamentales de la construcción del edificio es la máxima funcionalidad, eficiencia energética y singularidad de sus dependencias. 26 paneles térmicos y 92 paneles fotovoltaicos permiten el ahorro energético y la optimización de los recursos medioambientales del edificio y se destinan al abastecimiento parcial de las instalaciones.

Las características arquitectónicas del edificio contemplan un diseño que alberga 4.000 m2 distribuidos en cuatro plantas, de las cuales la mitad están cubiertas por soportales y en cuyo sótano se ubican cerca de 200 plazas de aparcamiento. Los servicios disponibles en las instalaciones son la Oficina de Orientación y Atención al Estudiante, la Sección de Acceso, Admisión y Traslados, la Sección de Becas y Ayudas al Estudio, la Oficina de Relaciones Internacionales y Movilidad, la Oficina de Acogidas Internacionales, la Oficina de Acción Solidaria y Cooperación, la Oficina de Prácticas Externas y Orientación para el Empleo, el Centro de Atención a Usuarios y la Oficina de Ecocampus. Además se encuentran operativos un auditorio y una sala de exposiciones, Cafeterías/Restaurantes, Farmacia/Óptica, Librería/Papelería, Agencia de Viajes, entidad bancaria y Centro de Servicios Documentales.

 

En palabras de Alberto Campo Baeza, miembro del jurado del concurso "Los arquitectos en un tour de force nada fácil, han planteado y han resuelto con rigor y con brillantez un problema crucial en la arquitectura contemporánea, en la siempre debatida relación entre arquitectura y naturaleza. Les pedían unos edificios para alojar diferentes servicios de la Universidad y ellos les han dado una Plaza Mayor. ...han inclinado y plegado y girado y torcido, siempre con criterio, y han construido, insisto, un trozo de Naturaleza en continuidad con lo existente. Han construido su propio paisaje..."

  

www.mtmarquitectos.com/

mtmarquitectos-blog-curriculum.blogspot.com.es/

www.metalocus.es/content/es/blog/edificio-de-servicios-pl...

212.145.146.10/ejercicio/concursos/concursos_ocam/120517_...

www.bienalarquitectura.es/index.php/portfolio/fre0182/

 

flickriver.com/photos/javier1949/popular-interesting/

 

Plaza Mayor de la Universidad Autónoma de Madrid

 

Edificio de Servicios “Plaza Mayor”. C/ Einstein s/n Campus de Cantoblanco. Universidad Autónoma de Madrid.

 

MTM Arquitectos “Madrid Territorio Mutante” Javier Fresneda & Javier Sanjuán.

Coordinador del Proyecto: Miguel García-Redondo Villar. Arquitectos MTM: Carmen Antón, Laura Casas, Ana Arriero, Jesús Barranco, Álvaro Maestro. Concurso, Proyectos Básico y de Ejecución 2007. Obras 2009-2012

 

MTM Arquitectos describe el proyecto desde la Memoria del mismo:

Objetivo de la obra: Plaza Mayor. La ciudad donde construimos esta Plaza Mayor tiene un apellido específico, es una Ciudad Universitaria. La Universidad Autónoma de Madrid ha crecido alrededor de un espacio central de encuentro y circulación, un bulevar verde convertido en su espina dorsal. En uno de sus extremos la estación de cercanías que comunica con la madrileña Puerta del Sol; en el otro, la “Plaza Mayor”.

 

La “Plaza Mayor” es el nuevo centro de servicios de la Universidad por lo que debe manifestar su carácter simbólico y representativo, sirviendo de referencia dentro de la estructura del Campus. La Plaza se soluciona en continuidad con el lugar, proponiendo un nuevo paisaje, soporte de las actividades existentes e incitador de nuevas situaciones. Apoyándonos en el desnivel existente en la parcela y la potencia del bulevar verde que conforma el acceso a las facultades históricas, se construye una plataforma plegada. El bulevar se prolonga así a través de una calle jardín equipada, girando alrededor de una plaza.

 

Sobre el nivel del terreno natural, por debajo de la rasante, se implanta el aparcamiento, reduciendo al máximo el volumen de excavación, facilitando su ventilación natural a través de los taludes vegetados perimetrales existentes. Respetando estos “amortiguadores naturales” y sobre el nivel inferior, se construyen dos plataformas intermedias donde se produce la agrupación de programas y la variedad de accesos peatonales a nivel de las calles. Las torres de comunicación se elevan funcionando como hitos urbanos dentro del conjunto, creando un punto de inflexión perimetral que anuncian los 7 puentes. Torres y puentes son entradas, conexiones y acontecimientos que incitan a descubrir el vacío interior: la “Plaza Mayor”. Dentro, a su alrededor, los grandes vuelos construyen calles cubiertas que incrementan la versatilidad del espacio protegiendo de sol y la lluvia.

