new icn messageflickr-free-ic3d pan white
View allAll Photos Tagged biodiversidad

Copyright©Manolo Silva

This image is protected under International Copyright laws and may not be downloaded, reproduced, copied, transmitted or manipulated without written permission.

 

Río Tinto a su paso por Villarrasa (Huelva)

 

Ver mi galería (+7000 visitas)

Agradecimientos:

Emilly Juliana Faria França

Iñigo Fernández de Retana

 

Esta es la foto que tengo pensado presentar al concurso sobre biodiversidad, aver si hay suerte. :)

En Biodiversidad virtual y también en Twitter

 

Es muy posible que a Micrasterias rotata le sobren todas estas palabras porque su sola presencia derrocha belleza. Alga de las turberas, tan hermosa como sensible a la contaminación, extiende su cuerpo de sol en su reflejo de espejo recortándose en cincuenta y dos radios que sostienen su cuerpo en su universo líquido y limpio.

 

Auténticas joyas de la naturaleza, las algas del género Micrasterias suelen vivir bajo aguas cristalinas sobre mullidos tapizados de musgo en las zonas altas de montaña. Allí, en silencio, cerca de las estrellas, bajo un aire limpio y fresco que alimenta su vida brillan invisibles. Encontrarse con ellas es siempre una emoción, casi siempre alegría al descubrir su belleza.

 

Micrasterias rotata es estrella y una joya entre las algas; en su interior se dispone un solo cloroplasto recortado y laminar que contiene los pigmentos verdes que le permiten vivir utilizando la energía del sol. La fotosíntesis hace que se cargue de azúcares, combustibles necesarios para su supervivencia, que si se producen en exceso, serán almacenados en forma de pequeños granos verdes de pirenoides, que contienen un azúcar de reserva, parecido al almidón, muy útil en tiempos de escasez.

 

Micrasterias vive en turberas y es extremadamente sensible a la contaminación, ha desaparecido ya de buena parte de sus hábitats tradicionales en la Europa central debido a la alteración de las aguas en las que habita. Además de sensible a la contaminación es también muy sensible a la luz y navega, refugiándose en sitios más sombríos si la radiación solar es muy intensa.

 

Recortada en equilibrio y belleza de estrella, Micrasterias rotata es siempre espejo verde y vivo del Sol...

  

Micrasterias rotata ha sido fotografiada en vivo a 200 aumentos empleando las técnicas de microscopía de fase y microscopía de interferencia yprocede de una muestra de agua recogida el 23 de abril de 2018 en los trampales del puerto de Canencia, durante la celebración del "testing"; en la VIII asamblea de Biodiversidad virtual .

Torremadariaga - Euskadiko Biodibertsitate Zentroa (Busturia - Bizkaia)

www.youtube.com/watch?v=7BwJtYxsB0A#t=12

Araña cangrejo sobre flor de Dalia en Cortico

En Biodiversidad virtual

 

y también en Twiter

*

*

Es posible que desde el cielo, las estrellas de Micrasterias se escurran en la noche entre las peñas de las ásperas laderas de Peña Trevinca. Van buscando en su descenso un lecho suave y mullido en el que descansar entre los musgos de las turberas, y allí, acunadas entre selvas de esfagnos, pueden ahora tomar de frente la luz de su estrella hermana y sentir el aire fresco y limpio de la sierra en su cama de agua pura.

 

A Antón, Íñigo, José Manuel, Carmen, Manuel, Pablo Carlos y Agustín, que en este ascenso para tocar el cielo desde la cumbre de Peña Trevinca, hicieron posible que nos cruzásemos con estas estrellas de armonía invisible como el silencio, que descendían de lo más alto, en un día de esfuerzo, belleza y amistad.

 

Las estrellas de Micrasterias son algas de incomparable belleza y equilibrio. Auténticas joyas de la naturaleza, que viven escondidas en las aguas cristalinas sobre mullidos tapizados de musgo en las zonas altas de montaña. Allí, en silencio, cerca de las estrellas, bajo un aire limpio y fresco que alimenta su vida brillan invisibles. Encontrarse con ellas es siempre una emoción, alegría. Cada encuentro es ilusión, vida, un matiz, regalo para el presente y poso para el recuerdo.

 

Micrasterias rotata es estrella y una joya entre las algas; en su interior se dispone un solo cloroplasto recortado y laminar que contiene los pigmentos verdes que le permiten vivir utilizando la energía del sol. La fotosíntesis hace que se cargue de azúcares, combustibles necesarios para su supervivencia, que si se producen en exceso, serán almacenados en forma de pequeños granos verdes de pirenoides, que contienen un azúcar de reserva, parecido al almidón, muy útil en tiempos de escasez.

 

Micrasterias vive en turberas y es extremadamente sensible a la contaminación, ha desaparecido ya de buena parte de sus hábitats tradicionales en la Europa central debido a la alteración de las aguas en las que habita. Además de sensible a la contaminación es también muy sensible a la luz y navega, refugiándose en sitios más sombríos, si la radiación solar es muy intensa. Recortada en equilibrio y belleza de estrella, Micrasterias rotata se expande en espejo de Sol... son siempre reflejos en verde esmeralda de su alma de joya alegre bajo la luz.

 

Algunos ejemplares de estas estrellas viajan por el agua y entre barrancos y saltos llegan a la paz tranquila de las aguas quietas del Lago de Sanabria que un día fueron su lecho amable, hoy convertido en trampa de espumas que sin piedad las asesina, trampa de mentiras oficiales, trampa de depuradoras que vierten sus aguas cargadas de trampa y corrupción.

 

Estrellas de esperanza como Micrasterias rotata esperan que un día los vientos de corrupción sean ya vientos pasados y el agua limpia del Lago de Sanabria las reciba en su abrazo limpio. Mientras tanto, en un día de amistad fuimos al encuentro de su belleza en un abrazo humano...a Agustín, José Manuel, Carmen, Manuel, Carlos, Antón, Pablo e Íñigo por tan buenos recuerdos.

