new icn messageflickr-free-ic3d pan white
View allAll Photos Tagged civic+factory+fest

Después de las esculturas eróticas, Antoni Miró dobla su apuesta de agitación artística

 

El artista muestra en Valencia 150 obras cargadas de denuncia social, provocación política y erotismo

 

Antoni Miró ha doblado la apuesta de agitación artística que lanzó la semana pasada al colocar al aire libre 12 esculturas de temática erótica en los viejos muelles de Valencia. Enfrente de las obras inspiradas en la cerámica popular de la antigua Grecia, Miró ha inaugurado este martes su mayor exposición antológica, compuesta por 150 cuadros cargados de denuncia social, provocación política y erotismo.

 

Titulada Antoni Miró en la Base, la exposición reescribe el significado de la sede del equipo que en 2007 ganó la Copa del América, la elitista competición de vela que albergó la ciudad, cuyas naves han sido transformadas en sala de arte.

 

Fernando Castro, comisario de la exposición, afirma que Miró, cuyo estilo combina el pop y el realismo social, "no es solo un artista, sino también un agitador cultural". "Sus obras dan cuenta de los avatares sociales, culturales, simbólicos y políticos e identitarios. Y lo hacen de una forma partidaria y panfletaria, mostrando el arte como testimonio del presente, un tiempo que es afortunadamente conflictivo".

 

El artista alcoyano, de 74 años, duerme de día y trabaja de noche de manera incansable. Todas las obras de la exposición, abierta hasta el 30 de diciembre, han sido producidas desde 2012. Muchos de sus cuadros reflejan escenas de conflictividad social de la última década: manifestaciones, protestas y cargas policiales de Kiev a El Cairo y de Madrid a Barcelona. "Yo no me invento nada, solo pinto lo que veo", dice Miró sobre los lienzos de calles repletas de banderas independentistas catalanas.

 

La nueva sala, llamada La Base, está en la Marina de Valencia, gestionada por un consorcio que integran el Gobierno, el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento. La exposición, organizada por este consorcio, Presidencia de la Generalitat y la Consejería de Cultura, ha costado 110.000 euros y viajará a otras ciudades. El importe incluye 30.000 euros destinados a editar un catálogo que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acordó con el artista en 2012, en la etapa de gobierno del PP, y no llegó a publicar.

 

La nave central de lo que fue la base del equipo suizo Alinghi, cuyas paredes miden 15 metros de altura porque se utilizaba para reparar el barco que defendió el título de campeón en Valencia, muestran también los cuadros dedicados por Miró a las mujeres como agentes del cambio político. Y sus retratos de personajes vinculados sobre todo al arte y la literatura, como Antoni Tàpies, Joan Fuster, Josep Pla y Gabriel García Márquez.

 

La sala contigua, donde originalmente se reparaban velas, exhibe sus desnudos masculinos y femeninos, especialmente eróticos en la serie dedicada a La Habana.

 

Aire industrial

 

La reconversión del edificio ha mantenido un aire industrial, con las enormes puertas de lona y los desagües para el baldeo del barco, resalta Vicent Llorens, director de la Marina de Valencia, el terreno que la ciudad ganó al puerto y al mar hace una década.

 

Llorens ha añadido que la nueva sala de exposiciones busca reescribir el significado de un lugar que fue escenario de dos competiciones deportivas elitistas, la Copa del América y el Mundial de Fórmula 1, y quieren convertir en un espacio "abierto a los ciudadanos, flexible, dedicado a la libertad de expresión, donde se programen contenidos de calidad con riesgo".

 

Ignacio Zafra

 

Fuente: EL PAÍS

 

elpais.com/cultura/2018/09/25/actualidad/1537895786_36880...

 

___

 

Antoni Miró a La Base: horarios, visitas guiadas y talleres didácticos

 

Vicent Llorens, director general del Consorcio València 2007: "La Base es un espacio abierto a toda la sociedad valenciana, flexible, de agitación. Es un reto que nos obliga a dar un paso adelante, a programar. Sin miedo."

 

València ya cuenta con un nuevo espacio cultural, La Base, que se inaugura con una exposición de Antoni Miró, abierta hasta el 30 de diciembre. La entrada es libre y gratuita:

 

Horarios

de martes a domingo, de 10h a 19h.

viernes, de 10h a 21h.

lunes, cerrada.

 

Visitas guiadas a colectivos, visitas didácticas para centros educativos y talleres para familias. GRATUITAS.

 

Reservas:

 

e-mail: expotonimiro@marinavalencia.com / teléfono: 661 914 944.

 

“La nueva sala de cultura de La Marina de València es un espacio sorprendente por su calidad y versatilidad”, ha afirmado Nèstor Novell, organizador de la exposición, en el acto de presentación que ha tenido lugar esta mañana en La Base y donde ha participado también el artista alcoyano, Antoni Miró, el comisario, Fernando Castro y el director general del Consorcio València 2007, Vicent Llorens. “Es un espacio fantástico para presentar arte y cultura contemporánea”, ha afirmado Castro.

 

La Presidencia de la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Cultura, junto al Ayuntamiento de València, el IVAM y La Marina de València, han organizado la exposición “Antoni Miró a La Base”, que abre la programación cultural de “La Base”, la antigua sede del equipo Alinghi transformada en “la base” de la cultura, la creatividad y la innovación. “Hemos recuperado un antiguo edificio industrial relacionado con la náutica y la Copa América para un uso público, ciudadano, relacionado con lo que nos identifica, la cultura, como elemento de progreso”, explica Llorens, quien sitúa esta iniciativa en la estrategia de apropiación ciudadana de La Marina de València. “La Marina es de todos”, añade, “un territorio abierto a la ciudadanía, a las instituciones, donde nadie está excluido”. Llorens define La Base como un “espacio de agitación” y destaca “el universo artístico de Antoni Miró” como una opción “magnífica” para introducir mensajes claros que agiten el pensamiento en una sociedad confusa como la actual.

 

Un espacio de experiencia artística y debate

 

Con más de 170 obras, la exposición muestra la obra más reciente de Miró, desde el 2012 a la actualidad, y acerca su visión personal de la realidad social y cultural a través de diferentes series: Mani-festa, Nuus/Nues, Suite Havana, Costeres i ponts, Suite erótica y Personatges. El comisario, Fernando Castro, señala que “es fundamental que venga gente que no esté de acuerdo” puesto que se pretende “crear un espacio de experiencia artística, de debate reflexivo, de antagonismo y disidencias”. Parafraseando a Baudelaire, Castro ha afirmado también que la crítica de arte, como testimonio del presente, ha de ser “parcial, apasionada y política”. “Como un sismógrafo que detecte los movimientos”, explica.

 

Miró ha respondido también a la polémica surgida en torno a las esculturas “eróticas” situadas en el recinto: “No es para tanto. Es también una oportunidad para reflexionar. Las esculturas están inspiradas en cerámica cotidiana de hace 2500 años. Hará que venga más gente a la exposición”. Por su parte, Castro también le ha quitado importancia: “Vamos a batir el record del mundo en selfis”

 

Visitas guiadas, tertulias y catálogo musicalizado

 

La exposición pretende ser un reconocimiento a la fructífera trayectoria de Antoni Miró. Además de la muestra, se ha editado un catálogo de la exposición dirigido por Fernando Castro y un catálogo musicalizado sobre su obra, dirigido por Feliu Ventura y elaborado por diez músicos valencianos de distintas tendencias, que se presentará el próximo 21 de octubre.

 

Junto con el IVAM, se están organizando también dos charlas-debate entre gestores culturales, críticos de arte e intelectuales para abordar la obra de Miró desde perspectivas diversas.

 

La Base empieza su andadura

 

Este edificio singular y reinventado sorprenderá al público desde la propia fachada, que ya luce un mural de Hyuro. La artista urbana estrena un lienzo vivo dedicado a intervenciones efímeras, donde artistas internacionales explicarán historias con contenidos sociales que invitarán a la reflexión.

 

El Consorcio València 2007 ha recuperado la planta baja de la antigua base Alinghi (1.980 m2 y 13m de altura) para abrirla a la ciudad y convertirla en “La Base” de las industrias creativas y culturales, un espacio vivo, dinámico e innovador; un lugar permeable y abierto, de encuentro e intercambio, con una programación de actividades continua. Además de la exposición de Antoni Miró, se están organizando ya eventos distintos como otras muestras expositivas o unas jornadas de debate alrededor de la València del futuro, que se presentarán en breve.

 

Desde 2016, la base del Alinghi ha acogido en varias ocasiones actividades relacionadas con la innovación y el espacio público. En noviembre de 2016, el hangar fue la sede de Civic Factory Fest La Marina de València, primera plataforma de innovación urbana donde los múltiples agentes que habitan el territorio buscaban respuestas a los problemas de la ciudad. En diciembre del mismo año, fue el escenario de los València Startup Awards, la entrega de premios a las propuestas más innovadoras de la ciudad. En 2018, la que fuera tienda del Alinghi ha albergado el ciclo de conversaciones Living Lab de La Marina de València, debates de reflexión abiertos que interconectan a referentes locales, nacionales e internacionales.

  

www.lamarinadevalencia.com/news/199/antoni-miro-a-la-base...

 

Después de las esculturas eróticas, Antoni Miró dobla su apuesta de agitación artística

 

El artista muestra en Valencia 150 obras cargadas de denuncia social, provocación política y erotismo

 

Antoni Miró ha doblado la apuesta de agitación artística que lanzó la semana pasada al colocar al aire libre 12 esculturas de temática erótica en los viejos muelles de Valencia. Enfrente de las obras inspiradas en la cerámica popular de la antigua Grecia, Miró ha inaugurado este martes su mayor exposición antológica, compuesta por 150 cuadros cargados de denuncia social, provocación política y erotismo.

 

Titulada Antoni Miró en la Base, la exposición reescribe el significado de la sede del equipo que en 2007 ganó la Copa del América, la elitista competición de vela que albergó la ciudad, cuyas naves han sido transformadas en sala de arte.

 

Fernando Castro, comisario de la exposición, afirma que Miró, cuyo estilo combina el pop y el realismo social, "no es solo un artista, sino también un agitador cultural". "Sus obras dan cuenta de los avatares sociales, culturales, simbólicos y políticos e identitarios. Y lo hacen de una forma partidaria y panfletaria, mostrando el arte como testimonio del presente, un tiempo que es afortunadamente conflictivo".

 

El artista alcoyano, de 74 años, duerme de día y trabaja de noche de manera incansable. Todas las obras de la exposición, abierta hasta el 30 de diciembre, han sido producidas desde 2012. Muchos de sus cuadros reflejan escenas de conflictividad social de la última década: manifestaciones, protestas y cargas policiales de Kiev a El Cairo y de Madrid a Barcelona. "Yo no me invento nada, solo pinto lo que veo", dice Miró sobre los lienzos de calles repletas de banderas independentistas catalanas.

 

La nueva sala, llamada La Base, está en la Marina de Valencia, gestionada por un consorcio que integran el Gobierno, el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento. La exposición, organizada por este consorcio, Presidencia de la Generalitat y la Consejería de Cultura, ha costado 110.000 euros y viajará a otras ciudades. El importe incluye 30.000 euros destinados a editar un catálogo que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acordó con el artista en 2012, en la etapa de gobierno del PP, y no llegó a publicar.

 

La nave central de lo que fue la base del equipo suizo Alinghi, cuyas paredes miden 15 metros de altura porque se utilizaba para reparar el barco que defendió el título de campeón en Valencia, muestran también los cuadros dedicados por Miró a las mujeres como agentes del cambio político. Y sus retratos de personajes vinculados sobre todo al arte y la literatura, como Antoni Tàpies, Joan Fuster, Josep Pla y Gabriel García Márquez.

 

La sala contigua, donde originalmente se reparaban velas, exhibe sus desnudos masculinos y femeninos, especialmente eróticos en la serie dedicada a La Habana.

 

Aire industrial

 

La reconversión del edificio ha mantenido un aire industrial, con las enormes puertas de lona y los desagües para el baldeo del barco, resalta Vicent Llorens, director de la Marina de Valencia, el terreno que la ciudad ganó al puerto y al mar hace una década.

 

Llorens ha añadido que la nueva sala de exposiciones busca reescribir el significado de un lugar que fue escenario de dos competiciones deportivas elitistas, la Copa del América y el Mundial de Fórmula 1, y quieren convertir en un espacio "abierto a los ciudadanos, flexible, dedicado a la libertad de expresión, donde se programen contenidos de calidad con riesgo".

 

Ignacio Zafra

 

Fuente: EL PAÍS

 

elpais.com/cultura/2018/09/25/actualidad/1537895786_36880...

 

___

 

Antoni Miró a La Base: horarios, visitas guiadas y talleres didácticos

 

Vicent Llorens, director general del Consorcio València 2007: "La Base es un espacio abierto a toda la sociedad valenciana, flexible, de agitación. Es un reto que nos obliga a dar un paso adelante, a programar. Sin miedo."

 

València ya cuenta con un nuevo espacio cultural, La Base, que se inaugura con una exposición de Antoni Miró, abierta hasta el 30 de diciembre. La entrada es libre y gratuita:

 

Horarios

de martes a domingo, de 10h a 19h.

viernes, de 10h a 21h.

lunes, cerrada.

 

Visitas guiadas a colectivos, visitas didácticas para centros educativos y talleres para familias. GRATUITAS.

 

Reservas:

 

e-mail: expotonimiro@marinavalencia.com / teléfono: 661 914 944.

 

“La nueva sala de cultura de La Marina de València es un espacio sorprendente por su calidad y versatilidad”, ha afirmado Nèstor Novell, organizador de la exposición, en el acto de presentación que ha tenido lugar esta mañana en La Base y donde ha participado también el artista alcoyano, Antoni Miró, el comisario, Fernando Castro y el director general del Consorcio València 2007, Vicent Llorens. “Es un espacio fantástico para presentar arte y cultura contemporánea”, ha afirmado Castro.

 

La Presidencia de la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Cultura, junto al Ayuntamiento de València, el IVAM y La Marina de València, han organizado la exposición “Antoni Miró a La Base”, que abre la programación cultural de “La Base”, la antigua sede del equipo Alinghi transformada en “la base” de la cultura, la creatividad y la innovación. “Hemos recuperado un antiguo edificio industrial relacionado con la náutica y la Copa América para un uso público, ciudadano, relacionado con lo que nos identifica, la cultura, como elemento de progreso”, explica Llorens, quien sitúa esta iniciativa en la estrategia de apropiación ciudadana de La Marina de València. “La Marina es de todos”, añade, “un territorio abierto a la ciudadanía, a las instituciones, donde nadie está excluido”. Llorens define La Base como un “espacio de agitación” y destaca “el universo artístico de Antoni Miró” como una opción “magnífica” para introducir mensajes claros que agiten el pensamiento en una sociedad confusa como la actual.

 

Un espacio de experiencia artística y debate

 

Con más de 170 obras, la exposición muestra la obra más reciente de Miró, desde el 2012 a la actualidad, y acerca su visión personal de la realidad social y cultural a través de diferentes series: Mani-festa, Nuus/Nues, Suite Havana, Costeres i ponts, Suite erótica y Personatges. El comisario, Fernando Castro, señala que “es fundamental que venga gente que no esté de acuerdo” puesto que se pretende “crear un espacio de experiencia artística, de debate reflexivo, de antagonismo y disidencias”. Parafraseando a Baudelaire, Castro ha afirmado también que la crítica de arte, como testimonio del presente, ha de ser “parcial, apasionada y política”. “Como un sismógrafo que detecte los movimientos”, explica.

 

Miró ha respondido también a la polémica surgida en torno a las esculturas “eróticas” situadas en el recinto: “No es para tanto. Es también una oportunidad para reflexionar. Las esculturas están inspiradas en cerámica cotidiana de hace 2500 años. Hará que venga más gente a la exposición”. Por su parte, Castro también le ha quitado importancia: “Vamos a batir el record del mundo en selfis”

 

Visitas guiadas, tertulias y catálogo musicalizado

 

La exposición pretende ser un reconocimiento a la fructífera trayectoria de Antoni Miró. Además de la muestra, se ha editado un catálogo de la exposición dirigido por Fernando Castro y un catálogo musicalizado sobre su obra, dirigido por Feliu Ventura y elaborado por diez músicos valencianos de distintas tendencias, que se presentará el próximo 21 de octubre.

 

Junto con el IVAM, se están organizando también dos charlas-debate entre gestores culturales, críticos de arte e intelectuales para abordar la obra de Miró desde perspectivas diversas.

 

La Base empieza su andadura

 

Este edificio singular y reinventado sorprenderá al público desde la propia fachada, que ya luce un mural de Hyuro. La artista urbana estrena un lienzo vivo dedicado a intervenciones efímeras, donde artistas internacionales explicarán historias con contenidos sociales que invitarán a la reflexión.

 

El Consorcio València 2007 ha recuperado la planta baja de la antigua base Alinghi (1.980 m2 y 13m de altura) para abrirla a la ciudad y convertirla en “La Base” de las industrias creativas y culturales, un espacio vivo, dinámico e innovador; un lugar permeable y abierto, de encuentro e intercambio, con una programación de actividades continua. Además de la exposición de Antoni Miró, se están organizando ya eventos distintos como otras muestras expositivas o unas jornadas de debate alrededor de la València del futuro, que se presentarán en breve.

 

Desde 2016, la base del Alinghi ha acogido en varias ocasiones actividades relacionadas con la innovación y el espacio público. En noviembre de 2016, el hangar fue la sede de Civic Factory Fest La Marina de València, primera plataforma de innovación urbana donde los múltiples agentes que habitan el territorio buscaban respuestas a los problemas de la ciudad. En diciembre del mismo año, fue el escenario de los València Startup Awards, la entrega de premios a las propuestas más innovadoras de la ciudad. En 2018, la que fuera tienda del Alinghi ha albergado el ciclo de conversaciones Living Lab de La Marina de València, debates de reflexión abiertos que interconectan a referentes locales, nacionales e internacionales.

  

www.lamarinadevalencia.com/news/199/antoni-miro-a-la-base...

 

Después de las esculturas eróticas, Antoni Miró dobla su apuesta de agitación artística

 

El artista muestra en Valencia 150 obras cargadas de denuncia social, provocación política y erotismo

 

Antoni Miró ha doblado la apuesta de agitación artística que lanzó la semana pasada al colocar al aire libre 12 esculturas de temática erótica en los viejos muelles de Valencia. Enfrente de las obras inspiradas en la cerámica popular de la antigua Grecia, Miró ha inaugurado este martes su mayor exposición antológica, compuesta por 150 cuadros cargados de denuncia social, provocación política y erotismo.

 

Titulada Antoni Miró en la Base, la exposición reescribe el significado de la sede del equipo que en 2007 ganó la Copa del América, la elitista competición de vela que albergó la ciudad, cuyas naves han sido transformadas en sala de arte.

 

Fernando Castro, comisario de la exposición, afirma que Miró, cuyo estilo combina el pop y el realismo social, "no es solo un artista, sino también un agitador cultural". "Sus obras dan cuenta de los avatares sociales, culturales, simbólicos y políticos e identitarios. Y lo hacen de una forma partidaria y panfletaria, mostrando el arte como testimonio del presente, un tiempo que es afortunadamente conflictivo".

 

El artista alcoyano, de 74 años, duerme de día y trabaja de noche de manera incansable. Todas las obras de la exposición, abierta hasta el 30 de diciembre, han sido producidas desde 2012. Muchos de sus cuadros reflejan escenas de conflictividad social de la última década: manifestaciones, protestas y cargas policiales de Kiev a El Cairo y de Madrid a Barcelona. "Yo no me invento nada, solo pinto lo que veo", dice Miró sobre los lienzos de calles repletas de banderas independentistas catalanas.

 

La nueva sala, llamada La Base, está en la Marina de Valencia, gestionada por un consorcio que integran el Gobierno, el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento. La exposición, organizada por este consorcio, Presidencia de la Generalitat y la Consejería de Cultura, ha costado 110.000 euros y viajará a otras ciudades. El importe incluye 30.000 euros destinados a editar un catálogo que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acordó con el artista en 2012, en la etapa de gobierno del PP, y no llegó a publicar.

 

La nave central de lo que fue la base del equipo suizo Alinghi, cuyas paredes miden 15 metros de altura porque se utilizaba para reparar el barco que defendió el título de campeón en Valencia, muestran también los cuadros dedicados por Miró a las mujeres como agentes del cambio político. Y sus retratos de personajes vinculados sobre todo al arte y la literatura, como Antoni Tàpies, Joan Fuster, Josep Pla y Gabriel García Márquez.

 

La sala contigua, donde originalmente se reparaban velas, exhibe sus desnudos masculinos y femeninos, especialmente eróticos en la serie dedicada a La Habana.

 

Aire industrial

 

La reconversión del edificio ha mantenido un aire industrial, con las enormes puertas de lona y los desagües para el baldeo del barco, resalta Vicent Llorens, director de la Marina de Valencia, el terreno que la ciudad ganó al puerto y al mar hace una década.

 

Llorens ha añadido que la nueva sala de exposiciones busca reescribir el significado de un lugar que fue escenario de dos competiciones deportivas elitistas, la Copa del América y el Mundial de Fórmula 1, y quieren convertir en un espacio "abierto a los ciudadanos, flexible, dedicado a la libertad de expresión, donde se programen contenidos de calidad con riesgo".

 

Ignacio Zafra

 

Fuente: EL PAÍS

 

elpais.com/cultura/2018/09/25/actualidad/1537895786_36880...

 

___

 

Antoni Miró a La Base: horarios, visitas guiadas y talleres didácticos

 

Vicent Llorens, director general del Consorcio València 2007: "La Base es un espacio abierto a toda la sociedad valenciana, flexible, de agitación. Es un reto que nos obliga a dar un paso adelante, a programar. Sin miedo."

 

València ya cuenta con un nuevo espacio cultural, La Base, que se inaugura con una exposición de Antoni Miró, abierta hasta el 30 de diciembre. La entrada es libre y gratuita:

 

Horarios

de martes a domingo, de 10h a 19h.

viernes, de 10h a 21h.

lunes, cerrada.

 

Visitas guiadas a colectivos, visitas didácticas para centros educativos y talleres para familias. GRATUITAS.

 

Reservas:

 

e-mail: expotonimiro@marinavalencia.com / teléfono: 661 914 944.

 

“La nueva sala de cultura de La Marina de València es un espacio sorprendente por su calidad y versatilidad”, ha afirmado Nèstor Novell, organizador de la exposición, en el acto de presentación que ha tenido lugar esta mañana en La Base y donde ha participado también el artista alcoyano, Antoni Miró, el comisario, Fernando Castro y el director general del Consorcio València 2007, Vicent Llorens. “Es un espacio fantástico para presentar arte y cultura contemporánea”, ha afirmado Castro.

 

La Presidencia de la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Cultura, junto al Ayuntamiento de València, el IVAM y La Marina de València, han organizado la exposición “Antoni Miró a La Base”, que abre la programación cultural de “La Base”, la antigua sede del equipo Alinghi transformada en “la base” de la cultura, la creatividad y la innovación. “Hemos recuperado un antiguo edificio industrial relacionado con la náutica y la Copa América para un uso público, ciudadano, relacionado con lo que nos identifica, la cultura, como elemento de progreso”, explica Llorens, quien sitúa esta iniciativa en la estrategia de apropiación ciudadana de La Marina de València. “La Marina es de todos”, añade, “un territorio abierto a la ciudadanía, a las instituciones, donde nadie está excluido”. Llorens define La Base como un “espacio de agitación” y destaca “el universo artístico de Antoni Miró” como una opción “magnífica” para introducir mensajes claros que agiten el pensamiento en una sociedad confusa como la actual.

 

Un espacio de experiencia artística y debate

 

Con más de 170 obras, la exposición muestra la obra más reciente de Miró, desde el 2012 a la actualidad, y acerca su visión personal de la realidad social y cultural a través de diferentes series: Mani-festa, Nuus/Nues, Suite Havana, Costeres i ponts, Suite erótica y Personatges. El comisario, Fernando Castro, señala que “es fundamental que venga gente que no esté de acuerdo” puesto que se pretende “crear un espacio de experiencia artística, de debate reflexivo, de antagonismo y disidencias”. Parafraseando a Baudelaire, Castro ha afirmado también que la crítica de arte, como testimonio del presente, ha de ser “parcial, apasionada y política”. “Como un sismógrafo que detecte los movimientos”, explica.

 

Miró ha respondido también a la polémica surgida en torno a las esculturas “eróticas” situadas en el recinto: “No es para tanto. Es también una oportunidad para reflexionar. Las esculturas están inspiradas en cerámica cotidiana de hace 2500 años. Hará que venga más gente a la exposición”. Por su parte, Castro también le ha quitado importancia: “Vamos a batir el record del mundo en selfis”

 

Visitas guiadas, tertulias y catálogo musicalizado

 

La exposición pretende ser un reconocimiento a la fructífera trayectoria de Antoni Miró. Además de la muestra, se ha editado un catálogo de la exposición dirigido por Fernando Castro y un catálogo musicalizado sobre su obra, dirigido por Feliu Ventura y elaborado por diez músicos valencianos de distintas tendencias, que se presentará el próximo 21 de octubre.

 

Junto con el IVAM, se están organizando también dos charlas-debate entre gestores culturales, críticos de arte e intelectuales para abordar la obra de Miró desde perspectivas diversas.

 

La Base empieza su andadura

 

Este edificio singular y reinventado sorprenderá al público desde la propia fachada, que ya luce un mural de Hyuro. La artista urbana estrena un lienzo vivo dedicado a intervenciones efímeras, donde artistas internacionales explicarán historias con contenidos sociales que invitarán a la reflexión.

 

El Consorcio València 2007 ha recuperado la planta baja de la antigua base Alinghi (1.980 m2 y 13m de altura) para abrirla a la ciudad y convertirla en “La Base” de las industrias creativas y culturales, un espacio vivo, dinámico e innovador; un lugar permeable y abierto, de encuentro e intercambio, con una programación de actividades continua. Además de la exposición de Antoni Miró, se están organizando ya eventos distintos como otras muestras expositivas o unas jornadas de debate alrededor de la València del futuro, que se presentarán en breve.

 

Desde 2016, la base del Alinghi ha acogido en varias ocasiones actividades relacionadas con la innovación y el espacio público. En noviembre de 2016, el hangar fue la sede de Civic Factory Fest La Marina de València, primera plataforma de innovación urbana donde los múltiples agentes que habitan el territorio buscaban respuestas a los problemas de la ciudad. En diciembre del mismo año, fue el escenario de los València Startup Awards, la entrega de premios a las propuestas más innovadoras de la ciudad. En 2018, la que fuera tienda del Alinghi ha albergado el ciclo de conversaciones Living Lab de La Marina de València, debates de reflexión abiertos que interconectan a referentes locales, nacionales e internacionales.

  

www.lamarinadevalencia.com/news/199/antoni-miro-a-la-base...

 

Después de las esculturas eróticas, Antoni Miró dobla su apuesta de agitación artística

 

El artista muestra en Valencia 150 obras cargadas de denuncia social, provocación política y erotismo

 

Antoni Miró ha doblado la apuesta de agitación artística que lanzó la semana pasada al colocar al aire libre 12 esculturas de temática erótica en los viejos muelles de Valencia. Enfrente de las obras inspiradas en la cerámica popular de la antigua Grecia, Miró ha inaugurado este martes su mayor exposición antológica, compuesta por 150 cuadros cargados de denuncia social, provocación política y erotismo.

 

Titulada Antoni Miró en la Base, la exposición reescribe el significado de la sede del equipo que en 2007 ganó la Copa del América, la elitista competición de vela que albergó la ciudad, cuyas naves han sido transformadas en sala de arte.

 

Fernando Castro, comisario de la exposición, afirma que Miró, cuyo estilo combina el pop y el realismo social, "no es solo un artista, sino también un agitador cultural". "Sus obras dan cuenta de los avatares sociales, culturales, simbólicos y políticos e identitarios. Y lo hacen de una forma partidaria y panfletaria, mostrando el arte como testimonio del presente, un tiempo que es afortunadamente conflictivo".

 

El artista alcoyano, de 74 años, duerme de día y trabaja de noche de manera incansable. Todas las obras de la exposición, abierta hasta el 30 de diciembre, han sido producidas desde 2012. Muchos de sus cuadros reflejan escenas de conflictividad social de la última década: manifestaciones, protestas y cargas policiales de Kiev a El Cairo y de Madrid a Barcelona. "Yo no me invento nada, solo pinto lo que veo", dice Miró sobre los lienzos de calles repletas de banderas independentistas catalanas.

 

La nueva sala, llamada La Base, está en la Marina de Valencia, gestionada por un consorcio que integran el Gobierno, el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento. La exposición, organizada por este consorcio, Presidencia de la Generalitat y la Consejería de Cultura, ha costado 110.000 euros y viajará a otras ciudades. El importe incluye 30.000 euros destinados a editar un catálogo que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acordó con el artista en 2012, en la etapa de gobierno del PP, y no llegó a publicar.

 

La nave central de lo que fue la base del equipo suizo Alinghi, cuyas paredes miden 15 metros de altura porque se utilizaba para reparar el barco que defendió el título de campeón en Valencia, muestran también los cuadros dedicados por Miró a las mujeres como agentes del cambio político. Y sus retratos de personajes vinculados sobre todo al arte y la literatura, como Antoni Tàpies, Joan Fuster, Josep Pla y Gabriel García Márquez.

 

La sala contigua, donde originalmente se reparaban velas, exhibe sus desnudos masculinos y femeninos, especialmente eróticos en la serie dedicada a La Habana.

 

Aire industrial

 

La reconversión del edificio ha mantenido un aire industrial, con las enormes puertas de lona y los desagües para el baldeo del barco, resalta Vicent Llorens, director de la Marina de Valencia, el terreno que la ciudad ganó al puerto y al mar hace una década.

 

Llorens ha añadido que la nueva sala de exposiciones busca reescribir el significado de un lugar que fue escenario de dos competiciones deportivas elitistas, la Copa del América y el Mundial de Fórmula 1, y quieren convertir en un espacio "abierto a los ciudadanos, flexible, dedicado a la libertad de expresión, donde se programen contenidos de calidad con riesgo".

 

Ignacio Zafra

 

Fuente: EL PAÍS

 

elpais.com/cultura/2018/09/25/actualidad/1537895786_36880...

 

___

 

Antoni Miró a La Base: horarios, visitas guiadas y talleres didácticos

 

Vicent Llorens, director general del Consorcio València 2007: "La Base es un espacio abierto a toda la sociedad valenciana, flexible, de agitación. Es un reto que nos obliga a dar un paso adelante, a programar. Sin miedo."

 

València ya cuenta con un nuevo espacio cultural, La Base, que se inaugura con una exposición de Antoni Miró, abierta hasta el 30 de diciembre. La entrada es libre y gratuita:

 

Horarios

de martes a domingo, de 10h a 19h.

viernes, de 10h a 21h.

lunes, cerrada.

 

Visitas guiadas a colectivos, visitas didácticas para centros educativos y talleres para familias. GRATUITAS.

 

Reservas:

 

e-mail: expotonimiro@marinavalencia.com / teléfono: 661 914 944.

 

“La nueva sala de cultura de La Marina de València es un espacio sorprendente por su calidad y versatilidad”, ha afirmado Nèstor Novell, organizador de la exposición, en el acto de presentación que ha tenido lugar esta mañana en La Base y donde ha participado también el artista alcoyano, Antoni Miró, el comisario, Fernando Castro y el director general del Consorcio València 2007, Vicent Llorens. “Es un espacio fantástico para presentar arte y cultura contemporánea”, ha afirmado Castro.

 

La Presidencia de la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Cultura, junto al Ayuntamiento de València, el IVAM y La Marina de València, han organizado la exposición “Antoni Miró a La Base”, que abre la programación cultural de “La Base”, la antigua sede del equipo Alinghi transformada en “la base” de la cultura, la creatividad y la innovación. “Hemos recuperado un antiguo edificio industrial relacionado con la náutica y la Copa América para un uso público, ciudadano, relacionado con lo que nos identifica, la cultura, como elemento de progreso”, explica Llorens, quien sitúa esta iniciativa en la estrategia de apropiación ciudadana de La Marina de València. “La Marina es de todos”, añade, “un territorio abierto a la ciudadanía, a las instituciones, donde nadie está excluido”. Llorens define La Base como un “espacio de agitación” y destaca “el universo artístico de Antoni Miró” como una opción “magnífica” para introducir mensajes claros que agiten el pensamiento en una sociedad confusa como la actual.

 

Un espacio de experiencia artística y debate

 

Con más de 170 obras, la exposición muestra la obra más reciente de Miró, desde el 2012 a la actualidad, y acerca su visión personal de la realidad social y cultural a través de diferentes series: Mani-festa, Nuus/Nues, Suite Havana, Costeres i ponts, Suite erótica y Personatges. El comisario, Fernando Castro, señala que “es fundamental que venga gente que no esté de acuerdo” puesto que se pretende “crear un espacio de experiencia artística, de debate reflexivo, de antagonismo y disidencias”. Parafraseando a Baudelaire, Castro ha afirmado también que la crítica de arte, como testimonio del presente, ha de ser “parcial, apasionada y política”. “Como un sismógrafo que detecte los movimientos”, explica.

 

Miró ha respondido también a la polémica surgida en torno a las esculturas “eróticas” situadas en el recinto: “No es para tanto. Es también una oportunidad para reflexionar. Las esculturas están inspiradas en cerámica cotidiana de hace 2500 años. Hará que venga más gente a la exposición”. Por su parte, Castro también le ha quitado importancia: “Vamos a batir el record del mundo en selfis”

 

Visitas guiadas, tertulias y catálogo musicalizado

 

La exposición pretende ser un reconocimiento a la fructífera trayectoria de Antoni Miró. Además de la muestra, se ha editado un catálogo de la exposición dirigido por Fernando Castro y un catálogo musicalizado sobre su obra, dirigido por Feliu Ventura y elaborado por diez músicos valencianos de distintas tendencias, que se presentará el próximo 21 de octubre.

 

Junto con el IVAM, se están organizando también dos charlas-debate entre gestores culturales, críticos de arte e intelectuales para abordar la obra de Miró desde perspectivas diversas.

 

La Base empieza su andadura

 

Este edificio singular y reinventado sorprenderá al público desde la propia fachada, que ya luce un mural de Hyuro. La artista urbana estrena un lienzo vivo dedicado a intervenciones efímeras, donde artistas internacionales explicarán historias con contenidos sociales que invitarán a la reflexión.

 

El Consorcio València 2007 ha recuperado la planta baja de la antigua base Alinghi (1.980 m2 y 13m de altura) para abrirla a la ciudad y convertirla en “La Base” de las industrias creativas y culturales, un espacio vivo, dinámico e innovador; un lugar permeable y abierto, de encuentro e intercambio, con una programación de actividades continua. Además de la exposición de Antoni Miró, se están organizando ya eventos distintos como otras muestras expositivas o unas jornadas de debate alrededor de la València del futuro, que se presentarán en breve.

 

Desde 2016, la base del Alinghi ha acogido en varias ocasiones actividades relacionadas con la innovación y el espacio público. En noviembre de 2016, el hangar fue la sede de Civic Factory Fest La Marina de València, primera plataforma de innovación urbana donde los múltiples agentes que habitan el territorio buscaban respuestas a los problemas de la ciudad. En diciembre del mismo año, fue el escenario de los València Startup Awards, la entrega de premios a las propuestas más innovadoras de la ciudad. En 2018, la que fuera tienda del Alinghi ha albergado el ciclo de conversaciones Living Lab de La Marina de València, debates de reflexión abiertos que interconectan a referentes locales, nacionales e internacionales.

  

www.lamarinadevalencia.com/news/199/antoni-miro-a-la-base...

 

Después de las esculturas eróticas, Antoni Miró dobla su apuesta de agitación artística

 

El artista muestra en Valencia 150 obras cargadas de denuncia social, provocación política y erotismo

 

Antoni Miró ha doblado la apuesta de agitación artística que lanzó la semana pasada al colocar al aire libre 12 esculturas de temática erótica en los viejos muelles de Valencia. Enfrente de las obras inspiradas en la cerámica popular de la antigua Grecia, Miró ha inaugurado este martes su mayor exposición antológica, compuesta por 150 cuadros cargados de denuncia social, provocación política y erotismo.

 

Titulada Antoni Miró en la Base, la exposición reescribe el significado de la sede del equipo que en 2007 ganó la Copa del América, la elitista competición de vela que albergó la ciudad, cuyas naves han sido transformadas en sala de arte.

 

Fernando Castro, comisario de la exposición, afirma que Miró, cuyo estilo combina el pop y el realismo social, "no es solo un artista, sino también un agitador cultural". "Sus obras dan cuenta de los avatares sociales, culturales, simbólicos y políticos e identitarios. Y lo hacen de una forma partidaria y panfletaria, mostrando el arte como testimonio del presente, un tiempo que es afortunadamente conflictivo".