 

Hay cinco elementos materiales que refuerzan la continuidad bulevar, calle y plaza: El pavimento público: hormigón desactivado in situ y prefabricado, plantación vegetal, césped artificial y pavimentos de caucho. El final del bulevar existente es el comienzo del proyecto y desde ahí una lengua continua de hormigón recorre todo el sistema, rampas, plataformas y escaleras. Sobre esta se recorta la huella de otras actividades y otros materiales.

 

El cerramiento al exterior de la plaza: policarbonato gris atérmico cargado de resinas metalizadas, piel homogénea y cambiante, desde sus tratamientos específicos y los matices introducidos por las condiciones atmosféricas. El cerramiento al interior: Vidrios en cámara incoloros que abren la actividad al interior como un mercado contemporáneo de servicios. Las compartimentaciones interiores: vidrios laminados, ligeros, y casi imperceptibles, que intentan desaparecer, reforzando la percepción unitaria de cada isla sobre las plataformas; compartimentaciones que no llegan físicamente a tocar la piel exterior de vidrio y policarbonato. Los puntos de color que forman los vidrios templados, en azules, verdes y oros, agrupados formando gemas, puntúan los volúmenes uniformes alrededor de la paleta de grises y tostados utilizados en toda la obra.

 

Las plataformas, son la infraestructura a la espera de incorporar un programa. La solución estructural facilita la coexistencia de una geometría irregular y quebrada, diferente en cada nivel, los distintos usos programáticos inicialmente requeridos y la continuidad de movimientos entre ellos. Ante un problema complejo la solución estructural es sencilla: un básico sistema de retícula de pilares portantes y losas postesadas de hormigón. La retícula de 5x5 m se mostró la más eficiente y la que mejor se adaptaba a las singularidades de las diferentes plataformas, desde el nivel inferior con la distribución funcional de los aparcamientos, hasta las superiores, más liberadas, permiten reducir la presencia de pilares y adoptar luces de hasta 12,00 m o voladizos de 5,00 m, al compensar los esfuerzos y variar sus diámetros.

 

La prolongación del paisaje natural que identifica al Campus Universitario se consigue a través de la última plataforma-cubierta. La cubierta ya no lo es, adopta un nuevo carácter más urbano, artificial y equipado. Las situaciones y relaciones que se dan en el bulevar del Campus se reinterpretan y transforman, proponiendo ahora nuevas áreas de oportunidad e intercambio para estudiantes, profesores y visitantes, dotándolo de nuevos soportes e instalaciones para que el espacio sea vivido, valorado y usado de forma continua. Los materiales sobre la nueva calle se adaptarán a las nuevas topografías configurando dunas, pliegues, playas o recortes; con texturas diversas, blandas, rugosas, peludas y colores acentuados, verdes, naranjas, negros, o arena, con líneas de iluminación, báculos elevados conectados al reloj solar, terrazas y kioscos. Y como con la soltura del primer croquis, se dibuja una línea naranja que con su geometría no lineal desmaterializa el borde convirtiéndolo en una línea de conexión con el paisaje del campus y con la lejana presencia de la sierra madrileña.

 

La ONCE y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) han otorgado a esta Plaza Mayor el primer premio del “Concurso para la selección de actuaciones de Arquitectura e Ingeniería con una Accesibilidad ejemplar” por ser un ejemplo de máxima calidad en el campo de la arquitectura y la ingeniería a nivel nacional, dando prioridad al acceso de personas con discapacidad.

Además de su fácil accesibilidad, otro de los criterios fundamentales de la construcción del edificio es la máxima funcionalidad, eficiencia energética y singularidad de sus dependencias. 26 paneles térmicos y 92 paneles fotovoltaicos permiten el ahorro energético y la optimización de los recursos medioambientales del edificio y se destinan al abastecimiento parcial de las instalaciones.