 

La estrella de hoy ha venido con las muestras recogidas el día 29 de julio de 2017, en las turberas situadas bajo Peña Trevinca donde se juntan las provincias de Zamora Orense y León, cerca ya del cielo, y se ha fotografiado a 400 aumentos con la técnica de contraste de interferencia.

  

aumentar

 

Ahora en Biodiversidad virtual y hace poco en El País -en pdf- gracias a Elisabet Sans. También en la web de la Fundación Biodiversidad

*

*

Euastrum oblongum es un alga verde y unicelular de la familia de los désmidos. Como en todos ellos, sus dos mitades simétricas parten el cuerpo de estas algas a la mitad por una estrecha fisura tan sólo unida en la parte central por una porción de citoplasma donde queda alojado el núcleo. La simetría de los désmidos es con frecuencia muy complicada y da lugar a formas a veces caprichosas y muy hermosas que siempre guardan esa ley, la de la simetría. Merece la pena dar un paseo entre estas esculturas vivientes, frescas y móviles que casi siempre habitan en aguas ligeramente ácidas y a las que suelen gustar las turberas y lagunas de montaña.

 

La simetría de los désmidos tiene forma caprichosa pero un fondo de necesidad, cuanto más se extienden los brazos del cuerpo de estas algas mejor flotarán y cuanto más equilibrado esté su peso más uniforme será el reparto de la luz del sol dentro de los cloroplastos en su interior. Éstas son las reglas de juego para la vida de estas algas que viven protegidas por una envuelta de pectina, celulosa y calcio, envuelta protectora y transparente que en muchos désmidos está además cubierta de fosetas, pequeños gránulos o espinas que añaden aún más complejidad a la belleza de estas joyas acuáticas.

 

Euastrum oblongum es, dentro de este género, una de las especies de mayor tamaño. Es un género artificial en el que se reúnen todos los désmidos de contorno aproximadamente romboidal que presentan en los extremos una hendidura más o menos abierta. La especie de hoy no es muy común ni frecuente y aunque vive preferentemente en las aguas limpias de lagos y turberas de montaña, casi siempre cerca de las orillas, puede aguantar bien medios acuáticos ligeramente cargados de materia orgánica.

 

Euastrum oblongum ha venido a compañando a otras estrellas acuáticas como Micrasterias con las muestras recogidas en unas praderas inundadas de las inmediaciones de la Laguna de Peñalara y como todos los seres encontrados en ellas va dedicada a todos estos amigos con quienes tuve la suerte de compartir este maravilloso proyecto de Biodiversidad virtual. La fotografía se ha tomado a 400 aumentos empleando la técnica de contraste de interferencia.

 

=======================================================================

  

☁ la nube negra de una justicia pervertida en nuestro país, movida por la envidia y la venganza, permanecerá aquí, hasta que soplen otros vientos limpios. La Justicia es uno de los cimientos necesarios para la Paz. Desde aquí todo nuestro apoyo al Juez Baltasar Garzón -el buen Juez de Saramago- y a las personas de buena voluntad como él que trabajan por la Justicia.

 

José Saramago: Ni leyes ni Justicia

Martín Pallín

Firmas de apoyo en Facebook

Radio Nacional Holandesa

  

Jökulsárlón. Islandia. Iceland

www.savethearctic.org/es/voices/

 

Greenpeace holds a historic performance with pianist Ludovico Einaudi on the Arctic Ocean

youtu.be/dHpHxA-9CVM

 

El Ártico se derrite cada vez más deprisa. 8 millones de personas de todo el mundo ya han alzado su voz para pedir que se proteja por su biodiversidad, porque el Ártico regula el clima de nuestro planeta y porque debemos preservarlo para las generaciones futuras. Son algunas de las razones por las que debemos protegerlo, pero hay muchas más.

 

Tenemos la posibilidad de conseguir una zona protegida en las aguas internacionales del océano Ártico. Ayúdanos a hacerlo realidad. ¡Salva el Ártico!

no es nuestro afán,

llamar la atención ,

pero un poco más de cuidado

en el bosque , se ha de tener

que por no quitar la maleza seca

llegamos a lamentar su desidia .

Tengamos siempre presente

que quemamos nuestros aires

y en un descuido imperdonable

la lamentación, no es la solución .

Prevenir es prioritario y sano

aparte de dar trabajo al aldeano

su casa queda fuera de peligro

y el vecindario agradecido .

¡ evitemos el salvajismo !

y....¡ viva la biodiversidad !

 

aumentar

 

Ahora en Biodiversidad virtual y en la Fundación Biodiversidad

*

*

Pompholyxophrys es una ameba de nombre difícil y con aspecto de planeta marciano por su forma esférica y sus vivos colores de tierra.

 

A diferencia de Amoeba y de Mayorella de cuerpo informe y cambiante, Pompholyxophrys siempre es redonda. Ellas caminan echando todo su cuerpo a tierra y engullen así lo que encuentran a su paso cubriéndolo con su cuerpo de lava fría, sin embargo, Pompholyxophrys pasea de puntillas sobre sus pies-manos -filópodos- , como hilos de aire que apenas se ven.

 

El caminar de Pompholyxophrys es un caminar ingrávido, flotante… y no por su cuerpo de planeta. Su secreto está en el vestido que la adorna. Son burbujas de espuma, pero una espuma insólita de pompas de cristal. Las pequeñas esferas huecas de sílice recubren el cuerpo de Pompholyxophrys en varias capas y la hacen levitar sobre el fondo de las charcas donde vive al mismo tiempo que protegen su delicado cuerpo rojizo y blando.

 

Con frecuencia las amebas tienen que buscar protección recubriendo su cuerpo, unas veces lo hacen modelando una cubierta con partículas de mineral que encuentran en los fondos sobre los que pasean, en otras ocasiones fabrican una malla de escamas que les sirve de coraza. La Naturaleza nos sorprende en Pompholyxophrys, la ha vestido con un traje de pompas de cristal, que siendo más pesado que ella, la hace más ligera en los fondos del agua, incluso con finísimos pies de hilo esta ameba consigue caminar.

 

Pompholyxophrys vive en charcas y lagunas y se alimenta de pequeñas algas. Los colores rojizos y marcianos del interior de su cuerpo proceden de la degradación de los pigmentos de la fotosíntesis de estas algas que forman parte de su dieta.