 

El artista alcoyano, de 74 años, duerme de día y trabaja de noche de manera incansable. Todas las obras de la exposición, abierta hasta el 30 de diciembre, han sido producidas desde 2012. Muchos de sus cuadros reflejan escenas de conflictividad social de la última década: manifestaciones, protestas y cargas policiales de Kiev a El Cairo y de Madrid a Barcelona. "Yo no me invento nada, solo pinto lo que veo", dice Miró sobre los lienzos de calles repletas de banderas independentistas catalanas.

 

La nueva sala, llamada La Base, está en la Marina de Valencia, gestionada por un consorcio que integran el Gobierno, el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento. La exposición, organizada por este consorcio, Presidencia de la Generalitat y la Consejería de Cultura, ha costado 110.000 euros y viajará a otras ciudades. El importe incluye 30.000 euros destinados a editar un catálogo que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acordó con el artista en 2012, en la etapa de gobierno del PP, y no llegó a publicar.

 

La nave central de lo que fue la base del equipo suizo Alinghi, cuyas paredes miden 15 metros de altura porque se utilizaba para reparar el barco que defendió el título de campeón en Valencia, muestran también los cuadros dedicados por Miró a las mujeres como agentes del cambio político. Y sus retratos de personajes vinculados sobre todo al arte y la literatura, como Antoni Tàpies, Joan Fuster, Josep Pla y Gabriel García Márquez.

 

La sala contigua, donde originalmente se reparaban velas, exhibe sus desnudos masculinos y femeninos, especialmente eróticos en la serie dedicada a La Habana.

 

Aire industrial

 

La reconversión del edificio ha mantenido un aire industrial, con las enormes puertas de lona y los desagües para el baldeo del barco, resalta Vicent Llorens, director de la Marina de Valencia, el terreno que la ciudad ganó al puerto y al mar hace una década.

 

Llorens ha añadido que la nueva sala de exposiciones busca reescribir el significado de un lugar que fue escenario de dos competiciones deportivas elitistas, la Copa del América y el Mundial de Fórmula 1, y quieren convertir en un espacio "abierto a los ciudadanos, flexible, dedicado a la libertad de expresión, donde se programen contenidos de calidad con riesgo".

 

Ignacio Zafra

 

Fuente: EL PAÍS

 

elpais.com/cultura/2018/09/25/actualidad/1537895786_36880...

 

___

 

Antoni Miró a La Base: horarios, visitas guiadas y talleres didácticos

 

Vicent Llorens, director general del Consorcio València 2007: "La Base es un espacio abierto a toda la sociedad valenciana, flexible, de agitación. Es un reto que nos obliga a dar un paso adelante, a programar. Sin miedo."

 

València ya cuenta con un nuevo espacio cultural, La Base, que se inaugura con una exposición de Antoni Miró, abierta hasta el 30 de diciembre. La entrada es libre y gratuita:

 

Horarios

de martes a domingo, de 10h a 19h.

viernes, de 10h a 21h.

lunes, cerrada.

 

Visitas guiadas a colectivos, visitas didácticas para centros educativos y talleres para familias. GRATUITAS.

 

Reservas:

 

e-mail: expotonimiro@marinavalencia.com / teléfono: 661 914 944.

 

“La nueva sala de cultura de La Marina de València es un espacio sorprendente por su calidad y versatilidad”, ha afirmado Nèstor Novell, organizador de la exposición, en el acto de presentación que ha tenido lugar esta mañana en La Base y donde ha participado también el artista alcoyano, Antoni Miró, el comisario, Fernando Castro y el director general del Consorcio València 2007, Vicent Llorens. “Es un espacio fantástico para presentar arte y cultura contemporánea”, ha afirmado Castro.

 

La Presidencia de la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Cultura, junto al Ayuntamiento de València, el IVAM y La Marina de València, han organizado la exposición “Antoni Miró a La Base”, que abre la programación cultural de “La Base”, la antigua sede del equipo Alinghi transformada en “la base” de la cultura, la creatividad y la innovación. “Hemos recuperado un antiguo edificio industrial relacionado con la náutica y la Copa América para un uso público, ciudadano, relacionado con lo que nos identifica, la cultura, como elemento de progreso”, explica Llorens, quien sitúa esta iniciativa en la estrategia de apropiación ciudadana de La Marina de València. “La Marina es de todos”, añade, “un territorio abierto a la ciudadanía, a las instituciones, donde nadie está excluido”. Llorens define La Base como un “espacio de agitación” y destaca “el universo artístico de Antoni Miró” como una opción “magnífica” para introducir mensajes claros que agiten el pensamiento en una sociedad confusa como la actual.

 

Un espacio de experiencia artística y debate

 

Con más de 170 obras, la exposición muestra la obra más reciente de Miró, desde el 2012 a la actualidad, y acerca su visión personal de la realidad social y cultural a través de diferentes series: Mani-festa, Nuus/Nues, Suite Havana, Costeres i ponts, Suite erótica y Personatges. El comisario, Fernando Castro, señala que “es fundamental que venga gente que no esté de acuerdo” puesto que se pretende “crear un espacio de experiencia artística, de debate reflexivo, de antagonismo y disidencias”. Parafraseando a Baudelaire, Castro ha afirmado también que la crítica de arte, como testimonio del presente, ha de ser “parcial, apasionada y política”. “Como un sismógrafo que detecte los movimientos”, explica.

 

Miró ha respondido también a la polémica surgida en torno a las esculturas “eróticas” situadas en el recinto: “No es para tanto. Es también una oportunidad para reflexionar. Las esculturas están inspiradas en cerámica cotidiana de hace 2500 años. Hará que venga más gente a la exposición”. Por su parte, Castro también le ha quitado importancia: “Vamos a batir el record del mundo en selfis”

 

Visitas guiadas, tertulias y catálogo musicalizado

 

La exposición pretende ser un reconocimiento a la fructífera trayectoria de Antoni Miró. Además de la muestra, se ha editado un catálogo de la exposición dirigido por Fernando Castro y un catálogo musicalizado sobre su obra, dirigido por Feliu Ventura y elaborado por diez músicos valencianos de distintas tendencias, que se presentará el próximo 21 de octubre.

 

Junto con el IVAM, se están organizando también dos charlas-debate entre gestores culturales, críticos de arte e intelectuales para abordar la obra de Miró desde perspectivas diversas.

 

La Base empieza su andadura

 

Este edificio singular y reinventado sorprenderá al público desde la propia fachada, que ya luce un mural de Hyuro. La artista urbana estrena un lienzo vivo dedicado a intervenciones efímeras, donde artistas internacionales explicarán historias con contenidos sociales que invitarán a la reflexión.

 

El Consorcio València 2007 ha recuperado la planta baja de la antigua base Alinghi (1.980 m2 y 13m de altura) para abrirla a la ciudad y convertirla en “La Base” de las industrias creativas y culturales, un espacio vivo, dinámico e innovador; un lugar permeable y abierto, de encuentro e intercambio, con una programación de actividades continua. Además de la exposición de Antoni Miró, se están organizando ya eventos distintos como otras muestras expositivas o unas jornadas de debate alrededor de la València del futuro, que se presentarán en breve.

 

Desde 2016, la base del Alinghi ha acogido en varias ocasiones actividades relacionadas con la innovación y el espacio público. En noviembre de 2016, el hangar fue la sede de Civic Factory Fest La Marina de València, primera plataforma de innovación urbana donde los múltiples agentes que habitan el territorio buscaban respuestas a los problemas de la ciudad. En diciembre del mismo año, fue el escenario de los València Startup Awards, la entrega de premios a las propuestas más innovadoras de la ciudad. En 2018, la que fuera tienda del Alinghi ha albergado el ciclo de conversaciones Living Lab de La Marina de València, debates de reflexión abiertos que interconectan a referentes locales, nacionales e internacionales.

  

www.lamarinadevalencia.com/news/199/antoni-miro-a-la-base...

 

Después de las esculturas eróticas, Antoni Miró dobla su apuesta de agitación artística

 

El artista muestra en Valencia 150 obras cargadas de denuncia social, provocación política y erotismo

 

Antoni Miró ha doblado la apuesta de agitación artística que lanzó la semana pasada al colocar al aire libre 12 esculturas de temática erótica en los viejos muelles de Valencia. Enfrente de las obras inspiradas en la cerámica popular de la antigua Grecia, Miró ha inaugurado este martes su mayor exposición antológica, compuesta por 150 cuadros cargados de denuncia social, provocación política y erotismo.

 

Titulada Antoni Miró en la Base, la exposición reescribe el significado de la sede del equipo que en 2007 ganó la Copa del América, la elitista competición de vela que albergó la ciudad, cuyas naves han sido transformadas en sala de arte.

 

Fernando Castro, comisario de la exposición, afirma que Miró, cuyo estilo combina el pop y el realismo social, "no es solo un artista, sino también un agitador cultural". "Sus obras dan cuenta de los avatares sociales, culturales, simbólicos y políticos e identitarios. Y lo hacen de una forma partidaria y panfletaria, mostrando el arte como testimonio del presente, un tiempo que es afortunadamente conflictivo".

 

El artista alcoyano, de 74 años, duerme de día y trabaja de noche de manera incansable. Todas las obras de la exposición, abierta hasta el 30 de diciembre, han sido producidas desde 2012. Muchos de sus cuadros reflejan escenas de conflictividad social de la última década: manifestaciones, protestas y cargas policiales de Kiev a El Cairo y de Madrid a Barcelona. "Yo no me invento nada, solo pinto lo que veo", dice Miró sobre los lienzos de calles repletas de banderas independentistas catalanas.

 

La nueva sala, llamada La Base, está en la Marina de Valencia, gestionada por un consorcio que integran el Gobierno, el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento. La exposición, organizada por este consorcio, Presidencia de la Generalitat y la Consejería de Cultura, ha costado 110.000 euros y viajará a otras ciudades. El importe incluye 30.000 euros destinados a editar un catálogo que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acordó con el artista en 2012, en la etapa de gobierno del PP, y no llegó a publicar.

 

La nave central de lo que fue la base del equipo suizo Alinghi, cuyas paredes miden 15 metros de altura porque se utilizaba para reparar el barco que defendió el título de campeón en Valencia, muestran también los cuadros dedicados por Miró a las mujeres como agentes del cambio político. Y sus retratos de personajes vinculados sobre todo al arte y la literatura, como Antoni Tàpies, Joan Fuster, Josep Pla y Gabriel García Márquez.

 

La sala contigua, donde originalmente se reparaban velas, exhibe sus desnudos masculinos y femeninos, especialmente eróticos en la serie dedicada a La Habana.

 

Aire industrial

 

La reconversión del edificio ha mantenido un aire industrial, con las enormes puertas de lona y los desagües para el baldeo del barco, resalta Vicent Llorens, director de la Marina de Valencia, el terreno que la ciudad ganó al puerto y al mar hace una década.

 

Llorens ha añadido que la nueva sala de exposiciones busca reescribir el significado de un lugar que fue escenario de dos competiciones deportivas elitistas, la Copa del América y el Mundial de Fórmula 1, y quieren convertir en un espacio "abierto a los ciudadanos, flexible, dedicado a la libertad de expresión, donde se programen contenidos de calidad con riesgo".

 

Ignacio Zafra

 

Fuente: EL PAÍS

 

elpais.com/cultura/2018/09/25/actualidad/1537895786_36880...

 

___

 

Antoni Miró a La Base: horarios, visitas guiadas y talleres didácticos

 

Vicent Llorens, director general del Consorcio València 2007: "La Base es un espacio abierto a toda la sociedad valenciana, flexible, de agitación. Es un reto que nos obliga a dar un paso adelante, a programar. Sin miedo."

 

València ya cuenta con un nuevo espacio cultural, La Base, que se inaugura con una exposición de Antoni Miró, abierta hasta el 30 de diciembre. La entrada es libre y gratuita:

 

Horarios

de martes a domingo, de 10h a 19h.

viernes, de 10h a 21h.

lunes, cerrada.

 

Visitas guiadas a colectivos, visitas didácticas para centros educativos y talleres para familias. GRATUITAS.

 

Reservas:

 

e-mail: expotonimiro@marinavalencia.com / teléfono: 661 914 944.

 

“La nueva sala de cultura de La Marina de València es un espacio sorprendente por su calidad y versatilidad”, ha afirmado Nèstor Novell, organizador de la exposición, en el acto de presentación que ha tenido lugar esta mañana en La Base y donde ha participado también el artista alcoyano, Antoni Miró, el comisario, Fernando Castro y el director general del Consorcio València 2007, Vicent Llorens. “Es un espacio fantástico para presentar arte y cultura contemporánea”, ha afirmado Castro.

 

La Presidencia de la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Cultura, junto al Ayuntamiento de València, el IVAM y La Marina de València, han organizado la exposición “Antoni Miró a La Base”, que abre la programación cultural de “La Base”, la antigua sede del equipo Alinghi transformada en “la base” de la cultura, la creatividad y la innovación. “Hemos recuperado un antiguo edificio industrial relacionado con la náutica y la Copa América para un uso público, ciudadano, relacionado con lo que nos identifica, la cultura, como elemento de progreso”, explica Llorens, quien sitúa esta iniciativa en la estrategia de apropiación ciudadana de La Marina de València. “La Marina es de todos”, añade, “un territorio abierto a la ciudadanía, a las instituciones, donde nadie está excluido”. Llorens define La Base como un “espacio de agitación” y destaca “el universo artístico de Antoni Miró” como una opción “magnífica” para introducir mensajes claros que agiten el pensamiento en una sociedad confusa como la actual.

 

Un espacio de experiencia artística y debate

 

Con más de 170 obras, la exposición muestra la obra más reciente de Miró, desde el 2012 a la actualidad, y acerca su visión personal de la realidad social y cultural a través de diferentes series: Mani-festa, Nuus/Nues, Suite Havana, Costeres i ponts, Suite erótica y Personatges. El comisario, Fernando Castro, señala que “es fundamental que venga gente que no esté de acuerdo” puesto que se pretende “crear un espacio de experiencia artística, de debate reflexivo, de antagonismo y disidencias”. Parafraseando a Baudelaire, Castro ha afirmado también que la crítica de arte, como testimonio del presente, ha de ser “parcial, apasionada y política”. “Como un sismógrafo que detecte los movimientos”, explica.

 

Miró ha respondido también a la polémica surgida en torno a las esculturas “eróticas” situadas en el recinto: “No es para tanto. Es también una oportunidad para reflexionar. Las esculturas están inspiradas en cerámica cotidiana de hace 2500 años. Hará que venga más gente a la exposición”. Por su parte, Castro también le ha quitado importancia: “Vamos a batir el record del mundo en selfis”

 

Visitas guiadas, tertulias y catálogo musicalizado

 

La exposición pretende ser un reconocimiento a la fructífera trayectoria de Antoni Miró. Además de la muestra, se ha editado un catálogo de la exposición dirigido por Fernando Castro y un catálogo musicalizado sobre su obra, dirigido por Feliu Ventura y elaborado por diez músicos valencianos de distintas tendencias, que se presentará el próximo 21 de octubre.

 

Junto con el IVAM, se están organizando también dos charlas-debate entre gestores culturales, críticos de arte e intelectuales para abordar la obra de Miró desde perspectivas diversas.

 

La Base empieza su andadura

 

Este edificio singular y reinventado sorprenderá al público desde la propia fachada, que ya luce un mural de Hyuro. La artista urbana estrena un lienzo vivo dedicado a intervenciones efímeras, donde artistas internacionales explicarán historias con contenidos sociales que invitarán a la reflexión.

 

El Consorcio València 2007 ha recuperado la planta baja de la antigua base Alinghi (1.980 m2 y 13m de altura) para abrirla a la ciudad y convertirla en “La Base” de las industrias creativas y culturales, un espacio vivo, dinámico e innovador; un lugar permeable y abierto, de encuentro e intercambio, con una programación de actividades continua. Además de la exposición de Antoni Miró, se están organizando ya eventos distintos como otras muestras expositivas o unas jornadas de debate alrededor de la València del futuro, que se presentarán en breve.

 

Desde 2016, la base del Alinghi ha acogido en varias ocasiones actividades relacionadas con la innovación y el espacio público. En noviembre de 2016, el hangar fue la sede de Civic Factory Fest La Marina de València, primera plataforma de innovación urbana donde los múltiples agentes que habitan el territorio buscaban respuestas a los problemas de la ciudad. En diciembre del mismo año, fue el escenario de los València Startup Awards, la entrega de premios a las propuestas más innovadoras de la ciudad. En 2018, la que fuera tienda del Alinghi ha albergado el ciclo de conversaciones Living Lab de La Marina de València, debates de reflexión abiertos que interconectan a referentes locales, nacionales e internacionales.

  

www.lamarinadevalencia.com/news/199/antoni-miro-a-la-base...

 

Después de las esculturas eróticas, Antoni Miró dobla su apuesta de agitación artística

 

El artista muestra en Valencia 150 obras cargadas de denuncia social, provocación política y erotismo

 

Antoni Miró ha doblado la apuesta de agitación artística que lanzó la semana pasada al colocar al aire libre 12 esculturas de temática erótica en los viejos muelles de Valencia. Enfrente de las obras inspiradas en la cerámica popular de la antigua Grecia, Miró ha inaugurado este martes su mayor exposición antológica, compuesta por 150 cuadros cargados de denuncia social, provocación política y erotismo.

 

Titulada Antoni Miró en la Base, la exposición reescribe el significado de la sede del equipo que en 2007 ganó la Copa del América, la elitista competición de vela que albergó la ciudad, cuyas naves han sido transformadas en sala de arte.

 

Fernando Castro, comisario de la exposición, afirma que Miró, cuyo estilo combina el pop y el realismo social, "no es solo un artista, sino también un agitador cultural". "Sus obras dan cuenta de los avatares sociales, culturales, simbólicos y políticos e identitarios. Y lo hacen de una forma partidaria y panfletaria, mostrando el arte como testimonio del presente, un tiempo que es afortunadamente conflictivo".

 

El artista alcoyano, de 74 años, duerme de día y trabaja de noche de manera incansable. Todas las obras de la exposición, abierta hasta el 30 de diciembre, han sido producidas desde 2012. Muchos de sus cuadros reflejan escenas de conflictividad social de la última década: manifestaciones, protestas y cargas policiales de Kiev a El Cairo y de Madrid a Barcelona. "Yo no me invento nada, solo pinto lo que veo", dice Miró sobre los lienzos de calles repletas de banderas independentistas catalanas.

 

La nueva sala, llamada La Base, está en la Marina de Valencia, gestionada por un consorcio que integran el Gobierno, el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento. La exposición, organizada por este consorcio, Presidencia de la Generalitat y la Consejería de Cultura, ha costado 110.000 euros y viajará a otras ciudades. El importe incluye 30.000 euros destinados a editar un catálogo que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acordó con el artista en 2012, en la etapa de gobierno del PP, y no llegó a publicar.

 

La nave central de lo que fue la base del equipo suizo Alinghi, cuyas paredes miden 15 metros de altura porque se utilizaba para reparar el barco que defendió el título de campeón en Valencia, muestran también los cuadros dedicados por Miró a las mujeres como agentes del cambio político. Y sus retratos de personajes vinculados sobre todo al arte y la literatura, como Antoni Tàpies, Joan Fuster, Josep Pla y Gabriel García Márquez.

 

La sala contigua, donde originalmente se reparaban velas, exhibe sus desnudos masculinos y femeninos, especialmente eróticos en la serie dedicada a La Habana.

 

Aire industrial

 

La reconversión del edificio ha mantenido un aire industrial, con las enormes puertas de lona y los desagües para el baldeo del barco, resalta Vicent Llorens, director de la Marina de Valencia, el terreno que la ciudad ganó al puerto y al mar hace una década.

 

Llorens ha añadido que la nueva sala de exposiciones busca reescribir el significado de un lugar que fue escenario de dos competiciones deportivas elitistas, la Copa del América y el Mundial de Fórmula 1, y quieren convertir en un espacio "abierto a los ciudadanos, flexible, dedicado a la libertad de expresión, donde se programen contenidos de calidad con riesgo".

 

Ignacio Zafra

 

Fuente: EL PAÍS

 

elpais.com/cultura/2018/09/25/actualidad/1537895786_36880...

 

___

 

Antoni Miró a La Base: horarios, visitas guiadas y talleres didácticos

 

Vicent Llorens, director general del Consorcio València 2007: "La Base es un espacio abierto a toda la sociedad valenciana, flexible, de agitación. Es un reto que nos obliga a dar un paso adelante, a programar. Sin miedo."

 

València ya cuenta con un nuevo espacio cultural, La Base, que se inaugura con una exposición de Antoni Miró, abierta hasta el 30 de diciembre. La entrada es libre y gratuita:

 

Horarios

de martes a domingo, de 10h a 19h.

viernes, de 10h a 21h.

lunes, cerrada.

 

Visitas guiadas a colectivos, visitas didácticas para centros educativos y talleres para familias. GRATUITAS.

 

Reservas:

 

e-mail: expotonimiro@marinavalencia.com / teléfono: 661 914 944.

 

“La nueva sala de cultura de La Marina de València es un espacio sorprendente por su calidad y versatilidad”, ha afirmado Nèstor Novell, organizador de la exposición, en el acto de presentación que ha tenido lugar esta mañana en La Base y donde ha participado también el artista alcoyano, Antoni Miró, el comisario, Fernando Castro y el director general del Consorcio València 2007, Vicent Llorens. “Es un espacio fantástico para presentar arte y cultura contemporánea”, ha afirmado Castro.

 

La Presidencia de la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Cultura, junto al Ayuntamiento de València, el IVAM y La Marina de València, han organizado la exposición “Antoni Miró a La Base”, que abre la programación cultural de “La Base”, la antigua sede del equipo Alinghi transformada en “la base” de la cultura, la creatividad y la innovación. “Hemos recuperado un antiguo edificio industrial relacionado con la náutica y la Copa América para un uso público, ciudadano, relacionado con lo que nos identifica, la cultura, como elemento de progreso”, explica Llorens, quien sitúa esta iniciativa en la estrategia de apropiación ciudadana de La Marina de València. “La Marina es de todos”, añade, “un territorio abierto a la ciudadanía, a las instituciones, donde nadie está excluido”. Llorens define La Base como un “espacio de agitación” y destaca “el universo artístico de Antoni Miró” como una opción “magnífica” para introducir mensajes claros que agiten el pensamiento en una sociedad confusa como la actual.

 

Un espacio de experiencia artística y debate

 

Con más de 170 obras, la exposición muestra la obra más reciente de Miró, desde el 2012 a la actualidad, y acerca su visión personal de la realidad social y cultural a través de diferentes series: Mani-festa, Nuus/Nues, Suite Havana, Costeres i ponts, Suite erótica y Personatges. El comisario, Fernando Castro, señala que “es fundamental que venga gente que no esté de acuerdo” puesto que se pretende “crear un espacio de experiencia artística, de debate reflexivo, de antagonismo y disidencias”. Parafraseando a Baudelaire, Castro ha afirmado también que la crítica de arte, como testimonio del presente, ha de ser “parcial, apasionada y política”. “Como un sismógrafo que detecte los movimientos”, explica.

 

Miró ha respondido también a la polémica surgida en torno a las esculturas “eróticas” situadas en el recinto: “No es para tanto. Es también una oportunidad para reflexionar. Las esculturas están inspiradas en cerámica cotidiana de hace 2500 años. Hará que venga más gente a la exposición”. Por su parte, Castro también le ha quitado importancia: “Vamos a batir el record del mundo en selfis”

 

Visitas guiadas, tertulias y catálogo musicalizado

 

La exposición pretende ser un reconocimiento a la fructífera trayectoria de Antoni Miró. Además de la muestra, se ha editado un catálogo de la exposición dirigido por Fernando Castro y un catálogo musicalizado sobre su obra, dirigido por Feliu Ventura y elaborado por diez músicos valencianos de distintas tendencias, que se presentará el próximo 21 de octubre.

 

Junto con el IVAM, se están organizando también dos charlas-debate entre gestores culturales, críticos de arte e intelectuales para abordar la obra de Miró desde perspectivas diversas.

 

La Base empieza su andadura

 

Este edificio singular y reinventado sorprenderá al público desde la propia fachada, que ya luce un mural de Hyuro. La artista urbana estrena un lienzo vivo dedicado a intervenciones efímeras, donde artistas internacionales explicarán historias con contenidos sociales que invitarán a la reflexión.

 

El Consorcio València 2007 ha recuperado la planta baja de la antigua base Alinghi (1.980 m2 y 13m de altura) para abrirla a la ciudad y convertirla en “La Base” de las industrias creativas y culturales, un espacio vivo, dinámico e innovador; un lugar permeable y abierto, de encuentro e intercambio, con una programación de actividades continua. Además de la exposición de Antoni Miró, se están organizando ya eventos distintos como otras muestras expositivas o unas jornadas de debate alrededor de la València del futuro, que se presentarán en breve.

 

Desde 2016, la base del Alinghi ha acogido en varias ocasiones actividades relacionadas con la innovación y el espacio público. En noviembre de 2016, el hangar fue la sede de Civic Factory Fest La Marina de València, primera plataforma de innovación urbana donde los múltiples agentes que habitan el territorio buscaban respuestas a los problemas de la ciudad. En diciembre del mismo año, fue el escenario de los València Startup Awards, la entrega de premios a las propuestas más innovadoras de la ciudad. En 2018, la que fuera tienda del Alinghi ha albergado el ciclo de conversaciones Living Lab de La Marina de València, debates de reflexión abiertos que interconectan a referentes locales, nacionales e internacionales.

  

www.lamarinadevalencia.com/news/199/antoni-miro-a-la-base...

 

Después de las esculturas eróticas, Antoni Miró dobla su apuesta de agitación artística

 

El artista muestra en Valencia 150 obras cargadas de denuncia social, provocación política y erotismo

 

Antoni Miró ha doblado la apuesta de agitación artística que lanzó la semana pasada al colocar al aire libre 12 esculturas de temática erótica en los viejos muelles de Valencia. Enfrente de las obras inspiradas en la cerámica popular de la antigua Grecia, Miró ha inaugurado este martes su mayor exposición antológica, compuesta por 150 cuadros cargados de denuncia social, provocación política y erotismo.

 

Titulada Antoni Miró en la Base, la exposición reescribe el significado de la sede del equipo que en 2007 ganó la Copa del América, la elitista competición de vela que albergó la ciudad, cuyas naves han sido transformadas en sala de arte.

 

Fernando Castro, comisario de la exposición, afirma que Miró, cuyo estilo combina el pop y el realismo social, "no es solo un artista, sino también un agitador cultural". "Sus obras dan cuenta de los avatares sociales, culturales, simbólicos y políticos e identitarios. Y lo hacen de una forma partidaria y panfletaria, mostrando el arte como testimonio del presente, un tiempo que es afortunadamente conflictivo".

 

El artista alcoyano, de 74 años, duerme de día y trabaja de noche de manera incansable. Todas las obras de la exposición, abierta hasta el 30 de diciembre, han sido producidas desde 2012. Muchos de sus cuadros reflejan escenas de conflictividad social de la última década: manifestaciones, protestas y cargas policiales de Kiev a El Cairo y de Madrid a Barcelona. "Yo no me invento nada, solo pinto lo que veo", dice Miró sobre los lienzos de calles repletas de banderas independentistas catalanas.

 

La nueva sala, llamada La Base, está en la Marina de Valencia, gestionada por un consorcio que integran el Gobierno, el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento. La exposición, organizada por este consorcio, Presidencia de la Generalitat y la Consejería de Cultura, ha costado 110.000 euros y viajará a otras ciudades. El importe incluye 30.000 euros destinados a editar un catálogo que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acordó con el artista en 2012, en la etapa de gobierno del PP, y no llegó a publicar.

 

La nave central de lo que fue la base del equipo suizo Alinghi, cuyas paredes miden 15 metros de altura porque se utilizaba para reparar el barco que defendió el título de campeón en Valencia, muestran también los cuadros dedicados por Miró a las mujeres como agentes del cambio político. Y sus retratos de personajes vinculados sobre todo al arte y la literatura, como Antoni Tàpies, Joan Fuster, Josep Pla y Gabriel García Márquez.

 

La sala contigua, donde originalmente se reparaban velas, exhibe sus desnudos masculinos y femeninos, especialmente eróticos en la serie dedicada a La Habana.

 

Aire industrial

 

La reconversión del edificio ha mantenido un aire industrial, con las enormes puertas de lona y los desagües para el baldeo del barco, resalta Vicent Llorens, director de la Marina de Valencia, el terreno que la ciudad ganó al puerto y al mar hace una década.

 

Llorens ha añadido que la nueva sala de exposiciones busca reescribir el significado de un lugar que fue escenario de dos competiciones deportivas elitistas, la Copa del América y el Mundial de Fórmula 1, y quieren convertir en un espacio "abierto a los ciudadanos, flexible, dedicado a la libertad de expresión, donde se programen contenidos de calidad con riesgo".

 

Ignacio Zafra

 

Fuente: EL PAÍS

 

elpais.com/cultura/2018/09/25/actualidad/1537895786_36880...

 

___

 

Antoni Miró a La Base: horarios, visitas guiadas y talleres didácticos

 

Vicent Llorens, director general del Consorcio València 2007: "La Base es un espacio abierto a toda la sociedad valenciana, flexible, de agitación. Es un reto que nos obliga a dar un paso adelante, a programar. Sin miedo."

 

València ya cuenta con un nuevo espacio cultural, La Base, que se inaugura con una exposición de Antoni Miró, abierta hasta el 30 de diciembre. La entrada es libre y gratuita:

 

Horarios

de martes a domingo, de 10h a 19h.

viernes, de 10h a 21h.

lunes, cerrada.

 

Visitas guiadas a colectivos, visitas didácticas para centros educativos y talleres para familias. GRATUITAS.

 

Reservas:

 

e-mail: expotonimiro@marinavalencia.com / teléfono: 661 914 944.

 

“La nueva sala de cultura de La Marina de València es un espacio sorprendente por su calidad y versatilidad”, ha afirmado Nèstor Novell, organizador de la exposición, en el acto de presentación que ha tenido lugar esta mañana en La Base y donde ha participado también el artista alcoyano, Antoni Miró, el comisario, Fernando Castro y el director general del Consorcio València 2007, Vicent Llorens. “Es un espacio fantástico para presentar arte y cultura contemporánea”, ha afirmado Castro.

 

La Presidencia de la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Cultura, junto al Ayuntamiento de València, el IVAM y La Marina de València, han organizado la exposición “Antoni Miró a La Base”, que abre la programación cultural de “La Base”, la antigua sede del equipo Alinghi transformada en “la base” de la cultura, la creatividad y la innovación. “Hemos recuperado un antiguo edificio industrial relacionado con la náutica y la Copa América para un uso público, ciudadano, relacionado con lo que nos identifica, la cultura, como elemento de progreso”, explica Llorens, quien sitúa esta iniciativa en la estrategia de apropiación ciudadana de La Marina de València. “La Marina es de todos”, añade, “un territorio abierto a la ciudadanía, a las instituciones, donde nadie está excluido”. Llorens define La Base como un “espacio de agitación” y destaca “el universo artístico de Antoni Miró” como una opción “magnífica” para introducir mensajes claros que agiten el pensamiento en una sociedad confusa como la actual.

 

Un espacio de experiencia artística y debate

 

Con más de 170 obras, la exposición muestra la obra más reciente de Miró, desde el 2012 a la actualidad, y acerca su visión personal de la realidad social y cultural a través de diferentes series: Mani-festa, Nuus/Nues, Suite Havana, Costeres i ponts, Suite erótica y Personatges. El comisario, Fernando Castro, señala que “es fundamental que venga gente que no esté de acuerdo” puesto que se pretende “crear un espacio de experiencia artística, de debate reflexivo, de antagonismo y disidencias”. Parafraseando a Baudelaire, Castro ha afirmado también que la crítica de arte, como testimonio del presente, ha de ser “parcial, apasionada y política”. “Como un sismógrafo que detecte los movimientos”, explica.

 

Miró ha respondido también a la polémica surgida en torno a las esculturas “eróticas” situadas en el recinto: “No es para tanto. Es también una oportunidad para reflexionar. Las esculturas están inspiradas en cerámica cotidiana de hace 2500 años. Hará que venga más gente a la exposición”. Por su parte, Castro también le ha quitado importancia: “Vamos a batir el record del mundo en selfis”

 

Visitas guiadas, tertulias y catálogo musicalizado

 

La exposición pretende ser un reconocimiento a la fructífera trayectoria de Antoni Miró. Además de la muestra, se ha editado un catálogo de la exposición dirigido por Fernando Castro y un catálogo musicalizado sobre su obra, dirigido por Feliu Ventura y elaborado por diez músicos valencianos de distintas tendencias, que se presentará el próximo 21 de octubre.

 

Junto con el IVAM, se están organizando también dos charlas-debate entre gestores culturales, críticos de arte e intelectuales para abordar la obra de Miró desde perspectivas diversas.

 

La Base empieza su andadura

 

Este edificio singular y reinventado sorprenderá al público desde la propia fachada, que ya luce un mural de Hyuro. La artista urbana estrena un lienzo vivo dedicado a intervenciones efímeras, donde artistas internacionales explicarán historias con contenidos sociales que invitarán a la reflexión.

 

El Consorcio València 2007 ha recuperado la planta baja de la antigua base Alinghi (1.980 m2 y 13m de altura) para abrirla a la ciudad y convertirla en “La Base” de las industrias creativas y culturales, un espacio vivo, dinámico e innovador; un lugar permeable y abierto, de encuentro e intercambio, con una programación de actividades continua. Además de la exposición de Antoni Miró, se están organizando ya eventos distintos como otras muestras expositivas o unas jornadas de debate alrededor de la València del futuro, que se presentarán en breve.

 

Desde 2016, la base del Alinghi ha acogido en varias ocasiones actividades relacionadas con la innovación y el espacio público. En noviembre de 2016, el hangar fue la sede de Civic Factory Fest La Marina de València, primera plataforma de innovación urbana donde los múltiples agentes que habitan el territorio buscaban respuestas a los problemas de la ciudad. En diciembre del mismo año, fue el escenario de los València Startup Awards, la entrega de premios a las propuestas más innovadoras de la ciudad. En 2018, la que fuera tienda del Alinghi ha albergado el ciclo de conversaciones Living Lab de La Marina de València, debates de reflexión abiertos que interconectan a referentes locales, nacionales e internacionales.

  

www.lamarinadevalencia.com/news/199/antoni-miro-a-la-base...

 

Después de las esculturas eróticas, Antoni Miró dobla su apuesta de agitación artística

 

El artista muestra en Valencia 150 obras cargadas de denuncia social, provocación política y erotismo

 

Antoni Miró ha doblado la apuesta de agitación artística que lanzó la semana pasada al colocar al aire libre 12 esculturas de temática erótica en los viejos muelles de Valencia. Enfrente de las obras inspiradas en la cerámica popular de la antigua Grecia, Miró ha inaugurado este martes su mayor exposición antológica, compuesta por 150 cuadros cargados de denuncia social, provocación política y erotismo.

 

Titulada Antoni Miró en la Base, la exposición reescribe el significado de la sede del equipo que en 2007 ganó la Copa del América, la elitista competición de vela que albergó la ciudad, cuyas naves han sido transformadas en sala de arte.

 

Fernando Castro, comisario de la exposición, afirma que Miró, cuyo estilo combina el pop y el realismo social, "no es solo un artista, sino también un agitador cultural". "Sus obras dan cuenta de los avatares sociales, culturales, simbólicos y políticos e identitarios. Y lo hacen de una forma partidaria y panfletaria, mostrando el arte como testimonio del presente, un tiempo que es afortunadamente conflictivo".

 

El artista alcoyano, de 74 años, duerme de día y trabaja de noche de manera incansable. Todas las obras de la exposición, abierta hasta el 30 de diciembre, han sido producidas desde 2012. Muchos de sus cuadros reflejan escenas de conflictividad social de la última década: manifestaciones, protestas y cargas policiales de Kiev a El Cairo y de Madrid a Barcelona. "Yo no me invento nada, solo pinto lo que veo", dice Miró sobre los lienzos de calles repletas de banderas independentistas catalanas.

 

La nueva sala, llamada La Base, está en la Marina de Valencia, gestionada por un consorcio que integran el Gobierno, el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento. La exposición, organizada por este consorcio, Presidencia de la Generalitat y la Consejería de Cultura, ha costado 110.000 euros y viajará a otras ciudades. El importe incluye 30.000 euros destinados a editar un catálogo que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acordó con el artista en 2012, en la etapa de gobierno del PP, y no llegó a publicar.

 

La nave central de lo que fue la base del equipo suizo Alinghi, cuyas paredes miden 15 metros de altura porque se utilizaba para reparar el barco que defendió el título de campeón en Valencia, muestran también los cuadros dedicados por Miró a las mujeres como agentes del cambio político. Y sus retratos de personajes vinculados sobre todo al arte y la literatura, como Antoni Tàpies, Joan Fuster, Josep Pla y Gabriel García Márquez.

