new icn messageflickr-free-ic3d pan white
LIENZO | by luciérnaga_
Back to photostream

LIENZO

"Lunes de foto-relato erótico" Un trabajo de Entenza y Luciérnaga

... para soportar el calor...

 

Modelo: Sara

 

IIl entrega "LIENZO" / Color: Naranja

 

Ante mí, aquella escalera que anunciaba una puerta de cristal. Percibí el olor del abandono como un viejo decorado. Estaba cerrada. Sin duda me había equivocado. Hoy no era el día de la inauguración. Miré hacia dentro, sentí que mi corazón galopaba con el susurro de la frustración. Una gota fría de sudor descendió a tientas por mi cuello. Pero, no puede ser, no quiere saber nada de mí, o me ha engañado, o soy tonta, todos estos pensamientos exploraban mi mente en la zozobra de una extraña deriva. Leí el mensaje de nuevo. Hoy, a esta hora. Me voy, el sabor a derrota se hizo amargura. La amargura deseo. El deseo batalló para rescatar el hormigueo de mi pecho. Y ahí nació la fuerza.

 

Miré mis manos, no temblaban, solo percibí en el pulgar la caída del esmalte negro. No importa, lo esconderé y la puerta se abrió. Silencio. Un largo pasillo. Esto va a acabar mal, advertía el latigazo de mi estómago. Andar los pasos de esta fiebre. El encuentro. ¿Seguro que no lo estaba soñando? La luz anaranjada de la tarde vibrante me atrapó. Quise ver por aquella ventana con la mirada de una niña que descubre las ganas de cerrar manos robadas, dedos cómplices de la humedad de mis noches, unos labios que recorren la memoria de la siesta, la sensación del viaje a través de mi pendiente insospechada…

 

En el suelo, aquel laberinto de colores, pinceles que latían anunciando lo que iba a suceder. Allí, de espaldas, mi profesor de Dibujo. Desnudo. En el lienzo, mi cuerpo cubierto con una leve seda. Mi respiración agitada era la única banda sonora de este momento ¿prohibido?.

 

Se volvió y dejé caer mi pelo mientras me apoyaba en la pared, el vértigo de esta escena que tal vez llevaba el sabor de Anais me excitó aún más y subí mi vestido de líneas interminables. Su pecho, balanceando unos pezones bien dibujados, dejaba chorrear el naranja que descendía sin piedad hasta rozar mi boca. Me desnudé lentamente y posé para él…

 

Entenzza

 

4,826 views
19 faves
34 comments
Taken on August 2, 2012