 

Pompholyxophrys punicea ha sido hallada en las muestras recogidas en las inmediaciones de la Laguna de Peñalara durante el “Testing” organizado en Lozoya en homenaje a Félix Rodríguez de la Fuente y va dedicada a todos estos amigos con quienes tuve la suerte de compartir este maravilloso proyecto de Biodiversidad virtual. La fotografía se ha tomado a 400 aumentos empleando la técnica de contraste de interferencia.

  

=======================================================================

  

☁ la nube negra de una justicia pervertida en nuestro país, movida por la envidia y la venganza, permanecerá aquí, hasta que soplen otros vientos limpios. La Justicia es uno de los cimientos necesarios para la Paz. Desde aquí todo nuestro apoyo al Juez Baltasar Garzón -el buen Juez de Saramago- y a las personas de buena voluntad como él que trabajan por la Justicia.

 

José Saramago: Ni leyes ni Justicia

Martín Pallín

Firmas de apoyo en Facebook

Radio Nacional Holandesa

   

El 2 de febrero se celebra el Día Mundial de los Humedales, efeméride que este año se presenta oficialmente con el lema de “Los humedales y los bosques”, denominación que se ha adoptado al coincidir 2011 con el Año Internacional de los Bosques proclamado por las Naciones Unidas. Pretendiendo llamar la atención de la importancia que los bosques y el agua tienen en nuestras vidas, como fuente de la biodiversidad y prestación de importantes servicios no solo para la humanidad sino para la importante fauna asociada a los mismos.

 

Esta efeméride la quiero recordar yo con esta imagen, que representa a un grupos de Garzas reales (Ardea cinerea) con su silueta recortada entre los característicos tonos rojizos de las mimbreras. La foto es muy reciente, de mis últimas capturas fotográficas, y está tomada a finales del pasado mes de enero en la Cola del Negratín, un lugar que encierra una alta biodiversidad y a cuya belleza paisajística ya he tenido ocasión de referirme en otras ocasiones y que recientemente ha sido incluido en el Inventario Abierto de los Humedales de Andalucía, dentro del Plan Andaluz de Humedales.

 

Con los deseos de que os guste y que sirva para reivindicar desde este lugar del Sur de España, que se llama Baza, en la provincia de Granada, el papel de estos lugares en nuestro planeta.

México tiene la fortuna de ser uno de los países con mayor biodiversidad y una auténtica potencia turística. Nuestro compromiso es cuidar los recursos naturales y promover el turismo sustentable, en beneficio de los mexicanos.

En Biodiversidad virtual

 

y también en Twiter

*

*

A Silvia Munguía y Paolo Sapio, por aventurarse a descubrir las estrellas que como ésta, se asoman por primera vez bajo las cumbres encharcadas de la Sierra de Cebollera.

 

En las turberas de lo alto de la Sierra, donde el río Iregua exprime las ásperas rocas entre Hoyos de musgo por los que corretea el agua, se han ido a posar algunas estrellas que se descolgaron del cielo. Estrellas verdes y hermosas de equilibrio mágico y diminuto que quizá cayeron de la noche, y entre todas ellas, ésta, especialmente singular que hoy brilla a la luz del día, Micrasterias thomasiana.

 

Acompañada de otras minúsculas algas, también estrellas de Micrasterias truncata que se refugian en los musgos encharcados, Micrasterias thomasiana escasea y reparte porciones de belleza con su cuerpo de equilibrio como un islote que se recorta en su reflejo de agua.

 

Hoy Micrasterias acompaña a todo un universo de seres de agua en cada gota: barquitos de cristal, amebas sol, joyas de mil tesoros, para asomarse y compartir su silueta de equilibrio y su fuerza de vida con quienes se asoman a esta ventana que trata de abrirse de par en par al misterio y a la hermosura de estos organismos fascinantes, minúsculos y bellos que nos acompañan silenciosa y discretamente, salpicando cualquier rincón del planeta de belleza con su vida y con su luz.

 

Micrasterias thomasiana es una estrellita plana y verde de cuerpo dividido en dos mitades equilibradas y simétricas que encierra en su mismo corazón al núcleo situado en una exacta posición central. Se diferencia con dificultad de M. denticulata con la que, en ocasiones, comparte hábitat. Sin embargo, en ésta última, los lóbulos que dibujan el contorno del alga son poco angulosos mientras que en Micrasterias thomasiana aparecen rematados en pequeños y agudos dientes además de presentar su superficie cubierta de diminutas granulaciones.

 

Todas las especies de Micrasterias son excelentes bioindicadoras y sus poblaciones muy sensibles, desparecen en cuanto el agua se contamina..

Micrasterias thomasiana vive en los ambientes más duros de la montaña, resiste fortísimas heladas y la radiación implacable del Sol bajo el cielo limpio cerca las cumbres en donde habita. Su presencia habla además de aguas limpias y zonas donde el impacto de la contaminación provocada por del hombre todavía no se ha hecho notar…y esperemos que por mucho tiempo sea así.

 

Siempre emociona encontrar a estas algas, por su belleza, por los lugares en los que habitan, y por la amistad que ha hecho posible que una vez más estas estrellas hayan podido asomarse a la ventana de esta galería y desde se cita por vez primera para La Rioja y también para el Sistema Ibérico.

 

La fotografía tomadas a 400 aumentos con la técnica de contraste de interferencia procede de las muestras recogidas el sábado 15 de julio de 2017 en diferentes emplazamientos, fundamentalmente turberas y zonas higroturbosas de los Hoyos de Iregua (Sierra Cebollera) en una actividad dirigida y guiada magistralmente por César Aguilar en el marco de actividades que se ofertan desde el Parque Natural de Sierra Cebollera (La Rioja).

 

Barcelona, junio de 2014.