 

La sala contigua, donde originalmente se reparaban velas, exhibe sus desnudos masculinos y femeninos, especialmente eróticos en la serie dedicada a La Habana.

 

Aire industrial

 

La reconversión del edificio ha mantenido un aire industrial, con las enormes puertas de lona y los desagües para el baldeo del barco, resalta Vicent Llorens, director de la Marina de Valencia, el terreno que la ciudad ganó al puerto y al mar hace una década.

 

Llorens ha añadido que la nueva sala de exposiciones busca reescribir el significado de un lugar que fue escenario de dos competiciones deportivas elitistas, la Copa del América y el Mundial de Fórmula 1, y quieren convertir en un espacio "abierto a los ciudadanos, flexible, dedicado a la libertad de expresión, donde se programen contenidos de calidad con riesgo".

 

Ignacio Zafra

 

Fuente: EL PAÍS

 

elpais.com/cultura/2018/09/25/actualidad/1537895786_36880...

 

___

 

Antoni Miró a La Base: horarios, visitas guiadas y talleres didácticos

 

Vicent Llorens, director general del Consorcio València 2007: "La Base es un espacio abierto a toda la sociedad valenciana, flexible, de agitación. Es un reto que nos obliga a dar un paso adelante, a programar. Sin miedo."

 

València ya cuenta con un nuevo espacio cultural, La Base, que se inaugura con una exposición de Antoni Miró, abierta hasta el 30 de diciembre. La entrada es libre y gratuita:

 

Horarios

de martes a domingo, de 10h a 19h.

viernes, de 10h a 21h.

lunes, cerrada.

 

Visitas guiadas a colectivos, visitas didácticas para centros educativos y talleres para familias. GRATUITAS.

 

Reservas:

 

e-mail: expotonimiro@marinavalencia.com / teléfono: 661 914 944.

 

“La nueva sala de cultura de La Marina de València es un espacio sorprendente por su calidad y versatilidad”, ha afirmado Nèstor Novell, organizador de la exposición, en el acto de presentación que ha tenido lugar esta mañana en La Base y donde ha participado también el artista alcoyano, Antoni Miró, el comisario, Fernando Castro y el director general del Consorcio València 2007, Vicent Llorens. “Es un espacio fantástico para presentar arte y cultura contemporánea”, ha afirmado Castro.

 

La Presidencia de la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Cultura, junto al Ayuntamiento de València, el IVAM y La Marina de València, han organizado la exposición “Antoni Miró a La Base”, que abre la programación cultural de “La Base”, la antigua sede del equipo Alinghi transformada en “la base” de la cultura, la creatividad y la innovación. “Hemos recuperado un antiguo edificio industrial relacionado con la náutica y la Copa América para un uso público, ciudadano, relacionado con lo que nos identifica, la cultura, como elemento de progreso”, explica Llorens, quien sitúa esta iniciativa en la estrategia de apropiación ciudadana de La Marina de València. “La Marina es de todos”, añade, “un territorio abierto a la ciudadanía, a las instituciones, donde nadie está excluido”. Llorens define La Base como un “espacio de agitación” y destaca “el universo artístico de Antoni Miró” como una opción “magnífica” para introducir mensajes claros que agiten el pensamiento en una sociedad confusa como la actual.

 

Un espacio de experiencia artística y debate

 

Con más de 170 obras, la exposición muestra la obra más reciente de Miró, desde el 2012 a la actualidad, y acerca su visión personal de la realidad social y cultural a través de diferentes series: Mani-festa, Nuus/Nues, Suite Havana, Costeres i ponts, Suite erótica y Personatges. El comisario, Fernando Castro, señala que “es fundamental que venga gente que no esté de acuerdo” puesto que se pretende “crear un espacio de experiencia artística, de debate reflexivo, de antagonismo y disidencias”. Parafraseando a Baudelaire, Castro ha afirmado también que la crítica de arte, como testimonio del presente, ha de ser “parcial, apasionada y política”. “Como un sismógrafo que detecte los movimientos”, explica.

 

Miró ha respondido también a la polémica surgida en torno a las esculturas “eróticas” situadas en el recinto: “No es para tanto. Es también una oportunidad para reflexionar. Las esculturas están inspiradas en cerámica cotidiana de hace 2500 años. Hará que venga más gente a la exposición”. Por su parte, Castro también le ha quitado importancia: “Vamos a batir el record del mundo en selfis”

 

Visitas guiadas, tertulias y catálogo musicalizado

 

La exposición pretende ser un reconocimiento a la fructífera trayectoria de Antoni Miró. Además de la muestra, se ha editado un catálogo de la exposición dirigido por Fernando Castro y un catálogo musicalizado sobre su obra, dirigido por Feliu Ventura y elaborado por diez músicos valencianos de distintas tendencias, que se presentará el próximo 21 de octubre.

 

Junto con el IVAM, se están organizando también dos charlas-debate entre gestores culturales, críticos de arte e intelectuales para abordar la obra de Miró desde perspectivas diversas.

 

La Base empieza su andadura

 

Este edificio singular y reinventado sorprenderá al público desde la propia fachada, que ya luce un mural de Hyuro. La artista urbana estrena un lienzo vivo dedicado a intervenciones efímeras, donde artistas internacionales explicarán historias con contenidos sociales que invitarán a la reflexión.

 

El Consorcio València 2007 ha recuperado la planta baja de la antigua base Alinghi (1.980 m2 y 13m de altura) para abrirla a la ciudad y convertirla en “La Base” de las industrias creativas y culturales, un espacio vivo, dinámico e innovador; un lugar permeable y abierto, de encuentro e intercambio, con una programación de actividades continua. Además de la exposición de Antoni Miró, se están organizando ya eventos distintos como otras muestras expositivas o unas jornadas de debate alrededor de la València del futuro, que se presentarán en breve.

 

Desde 2016, la base del Alinghi ha acogido en varias ocasiones actividades relacionadas con la innovación y el espacio público. En noviembre de 2016, el hangar fue la sede de Civic Factory Fest La Marina de València, primera plataforma de innovación urbana donde los múltiples agentes que habitan el territorio buscaban respuestas a los problemas de la ciudad. En diciembre del mismo año, fue el escenario de los València Startup Awards, la entrega de premios a las propuestas más innovadoras de la ciudad. En 2018, la que fuera tienda del Alinghi ha albergado el ciclo de conversaciones Living Lab de La Marina de València, debates de reflexión abiertos que interconectan a referentes locales, nacionales e internacionales.

  

www.lamarinadevalencia.com/news/199/antoni-miro-a-la-base...

 

Después de las esculturas eróticas, Antoni Miró dobla su apuesta de agitación artística

 

El artista muestra en Valencia 150 obras cargadas de denuncia social, provocación política y erotismo

 

Antoni Miró ha doblado la apuesta de agitación artística que lanzó la semana pasada al colocar al aire libre 12 esculturas de temática erótica en los viejos muelles de Valencia. Enfrente de las obras inspiradas en la cerámica popular de la antigua Grecia, Miró ha inaugurado este martes su mayor exposición antológica, compuesta por 150 cuadros cargados de denuncia social, provocación política y erotismo.

 

Titulada Antoni Miró en la Base, la exposición reescribe el significado de la sede del equipo que en 2007 ganó la Copa del América, la elitista competición de vela que albergó la ciudad, cuyas naves han sido transformadas en sala de arte.

 

Fernando Castro, comisario de la exposición, afirma que Miró, cuyo estilo combina el pop y el realismo social, "no es solo un artista, sino también un agitador cultural". "Sus obras dan cuenta de los avatares sociales, culturales, simbólicos y políticos e identitarios. Y lo hacen de una forma partidaria y panfletaria, mostrando el arte como testimonio del presente, un tiempo que es afortunadamente conflictivo".

 

El artista alcoyano, de 74 años, duerme de día y trabaja de noche de manera incansable. Todas las obras de la exposición, abierta hasta el 30 de diciembre, han sido producidas desde 2012. Muchos de sus cuadros reflejan escenas de conflictividad social de la última década: manifestaciones, protestas y cargas policiales de Kiev a El Cairo y de Madrid a Barcelona. "Yo no me invento nada, solo pinto lo que veo", dice Miró sobre los lienzos de calles repletas de banderas independentistas catalanas.

 

La nueva sala, llamada La Base, está en la Marina de Valencia, gestionada por un consorcio que integran el Gobierno, el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento. La exposición, organizada por este consorcio, Presidencia de la Generalitat y la Consejería de Cultura, ha costado 110.000 euros y viajará a otras ciudades. El importe incluye 30.000 euros destinados a editar un catálogo que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acordó con el artista en 2012, en la etapa de gobierno del PP, y no llegó a publicar.

 

La nave central de lo que fue la base del equipo suizo Alinghi, cuyas paredes miden 15 metros de altura porque se utilizaba para reparar el barco que defendió el título de campeón en Valencia, muestran también los cuadros dedicados por Miró a las mujeres como agentes del cambio político. Y sus retratos de personajes vinculados sobre todo al arte y la literatura, como Antoni Tàpies, Joan Fuster, Josep Pla y Gabriel García Márquez.

 

La sala contigua, donde originalmente se reparaban velas, exhibe sus desnudos masculinos y femeninos, especialmente eróticos en la serie dedicada a La Habana.

 

Aire industrial

 

La reconversión del edificio ha mantenido un aire industrial, con las enormes puertas de lona y los desagües para el baldeo del barco, resalta Vicent Llorens, director de la Marina de Valencia, el terreno que la ciudad ganó al puerto y al mar hace una década.

 

Llorens ha añadido que la nueva sala de exposiciones busca reescribir el significado de un lugar que fue escenario de dos competiciones deportivas elitistas, la Copa del América y el Mundial de Fórmula 1, y quieren convertir en un espacio "abierto a los ciudadanos, flexible, dedicado a la libertad de expresión, donde se programen contenidos de calidad con riesgo".

 

Ignacio Zafra

 

Fuente: EL PAÍS

 

elpais.com/cultura/2018/09/25/actualidad/1537895786_36880...

 

___

 

Antoni Miró a La Base: horarios, visitas guiadas y talleres didácticos

 

Vicent Llorens, director general del Consorcio València 2007: "La Base es un espacio abierto a toda la sociedad valenciana, flexible, de agitación. Es un reto que nos obliga a dar un paso adelante, a programar. Sin miedo."

 

València ya cuenta con un nuevo espacio cultural, La Base, que se inaugura con una exposición de Antoni Miró, abierta hasta el 30 de diciembre. La entrada es libre y gratuita:

 

Horarios

de martes a domingo, de 10h a 19h.

viernes, de 10h a 21h.

lunes, cerrada.

 

Visitas guiadas a colectivos, visitas didácticas para centros educativos y talleres para familias. GRATUITAS.

 

Reservas:

 

e-mail: expotonimiro@marinavalencia.com / teléfono: 661 914 944.

 

“La nueva sala de cultura de La Marina de València es un espacio sorprendente por su calidad y versatilidad”, ha afirmado Nèstor Novell, organizador de la exposición, en el acto de presentación que ha tenido lugar esta mañana en La Base y donde ha participado también el artista alcoyano, Antoni Miró, el comisario, Fernando Castro y el director general del Consorcio València 2007, Vicent Llorens. “Es un espacio fantástico para presentar arte y cultura contemporánea”, ha afirmado Castro.

 

La Presidencia de la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Cultura, junto al Ayuntamiento de València, el IVAM y La Marina de València, han organizado la exposición “Antoni Miró a La Base”, que abre la programación cultural de “La Base”, la antigua sede del equipo Alinghi transformada en “la base” de la cultura, la creatividad y la innovación. “Hemos recuperado un antiguo edificio industrial relacionado con la náutica y la Copa América para un uso público, ciudadano, relacionado con lo que nos identifica, la cultura, como elemento de progreso”, explica Llorens, quien sitúa esta iniciativa en la estrategia de apropiación ciudadana de La Marina de València. “La Marina es de todos”, añade, “un territorio abierto a la ciudadanía, a las instituciones, donde nadie está excluido”. Llorens define La Base como un “espacio de agitación” y destaca “el universo artístico de Antoni Miró” como una opción “magnífica” para introducir mensajes claros que agiten el pensamiento en una sociedad confusa como la actual.

 

Un espacio de experiencia artística y debate

 

Con más de 170 obras, la exposición muestra la obra más reciente de Miró, desde el 2012 a la actualidad, y acerca su visión personal de la realidad social y cultural a través de diferentes series: Mani-festa, Nuus/Nues, Suite Havana, Costeres i ponts, Suite erótica y Personatges. El comisario, Fernando Castro, señala que “es fundamental que venga gente que no esté de acuerdo” puesto que se pretende “crear un espacio de experiencia artística, de debate reflexivo, de antagonismo y disidencias”. Parafraseando a Baudelaire, Castro ha afirmado también que la crítica de arte, como testimonio del presente, ha de ser “parcial, apasionada y política”. “Como un sismógrafo que detecte los movimientos”, explica.

 

Miró ha respondido también a la polémica surgida en torno a las esculturas “eróticas” situadas en el recinto: “No es para tanto. Es también una oportunidad para reflexionar. Las esculturas están inspiradas en cerámica cotidiana de hace 2500 años. Hará que venga más gente a la exposición”. Por su parte, Castro también le ha quitado importancia: “Vamos a batir el record del mundo en selfis”

 

Visitas guiadas, tertulias y catálogo musicalizado

 

La exposición pretende ser un reconocimiento a la fructífera trayectoria de Antoni Miró. Además de la muestra, se ha editado un catálogo de la exposición dirigido por Fernando Castro y un catálogo musicalizado sobre su obra, dirigido por Feliu Ventura y elaborado por diez músicos valencianos de distintas tendencias, que se presentará el próximo 21 de octubre.

 

Junto con el IVAM, se están organizando también dos charlas-debate entre gestores culturales, críticos de arte e intelectuales para abordar la obra de Miró desde perspectivas diversas.

 

La Base empieza su andadura

 

Este edificio singular y reinventado sorprenderá al público desde la propia fachada, que ya luce un mural de Hyuro. La artista urbana estrena un lienzo vivo dedicado a intervenciones efímeras, donde artistas internacionales explicarán historias con contenidos sociales que invitarán a la reflexión.

 

El Consorcio València 2007 ha recuperado la planta baja de la antigua base Alinghi (1.980 m2 y 13m de altura) para abrirla a la ciudad y convertirla en “La Base” de las industrias creativas y culturales, un espacio vivo, dinámico e innovador; un lugar permeable y abierto, de encuentro e intercambio, con una programación de actividades continua. Además de la exposición de Antoni Miró, se están organizando ya eventos distintos como otras muestras expositivas o unas jornadas de debate alrededor de la València del futuro, que se presentarán en breve.

 

Desde 2016, la base del Alinghi ha acogido en varias ocasiones actividades relacionadas con la innovación y el espacio público. En noviembre de 2016, el hangar fue la sede de Civic Factory Fest La Marina de València, primera plataforma de innovación urbana donde los múltiples agentes que habitan el territorio buscaban respuestas a los problemas de la ciudad. En diciembre del mismo año, fue el escenario de los València Startup Awards, la entrega de premios a las propuestas más innovadoras de la ciudad. En 2018, la que fuera tienda del Alinghi ha albergado el ciclo de conversaciones Living Lab de La Marina de València, debates de reflexión abiertos que interconectan a referentes locales, nacionales e internacionales.

  

www.lamarinadevalencia.com/news/199/antoni-miro-a-la-base...

 

Después de las esculturas eróticas, Antoni Miró dobla su apuesta de agitación artística

 

El artista muestra en Valencia 150 obras cargadas de denuncia social, provocación política y erotismo

 

Antoni Miró ha doblado la apuesta de agitación artística que lanzó la semana pasada al colocar al aire libre 12 esculturas de temática erótica en los viejos muelles de Valencia. Enfrente de las obras inspiradas en la cerámica popular de la antigua Grecia, Miró ha inaugurado este martes su mayor exposición antológica, compuesta por 150 cuadros cargados de denuncia social, provocación política y erotismo.

 

Titulada Antoni Miró en la Base, la exposición reescribe el significado de la sede del equipo que en 2007 ganó la Copa del América, la elitista competición de vela que albergó la ciudad, cuyas naves han sido transformadas en sala de arte.

 

Fernando Castro, comisario de la exposición, afirma que Miró, cuyo estilo combina el pop y el realismo social, "no es solo un artista, sino también un agitador cultural". "Sus obras dan cuenta de los avatares sociales, culturales, simbólicos y políticos e identitarios. Y lo hacen de una forma partidaria y panfletaria, mostrando el arte como testimonio del presente, un tiempo que es afortunadamente conflictivo".

 

El artista alcoyano, de 74 años, duerme de día y trabaja de noche de manera incansable. Todas las obras de la exposición, abierta hasta el 30 de diciembre, han sido producidas desde 2012. Muchos de sus cuadros reflejan escenas de conflictividad social de la última década: manifestaciones, protestas y cargas policiales de Kiev a El Cairo y de Madrid a Barcelona. "Yo no me invento nada, solo pinto lo que veo", dice Miró sobre los lienzos de calles repletas de banderas independentistas catalanas.

 

La nueva sala, llamada La Base, está en la Marina de Valencia, gestionada por un consorcio que integran el Gobierno, el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento. La exposición, organizada por este consorcio, Presidencia de la Generalitat y la Consejería de Cultura, ha costado 110.000 euros y viajará a otras ciudades. El importe incluye 30.000 euros destinados a editar un catálogo que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acordó con el artista en 2012, en la etapa de gobierno del PP, y no llegó a publicar.

 

La nave central de lo que fue la base del equipo suizo Alinghi, cuyas paredes miden 15 metros de altura porque se utilizaba para reparar el barco que defendió el título de campeón en Valencia, muestran también los cuadros dedicados por Miró a las mujeres como agentes del cambio político. Y sus retratos de personajes vinculados sobre todo al arte y la literatura, como Antoni Tàpies, Joan Fuster, Josep Pla y Gabriel García Márquez.

 

La sala contigua, donde originalmente se reparaban velas, exhibe sus desnudos masculinos y femeninos, especialmente eróticos en la serie dedicada a La Habana.

 

Aire industrial

 

La reconversión del edificio ha mantenido un aire industrial, con las enormes puertas de lona y los desagües para el baldeo del barco, resalta Vicent Llorens, director de la Marina de Valencia, el terreno que la ciudad ganó al puerto y al mar hace una década.

 

Llorens ha añadido que la nueva sala de exposiciones busca reescribir el significado de un lugar que fue escenario de dos competiciones deportivas elitistas, la Copa del América y el Mundial de Fórmula 1, y quieren convertir en un espacio "abierto a los ciudadanos, flexible, dedicado a la libertad de expresión, donde se programen contenidos de calidad con riesgo".

 

Ignacio Zafra

 

Fuente: EL PAÍS

 

elpais.com/cultura/2018/09/25/actualidad/1537895786_36880...

 

___

 

Antoni Miró a La Base: horarios, visitas guiadas y talleres didácticos

 

Vicent Llorens, director general del Consorcio València 2007: "La Base es un espacio abierto a toda la sociedad valenciana, flexible, de agitación. Es un reto que nos obliga a dar un paso adelante, a programar. Sin miedo."

 

València ya cuenta con un nuevo espacio cultural, La Base, que se inaugura con una exposición de Antoni Miró, abierta hasta el 30 de diciembre. La entrada es libre y gratuita:

 

Horarios

de martes a domingo, de 10h a 19h.

viernes, de 10h a 21h.

lunes, cerrada.

 

Visitas guiadas a colectivos, visitas didácticas para centros educativos y talleres para familias. GRATUITAS.

 

Reservas:

 

e-mail: expotonimiro@marinavalencia.com / teléfono: 661 914 944.

 

“La nueva sala de cultura de La Marina de València es un espacio sorprendente por su calidad y versatilidad”, ha afirmado Nèstor Novell, organizador de la exposición, en el acto de presentación que ha tenido lugar esta mañana en La Base y donde ha participado también el artista alcoyano, Antoni Miró, el comisario, Fernando Castro y el director general del Consorcio València 2007, Vicent Llorens. “Es un espacio fantástico para presentar arte y cultura contemporánea”, ha afirmado Castro.

 

La Presidencia de la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Cultura, junto al Ayuntamiento de València, el IVAM y La Marina de València, han organizado la exposición “Antoni Miró a La Base”, que abre la programación cultural de “La Base”, la antigua sede del equipo Alinghi transformada en “la base” de la cultura, la creatividad y la innovación. “Hemos recuperado un antiguo edificio industrial relacionado con la náutica y la Copa América para un uso público, ciudadano, relacionado con lo que nos identifica, la cultura, como elemento de progreso”, explica Llorens, quien sitúa esta iniciativa en la estrategia de apropiación ciudadana de La Marina de València. “La Marina es de todos”, añade, “un territorio abierto a la ciudadanía, a las instituciones, donde nadie está excluido”. Llorens define La Base como un “espacio de agitación” y destaca “el universo artístico de Antoni Miró” como una opción “magnífica” para introducir mensajes claros que agiten el pensamiento en una sociedad confusa como la actual.

 

Un espacio de experiencia artística y debate

 

Con más de 170 obras, la exposición muestra la obra más reciente de Miró, desde el 2012 a la actualidad, y acerca su visión personal de la realidad social y cultural a través de diferentes series: Mani-festa, Nuus/Nues, Suite Havana, Costeres i ponts, Suite erótica y Personatges. El comisario, Fernando Castro, señala que “es fundamental que venga gente que no esté de acuerdo” puesto que se pretende “crear un espacio de experiencia artística, de debate reflexivo, de antagonismo y disidencias”. Parafraseando a Baudelaire, Castro ha afirmado también que la crítica de arte, como testimonio del presente, ha de ser “parcial, apasionada y política”. “Como un sismógrafo que detecte los movimientos”, explica.

 

Miró ha respondido también a la polémica surgida en torno a las esculturas “eróticas” situadas en el recinto: “No es para tanto. Es también una oportunidad para reflexionar. Las esculturas están inspiradas en cerámica cotidiana de hace 2500 años. Hará que venga más gente a la exposición”. Por su parte, Castro también le ha quitado importancia: “Vamos a batir el record del mundo en selfis”

 

Visitas guiadas, tertulias y catálogo musicalizado

 

La exposición pretende ser un reconocimiento a la fructífera trayectoria de Antoni Miró. Además de la muestra, se ha editado un catálogo de la exposición dirigido por Fernando Castro y un catálogo musicalizado sobre su obra, dirigido por Feliu Ventura y elaborado por diez músicos valencianos de distintas tendencias, que se presentará el próximo 21 de octubre.

 

Junto con el IVAM, se están organizando también dos charlas-debate entre gestores culturales, críticos de arte e intelectuales para abordar la obra de Miró desde perspectivas diversas.

 

La Base empieza su andadura

 

Este edificio singular y reinventado sorprenderá al público desde la propia fachada, que ya luce un mural de Hyuro. La artista urbana estrena un lienzo vivo dedicado a intervenciones efímeras, donde artistas internacionales explicarán historias con contenidos sociales que invitarán a la reflexión.

 

El Consorcio València 2007 ha recuperado la planta baja de la antigua base Alinghi (1.980 m2 y 13m de altura) para abrirla a la ciudad y convertirla en “La Base” de las industrias creativas y culturales, un espacio vivo, dinámico e innovador; un lugar permeable y abierto, de encuentro e intercambio, con una programación de actividades continua. Además de la exposición de Antoni Miró, se están organizando ya eventos distintos como otras muestras expositivas o unas jornadas de debate alrededor de la València del futuro, que se presentarán en breve.

 

Desde 2016, la base del Alinghi ha acogido en varias ocasiones actividades relacionadas con la innovación y el espacio público. En noviembre de 2016, el hangar fue la sede de Civic Factory Fest La Marina de València, primera plataforma de innovación urbana donde los múltiples agentes que habitan el territorio buscaban respuestas a los problemas de la ciudad. En diciembre del mismo año, fue el escenario de los València Startup Awards, la entrega de premios a las propuestas más innovadoras de la ciudad. En 2018, la que fuera tienda del Alinghi ha albergado el ciclo de conversaciones Living Lab de La Marina de València, debates de reflexión abiertos que interconectan a referentes locales, nacionales e internacionales.

  

www.lamarinadevalencia.com/news/199/antoni-miro-a-la-base...

 

Después de las esculturas eróticas, Antoni Miró dobla su apuesta de agitación artística

 

El artista muestra en Valencia 150 obras cargadas de denuncia social, provocación política y erotismo

 

Antoni Miró ha doblado la apuesta de agitación artística que lanzó la semana pasada al colocar al aire libre 12 esculturas de temática erótica en los viejos muelles de Valencia. Enfrente de las obras inspiradas en la cerámica popular de la antigua Grecia, Miró ha inaugurado este martes su mayor exposición antológica, compuesta por 150 cuadros cargados de denuncia social, provocación política y erotismo.

 

Titulada Antoni Miró en la Base, la exposición reescribe el significado de la sede del equipo que en 2007 ganó la Copa del América, la elitista competición de vela que albergó la ciudad, cuyas naves han sido transformadas en sala de arte.

 

Fernando Castro, comisario de la exposición, afirma que Miró, cuyo estilo combina el pop y el realismo social, "no es solo un artista, sino también un agitador cultural". "Sus obras dan cuenta de los avatares sociales, culturales, simbólicos y políticos e identitarios. Y lo hacen de una forma partidaria y panfletaria, mostrando el arte como testimonio del presente, un tiempo que es afortunadamente conflictivo".

 

El artista alcoyano, de 74 años, duerme de día y trabaja de noche de manera incansable. Todas las obras de la exposición, abierta hasta el 30 de diciembre, han sido producidas desde 2012. Muchos de sus cuadros reflejan escenas de conflictividad social de la última década: manifestaciones, protestas y cargas policiales de Kiev a El Cairo y de Madrid a Barcelona. "Yo no me invento nada, solo pinto lo que veo", dice Miró sobre los lienzos de calles repletas de banderas independentistas catalanas.

 

La nueva sala, llamada La Base, está en la Marina de Valencia, gestionada por un consorcio que integran el Gobierno, el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento. La exposición, organizada por este consorcio, Presidencia de la Generalitat y la Consejería de Cultura, ha costado 110.000 euros y viajará a otras ciudades. El importe incluye 30.000 euros destinados a editar un catálogo que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acordó con el artista en 2012, en la etapa de gobierno del PP, y no llegó a publicar.

 

La nave central de lo que fue la base del equipo suizo Alinghi, cuyas paredes miden 15 metros de altura porque se utilizaba para reparar el barco que defendió el título de campeón en Valencia, muestran también los cuadros dedicados por Miró a las mujeres como agentes del cambio político. Y sus retratos de personajes vinculados sobre todo al arte y la literatura, como Antoni Tàpies, Joan Fuster, Josep Pla y Gabriel García Márquez.

 

La sala contigua, donde originalmente se reparaban velas, exhibe sus desnudos masculinos y femeninos, especialmente eróticos en la serie dedicada a La Habana.

 

Aire industrial

 

La reconversión del edificio ha mantenido un aire industrial, con las enormes puertas de lona y los desagües para el baldeo del barco, resalta Vicent Llorens, director de la Marina de Valencia, el terreno que la ciudad ganó al puerto y al mar hace una década.

 

Llorens ha añadido que la nueva sala de exposiciones busca reescribir el significado de un lugar que fue escenario de dos competiciones deportivas elitistas, la Copa del América y el Mundial de Fórmula 1, y quieren convertir en un espacio "abierto a los ciudadanos, flexible, dedicado a la libertad de expresión, donde se programen contenidos de calidad con riesgo".

 

Ignacio Zafra

 

Fuente: EL PAÍS

 

elpais.com/cultura/2018/09/25/actualidad/1537895786_36880...

 

___

 

Antoni Miró a La Base: horarios, visitas guiadas y talleres didácticos

 

Vicent Llorens, director general del Consorcio València 2007: "La Base es un espacio abierto a toda la sociedad valenciana, flexible, de agitación. Es un reto que nos obliga a dar un paso adelante, a programar. Sin miedo."

 

València ya cuenta con un nuevo espacio cultural, La Base, que se inaugura con una exposición de Antoni Miró, abierta hasta el 30 de diciembre. La entrada es libre y gratuita:

 

Horarios

de martes a domingo, de 10h a 19h.

viernes, de 10h a 21h.

lunes, cerrada.

 

Visitas guiadas a colectivos, visitas didácticas para centros educativos y talleres para familias. GRATUITAS.

 

Reservas:

 

e-mail: expotonimiro@marinavalencia.com / teléfono: 661 914 944.

 

“La nueva sala de cultura de La Marina de València es un espacio sorprendente por su calidad y versatilidad”, ha afirmado Nèstor Novell, organizador de la exposición, en el acto de presentación que ha tenido lugar esta mañana en La Base y donde ha participado también el artista alcoyano, Antoni Miró, el comisario, Fernando Castro y el director general del Consorcio València 2007, Vicent Llorens. “Es un espacio fantástico para presentar arte y cultura contemporánea”, ha afirmado Castro.

 

La Presidencia de la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Cultura, junto al Ayuntamiento de València, el IVAM y La Marina de València, han organizado la exposición “Antoni Miró a La Base”, que abre la programación cultural de “La Base”, la antigua sede del equipo Alinghi transformada en “la base” de la cultura, la creatividad y la innovación. “Hemos recuperado un antiguo edificio industrial relacionado con la náutica y la Copa América para un uso público, ciudadano, relacionado con lo que nos identifica, la cultura, como elemento de progreso”, explica Llorens, quien sitúa esta iniciativa en la estrategia de apropiación ciudadana de La Marina de València. “La Marina es de todos”, añade, “un territorio abierto a la ciudadanía, a las instituciones, donde nadie está excluido”. Llorens define La Base como un “espacio de agitación” y destaca “el universo artístico de Antoni Miró” como una opción “magnífica” para introducir mensajes claros que agiten el pensamiento en una sociedad confusa como la actual.

 

Un espacio de experiencia artística y debate

 

Con más de 170 obras, la exposición muestra la obra más reciente de Miró, desde el 2012 a la actualidad, y acerca su visión personal de la realidad social y cultural a través de diferentes series: Mani-festa, Nuus/Nues, Suite Havana, Costeres i ponts, Suite erótica y Personatges. El comisario, Fernando Castro, señala que “es fundamental que venga gente que no esté de acuerdo” puesto que se pretende “crear un espacio de experiencia artística, de debate reflexivo, de antagonismo y disidencias”. Parafraseando a Baudelaire, Castro ha afirmado también que la crítica de arte, como testimonio del presente, ha de ser “parcial, apasionada y política”. “Como un sismógrafo que detecte los movimientos”, explica.

 

Miró ha respondido también a la polémica surgida en torno a las esculturas “eróticas” situadas en el recinto: “No es para tanto. Es también una oportunidad para reflexionar. Las esculturas están inspiradas en cerámica cotidiana de hace 2500 años. Hará que venga más gente a la exposición”. Por su parte, Castro también le ha quitado importancia: “Vamos a batir el record del mundo en selfis”

 

Visitas guiadas, tertulias y catálogo musicalizado

 

La exposición pretende ser un reconocimiento a la fructífera trayectoria de Antoni Miró. Además de la muestra, se ha editado un catálogo de la exposición dirigido por Fernando Castro y un catálogo musicalizado sobre su obra, dirigido por Feliu Ventura y elaborado por diez músicos valencianos de distintas tendencias, que se presentará el próximo 21 de octubre.

 

Junto con el IVAM, se están organizando también dos charlas-debate entre gestores culturales, críticos de arte e intelectuales para abordar la obra de Miró desde perspectivas diversas.

 

La Base empieza su andadura

 

Este edificio singular y reinventado sorprenderá al público desde la propia fachada, que ya luce un mural de Hyuro. La artista urbana estrena un lienzo vivo dedicado a intervenciones efímeras, donde artistas internacionales explicarán historias con contenidos sociales que invitarán a la reflexión.

 

El Consorcio València 2007 ha recuperado la planta baja de la antigua base Alinghi (1.980 m2 y 13m de altura) para abrirla a la ciudad y convertirla en “La Base” de las industrias creativas y culturales, un espacio vivo, dinámico e innovador; un lugar permeable y abierto, de encuentro e intercambio, con una programación de actividades continua. Además de la exposición de Antoni Miró, se están organizando ya eventos distintos como otras muestras expositivas o unas jornadas de debate alrededor de la València del futuro, que se presentarán en breve.

 

Desde 2016, la base del Alinghi ha acogido en varias ocasiones actividades relacionadas con la innovación y el espacio público. En noviembre de 2016, el hangar fue la sede de Civic Factory Fest La Marina de València, primera plataforma de innovación urbana donde los múltiples agentes que habitan el territorio buscaban respuestas a los problemas de la ciudad. En diciembre del mismo año, fue el escenario de los València Startup Awards, la entrega de premios a las propuestas más innovadoras de la ciudad. En 2018, la que fuera tienda del Alinghi ha albergado el ciclo de conversaciones Living Lab de La Marina de València, debates de reflexión abiertos que interconectan a referentes locales, nacionales e internacionales.

  

www.lamarinadevalencia.com/news/199/antoni-miro-a-la-base...

 

Después de las esculturas eróticas, Antoni Miró dobla su apuesta de agitación artística

 

El artista muestra en Valencia 150 obras cargadas de denuncia social, provocación política y erotismo

 

Antoni Miró ha doblado la apuesta de agitación artística que lanzó la semana pasada al colocar al aire libre 12 esculturas de temática erótica en los viejos muelles de Valencia. Enfrente de las obras inspiradas en la cerámica popular de la antigua Grecia, Miró ha inaugurado este martes su mayor exposición antológica, compuesta por 150 cuadros cargados de denuncia social, provocación política y erotismo.

 

Titulada Antoni Miró en la Base, la exposición reescribe el significado de la sede del equipo que en 2007 ganó la Copa del América, la elitista competición de vela que albergó la ciudad, cuyas naves han sido transformadas en sala de arte.

 

Fernando Castro, comisario de la exposición, afirma que Miró, cuyo estilo combina el pop y el realismo social, "no es solo un artista, sino también un agitador cultural". "Sus obras dan cuenta de los avatares sociales, culturales, simbólicos y políticos e identitarios. Y lo hacen de una forma partidaria y panfletaria, mostrando el arte como testimonio del presente, un tiempo que es afortunadamente conflictivo".

 

El artista alcoyano, de 74 años, duerme de día y trabaja de noche de manera incansable. Todas las obras de la exposición, abierta hasta el 30 de diciembre, han sido producidas desde 2012. Muchos de sus cuadros reflejan escenas de conflictividad social de la última década: manifestaciones, protestas y cargas policiales de Kiev a El Cairo y de Madrid a Barcelona. "Yo no me invento nada, solo pinto lo que veo", dice Miró sobre los lienzos de calles repletas de banderas independentistas catalanas.

 

La nueva sala, llamada La Base, está en la Marina de Valencia, gestionada por un consorcio que integran el Gobierno, el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento. La exposición, organizada por este consorcio, Presidencia de la Generalitat y la Consejería de Cultura, ha costado 110.000 euros y viajará a otras ciudades. El importe incluye 30.000 euros destinados a editar un catálogo que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acordó con el artista en 2012, en la etapa de gobierno del PP, y no llegó a publicar.

 

La nave central de lo que fue la base del equipo suizo Alinghi, cuyas paredes miden 15 metros de altura porque se utilizaba para reparar el barco que defendió el título de campeón en Valencia, muestran también los cuadros dedicados por Miró a las mujeres como agentes del cambio político. Y sus retratos de personajes vinculados sobre todo al arte y la literatura, como Antoni Tàpies, Joan Fuster, Josep Pla y Gabriel García Márquez.

 

La sala contigua, donde originalmente se reparaban velas, exhibe sus desnudos masculinos y femeninos, especialmente eróticos en la serie dedicada a La Habana.

 

Aire industrial

 

La reconversión del edificio ha mantenido un aire industrial, con las enormes puertas de lona y los desagües para el baldeo del barco, resalta Vicent Llorens, director de la Marina de Valencia, el terreno que la ciudad ganó al puerto y al mar hace una década.

 

Llorens ha añadido que la nueva sala de exposiciones busca reescribir el significado de un lugar que fue escenario de dos competiciones deportivas elitistas, la Copa del América y el Mundial de Fórmula 1, y quieren convertir en un espacio "abierto a los ciudadanos, flexible, dedicado a la libertad de expresión, donde se programen contenidos de calidad con riesgo".

 

Ignacio Zafra

 

Fuente: EL PAÍS

 

elpais.com/cultura/2018/09/25/actualidad/1537895786_36880...

 

___

 

Antoni Miró a La Base: horarios, visitas guiadas y talleres didácticos

 

Vicent Llorens, director general del Consorcio València 2007: "La Base es un espacio abierto a toda la sociedad valenciana, flexible, de agitación. Es un reto que nos obliga a dar un paso adelante, a programar. Sin miedo."