Las características arquitectónicas del edificio contemplan un diseño que alberga 4.000 m2 distribuidos en cuatro plantas, de las cuales la mitad están cubiertas por soportales y en cuyo sótano se ubican cerca de 200 plazas de aparcamiento. Los servicios disponibles en las instalaciones son la Oficina de Orientación y Atención al Estudiante, la Sección de Acceso, Admisión y Traslados, la Sección de Becas y Ayudas al Estudio, la Oficina de Relaciones Internacionales y Movilidad, la Oficina de Acogidas Internacionales, la Oficina de Acción Solidaria y Cooperación, la Oficina de Prácticas Externas y Orientación para el Empleo, el Centro de Atención a Usuarios y la Oficina de Ecocampus. Además se encuentran operativos un auditorio y una sala de exposiciones, Cafeterías/Restaurantes, Farmacia/Óptica, Librería/Papelería, Agencia de Viajes, entidad bancaria y Centro de Servicios Documentales.

 

En palabras de Alberto Campo Baeza, miembro del jurado del concurso "Los arquitectos en un tour de force nada fácil, han planteado y han resuelto con rigor y con brillantez un problema crucial en la arquitectura contemporánea, en la siempre debatida relación entre arquitectura y naturaleza. Les pedían unos edificios para alojar diferentes servicios de la Universidad y ellos les han dado una Plaza Mayor. ...han inclinado y plegado y girado y torcido, siempre con criterio, y han construido, insisto, un trozo de Naturaleza en continuidad con lo existente. Han construido su propio paisaje..."

  

www.mtmarquitectos.com/

mtmarquitectos-blog-curriculum.blogspot.com.es/

www.metalocus.es/content/es/blog/edificio-de-servicios-pl...

212.145.146.10/ejercicio/concursos/concursos_ocam/120517_...

www.bienalarquitectura.es/index.php/portfolio/fre0182/

 

Quito, 05 de noviembre 2019.- Informe para Primer Debate del Proyecto de Ley Orgánica para la Transparencia Fiscal, Optimización del Gasto Tributario, Fomento a la Creación de Empleo, Afianzamiento de los Sistemas Monetario y Financiero, y Manejo Responsable de las Finanzas Públicas, Interviene asambleísta Wilma Andrade. Fotos: Fernando Sandoval / Asamblea Nacional

  

flickriver.com/photos/javier1949/popular-interesting/

 

Plaza Mayor de la Universidad Autónoma de Madrid

 

Edificio de Servicios “Plaza Mayor”. C/ Einstein s/n Campus de Cantoblanco. Universidad Autónoma de Madrid.

 

MTM Arquitectos “Madrid Territorio Mutante” Javier Fresneda & Javier Sanjuán.

Coordinador del Proyecto: Miguel García-Redondo Villar. Arquitectos MTM: Carmen Antón, Laura Casas, Ana Arriero, Jesús Barranco, Álvaro Maestro. Concurso, Proyectos Básico y de Ejecución 2007. Obras 2009-2012

 

MTM Arquitectos describe el proyecto desde la Memoria del mismo:

Objetivo de la obra: Plaza Mayor. La ciudad donde construimos esta Plaza Mayor tiene un apellido específico, es una Ciudad Universitaria. La Universidad Autónoma de Madrid ha crecido alrededor de un espacio central de encuentro y circulación, un bulevar verde convertido en su espina dorsal. En uno de sus extremos la estación de cercanías que comunica con la madrileña Puerta del Sol; en el otro, la “Plaza Mayor”.

 

La “Plaza Mayor” es el nuevo centro de servicios de la Universidad por lo que debe manifestar su carácter simbólico y representativo, sirviendo de referencia dentro de la estructura del Campus. La Plaza se soluciona en continuidad con el lugar, proponiendo un nuevo paisaje, soporte de las actividades existentes e incitador de nuevas situaciones. Apoyándonos en el desnivel existente en la parcela y la potencia del bulevar verde que conforma el acceso a las facultades históricas, se construye una plataforma plegada. El bulevar se prolonga así a través de una calle jardín equipada, girando alrededor de una plaza.

 

Sobre el nivel del terreno natural, por debajo de la rasante, se implanta el aparcamiento, reduciendo al máximo el volumen de excavación, facilitando su ventilación natural a través de los taludes vegetados perimetrales existentes. Respetando estos “amortiguadores naturales” y sobre el nivel inferior, se construyen dos plataformas intermedias donde se produce la agrupación de programas y la variedad de accesos peatonales a nivel de las calles. Las torres de comunicación se elevan funcionando como hitos urbanos dentro del conjunto, creando un punto de inflexión perimetral que anuncian los 7 puentes. Torres y puentes son entradas, conexiones y acontecimientos que incitan a descubrir el vacío interior: la “Plaza Mayor”. Dentro, a su alrededor, los grandes vuelos construyen calles cubiertas que incrementan la versatilidad del espacio protegiendo de sol y la lluvia.