*

*

En Biodiversidad virtual

*

*

y también en Twiter

*

*

Eucyclops tiene impreso en la frente un único ojo como verdadero cíclope que es, pero nada tiene que ver los gigantes y malhumorados cíclopes de la mitología griega. Con un tamaño que se aproxima al milímetro y un temperamento aparentemente pacífico, este diminuto crustáceo del grupo de los copépodos, planea por la superficie del agua en el Lago de Sanabria, alimentándose de algas y de restos orgánicos. Sus largas antenas y su plumosa cola le ayudan a mantenerse en equilibrio, mientras que las gotitas de grasa de brillante color anaranjado, que acumula en su interior, favorecen su flotación.

 

Los copépodos están representados por todas las aguas del Planeta por cerca de doce mil especies que viven tanto en agua dulce como en aguas saladas, presentan una amplia variedad de piezas bucales adaptadas a su régimen de alimentación que va desde formas parásitas succionadoras a herbívoras masticadoras y, aunque la mayor parte de las formas son libres y nadadoras, un buen número de ellas se han convertido en parásitas. De hecho, es en este grupo de pequeños crustáceos, en los que existe una mejor representación de especies con estos hábitos de vida. Los peces son sus huéspedes favoritos, se fijan sobre ellos como si fuesen piojos y en ocasiones, algunas especies, una vez fijadas en algunas partes del cuerpo, como las branquias, pierden sus apéndices y se transforman en una masa de células con apariencia de verruga que no recuerda para nada a un ser vivo independiente.

 

El cuerpo de los copépodos está dividido en tres porciones, una primera, cefalotórax, que procede de la fusión de los segmentos de la cabeza con uno o dos de tórax, otra torácica que es donde están situadas las patas -cinco pares con función locomotora y en los machos el último par especializado en la cópula- y otra porción final abdominal, constituida por cinco segmentos que rematan en unos apéndices de gran valor diagnóstico.

 

En muchos copépodos falta el corazón y esta función es realizada por el intestino mediante contracciones peristálticas que ponen en movimiento a todo el líquido circulatorio.

 

Los huevos, que ponen las hembras cuando pasan desde el oviducto al agua, se endurecen con una secreción que los mantiene unidos formando unos sacos muy característicos y son fecundados en la puesta, pues los espermatozoides son guardados por las hembras en un receptáculo seminal hasta este momento

 

El ciclo vital de los copépodos es complicado, de cada huevo sale una larva Nauplius que se desarrolla en seis fases para dejar paso a otros seis periodos de desarrollo en forma de copepodito un diminuto copépodo, miniatura a escala de los ya por sí minúsculos seres.

 

El copépodo que planea hoy por la galería pertenece al género Eucyclops , género de compleja sistemática debido a la variabilidad de algunas especies. La de hoy, muy probablemente, Eucyclops speratus fue considerada por Margalef, siguiendo el criterio de Lowndes, como una subespecie de Eucyclops serrulatus , pero parecen existir caracteres suficientes y otras razones además de las anatómicas, entre ellas de hábitos de vida y ecología, para considerar a estos taxones como especies independientes.

 

En el magnífico trabajo de Armengol sobre los crustáceos del plancton de los embalses se explican cuáles son las características morfológicas que permiten diferenciar a una y otra especie que parecen tener además preferencias ecológicas algo distintas. Eucyclops speratus prefiere vivir en aguas frías de montaña en las que hay abundante flora acuática y suele presentarse en los meses en los que se produce la mezcla invernal en los embalses o lagos profundos como el de Sanabria. Mientras que a Eucyclops speratus parecen gustarle las aguas profundas a Eucyclops serrulatus parece gustarle más vivir cerca de la orilla.

 

En el Lago de Sanabria, la proliferación masiva de Tabellaria fenestrata , hace que tanto ésta, como otras especies de pequeños crustáceos tengan en esta especie de diatomea, desarrollada como consecuencia del proceso de eutrofización que sufre este ecosistema, una buena fuente de alimentación, lo que hace que puedan encontrarse durante estos meses fríos en elevadas concentraciones formando parte del plancton.

 

Eucyclops speratus procede de una muestra de agua recogida el día siete de enero de 2014 a 3 metros de profundidad ente la Isla de las Moras y Custa Llago por Andrés Blanco en el Lago de Sanabria (Zamora), desde el catamarán, entre la Helios Sanabria y se ha fotografiado a 100 aumentos con la técnica de campo oscuro.

  

informes de contaminación en el Lago de Sanabria

informe de evolución de la contaminación en el Lago de Sanabria

vídeo

 

Hoy es el día de La Tierra, la nave espacial en la que vivimos y que nos transporta por el Universo.

Hoy es un día para recordar que TODOS LOS DÍAS debemos mirar por ella, cuidarla, respetarla, amarla...

Una de estas formas es la BIODIVERSIDAD, algo muy importante para el equilibrio natural.

Las grandes extensiones de monocultivos son peligrosas para este equilibrio.

Todos los derechos reservados - All rights reserved - copyright :copyright: Pilar Azaña Talán

 

♫♥♥♫

 

La Albufera es una laguna litoral, separada del mar por una lengua de tierra. Denominada en algunos poemas árabes como Espejo del Sol, término que da una idea aproximada de la belleza y el romanticismo que caracteriza a este paraje.

Constituye uno de los humedales costeros más representativo y valioso de la Comunidad Valenciana, por eso en 1986 fue declarada Parque Natural.

Durante todo el año, la gran biodiversidad de este espacio natural protegido permite observar una importante variedad de fauna y flora. Su valor para el medio ambiente es sumamente importante, pues aquí habitan especies en peligro de extinción, como el fartet y el samaruc (peces).

--------------------------------------------

The Albufera is a lagoon separated from the sea by a tongue of land. Called in some Arabic poems as Mirror of the Sun, a term that gives a rough idea of ​​the beauty and romance that characterizes this place.

It is one of the most representative and valuable coastal wetlands of Valencia, so in 1986 it was declared a Natural Park.

Throughout the year, the great biodiversity of this protected natural area can observe a large variety of fauna and flora. Its value to the environment is extremely important, for here dwell endangered species like fartet and samaruc (fish).