 

València ya cuenta con un nuevo espacio cultural, La Base, que se inaugura con una exposición de Antoni Miró, abierta hasta el 30 de diciembre. La entrada es libre y gratuita:

 

Horarios

de martes a domingo, de 10h a 19h.

viernes, de 10h a 21h.

lunes, cerrada.

 

Visitas guiadas a colectivos, visitas didácticas para centros educativos y talleres para familias. GRATUITAS.

 

Reservas:

 

e-mail: expotonimiro@marinavalencia.com / teléfono: 661 914 944.

 

“La nueva sala de cultura de La Marina de València es un espacio sorprendente por su calidad y versatilidad”, ha afirmado Nèstor Novell, organizador de la exposición, en el acto de presentación que ha tenido lugar esta mañana en La Base y donde ha participado también el artista alcoyano, Antoni Miró, el comisario, Fernando Castro y el director general del Consorcio València 2007, Vicent Llorens. “Es un espacio fantástico para presentar arte y cultura contemporánea”, ha afirmado Castro.

 

La Presidencia de la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Cultura, junto al Ayuntamiento de València, el IVAM y La Marina de València, han organizado la exposición “Antoni Miró a La Base”, que abre la programación cultural de “La Base”, la antigua sede del equipo Alinghi transformada en “la base” de la cultura, la creatividad y la innovación. “Hemos recuperado un antiguo edificio industrial relacionado con la náutica y la Copa América para un uso público, ciudadano, relacionado con lo que nos identifica, la cultura, como elemento de progreso”, explica Llorens, quien sitúa esta iniciativa en la estrategia de apropiación ciudadana de La Marina de València. “La Marina es de todos”, añade, “un territorio abierto a la ciudadanía, a las instituciones, donde nadie está excluido”. Llorens define La Base como un “espacio de agitación” y destaca “el universo artístico de Antoni Miró” como una opción “magnífica” para introducir mensajes claros que agiten el pensamiento en una sociedad confusa como la actual.

 

Un espacio de experiencia artística y debate

 

Con más de 170 obras, la exposición muestra la obra más reciente de Miró, desde el 2012 a la actualidad, y acerca su visión personal de la realidad social y cultural a través de diferentes series: Mani-festa, Nuus/Nues, Suite Havana, Costeres i ponts, Suite erótica y Personatges. El comisario, Fernando Castro, señala que “es fundamental que venga gente que no esté de acuerdo” puesto que se pretende “crear un espacio de experiencia artística, de debate reflexivo, de antagonismo y disidencias”. Parafraseando a Baudelaire, Castro ha afirmado también que la crítica de arte, como testimonio del presente, ha de ser “parcial, apasionada y política”. “Como un sismógrafo que detecte los movimientos”, explica.

 

Miró ha respondido también a la polémica surgida en torno a las esculturas “eróticas” situadas en el recinto: “No es para tanto. Es también una oportunidad para reflexionar. Las esculturas están inspiradas en cerámica cotidiana de hace 2500 años. Hará que venga más gente a la exposición”. Por su parte, Castro también le ha quitado importancia: “Vamos a batir el record del mundo en selfis”

 

Visitas guiadas, tertulias y catálogo musicalizado

 

La exposición pretende ser un reconocimiento a la fructífera trayectoria de Antoni Miró. Además de la muestra, se ha editado un catálogo de la exposición dirigido por Fernando Castro y un catálogo musicalizado sobre su obra, dirigido por Feliu Ventura y elaborado por diez músicos valencianos de distintas tendencias, que se presentará el próximo 21 de octubre.

 

Junto con el IVAM, se están organizando también dos charlas-debate entre gestores culturales, críticos de arte e intelectuales para abordar la obra de Miró desde perspectivas diversas.

 

La Base empieza su andadura

 

Este edificio singular y reinventado sorprenderá al público desde la propia fachada, que ya luce un mural de Hyuro. La artista urbana estrena un lienzo vivo dedicado a intervenciones efímeras, donde artistas internacionales explicarán historias con contenidos sociales que invitarán a la reflexión.

 

El Consorcio València 2007 ha recuperado la planta baja de la antigua base Alinghi (1.980 m2 y 13m de altura) para abrirla a la ciudad y convertirla en “La Base” de las industrias creativas y culturales, un espacio vivo, dinámico e innovador; un lugar permeable y abierto, de encuentro e intercambio, con una programación de actividades continua. Además de la exposición de Antoni Miró, se están organizando ya eventos distintos como otras muestras expositivas o unas jornadas de debate alrededor de la València del futuro, que se presentarán en breve.

 

Desde 2016, la base del Alinghi ha acogido en varias ocasiones actividades relacionadas con la innovación y el espacio público. En noviembre de 2016, el hangar fue la sede de Civic Factory Fest La Marina de València, primera plataforma de innovación urbana donde los múltiples agentes que habitan el territorio buscaban respuestas a los problemas de la ciudad. En diciembre del mismo año, fue el escenario de los València Startup Awards, la entrega de premios a las propuestas más innovadoras de la ciudad. En 2018, la que fuera tienda del Alinghi ha albergado el ciclo de conversaciones Living Lab de La Marina de València, debates de reflexión abiertos que interconectan a referentes locales, nacionales e internacionales.

  

www.lamarinadevalencia.com/news/199/antoni-miro-a-la-base...

 

Después de las esculturas eróticas, Antoni Miró dobla su apuesta de agitación artística

 

El artista muestra en Valencia 150 obras cargadas de denuncia social, provocación política y erotismo

 

Antoni Miró ha doblado la apuesta de agitación artística que lanzó la semana pasada al colocar al aire libre 12 esculturas de temática erótica en los viejos muelles de Valencia. Enfrente de las obras inspiradas en la cerámica popular de la antigua Grecia, Miró ha inaugurado este martes su mayor exposición antológica, compuesta por 150 cuadros cargados de denuncia social, provocación política y erotismo.

 

Titulada Antoni Miró en la Base, la exposición reescribe el significado de la sede del equipo que en 2007 ganó la Copa del América, la elitista competición de vela que albergó la ciudad, cuyas naves han sido transformadas en sala de arte.

 

Fernando Castro, comisario de la exposición, afirma que Miró, cuyo estilo combina el pop y el realismo social, "no es solo un artista, sino también un agitador cultural". "Sus obras dan cuenta de los avatares sociales, culturales, simbólicos y políticos e identitarios. Y lo hacen de una forma partidaria y panfletaria, mostrando el arte como testimonio del presente, un tiempo que es afortunadamente conflictivo".

 

El artista alcoyano, de 74 años, duerme de día y trabaja de noche de manera incansable. Todas las obras de la exposición, abierta hasta el 30 de diciembre, han sido producidas desde 2012. Muchos de sus cuadros reflejan escenas de conflictividad social de la última década: manifestaciones, protestas y cargas policiales de Kiev a El Cairo y de Madrid a Barcelona. "Yo no me invento nada, solo pinto lo que veo", dice Miró sobre los lienzos de calles repletas de banderas independentistas catalanas.

 

La nueva sala, llamada La Base, está en la Marina de Valencia, gestionada por un consorcio que integran el Gobierno, el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento. La exposición, organizada por este consorcio, Presidencia de la Generalitat y la Consejería de Cultura, ha costado 110.000 euros y viajará a otras ciudades. El importe incluye 30.000 euros destinados a editar un catálogo que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acordó con el artista en 2012, en la etapa de gobierno del PP, y no llegó a publicar.

 

La nave central de lo que fue la base del equipo suizo Alinghi, cuyas paredes miden 15 metros de altura porque se utilizaba para reparar el barco que defendió el título de campeón en Valencia, muestran también los cuadros dedicados por Miró a las mujeres como agentes del cambio político. Y sus retratos de personajes vinculados sobre todo al arte y la literatura, como Antoni Tàpies, Joan Fuster, Josep Pla y Gabriel García Márquez.

 

La sala contigua, donde originalmente se reparaban velas, exhibe sus desnudos masculinos y femeninos, especialmente eróticos en la serie dedicada a La Habana.

 

Aire industrial

 

La reconversión del edificio ha mantenido un aire industrial, con las enormes puertas de lona y los desagües para el baldeo del barco, resalta Vicent Llorens, director de la Marina de Valencia, el terreno que la ciudad ganó al puerto y al mar hace una década.

 

Llorens ha añadido que la nueva sala de exposiciones busca reescribir el significado de un lugar que fue escenario de dos competiciones deportivas elitistas, la Copa del América y el Mundial de Fórmula 1, y quieren convertir en un espacio "abierto a los ciudadanos, flexible, dedicado a la libertad de expresión, donde se programen contenidos de calidad con riesgo".

 

Ignacio Zafra

 

Fuente: EL PAÍS

 

elpais.com/cultura/2018/09/25/actualidad/1537895786_36880...

 

___

 

Antoni Miró a La Base: horarios, visitas guiadas y talleres didácticos

 

Vicent Llorens, director general del Consorcio València 2007: "La Base es un espacio abierto a toda la sociedad valenciana, flexible, de agitación. Es un reto que nos obliga a dar un paso adelante, a programar. Sin miedo."

 

València ya cuenta con un nuevo espacio cultural, La Base, que se inaugura con una exposición de Antoni Miró, abierta hasta el 30 de diciembre. La entrada es libre y gratuita:

 

Horarios

de martes a domingo, de 10h a 19h.

viernes, de 10h a 21h.

lunes, cerrada.

 

Visitas guiadas a colectivos, visitas didácticas para centros educativos y talleres para familias. GRATUITAS.

 

Reservas:

 

e-mail: expotonimiro@marinavalencia.com / teléfono: 661 914 944.

 

“La nueva sala de cultura de La Marina de València es un espacio sorprendente por su calidad y versatilidad”, ha afirmado Nèstor Novell, organizador de la exposición, en el acto de presentación que ha tenido lugar esta mañana en La Base y donde ha participado también el artista alcoyano, Antoni Miró, el comisario, Fernando Castro y el director general del Consorcio València 2007, Vicent Llorens. “Es un espacio fantástico para presentar arte y cultura contemporánea”, ha afirmado Castro.

 

La Presidencia de la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Cultura, junto al Ayuntamiento de València, el IVAM y La Marina de València, han organizado la exposición “Antoni Miró a La Base”, que abre la programación cultural de “La Base”, la antigua sede del equipo Alinghi transformada en “la base” de la cultura, la creatividad y la innovación. “Hemos recuperado un antiguo edificio industrial relacionado con la náutica y la Copa América para un uso público, ciudadano, relacionado con lo que nos identifica, la cultura, como elemento de progreso”, explica Llorens, quien sitúa esta iniciativa en la estrategia de apropiación ciudadana de La Marina de València. “La Marina es de todos”, añade, “un territorio abierto a la ciudadanía, a las instituciones, donde nadie está excluido”. Llorens define La Base como un “espacio de agitación” y destaca “el universo artístico de Antoni Miró” como una opción “magnífica” para introducir mensajes claros que agiten el pensamiento en una sociedad confusa como la actual.

 

Un espacio de experiencia artística y debate

 

Con más de 170 obras, la exposición muestra la obra más reciente de Miró, desde el 2012 a la actualidad, y acerca su visión personal de la realidad social y cultural a través de diferentes series: Mani-festa, Nuus/Nues, Suite Havana, Costeres i ponts, Suite erótica y Personatges. El comisario, Fernando Castro, señala que “es fundamental que venga gente que no esté de acuerdo” puesto que se pretende “crear un espacio de experiencia artística, de debate reflexivo, de antagonismo y disidencias”. Parafraseando a Baudelaire, Castro ha afirmado también que la crítica de arte, como testimonio del presente, ha de ser “parcial, apasionada y política”. “Como un sismógrafo que detecte los movimientos”, explica.

 

Miró ha respondido también a la polémica surgida en torno a las esculturas “eróticas” situadas en el recinto: “No es para tanto. Es también una oportunidad para reflexionar. Las esculturas están inspiradas en cerámica cotidiana de hace 2500 años. Hará que venga más gente a la exposición”. Por su parte, Castro también le ha quitado importancia: “Vamos a batir el record del mundo en selfis”

 

Visitas guiadas, tertulias y catálogo musicalizado

 

La exposición pretende ser un reconocimiento a la fructífera trayectoria de Antoni Miró. Además de la muestra, se ha editado un catálogo de la exposición dirigido por Fernando Castro y un catálogo musicalizado sobre su obra, dirigido por Feliu Ventura y elaborado por diez músicos valencianos de distintas tendencias, que se presentará el próximo 21 de octubre.

 

Junto con el IVAM, se están organizando también dos charlas-debate entre gestores culturales, críticos de arte e intelectuales para abordar la obra de Miró desde perspectivas diversas.

 

La Base empieza su andadura

 

Este edificio singular y reinventado sorprenderá al público desde la propia fachada, que ya luce un mural de Hyuro. La artista urbana estrena un lienzo vivo dedicado a intervenciones efímeras, donde artistas internacionales explicarán historias con contenidos sociales que invitarán a la reflexión.

 

El Consorcio València 2007 ha recuperado la planta baja de la antigua base Alinghi (1.980 m2 y 13m de altura) para abrirla a la ciudad y convertirla en “La Base” de las industrias creativas y culturales, un espacio vivo, dinámico e innovador; un lugar permeable y abierto, de encuentro e intercambio, con una programación de actividades continua. Además de la exposición de Antoni Miró, se están organizando ya eventos distintos como otras muestras expositivas o unas jornadas de debate alrededor de la València del futuro, que se presentarán en breve.

 

Desde 2016, la base del Alinghi ha acogido en varias ocasiones actividades relacionadas con la innovación y el espacio público. En noviembre de 2016, el hangar fue la sede de Civic Factory Fest La Marina de València, primera plataforma de innovación urbana donde los múltiples agentes que habitan el territorio buscaban respuestas a los problemas de la ciudad. En diciembre del mismo año, fue el escenario de los València Startup Awards, la entrega de premios a las propuestas más innovadoras de la ciudad. En 2018, la que fuera tienda del Alinghi ha albergado el ciclo de conversaciones Living Lab de La Marina de València, debates de reflexión abiertos que interconectan a referentes locales, nacionales e internacionales.

  

www.lamarinadevalencia.com/news/199/antoni-miro-a-la-base...

 

Después de las esculturas eróticas, Antoni Miró dobla su apuesta de agitación artística

 

El artista muestra en Valencia 150 obras cargadas de denuncia social, provocación política y erotismo

 

Antoni Miró ha doblado la apuesta de agitación artística que lanzó la semana pasada al colocar al aire libre 12 esculturas de temática erótica en los viejos muelles de Valencia. Enfrente de las obras inspiradas en la cerámica popular de la antigua Grecia, Miró ha inaugurado este martes su mayor exposición antológica, compuesta por 150 cuadros cargados de denuncia social, provocación política y erotismo.

 

Titulada Antoni Miró en la Base, la exposición reescribe el significado de la sede del equipo que en 2007 ganó la Copa del América, la elitista competición de vela que albergó la ciudad, cuyas naves han sido transformadas en sala de arte.

 

Fernando Castro, comisario de la exposición, afirma que Miró, cuyo estilo combina el pop y el realismo social, "no es solo un artista, sino también un agitador cultural". "Sus obras dan cuenta de los avatares sociales, culturales, simbólicos y políticos e identitarios. Y lo hacen de una forma partidaria y panfletaria, mostrando el arte como testimonio del presente, un tiempo que es afortunadamente conflictivo".

 

El artista alcoyano, de 74 años, duerme de día y trabaja de noche de manera incansable. Todas las obras de la exposición, abierta hasta el 30 de diciembre, han sido producidas desde 2012. Muchos de sus cuadros reflejan escenas de conflictividad social de la última década: manifestaciones, protestas y cargas policiales de Kiev a El Cairo y de Madrid a Barcelona. "Yo no me invento nada, solo pinto lo que veo", dice Miró sobre los lienzos de calles repletas de banderas independentistas catalanas.

 

La nueva sala, llamada La Base, está en la Marina de Valencia, gestionada por un consorcio que integran el Gobierno, el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento. La exposición, organizada por este consorcio, Presidencia de la Generalitat y la Consejería de Cultura, ha costado 110.000 euros y viajará a otras ciudades. El importe incluye 30.000 euros destinados a editar un catálogo que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acordó con el artista en 2012, en la etapa de gobierno del PP, y no llegó a publicar.

 

La nave central de lo que fue la base del equipo suizo Alinghi, cuyas paredes miden 15 metros de altura porque se utilizaba para reparar el barco que defendió el título de campeón en Valencia, muestran también los cuadros dedicados por Miró a las mujeres como agentes del cambio político. Y sus retratos de personajes vinculados sobre todo al arte y la literatura, como Antoni Tàpies, Joan Fuster, Josep Pla y Gabriel García Márquez.

 

La sala contigua, donde originalmente se reparaban velas, exhibe sus desnudos masculinos y femeninos, especialmente eróticos en la serie dedicada a La Habana.

 

Aire industrial

 

La reconversión del edificio ha mantenido un aire industrial, con las enormes puertas de lona y los desagües para el baldeo del barco, resalta Vicent Llorens, director de la Marina de Valencia, el terreno que la ciudad ganó al puerto y al mar hace una década.

 

Llorens ha añadido que la nueva sala de exposiciones busca reescribir el significado de un lugar que fue escenario de dos competiciones deportivas elitistas, la Copa del América y el Mundial de Fórmula 1, y quieren convertir en un espacio "abierto a los ciudadanos, flexible, dedicado a la libertad de expresión, donde se programen contenidos de calidad con riesgo".

 

Ignacio Zafra

 

Fuente: EL PAÍS

 

elpais.com/cultura/2018/09/25/actualidad/1537895786_36880...

 

___

 

Antoni Miró a La Base: horarios, visitas guiadas y talleres didácticos

 

Vicent Llorens, director general del Consorcio València 2007: "La Base es un espacio abierto a toda la sociedad valenciana, flexible, de agitación. Es un reto que nos obliga a dar un paso adelante, a programar. Sin miedo."

 

València ya cuenta con un nuevo espacio cultural, La Base, que se inaugura con una exposición de Antoni Miró, abierta hasta el 30 de diciembre. La entrada es libre y gratuita:

 

Horarios

de martes a domingo, de 10h a 19h.

viernes, de 10h a 21h.

lunes, cerrada.

 

Visitas guiadas a colectivos, visitas didácticas para centros educativos y talleres para familias. GRATUITAS.

 

Reservas:

 

e-mail: expotonimiro@marinavalencia.com / teléfono: 661 914 944.

 

“La nueva sala de cultura de La Marina de València es un espacio sorprendente por su calidad y versatilidad”, ha afirmado Nèstor Novell, organizador de la exposición, en el acto de presentación que ha tenido lugar esta mañana en La Base y donde ha participado también el artista alcoyano, Antoni Miró, el comisario, Fernando Castro y el director general del Consorcio València 2007, Vicent Llorens. “Es un espacio fantástico para presentar arte y cultura contemporánea”, ha afirmado Castro.

 

La Presidencia de la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Cultura, junto al Ayuntamiento de València, el IVAM y La Marina de València, han organizado la exposición “Antoni Miró a La Base”, que abre la programación cultural de “La Base”, la antigua sede del equipo Alinghi transformada en “la base” de la cultura, la creatividad y la innovación. “Hemos recuperado un antiguo edificio industrial relacionado con la náutica y la Copa América para un uso público, ciudadano, relacionado con lo que nos identifica, la cultura, como elemento de progreso”, explica Llorens, quien sitúa esta iniciativa en la estrategia de apropiación ciudadana de La Marina de València. “La Marina es de todos”, añade, “un territorio abierto a la ciudadanía, a las instituciones, donde nadie está excluido”. Llorens define La Base como un “espacio de agitación” y destaca “el universo artístico de Antoni Miró” como una opción “magnífica” para introducir mensajes claros que agiten el pensamiento en una sociedad confusa como la actual.

 

Un espacio de experiencia artística y debate

 

Con más de 170 obras, la exposición muestra la obra más reciente de Miró, desde el 2012 a la actualidad, y acerca su visión personal de la realidad social y cultural a través de diferentes series: Mani-festa, Nuus/Nues, Suite Havana, Costeres i ponts, Suite erótica y Personatges. El comisario, Fernando Castro, señala que “es fundamental que venga gente que no esté de acuerdo” puesto que se pretende “crear un espacio de experiencia artística, de debate reflexivo, de antagonismo y disidencias”. Parafraseando a Baudelaire, Castro ha afirmado también que la crítica de arte, como testimonio del presente, ha de ser “parcial, apasionada y política”. “Como un sismógrafo que detecte los movimientos”, explica.

 

Miró ha respondido también a la polémica surgida en torno a las esculturas “eróticas” situadas en el recinto: “No es para tanto. Es también una oportunidad para reflexionar. Las esculturas están inspiradas en cerámica cotidiana de hace 2500 años. Hará que venga más gente a la exposición”. Por su parte, Castro también le ha quitado importancia: “Vamos a batir el record del mundo en selfis”

 

Visitas guiadas, tertulias y catálogo musicalizado

 

La exposición pretende ser un reconocimiento a la fructífera trayectoria de Antoni Miró. Además de la muestra, se ha editado un catálogo de la exposición dirigido por Fernando Castro y un catálogo musicalizado sobre su obra, dirigido por Feliu Ventura y elaborado por diez músicos valencianos de distintas tendencias, que se presentará el próximo 21 de octubre.

 

Junto con el IVAM, se están organizando también dos charlas-debate entre gestores culturales, críticos de arte e intelectuales para abordar la obra de Miró desde perspectivas diversas.

 

La Base empieza su andadura

 

Este edificio singular y reinventado sorprenderá al público desde la propia fachada, que ya luce un mural de Hyuro. La artista urbana estrena un lienzo vivo dedicado a intervenciones efímeras, donde artistas internacionales explicarán historias con contenidos sociales que invitarán a la reflexión.

 

El Consorcio València 2007 ha recuperado la planta baja de la antigua base Alinghi (1.980 m2 y 13m de altura) para abrirla a la ciudad y convertirla en “La Base” de las industrias creativas y culturales, un espacio vivo, dinámico e innovador; un lugar permeable y abierto, de encuentro e intercambio, con una programación de actividades continua. Además de la exposición de Antoni Miró, se están organizando ya eventos distintos como otras muestras expositivas o unas jornadas de debate alrededor de la València del futuro, que se presentarán en breve.

 

Desde 2016, la base del Alinghi ha acogido en varias ocasiones actividades relacionadas con la innovación y el espacio público. En noviembre de 2016, el hangar fue la sede de Civic Factory Fest La Marina de València, primera plataforma de innovación urbana donde los múltiples agentes que habitan el territorio buscaban respuestas a los problemas de la ciudad. En diciembre del mismo año, fue el escenario de los València Startup Awards, la entrega de premios a las propuestas más innovadoras de la ciudad. En 2018, la que fuera tienda del Alinghi ha albergado el ciclo de conversaciones Living Lab de La Marina de València, debates de reflexión abiertos que interconectan a referentes locales, nacionales e internacionales.

  

www.lamarinadevalencia.com/news/199/antoni-miro-a-la-base...

 

Después de las esculturas eróticas, Antoni Miró dobla su apuesta de agitación artística

 

El artista muestra en Valencia 150 obras cargadas de denuncia social, provocación política y erotismo

 

Antoni Miró ha doblado la apuesta de agitación artística que lanzó la semana pasada al colocar al aire libre 12 esculturas de temática erótica en los viejos muelles de Valencia. Enfrente de las obras inspiradas en la cerámica popular de la antigua Grecia, Miró ha inaugurado este martes su mayor exposición antológica, compuesta por 150 cuadros cargados de denuncia social, provocación política y erotismo.

 

Titulada Antoni Miró en la Base, la exposición reescribe el significado de la sede del equipo que en 2007 ganó la Copa del América, la elitista competición de vela que albergó la ciudad, cuyas naves han sido transformadas en sala de arte.

 

Fernando Castro, comisario de la exposición, afirma que Miró, cuyo estilo combina el pop y el realismo social, "no es solo un artista, sino también un agitador cultural". "Sus obras dan cuenta de los avatares sociales, culturales, simbólicos y políticos e identitarios. Y lo hacen de una forma partidaria y panfletaria, mostrando el arte como testimonio del presente, un tiempo que es afortunadamente conflictivo".

 

El artista alcoyano, de 74 años, duerme de día y trabaja de noche de manera incansable. Todas las obras de la exposición, abierta hasta el 30 de diciembre, han sido producidas desde 2012. Muchos de sus cuadros reflejan escenas de conflictividad social de la última década: manifestaciones, protestas y cargas policiales de Kiev a El Cairo y de Madrid a Barcelona. "Yo no me invento nada, solo pinto lo que veo", dice Miró sobre los lienzos de calles repletas de banderas independentistas catalanas.

 

La nueva sala, llamada La Base, está en la Marina de Valencia, gestionada por un consorcio que integran el Gobierno, el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento. La exposición, organizada por este consorcio, Presidencia de la Generalitat y la Consejería de Cultura, ha costado 110.000 euros y viajará a otras ciudades. El importe incluye 30.000 euros destinados a editar un catálogo que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acordó con el artista en 2012, en la etapa de gobierno del PP, y no llegó a publicar.

 

La nave central de lo que fue la base del equipo suizo Alinghi, cuyas paredes miden 15 metros de altura porque se utilizaba para reparar el barco que defendió el título de campeón en Valencia, muestran también los cuadros dedicados por Miró a las mujeres como agentes del cambio político. Y sus retratos de personajes vinculados sobre todo al arte y la literatura, como Antoni Tàpies, Joan Fuster, Josep Pla y Gabriel García Márquez.

 

La sala contigua, donde originalmente se reparaban velas, exhibe sus desnudos masculinos y femeninos, especialmente eróticos en la serie dedicada a La Habana.

 

Aire industrial

 

La reconversión del edificio ha mantenido un aire industrial, con las enormes puertas de lona y los desagües para el baldeo del barco, resalta Vicent Llorens, director de la Marina de Valencia, el terreno que la ciudad ganó al puerto y al mar hace una década.

 

Llorens ha añadido que la nueva sala de exposiciones busca reescribir el significado de un lugar que fue escenario de dos competiciones deportivas elitistas, la Copa del América y el Mundial de Fórmula 1, y quieren convertir en un espacio "abierto a los ciudadanos, flexible, dedicado a la libertad de expresión, donde se programen contenidos de calidad con riesgo".

 

Ignacio Zafra

 

Fuente: EL PAÍS

 

elpais.com/cultura/2018/09/25/actualidad/1537895786_36880...

 

___

 

Antoni Miró a La Base: horarios, visitas guiadas y talleres didácticos

 

Vicent Llorens, director general del Consorcio València 2007: "La Base es un espacio abierto a toda la sociedad valenciana, flexible, de agitación. Es un reto que nos obliga a dar un paso adelante, a programar. Sin miedo."

 

València ya cuenta con un nuevo espacio cultural, La Base, que se inaugura con una exposición de Antoni Miró, abierta hasta el 30 de diciembre. La entrada es libre y gratuita:

 

Horarios

de martes a domingo, de 10h a 19h.

viernes, de 10h a 21h.

lunes, cerrada.

 

Visitas guiadas a colectivos, visitas didácticas para centros educativos y talleres para familias. GRATUITAS.

 

Reservas:

 

e-mail: expotonimiro@marinavalencia.com / teléfono: 661 914 944.

 

“La nueva sala de cultura de La Marina de València es un espacio sorprendente por su calidad y versatilidad”, ha afirmado Nèstor Novell, organizador de la exposición, en el acto de presentación que ha tenido lugar esta mañana en La Base y donde ha participado también el artista alcoyano, Antoni Miró, el comisario, Fernando Castro y el director general del Consorcio València 2007, Vicent Llorens. “Es un espacio fantástico para presentar arte y cultura contemporánea”, ha afirmado Castro.

 

La Presidencia de la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Cultura, junto al Ayuntamiento de València, el IVAM y La Marina de València, han organizado la exposición “Antoni Miró a La Base”, que abre la programación cultural de “La Base”, la antigua sede del equipo Alinghi transformada en “la base” de la cultura, la creatividad y la innovación. “Hemos recuperado un antiguo edificio industrial relacionado con la náutica y la Copa América para un uso público, ciudadano, relacionado con lo que nos identifica, la cultura, como elemento de progreso”, explica Llorens, quien sitúa esta iniciativa en la estrategia de apropiación ciudadana de La Marina de València. “La Marina es de todos”, añade, “un territorio abierto a la ciudadanía, a las instituciones, donde nadie está excluido”. Llorens define La Base como un “espacio de agitación” y destaca “el universo artístico de Antoni Miró” como una opción “magnífica” para introducir mensajes claros que agiten el pensamiento en una sociedad confusa como la actual.

 

Un espacio de experiencia artística y debate

 

Con más de 170 obras, la exposición muestra la obra más reciente de Miró, desde el 2012 a la actualidad, y acerca su visión personal de la realidad social y cultural a través de diferentes series: Mani-festa, Nuus/Nues, Suite Havana, Costeres i ponts, Suite erótica y Personatges. El comisario, Fernando Castro, señala que “es fundamental que venga gente que no esté de acuerdo” puesto que se pretende “crear un espacio de experiencia artística, de debate reflexivo, de antagonismo y disidencias”. Parafraseando a Baudelaire, Castro ha afirmado también que la crítica de arte, como testimonio del presente, ha de ser “parcial, apasionada y política”. “Como un sismógrafo que detecte los movimientos”, explica.

 

Miró ha respondido también a la polémica surgida en torno a las esculturas “eróticas” situadas en el recinto: “No es para tanto. Es también una oportunidad para reflexionar. Las esculturas están inspiradas en cerámica cotidiana de hace 2500 años. Hará que venga más gente a la exposición”. Por su parte, Castro también le ha quitado importancia: “Vamos a batir el record del mundo en selfis”

 

Visitas guiadas, tertulias y catálogo musicalizado

 

La exposición pretende ser un reconocimiento a la fructífera trayectoria de Antoni Miró. Además de la muestra, se ha editado un catálogo de la exposición dirigido por Fernando Castro y un catálogo musicalizado sobre su obra, dirigido por Feliu Ventura y elaborado por diez músicos valencianos de distintas tendencias, que se presentará el próximo 21 de octubre.

 

Junto con el IVAM, se están organizando también dos charlas-debate entre gestores culturales, críticos de arte e intelectuales para abordar la obra de Miró desde perspectivas diversas.

 

La Base empieza su andadura

 

Este edificio singular y reinventado sorprenderá al público desde la propia fachada, que ya luce un mural de Hyuro. La artista urbana estrena un lienzo vivo dedicado a intervenciones efímeras, donde artistas internacionales explicarán historias con contenidos sociales que invitarán a la reflexión.

 

El Consorcio València 2007 ha recuperado la planta baja de la antigua base Alinghi (1.980 m2 y 13m de altura) para abrirla a la ciudad y convertirla en “La Base” de las industrias creativas y culturales, un espacio vivo, dinámico e innovador; un lugar permeable y abierto, de encuentro e intercambio, con una programación de actividades continua. Además de la exposición de Antoni Miró, se están organizando ya eventos distintos como otras muestras expositivas o unas jornadas de debate alrededor de la València del futuro, que se presentarán en breve.

 

Desde 2016, la base del Alinghi ha acogido en varias ocasiones actividades relacionadas con la innovación y el espacio público. En noviembre de 2016, el hangar fue la sede de Civic Factory Fest La Marina de València, primera plataforma de innovación urbana donde los múltiples agentes que habitan el territorio buscaban respuestas a los problemas de la ciudad. En diciembre del mismo año, fue el escenario de los València Startup Awards, la entrega de premios a las propuestas más innovadoras de la ciudad. En 2018, la que fuera tienda del Alinghi ha albergado el ciclo de conversaciones Living Lab de La Marina de València, debates de reflexión abiertos que interconectan a referentes locales, nacionales e internacionales.

  

www.lamarinadevalencia.com/news/199/antoni-miro-a-la-base...

 

Después de las esculturas eróticas, Antoni Miró dobla su apuesta de agitación artística

 

El artista muestra en Valencia 150 obras cargadas de denuncia social, provocación política y erotismo

 

Antoni Miró ha doblado la apuesta de agitación artística que lanzó la semana pasada al colocar al aire libre 12 esculturas de temática erótica en los viejos muelles de Valencia. Enfrente de las obras inspiradas en la cerámica popular de la antigua Grecia, Miró ha inaugurado este martes su mayor exposición antológica, compuesta por 150 cuadros cargados de denuncia social, provocación política y erotismo.

 

Titulada Antoni Miró en la Base, la exposición reescribe el significado de la sede del equipo que en 2007 ganó la Copa del América, la elitista competición de vela que albergó la ciudad, cuyas naves han sido transformadas en sala de arte.

 

Fernando Castro, comisario de la exposición, afirma que Miró, cuyo estilo combina el pop y el realismo social, "no es solo un artista, sino también un agitador cultural". "Sus obras dan cuenta de los avatares sociales, culturales, simbólicos y políticos e identitarios. Y lo hacen de una forma partidaria y panfletaria, mostrando el arte como testimonio del presente, un tiempo que es afortunadamente conflictivo".

 

El artista alcoyano, de 74 años, duerme de día y trabaja de noche de manera incansable. Todas las obras de la exposición, abierta hasta el 30 de diciembre, han sido producidas desde 2012. Muchos de sus cuadros reflejan escenas de conflictividad social de la última década: manifestaciones, protestas y cargas policiales de Kiev a El Cairo y de Madrid a Barcelona. "Yo no me invento nada, solo pinto lo que veo", dice Miró sobre los lienzos de calles repletas de banderas independentistas catalanas.

 

La nueva sala, llamada La Base, está en la Marina de Valencia, gestionada por un consorcio que integran el Gobierno, el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento. La exposición, organizada por este consorcio, Presidencia de la Generalitat y la Consejería de Cultura, ha costado 110.000 euros y viajará a otras ciudades. El importe incluye 30.000 euros destinados a editar un catálogo que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acordó con el artista en 2012, en la etapa de gobierno del PP, y no llegó a publicar.

 

La nave central de lo que fue la base del equipo suizo Alinghi, cuyas paredes miden 15 metros de altura porque se utilizaba para reparar el barco que defendió el título de campeón en Valencia, muestran también los cuadros dedicados por Miró a las mujeres como agentes del cambio político. Y sus retratos de personajes vinculados sobre todo al arte y la literatura, como Antoni Tàpies, Joan Fuster, Josep Pla y Gabriel García Márquez.

 

La sala contigua, donde originalmente se reparaban velas, exhibe sus desnudos masculinos y femeninos, especialmente eróticos en la serie dedicada a La Habana.

 

Aire industrial

 

La reconversión del edificio ha mantenido un aire industrial, con las enormes puertas de lona y los desagües para el baldeo del barco, resalta Vicent Llorens, director de la Marina de Valencia, el terreno que la ciudad ganó al puerto y al mar hace una década.

 

Llorens ha añadido que la nueva sala de exposiciones busca reescribir el significado de un lugar que fue escenario de dos competiciones deportivas elitistas, la Copa del América y el Mundial de Fórmula 1, y quieren convertir en un espacio "abierto a los ciudadanos, flexible, dedicado a la libertad de expresión, donde se programen contenidos de calidad con riesgo".

 

Ignacio Zafra

 

Fuente: EL PAÍS

 

elpais.com/cultura/2018/09/25/actualidad/1537895786_36880...

 

___

 

Antoni Miró a La Base: horarios, visitas guiadas y talleres didácticos

 

Vicent Llorens, director general del Consorcio València 2007: "La Base es un espacio abierto a toda la sociedad valenciana, flexible, de agitación. Es un reto que nos obliga a dar un paso adelante, a programar. Sin miedo."

 

València ya cuenta con un nuevo espacio cultural, La Base, que se inaugura con una exposición de Antoni Miró, abierta hasta el 30 de diciembre. La entrada es libre y gratuita:

 

Horarios

de martes a domingo, de 10h a 19h.

viernes, de 10h a 21h.

lunes, cerrada.

 

Visitas guiadas a colectivos, visitas didácticas para centros educativos y talleres para familias. GRATUITAS.

 

Reservas:

 

e-mail: expotonimiro@marinavalencia.com / teléfono: 661 914 944.

 

“La nueva sala de cultura de La Marina de València es un espacio sorprendente por su calidad y versatilidad”, ha afirmado Nèstor Novell, organizador de la exposición, en el acto de presentación que ha tenido lugar esta mañana en La Base y donde ha participado también el artista alcoyano, Antoni Miró, el comisario, Fernando Castro y el director general del Consorcio València 2007, Vicent Llorens. “Es un espacio fantástico para presentar arte y cultura contemporánea”, ha afirmado Castro.