 

Hay cinco elementos materiales que refuerzan la continuidad bulevar, calle y plaza: El pavimento público: hormigón desactivado in situ y prefabricado, plantación vegetal, césped artificial y pavimentos de caucho. El final del bulevar existente es el comienzo del proyecto y desde ahí una lengua continua de hormigón recorre todo el sistema, rampas, plataformas y escaleras. Sobre esta se recorta la huella de otras actividades y otros materiales.

 

El cerramiento al exterior de la plaza: policarbonato gris atérmico cargado de resinas metalizadas, piel homogénea y cambiante, desde sus tratamientos específicos y los matices introducidos por las condiciones atmosféricas. El cerramiento al interior: Vidrios en cámara incoloros que abren la actividad al interior como un mercado contemporáneo de servicios. Las compartimentaciones interiores: vidrios laminados, ligeros, y casi imperceptibles, que intentan desaparecer, reforzando la percepción unitaria de cada isla sobre las plataformas; compartimentaciones que no llegan físicamente a tocar la piel exterior de vidrio y policarbonato. Los puntos de color que forman los vidrios templados, en azules, verdes y oros, agrupados formando gemas, puntúan los volúmenes uniformes alrededor de la paleta de grises y tostados utilizados en toda la obra.

 

Las plataformas, son la infraestructura a la espera de incorporar un programa. La solución estructural facilita la coexistencia de una geometría irregular y quebrada, diferente en cada nivel, los distintos usos programáticos inicialmente requeridos y la continuidad de movimientos entre ellos. Ante un problema complejo la solución estructural es sencilla: un básico sistema de retícula de pilares portantes y losas postesadas de hormigón. La retícula de 5x5 m se mostró la más eficiente y la que mejor se adaptaba a las singularidades de las diferentes plataformas, desde el nivel inferior con la distribución funcional de los aparcamientos, hasta las superiores, más liberadas, permiten reducir la presencia de pilares y adoptar luces de hasta 12,00 m o voladizos de 5,00 m, al compensar los esfuerzos y variar sus diámetros.

 

La prolongación del paisaje natural que identifica al Campus Universitario se consigue a través de la última plataforma-cubierta. La cubierta ya no lo es, adopta un nuevo carácter más urbano, artificial y equipado. Las situaciones y relaciones que se dan en el bulevar del Campus se reinterpretan y transforman, proponiendo ahora nuevas áreas de oportunidad e intercambio para estudiantes, profesores y visitantes, dotándolo de nuevos soportes e instalaciones para que el espacio sea vivido, valorado y usado de forma continua. Los materiales sobre la nueva calle se adaptarán a las nuevas topografías configurando dunas, pliegues, playas o recortes; con texturas diversas, blandas, rugosas, peludas y colores acentuados, verdes, naranjas, negros, o arena, con líneas de iluminación, báculos elevados conectados al reloj solar, terrazas y kioscos. Y como con la soltura del primer croquis, se dibuja una línea naranja que con su geometría no lineal desmaterializa el borde convirtiéndolo en una línea de conexión con el paisaje del campus y con la lejana presencia de la sierra madrileña.

 

La ONCE y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) han otorgado a esta Plaza Mayor el primer premio del “Concurso para la selección de actuaciones de Arquitectura e Ingeniería con una Accesibilidad ejemplar” por ser un ejemplo de máxima calidad en el campo de la arquitectura y la ingeniería a nivel nacional, dando prioridad al acceso de personas con discapacidad.

Además de su fácil accesibilidad, otro de los criterios fundamentales de la construcción del edificio es la máxima funcionalidad, eficiencia energética y singularidad de sus dependencias. 26 paneles térmicos y 92 paneles fotovoltaicos permiten el ahorro energético y la optimización de los recursos medioambientales del edificio y se destinan al abastecimiento parcial de las instalaciones.

Las características arquitectónicas del edificio contemplan un diseño que alberga 4.000 m2 distribuidos en cuatro plantas, de las cuales la mitad están cubiertas por soportales y en cuyo sótano se ubican cerca de 200 plazas de aparcamiento. Los servicios disponibles en las instalaciones son la Oficina de Orientación y Atención al Estudiante, la Sección de Acceso, Admisión y Traslados, la Sección de Becas y Ayudas al Estudio, la Oficina de Relaciones Internacionales y Movilidad, la Oficina de Acogidas Internacionales, la Oficina de Acción Solidaria y Cooperación, la Oficina de Prácticas Externas y Orientación para el Empleo, el Centro de Atención a Usuarios y la Oficina de Ecocampus. Además se encuentran operativos un auditorio y una sala de exposiciones, Cafeterías/Restaurantes, Farmacia/Óptica, Librería/Papelería, Agencia de Viajes, entidad bancaria y Centro de Servicios Documentales.

