RHOPALODIA, ENTRE LLAVES

*

*

aumentar

 

En Biodiversidad virtual

 

Artículo LA BIODIVERSIDAD OCULTA

 

De nuevo la diatomea Rhopalodia , amante de las aguas algo salobres, se asoma por esta ventana y muestra su inconfundible contorno de doble llave enfrentada, {} contorno rectangular y ensanchado en el centro, llaves que guardan algún particular misterio

 

La caja que guarda la vida de Rhopalodia es, como en todas las diatomeas, de cuarzo y está labrada en surcos transversales y otros que recorren finamente su longitud, creando una malla de encaje en cristal primorosa.

 

Para sostenerse en el agua, flotando cerca de la superficie Rhopalodia ha destilado unas perlas líquidas que le ayudan a elevarse, son pequeñas gotitas de aceite, colocadas en un reparto de equilibrio perfecto que permiten a esta diatomea, como a muchas otras otras, acercarse al sol, perlas líquidas de oro y plata, grandes y pequeñas, que burbujean estáticas y alegres y que pintan de color junto a los verdes cloroplastos, el interior de su ser.

 

Una sorpresa viva parece también habitar en el corazón de Rhopalodia algunos pequeños cuerpos verdosos de su interior son cianobacterias que viven en simbiosis y que a cambio de vivir protegidas en esta maravilla de vivienda de cristal fabrican azúcares y fijan Nitrógeno para ella en forma de valiosas proteínas.

 

Siempre que hemos hallado a Rhopalodia ha sido en aguas algo salobres, es posible que Rhopalodia quiera aventurarse hacia el mar y seguir la aventura que las diatomeas iniciaron en los lagos continentales donde parece que surgieron hace aproximadamente cien millones de años.

 

La especie de hoy, posiblemente Rhopalodia gibba procede de la laguna artificial situada en Pradosalobre de donde ha tomado el salitre que necesita para vivir y ha sido fotografiada a 400 aumentos empleando la técnica de contraste de interferencia.

 

 

 

=======================================================================

 

 

☁ la nube negra de una justicia pervertida en nuestro país, movida por la envidia y la venganza, permanecerá aquí, hasta que soplen los vientos limpios que todos necesitamos. La Justicia es uno de los cimientos necesarios para la Paz. Desde aquí todo nuestro apoyo al Juez Baltasar Garzón -el buen Juez de Saramago- y a las personas de buena voluntad como él que trabajan por la Justicia.

 

José Saramago: Ni leyes ni Justicia

Martín Pallín

Firmas de apoyo en Facebook

Radio Nacional Holandesa

 

2,997 views
2 faves
5 comments
Taken on April 21, 2011