 

La Presidencia de la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Cultura, junto al Ayuntamiento de València, el IVAM y La Marina de València, han organizado la exposición “Antoni Miró a La Base”, que abre la programación cultural de “La Base”, la antigua sede del equipo Alinghi transformada en “la base” de la cultura, la creatividad y la innovación. “Hemos recuperado un antiguo edificio industrial relacionado con la náutica y la Copa América para un uso público, ciudadano, relacionado con lo que nos identifica, la cultura, como elemento de progreso”, explica Llorens, quien sitúa esta iniciativa en la estrategia de apropiación ciudadana de La Marina de València. “La Marina es de todos”, añade, “un territorio abierto a la ciudadanía, a las instituciones, donde nadie está excluido”. Llorens define La Base como un “espacio de agitación” y destaca “el universo artístico de Antoni Miró” como una opción “magnífica” para introducir mensajes claros que agiten el pensamiento en una sociedad confusa como la actual.

 

Un espacio de experiencia artística y debate

 

Con más de 170 obras, la exposición muestra la obra más reciente de Miró, desde el 2012 a la actualidad, y acerca su visión personal de la realidad social y cultural a través de diferentes series: Mani-festa, Nuus/Nues, Suite Havana, Costeres i ponts, Suite erótica y Personatges. El comisario, Fernando Castro, señala que “es fundamental que venga gente que no esté de acuerdo” puesto que se pretende “crear un espacio de experiencia artística, de debate reflexivo, de antagonismo y disidencias”. Parafraseando a Baudelaire, Castro ha afirmado también que la crítica de arte, como testimonio del presente, ha de ser “parcial, apasionada y política”. “Como un sismógrafo que detecte los movimientos”, explica.

 

Miró ha respondido también a la polémica surgida en torno a las esculturas “eróticas” situadas en el recinto: “No es para tanto. Es también una oportunidad para reflexionar. Las esculturas están inspiradas en cerámica cotidiana de hace 2500 años. Hará que venga más gente a la exposición”. Por su parte, Castro también le ha quitado importancia: “Vamos a batir el record del mundo en selfis”

 

Visitas guiadas, tertulias y catálogo musicalizado

 

La exposición pretende ser un reconocimiento a la fructífera trayectoria de Antoni Miró. Además de la muestra, se ha editado un catálogo de la exposición dirigido por Fernando Castro y un catálogo musicalizado sobre su obra, dirigido por Feliu Ventura y elaborado por diez músicos valencianos de distintas tendencias, que se presentará el próximo 21 de octubre.

 

Junto con el IVAM, se están organizando también dos charlas-debate entre gestores culturales, críticos de arte e intelectuales para abordar la obra de Miró desde perspectivas diversas.

 

La Base empieza su andadura

 

Este edificio singular y reinventado sorprenderá al público desde la propia fachada, que ya luce un mural de Hyuro. La artista urbana estrena un lienzo vivo dedicado a intervenciones efímeras, donde artistas internacionales explicarán historias con contenidos sociales que invitarán a la reflexión.

 

El Consorcio València 2007 ha recuperado la planta baja de la antigua base Alinghi (1.980 m2 y 13m de altura) para abrirla a la ciudad y convertirla en “La Base” de las industrias creativas y culturales, un espacio vivo, dinámico e innovador; un lugar permeable y abierto, de encuentro e intercambio, con una programación de actividades continua. Además de la exposición de Antoni Miró, se están organizando ya eventos distintos como otras muestras expositivas o unas jornadas de debate alrededor de la València del futuro, que se presentarán en breve.

 

Desde 2016, la base del Alinghi ha acogido en varias ocasiones actividades relacionadas con la innovación y el espacio público. En noviembre de 2016, el hangar fue la sede de Civic Factory Fest La Marina de València, primera plataforma de innovación urbana donde los múltiples agentes que habitan el territorio buscaban respuestas a los problemas de la ciudad. En diciembre del mismo año, fue el escenario de los València Startup Awards, la entrega de premios a las propuestas más innovadoras de la ciudad. En 2018, la que fuera tienda del Alinghi ha albergado el ciclo de conversaciones Living Lab de La Marina de València, debates de reflexión abiertos que interconectan a referentes locales, nacionales e internacionales.

  

www.lamarinadevalencia.com/news/199/antoni-miro-a-la-base...

 

Después de las esculturas eróticas, Antoni Miró dobla su apuesta de agitación artística

 

El artista muestra en Valencia 150 obras cargadas de denuncia social, provocación política y erotismo

 

Antoni Miró ha doblado la apuesta de agitación artística que lanzó la semana pasada al colocar al aire libre 12 esculturas de temática erótica en los viejos muelles de Valencia. Enfrente de las obras inspiradas en la cerámica popular de la antigua Grecia, Miró ha inaugurado este martes su mayor exposición antológica, compuesta por 150 cuadros cargados de denuncia social, provocación política y erotismo.

 

Titulada Antoni Miró en la Base, la exposición reescribe el significado de la sede del equipo que en 2007 ganó la Copa del América, la elitista competición de vela que albergó la ciudad, cuyas naves han sido transformadas en sala de arte.

 

Fernando Castro, comisario de la exposición, afirma que Miró, cuyo estilo combina el pop y el realismo social, "no es solo un artista, sino también un agitador cultural". "Sus obras dan cuenta de los avatares sociales, culturales, simbólicos y políticos e identitarios. Y lo hacen de una forma partidaria y panfletaria, mostrando el arte como testimonio del presente, un tiempo que es afortunadamente conflictivo".

 

El artista alcoyano, de 74 años, duerme de día y trabaja de noche de manera incansable. Todas las obras de la exposición, abierta hasta el 30 de diciembre, han sido producidas desde 2012. Muchos de sus cuadros reflejan escenas de conflictividad social de la última década: manifestaciones, protestas y cargas policiales de Kiev a El Cairo y de Madrid a Barcelona. "Yo no me invento nada, solo pinto lo que veo", dice Miró sobre los lienzos de calles repletas de banderas independentistas catalanas.

 

La nueva sala, llamada La Base, está en la Marina de Valencia, gestionada por un consorcio que integran el Gobierno, el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento. La exposición, organizada por este consorcio, Presidencia de la Generalitat y la Consejería de Cultura, ha costado 110.000 euros y viajará a otras ciudades. El importe incluye 30.000 euros destinados a editar un catálogo que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acordó con el artista en 2012, en la etapa de gobierno del PP, y no llegó a publicar.

 

La nave central de lo que fue la base del equipo suizo Alinghi, cuyas paredes miden 15 metros de altura porque se utilizaba para reparar el barco que defendió el título de campeón en Valencia, muestran también los cuadros dedicados por Miró a las mujeres como agentes del cambio político. Y sus retratos de personajes vinculados sobre todo al arte y la literatura, como Antoni Tàpies, Joan Fuster, Josep Pla y Gabriel García Márquez.

 

La sala contigua, donde originalmente se reparaban velas, exhibe sus desnudos masculinos y femeninos, especialmente eróticos en la serie dedicada a La Habana.

 

Aire industrial

 

La reconversión del edificio ha mantenido un aire industrial, con las enormes puertas de lona y los desagües para el baldeo del barco, resalta Vicent Llorens, director de la Marina de Valencia, el terreno que la ciudad ganó al puerto y al mar hace una década.

 

Llorens ha añadido que la nueva sala de exposiciones busca reescribir el significado de un lugar que fue escenario de dos competiciones deportivas elitistas, la Copa del América y el Mundial de Fórmula 1, y quieren convertir en un espacio "abierto a los ciudadanos, flexible, dedicado a la libertad de expresión, donde se programen contenidos de calidad con riesgo".

 

Ignacio Zafra

 

Fuente: EL PAÍS

 

elpais.com/cultura/2018/09/25/actualidad/1537895786_36880...

 

___

 

Antoni Miró a La Base: horarios, visitas guiadas y talleres didácticos

 

Vicent Llorens, director general del Consorcio València 2007: "La Base es un espacio abierto a toda la sociedad valenciana, flexible, de agitación. Es un reto que nos obliga a dar un paso adelante, a programar. Sin miedo."

 

València ya cuenta con un nuevo espacio cultural, La Base, que se inaugura con una exposición de Antoni Miró, abierta hasta el 30 de diciembre. La entrada es libre y gratuita:

 

Horarios

de martes a domingo, de 10h a 19h.

viernes, de 10h a 21h.

lunes, cerrada.

 

Visitas guiadas a colectivos, visitas didácticas para centros educativos y talleres para familias. GRATUITAS.

 

Reservas:

 

e-mail: expotonimiro@marinavalencia.com / teléfono: 661 914 944.

 

“La nueva sala de cultura de La Marina de València es un espacio sorprendente por su calidad y versatilidad”, ha afirmado Nèstor Novell, organizador de la exposición, en el acto de presentación que ha tenido lugar esta mañana en La Base y donde ha participado también el artista alcoyano, Antoni Miró, el comisario, Fernando Castro y el director general del Consorcio València 2007, Vicent Llorens. “Es un espacio fantástico para presentar arte y cultura contemporánea”, ha afirmado Castro.

 

La Presidencia de la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Cultura, junto al Ayuntamiento de València, el IVAM y La Marina de València, han organizado la exposición “Antoni Miró a La Base”, que abre la programación cultural de “La Base”, la antigua sede del equipo Alinghi transformada en “la base” de la cultura, la creatividad y la innovación. “Hemos recuperado un antiguo edificio industrial relacionado con la náutica y la Copa América para un uso público, ciudadano, relacionado con lo que nos identifica, la cultura, como elemento de progreso”, explica Llorens, quien sitúa esta iniciativa en la estrategia de apropiación ciudadana de La Marina de València. “La Marina es de todos”, añade, “un territorio abierto a la ciudadanía, a las instituciones, donde nadie está excluido”. Llorens define La Base como un “espacio de agitación” y destaca “el universo artístico de Antoni Miró” como una opción “magnífica” para introducir mensajes claros que agiten el pensamiento en una sociedad confusa como la actual.

 

Un espacio de experiencia artística y debate

 

Con más de 170 obras, la exposición muestra la obra más reciente de Miró, desde el 2012 a la actualidad, y acerca su visión personal de la realidad social y cultural a través de diferentes series: Mani-festa, Nuus/Nues, Suite Havana, Costeres i ponts, Suite erótica y Personatges. El comisario, Fernando Castro, señala que “es fundamental que venga gente que no esté de acuerdo” puesto que se pretende “crear un espacio de experiencia artística, de debate reflexivo, de antagonismo y disidencias”. Parafraseando a Baudelaire, Castro ha afirmado también que la crítica de arte, como testimonio del presente, ha de ser “parcial, apasionada y política”. “Como un sismógrafo que detecte los movimientos”, explica.

 

Miró ha respondido también a la polémica surgida en torno a las esculturas “eróticas” situadas en el recinto: “No es para tanto. Es también una oportunidad para reflexionar. Las esculturas están inspiradas en cerámica cotidiana de hace 2500 años. Hará que venga más gente a la exposición”. Por su parte, Castro también le ha quitado importancia: “Vamos a batir el record del mundo en selfis”

 

Visitas guiadas, tertulias y catálogo musicalizado

 

La exposición pretende ser un reconocimiento a la fructífera trayectoria de Antoni Miró. Además de la muestra, se ha editado un catálogo de la exposición dirigido por Fernando Castro y un catálogo musicalizado sobre su obra, dirigido por Feliu Ventura y elaborado por diez músicos valencianos de distintas tendencias, que se presentará el próximo 21 de octubre.

 

Junto con el IVAM, se están organizando también dos charlas-debate entre gestores culturales, críticos de arte e intelectuales para abordar la obra de Miró desde perspectivas diversas.

 

La Base empieza su andadura

 

Este edificio singular y reinventado sorprenderá al público desde la propia fachada, que ya luce un mural de Hyuro. La artista urbana estrena un lienzo vivo dedicado a intervenciones efímeras, donde artistas internacionales explicarán historias con contenidos sociales que invitarán a la reflexión.

 

El Consorcio València 2007 ha recuperado la planta baja de la antigua base Alinghi (1.980 m2 y 13m de altura) para abrirla a la ciudad y convertirla en “La Base” de las industrias creativas y culturales, un espacio vivo, dinámico e innovador; un lugar permeable y abierto, de encuentro e intercambio, con una programación de actividades continua. Además de la exposición de Antoni Miró, se están organizando ya eventos distintos como otras muestras expositivas o unas jornadas de debate alrededor de la València del futuro, que se presentarán en breve.

 

Desde 2016, la base del Alinghi ha acogido en varias ocasiones actividades relacionadas con la innovación y el espacio público. En noviembre de 2016, el hangar fue la sede de Civic Factory Fest La Marina de València, primera plataforma de innovación urbana donde los múltiples agentes que habitan el territorio buscaban respuestas a los problemas de la ciudad. En diciembre del mismo año, fue el escenario de los València Startup Awards, la entrega de premios a las propuestas más innovadoras de la ciudad. En 2018, la que fuera tienda del Alinghi ha albergado el ciclo de conversaciones Living Lab de La Marina de València, debates de reflexión abiertos que interconectan a referentes locales, nacionales e internacionales.

  

www.lamarinadevalencia.com/news/199/antoni-miro-a-la-base...

 

Después de las esculturas eróticas, Antoni Miró dobla su apuesta de agitación artística

 

El artista muestra en Valencia 150 obras cargadas de denuncia social, provocación política y erotismo

 

Antoni Miró ha doblado la apuesta de agitación artística que lanzó la semana pasada al colocar al aire libre 12 esculturas de temática erótica en los viejos muelles de Valencia. Enfrente de las obras inspiradas en la cerámica popular de la antigua Grecia, Miró ha inaugurado este martes su mayor exposición antológica, compuesta por 150 cuadros cargados de denuncia social, provocación política y erotismo.

 

Titulada Antoni Miró en la Base, la exposición reescribe el significado de la sede del equipo que en 2007 ganó la Copa del América, la elitista competición de vela que albergó la ciudad, cuyas naves han sido transformadas en sala de arte.

 

Fernando Castro, comisario de la exposición, afirma que Miró, cuyo estilo combina el pop y el realismo social, "no es solo un artista, sino también un agitador cultural". "Sus obras dan cuenta de los avatares sociales, culturales, simbólicos y políticos e identitarios. Y lo hacen de una forma partidaria y panfletaria, mostrando el arte como testimonio del presente, un tiempo que es afortunadamente conflictivo".

 

El artista alcoyano, de 74 años, duerme de día y trabaja de noche de manera incansable. Todas las obras de la exposición, abierta hasta el 30 de diciembre, han sido producidas desde 2012. Muchos de sus cuadros reflejan escenas de conflictividad social de la última década: manifestaciones, protestas y cargas policiales de Kiev a El Cairo y de Madrid a Barcelona. "Yo no me invento nada, solo pinto lo que veo", dice Miró sobre los lienzos de calles repletas de banderas independentistas catalanas.

 

La nueva sala, llamada La Base, está en la Marina de Valencia, gestionada por un consorcio que integran el Gobierno, el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento. La exposición, organizada por este consorcio, Presidencia de la Generalitat y la Consejería de Cultura, ha costado 110.000 euros y viajará a otras ciudades. El importe incluye 30.000 euros destinados a editar un catálogo que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acordó con el artista en 2012, en la etapa de gobierno del PP, y no llegó a publicar.

 

La nave central de lo que fue la base del equipo suizo Alinghi, cuyas paredes miden 15 metros de altura porque se utilizaba para reparar el barco que defendió el título de campeón en Valencia, muestran también los cuadros dedicados por Miró a las mujeres como agentes del cambio político. Y sus retratos de personajes vinculados sobre todo al arte y la literatura, como Antoni Tàpies, Joan Fuster, Josep Pla y Gabriel García Márquez.

 

La sala contigua, donde originalmente se reparaban velas, exhibe sus desnudos masculinos y femeninos, especialmente eróticos en la serie dedicada a La Habana.

 

Aire industrial

 

La reconversión del edificio ha mantenido un aire industrial, con las enormes puertas de lona y los desagües para el baldeo del barco, resalta Vicent Llorens, director de la Marina de Valencia, el terreno que la ciudad ganó al puerto y al mar hace una década.

 

Llorens ha añadido que la nueva sala de exposiciones busca reescribir el significado de un lugar que fue escenario de dos competiciones deportivas elitistas, la Copa del América y el Mundial de Fórmula 1, y quieren convertir en un espacio "abierto a los ciudadanos, flexible, dedicado a la libertad de expresión, donde se programen contenidos de calidad con riesgo".

 

Ignacio Zafra

 

Fuente: EL PAÍS

 

elpais.com/cultura/2018/09/25/actualidad/1537895786_36880...

 

___

 

Antoni Miró a La Base: horarios, visitas guiadas y talleres didácticos

 

Vicent Llorens, director general del Consorcio València 2007: "La Base es un espacio abierto a toda la sociedad valenciana, flexible, de agitación. Es un reto que nos obliga a dar un paso adelante, a programar. Sin miedo."

 

València ya cuenta con un nuevo espacio cultural, La Base, que se inaugura con una exposición de Antoni Miró, abierta hasta el 30 de diciembre. La entrada es libre y gratuita:

 

Horarios

de martes a domingo, de 10h a 19h.

viernes, de 10h a 21h.

lunes, cerrada.

 

Visitas guiadas a colectivos, visitas didácticas para centros educativos y talleres para familias. GRATUITAS.

 

Reservas:

 

e-mail: expotonimiro@marinavalencia.com / teléfono: 661 914 944.

 

“La nueva sala de cultura de La Marina de València es un espacio sorprendente por su calidad y versatilidad”, ha afirmado Nèstor Novell, organizador de la exposición, en el acto de presentación que ha tenido lugar esta mañana en La Base y donde ha participado también el artista alcoyano, Antoni Miró, el comisario, Fernando Castro y el director general del Consorcio València 2007, Vicent Llorens. “Es un espacio fantástico para presentar arte y cultura contemporánea”, ha afirmado Castro.

 

La Presidencia de la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Cultura, junto al Ayuntamiento de València, el IVAM y La Marina de València, han organizado la exposición “Antoni Miró a La Base”, que abre la programación cultural de “La Base”, la antigua sede del equipo Alinghi transformada en “la base” de la cultura, la creatividad y la innovación. “Hemos recuperado un antiguo edificio industrial relacionado con la náutica y la Copa América para un uso público, ciudadano, relacionado con lo que nos identifica, la cultura, como elemento de progreso”, explica Llorens, quien sitúa esta iniciativa en la estrategia de apropiación ciudadana de La Marina de València. “La Marina es de todos”, añade, “un territorio abierto a la ciudadanía, a las instituciones, donde nadie está excluido”. Llorens define La Base como un “espacio de agitación” y destaca “el universo artístico de Antoni Miró” como una opción “magnífica” para introducir mensajes claros que agiten el pensamiento en una sociedad confusa como la actual.

 

Un espacio de experiencia artística y debate

 

Con más de 170 obras, la exposición muestra la obra más reciente de Miró, desde el 2012 a la actualidad, y acerca su visión personal de la realidad social y cultural a través de diferentes series: Mani-festa, Nuus/Nues, Suite Havana, Costeres i ponts, Suite erótica y Personatges. El comisario, Fernando Castro, señala que “es fundamental que venga gente que no esté de acuerdo” puesto que se pretende “crear un espacio de experiencia artística, de debate reflexivo, de antagonismo y disidencias”. Parafraseando a Baudelaire, Castro ha afirmado también que la crítica de arte, como testimonio del presente, ha de ser “parcial, apasionada y política”. “Como un sismógrafo que detecte los movimientos”, explica.

 

Miró ha respondido también a la polémica surgida en torno a las esculturas “eróticas” situadas en el recinto: “No es para tanto. Es también una oportunidad para reflexionar. Las esculturas están inspiradas en cerámica cotidiana de hace 2500 años. Hará que venga más gente a la exposición”. Por su parte, Castro también le ha quitado importancia: “Vamos a batir el record del mundo en selfis”

 

Visitas guiadas, tertulias y catálogo musicalizado

 

La exposición pretende ser un reconocimiento a la fructífera trayectoria de Antoni Miró. Además de la muestra, se ha editado un catálogo de la exposición dirigido por Fernando Castro y un catálogo musicalizado sobre su obra, dirigido por Feliu Ventura y elaborado por diez músicos valencianos de distintas tendencias, que se presentará el próximo 21 de octubre.

 

Junto con el IVAM, se están organizando también dos charlas-debate entre gestores culturales, críticos de arte e intelectuales para abordar la obra de Miró desde perspectivas diversas.

 

La Base empieza su andadura

 

Este edificio singular y reinventado sorprenderá al público desde la propia fachada, que ya luce un mural de Hyuro. La artista urbana estrena un lienzo vivo dedicado a intervenciones efímeras, donde artistas internacionales explicarán historias con contenidos sociales que invitarán a la reflexión.

 

El Consorcio València 2007 ha recuperado la planta baja de la antigua base Alinghi (1.980 m2 y 13m de altura) para abrirla a la ciudad y convertirla en “La Base” de las industrias creativas y culturales, un espacio vivo, dinámico e innovador; un lugar permeable y abierto, de encuentro e intercambio, con una programación de actividades continua. Además de la exposición de Antoni Miró, se están organizando ya eventos distintos como otras muestras expositivas o unas jornadas de debate alrededor de la València del futuro, que se presentarán en breve.

 

Desde 2016, la base del Alinghi ha acogido en varias ocasiones actividades relacionadas con la innovación y el espacio público. En noviembre de 2016, el hangar fue la sede de Civic Factory Fest La Marina de València, primera plataforma de innovación urbana donde los múltiples agentes que habitan el territorio buscaban respuestas a los problemas de la ciudad. En diciembre del mismo año, fue el escenario de los València Startup Awards, la entrega de premios a las propuestas más innovadoras de la ciudad. En 2018, la que fuera tienda del Alinghi ha albergado el ciclo de conversaciones Living Lab de La Marina de València, debates de reflexión abiertos que interconectan a referentes locales, nacionales e internacionales.

  

www.lamarinadevalencia.com/news/199/antoni-miro-a-la-base...

 

Después de las esculturas eróticas, Antoni Miró dobla su apuesta de agitación artística

 

El artista muestra en Valencia 150 obras cargadas de denuncia social, provocación política y erotismo

 

Antoni Miró ha doblado la apuesta de agitación artística que lanzó la semana pasada al colocar al aire libre 12 esculturas de temática erótica en los viejos muelles de Valencia. Enfrente de las obras inspiradas en la cerámica popular de la antigua Grecia, Miró ha inaugurado este martes su mayor exposición antológica, compuesta por 150 cuadros cargados de denuncia social, provocación política y erotismo.

 

Titulada Antoni Miró en la Base, la exposición reescribe el significado de la sede del equipo que en 2007 ganó la Copa del América, la elitista competición de vela que albergó la ciudad, cuyas naves han sido transformadas en sala de arte.

 

Fernando Castro, comisario de la exposición, afirma que Miró, cuyo estilo combina el pop y el realismo social, "no es solo un artista, sino también un agitador cultural". "Sus obras dan cuenta de los avatares sociales, culturales, simbólicos y políticos e identitarios. Y lo hacen de una forma partidaria y panfletaria, mostrando el arte como testimonio del presente, un tiempo que es afortunadamente conflictivo".

 

El artista alcoyano, de 74 años, duerme de día y trabaja de noche de manera incansable. Todas las obras de la exposición, abierta hasta el 30 de diciembre, han sido producidas desde 2012. Muchos de sus cuadros reflejan escenas de conflictividad social de la última década: manifestaciones, protestas y cargas policiales de Kiev a El Cairo y de Madrid a Barcelona. "Yo no me invento nada, solo pinto lo que veo", dice Miró sobre los lienzos de calles repletas de banderas independentistas catalanas.

 

La nueva sala, llamada La Base, está en la Marina de Valencia, gestionada por un consorcio que integran el Gobierno, el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento. La exposición, organizada por este consorcio, Presidencia de la Generalitat y la Consejería de Cultura, ha costado 110.000 euros y viajará a otras ciudades. El importe incluye 30.000 euros destinados a editar un catálogo que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acordó con el artista en 2012, en la etapa de gobierno del PP, y no llegó a publicar.

 

La nave central de lo que fue la base del equipo suizo Alinghi, cuyas paredes miden 15 metros de altura porque se utilizaba para reparar el barco que defendió el título de campeón en Valencia, muestran también los cuadros dedicados por Miró a las mujeres como agentes del cambio político. Y sus retratos de personajes vinculados sobre todo al arte y la literatura, como Antoni Tàpies, Joan Fuster, Josep Pla y Gabriel García Márquez.

 

La sala contigua, donde originalmente se reparaban velas, exhibe sus desnudos masculinos y femeninos, especialmente eróticos en la serie dedicada a La Habana.

 

Aire industrial

 

La reconversión del edificio ha mantenido un aire industrial, con las enormes puertas de lona y los desagües para el baldeo del barco, resalta Vicent Llorens, director de la Marina de Valencia, el terreno que la ciudad ganó al puerto y al mar hace una década.

 

Llorens ha añadido que la nueva sala de exposiciones busca reescribir el significado de un lugar que fue escenario de dos competiciones deportivas elitistas, la Copa del América y el Mundial de Fórmula 1, y quieren convertir en un espacio "abierto a los ciudadanos, flexible, dedicado a la libertad de expresión, donde se programen contenidos de calidad con riesgo".

 

Ignacio Zafra

 

Fuente: EL PAÍS

 

elpais.com/cultura/2018/09/25/actualidad/1537895786_36880...

 

___

 

Antoni Miró a La Base: horarios, visitas guiadas y talleres didácticos

 

Vicent Llorens, director general del Consorcio València 2007: "La Base es un espacio abierto a toda la sociedad valenciana, flexible, de agitación. Es un reto que nos obliga a dar un paso adelante, a programar. Sin miedo."

 

València ya cuenta con un nuevo espacio cultural, La Base, que se inaugura con una exposición de Antoni Miró, abierta hasta el 30 de diciembre. La entrada es libre y gratuita:

 

Horarios

de martes a domingo, de 10h a 19h.

viernes, de 10h a 21h.

lunes, cerrada.

 

Visitas guiadas a colectivos, visitas didácticas para centros educativos y talleres para familias. GRATUITAS.

 

Reservas:

 

e-mail: expotonimiro@marinavalencia.com / teléfono: 661 914 944.

 

“La nueva sala de cultura de La Marina de València es un espacio sorprendente por su calidad y versatilidad”, ha afirmado Nèstor Novell, organizador de la exposición, en el acto de presentación que ha tenido lugar esta mañana en La Base y donde ha participado también el artista alcoyano, Antoni Miró, el comisario, Fernando Castro y el director general del Consorcio València 2007, Vicent Llorens. “Es un espacio fantástico para presentar arte y cultura contemporánea”, ha afirmado Castro.

 

La Presidencia de la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Cultura, junto al Ayuntamiento de València, el IVAM y La Marina de València, han organizado la exposición “Antoni Miró a La Base”, que abre la programación cultural de “La Base”, la antigua sede del equipo Alinghi transformada en “la base” de la cultura, la creatividad y la innovación. “Hemos recuperado un antiguo edificio industrial relacionado con la náutica y la Copa América para un uso público, ciudadano, relacionado con lo que nos identifica, la cultura, como elemento de progreso”, explica Llorens, quien sitúa esta iniciativa en la estrategia de apropiación ciudadana de La Marina de València. “La Marina es de todos”, añade, “un territorio abierto a la ciudadanía, a las instituciones, donde nadie está excluido”. Llorens define La Base como un “espacio de agitación” y destaca “el universo artístico de Antoni Miró” como una opción “magnífica” para introducir mensajes claros que agiten el pensamiento en una sociedad confusa como la actual.

 

Un espacio de experiencia artística y debate

 

Con más de 170 obras, la exposición muestra la obra más reciente de Miró, desde el 2012 a la actualidad, y acerca su visión personal de la realidad social y cultural a través de diferentes series: Mani-festa, Nuus/Nues, Suite Havana, Costeres i ponts, Suite erótica y Personatges. El comisario, Fernando Castro, señala que “es fundamental que venga gente que no esté de acuerdo” puesto que se pretende “crear un espacio de experiencia artística, de debate reflexivo, de antagonismo y disidencias”. Parafraseando a Baudelaire, Castro ha afirmado también que la crítica de arte, como testimonio del presente, ha de ser “parcial, apasionada y política”. “Como un sismógrafo que detecte los movimientos”, explica.

 

Miró ha respondido también a la polémica surgida en torno a las esculturas “eróticas” situadas en el recinto: “No es para tanto. Es también una oportunidad para reflexionar. Las esculturas están inspiradas en cerámica cotidiana de hace 2500 años. Hará que venga más gente a la exposición”. Por su parte, Castro también le ha quitado importancia: “Vamos a batir el record del mundo en selfis”

 

Visitas guiadas, tertulias y catálogo musicalizado

 

La exposición pretende ser un reconocimiento a la fructífera trayectoria de Antoni Miró. Además de la muestra, se ha editado un catálogo de la exposición dirigido por Fernando Castro y un catálogo musicalizado sobre su obra, dirigido por Feliu Ventura y elaborado por diez músicos valencianos de distintas tendencias, que se presentará el próximo 21 de octubre.

 

Junto con el IVAM, se están organizando también dos charlas-debate entre gestores culturales, críticos de arte e intelectuales para abordar la obra de Miró desde perspectivas diversas.

 

La Base empieza su andadura

 

Este edificio singular y reinventado sorprenderá al público desde la propia fachada, que ya luce un mural de Hyuro. La artista urbana estrena un lienzo vivo dedicado a intervenciones efímeras, donde artistas internacionales explicarán historias con contenidos sociales que invitarán a la reflexión.

 

El Consorcio València 2007 ha recuperado la planta baja de la antigua base Alinghi (1.980 m2 y 13m de altura) para abrirla a la ciudad y convertirla en “La Base” de las industrias creativas y culturales, un espacio vivo, dinámico e innovador; un lugar permeable y abierto, de encuentro e intercambio, con una programación de actividades continua. Además de la exposición de Antoni Miró, se están organizando ya eventos distintos como otras muestras expositivas o unas jornadas de debate alrededor de la València del futuro, que se presentarán en breve.

 

Desde 2016, la base del Alinghi ha acogido en varias ocasiones actividades relacionadas con la innovación y el espacio público. En noviembre de 2016, el hangar fue la sede de Civic Factory Fest La Marina de València, primera plataforma de innovación urbana donde los múltiples agentes que habitan el territorio buscaban respuestas a los problemas de la ciudad. En diciembre del mismo año, fue el escenario de los València Startup Awards, la entrega de premios a las propuestas más innovadoras de la ciudad. En 2018, la que fuera tienda del Alinghi ha albergado el ciclo de conversaciones Living Lab de La Marina de València, debates de reflexión abiertos que interconectan a referentes locales, nacionales e internacionales.

  

www.lamarinadevalencia.com/news/199/antoni-miro-a-la-base...

 

Después de las esculturas eróticas, Antoni Miró dobla su apuesta de agitación artística

 

El artista muestra en Valencia 150 obras cargadas de denuncia social, provocación política y erotismo

 

Antoni Miró ha doblado la apuesta de agitación artística que lanzó la semana pasada al colocar al aire libre 12 esculturas de temática erótica en los viejos muelles de Valencia. Enfrente de las obras inspiradas en la cerámica popular de la antigua Grecia, Miró ha inaugurado este martes su mayor exposición antológica, compuesta por 150 cuadros cargados de denuncia social, provocación política y erotismo.

 

Titulada Antoni Miró en la Base, la exposición reescribe el significado de la sede del equipo que en 2007 ganó la Copa del América, la elitista competición de vela que albergó la ciudad, cuyas naves han sido transformadas en sala de arte.

 

Fernando Castro, comisario de la exposición, afirma que Miró, cuyo estilo combina el pop y el realismo social, "no es solo un artista, sino también un agitador cultural". "Sus obras dan cuenta de los avatares sociales, culturales, simbólicos y políticos e identitarios. Y lo hacen de una forma partidaria y panfletaria, mostrando el arte como testimonio del presente, un tiempo que es afortunadamente conflictivo".

 

El artista alcoyano, de 74 años, duerme de día y trabaja de noche de manera incansable. Todas las obras de la exposición, abierta hasta el 30 de diciembre, han sido producidas desde 2012. Muchos de sus cuadros reflejan escenas de conflictividad social de la última década: manifestaciones, protestas y cargas policiales de Kiev a El Cairo y de Madrid a Barcelona. "Yo no me invento nada, solo pinto lo que veo", dice Miró sobre los lienzos de calles repletas de banderas independentistas catalanas.

 

La nueva sala, llamada La Base, está en la Marina de Valencia, gestionada por un consorcio que integran el Gobierno, el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento. La exposición, organizada por este consorcio, Presidencia de la Generalitat y la Consejería de Cultura, ha costado 110.000 euros y viajará a otras ciudades. El importe incluye 30.000 euros destinados a editar un catálogo que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acordó con el artista en 2012, en la etapa de gobierno del PP, y no llegó a publicar.

 

La nave central de lo que fue la base del equipo suizo Alinghi, cuyas paredes miden 15 metros de altura porque se utilizaba para reparar el barco que defendió el título de campeón en Valencia, muestran también los cuadros dedicados por Miró a las mujeres como agentes del cambio político. Y sus retratos de personajes vinculados sobre todo al arte y la literatura, como Antoni Tàpies, Joan Fuster, Josep Pla y Gabriel García Márquez.

 

La sala contigua, donde originalmente se reparaban velas, exhibe sus desnudos masculinos y femeninos, especialmente eróticos en la serie dedicada a La Habana.

 

Aire industrial

 

La reconversión del edificio ha mantenido un aire industrial, con las enormes puertas de lona y los desagües para el baldeo del barco, resalta Vicent Llorens, director de la Marina de Valencia, el terreno que la ciudad ganó al puerto y al mar hace una década.

 

Llorens ha añadido que la nueva sala de exposiciones busca reescribir el significado de un lugar que fue escenario de dos competiciones deportivas elitistas, la Copa del América y el Mundial de Fórmula 1, y quieren convertir en un espacio "abierto a los ciudadanos, flexible, dedicado a la libertad de expresión, donde se programen contenidos de calidad con riesgo".

 

Ignacio Zafra

 

Fuente: EL PAÍS

 

elpais.com/cultura/2018/09/25/actualidad/1537895786_36880...

 

___

 

Antoni Miró a La Base: horarios, visitas guiadas y talleres didácticos

 

Vicent Llorens, director general del Consorcio València 2007: "La Base es un espacio abierto a toda la sociedad valenciana, flexible, de agitación. Es un reto que nos obliga a dar un paso adelante, a programar. Sin miedo."

 

València ya cuenta con un nuevo espacio cultural, La Base, que se inaugura con una exposición de Antoni Miró, abierta hasta el 30 de diciembre. La entrada es libre y gratuita:

 

Horarios

de martes a domingo, de 10h a 19h.

viernes, de 10h a 21h.

lunes, cerrada.

 

Visitas guiadas a colectivos, visitas didácticas para centros educativos y talleres para familias. GRATUITAS.

 

Reservas:

 

e-mail: expotonimiro@marinavalencia.com / teléfono: 661 914 944.

 

“La nueva sala de cultura de La Marina de València es un espacio sorprendente por su calidad y versatilidad”, ha afirmado Nèstor Novell, organizador de la exposición, en el acto de presentación que ha tenido lugar esta mañana en La Base y donde ha participado también el artista alcoyano, Antoni Miró, el comisario, Fernando Castro y el director general del Consorcio València 2007, Vicent Llorens. “Es un espacio fantástico para presentar arte y cultura contemporánea”, ha afirmado Castro.

 

La Presidencia de la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Cultura, junto al Ayuntamiento de València, el IVAM y La Marina de València, han organizado la exposición “Antoni Miró a La Base”, que abre la programación cultural de “La Base”, la antigua sede del equipo Alinghi transformada en “la base” de la cultura, la creatividad y la innovación. “Hemos recuperado un antiguo edificio industrial relacionado con la náutica y la Copa América para un uso público, ciudadano, relacionado con lo que nos identifica, la cultura, como elemento de progreso”, explica Llorens, quien sitúa esta iniciativa en la estrategia de apropiación ciudadana de La Marina de València. “La Marina es de todos”, añade, “un territorio abierto a la ciudadanía, a las instituciones, donde nadie está excluido”. Llorens define La Base como un “espacio de agitación” y destaca “el universo artístico de Antoni Miró” como una opción “magnífica” para introducir mensajes claros que agiten el pensamiento en una sociedad confusa como la actual.

 

Un espacio de experiencia artística y debate

 

Con más de 170 obras, la exposición muestra la obra más reciente de Miró, desde el 2012 a la actualidad, y acerca su visión personal de la realidad social y cultural a través de diferentes series: Mani-festa, Nuus/Nues, Suite Havana, Costeres i ponts, Suite erótica y Personatges. El comisario, Fernando Castro, señala que “es fundamental que venga gente que no esté de acuerdo” puesto que se pretende “crear un espacio de experiencia artística, de debate reflexivo, de antagonismo y disidencias”. Parafraseando a Baudelaire, Castro ha afirmado también que la crítica de arte, como testimonio del presente, ha de ser “parcial, apasionada y política”. “Como un sismógrafo que detecte los movimientos”, explica.

