new icn messageflickr-free-ic3d pan white
Casona de los Miera o “La Torre”, Selaya - Cantabria | by Rufino Lasaosa
Back to photostream

Casona de los Miera o “La Torre”, Selaya - Cantabria

Casa señorial montañesa de principios del XVII.

 

Se compone de una casa y una torre. El cuerpo principal de la casa posee una planta de dos alturas en forma de “L”, con cubierta a dos aguas. El soportal es un espacio amplio, abierto a la corralada y a la calle mediante dos arcos de medio punto. Éste era un espacio fundamentalmente de trabajo, donde se guardaba el carro y otros aperos de labranza. Los arcos se apoyan sobre pilares que carecen de capiteles, sustituidos por impostas simples, que se combinan con impostas refajadas. Sostiene un balcón de hierro presidido por un escudo con las armas de Miera, Arce, Castillo de la Concha y Ceballos.

 

Desde el soportal se abren puertas hacia el interior de la casa, actuando por tanto como distribuidor de la zona de vivienda y la de trabajo. La separación entre dos pisos es señalada en el exterior mediante una imposta refajada que atraviesa toda la fachada. Este elemento ordena visualmente la fachada, a la vez que sirve para atar los muros.

 

Destaca la gran torre realizada en sillería y compuesta por tres pisos enmarcados por unas bandas de piedra. Al igual que en la vivienda hay poca decoración, a excepción de otro escudo con las mismas armas en lo alto de la torre entre dos vanos, que como en la casa, serán escasos y de pequeño tamaño. En los lados de la torre se abren dos pequeños balcones de hierro forjado muy habituales en la época.

 

El tejado de la torre es a cuatro aguas, hecho con teja árabe y rematando cada una de sus esquinas aparecen pináculos, decoración muy utilizada en el siglo XVII. Así lo ratifica su aparición en el palacio de Donadío y en la casona del Patriarca.

 

Selaya, en plenos Valles Pasiegos, es un municipio de Cantabria de origen medieval, cuyo conjunto urbano constituye su principal patrimonio en cuanto al arte se refiere. Es uno de los lugares de mayor interés turístico del ámbito rural de Cantabria.

 

Se trata de una agrupación de casonas y casas populares, iglesias y ermitas, construidas todas ellas entre los siglos XV y XIX.

 

Las tradiciones de la comarca se mezclan con la particular naturaleza de la zona, que a menudo es descrita como“alfombra ondulada en donde todos son verdes”.

 

Las torres, casonas y palacios dan fe de la importancia de la zona como refugio de hidalgos empeñados en reflejar su nobleza por medio de blasones.

 

Selaya goza de una gran tradición en la fabricación artesana de los dulces más típicos de Cantabria: los sobaos y las quesadas pasiegas.

294 views
0 faves
0 comments
Taken on March 29, 2017