 

Tomada en su entorno natural. ( Dehesa de abajo )

En Biodiversidad virtual

*

*

y también en Twiter

*

*

Sola, entre el silbido ululante del viento, sin más horizonte que el cielo y el quebrado recorte gris que rompe el verde del valle en cumbres ásperas, sin ningún rastro humano que dé cobijo a la vida del sol implacable del día o de la heladora soledad de la noche. Sola, la ameba Arcella, se acurruca en su pequeña y cálida casa, refugio ante el infinito desamparo de la inmensidad de su gota de agua.

 

Las amebas del género Arcella viven dentro de su casa de Iglú, un iglú de puerta redonda que se abre justo en el centro y por debajo de la estancia donde ella despliega sus brazos para sujetarse. En las especies más comunes, este caparazón que es su casa presenta forma de cúpula, otras veces, como en Arcella discoides, se muestra casi aplanado y excepcionalmente como en Arcella dentata puede estar adornado en radios modelando minúsculas estrellas, pero siempre protege el delicado cuerpo de esta ameba, que para alimentarse y caminar sobre los fondos, hace asomar sus gruesos brazos de dedo por la puerta circular que siempre se abre en su parte inferior.

 

Con frecuencia también este cascarón de iglú aparece teñido con los colores de la tierra y siempre está adornado por una fina retícula perfectamente estampada en su superficie. Hoy nuestra Arcella, Arcella intermedia parece que más que protegida por su cascarón, está vestida por un velo transparente que deja ver los detalles más íntimos de su vida en casa y así podemos observarla ahora en sus tareas domésticas sin que parezca sentirse incómoda.

 

La casa de Arcella está modelada en quitina, el mismo material con el que los hongos y muchos artrópodos protegen su cuerpo. Casi siempre este cascarón de quitina es transparente, pero con el paso del tiempo se va tiñendo de pardo y amarillo y va tomando el color de las sales invisibles disueltas en el agua.

 

Mientras el cascarón de Arcella va tomando su color dorado, sus manos desplegadas por el fondo de las charcas y lagunas en las que vive, van recogiendo pequeñas algas verdes y diatomeas, que son las frutas de agua de las que se alimenta.

 

Arcella es una ameba común representada en las aguas dulces de Europa por cerca de unas veinte especies. La de hoy, Arcella intermedia, se caracteriza por presentar un pequeño reborde alrededor de su base y numerosas abolladuras simétricamente dispuestas sobre su cascarón.

 

Arcella intermedia puede presentar una teca incolora, pero más frecuentemente, como aquí, aparece teñida de amarillo claro o marrón. Su contorno, en vista frontal es circular y en forma de cúpula semiesférica en vista lateral. Tanto el borde basal, como el de la apertura son lisos mientras que la superficie dorsal tiene una serie de depresiones regulares recubiertas de minúsculos poros poligonales.

 

El diámetro del cascarón de esta diatomea oscila entre las 65-75 micras y su altura entre las 35 y 50. Arcella intermedia vive en agua dulce, entre las algas y detritus de las aguas poco profundas.

 

En su casa de Iglú tintado, quizá Arcella encuentre alivio frente al intenso calor de estos días en lo alto de la sierra.

 

A Antón, Íñigo, José Manuel, Carmen, Manuel, Pablo Carlos y Agustín, por este ascenso para tocar el cielo desde la cumbre de Peña Trevinca, en un día de esfuerzo, belleza y amistad.

 

Son numerosas las amebas del género Arcella las que han venido con las muestras recogidas el día 29 de julio de 2017, en las turberas situadas bajo Peña Trevinca donde se juntan las provincias de Zamora Orense y León, cerca ya del cielo, quizá buscando otro techo que proteja a su delicado iglú , la de hoy se ha fotografiado a 400 aumentos con la técnica de contraste de interferencia.

  

Más información.

 

En Biodiversidad virtual

 

y también en Twiter

*

*

Es posible que el reflejo del cielo limpio y fresco cuajado de estrellas en la noche de la Sierra, haya hecho cuajar en estas aguas de cristal estas diminutas estrellas verdes. Ellas espolvorean de belleza y de vida las charcas silenciosas en los Hoyos de Iregua, pintándolas de alegría.

 

Micrasterias truncata ha sembrado con su cuerpo de equilibrio, las gotas de agua entre los musgos encharcados, inundándolos de estrellitas verdes.

 

Dentro del género, Micrasterias truncata es una de las especies de menor tamaño y más ampliamente repartida, su cuerpo simétrico y plano, sus contornos discretamente recortados y sus ápices casi rectos y sin apenas ornamentación hacen de ella una especie inconfundible, aunque puede presentar una notable variación morfológica.

 

En la Península Ibérica, al igual que ocurre en otros territorios del norte y oeste de Europa, es sin duda la más común y la más ampliamente repartida dentro de todos los taxones representados en este género. A Micrasterias truncata le gustan sobre todo las lagunas glaciares y las turberas situadas en las zonas más altas de la Sierra.

 

Aunque vive fundamentalmente en aguas pobres en nutrientes también puede aparecer en lagos y embalses oligotróficos o ligeramente mesotróficos. En algunos países del centro de Europa como Alemania está incluida en el libro rojo al ser considerada una especie en peligro de extinción, aunque en otros como Holanda se encuentra muy extendida y bien representada.

 

En el territorio ibérico las citas de este taxón se reparten entre Galicia, Sistema Central y Pirineos y esta de hoy constituye la primera referencia y fotografía para el Sistema Ibérico, en donde es sin duda la especie más común del género.

  

La fotografía tomada a 400 aumentos con la técnica de contraste de interferencia procede de las muestras recogidas el sábado 15 de julio de 2017 en diferentes emplazamientos, fundamentalmente turberas y zonas higroturbosas de los Hoyos de Iregua (Sierra Cebollera) en una actividad dirigida y guiada por César Aguilar en el marco de actividades que se ofertan desde el Parque Natural de Sierra Cebollera (La Rioja).

  

*

*

En Twiter y

 

también en Biodiversidad virtual

*

*

Collotheca mutabilis ha desplegado en un velo sus enormes fauces que en red invisible atrapan todas las algas que a la deriva pasan como náufragos a su alrededor, fauces de monstruo tímido que se repliegan en un instante al menor roce o golpe de agua que las pudiera lastimar.