 

Miró ha respondido también a la polémica surgida en torno a las esculturas “eróticas” situadas en el recinto: “No es para tanto. Es también una oportunidad para reflexionar. Las esculturas están inspiradas en cerámica cotidiana de hace 2500 años. Hará que venga más gente a la exposición”. Por su parte, Castro también le ha quitado importancia: “Vamos a batir el record del mundo en selfis”

 

Visitas guiadas, tertulias y catálogo musicalizado

 

La exposición pretende ser un reconocimiento a la fructífera trayectoria de Antoni Miró. Además de la muestra, se ha editado un catálogo de la exposición dirigido por Fernando Castro y un catálogo musicalizado sobre su obra, dirigido por Feliu Ventura y elaborado por diez músicos valencianos de distintas tendencias, que se presentará el próximo 21 de octubre.

 

Junto con el IVAM, se están organizando también dos charlas-debate entre gestores culturales, críticos de arte e intelectuales para abordar la obra de Miró desde perspectivas diversas.

 

La Base empieza su andadura

 

Este edificio singular y reinventado sorprenderá al público desde la propia fachada, que ya luce un mural de Hyuro. La artista urbana estrena un lienzo vivo dedicado a intervenciones efímeras, donde artistas internacionales explicarán historias con contenidos sociales que invitarán a la reflexión.

 

El Consorcio València 2007 ha recuperado la planta baja de la antigua base Alinghi (1.980 m2 y 13m de altura) para abrirla a la ciudad y convertirla en “La Base” de las industrias creativas y culturales, un espacio vivo, dinámico e innovador; un lugar permeable y abierto, de encuentro e intercambio, con una programación de actividades continua. Además de la exposición de Antoni Miró, se están organizando ya eventos distintos como otras muestras expositivas o unas jornadas de debate alrededor de la València del futuro, que se presentarán en breve.

 

Desde 2016, la base del Alinghi ha acogido en varias ocasiones actividades relacionadas con la innovación y el espacio público. En noviembre de 2016, el hangar fue la sede de Civic Factory Fest La Marina de València, primera plataforma de innovación urbana donde los múltiples agentes que habitan el territorio buscaban respuestas a los problemas de la ciudad. En diciembre del mismo año, fue el escenario de los València Startup Awards, la entrega de premios a las propuestas más innovadoras de la ciudad. En 2018, la que fuera tienda del Alinghi ha albergado el ciclo de conversaciones Living Lab de La Marina de València, debates de reflexión abiertos que interconectan a referentes locales, nacionales e internacionales.

  

www.lamarinadevalencia.com/news/199/antoni-miro-a-la-base...

 

Después de las esculturas eróticas, Antoni Miró dobla su apuesta de agitación artística

 

El artista muestra en Valencia 150 obras cargadas de denuncia social, provocación política y erotismo

 

Antoni Miró ha doblado la apuesta de agitación artística que lanzó la semana pasada al colocar al aire libre 12 esculturas de temática erótica en los viejos muelles de Valencia. Enfrente de las obras inspiradas en la cerámica popular de la antigua Grecia, Miró ha inaugurado este martes su mayor exposición antológica, compuesta por 150 cuadros cargados de denuncia social, provocación política y erotismo.

 

Titulada Antoni Miró en la Base, la exposición reescribe el significado de la sede del equipo que en 2007 ganó la Copa del América, la elitista competición de vela que albergó la ciudad, cuyas naves han sido transformadas en sala de arte.

 

Fernando Castro, comisario de la exposición, afirma que Miró, cuyo estilo combina el pop y el realismo social, "no es solo un artista, sino también un agitador cultural". "Sus obras dan cuenta de los avatares sociales, culturales, simbólicos y políticos e identitarios. Y lo hacen de una forma partidaria y panfletaria, mostrando el arte como testimonio del presente, un tiempo que es afortunadamente conflictivo".

 

El artista alcoyano, de 74 años, duerme de día y trabaja de noche de manera incansable. Todas las obras de la exposición, abierta hasta el 30 de diciembre, han sido producidas desde 2012. Muchos de sus cuadros reflejan escenas de conflictividad social de la última década: manifestaciones, protestas y cargas policiales de Kiev a El Cairo y de Madrid a Barcelona. "Yo no me invento nada, solo pinto lo que veo", dice Miró sobre los lienzos de calles repletas de banderas independentistas catalanas.

 

La nueva sala, llamada La Base, está en la Marina de Valencia, gestionada por un consorcio que integran el Gobierno, el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento. La exposición, organizada por este consorcio, Presidencia de la Generalitat y la Consejería de Cultura, ha costado 110.000 euros y viajará a otras ciudades. El importe incluye 30.000 euros destinados a editar un catálogo que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acordó con el artista en 2012, en la etapa de gobierno del PP, y no llegó a publicar.

 

La nave central de lo que fue la base del equipo suizo Alinghi, cuyas paredes miden 15 metros de altura porque se utilizaba para reparar el barco que defendió el título de campeón en Valencia, muestran también los cuadros dedicados por Miró a las mujeres como agentes del cambio político. Y sus retratos de personajes vinculados sobre todo al arte y la literatura, como Antoni Tàpies, Joan Fuster, Josep Pla y Gabriel García Márquez.

 

La sala contigua, donde originalmente se reparaban velas, exhibe sus desnudos masculinos y femeninos, especialmente eróticos en la serie dedicada a La Habana.

 

Aire industrial

 

La reconversión del edificio ha mantenido un aire industrial, con las enormes puertas de lona y los desagües para el baldeo del barco, resalta Vicent Llorens, director de la Marina de Valencia, el terreno que la ciudad ganó al puerto y al mar hace una década.

 

Llorens ha añadido que la nueva sala de exposiciones busca reescribir el significado de un lugar que fue escenario de dos competiciones deportivas elitistas, la Copa del América y el Mundial de Fórmula 1, y quieren convertir en un espacio "abierto a los ciudadanos, flexible, dedicado a la libertad de expresión, donde se programen contenidos de calidad con riesgo".

 

Ignacio Zafra

 

Fuente: EL PAÍS

 

elpais.com/cultura/2018/09/25/actualidad/1537895786_36880...

 

___

 

Antoni Miró a La Base: horarios, visitas guiadas y talleres didácticos

 

Vicent Llorens, director general del Consorcio València 2007: "La Base es un espacio abierto a toda la sociedad valenciana, flexible, de agitación. Es un reto que nos obliga a dar un paso adelante, a programar. Sin miedo."

 

València ya cuenta con un nuevo espacio cultural, La Base, que se inaugura con una exposición de Antoni Miró, abierta hasta el 30 de diciembre. La entrada es libre y gratuita:

 

Horarios

de martes a domingo, de 10h a 19h.

viernes, de 10h a 21h.

lunes, cerrada.

 

Visitas guiadas a colectivos, visitas didácticas para centros educativos y talleres para familias. GRATUITAS.

 

Reservas:

 

e-mail: expotonimiro@marinavalencia.com / teléfono: 661 914 944.

 

“La nueva sala de cultura de La Marina de València es un espacio sorprendente por su calidad y versatilidad”, ha afirmado Nèstor Novell, organizador de la exposición, en el acto de presentación que ha tenido lugar esta mañana en La Base y donde ha participado también el artista alcoyano, Antoni Miró, el comisario, Fernando Castro y el director general del Consorcio València 2007, Vicent Llorens. “Es un espacio fantástico para presentar arte y cultura contemporánea”, ha afirmado Castro.

 

La Presidencia de la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Cultura, junto al Ayuntamiento de València, el IVAM y La Marina de València, han organizado la exposición “Antoni Miró a La Base”, que abre la programación cultural de “La Base”, la antigua sede del equipo Alinghi transformada en “la base” de la cultura, la creatividad y la innovación. “Hemos recuperado un antiguo edificio industrial relacionado con la náutica y la Copa América para un uso público, ciudadano, relacionado con lo que nos identifica, la cultura, como elemento de progreso”, explica Llorens, quien sitúa esta iniciativa en la estrategia de apropiación ciudadana de La Marina de València. “La Marina es de todos”, añade, “un territorio abierto a la ciudadanía, a las instituciones, donde nadie está excluido”. Llorens define La Base como un “espacio de agitación” y destaca “el universo artístico de Antoni Miró” como una opción “magnífica” para introducir mensajes claros que agiten el pensamiento en una sociedad confusa como la actual.

 

Un espacio de experiencia artística y debate

 

Con más de 170 obras, la exposición muestra la obra más reciente de Miró, desde el 2012 a la actualidad, y acerca su visión personal de la realidad social y cultural a través de diferentes series: Mani-festa, Nuus/Nues, Suite Havana, Costeres i ponts, Suite erótica y Personatges. El comisario, Fernando Castro, señala que “es fundamental que venga gente que no esté de acuerdo” puesto que se pretende “crear un espacio de experiencia artística, de debate reflexivo, de antagonismo y disidencias”. Parafraseando a Baudelaire, Castro ha afirmado también que la crítica de arte, como testimonio del presente, ha de ser “parcial, apasionada y política”. “Como un sismógrafo que detecte los movimientos”, explica.

 

Miró ha respondido también a la polémica surgida en torno a las esculturas “eróticas” situadas en el recinto: “No es para tanto. Es también una oportunidad para reflexionar. Las esculturas están inspiradas en cerámica cotidiana de hace 2500 años. Hará que venga más gente a la exposición”. Por su parte, Castro también le ha quitado importancia: “Vamos a batir el record del mundo en selfis”

 

Visitas guiadas, tertulias y catálogo musicalizado

 

La exposición pretende ser un reconocimiento a la fructífera trayectoria de Antoni Miró. Además de la muestra, se ha editado un catálogo de la exposición dirigido por Fernando Castro y un catálogo musicalizado sobre su obra, dirigido por Feliu Ventura y elaborado por diez músicos valencianos de distintas tendencias, que se presentará el próximo 21 de octubre.

 

Junto con el IVAM, se están organizando también dos charlas-debate entre gestores culturales, críticos de arte e intelectuales para abordar la obra de Miró desde perspectivas diversas.

 

La Base empieza su andadura

 

Este edificio singular y reinventado sorprenderá al público desde la propia fachada, que ya luce un mural de Hyuro. La artista urbana estrena un lienzo vivo dedicado a intervenciones efímeras, donde artistas internacionales explicarán historias con contenidos sociales que invitarán a la reflexión.

 

El Consorcio València 2007 ha recuperado la planta baja de la antigua base Alinghi (1.980 m2 y 13m de altura) para abrirla a la ciudad y convertirla en “La Base” de las industrias creativas y culturales, un espacio vivo, dinámico e innovador; un lugar permeable y abierto, de encuentro e intercambio, con una programación de actividades continua. Además de la exposición de Antoni Miró, se están organizando ya eventos distintos como otras muestras expositivas o unas jornadas de debate alrededor de la València del futuro, que se presentarán en breve.

 

Desde 2016, la base del Alinghi ha acogido en varias ocasiones actividades relacionadas con la innovación y el espacio público. En noviembre de 2016, el hangar fue la sede de Civic Factory Fest La Marina de València, primera plataforma de innovación urbana donde los múltiples agentes que habitan el territorio buscaban respuestas a los problemas de la ciudad. En diciembre del mismo año, fue el escenario de los València Startup Awards, la entrega de premios a las propuestas más innovadoras de la ciudad. En 2018, la que fuera tienda del Alinghi ha albergado el ciclo de conversaciones Living Lab de La Marina de València, debates de reflexión abiertos que interconectan a referentes locales, nacionales e internacionales.

  

www.lamarinadevalencia.com/news/199/antoni-miro-a-la-base...

 

Después de las esculturas eróticas, Antoni Miró dobla su apuesta de agitación artística

 

El artista muestra en Valencia 150 obras cargadas de denuncia social, provocación política y erotismo

 

Antoni Miró ha doblado la apuesta de agitación artística que lanzó la semana pasada al colocar al aire libre 12 esculturas de temática erótica en los viejos muelles de Valencia. Enfrente de las obras inspiradas en la cerámica popular de la antigua Grecia, Miró ha inaugurado este martes su mayor exposición antológica, compuesta por 150 cuadros cargados de denuncia social, provocación política y erotismo.

 

Titulada Antoni Miró en la Base, la exposición reescribe el significado de la sede del equipo que en 2007 ganó la Copa del América, la elitista competición de vela que albergó la ciudad, cuyas naves han sido transformadas en sala de arte.

 

Fernando Castro, comisario de la exposición, afirma que Miró, cuyo estilo combina el pop y el realismo social, "no es solo un artista, sino también un agitador cultural". "Sus obras dan cuenta de los avatares sociales, culturales, simbólicos y políticos e identitarios. Y lo hacen de una forma partidaria y panfletaria, mostrando el arte como testimonio del presente, un tiempo que es afortunadamente conflictivo".

 

El artista alcoyano, de 74 años, duerme de día y trabaja de noche de manera incansable. Todas las obras de la exposición, abierta hasta el 30 de diciembre, han sido producidas desde 2012. Muchos de sus cuadros reflejan escenas de conflictividad social de la última década: manifestaciones, protestas y cargas policiales de Kiev a El Cairo y de Madrid a Barcelona. "Yo no me invento nada, solo pinto lo que veo", dice Miró sobre los lienzos de calles repletas de banderas independentistas catalanas.

 

La nueva sala, llamada La Base, está en la Marina de Valencia, gestionada por un consorcio que integran el Gobierno, el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento. La exposición, organizada por este consorcio, Presidencia de la Generalitat y la Consejería de Cultura, ha costado 110.000 euros y viajará a otras ciudades. El importe incluye 30.000 euros destinados a editar un catálogo que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acordó con el artista en 2012, en la etapa de gobierno del PP, y no llegó a publicar.

 

La nave central de lo que fue la base del equipo suizo Alinghi, cuyas paredes miden 15 metros de altura porque se utilizaba para reparar el barco que defendió el título de campeón en Valencia, muestran también los cuadros dedicados por Miró a las mujeres como agentes del cambio político. Y sus retratos de personajes vinculados sobre todo al arte y la literatura, como Antoni Tàpies, Joan Fuster, Josep Pla y Gabriel García Márquez.

 

La sala contigua, donde originalmente se reparaban velas, exhibe sus desnudos masculinos y femeninos, especialmente eróticos en la serie dedicada a La Habana.

 

Aire industrial

 

La reconversión del edificio ha mantenido un aire industrial, con las enormes puertas de lona y los desagües para el baldeo del barco, resalta Vicent Llorens, director de la Marina de Valencia, el terreno que la ciudad ganó al puerto y al mar hace una década.

 

Llorens ha añadido que la nueva sala de exposiciones busca reescribir el significado de un lugar que fue escenario de dos competiciones deportivas elitistas, la Copa del América y el Mundial de Fórmula 1, y quieren convertir en un espacio "abierto a los ciudadanos, flexible, dedicado a la libertad de expresión, donde se programen contenidos de calidad con riesgo".

 

Ignacio Zafra

 

Fuente: EL PAÍS

 

elpais.com/cultura/2018/09/25/actualidad/1537895786_36880...

 

___

 

Antoni Miró a La Base: horarios, visitas guiadas y talleres didácticos

 

Vicent Llorens, director general del Consorcio València 2007: "La Base es un espacio abierto a toda la sociedad valenciana, flexible, de agitación. Es un reto que nos obliga a dar un paso adelante, a programar. Sin miedo."

 

València ya cuenta con un nuevo espacio cultural, La Base, que se inaugura con una exposición de Antoni Miró, abierta hasta el 30 de diciembre. La entrada es libre y gratuita:

 

Horarios

de martes a domingo, de 10h a 19h.

viernes, de 10h a 21h.

lunes, cerrada.

 

Visitas guiadas a colectivos, visitas didácticas para centros educativos y talleres para familias. GRATUITAS.

 

Reservas:

 

e-mail: expotonimiro@marinavalencia.com / teléfono: 661 914 944.

 

“La nueva sala de cultura de La Marina de València es un espacio sorprendente por su calidad y versatilidad”, ha afirmado Nèstor Novell, organizador de la exposición, en el acto de presentación que ha tenido lugar esta mañana en La Base y donde ha participado también el artista alcoyano, Antoni Miró, el comisario, Fernando Castro y el director general del Consorcio València 2007, Vicent Llorens. “Es un espacio fantástico para presentar arte y cultura contemporánea”, ha afirmado Castro.

 

La Presidencia de la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Cultura, junto al Ayuntamiento de València, el IVAM y La Marina de València, han organizado la exposición “Antoni Miró a La Base”, que abre la programación cultural de “La Base”, la antigua sede del equipo Alinghi transformada en “la base” de la cultura, la creatividad y la innovación. “Hemos recuperado un antiguo edificio industrial relacionado con la náutica y la Copa América para un uso público, ciudadano, relacionado con lo que nos identifica, la cultura, como elemento de progreso”, explica Llorens, quien sitúa esta iniciativa en la estrategia de apropiación ciudadana de La Marina de València. “La Marina es de todos”, añade, “un territorio abierto a la ciudadanía, a las instituciones, donde nadie está excluido”. Llorens define La Base como un “espacio de agitación” y destaca “el universo artístico de Antoni Miró” como una opción “magnífica” para introducir mensajes claros que agiten el pensamiento en una sociedad confusa como la actual.

 

Un espacio de experiencia artística y debate

 

Con más de 170 obras, la exposición muestra la obra más reciente de Miró, desde el 2012 a la actualidad, y acerca su visión personal de la realidad social y cultural a través de diferentes series: Mani-festa, Nuus/Nues, Suite Havana, Costeres i ponts, Suite erótica y Personatges. El comisario, Fernando Castro, señala que “es fundamental que venga gente que no esté de acuerdo” puesto que se pretende “crear un espacio de experiencia artística, de debate reflexivo, de antagonismo y disidencias”. Parafraseando a Baudelaire, Castro ha afirmado también que la crítica de arte, como testimonio del presente, ha de ser “parcial, apasionada y política”. “Como un sismógrafo que detecte los movimientos”, explica.

 

Miró ha respondido también a la polémica surgida en torno a las esculturas “eróticas” situadas en el recinto: “No es para tanto. Es también una oportunidad para reflexionar. Las esculturas están inspiradas en cerámica cotidiana de hace 2500 años. Hará que venga más gente a la exposición”. Por su parte, Castro también le ha quitado importancia: “Vamos a batir el record del mundo en selfis”

 

Visitas guiadas, tertulias y catálogo musicalizado

 

La exposición pretende ser un reconocimiento a la fructífera trayectoria de Antoni Miró. Además de la muestra, se ha editado un catálogo de la exposición dirigido por Fernando Castro y un catálogo musicalizado sobre su obra, dirigido por Feliu Ventura y elaborado por diez músicos valencianos de distintas tendencias, que se presentará el próximo 21 de octubre.

 

Junto con el IVAM, se están organizando también dos charlas-debate entre gestores culturales, críticos de arte e intelectuales para abordar la obra de Miró desde perspectivas diversas.

 

La Base empieza su andadura

 

Este edificio singular y reinventado sorprenderá al público desde la propia fachada, que ya luce un mural de Hyuro. La artista urbana estrena un lienzo vivo dedicado a intervenciones efímeras, donde artistas internacionales explicarán historias con contenidos sociales que invitarán a la reflexión.

 

El Consorcio València 2007 ha recuperado la planta baja de la antigua base Alinghi (1.980 m2 y 13m de altura) para abrirla a la ciudad y convertirla en “La Base” de las industrias creativas y culturales, un espacio vivo, dinámico e innovador; un lugar permeable y abierto, de encuentro e intercambio, con una programación de actividades continua. Además de la exposición de Antoni Miró, se están organizando ya eventos distintos como otras muestras expositivas o unas jornadas de debate alrededor de la València del futuro, que se presentarán en breve.

 

Desde 2016, la base del Alinghi ha acogido en varias ocasiones actividades relacionadas con la innovación y el espacio público. En noviembre de 2016, el hangar fue la sede de Civic Factory Fest La Marina de València, primera plataforma de innovación urbana donde los múltiples agentes que habitan el territorio buscaban respuestas a los problemas de la ciudad. En diciembre del mismo año, fue el escenario de los València Startup Awards, la entrega de premios a las propuestas más innovadoras de la ciudad. En 2018, la que fuera tienda del Alinghi ha albergado el ciclo de conversaciones Living Lab de La Marina de València, debates de reflexión abiertos que interconectan a referentes locales, nacionales e internacionales.

  

www.lamarinadevalencia.com/news/199/antoni-miro-a-la-base...

 

Después de las esculturas eróticas, Antoni Miró dobla su apuesta de agitación artística

 

El artista muestra en Valencia 150 obras cargadas de denuncia social, provocación política y erotismo

 

Antoni Miró ha doblado la apuesta de agitación artística que lanzó la semana pasada al colocar al aire libre 12 esculturas de temática erótica en los viejos muelles de Valencia. Enfrente de las obras inspiradas en la cerámica popular de la antigua Grecia, Miró ha inaugurado este martes su mayor exposición antológica, compuesta por 150 cuadros cargados de denuncia social, provocación política y erotismo.

 

Titulada Antoni Miró en la Base, la exposición reescribe el significado de la sede del equipo que en 2007 ganó la Copa del América, la elitista competición de vela que albergó la ciudad, cuyas naves han sido transformadas en sala de arte.

 

Fernando Castro, comisario de la exposición, afirma que Miró, cuyo estilo combina el pop y el realismo social, "no es solo un artista, sino también un agitador cultural". "Sus obras dan cuenta de los avatares sociales, culturales, simbólicos y políticos e identitarios. Y lo hacen de una forma partidaria y panfletaria, mostrando el arte como testimonio del presente, un tiempo que es afortunadamente conflictivo".

 

El artista alcoyano, de 74 años, duerme de día y trabaja de noche de manera incansable. Todas las obras de la exposición, abierta hasta el 30 de diciembre, han sido producidas desde 2012. Muchos de sus cuadros reflejan escenas de conflictividad social de la última década: manifestaciones, protestas y cargas policiales de Kiev a El Cairo y de Madrid a Barcelona. "Yo no me invento nada, solo pinto lo que veo", dice Miró sobre los lienzos de calles repletas de banderas independentistas catalanas.

 

La nueva sala, llamada La Base, está en la Marina de Valencia, gestionada por un consorcio que integran el Gobierno, el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento. La exposición, organizada por este consorcio, Presidencia de la Generalitat y la Consejería de Cultura, ha costado 110.000 euros y viajará a otras ciudades. El importe incluye 30.000 euros destinados a editar un catálogo que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acordó con el artista en 2012, en la etapa de gobierno del PP, y no llegó a publicar.

 

La nave central de lo que fue la base del equipo suizo Alinghi, cuyas paredes miden 15 metros de altura porque se utilizaba para reparar el barco que defendió el título de campeón en Valencia, muestran también los cuadros dedicados por Miró a las mujeres como agentes del cambio político. Y sus retratos de personajes vinculados sobre todo al arte y la literatura, como Antoni Tàpies, Joan Fuster, Josep Pla y Gabriel García Márquez.

 

La sala contigua, donde originalmente se reparaban velas, exhibe sus desnudos masculinos y femeninos, especialmente eróticos en la serie dedicada a La Habana.

 

Aire industrial

 

La reconversión del edificio ha mantenido un aire industrial, con las enormes puertas de lona y los desagües para el baldeo del barco, resalta Vicent Llorens, director de la Marina de Valencia, el terreno que la ciudad ganó al puerto y al mar hace una década.

 

Llorens ha añadido que la nueva sala de exposiciones busca reescribir el significado de un lugar que fue escenario de dos competiciones deportivas elitistas, la Copa del América y el Mundial de Fórmula 1, y quieren convertir en un espacio "abierto a los ciudadanos, flexible, dedicado a la libertad de expresión, donde se programen contenidos de calidad con riesgo".

 

Ignacio Zafra

 

Fuente: EL PAÍS

 

elpais.com/cultura/2018/09/25/actualidad/1537895786_36880...

 

___

 

Antoni Miró a La Base: horarios, visitas guiadas y talleres didácticos

 

Vicent Llorens, director general del Consorcio València 2007: "La Base es un espacio abierto a toda la sociedad valenciana, flexible, de agitación. Es un reto que nos obliga a dar un paso adelante, a programar. Sin miedo."

 

València ya cuenta con un nuevo espacio cultural, La Base, que se inaugura con una exposición de Antoni Miró, abierta hasta el 30 de diciembre. La entrada es libre y gratuita:

 

Horarios

de martes a domingo, de 10h a 19h.

viernes, de 10h a 21h.

lunes, cerrada.

 

Visitas guiadas a colectivos, visitas didácticas para centros educativos y talleres para familias. GRATUITAS.

 

Reservas:

 

e-mail: expotonimiro@marinavalencia.com / teléfono: 661 914 944.

 

“La nueva sala de cultura de La Marina de València es un espacio sorprendente por su calidad y versatilidad”, ha afirmado Nèstor Novell, organizador de la exposición, en el acto de presentación que ha tenido lugar esta mañana en La Base y donde ha participado también el artista alcoyano, Antoni Miró, el comisario, Fernando Castro y el director general del Consorcio València 2007, Vicent Llorens. “Es un espacio fantástico para presentar arte y cultura contemporánea”, ha afirmado Castro.

 

La Presidencia de la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Cultura, junto al Ayuntamiento de València, el IVAM y La Marina de València, han organizado la exposición “Antoni Miró a La Base”, que abre la programación cultural de “La Base”, la antigua sede del equipo Alinghi transformada en “la base” de la cultura, la creatividad y la innovación. “Hemos recuperado un antiguo edificio industrial relacionado con la náutica y la Copa América para un uso público, ciudadano, relacionado con lo que nos identifica, la cultura, como elemento de progreso”, explica Llorens, quien sitúa esta iniciativa en la estrategia de apropiación ciudadana de La Marina de València. “La Marina es de todos”, añade, “un territorio abierto a la ciudadanía, a las instituciones, donde nadie está excluido”. Llorens define La Base como un “espacio de agitación” y destaca “el universo artístico de Antoni Miró” como una opción “magnífica” para introducir mensajes claros que agiten el pensamiento en una sociedad confusa como la actual.

 

Un espacio de experiencia artística y debate

 

Con más de 170 obras, la exposición muestra la obra más reciente de Miró, desde el 2012 a la actualidad, y acerca su visión personal de la realidad social y cultural a través de diferentes series: Mani-festa, Nuus/Nues, Suite Havana, Costeres i ponts, Suite erótica y Personatges. El comisario, Fernando Castro, señala que “es fundamental que venga gente que no esté de acuerdo” puesto que se pretende “crear un espacio de experiencia artística, de debate reflexivo, de antagonismo y disidencias”. Parafraseando a Baudelaire, Castro ha afirmado también que la crítica de arte, como testimonio del presente, ha de ser “parcial, apasionada y política”. “Como un sismógrafo que detecte los movimientos”, explica.

 

Miró ha respondido también a la polémica surgida en torno a las esculturas “eróticas” situadas en el recinto: “No es para tanto. Es también una oportunidad para reflexionar. Las esculturas están inspiradas en cerámica cotidiana de hace 2500 años. Hará que venga más gente a la exposición”. Por su parte, Castro también le ha quitado importancia: “Vamos a batir el record del mundo en selfis”

 

Visitas guiadas, tertulias y catálogo musicalizado

 

La exposición pretende ser un reconocimiento a la fructífera trayectoria de Antoni Miró. Además de la muestra, se ha editado un catálogo de la exposición dirigido por Fernando Castro y un catálogo musicalizado sobre su obra, dirigido por Feliu Ventura y elaborado por diez músicos valencianos de distintas tendencias, que se presentará el próximo 21 de octubre.

 

Junto con el IVAM, se están organizando también dos charlas-debate entre gestores culturales, críticos de arte e intelectuales para abordar la obra de Miró desde perspectivas diversas.

 

La Base empieza su andadura

 

Este edificio singular y reinventado sorprenderá al público desde la propia fachada, que ya luce un mural de Hyuro. La artista urbana estrena un lienzo vivo dedicado a intervenciones efímeras, donde artistas internacionales explicarán historias con contenidos sociales que invitarán a la reflexión.

 

El Consorcio València 2007 ha recuperado la planta baja de la antigua base Alinghi (1.980 m2 y 13m de altura) para abrirla a la ciudad y convertirla en “La Base” de las industrias creativas y culturales, un espacio vivo, dinámico e innovador; un lugar permeable y abierto, de encuentro e intercambio, con una programación de actividades continua. Además de la exposición de Antoni Miró, se están organizando ya eventos distintos como otras muestras expositivas o unas jornadas de debate alrededor de la València del futuro, que se presentarán en breve.

 

Desde 2016, la base del Alinghi ha acogido en varias ocasiones actividades relacionadas con la innovación y el espacio público. En noviembre de 2016, el hangar fue la sede de Civic Factory Fest La Marina de València, primera plataforma de innovación urbana donde los múltiples agentes que habitan el territorio buscaban respuestas a los problemas de la ciudad. En diciembre del mismo año, fue el escenario de los València Startup Awards, la entrega de premios a las propuestas más innovadoras de la ciudad. En 2018, la que fuera tienda del Alinghi ha albergado el ciclo de conversaciones Living Lab de La Marina de València, debates de reflexión abiertos que interconectan a referentes locales, nacionales e internacionales.

  

www.lamarinadevalencia.com/news/199/antoni-miro-a-la-base...

 

Después de las esculturas eróticas, Antoni Miró dobla su apuesta de agitación artística

 

El artista muestra en Valencia 150 obras cargadas de denuncia social, provocación política y erotismo

 

Antoni Miró ha doblado la apuesta de agitación artística que lanzó la semana pasada al colocar al aire libre 12 esculturas de temática erótica en los viejos muelles de Valencia. Enfrente de las obras inspiradas en la cerámica popular de la antigua Grecia, Miró ha inaugurado este martes su mayor exposición antológica, compuesta por 150 cuadros cargados de denuncia social, provocación política y erotismo.

 

Titulada Antoni Miró en la Base, la exposición reescribe el significado de la sede del equipo que en 2007 ganó la Copa del América, la elitista competición de vela que albergó la ciudad, cuyas naves han sido transformadas en sala de arte.

 

Fernando Castro, comisario de la exposición, afirma que Miró, cuyo estilo combina el pop y el realismo social, "no es solo un artista, sino también un agitador cultural". "Sus obras dan cuenta de los avatares sociales, culturales, simbólicos y políticos e identitarios. Y lo hacen de una forma partidaria y panfletaria, mostrando el arte como testimonio del presente, un tiempo que es afortunadamente conflictivo".

 

El artista alcoyano, de 74 años, duerme de día y trabaja de noche de manera incansable. Todas las obras de la exposición, abierta hasta el 30 de diciembre, han sido producidas desde 2012. Muchos de sus cuadros reflejan escenas de conflictividad social de la última década: manifestaciones, protestas y cargas policiales de Kiev a El Cairo y de Madrid a Barcelona. "Yo no me invento nada, solo pinto lo que veo", dice Miró sobre los lienzos de calles repletas de banderas independentistas catalanas.

 

La nueva sala, llamada La Base, está en la Marina de Valencia, gestionada por un consorcio que integran el Gobierno, el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento. La exposición, organizada por este consorcio, Presidencia de la Generalitat y la Consejería de Cultura, ha costado 110.000 euros y viajará a otras ciudades. El importe incluye 30.000 euros destinados a editar un catálogo que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acordó con el artista en 2012, en la etapa de gobierno del PP, y no llegó a publicar.

 

La nave central de lo que fue la base del equipo suizo Alinghi, cuyas paredes miden 15 metros de altura porque se utilizaba para reparar el barco que defendió el título de campeón en Valencia, muestran también los cuadros dedicados por Miró a las mujeres como agentes del cambio político. Y sus retratos de personajes vinculados sobre todo al arte y la literatura, como Antoni Tàpies, Joan Fuster, Josep Pla y Gabriel García Márquez.

 

La sala contigua, donde originalmente se reparaban velas, exhibe sus desnudos masculinos y femeninos, especialmente eróticos en la serie dedicada a La Habana.

 

Aire industrial

 

La reconversión del edificio ha mantenido un aire industrial, con las enormes puertas de lona y los desagües para el baldeo del barco, resalta Vicent Llorens, director de la Marina de Valencia, el terreno que la ciudad ganó al puerto y al mar hace una década.

 

Llorens ha añadido que la nueva sala de exposiciones busca reescribir el significado de un lugar que fue escenario de dos competiciones deportivas elitistas, la Copa del América y el Mundial de Fórmula 1, y quieren convertir en un espacio "abierto a los ciudadanos, flexible, dedicado a la libertad de expresión, donde se programen contenidos de calidad con riesgo".

 

Ignacio Zafra

 

Fuente: EL PAÍS

 

elpais.com/cultura/2018/09/25/actualidad/1537895786_36880...

 

___

 

Antoni Miró a La Base: horarios, visitas guiadas y talleres didácticos

 

Vicent Llorens, director general del Consorcio València 2007: "La Base es un espacio abierto a toda la sociedad valenciana, flexible, de agitación. Es un reto que nos obliga a dar un paso adelante, a programar. Sin miedo."

 

València ya cuenta con un nuevo espacio cultural, La Base, que se inaugura con una exposición de Antoni Miró, abierta hasta el 30 de diciembre. La entrada es libre y gratuita:

 

Horarios

de martes a domingo, de 10h a 19h.

viernes, de 10h a 21h.

lunes, cerrada.

 

Visitas guiadas a colectivos, visitas didácticas para centros educativos y talleres para familias. GRATUITAS.

 

Reservas:

 

e-mail: expotonimiro@marinavalencia.com / teléfono: 661 914 944.

 

“La nueva sala de cultura de La Marina de València es un espacio sorprendente por su calidad y versatilidad”, ha afirmado Nèstor Novell, organizador de la exposición, en el acto de presentación que ha tenido lugar esta mañana en La Base y donde ha participado también el artista alcoyano, Antoni Miró, el comisario, Fernando Castro y el director general del Consorcio València 2007, Vicent Llorens. “Es un espacio fantástico para presentar arte y cultura contemporánea”, ha afirmado Castro.

 

La Presidencia de la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Cultura, junto al Ayuntamiento de València, el IVAM y La Marina de València, han organizado la exposición “Antoni Miró a La Base”, que abre la programación cultural de “La Base”, la antigua sede del equipo Alinghi transformada en “la base” de la cultura, la creatividad y la innovación. “Hemos recuperado un antiguo edificio industrial relacionado con la náutica y la Copa América para un uso público, ciudadano, relacionado con lo que nos identifica, la cultura, como elemento de progreso”, explica Llorens, quien sitúa esta iniciativa en la estrategia de apropiación ciudadana de La Marina de València. “La Marina es de todos”, añade, “un territorio abierto a la ciudadanía, a las instituciones, donde nadie está excluido”. Llorens define La Base como un “espacio de agitación” y destaca “el universo artístico de Antoni Miró” como una opción “magnífica” para introducir mensajes claros que agiten el pensamiento en una sociedad confusa como la actual.

 

Un espacio de experiencia artística y debate

 

Con más de 170 obras, la exposición muestra la obra más reciente de Miró, desde el 2012 a la actualidad, y acerca su visión personal de la realidad social y cultural a través de diferentes series: Mani-festa, Nuus/Nues, Suite Havana, Costeres i ponts, Suite erótica y Personatges. El comisario, Fernando Castro, señala que “es fundamental que venga gente que no esté de acuerdo” puesto que se pretende “crear un espacio de experiencia artística, de debate reflexivo, de antagonismo y disidencias”. Parafraseando a Baudelaire, Castro ha afirmado también que la crítica de arte, como testimonio del presente, ha de ser “parcial, apasionada y política”. “Como un sismógrafo que detecte los movimientos”, explica.

 

Miró ha respondido también a la polémica surgida en torno a las esculturas “eróticas” situadas en el recinto: “No es para tanto. Es también una oportunidad para reflexionar. Las esculturas están inspiradas en cerámica cotidiana de hace 2500 años. Hará que venga más gente a la exposición”. Por su parte, Castro también le ha quitado importancia: “Vamos a batir el record del mundo en selfis”

 

Visitas guiadas, tertulias y catálogo musicalizado

 

La exposición pretende ser un reconocimiento a la fructífera trayectoria de Antoni Miró. Además de la muestra, se ha editado un catálogo de la exposición dirigido por Fernando Castro y un catálogo musicalizado sobre su obra, dirigido por Feliu Ventura y elaborado por diez músicos valencianos de distintas tendencias, que se presentará el próximo 21 de octubre.

 

Junto con el IVAM, se están organizando también dos charlas-debate entre gestores culturales, críticos de arte e intelectuales para abordar la obra de Miró desde perspectivas diversas.