 

En palabras de Alberto Campo Baeza, miembro del jurado del concurso "Los arquitectos en un tour de force nada fácil, han planteado y han resuelto con rigor y con brillantez un problema crucial en la arquitectura contemporánea, en la siempre debatida relación entre arquitectura y naturaleza. Les pedían unos edificios para alojar diferentes servicios de la Universidad y ellos les han dado una Plaza Mayor. ...han inclinado y plegado y girado y torcido, siempre con criterio, y han construido, insisto, un trozo de Naturaleza en continuidad con lo existente. Han construido su propio paisaje..."

  

www.mtmarquitectos.com/

mtmarquitectos-blog-curriculum.blogspot.com.es/

www.metalocus.es/content/es/blog/edificio-de-servicios-pl...

212.145.146.10/ejercicio/concursos/concursos_ocam/120517_...

www.bienalarquitectura.es/index.php/portfolio/fre0182/

 

flickriver.com/photos/javier1949/popular-interesting/

 

Plaza Mayor de la Universidad Autónoma de Madrid

 

Edificio de Servicios “Plaza Mayor”. C/ Einstein s/n Campus de Cantoblanco. Universidad Autónoma de Madrid.

 

MTM Arquitectos “Madrid Territorio Mutante” Javier Fresneda & Javier Sanjuán.

Coordinador del Proyecto: Miguel García-Redondo Villar. Arquitectos MTM: Carmen Antón, Laura Casas, Ana Arriero, Jesús Barranco, Álvaro Maestro. Concurso, Proyectos Básico y de Ejecución 2007. Obras 2009-2012

 

MTM Arquitectos describe el proyecto desde la Memoria del mismo:

Objetivo de la obra: Plaza Mayor. La ciudad donde construimos esta Plaza Mayor tiene un apellido específico, es una Ciudad Universitaria. La Universidad Autónoma de Madrid ha crecido alrededor de un espacio central de encuentro y circulación, un bulevar verde convertido en su espina dorsal. En uno de sus extremos la estación de cercanías que comunica con la madrileña Puerta del Sol; en el otro, la “Plaza Mayor”.

 

La “Plaza Mayor” es el nuevo centro de servicios de la Universidad por lo que debe manifestar su carácter simbólico y representativo, sirviendo de referencia dentro de la estructura del Campus. La Plaza se soluciona en continuidad con el lugar, proponiendo un nuevo paisaje, soporte de las actividades existentes e incitador de nuevas situaciones. Apoyándonos en el desnivel existente en la parcela y la potencia del bulevar verde que conforma el acceso a las facultades históricas, se construye una plataforma plegada. El bulevar se prolonga así a través de una calle jardín equipada, girando alrededor de una plaza.

 

Sobre el nivel del terreno natural, por debajo de la rasante, se implanta el aparcamiento, reduciendo al máximo el volumen de excavación, facilitando su ventilación natural a través de los taludes vegetados perimetrales existentes. Respetando estos “amortiguadores naturales” y sobre el nivel inferior, se construyen dos plataformas intermedias donde se produce la agrupación de programas y la variedad de accesos peatonales a nivel de las calles. Las torres de comunicación se elevan funcionando como hitos urbanos dentro del conjunto, creando un punto de inflexión perimetral que anuncian los 7 puentes. Torres y puentes son entradas, conexiones y acontecimientos que incitan a descubrir el vacío interior: la “Plaza Mayor”. Dentro, a su alrededor, los grandes vuelos construyen calles cubiertas que incrementan la versatilidad del espacio protegiendo de sol y la lluvia.

 

Hay cinco elementos materiales que refuerzan la continuidad bulevar, calle y plaza: El pavimento público: hormigón desactivado in situ y prefabricado, plantación vegetal, césped artificial y pavimentos de caucho. El final del bulevar existente es el comienzo del proyecto y desde ahí una lengua continua de hormigón recorre todo el sistema, rampas, plataformas y escaleras. Sobre esta se recorta la huella de otras actividades y otros materiales.