 

Collotheca mutabilis flota entre las algas y extiende su largo cuerpo sobre la superficie ondulada del Lago hoy tranquilo. Sus dos pequeños ojos son manchas de rubí y permiten seguir la luz del Sol y con él las pequeñas algas que le dan la vida.

 

Los finos tentáculos vibrantes remueven el agua a su alrededor creando corrientes y sostienen su cuerpo cerca de la superficie mientras que con su estrecha y trenzada cola se ancla en el vacío.

 

El nombre de Collotheca hace referencia a la caja gelatinosa que protege el cuerpo de muchos de estos rotíferos, en realidad un velo transparente y casi invisible en el que se repliega cuando Collotheca siente un peligro inminente .

 

Collotheca ha desarrollado una corona formada por centenares de finísimos filamentos que se despliegan como se abren los pétalos de una flor, con ellos extiende una red de hilos en forma de embudo que conducen a su boca, los finos filamentos se reúnen en la base de varias protuberancias y se repliegan en ellas con el más leve roce. El borde que une entre sí a cada una de estas protuberancias puede estar rematada por cilios con los que este rotífero genera corrientes de agua para acercar a sus alimentos.

 

Los lóbulos que sujetan los finísimos tentáculos varían en número, de uno a siete y es éste un carácter fundamental para conocer las diferentes especies que de este género existen

 

Cuando Collotheca se refugia en su funda invisible, los finos hilos de la corona se recogen también rápidamente al mismo tiempo que esconde su cabeza.

 

A diferencia de muchos otros rotíferos, Collotheca vive fija, anclada por su larga cola sobre plantas sumergidas o sobre algas y desde este soporte filtra el agua que contiene todo lo que le sirve de alimento, pequeñas algas, restos vegetales, ciliados o pequeños crustáceos, pueden formar parte de su dieta. Sin embargo, hoy, Collotheca sólo se ha anclado al agua.

 

Como muchos otros rotíferos, Collotheca tiene difícil encontrar pareja en la infinitud del universo del agua…no importa demasiado, porque sus huevos, como en tantos otros rotíferos, no necesitarán ser fecundados para dar origen a unas nuevas vidas, su reproducción se hace por partenogénesis.

 

Collotheca mutabilis ya dispone de futura descendencia, envuelto en su tenue velo, un huevo, extraordinariamente resistente, esperará el momento idóneo para eclosionar y repetir el ciclo de la vida.

 

Citada por vez primera en el año 2000 para la Península Ibérica por de Manuel Barrabín quien la encontró en algunos embalses de la alta Sanabria, no ha sido citado nunca en el Lago de Sanabria donde es es especie escasa frente a los rotíferos como Kellicottia longispina, que este momento domina el zooplancton.

 

Collotheca mutabilis se ha fotografiado a 400 aumentos con la técnica de microscopía de interferencia y procede del Lago de Sanabria, de una muestra recogida en la zona central , a 3 metros de profundidad el día 7 de diciembre de 2014 desde el catamarán Helios Sanabria el primer catamarán del mundo propulsado por energía eólica y solar.

  

presentación ponencia congreso internacional de Limnología

 

informes de contaminación en el Lago de Sanabria

 

informe de evolución de la contaminación en el Lago de Sanabria

 

vídeo

 

Photo by Jose Ivan Cano Marín :copyright: Copyright 2014 - All rights reserved. Prohibited its total reproduction or partial without written consent of the author. / Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción total o parcial sin autorización del autor.

2010 año de la biodiversidad

todos los domingos de este año, con el Tiempo

*

En Biodiversidad virtual

*

*

y en Twiter

*

Las algas del género Xanthidium se defienden con largas espinas que en alguna especie como ésta, se han convertido en cuernos de antílope. De esta manera, Xanthidium antilopaeum, se convierte en fortaleza inexpugnable.

 

Aunque Xanthidium encierra el alma pacífica de un alga de corazón verde, hoy se muestra con los colores del arcoiris, simplemente al ser observada con un filtro de polarización que descubre sus secretos.

 

Para reproducirse, Xanthidium se divide por la mitad, pero antes de que estas dos mitades se separen, cada una de ellas, vuelve a crear la mitad que ha perdido y no se separará de su parte gemela, hasta no haber completado íntegramente lo que perdió.

 

De esta forma las dos mitades completas, permanecen unidas entre sí por las nuevas mitades que se están formando y todo ello hace posible que pueda mantenerse en el agua flotando como los dos platillos de una balanza en equilibrio; es este equilibrio el que asegura el reparto absolutamente exacto de los rayos de sol.

 

El nombre de Xanthidium hace referencia a un color amarillo que en, Xanthidium antilopaeum es intensamente verde. Su apellido de antílope lo ha heredado de una historia hermosa, la de las defensas largas y curvadas que en cada una de sus esquinas se disponen como los cuernos de este animal fabuloso al que Eusebio de Antioquía en el año 336 describió por primera vez escribiendo que frecuentaba las orillas del Eufrates y que era un animal muy salvaje, difícil de capturar y que tenía unos largos cuernos aserrados con los que era capaz de cortar los troncos de los árboles.

 

Del mismo modo que la descripción del antílope de Eusebio de Antioquía impresiona, impresiona también la figura simétrica e inexpugnable de Xanthidium rodeada de sus cuernos de defensa que convierten a esta alga en una presa muy difícil de alcanzar para los depredadores que gustarían hacerse con ella.

 

Xanthidium antilopaeum pace pacíficamente el Sol en las aguas tranquilas del Lago de Sanabria, quizá sabiéndose segura. Solitaria, apenas se balancea en el agua, no tiene muchos depredadores, aunque sí muchos competidores, aupados en el agua por la desidia, que algún día desaparecerá.

 

En el Lago de Sanabria Xanthidium antilopaeum es un alga muy escasa. Le gustan las aguas ácidas y suele encontrarse entre los musgos en las orillas pantanosas de lagos y estanques y sus largos cuernos de antílope no sólo le sirven como defensa sino también de ancla, para sujetarse en cualquier brizna flotante o hundida, desde la que poder llegar más fácilmente a tomar el sol que tanto necesita.