 

La Base empieza su andadura

 

Este edificio singular y reinventado sorprenderá al público desde la propia fachada, que ya luce un mural de Hyuro. La artista urbana estrena un lienzo vivo dedicado a intervenciones efímeras, donde artistas internacionales explicarán historias con contenidos sociales que invitarán a la reflexión.

 

El Consorcio València 2007 ha recuperado la planta baja de la antigua base Alinghi (1.980 m2 y 13m de altura) para abrirla a la ciudad y convertirla en “La Base” de las industrias creativas y culturales, un espacio vivo, dinámico e innovador; un lugar permeable y abierto, de encuentro e intercambio, con una programación de actividades continua. Además de la exposición de Antoni Miró, se están organizando ya eventos distintos como otras muestras expositivas o unas jornadas de debate alrededor de la València del futuro, que se presentarán en breve.

 

Desde 2016, la base del Alinghi ha acogido en varias ocasiones actividades relacionadas con la innovación y el espacio público. En noviembre de 2016, el hangar fue la sede de Civic Factory Fest La Marina de València, primera plataforma de innovación urbana donde los múltiples agentes que habitan el territorio buscaban respuestas a los problemas de la ciudad. En diciembre del mismo año, fue el escenario de los València Startup Awards, la entrega de premios a las propuestas más innovadoras de la ciudad. En 2018, la que fuera tienda del Alinghi ha albergado el ciclo de conversaciones Living Lab de La Marina de València, debates de reflexión abiertos que interconectan a referentes locales, nacionales e internacionales.

  

www.lamarinadevalencia.com/news/199/antoni-miro-a-la-base...

 

Después de las esculturas eróticas, Antoni Miró dobla su apuesta de agitación artística

 

El artista muestra en Valencia 150 obras cargadas de denuncia social, provocación política y erotismo

 

Antoni Miró ha doblado la apuesta de agitación artística que lanzó la semana pasada al colocar al aire libre 12 esculturas de temática erótica en los viejos muelles de Valencia. Enfrente de las obras inspiradas en la cerámica popular de la antigua Grecia, Miró ha inaugurado este martes su mayor exposición antológica, compuesta por 150 cuadros cargados de denuncia social, provocación política y erotismo.

 

Titulada Antoni Miró en la Base, la exposición reescribe el significado de la sede del equipo que en 2007 ganó la Copa del América, la elitista competición de vela que albergó la ciudad, cuyas naves han sido transformadas en sala de arte.

 

Fernando Castro, comisario de la exposición, afirma que Miró, cuyo estilo combina el pop y el realismo social, "no es solo un artista, sino también un agitador cultural". "Sus obras dan cuenta de los avatares sociales, culturales, simbólicos y políticos e identitarios. Y lo hacen de una forma partidaria y panfletaria, mostrando el arte como testimonio del presente, un tiempo que es afortunadamente conflictivo".

 

El artista alcoyano, de 74 años, duerme de día y trabaja de noche de manera incansable. Todas las obras de la exposición, abierta hasta el 30 de diciembre, han sido producidas desde 2012. Muchos de sus cuadros reflejan escenas de conflictividad social de la última década: manifestaciones, protestas y cargas policiales de Kiev a El Cairo y de Madrid a Barcelona. "Yo no me invento nada, solo pinto lo que veo", dice Miró sobre los lienzos de calles repletas de banderas independentistas catalanas.

 

La nueva sala, llamada La Base, está en la Marina de Valencia, gestionada por un consorcio que integran el Gobierno, el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento. La exposición, organizada por este consorcio, Presidencia de la Generalitat y la Consejería de Cultura, ha costado 110.000 euros y viajará a otras ciudades. El importe incluye 30.000 euros destinados a editar un catálogo que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acordó con el artista en 2012, en la etapa de gobierno del PP, y no llegó a publicar.

 

La nave central de lo que fue la base del equipo suizo Alinghi, cuyas paredes miden 15 metros de altura porque se utilizaba para reparar el barco que defendió el título de campeón en Valencia, muestran también los cuadros dedicados por Miró a las mujeres como agentes del cambio político. Y sus retratos de personajes vinculados sobre todo al arte y la literatura, como Antoni Tàpies, Joan Fuster, Josep Pla y Gabriel García Márquez.

 

La sala contigua, donde originalmente se reparaban velas, exhibe sus desnudos masculinos y femeninos, especialmente eróticos en la serie dedicada a La Habana.

 

Aire industrial

 

La reconversión del edificio ha mantenido un aire industrial, con las enormes puertas de lona y los desagües para el baldeo del barco, resalta Vicent Llorens, director de la Marina de Valencia, el terreno que la ciudad ganó al puerto y al mar hace una década.

 

Llorens ha añadido que la nueva sala de exposiciones busca reescribir el significado de un lugar que fue escenario de dos competiciones deportivas elitistas, la Copa del América y el Mundial de Fórmula 1, y quieren convertir en un espacio "abierto a los ciudadanos, flexible, dedicado a la libertad de expresión, donde se programen contenidos de calidad con riesgo".

 

Ignacio Zafra

 

Fuente: EL PAÍS

 

elpais.com/cultura/2018/09/25/actualidad/1537895786_36880...

 

___

 

Antoni Miró a La Base: horarios, visitas guiadas y talleres didácticos

 

Vicent Llorens, director general del Consorcio València 2007: "La Base es un espacio abierto a toda la sociedad valenciana, flexible, de agitación. Es un reto que nos obliga a dar un paso adelante, a programar. Sin miedo."

 

València ya cuenta con un nuevo espacio cultural, La Base, que se inaugura con una exposición de Antoni Miró, abierta hasta el 30 de diciembre. La entrada es libre y gratuita:

 

Horarios

de martes a domingo, de 10h a 19h.

viernes, de 10h a 21h.

lunes, cerrada.

 

Visitas guiadas a colectivos, visitas didácticas para centros educativos y talleres para familias. GRATUITAS.

 

Reservas:

 

e-mail: expotonimiro@marinavalencia.com / teléfono: 661 914 944.

 

“La nueva sala de cultura de La Marina de València es un espacio sorprendente por su calidad y versatilidad”, ha afirmado Nèstor Novell, organizador de la exposición, en el acto de presentación que ha tenido lugar esta mañana en La Base y donde ha participado también el artista alcoyano, Antoni Miró, el comisario, Fernando Castro y el director general del Consorcio València 2007, Vicent Llorens. “Es un espacio fantástico para presentar arte y cultura contemporánea”, ha afirmado Castro.

 

La Presidencia de la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Cultura, junto al Ayuntamiento de València, el IVAM y La Marina de València, han organizado la exposición “Antoni Miró a La Base”, que abre la programación cultural de “La Base”, la antigua sede del equipo Alinghi transformada en “la base” de la cultura, la creatividad y la innovación. “Hemos recuperado un antiguo edificio industrial relacionado con la náutica y la Copa América para un uso público, ciudadano, relacionado con lo que nos identifica, la cultura, como elemento de progreso”, explica Llorens, quien sitúa esta iniciativa en la estrategia de apropiación ciudadana de La Marina de València. “La Marina es de todos”, añade, “un territorio abierto a la ciudadanía, a las instituciones, donde nadie está excluido”. Llorens define La Base como un “espacio de agitación” y destaca “el universo artístico de Antoni Miró” como una opción “magnífica” para introducir mensajes claros que agiten el pensamiento en una sociedad confusa como la actual.

 

Un espacio de experiencia artística y debate

 

Con más de 170 obras, la exposición muestra la obra más reciente de Miró, desde el 2012 a la actualidad, y acerca su visión personal de la realidad social y cultural a través de diferentes series: Mani-festa, Nuus/Nues, Suite Havana, Costeres i ponts, Suite erótica y Personatges. El comisario, Fernando Castro, señala que “es fundamental que venga gente que no esté de acuerdo” puesto que se pretende “crear un espacio de experiencia artística, de debate reflexivo, de antagonismo y disidencias”. Parafraseando a Baudelaire, Castro ha afirmado también que la crítica de arte, como testimonio del presente, ha de ser “parcial, apasionada y política”. “Como un sismógrafo que detecte los movimientos”, explica.

 

Miró ha respondido también a la polémica surgida en torno a las esculturas “eróticas” situadas en el recinto: “No es para tanto. Es también una oportunidad para reflexionar. Las esculturas están inspiradas en cerámica cotidiana de hace 2500 años. Hará que venga más gente a la exposición”. Por su parte, Castro también le ha quitado importancia: “Vamos a batir el record del mundo en selfis”

 

Visitas guiadas, tertulias y catálogo musicalizado

 

La exposición pretende ser un reconocimiento a la fructífera trayectoria de Antoni Miró. Además de la muestra, se ha editado un catálogo de la exposición dirigido por Fernando Castro y un catálogo musicalizado sobre su obra, dirigido por Feliu Ventura y elaborado por diez músicos valencianos de distintas tendencias, que se presentará el próximo 21 de octubre.

 

Junto con el IVAM, se están organizando también dos charlas-debate entre gestores culturales, críticos de arte e intelectuales para abordar la obra de Miró desde perspectivas diversas.

 

La Base empieza su andadura

 

Este edificio singular y reinventado sorprenderá al público desde la propia fachada, que ya luce un mural de Hyuro. La artista urbana estrena un lienzo vivo dedicado a intervenciones efímeras, donde artistas internacionales explicarán historias con contenidos sociales que invitarán a la reflexión.

 

El Consorcio València 2007 ha recuperado la planta baja de la antigua base Alinghi (1.980 m2 y 13m de altura) para abrirla a la ciudad y convertirla en “La Base” de las industrias creativas y culturales, un espacio vivo, dinámico e innovador; un lugar permeable y abierto, de encuentro e intercambio, con una programación de actividades continua. Además de la exposición de Antoni Miró, se están organizando ya eventos distintos como otras muestras expositivas o unas jornadas de debate alrededor de la València del futuro, que se presentarán en breve.

 

Desde 2016, la base del Alinghi ha acogido en varias ocasiones actividades relacionadas con la innovación y el espacio público. En noviembre de 2016, el hangar fue la sede de Civic Factory Fest La Marina de València, primera plataforma de innovación urbana donde los múltiples agentes que habitan el territorio buscaban respuestas a los problemas de la ciudad. En diciembre del mismo año, fue el escenario de los València Startup Awards, la entrega de premios a las propuestas más innovadoras de la ciudad. En 2018, la que fuera tienda del Alinghi ha albergado el ciclo de conversaciones Living Lab de La Marina de València, debates de reflexión abiertos que interconectan a referentes locales, nacionales e internacionales.

  

www.lamarinadevalencia.com/news/199/antoni-miro-a-la-base...

 

Después de las esculturas eróticas, Antoni Miró dobla su apuesta de agitación artística

 

El artista muestra en Valencia 150 obras cargadas de denuncia social, provocación política y erotismo

 

Antoni Miró ha doblado la apuesta de agitación artística que lanzó la semana pasada al colocar al aire libre 12 esculturas de temática erótica en los viejos muelles de Valencia. Enfrente de las obras inspiradas en la cerámica popular de la antigua Grecia, Miró ha inaugurado este martes su mayor exposición antológica, compuesta por 150 cuadros cargados de denuncia social, provocación política y erotismo.

 

Titulada Antoni Miró en la Base, la exposición reescribe el significado de la sede del equipo que en 2007 ganó la Copa del América, la elitista competición de vela que albergó la ciudad, cuyas naves han sido transformadas en sala de arte.

 

Fernando Castro, comisario de la exposición, afirma que Miró, cuyo estilo combina el pop y el realismo social, "no es solo un artista, sino también un agitador cultural". "Sus obras dan cuenta de los avatares sociales, culturales, simbólicos y políticos e identitarios. Y lo hacen de una forma partidaria y panfletaria, mostrando el arte como testimonio del presente, un tiempo que es afortunadamente conflictivo".

 

El artista alcoyano, de 74 años, duerme de día y trabaja de noche de manera incansable. Todas las obras de la exposición, abierta hasta el 30 de diciembre, han sido producidas desde 2012. Muchos de sus cuadros reflejan escenas de conflictividad social de la última década: manifestaciones, protestas y cargas policiales de Kiev a El Cairo y de Madrid a Barcelona. "Yo no me invento nada, solo pinto lo que veo", dice Miró sobre los lienzos de calles repletas de banderas independentistas catalanas.

 

La nueva sala, llamada La Base, está en la Marina de Valencia, gestionada por un consorcio que integran el Gobierno, el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento. La exposición, organizada por este consorcio, Presidencia de la Generalitat y la Consejería de Cultura, ha costado 110.000 euros y viajará a otras ciudades. El importe incluye 30.000 euros destinados a editar un catálogo que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acordó con el artista en 2012, en la etapa de gobierno del PP, y no llegó a publicar.

 

La nave central de lo que fue la base del equipo suizo Alinghi, cuyas paredes miden 15 metros de altura porque se utilizaba para reparar el barco que defendió el título de campeón en Valencia, muestran también los cuadros dedicados por Miró a las mujeres como agentes del cambio político. Y sus retratos de personajes vinculados sobre todo al arte y la literatura, como Antoni Tàpies, Joan Fuster, Josep Pla y Gabriel García Márquez.

 

La sala contigua, donde originalmente se reparaban velas, exhibe sus desnudos masculinos y femeninos, especialmente eróticos en la serie dedicada a La Habana.

 

Aire industrial

 

La reconversión del edificio ha mantenido un aire industrial, con las enormes puertas de lona y los desagües para el baldeo del barco, resalta Vicent Llorens, director de la Marina de Valencia, el terreno que la ciudad ganó al puerto y al mar hace una década.

 

Llorens ha añadido que la nueva sala de exposiciones busca reescribir el significado de un lugar que fue escenario de dos competiciones deportivas elitistas, la Copa del América y el Mundial de Fórmula 1, y quieren convertir en un espacio "abierto a los ciudadanos, flexible, dedicado a la libertad de expresión, donde se programen contenidos de calidad con riesgo".

 

Ignacio Zafra

 

Fuente: EL PAÍS

 

elpais.com/cultura/2018/09/25/actualidad/1537895786_36880...

 

___

 

Antoni Miró a La Base: horarios, visitas guiadas y talleres didácticos

 

Vicent Llorens, director general del Consorcio València 2007: "La Base es un espacio abierto a toda la sociedad valenciana, flexible, de agitación. Es un reto que nos obliga a dar un paso adelante, a programar. Sin miedo."

 

València ya cuenta con un nuevo espacio cultural, La Base, que se inaugura con una exposición de Antoni Miró, abierta hasta el 30 de diciembre. La entrada es libre y gratuita:

 

Horarios

de martes a domingo, de 10h a 19h.

viernes, de 10h a 21h.

lunes, cerrada.

 

Visitas guiadas a colectivos, visitas didácticas para centros educativos y talleres para familias. GRATUITAS.

 

Reservas:

 

e-mail: expotonimiro@marinavalencia.com / teléfono: 661 914 944.

 

“La nueva sala de cultura de La Marina de València es un espacio sorprendente por su calidad y versatilidad”, ha afirmado Nèstor Novell, organizador de la exposición, en el acto de presentación que ha tenido lugar esta mañana en La Base y donde ha participado también el artista alcoyano, Antoni Miró, el comisario, Fernando Castro y el director general del Consorcio València 2007, Vicent Llorens. “Es un espacio fantástico para presentar arte y cultura contemporánea”, ha afirmado Castro.

 

La Presidencia de la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Cultura, junto al Ayuntamiento de València, el IVAM y La Marina de València, han organizado la exposición “Antoni Miró a La Base”, que abre la programación cultural de “La Base”, la antigua sede del equipo Alinghi transformada en “la base” de la cultura, la creatividad y la innovación. “Hemos recuperado un antiguo edificio industrial relacionado con la náutica y la Copa América para un uso público, ciudadano, relacionado con lo que nos identifica, la cultura, como elemento de progreso”, explica Llorens, quien sitúa esta iniciativa en la estrategia de apropiación ciudadana de La Marina de València. “La Marina es de todos”, añade, “un territorio abierto a la ciudadanía, a las instituciones, donde nadie está excluido”. Llorens define La Base como un “espacio de agitación” y destaca “el universo artístico de Antoni Miró” como una opción “magnífica” para introducir mensajes claros que agiten el pensamiento en una sociedad confusa como la actual.

 

Un espacio de experiencia artística y debate

 

Con más de 170 obras, la exposición muestra la obra más reciente de Miró, desde el 2012 a la actualidad, y acerca su visión personal de la realidad social y cultural a través de diferentes series: Mani-festa, Nuus/Nues, Suite Havana, Costeres i ponts, Suite erótica y Personatges. El comisario, Fernando Castro, señala que “es fundamental que venga gente que no esté de acuerdo” puesto que se pretende “crear un espacio de experiencia artística, de debate reflexivo, de antagonismo y disidencias”. Parafraseando a Baudelaire, Castro ha afirmado también que la crítica de arte, como testimonio del presente, ha de ser “parcial, apasionada y política”. “Como un sismógrafo que detecte los movimientos”, explica.

 

Miró ha respondido también a la polémica surgida en torno a las esculturas “eróticas” situadas en el recinto: “No es para tanto. Es también una oportunidad para reflexionar. Las esculturas están inspiradas en cerámica cotidiana de hace 2500 años. Hará que venga más gente a la exposición”. Por su parte, Castro también le ha quitado importancia: “Vamos a batir el record del mundo en selfis”

 

Visitas guiadas, tertulias y catálogo musicalizado

 

La exposición pretende ser un reconocimiento a la fructífera trayectoria de Antoni Miró. Además de la muestra, se ha editado un catálogo de la exposición dirigido por Fernando Castro y un catálogo musicalizado sobre su obra, dirigido por Feliu Ventura y elaborado por diez músicos valencianos de distintas tendencias, que se presentará el próximo 21 de octubre.

 

Junto con el IVAM, se están organizando también dos charlas-debate entre gestores culturales, críticos de arte e intelectuales para abordar la obra de Miró desde perspectivas diversas.

 

La Base empieza su andadura

 

Este edificio singular y reinventado sorprenderá al público desde la propia fachada, que ya luce un mural de Hyuro. La artista urbana estrena un lienzo vivo dedicado a intervenciones efímeras, donde artistas internacionales explicarán historias con contenidos sociales que invitarán a la reflexión.

 

El Consorcio València 2007 ha recuperado la planta baja de la antigua base Alinghi (1.980 m2 y 13m de altura) para abrirla a la ciudad y convertirla en “La Base” de las industrias creativas y culturales, un espacio vivo, dinámico e innovador; un lugar permeable y abierto, de encuentro e intercambio, con una programación de actividades continua. Además de la exposición de Antoni Miró, se están organizando ya eventos distintos como otras muestras expositivas o unas jornadas de debate alrededor de la València del futuro, que se presentarán en breve.

 

Desde 2016, la base del Alinghi ha acogido en varias ocasiones actividades relacionadas con la innovación y el espacio público. En noviembre de 2016, el hangar fue la sede de Civic Factory Fest La Marina de València, primera plataforma de innovación urbana donde los múltiples agentes que habitan el territorio buscaban respuestas a los problemas de la ciudad. En diciembre del mismo año, fue el escenario de los València Startup Awards, la entrega de premios a las propuestas más innovadoras de la ciudad. En 2018, la que fuera tienda del Alinghi ha albergado el ciclo de conversaciones Living Lab de La Marina de València, debates de reflexión abiertos que interconectan a referentes locales, nacionales e internacionales.

  

www.lamarinadevalencia.com/news/199/antoni-miro-a-la-base...

 

Después de las esculturas eróticas, Antoni Miró dobla su apuesta de agitación artística

 

El artista muestra en Valencia 150 obras cargadas de denuncia social, provocación política y erotismo

 

Antoni Miró ha doblado la apuesta de agitación artística que lanzó la semana pasada al colocar al aire libre 12 esculturas de temática erótica en los viejos muelles de Valencia. Enfrente de las obras inspiradas en la cerámica popular de la antigua Grecia, Miró ha inaugurado este martes su mayor exposición antológica, compuesta por 150 cuadros cargados de denuncia social, provocación política y erotismo.

 

Titulada Antoni Miró en la Base, la exposición reescribe el significado de la sede del equipo que en 2007 ganó la Copa del América, la elitista competición de vela que albergó la ciudad, cuyas naves han sido transformadas en sala de arte.

 

Fernando Castro, comisario de la exposición, afirma que Miró, cuyo estilo combina el pop y el realismo social, "no es solo un artista, sino también un agitador cultural". "Sus obras dan cuenta de los avatares sociales, culturales, simbólicos y políticos e identitarios. Y lo hacen de una forma partidaria y panfletaria, mostrando el arte como testimonio del presente, un tiempo que es afortunadamente conflictivo".

 

El artista alcoyano, de 74 años, duerme de día y trabaja de noche de manera incansable. Todas las obras de la exposición, abierta hasta el 30 de diciembre, han sido producidas desde 2012. Muchos de sus cuadros reflejan escenas de conflictividad social de la última década: manifestaciones, protestas y cargas policiales de Kiev a El Cairo y de Madrid a Barcelona. "Yo no me invento nada, solo pinto lo que veo", dice Miró sobre los lienzos de calles repletas de banderas independentistas catalanas.

 

La nueva sala, llamada La Base, está en la Marina de Valencia, gestionada por un consorcio que integran el Gobierno, el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento. La exposición, organizada por este consorcio, Presidencia de la Generalitat y la Consejería de Cultura, ha costado 110.000 euros y viajará a otras ciudades. El importe incluye 30.000 euros destinados a editar un catálogo que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acordó con el artista en 2012, en la etapa de gobierno del PP, y no llegó a publicar.

 

La nave central de lo que fue la base del equipo suizo Alinghi, cuyas paredes miden 15 metros de altura porque se utilizaba para reparar el barco que defendió el título de campeón en Valencia, muestran también los cuadros dedicados por Miró a las mujeres como agentes del cambio político. Y sus retratos de personajes vinculados sobre todo al arte y la literatura, como Antoni Tàpies, Joan Fuster, Josep Pla y Gabriel García Márquez.

 

La sala contigua, donde originalmente se reparaban velas, exhibe sus desnudos masculinos y femeninos, especialmente eróticos en la serie dedicada a La Habana.

 

Aire industrial

 

La reconversión del edificio ha mantenido un aire industrial, con las enormes puertas de lona y los desagües para el baldeo del barco, resalta Vicent Llorens, director de la Marina de Valencia, el terreno que la ciudad ganó al puerto y al mar hace una década.

 

Llorens ha añadido que la nueva sala de exposiciones busca reescribir el significado de un lugar que fue escenario de dos competiciones deportivas elitistas, la Copa del América y el Mundial de Fórmula 1, y quieren convertir en un espacio "abierto a los ciudadanos, flexible, dedicado a la libertad de expresión, donde se programen contenidos de calidad con riesgo".

 

Ignacio Zafra

 

Fuente: EL PAÍS

 

elpais.com/cultura/2018/09/25/actualidad/1537895786_36880...

 

___

 

Antoni Miró a La Base: horarios, visitas guiadas y talleres didácticos

 

Vicent Llorens, director general del Consorcio València 2007: "La Base es un espacio abierto a toda la sociedad valenciana, flexible, de agitación. Es un reto que nos obliga a dar un paso adelante, a programar. Sin miedo."

 

València ya cuenta con un nuevo espacio cultural, La Base, que se inaugura con una exposición de Antoni Miró, abierta hasta el 30 de diciembre. La entrada es libre y gratuita:

 

Horarios

de martes a domingo, de 10h a 19h.

viernes, de 10h a 21h.

lunes, cerrada.

 

Visitas guiadas a colectivos, visitas didácticas para centros educativos y talleres para familias. GRATUITAS.

 

Reservas:

 

e-mail: expotonimiro@marinavalencia.com / teléfono: 661 914 944.

 

“La nueva sala de cultura de La Marina de València es un espacio sorprendente por su calidad y versatilidad”, ha afirmado Nèstor Novell, organizador de la exposición, en el acto de presentación que ha tenido lugar esta mañana en La Base y donde ha participado también el artista alcoyano, Antoni Miró, el comisario, Fernando Castro y el director general del Consorcio València 2007, Vicent Llorens. “Es un espacio fantástico para presentar arte y cultura contemporánea”, ha afirmado Castro.

 

La Presidencia de la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Cultura, junto al Ayuntamiento de València, el IVAM y La Marina de València, han organizado la exposición “Antoni Miró a La Base”, que abre la programación cultural de “La Base”, la antigua sede del equipo Alinghi transformada en “la base” de la cultura, la creatividad y la innovación. “Hemos recuperado un antiguo edificio industrial relacionado con la náutica y la Copa América para un uso público, ciudadano, relacionado con lo que nos identifica, la cultura, como elemento de progreso”, explica Llorens, quien sitúa esta iniciativa en la estrategia de apropiación ciudadana de La Marina de València. “La Marina es de todos”, añade, “un territorio abierto a la ciudadanía, a las instituciones, donde nadie está excluido”. Llorens define La Base como un “espacio de agitación” y destaca “el universo artístico de Antoni Miró” como una opción “magnífica” para introducir mensajes claros que agiten el pensamiento en una sociedad confusa como la actual.

 

Un espacio de experiencia artística y debate

 

Con más de 170 obras, la exposición muestra la obra más reciente de Miró, desde el 2012 a la actualidad, y acerca su visión personal de la realidad social y cultural a través de diferentes series: Mani-festa, Nuus/Nues, Suite Havana, Costeres i ponts, Suite erótica y Personatges. El comisario, Fernando Castro, señala que “es fundamental que venga gente que no esté de acuerdo” puesto que se pretende “crear un espacio de experiencia artística, de debate reflexivo, de antagonismo y disidencias”. Parafraseando a Baudelaire, Castro ha afirmado también que la crítica de arte, como testimonio del presente, ha de ser “parcial, apasionada y política”. “Como un sismógrafo que detecte los movimientos”, explica.

 

Miró ha respondido también a la polémica surgida en torno a las esculturas “eróticas” situadas en el recinto: “No es para tanto. Es también una oportunidad para reflexionar. Las esculturas están inspiradas en cerámica cotidiana de hace 2500 años. Hará que venga más gente a la exposición”. Por su parte, Castro también le ha quitado importancia: “Vamos a batir el record del mundo en selfis”

 

Visitas guiadas, tertulias y catálogo musicalizado

 

La exposición pretende ser un reconocimiento a la fructífera trayectoria de Antoni Miró. Además de la muestra, se ha editado un catálogo de la exposición dirigido por Fernando Castro y un catálogo musicalizado sobre su obra, dirigido por Feliu Ventura y elaborado por diez músicos valencianos de distintas tendencias, que se presentará el próximo 21 de octubre.

 

Junto con el IVAM, se están organizando también dos charlas-debate entre gestores culturales, críticos de arte e intelectuales para abordar la obra de Miró desde perspectivas diversas.

 

La Base empieza su andadura

 

Este edificio singular y reinventado sorprenderá al público desde la propia fachada, que ya luce un mural de Hyuro. La artista urbana estrena un lienzo vivo dedicado a intervenciones efímeras, donde artistas internacionales explicarán historias con contenidos sociales que invitarán a la reflexión.

 

El Consorcio València 2007 ha recuperado la planta baja de la antigua base Alinghi (1.980 m2 y 13m de altura) para abrirla a la ciudad y convertirla en “La Base” de las industrias creativas y culturales, un espacio vivo, dinámico e innovador; un lugar permeable y abierto, de encuentro e intercambio, con una programación de actividades continua. Además de la exposición de Antoni Miró, se están organizando ya eventos distintos como otras muestras expositivas o unas jornadas de debate alrededor de la València del futuro, que se presentarán en breve.

 

Desde 2016, la base del Alinghi ha acogido en varias ocasiones actividades relacionadas con la innovación y el espacio público. En noviembre de 2016, el hangar fue la sede de Civic Factory Fest La Marina de València, primera plataforma de innovación urbana donde los múltiples agentes que habitan el territorio buscaban respuestas a los problemas de la ciudad. En diciembre del mismo año, fue el escenario de los València Startup Awards, la entrega de premios a las propuestas más innovadoras de la ciudad. En 2018, la que fuera tienda del Alinghi ha albergado el ciclo de conversaciones Living Lab de La Marina de València, debates de reflexión abiertos que interconectan a referentes locales, nacionales e internacionales.

  

www.lamarinadevalencia.com/news/199/antoni-miro-a-la-base...

 

Después de las esculturas eróticas, Antoni Miró dobla su apuesta de agitación artística

 

El artista muestra en Valencia 150 obras cargadas de denuncia social, provocación política y erotismo

 

Antoni Miró ha doblado la apuesta de agitación artística que lanzó la semana pasada al colocar al aire libre 12 esculturas de temática erótica en los viejos muelles de Valencia. Enfrente de las obras inspiradas en la cerámica popular de la antigua Grecia, Miró ha inaugurado este martes su mayor exposición antológica, compuesta por 150 cuadros cargados de denuncia social, provocación política y erotismo.

 

Titulada Antoni Miró en la Base, la exposición reescribe el significado de la sede del equipo que en 2007 ganó la Copa del América, la elitista competición de vela que albergó la ciudad, cuyas naves han sido transformadas en sala de arte.

 

Fernando Castro, comisario de la exposición, afirma que Miró, cuyo estilo combina el pop y el realismo social, "no es solo un artista, sino también un agitador cultural". "Sus obras dan cuenta de los avatares sociales, culturales, simbólicos y políticos e identitarios. Y lo hacen de una forma partidaria y panfletaria, mostrando el arte como testimonio del presente, un tiempo que es afortunadamente conflictivo".

 

El artista alcoyano, de 74 años, duerme de día y trabaja de noche de manera incansable. Todas las obras de la exposición, abierta hasta el 30 de diciembre, han sido producidas desde 2012. Muchos de sus cuadros reflejan escenas de conflictividad social de la última década: manifestaciones, protestas y cargas policiales de Kiev a El Cairo y de Madrid a Barcelona. "Yo no me invento nada, solo pinto lo que veo", dice Miró sobre los lienzos de calles repletas de banderas independentistas catalanas.

 

La nueva sala, llamada La Base, está en la Marina de Valencia, gestionada por un consorcio que integran el Gobierno, el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento. La exposición, organizada por este consorcio, Presidencia de la Generalitat y la Consejería de Cultura, ha costado 110.000 euros y viajará a otras ciudades. El importe incluye 30.000 euros destinados a editar un catálogo que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acordó con el artista en 2012, en la etapa de gobierno del PP, y no llegó a publicar.

 

La nave central de lo que fue la base del equipo suizo Alinghi, cuyas paredes miden 15 metros de altura porque se utilizaba para reparar el barco que defendió el título de campeón en Valencia, muestran también los cuadros dedicados por Miró a las mujeres como agentes del cambio político. Y sus retratos de personajes vinculados sobre todo al arte y la literatura, como Antoni Tàpies, Joan Fuster, Josep Pla y Gabriel García Márquez.

 

La sala contigua, donde originalmente se reparaban velas, exhibe sus desnudos masculinos y femeninos, especialmente eróticos en la serie dedicada a La Habana.

 

Aire industrial

 

La reconversión del edificio ha mantenido un aire industrial, con las enormes puertas de lona y los desagües para el baldeo del barco, resalta Vicent Llorens, director de la Marina de Valencia, el terreno que la ciudad ganó al puerto y al mar hace una década.

 

Llorens ha añadido que la nueva sala de exposiciones busca reescribir el significado de un lugar que fue escenario de dos competiciones deportivas elitistas, la Copa del América y el Mundial de Fórmula 1, y quieren convertir en un espacio "abierto a los ciudadanos, flexible, dedicado a la libertad de expresión, donde se programen contenidos de calidad con riesgo".

 

Ignacio Zafra

 

Fuente: EL PAÍS

 

elpais.com/cultura/2018/09/25/actualidad/1537895786_36880...

 

___

 

Antoni Miró a La Base: horarios, visitas guiadas y talleres didácticos

 

Vicent Llorens, director general del Consorcio València 2007: "La Base es un espacio abierto a toda la sociedad valenciana, flexible, de agitación. Es un reto que nos obliga a dar un paso adelante, a programar. Sin miedo."

 

València ya cuenta con un nuevo espacio cultural, La Base, que se inaugura con una exposición de Antoni Miró, abierta hasta el 30 de diciembre. La entrada es libre y gratuita:

 

Horarios

de martes a domingo, de 10h a 19h.

viernes, de 10h a 21h.

lunes, cerrada.

 

Visitas guiadas a colectivos, visitas didácticas para centros educativos y talleres para familias. GRATUITAS.

 

Reservas:

 

e-mail: expotonimiro@marinavalencia.com / teléfono: 661 914 944.

 

“La nueva sala de cultura de La Marina de València es un espacio sorprendente por su calidad y versatilidad”, ha afirmado Nèstor Novell, organizador de la exposición, en el acto de presentación que ha tenido lugar esta mañana en La Base y donde ha participado también el artista alcoyano, Antoni Miró, el comisario, Fernando Castro y el director general del Consorcio València 2007, Vicent Llorens. “Es un espacio fantástico para presentar arte y cultura contemporánea”, ha afirmado Castro.

 

La Presidencia de la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Cultura, junto al Ayuntamiento de València, el IVAM y La Marina de València, han organizado la exposición “Antoni Miró a La Base”, que abre la programación cultural de “La Base”, la antigua sede del equipo Alinghi transformada en “la base” de la cultura, la creatividad y la innovación. “Hemos recuperado un antiguo edificio industrial relacionado con la náutica y la Copa América para un uso público, ciudadano, relacionado con lo que nos identifica, la cultura, como elemento de progreso”, explica Llorens, quien sitúa esta iniciativa en la estrategia de apropiación ciudadana de La Marina de València. “La Marina es de todos”, añade, “un territorio abierto a la ciudadanía, a las instituciones, donde nadie está excluido”. Llorens define La Base como un “espacio de agitación” y destaca “el universo artístico de Antoni Miró” como una opción “magnífica” para introducir mensajes claros que agiten el pensamiento en una sociedad confusa como la actual.

 

Un espacio de experiencia artística y debate

 

Con más de 170 obras, la exposición muestra la obra más reciente de Miró, desde el 2012 a la actualidad, y acerca su visión personal de la realidad social y cultural a través de diferentes series: Mani-festa, Nuus/Nues, Suite Havana, Costeres i ponts, Suite erótica y Personatges. El comisario, Fernando Castro, señala que “es fundamental que venga gente que no esté de acuerdo” puesto que se pretende “crear un espacio de experiencia artística, de debate reflexivo, de antagonismo y disidencias”. Parafraseando a Baudelaire, Castro ha afirmado también que la crítica de arte, como testimonio del presente, ha de ser “parcial, apasionada y política”. “Como un sismógrafo que detecte los movimientos”, explica.

 

Miró ha respondido también a la polémica surgida en torno a las esculturas “eróticas” situadas en el recinto: “No es para tanto. Es también una oportunidad para reflexionar. Las esculturas están inspiradas en cerámica cotidiana de hace 2500 años. Hará que venga más gente a la exposición”. Por su parte, Castro también le ha quitado importancia: “Vamos a batir el record del mundo en selfis”

 

Visitas guiadas, tertulias y catálogo musicalizado

 

La exposición pretende ser un reconocimiento a la fructífera trayectoria de Antoni Miró. Además de la muestra, se ha editado un catálogo de la exposición dirigido por Fernando Castro y un catálogo musicalizado sobre su obra, dirigido por Feliu Ventura y elaborado por diez músicos valencianos de distintas tendencias, que se presentará el próximo 21 de octubre.

 

Junto con el IVAM, se están organizando también dos charlas-debate entre gestores culturales, críticos de arte e intelectuales para abordar la obra de Miró desde perspectivas diversas.

 

La Base empieza su andadura

 

Este edificio singular y reinventado sorprenderá al público desde la propia fachada, que ya luce un mural de Hyuro. La artista urbana estrena un lienzo vivo dedicado a intervenciones efímeras, donde artistas internacionales explicarán historias con contenidos sociales que invitarán a la reflexión.

 

El Consorcio València 2007 ha recuperado la planta baja de la antigua base Alinghi (1.980 m2 y 13m de altura) para abrirla a la ciudad y convertirla en “La Base” de las industrias creativas y culturales, un espacio vivo, dinámico e innovador; un lugar permeable y abierto, de encuentro e intercambio, con una programación de actividades continua. Además de la exposición de Antoni Miró, se están organizando ya eventos distintos como otras muestras expositivas o unas jornadas de debate alrededor de la València del futuro, que se presentarán en breve.

 

Desde 2016, la base del Alinghi ha acogido en varias ocasiones actividades relacionadas con la innovación y el espacio público. En noviembre de 2016, el hangar fue la sede de Civic Factory Fest La Marina de València, primera plataforma de innovación urbana donde los múltiples agentes que habitan el territorio buscaban respuestas a los problemas de la ciudad. En diciembre del mismo año, fue el escenario de los València Startup Awards, la entrega de premios a las propuestas más innovadoras de la ciudad. En 2018, la que fuera tienda del Alinghi ha albergado el ciclo de conversaciones Living Lab de La Marina de València, debates de reflexión abiertos que interconectan a referentes locales, nacionales e internacionales.