 

El cerramiento al exterior de la plaza: policarbonato gris atérmico cargado de resinas metalizadas, piel homogénea y cambiante, desde sus tratamientos específicos y los matices introducidos por las condiciones atmosféricas. El cerramiento al interior: Vidrios en cámara incoloros que abren la actividad al interior como un mercado contemporáneo de servicios. Las compartimentaciones interiores: vidrios laminados, ligeros, y casi imperceptibles, que intentan desaparecer, reforzando la percepción unitaria de cada isla sobre las plataformas; compartimentaciones que no llegan físicamente a tocar la piel exterior de vidrio y policarbonato. Los puntos de color que forman los vidrios templados, en azules, verdes y oros, agrupados formando gemas, puntúan los volúmenes uniformes alrededor de la paleta de grises y tostados utilizados en toda la obra.

 

Las plataformas, son la infraestructura a la espera de incorporar un programa. La solución estructural facilita la coexistencia de una geometría irregular y quebrada, diferente en cada nivel, los distintos usos programáticos inicialmente requeridos y la continuidad de movimientos entre ellos. Ante un problema complejo la solución estructural es sencilla: un básico sistema de retícula de pilares portantes y losas postesadas de hormigón. La retícula de 5x5 m se mostró la más eficiente y la que mejor se adaptaba a las singularidades de las diferentes plataformas, desde el nivel inferior con la distribución funcional de los aparcamientos, hasta las superiores, más liberadas, permiten reducir la presencia de pilares y adoptar luces de hasta 12,00 m o voladizos de 5,00 m, al compensar los esfuerzos y variar sus diámetros.

 

La prolongación del paisaje natural que identifica al Campus Universitario se consigue a través de la última plataforma-cubierta. La cubierta ya no lo es, adopta un nuevo carácter más urbano, artificial y equipado. Las situaciones y relaciones que se dan en el bulevar del Campus se reinterpretan y transforman, proponiendo ahora nuevas áreas de oportunidad e intercambio para estudiantes, profesores y visitantes, dotándolo de nuevos soportes e instalaciones para que el espacio sea vivido, valorado y usado de forma continua. Los materiales sobre la nueva calle se adaptarán a las nuevas topografías configurando dunas, pliegues, playas o recortes; con texturas diversas, blandas, rugosas, peludas y colores acentuados, verdes, naranjas, negros, o arena, con líneas de iluminación, báculos elevados conectados al reloj solar, terrazas y kioscos. Y como con la soltura del primer croquis, se dibuja una línea naranja que con su geometría no lineal desmaterializa el borde convirtiéndolo en una línea de conexión con el paisaje del campus y con la lejana presencia de la sierra madrileña.

 

La ONCE y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) han otorgado a esta Plaza Mayor el primer premio del “Concurso para la selección de actuaciones de Arquitectura e Ingeniería con una Accesibilidad ejemplar” por ser un ejemplo de máxima calidad en el campo de la arquitectura y la ingeniería a nivel nacional, dando prioridad al acceso de personas con discapacidad.

Además de su fácil accesibilidad, otro de los criterios fundamentales de la construcción del edificio es la máxima funcionalidad, eficiencia energética y singularidad de sus dependencias. 26 paneles térmicos y 92 paneles fotovoltaicos permiten el ahorro energético y la optimización de los recursos medioambientales del edificio y se destinan al abastecimiento parcial de las instalaciones.

Las características arquitectónicas del edificio contemplan un diseño que alberga 4.000 m2 distribuidos en cuatro plantas, de las cuales la mitad están cubiertas por soportales y en cuyo sótano se ubican cerca de 200 plazas de aparcamiento. Los servicios disponibles en las instalaciones son la Oficina de Orientación y Atención al Estudiante, la Sección de Acceso, Admisión y Traslados, la Sección de Becas y Ayudas al Estudio, la Oficina de Relaciones Internacionales y Movilidad, la Oficina de Acogidas Internacionales, la Oficina de Acción Solidaria y Cooperación, la Oficina de Prácticas Externas y Orientación para el Empleo, el Centro de Atención a Usuarios y la Oficina de Ecocampus. Además se encuentran operativos un auditorio y una sala de exposiciones, Cafeterías/Restaurantes, Farmacia/Óptica, Librería/Papelería, Agencia de Viajes, entidad bancaria y Centro de Servicios Documentales.