 

En la Península Ibérica Xanthidium antilopaeum es más bien escasa, la mayoría de las referencias de este taxón, están restringidas a las provincias del noroeste: La Coruña, Lugo, Orense, la portuguesa Beira Litoral y Zamora, donde fue citada por primera vez en 1913 por Bachmann. Las citas en la provincia de Lérida permiten suponer que el área de distribución de Xanthidium antilopaeum es bastante más amplia que la conocida en la actualidad.

 

Xanthidium antilopaeum se mantiene en equilibrio dentro del desequilibrio que la rodea, es otro hermoso désmido que espera mejores momentos en los que las aguas limpias vuelvan a hacer del Lago un lago de aguas azuladas y transparentes.

 

La imagen, tomada a 400 aumentos con la técnica de polarización y campo oscuro, procede de una muestra de agua recogida desde el catamarán Helios Sanabria el 8 de febrero de 2015 por Ismael y Laura a 5 metros de profundidad, junto a la Isla de Moras.

 

Más información

 

presentación ponencia congreso internacional de Limnología

 

informes de contaminación en el Lago de Sanabria

 

informe de evolución de la contaminación en el Lago de Sanabria

 

vídeo

 

aumentar

 

Ahora en Biodiversidad virtual y hace poco en El País -en pdf- gracias a Elisabet Sans. También en la web de la Fundación Biodiversidad

*

*

Closterium toxon es como todas las algas de este género un alga de sonrisa, cada una lleva su gesto, la de hoy no tan abierta como la de Closterium lunula ni tan fina como la Closterium acutum, pero a fin de cuentas también sonrisa.

 

Closterium toxon es de figura esbelta y tiene contorno de arco como su hermana Closterium dianae, pero es de trazos más rectos y angulosos que ella. Se trata de un désmido que, aunque muy frecuente en las aguas de la Laguna de Peñalara no parece estar presente en otras localidades de montaña del interior de la Península.

 

A lo largo de su interior, perfectamente orientados en línea se disponen de 12 a 14 pirenoides, que como en todos los désmidos, almacenan sustancias de reserva y rematan sus extremos dos pequeñas vacuolas cargadas de cristalitos con sales de calcio hacen de balancín, para que el alga se mantenga flotando en equilibrio y la sonrisa no se tuerza.

 

En esta ocasión Closterium ha venido acompañando a otras algas hermanas, estrellas acuáticas como Euastrum y Micrasterias con las muestras recogidas en unas praderas inundadas de las inmediaciones de la Laguna de Peñalara y como todos los seres encontrados en ellas va dedicada a todos estos amigos con quienes tuve la suerte de compartir este maravilloso proyecto de Biodiversidad virtual. La fotografía se ha tomado a 400 aumentos empleando la técnica de contraste de interferencia.

=======================================================================

  

☁ la nube negra de una justicia pervertida en nuestro país, movida por la envidia y la venganza, permanecerá aquí, hasta que soplen los vientos limpios que todos necesitamos. La Justicia es uno de los cimientos necesarios para la Paz. Desde aquí todo nuestro apoyo al Juez Baltasar Garzón -el buen Juez de Saramago- y a las personas de buena voluntad como él que trabajan por la Justicia.

 

José Saramago: Ni leyes ni Justicia

Martín Pallín

Firmas de apoyo en Facebook

Radio Nacional Holandesa

  

*

*

En Biodiversidad virtual

*

*

y también en Twiter

*

*

Con un arte de magia poco conocido, pero siempre de resultados maravillosos, las pequeñas amebas caracol que viven sobre musgos, en lugares de suelos húmedos o bajo el fondo de charcas y lagos, construyen sus propia casas, siguiendo cada una de ellas su estilo particular, sin planos ni herramientas, sin modelos y sin ideas previas, dejándolo todo en manos del milagro de la vida.

 

Cyclopyxis intermedia ha abandonado su casa. La vida que la colocó en el fondo del Lago también se la llevó, dejando el recuerdo de su huella de cristal en lo que fue su refugio, un cascarón minúsculo que en su forma nos lleva hasta la coraza limpia de espinas de los erizos de mar.

 

La casa de Cyclopyxis es suave por dentro y está recubierta de una fina capa sobre la que con paciencia y arte, esta ameba, va colocando cuidadosamente trocitos de cuarzo, rebozando así toda ella de pequeñas teselas irregulares que han convertido su refugio en un mirador de burbuja irrepetible de vidriera.

 

Una ancha ventana circular como un gran ojo de buey se sitúa en la base de esta casa de prodigio y deja paso para que Cyclopyxis extienda sus anchos brazos y pueda recoger la cosecha de pequeñas algas, fragmentos de vegetales o trocitos de hojas de musgo que puedan haber caído a su alrededor.

 

El caparazón de Cyclopyxis cayó del cielo infinito del Lago como una hueca gota de cristales, burbuja de vida que ahora adorna sus fondos de invierno.

 

Las amebas del género Cyclopyxis , que está representado por cerca de treinta especies, suelen presentar su caparazón fabricado con trocitos de arena que, con frecuencia, hacen que tenga una coloración marrón. Este caparazón siempre tiene contorno circular si se observa en vista ventral, pero en vista lateral es casi semicircular y está ligeramente hundido en su parte central en la que se sitúa el orificio por el que estas amebas de pseudópodos anchos, asoman su cuerpo.

 

La ameba burbuja de hoy Cyclopyxis intermedia presenta su apertura en el centro de la superficie ventral, que está clara y de uniformemente invaginada y posee un contorno perfectamente circular, con el borde cubierto por pequeñísimas partículas que se disponen regularmente.

 

Aunque suele vivir sobre musgos y en las turberas y pequeñas charcas, hoy Cyclopyxis intermedia ha aparecido brillante en los fondos del Lago donde se cita en él por vez primera, al igual que para el resto de la Península Ibérica.

