flickr-free-ic3d pan white

Castillo de Azagala

La colosal fortaleza, ubicada en plena Sierra de San Pedro, en un paraje espectacular -a sus pies confluyen los ríos Albarragena, Zapatón y Sansustre y su atalaya parece un trampolín del pantano Peña del Águila-, tiene varias cubiertas hundidas, muros de sillares abatidos, almenas y torreones desmochados y bóvedas interiores en peligro de derrumbamiento.

Es incomprensible el abandono de esta fortaleza del siglo XIII, que perteneció a la Orden Militar de Alcántara y formó parte de la línea defensiva fronteriza castellano-portuguesa

En el que murió Don Alonso de Monroy, clavero y maestro de la Orden Militar de Alcántara, conocido como el 'Sansón extremeño' por su tremenda corpulencia.

En sus inmediaciones tuvo lugar la célebre batalla de Zalaca -origen del nombre del castillo-, en la que participó Alvar Fañez, lugarteniente del Cid Campeador, contienda que supuso la última gran derrota de las tropas de Alfonso VI frente a los almohades.

Hasta 1846 el castillo se encontraba bien conservado y su Encomienda había acogido a más de 350 personas en el año 1403». Pero sería tras la jubilación de Julián Ventura, en 1992 cuando empezó a sufrir un deterioro progresivo. Éste vivía en su interior como guarda del Barrazuelo, una de las fincas en las que se encuentra ubicado el castillo -la otra es el Prior- y el mismo se encargaba de su conservación. Desde entonces nadie ha vivido en Azagala.

 

637 views
1 fave
7 comments
Taken on January 28, 2012