EL ROTÍFERO COLLOTHECA ▷

ver en grande

*

*

Es un rotífero y el nombre de Collotheca hace referencia a la caja gelatinosa que protege su cuerpo, en realidad un velo transparente y casi invisible en el que se repliega cuando Collotheca siente un peligro inminente .

 

Collotheca ha desarrollado una corona formada por centenares de finísimos filamentos que se despliegan como se abren los pétalos de una flor, con ellos extiende una red de hilos en forma de embudo que conducen a su boca, los finos filamentos se reúnen en la base de varias protuberancias y se repliegan en ellas con el más leve roce. El borde que une entre sí a cada una de estas protuberancias puede estar rematada por cilios con los que este rotífero genera corrientes de agua para acercar a sus alimentos.

 

Los lóbulos que sujetan los finísimos tentáculos varían en número, de uno a siete y es éste un carácter fundamental para conocer las diferentes especies que de este género existen

 

Cuando Collotheca se refugia en su funda invisible, los finos hilos de la corona se recogen también rápidamente al mismo tiempo que esconde su cabeza.

 

A diferencia de muchos otros rotíferos, Collotheca vive fija, anclada por su larga cola sobre plantas sumergidas o sobre algas y desde este soporte filtra el agua que contiene todo lo que le sirve de alimento, pequeñas algas, restos vegetales, ciliados o pequeños crustáceos, pueden formar parte de su dieta. Sin embargo, aquí anclada, Collotheca lo tiene difícil para encontrar pareja…pero no parece importarle demasiado, porque sus huevos, como en tantos otros rotíferos, no necesitarán ser fecundados para dar origen a unas nuevas vidas, su reproducción se hace por partenogénesis.

 

Nuestra Collotheca ya dispone de futura descendencia, envueltos en su tenue velo, dos huevos, extraordinariamente resistentes, esperarán el momento idóneo para eclosionar y dar a dos nuevas vidas que repetirán este ciclo .

 

Collotheca procede de una muestra de agua recogida en un pequeño arroyo en las inmediaciones de Mahíde, en la comarca zamorana de Aliste y ha sido fotografiada a 400 aumentos empleando la técnica de contraste de interferencia.

 

Gracias a Santiago Ortiz por incorporar nuestro proyecto a su magnífico Bestiario.

Con nuestra gratitud también para Pilar Gil por la publicación en Qúo, a Antonio Martínez Ron ...y también Paul/

 

Puedes tener otra infomación en la exposición LA VIDA OCULTA DEL AGUA

 

Y en este catálogo

 

También en la galería de Fotolog

 

Y nuestro granito de arena por la Paz

 

4,508 views
3 faves
23 comments
Taken on March 5, 2010