new icn messageflickr-free-ic3d pan white

Piasca (Cabezón de la Liébana, Cantabria). Iglesia de Santa María. Ábside central (canecillos 2 y 3 y metopa 3)

Esta foto participó en el juego En otro lugar de Flickr.

Uno de los ejemplos más interesantes e importantes del románico de Cantabria es la iglesia de Santa María de Piasca., pequeña localidad perteneciente al municipio de Cabezón de la Liébana.

Es el templo del desaparecido Monasterio de Santa María la Real, monasterio de incierto origen que pudo remontarse al siglo VIII o IX, de cuya existencia en 930 han quedado referencias documentales. También se sabe que la abadesa Aylo estaba en 941 al frente de una comunidad monástica mixta o dúplice que se regía por la regla de San Fructuoso, y que ese siglo y el siguiente constituyeron una época de esplendor y engrandecimiento. En el siglo XII se sustituyó el viejo templo monacal por una iglesia de estilo románico que es la que ha llegado hasta nuestros días. Esta iglesia se dedicó a Santa María, según consta en una inscripción lapidaria existente junto a la portada principal, el 21 de febrero de 1172.

-----------------------------//-------------------------------

La metopa y canecillos que estamos viendo perteneció al ábside central que ha sufrido diversas remodelaciones. La cornisa de este ábside central y mayor es una de los trabajos más notables de las iglesias de Cantabria.

Tanto la cornisa como canecillos y capiteles que la sostienen están decorados con el sentido recargado, pero bello, que utiliza el taller que trabajó en esta iglesia.

El ábside es de destaca altura y está dividido en tres calles separados por altos contrafuertes prismáticos. La metopa y canecillos que vemos se encuentran en el lateral izquierdo o suroeste de dicho ábside central.

El elemento más llamativo es la metopa que representa una lucha de centauros. Él de la izquierda mantiene escudo redondo y espada en alto con la mano derecha. El del lado derecho sostiene con su diestra la ballesta y la izquierda la extiende con su brazo hacia atrás, lo mismo que hace con torso y cabeza. A ambos les envuelve el tallo de piramidillas. El centauro de la izquierda parece imberbe, mientras que el de la derecha es de tupida barba. Los caballos de los contendientes enseñan sus collares bien marcados.

El canecillo de la izquierda es un sireno o nereida de largos cabellos y barbado con la cabeza algo deteriorada. Agarra con cada mano su doble cola, subiéndola lateralmente hacia los hombros.

El canecillo de la derecha es de tallos entrelazados que acaba en lo alto de la caja formado por acantos.

 

2,429 views
5 faves
14 comments
Taken on April 27, 2012