 

En palabras de Alberto Campo Baeza, miembro del jurado del concurso "Los arquitectos en un tour de force nada fácil, han planteado y han resuelto con rigor y con brillantez un problema crucial en la arquitectura contemporánea, en la siempre debatida relación entre arquitectura y naturaleza. Les pedían unos edificios para alojar diferentes servicios de la Universidad y ellos les han dado una Plaza Mayor. ...han inclinado y plegado y girado y torcido, siempre con criterio, y han construido, insisto, un trozo de Naturaleza en continuidad con lo existente. Han construido su propio paisaje..."

  

www.mtmarquitectos.com/

mtmarquitectos-blog-curriculum.blogspot.com.es/

www.metalocus.es/content/es/blog/edificio-de-servicios-pl...

212.145.146.10/ejercicio/concursos/concursos_ocam/120517_...

www.bienalarquitectura.es/index.php/portfolio/fre0182/

 

flickriver.com/photos/javier1949/popular-interesting/

 

Plaza Mayor de la Universidad Autónoma de Madrid

 

Edificio de Servicios “Plaza Mayor”. C/ Einstein s/n Campus de Cantoblanco. Universidad Autónoma de Madrid.

 

MTM Arquitectos “Madrid Territorio Mutante” Javier Fresneda & Javier Sanjuán.

Coordinador del Proyecto: Miguel García-Redondo Villar. Arquitectos MTM: Carmen Antón, Laura Casas, Ana Arriero, Jesús Barranco, Álvaro Maestro. Concurso, Proyectos Básico y de Ejecución 2007. Obras 2009-2012

 

MTM Arquitectos describe el proyecto desde la Memoria del mismo:

Objetivo de la obra: Plaza Mayor. La ciudad donde construimos esta Plaza Mayor tiene un apellido específico, es una Ciudad Universitaria. La Universidad Autónoma de Madrid ha crecido alrededor de un espacio central de encuentro y circulación, un bulevar verde convertido en su espina dorsal. En uno de sus extremos la estación de cercanías que comunica con la madrileña Puerta del Sol; en el otro, la “Plaza Mayor”.

 

La “Plaza Mayor” es el nuevo centro de servicios de la Universidad por lo que debe manifestar su carácter simbólico y representativo, sirviendo de referencia dentro de la estructura del Campus. La Plaza se soluciona en continuidad con el lugar, proponiendo un nuevo paisaje, soporte de las actividades existentes e incitador de nuevas situaciones. Apoyándonos en el desnivel existente en la parcela y la potencia del bulevar verde que conforma el acceso a las facultades históricas, se construye una plataforma plegada. El bulevar se prolonga así a través de una calle jardín equipada, girando alrededor de una plaza.

 

Sobre el nivel del terreno natural, por debajo de la rasante, se implanta el aparcamiento, reduciendo al máximo el volumen de excavación, facilitando su ventilación natural a través de los taludes vegetados perimetrales existentes. Respetando estos “amortiguadores naturales” y sobre el nivel inferior, se construyen dos plataformas intermedias donde se produce la agrupación de programas y la variedad de accesos peatonales a nivel de las calles. Las torres de comunicación se elevan funcionando como hitos urbanos dentro del conjunto, creando un punto de inflexión perimetral que anuncian los 7 puentes. Torres y puentes son entradas, conexiones y acontecimientos que incitan a descubrir el vacío interior: la “Plaza Mayor”. Dentro, a su alrededor, los grandes vuelos construyen calles cubiertas que incrementan la versatilidad del espacio protegiendo de sol y la lluvia.

 

Hay cinco elementos materiales que refuerzan la continuidad bulevar, calle y plaza: El pavimento público: hormigón desactivado in situ y prefabricado, plantación vegetal, césped artificial y pavimentos de caucho. El final del bulevar existente es el comienzo del proyecto y desde ahí una lengua continua de hormigón recorre todo el sistema, rampas, plataformas y escaleras. Sobre esta se recorta la huella de otras actividades y otros materiales.

 

El cerramiento al exterior de la plaza: policarbonato gris atérmico cargado de resinas metalizadas, piel homogénea y cambiante, desde sus tratamientos específicos y los matices introducidos por las condiciones atmosféricas. El cerramiento al interior: Vidrios en cámara incoloros que abren la actividad al interior como un mercado contemporáneo de servicios. Las compartimentaciones interiores: vidrios laminados, ligeros, y casi imperceptibles, que intentan desaparecer, reforzando la percepción unitaria de cada isla sobre las plataformas; compartimentaciones que no llegan físicamente a tocar la piel exterior de vidrio y policarbonato. Los puntos de color que forman los vidrios templados, en azules, verdes y oros, agrupados formando gemas, puntúan los volúmenes uniformes alrededor de la paleta de grises y tostados utilizados en toda la obra.