  

Cyclopyxis intermedia procede de una muestra recogida en los fondos del Lago a los que llega la luz, junto a la Isla de Moras, por Laura e Ismael, desde el el catamarán Helios Sanabria el primer catamarán del mundo propulsado por energía eólica y solar el día 8 de febrero de 2015 y ha sido fotografiado a 400 aumentos empleando la técnica de contraste de interferencia.

  

Más información

 

presentación ponencia congreso internacional de Limnología

 

informes de contaminación en el Lago de Sanabria

 

informe de evolución de la contaminación en el Lago de Sanabria

 

vídeo

   

*

*

En Biodiversidad virtual

*

*

y también en Twiter

*

*

 

Constelaciones vivas, puntos de luz de color en la noche que de día son lunares de vida, así son las diminutas algas de Tetraspora, agrupaciones coloniales que forman en el agua figuras verdes de gelatina, unas veces densas, en otras ocasiones tejiendo un tenue velo que ondea en las suaves corrientes de las aguas en las que habita.

 

Tetraspora gelatinosa está de fiesta y se expande en el agua haciendo figuras de fuegos artificiales de noche, mientras de día adorna el agua con lunares verdes. Festeja la amistad y un entrañable cumpleaños de encuentro lleno de cariño hondo y de alegría chiquitina e inmensa.

 

Cuando Tetraspora se observa con luz polarizada, su coloración cambia y el verde se convierte en una gama de azules, violetas y rosados de belleza extraordinaria como en la imagen precedente de esta galería..

 

Las colonias de Tetraspora gelatinosa suelen dar lugar a formaciones que permanecen fijas y sumergias sobre cualquier soporte y a medida que se van desarrollando comienzan a ocupar la superficie y flotan libremente en zonas en las que no existe una fuerte corriente de agua. Las células de esta pequeña alga clorofícea aparecen solitarias o bien por parejas o grupos de cuatro cuando se han dividido recientemente y estas agrupaciones también presentan su propia envoluta gelatinosa protectora.

 

Las células de esta especie, Tetraspora gelatinosa , son esféricas y de un tamaño bastante variable que suele oscilar entre las seis y doce micras. Las de la periferia de la colonia presentan unas expansiones gelatinosas -que a veces reulta difícil distinguir- a modo de hilo y recuerdan a largos flagelos que se prolongan hacia los bordes de la masa colonial.

 

Todo parece apuntar a que Tetraspora gelatinosa es una especie cosmopolita, quizá la más extendida por el continente europeo en el que habita casi siempre en lagos, lagunas e incluso pequeños cursos de agua con poca corriente.

 

En Biodiversidad Virtual celebramos durante dos fines de semana consecutivos la ascensión a las cumbres de la Sierra de Madrid y un "Testing" de solsticio de verano, una reunión entrañable de trabajo siempre abierta a la amistad y al conocimiento de los secretos de la vida ...un fin de semana hermoso, de cumpleaños, de encuentro, de cariño y de juegos con entrañables piratas de pantalón negro, alma de estrellas de color y enorme corazón a la voz de " ¡¡Testing power !!"

 

La imagen que mostramos aquí procede de una muestra recolectada con Leticia Pérez en un pequeño arroyo de montaña junto al puerto de los Cotos y bajo el refugio del "Pingarrón" y ha sido tomada a 100 aumentos con la técnica de contraste de interferencia.

 

Gracias a Jesús Dorda, Leticia, Sergio, Almudena, Teresa, Antonio, Juan, María, José Miguel y todos los demás amigos con los que disfrutamos de un fin de semana inolvidable y realmente hermoso

En Biodiversidad virtual y también en Twitter

 

Zygnema es una de las algas filamentosas más comunes en charcas y lagunas y en todas las masas de agua tranquilas en las que apenas hay corriente y donde junto a Spirogyra extiende en densos hilos de seda sus filamentos verdes. En ellos es fácil seguir sus trazos, porque Zygnema, va dejando el rastro de su tallo en una carrera de estrellas dobles que son sus cloroplastos.

 

Las masas de algas filamentosas, sumergidas o flotantes, son densas selvas flexibles y ondulantes casi impenetrables, que siguen al viento o a las suaves corrientes y en cuyo seno bulle la vida de cientos de organismos a los que dan cobijo y alimentan. Y para asegurar su permanencia en el tiempo eternamente en estas aguas efímeras en las que habitan, recurren a un mecanismo de reproducción que garantiza su escalar por el tiempo como si éste fuese algo secundario.

 

Cuando el agua anuncia cambios y da señales de comenzar a evaporarse, o ante otras circunstancias desfavorables, los filamentos de Zygnema se emparejan y, tramo a tramo, comienzan a acercarse célula a célula a través de un tubo, que, dos a dos, va formando traviesas de escalera, hasta unirse en el centro, y así, en cada peldaño se funden en un abrazo total las parejas de células de uno y otro filamento, formando estas escaleras de vida, en cuyo centro se forma un nuevo esbozo de vida, embrión bien protegido y resistente, la zigospora, que solo despertará cuando las condiciones del ambiente vuelvan a ser las adecuadas.

 

Cuando esto ocurre van ocultándose las estrellas que formaban los caminos de Zygnema en el agua para formar hermosas escaleras que permitirán a estas algas escalar el paso del tiempo un año más.

 

Los nuevos zigotos, como semillas diminutas suelen formarse en primavera antes de que el agua de las zonas superficiales desaparezca por evaporación, estos zigotos, duros, verdes y hermosos como esmeraldas están protegidos por una cubierta de tres capas y formarán nuevas algas allí donde el agua los recubra. Su forma, su tamaño y su estructura son de mucha utilidad para conocer las diferentes y numerosas especies de las que pueden proceder.

 

Hoy Zygnema trenza y disuelve sus estrellas y se abraza entre la vegetación acuática de los trampales del Puerto de Canencia, desde donde casi llega al cielo con sus escaleras y donde ha sido fotografiada en vivo a 200 aumentos empleando diferentes técnicas. Procede de las muestras de agua recogidas el día 23 de abril de 2018 en las turberas de Canencia en la Sierra de Guadarrama durante la celebración de la VIII asamblea de Biodiversidad Virtual.

1 3 4 5 6 7 ••• 79 80