  

www.lamarinadevalencia.com/news/199/antoni-miro-a-la-base...

 

Después de las esculturas eróticas, Antoni Miró dobla su apuesta de agitación artística

 

El artista muestra en Valencia 150 obras cargadas de denuncia social, provocación política y erotismo

 

Antoni Miró ha doblado la apuesta de agitación artística que lanzó la semana pasada al colocar al aire libre 12 esculturas de temática erótica en los viejos muelles de Valencia. Enfrente de las obras inspiradas en la cerámica popular de la antigua Grecia, Miró ha inaugurado este martes su mayor exposición antológica, compuesta por 150 cuadros cargados de denuncia social, provocación política y erotismo.

 

Titulada Antoni Miró en la Base, la exposición reescribe el significado de la sede del equipo que en 2007 ganó la Copa del América, la elitista competición de vela que albergó la ciudad, cuyas naves han sido transformadas en sala de arte.

 

Fernando Castro, comisario de la exposición, afirma que Miró, cuyo estilo combina el pop y el realismo social, "no es solo un artista, sino también un agitador cultural". "Sus obras dan cuenta de los avatares sociales, culturales, simbólicos y políticos e identitarios. Y lo hacen de una forma partidaria y panfletaria, mostrando el arte como testimonio del presente, un tiempo que es afortunadamente conflictivo".

 

El artista alcoyano, de 74 años, duerme de día y trabaja de noche de manera incansable. Todas las obras de la exposición, abierta hasta el 30 de diciembre, han sido producidas desde 2012. Muchos de sus cuadros reflejan escenas de conflictividad social de la última década: manifestaciones, protestas y cargas policiales de Kiev a El Cairo y de Madrid a Barcelona. "Yo no me invento nada, solo pinto lo que veo", dice Miró sobre los lienzos de calles repletas de banderas independentistas catalanas.

 

La nueva sala, llamada La Base, está en la Marina de Valencia, gestionada por un consorcio que integran el Gobierno, el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento. La exposición, organizada por este consorcio, Presidencia de la Generalitat y la Consejería de Cultura, ha costado 110.000 euros y viajará a otras ciudades. El importe incluye 30.000 euros destinados a editar un catálogo que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acordó con el artista en 2012, en la etapa de gobierno del PP, y no llegó a publicar.

 

La nave central de lo que fue la base del equipo suizo Alinghi, cuyas paredes miden 15 metros de altura porque se utilizaba para reparar el barco que defendió el título de campeón en Valencia, muestran también los cuadros dedicados por Miró a las mujeres como agentes del cambio político. Y sus retratos de personajes vinculados sobre todo al arte y la literatura, como Antoni Tàpies, Joan Fuster, Josep Pla y Gabriel García Márquez.

 

La sala contigua, donde originalmente se reparaban velas, exhibe sus desnudos masculinos y femeninos, especialmente eróticos en la serie dedicada a La Habana.

 

Aire industrial

 

La reconversión del edificio ha mantenido un aire industrial, con las enormes puertas de lona y los desagües para el baldeo del barco, resalta Vicent Llorens, director de la Marina de Valencia, el terreno que la ciudad ganó al puerto y al mar hace una década.

 

Llorens ha añadido que la nueva sala de exposiciones busca reescribir el significado de un lugar que fue escenario de dos competiciones deportivas elitistas, la Copa del América y el Mundial de Fórmula 1, y quieren convertir en un espacio "abierto a los ciudadanos, flexible, dedicado a la libertad de expresión, donde se programen contenidos de calidad con riesgo".

 

Ignacio Zafra

 

Fuente: EL PAÍS

 

elpais.com/cultura/2018/09/25/actualidad/1537895786_36880...

 

___

 

Antoni Miró a La Base: horarios, visitas guiadas y talleres didácticos

 

Vicent Llorens, director general del Consorcio València 2007: "La Base es un espacio abierto a toda la sociedad valenciana, flexible, de agitación. Es un reto que nos obliga a dar un paso adelante, a programar. Sin miedo."

 

València ya cuenta con un nuevo espacio cultural, La Base, que se inaugura con una exposición de Antoni Miró, abierta hasta el 30 de diciembre. La entrada es libre y gratuita:

 

Horarios

de martes a domingo, de 10h a 19h.

viernes, de 10h a 21h.

lunes, cerrada.

 

Visitas guiadas a colectivos, visitas didácticas para centros educativos y talleres para familias. GRATUITAS.

 

Reservas:

 

e-mail: expotonimiro@marinavalencia.com / teléfono: 661 914 944.

 

“La nueva sala de cultura de La Marina de València es un espacio sorprendente por su calidad y versatilidad”, ha afirmado Nèstor Novell, organizador de la exposición, en el acto de presentación que ha tenido lugar esta mañana en La Base y donde ha participado también el artista alcoyano, Antoni Miró, el comisario, Fernando Castro y el director general del Consorcio València 2007, Vicent Llorens. “Es un espacio fantástico para presentar arte y cultura contemporánea”, ha afirmado Castro.

 

La Presidencia de la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Cultura, junto al Ayuntamiento de València, el IVAM y La Marina de València, han organizado la exposición “Antoni Miró a La Base”, que abre la programación cultural de “La Base”, la antigua sede del equipo Alinghi transformada en “la base” de la cultura, la creatividad y la innovación. “Hemos recuperado un antiguo edificio industrial relacionado con la náutica y la Copa América para un uso público, ciudadano, relacionado con lo que nos identifica, la cultura, como elemento de progreso”, explica Llorens, quien sitúa esta iniciativa en la estrategia de apropiación ciudadana de La Marina de València. “La Marina es de todos”, añade, “un territorio abierto a la ciudadanía, a las instituciones, donde nadie está excluido”. Llorens define La Base como un “espacio de agitación” y destaca “el universo artístico de Antoni Miró” como una opción “magnífica” para introducir mensajes claros que agiten el pensamiento en una sociedad confusa como la actual.

 

Un espacio de experiencia artística y debate

 

Con más de 170 obras, la exposición muestra la obra más reciente de Miró, desde el 2012 a la actualidad, y acerca su visión personal de la realidad social y cultural a través de diferentes series: Mani-festa, Nuus/Nues, Suite Havana, Costeres i ponts, Suite erótica y Personatges. El comisario, Fernando Castro, señala que “es fundamental que venga gente que no esté de acuerdo” puesto que se pretende “crear un espacio de experiencia artística, de debate reflexivo, de antagonismo y disidencias”. Parafraseando a Baudelaire, Castro ha afirmado también que la crítica de arte, como testimonio del presente, ha de ser “parcial, apasionada y política”. “Como un sismógrafo que detecte los movimientos”, explica.

 

Miró ha respondido también a la polémica surgida en torno a las esculturas “eróticas” situadas en el recinto: “No es para tanto. Es también una oportunidad para reflexionar. Las esculturas están inspiradas en cerámica cotidiana de hace 2500 años. Hará que venga más gente a la exposición”. Por su parte, Castro también le ha quitado importancia: “Vamos a batir el record del mundo en selfis”

 

Visitas guiadas, tertulias y catálogo musicalizado

 

La exposición pretende ser un reconocimiento a la fructífera trayectoria de Antoni Miró. Además de la muestra, se ha editado un catálogo de la exposición dirigido por Fernando Castro y un catálogo musicalizado sobre su obra, dirigido por Feliu Ventura y elaborado por diez músicos valencianos de distintas tendencias, que se presentará el próximo 21 de octubre.

 

Junto con el IVAM, se están organizando también dos charlas-debate entre gestores culturales, críticos de arte e intelectuales para abordar la obra de Miró desde perspectivas diversas.

 

La Base empieza su andadura

 

Este edificio singular y reinventado sorprenderá al público desde la propia fachada, que ya luce un mural de Hyuro. La artista urbana estrena un lienzo vivo dedicado a intervenciones efímeras, donde artistas internacionales explicarán historias con contenidos sociales que invitarán a la reflexión.

 

El Consorcio València 2007 ha recuperado la planta baja de la antigua base Alinghi (1.980 m2 y 13m de altura) para abrirla a la ciudad y convertirla en “La Base” de las industrias creativas y culturales, un espacio vivo, dinámico e innovador; un lugar permeable y abierto, de encuentro e intercambio, con una programación de actividades continua. Además de la exposición de Antoni Miró, se están organizando ya eventos distintos como otras muestras expositivas o unas jornadas de debate alrededor de la València del futuro, que se presentarán en breve.

 

Desde 2016, la base del Alinghi ha acogido en varias ocasiones actividades relacionadas con la innovación y el espacio público. En noviembre de 2016, el hangar fue la sede de Civic Factory Fest La Marina de València, primera plataforma de innovación urbana donde los múltiples agentes que habitan el territorio buscaban respuestas a los problemas de la ciudad. En diciembre del mismo año, fue el escenario de los València Startup Awards, la entrega de premios a las propuestas más innovadoras de la ciudad. En 2018, la que fuera tienda del Alinghi ha albergado el ciclo de conversaciones Living Lab de La Marina de València, debates de reflexión abiertos que interconectan a referentes locales, nacionales e internacionales.

  

www.lamarinadevalencia.com/news/199/antoni-miro-a-la-base...

 

Después de las esculturas eróticas, Antoni Miró dobla su apuesta de agitación artística

 

El artista muestra en Valencia 150 obras cargadas de denuncia social, provocación política y erotismo

 

Antoni Miró ha doblado la apuesta de agitación artística que lanzó la semana pasada al colocar al aire libre 12 esculturas de temática erótica en los viejos muelles de Valencia. Enfrente de las obras inspiradas en la cerámica popular de la antigua Grecia, Miró ha inaugurado este martes su mayor exposición antológica, compuesta por 150 cuadros cargados de denuncia social, provocación política y erotismo.

 

Titulada Antoni Miró en la Base, la exposición reescribe el significado de la sede del equipo que en 2007 ganó la Copa del América, la elitista competición de vela que albergó la ciudad, cuyas naves han sido transformadas en sala de arte.

 

Fernando Castro, comisario de la exposición, afirma que Miró, cuyo estilo combina el pop y el realismo social, "no es solo un artista, sino también un agitador cultural". "Sus obras dan cuenta de los avatares sociales, culturales, simbólicos y políticos e identitarios. Y lo hacen de una forma partidaria y panfletaria, mostrando el arte como testimonio del presente, un tiempo que es afortunadamente conflictivo".

 

El artista alcoyano, de 74 años, duerme de día y trabaja de noche de manera incansable. Todas las obras de la exposición, abierta hasta el 30 de diciembre, han sido producidas desde 2012. Muchos de sus cuadros reflejan escenas de conflictividad social de la última década: manifestaciones, protestas y cargas policiales de Kiev a El Cairo y de Madrid a Barcelona. "Yo no me invento nada, solo pinto lo que veo", dice Miró sobre los lienzos de calles repletas de banderas independentistas catalanas.

 

La nueva sala, llamada La Base, está en la Marina de Valencia, gestionada por un consorcio que integran el Gobierno, el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento. La exposición, organizada por este consorcio, Presidencia de la Generalitat y la Consejería de Cultura, ha costado 110.000 euros y viajará a otras ciudades. El importe incluye 30.000 euros destinados a editar un catálogo que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acordó con el artista en 2012, en la etapa de gobierno del PP, y no llegó a publicar.

 

La nave central de lo que fue la base del equipo suizo Alinghi, cuyas paredes miden 15 metros de altura porque se utilizaba para reparar el barco que defendió el título de campeón en Valencia, muestran también los cuadros dedicados por Miró a las mujeres como agentes del cambio político. Y sus retratos de personajes vinculados sobre todo al arte y la literatura, como Antoni Tàpies, Joan Fuster, Josep Pla y Gabriel García Márquez.

 

La sala contigua, donde originalmente se reparaban velas, exhibe sus desnudos masculinos y femeninos, especialmente eróticos en la serie dedicada a La Habana.

 

Aire industrial

 

La reconversión del edificio ha mantenido un aire industrial, con las enormes puertas de lona y los desagües para el baldeo del barco, resalta Vicent Llorens, director de la Marina de Valencia, el terreno que la ciudad ganó al puerto y al mar hace una década.

 

Llorens ha añadido que la nueva sala de exposiciones busca reescribir el significado de un lugar que fue escenario de dos competiciones deportivas elitistas, la Copa del América y el Mundial de Fórmula 1, y quieren convertir en un espacio "abierto a los ciudadanos, flexible, dedicado a la libertad de expresión, donde se programen contenidos de calidad con riesgo".

 

Ignacio Zafra

 

Fuente: EL PAÍS

 

elpais.com/cultura/2018/09/25/actualidad/1537895786_36880...

 

___

 

Antoni Miró a La Base: horarios, visitas guiadas y talleres didácticos

 

Vicent Llorens, director general del Consorcio València 2007: "La Base es un espacio abierto a toda la sociedad valenciana, flexible, de agitación. Es un reto que nos obliga a dar un paso adelante, a programar. Sin miedo."

 

València ya cuenta con un nuevo espacio cultural, La Base, que se inaugura con una exposición de Antoni Miró, abierta hasta el 30 de diciembre. La entrada es libre y gratuita:

 

Horarios

de martes a domingo, de 10h a 19h.

viernes, de 10h a 21h.

lunes, cerrada.

 

Visitas guiadas a colectivos, visitas didácticas para centros educativos y talleres para familias. GRATUITAS.

 

Reservas:

 

e-mail: expotonimiro@marinavalencia.com / teléfono: 661 914 944.

 

“La nueva sala de cultura de La Marina de València es un espacio sorprendente por su calidad y versatilidad”, ha afirmado Nèstor Novell, organizador de la exposición, en el acto de presentación que ha tenido lugar esta mañana en La Base y donde ha participado también el artista alcoyano, Antoni Miró, el comisario, Fernando Castro y el director general del Consorcio València 2007, Vicent Llorens. “Es un espacio fantástico para presentar arte y cultura contemporánea”, ha afirmado Castro.

 

La Presidencia de la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Cultura, junto al Ayuntamiento de València, el IVAM y La Marina de València, han organizado la exposición “Antoni Miró a La Base”, que abre la programación cultural de “La Base”, la antigua sede del equipo Alinghi transformada en “la base” de la cultura, la creatividad y la innovación. “Hemos recuperado un antiguo edificio industrial relacionado con la náutica y la Copa América para un uso público, ciudadano, relacionado con lo que nos identifica, la cultura, como elemento de progreso”, explica Llorens, quien sitúa esta iniciativa en la estrategia de apropiación ciudadana de La Marina de València. “La Marina es de todos”, añade, “un territorio abierto a la ciudadanía, a las instituciones, donde nadie está excluido”. Llorens define La Base como un “espacio de agitación” y destaca “el universo artístico de Antoni Miró” como una opción “magnífica” para introducir mensajes claros que agiten el pensamiento en una sociedad confusa como la actual.

 

Un espacio de experiencia artística y debate

 

Con más de 170 obras, la exposición muestra la obra más reciente de Miró, desde el 2012 a la actualidad, y acerca su visión personal de la realidad social y cultural a través de diferentes series: Mani-festa, Nuus/Nues, Suite Havana, Costeres i ponts, Suite erótica y Personatges. El comisario, Fernando Castro, señala que “es fundamental que venga gente que no esté de acuerdo” puesto que se pretende “crear un espacio de experiencia artística, de debate reflexivo, de antagonismo y disidencias”. Parafraseando a Baudelaire, Castro ha afirmado también que la crítica de arte, como testimonio del presente, ha de ser “parcial, apasionada y política”. “Como un sismógrafo que detecte los movimientos”, explica.

 

Miró ha respondido también a la polémica surgida en torno a las esculturas “eróticas” situadas en el recinto: “No es para tanto. Es también una oportunidad para reflexionar. Las esculturas están inspiradas en cerámica cotidiana de hace 2500 años. Hará que venga más gente a la exposición”. Por su parte, Castro también le ha quitado importancia: “Vamos a batir el record del mundo en selfis”

 

Visitas guiadas, tertulias y catálogo musicalizado

 

La exposición pretende ser un reconocimiento a la fructífera trayectoria de Antoni Miró. Además de la muestra, se ha editado un catálogo de la exposición dirigido por Fernando Castro y un catálogo musicalizado sobre su obra, dirigido por Feliu Ventura y elaborado por diez músicos valencianos de distintas tendencias, que se presentará el próximo 21 de octubre.

 

Junto con el IVAM, se están organizando también dos charlas-debate entre gestores culturales, críticos de arte e intelectuales para abordar la obra de Miró desde perspectivas diversas.

 

La Base empieza su andadura

 

Este edificio singular y reinventado sorprenderá al público desde la propia fachada, que ya luce un mural de Hyuro. La artista urbana estrena un lienzo vivo dedicado a intervenciones efímeras, donde artistas internacionales explicarán historias con contenidos sociales que invitarán a la reflexión.

 

El Consorcio València 2007 ha recuperado la planta baja de la antigua base Alinghi (1.980 m2 y 13m de altura) para abrirla a la ciudad y convertirla en “La Base” de las industrias creativas y culturales, un espacio vivo, dinámico e innovador; un lugar permeable y abierto, de encuentro e intercambio, con una programación de actividades continua. Además de la exposición de Antoni Miró, se están organizando ya eventos distintos como otras muestras expositivas o unas jornadas de debate alrededor de la València del futuro, que se presentarán en breve.

 

Desde 2016, la base del Alinghi ha acogido en varias ocasiones actividades relacionadas con la innovación y el espacio público. En noviembre de 2016, el hangar fue la sede de Civic Factory Fest La Marina de València, primera plataforma de innovación urbana donde los múltiples agentes que habitan el territorio buscaban respuestas a los problemas de la ciudad. En diciembre del mismo año, fue el escenario de los València Startup Awards, la entrega de premios a las propuestas más innovadoras de la ciudad. En 2018, la que fuera tienda del Alinghi ha albergado el ciclo de conversaciones Living Lab de La Marina de València, debates de reflexión abiertos que interconectan a referentes locales, nacionales e internacionales.

  

www.lamarinadevalencia.com/news/199/antoni-miro-a-la-base...

 

Después de las esculturas eróticas, Antoni Miró dobla su apuesta de agitación artística

 

El artista muestra en Valencia 150 obras cargadas de denuncia social, provocación política y erotismo

 

Antoni Miró ha doblado la apuesta de agitación artística que lanzó la semana pasada al colocar al aire libre 12 esculturas de temática erótica en los viejos muelles de Valencia. Enfrente de las obras inspiradas en la cerámica popular de la antigua Grecia, Miró ha inaugurado este martes su mayor exposición antológica, compuesta por 150 cuadros cargados de denuncia social, provocación política y erotismo.

 

Titulada Antoni Miró en la Base, la exposición reescribe el significado de la sede del equipo que en 2007 ganó la Copa del América, la elitista competición de vela que albergó la ciudad, cuyas naves han sido transformadas en sala de arte.

 

Fernando Castro, comisario de la exposición, afirma que Miró, cuyo estilo combina el pop y el realismo social, "no es solo un artista, sino también un agitador cultural". "Sus obras dan cuenta de los avatares sociales, culturales, simbólicos y políticos e identitarios. Y lo hacen de una forma partidaria y panfletaria, mostrando el arte como testimonio del presente, un tiempo que es afortunadamente conflictivo".

 

El artista alcoyano, de 74 años, duerme de día y trabaja de noche de manera incansable. Todas las obras de la exposición, abierta hasta el 30 de diciembre, han sido producidas desde 2012. Muchos de sus cuadros reflejan escenas de conflictividad social de la última década: manifestaciones, protestas y cargas policiales de Kiev a El Cairo y de Madrid a Barcelona. "Yo no me invento nada, solo pinto lo que veo", dice Miró sobre los lienzos de calles repletas de banderas independentistas catalanas.

 

La nueva sala, llamada La Base, está en la Marina de Valencia, gestionada por un consorcio que integran el Gobierno, el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento. La exposición, organizada por este consorcio, Presidencia de la Generalitat y la Consejería de Cultura, ha costado 110.000 euros y viajará a otras ciudades. El importe incluye 30.000 euros destinados a editar un catálogo que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acordó con el artista en 2012, en la etapa de gobierno del PP, y no llegó a publicar.

 

La nave central de lo que fue la base del equipo suizo Alinghi, cuyas paredes miden 15 metros de altura porque se utilizaba para reparar el barco que defendió el título de campeón en Valencia, muestran también los cuadros dedicados por Miró a las mujeres como agentes del cambio político. Y sus retratos de personajes vinculados sobre todo al arte y la literatura, como Antoni Tàpies, Joan Fuster, Josep Pla y Gabriel García Márquez.

 

La sala contigua, donde originalmente se reparaban velas, exhibe sus desnudos masculinos y femeninos, especialmente eróticos en la serie dedicada a La Habana.

 

Aire industrial

 

La reconversión del edificio ha mantenido un aire industrial, con las enormes puertas de lona y los desagües para el baldeo del barco, resalta Vicent Llorens, director de la Marina de Valencia, el terreno que la ciudad ganó al puerto y al mar hace una década.

 

Llorens ha añadido que la nueva sala de exposiciones busca reescribir el significado de un lugar que fue escenario de dos competiciones deportivas elitistas, la Copa del América y el Mundial de Fórmula 1, y quieren convertir en un espacio "abierto a los ciudadanos, flexible, dedicado a la libertad de expresión, donde se programen contenidos de calidad con riesgo".

 

Ignacio Zafra

 

Fuente: EL PAÍS

 

elpais.com/cultura/2018/09/25/actualidad/1537895786_36880...

 

___

 

Antoni Miró a La Base: horarios, visitas guiadas y talleres didácticos

 

Vicent Llorens, director general del Consorcio València 2007: "La Base es un espacio abierto a toda la sociedad valenciana, flexible, de agitación. Es un reto que nos obliga a dar un paso adelante, a programar. Sin miedo."

 

València ya cuenta con un nuevo espacio cultural, La Base, que se inaugura con una exposición de Antoni Miró, abierta hasta el 30 de diciembre. La entrada es libre y gratuita:

 

Horarios

de martes a domingo, de 10h a 19h.

viernes, de 10h a 21h.

lunes, cerrada.

 

Visitas guiadas a colectivos, visitas didácticas para centros educativos y talleres para familias. GRATUITAS.

 

Reservas:

 

e-mail: expotonimiro@marinavalencia.com / teléfono: 661 914 944.

 

“La nueva sala de cultura de La Marina de València es un espacio sorprendente por su calidad y versatilidad”, ha afirmado Nèstor Novell, organizador de la exposición, en el acto de presentación que ha tenido lugar esta mañana en La Base y donde ha participado también el artista alcoyano, Antoni Miró, el comisario, Fernando Castro y el director general del Consorcio València 2007, Vicent Llorens. “Es un espacio fantástico para presentar arte y cultura contemporánea”, ha afirmado Castro.

 

La Presidencia de la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Cultura, junto al Ayuntamiento de València, el IVAM y La Marina de València, han organizado la exposición “Antoni Miró a La Base”, que abre la programación cultural de “La Base”, la antigua sede del equipo Alinghi transformada en “la base” de la cultura, la creatividad y la innovación. “Hemos recuperado un antiguo edificio industrial relacionado con la náutica y la Copa América para un uso público, ciudadano, relacionado con lo que nos identifica, la cultura, como elemento de progreso”, explica Llorens, quien sitúa esta iniciativa en la estrategia de apropiación ciudadana de La Marina de València. “La Marina es de todos”, añade, “un territorio abierto a la ciudadanía, a las instituciones, donde nadie está excluido”. Llorens define La Base como un “espacio de agitación” y destaca “el universo artístico de Antoni Miró” como una opción “magnífica” para introducir mensajes claros que agiten el pensamiento en una sociedad confusa como la actual.

 

Un espacio de experiencia artística y debate

 

Con más de 170 obras, la exposición muestra la obra más reciente de Miró, desde el 2012 a la actualidad, y acerca su visión personal de la realidad social y cultural a través de diferentes series: Mani-festa, Nuus/Nues, Suite Havana, Costeres i ponts, Suite erótica y Personatges. El comisario, Fernando Castro, señala que “es fundamental que venga gente que no esté de acuerdo” puesto que se pretende “crear un espacio de experiencia artística, de debate reflexivo, de antagonismo y disidencias”. Parafraseando a Baudelaire, Castro ha afirmado también que la crítica de arte, como testimonio del presente, ha de ser “parcial, apasionada y política”. “Como un sismógrafo que detecte los movimientos”, explica.

 

Miró ha respondido también a la polémica surgida en torno a las esculturas “eróticas” situadas en el recinto: “No es para tanto. Es también una oportunidad para reflexionar. Las esculturas están inspiradas en cerámica cotidiana de hace 2500 años. Hará que venga más gente a la exposición”. Por su parte, Castro también le ha quitado importancia: “Vamos a batir el record del mundo en selfis”

 

Visitas guiadas, tertulias y catálogo musicalizado

 

La exposición pretende ser un reconocimiento a la fructífera trayectoria de Antoni Miró. Además de la muestra, se ha editado un catálogo de la exposición dirigido por Fernando Castro y un catálogo musicalizado sobre su obra, dirigido por Feliu Ventura y elaborado por diez músicos valencianos de distintas tendencias, que se presentará el próximo 21 de octubre.

 

Junto con el IVAM, se están organizando también dos charlas-debate entre gestores culturales, críticos de arte e intelectuales para abordar la obra de Miró desde perspectivas diversas.

 

La Base empieza su andadura

 

Este edificio singular y reinventado sorprenderá al público desde la propia fachada, que ya luce un mural de Hyuro. La artista urbana estrena un lienzo vivo dedicado a intervenciones efímeras, donde artistas internacionales explicarán historias con contenidos sociales que invitarán a la reflexión.

 

El Consorcio València 2007 ha recuperado la planta baja de la antigua base Alinghi (1.980 m2 y 13m de altura) para abrirla a la ciudad y convertirla en “La Base” de las industrias creativas y culturales, un espacio vivo, dinámico e innovador; un lugar permeable y abierto, de encuentro e intercambio, con una programación de actividades continua. Además de la exposición de Antoni Miró, se están organizando ya eventos distintos como otras muestras expositivas o unas jornadas de debate alrededor de la València del futuro, que se presentarán en breve.

 

Desde 2016, la base del Alinghi ha acogido en varias ocasiones actividades relacionadas con la innovación y el espacio público. En noviembre de 2016, el hangar fue la sede de Civic Factory Fest La Marina de València, primera plataforma de innovación urbana donde los múltiples agentes que habitan el territorio buscaban respuestas a los problemas de la ciudad. En diciembre del mismo año, fue el escenario de los València Startup Awards, la entrega de premios a las propuestas más innovadoras de la ciudad. En 2018, la que fuera tienda del Alinghi ha albergado el ciclo de conversaciones Living Lab de La Marina de València, debates de reflexión abiertos que interconectan a referentes locales, nacionales e internacionales.

  

www.lamarinadevalencia.com/news/199/antoni-miro-a-la-base...

 

Después de las esculturas eróticas, Antoni Miró dobla su apuesta de agitación artística

 

El artista muestra en Valencia 150 obras cargadas de denuncia social, provocación política y erotismo

 

Antoni Miró ha doblado la apuesta de agitación artística que lanzó la semana pasada al colocar al aire libre 12 esculturas de temática erótica en los viejos muelles de Valencia. Enfrente de las obras inspiradas en la cerámica popular de la antigua Grecia, Miró ha inaugurado este martes su mayor exposición antológica, compuesta por 150 cuadros cargados de denuncia social, provocación política y erotismo.

 

Titulada Antoni Miró en la Base, la exposición reescribe el significado de la sede del equipo que en 2007 ganó la Copa del América, la elitista competición de vela que albergó la ciudad, cuyas naves han sido transformadas en sala de arte.

 

Fernando Castro, comisario de la exposición, afirma que Miró, cuyo estilo combina el pop y el realismo social, "no es solo un artista, sino también un agitador cultural". "Sus obras dan cuenta de los avatares sociales, culturales, simbólicos y políticos e identitarios. Y lo hacen de una forma partidaria y panfletaria, mostrando el arte como testimonio del presente, un tiempo que es afortunadamente conflictivo".

 

El artista alcoyano, de 74 años, duerme de día y trabaja de noche de manera incansable. Todas las obras de la exposición, abierta hasta el 30 de diciembre, han sido producidas desde 2012. Muchos de sus cuadros reflejan escenas de conflictividad social de la última década: manifestaciones, protestas y cargas policiales de Kiev a El Cairo y de Madrid a Barcelona. "Yo no me invento nada, solo pinto lo que veo", dice Miró sobre los lienzos de calles repletas de banderas independentistas catalanas.

 

La nueva sala, llamada La Base, está en la Marina de Valencia, gestionada por un consorcio que integran el Gobierno, el Ejecutivo autonómico y el Ayuntamiento. La exposición, organizada por este consorcio, Presidencia de la Generalitat y la Consejería de Cultura, ha costado 110.000 euros y viajará a otras ciudades. El importe incluye 30.000 euros destinados a editar un catálogo que el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) acordó con el artista en 2012, en la etapa de gobierno del PP, y no llegó a publicar.

 

La nave central de lo que fue la base del equipo suizo Alinghi, cuyas paredes miden 15 metros de altura porque se utilizaba para reparar el barco que defendió el título de campeón en Valencia, muestran también los cuadros dedicados por Miró a las mujeres como agentes del cambio político. Y sus retratos de personajes vinculados sobre todo al arte y la literatura, como Antoni Tàpies, Joan Fuster, Josep Pla y Gabriel García Márquez.

 

La sala contigua, donde originalmente se reparaban velas, exhibe sus desnudos masculinos y femeninos, especialmente eróticos en la serie dedicada a La Habana.

 

Aire industrial

 

La reconversión del edificio ha mantenido un aire industrial, con las enormes puertas de lona y los desagües para el baldeo del barco, resalta Vicent Llorens, director de la Marina de Valencia, el terreno que la ciudad ganó al puerto y al mar hace una década.

 

Llorens ha añadido que la nueva sala de exposiciones busca reescribir el significado de un lugar que fue escenario de dos competiciones deportivas elitistas, la Copa del América y el Mundial de Fórmula 1, y quieren convertir en un espacio "abierto a los ciudadanos, flexible, dedicado a la libertad de expresión, donde se programen contenidos de calidad con riesgo".

 

Ignacio Zafra

 

Fuente: EL PAÍS

 

elpais.com/cultura/2018/09/25/actualidad/1537895786_36880...

 

___

 

Antoni Miró a La Base: horarios, visitas guiadas y talleres didácticos

 

Vicent Llorens, director general del Consorcio València 2007: "La Base es un espacio abierto a toda la sociedad valenciana, flexible, de agitación. Es un reto que nos obliga a dar un paso adelante, a programar. Sin miedo."

 

València ya cuenta con un nuevo espacio cultural, La Base, que se inaugura con una exposición de Antoni Miró, abierta hasta el 30 de diciembre. La entrada es libre y gratuita:

 

Horarios

de martes a domingo, de 10h a 19h.

viernes, de 10h a 21h.

lunes, cerrada.

 

Visitas guiadas a colectivos, visitas didácticas para centros educativos y talleres para familias. GRATUITAS.

 

Reservas:

 

e-mail: expotonimiro@marinavalencia.com / teléfono: 661 914 944.

 

“La nueva sala de cultura de La Marina de València es un espacio sorprendente por su calidad y versatilidad”, ha afirmado Nèstor Novell, organizador de la exposición, en el acto de presentación que ha tenido lugar esta mañana en La Base y donde ha participado también el artista alcoyano, Antoni Miró, el comisario, Fernando Castro y el director general del Consorcio València 2007, Vicent Llorens. “Es un espacio fantástico para presentar arte y cultura contemporánea”, ha afirmado Castro.

 

La Presidencia de la Generalitat Valenciana y la Conselleria de Cultura, junto al Ayuntamiento de València, el IVAM y La Marina de València, han organizado la exposición “Antoni Miró a La Base”, que abre la programación cultural de “La Base”, la antigua sede del equipo Alinghi transformada en “la base” de la cultura, la creatividad y la innovación. “Hemos recuperado un antiguo edificio industrial relacionado con la náutica y la Copa América para un uso público, ciudadano, relacionado con lo que nos identifica, la cultura, como elemento de progreso”, explica Llorens, quien sitúa esta iniciativa en la estrategia de apropiación ciudadana de La Marina de València. “La Marina es de todos”, añade, “un territorio abierto a la ciudadanía, a las instituciones, donde nadie está excluido”. Llorens define La Base como un “espacio de agitación” y destaca “el universo artístico de Antoni Miró” como una opción “magnífica” para introducir mensajes claros que agiten el pensamiento en una sociedad confusa como la actual.

 

Un espacio de experiencia artística y debate

 

Con más de 170 obras, la exposición muestra la obra más reciente de Miró, desde el 2012 a la actualidad, y acerca su visión personal de la realidad social y cultural a través de diferentes series: Mani-festa, Nuus/Nues, Suite Havana, Costeres i ponts, Suite erótica y Personatges. El comisario, Fernando Castro, señala que “es fundamental que venga gente que no esté de acuerdo” puesto que se pretende “crear un espacio de experiencia artística, de debate reflexivo, de antagonismo y disidencias”. Parafraseando a Baudelaire, Castro ha afirmado también que la crítica de arte, como testimonio del presente, ha de ser “parcial, apasionada y política”. “Como un sismógrafo que detecte los movimientos”, explica.

 

Miró ha respondido también a la polémica surgida en torno a las esculturas “eróticas” situadas en el recinto: “No es para tanto. Es también una oportunidad para reflexionar. Las esculturas están inspiradas en cerámica cotidiana de hace 2500 años. Hará que venga más gente a la exposición”. Por su parte, Castro también le ha quitado importancia: “Vamos a batir el record del mundo en selfis”

 

Visitas guiadas, tertulias y catálogo musicalizado

 

La exposición pretende ser un reconocimiento a la fructífera trayectoria de Antoni Miró. Además de la muestra, se ha editado un catálogo de la exposición dirigido por Fernando Castro y un catálogo musicalizado sobre su obra, dirigido por Feliu Ventura y elaborado por diez músicos valencianos de distintas tendencias, que se presentará el próximo 21 de octubre.

 

Junto con el IVAM, se están organizando también dos charlas-debate entre gestores culturales, críticos de arte e intelectuales para abordar la obra de Miró desde perspectivas diversas.

 

La Base empieza su andadura

 

Este edificio singular y reinventado sorprenderá al público desde la propia fachada, que ya luce un mural de Hyuro. La artista urbana estrena un lienzo vivo dedicado a intervenciones efímeras, donde artistas internacionales explicarán historias con contenidos sociales que invitarán a la reflexión.

 

El Consorcio València 2007 ha recuperado la planta baja de la antigua base Alinghi (1.980 m2 y 13m de altura) para abrirla a la ciudad y convertirla en “La Base” de las industrias creativas y culturales, un espacio vivo, dinámico e innovador; un lugar permeable y abierto, de encuentro e intercambio, con una programación de actividades continua. Además de la exposición de Antoni Miró, se están organizando ya eventos distintos como otras muestras expositivas o unas jornadas de debate alrededor de la València del futuro, que se presentarán en breve.

 

Desde 2016, la base del Alinghi ha acogido en varias ocasiones actividades relacionadas con la innovación y el espacio público. En noviembre de 2016, el hangar fue la sede de Civic Factory Fest La Marina de València, primera plataforma de innovación urbana donde los múltiples agentes que habitan el territorio buscaban respuestas a los problemas de la ciudad. En diciembre del mismo año, fue el escenario de los València Startup Awards, la entrega de premios a las propuestas más innovadoras de la ciudad. En 2018, la que fuera tienda del Alinghi ha albergado el ciclo de conversaciones Living Lab de La Marina de València, debates de reflexión abiertos que interconectan a referentes locales, nacionales e internacionales.

  

www.lamarinadevalencia.com/news/199/antoni-miro-a-la-base...

 

Después de las esculturas eróticas, Antoni Miró dobla su apuesta de agitación artística

 

El artista muestra en Valencia 150 obras cargadas de denuncia social, provocación política y erotismo

 

Antoni Miró ha doblado la apuesta de agitación artística que lanzó la semana pasada al colocar al aire libre 12 esculturas de temática erótica en los viejos muelles de Valencia. Enfrente de las obras inspiradas en la cerámica popular de la antigua Grecia, Miró ha inaugurado este martes su mayor exposición antológica, compuesta por 150 cuadros cargados de denuncia social, provocación política y erotismo.

 

Titulada Antoni Miró en la Base, la exposición reescribe el significado de la sede del equipo que en 2007 ganó la Copa del América, la elitista competición de vela que albergó la ciudad, cuyas naves han sido transformadas en sala de arte.