 

Las plataformas, son la infraestructura a la espera de incorporar un programa. La solución estructural facilita la coexistencia de una geometría irregular y quebrada, diferente en cada nivel, los distintos usos programáticos inicialmente requeridos y la continuidad de movimientos entre ellos. Ante un problema complejo la solución estructural es sencilla: un básico sistema de retícula de pilares portantes y losas postesadas de hormigón. La retícula de 5x5 m se mostró la más eficiente y la que mejor se adaptaba a las singularidades de las diferentes plataformas, desde el nivel inferior con la distribución funcional de los aparcamientos, hasta las superiores, más liberadas, permiten reducir la presencia de pilares y adoptar luces de hasta 12,00 m o voladizos de 5,00 m, al compensar los esfuerzos y variar sus diámetros.

 

La prolongación del paisaje natural que identifica al Campus Universitario se consigue a través de la última plataforma-cubierta. La cubierta ya no lo es, adopta un nuevo carácter más urbano, artificial y equipado. Las situaciones y relaciones que se dan en el bulevar del Campus se reinterpretan y transforman, proponiendo ahora nuevas áreas de oportunidad e intercambio para estudiantes, profesores y visitantes, dotándolo de nuevos soportes e instalaciones para que el espacio sea vivido, valorado y usado de forma continua. Los materiales sobre la nueva calle se adaptarán a las nuevas topografías configurando dunas, pliegues, playas o recortes; con texturas diversas, blandas, rugosas, peludas y colores acentuados, verdes, naranjas, negros, o arena, con líneas de iluminación, báculos elevados conectados al reloj solar, terrazas y kioscos. Y como con la soltura del primer croquis, se dibuja una línea naranja que con su geometría no lineal desmaterializa el borde convirtiéndolo en una línea de conexión con el paisaje del campus y con la lejana presencia de la sierra madrileña.

 

La ONCE y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) han otorgado a esta Plaza Mayor el primer premio del “Concurso para la selección de actuaciones de Arquitectura e Ingeniería con una Accesibilidad ejemplar” por ser un ejemplo de máxima calidad en el campo de la arquitectura y la ingeniería a nivel nacional, dando prioridad al acceso de personas con discapacidad.

Además de su fácil accesibilidad, otro de los criterios fundamentales de la construcción del edificio es la máxima funcionalidad, eficiencia energética y singularidad de sus dependencias. 26 paneles térmicos y 92 paneles fotovoltaicos permiten el ahorro energético y la optimización de los recursos medioambientales del edificio y se destinan al abastecimiento parcial de las instalaciones.

Las características arquitectónicas del edificio contemplan un diseño que alberga 4.000 m2 distribuidos en cuatro plantas, de las cuales la mitad están cubiertas por soportales y en cuyo sótano se ubican cerca de 200 plazas de aparcamiento. Los servicios disponibles en las instalaciones son la Oficina de Orientación y Atención al Estudiante, la Sección de Acceso, Admisión y Traslados, la Sección de Becas y Ayudas al Estudio, la Oficina de Relaciones Internacionales y Movilidad, la Oficina de Acogidas Internacionales, la Oficina de Acción Solidaria y Cooperación, la Oficina de Prácticas Externas y Orientación para el Empleo, el Centro de Atención a Usuarios y la Oficina de Ecocampus. Además se encuentran operativos un auditorio y una sala de exposiciones, Cafeterías/Restaurantes, Farmacia/Óptica, Librería/Papelería, Agencia de Viajes, entidad bancaria y Centro de Servicios Documentales.

 

En palabras de Alberto Campo Baeza, miembro del jurado del concurso "Los arquitectos en un tour de force nada fácil, han planteado y han resuelto con rigor y con brillantez un problema crucial en la arquitectura contemporánea, en la siempre debatida relación entre arquitectura y naturaleza. Les pedían unos edificios para alojar diferentes servicios de la Universidad y ellos les han dado una Plaza Mayor. ...han inclinado y plegado y girado y torcido, siempre con criterio, y han construido, insisto, un trozo de Naturaleza en continuidad con lo existente. Han construido su propio paisaje..."

  

www.mtmarquitectos.com/

mtmarquitectos-blog-curriculum.blogspot.com.es/

www.metalocus.es/content/es/blog/edificio-de-servicios-pl...

212.145.146.10/ejercicio/concursos/concursos_ocam/120517_...

www.bienalarquitectura.es/index.php/portfolio/fre0182/