India, Rajastán. Verano 2014
Un viaje inolvidable, sobre todo porque me permitió recordar algunos aspectos de la España no tan tecnologizada que viví en los veranos de mi infancia.

India me pareció un país entrañable, lleno de color y arte inigualable y lleno de originalidad, a veces deslumbrante.

Tuvimos un guía muy joven y amable, educado en el instituto Cervantes, hablaba un español casi perfecto y el grupo de compañeros siempre estuvo animado, salvo algunos contratiempos leves con la salud.

Allí, las bodas duran 8 días y es muy poco frecuente elegir a la pareja, esto lo hacen los padres y un buen día, te muestran una foto y te dicen ¡¡¡que esa persona será tu pareja ¡¡¡. En las ciudades grandes como Delhi, estas costumbres van cambiando.
166 photos · 100 views
1