Peces y palabras en Madrid
Palabras y Peces en Madrid es un proyecto de retratos en homenaje a las víctimas del atentado terrorista de Madrid el 11 de marzo de 2004, que realicé ese mismo año. El proyecto original estuvo alojado en este sitio web: pecesypalabras.cjb.net/ ya desaparecido .
En noviembre 2007 lo volqué a este álbum, reproduciendo los textos y los retratos a mayor resolución, con ajustes nuevos de los escaneados originales de todos los retratos, junto a algunos materiales adicionales.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
NOTAS. abril 2004.

El 11 de marzo de 2004 un atentado terrorista mató en Madrid a 190 personas y dejó heridas a muchas otras. Este sitio web es un homenaje a todas las víctimas y una respuesta gráfica a la violencia, la guerra, la muerte y el dolor. Las palabras salen de un texto de Manuel Rivas, los rostros no intentan ser retratos de personas concretas.


Las palabras
La técnica empieza casi siempre con un papel de base impresa, un recorte, un collage, de manera que casi siempre ya hay palabras debajo, que a veces respeté. Luego, en algunos rostros añadí más palabras, pero finalmente creo que la mejor idea fue lo que hice: elegí un artículo de Manuel Rivas que apareció en prensa (El País) unos días después del 11 de marzo. De este artículo eliminé las palabras repetidas, algunos nombres propios, y me quedé con más de 200 palabras, de las que usé 190. Algunas otras quedaron sin usar, aleatoriamente.


La técnica
Usé páginas de revistas, cartón de diversos envases, catálogos, viejos dibujos, algunos papeles en blanco también. Sobre esa base dibujé muchas veces con lápices de colores, otras directamente con acrílicos. Sobre el dibujo, color con acrílico, luego dibujo de nuevo con ceras, más lápices de color, de nuevo acrílico. En general técnicas rápidas y búsqueda de formas, de expresiones. No hay tratamiento digital, sólo un escaneado básico.


Las capas
A medida que iba haciendo retratos iba modificando la técnica intentando unificar de alguna manera todos los rostros, buscando lazos entre ellos, un parecido. Cuando llevaba más de 100, empecé a rehacer los primeros, eliminando diferencias y reforzando la unidad. Así, casi cada retrato tiene varias capas, y no me refiero a fases sino a rostros acabados que fueron cubiertos por otros rostros. Me resultó muy complicado el proceso, sobre todo por esa resistencia, a veces irracional, a deshacer el trabajo hecho para volver a hacerlo, y seguramente también por el miedo a perder cosas que ya tenía en mi mano.


El azar
El azar ha sido una parte importante de este trabajo, y ha elegido qué palabras van con qué rostros. Desde el principio tenía clara una idea: evitar numerar los rostros, me parecía un poco inhumano, desde luego no quería eso. El azar, o el destino, eligió qué personas iban en los vagones de las bombas, quién cogió los trenes y quién no, es algo que si se piensa no se llega a ninguna conclusión lógica, sino a callejones sin salida. En fin, una vez que tenía las palabras impresas recorté cada una y las puse en un cuenquito de cristal y de allí iba sacando, al azar, y colocando encima de rostros, algunos terminados, otros casi ni empezados, de manera que en algunos casos la palabra añadía algún matiz y en otros condicionaba la evolución del retrato. El diseño del sitio web lo hice pensando en una página inicial desde la que, aleatoriamente, se pasara a uno de los retratos. Al final, el javascript que encontré en internet y usé no funciona del todo bien, así que elegí ir a una primera palabra: dolor. Una vez allí, no hay pistas de a cuál ir, sólo las palabras. Sólo se va a uno a la vez, y no hay una navegación lineal con flechitas de "ir al siguiente".


Besando las manos
Mi primera referencia para este sitio web fue otro que empecé a construir el año pasado (2003) como recuerdo a las víctimas civiles de la guerra de Irak. El sitio se llama "Besando las manos de los cadáveres" en referencia a una frase que leí en un artículo sobre el impacto de unos misiles en un mercado, en Bagdad. También me basé en parte en un proyecto llamado IBC Irak Body Count, que pretende contabilizar las víctimas civiles con rigor, desde fuentes cruzadas y fiables. En base a todo eso empecé a crear retratos de esas víctimas, o al menos que las representen, ya que la envergadura del proyecto desde luego me supera: por ahora he realizado unos 400 retratos mientras que IBC ha contabilizado ya más de 10.000 víctimas (aproximadamente, en marzo de 2004). La dirección de este sitio es: besandolasmanos.tripod.com/index.html. A comienzos de 2005, pienso que tengo que dejar ese proyecto inacabado.


Liferfe invisible
En septiembre de 2004 empecé a publicar Liferfe, un blog con el desarrollo de un cómic llamado Espinita. Unos meses después empecé una derivación de este blog en otro blog de retratos, que llamo Liferfe invisible, y que intenta recoger el espíritu de Besando las Manos y de este Peces y Palabras.

Influencias
Ya me gustaría a mí haber sabido recoger las influencias de Klee, Feininger, Derain, Bacon, Matisse, Cezanne, Basquiat, Strand o los retratos de Al-Fayum, entre muchos otros.


(texto actualizado en febrero 2005)

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Peces que incuban palabras en Madrid
Manuel Rivas


Siempre se dice, en estos casos, que sobran las palabras. Es una convención absurda. Al contrario, una de las labores prioritarias es rescatar las palabras. Hay que ir rebuscando, a las palabras, en las ruinas del lenguaje. Están espantadas, perseguidas por los molares rechinantes de horror y terror. La onda expansiva las ha arrojado muy lejos. Entre hierros retorcidos, las palabras madrugadoras, las onomatopeyas. La hoja del calendario se mueve a bandazos suspensa por el viento acorralado. Hay una palabra que sustituye a oxígeno en la composición del aire. Dolor. En sus orígenes, antes de ser abstracción, no había dolor, sino dolores. Como cuentan los doctores Muriel y Madrid, en su monumental Dolor (Editorial Libro del Año), los antiguos griegos usaban por lo menos cinco términos diferentes que significaban dolor. Dolores concretos. Así, Achos era el dolor asociado al miedo. Algos, al frío. Odyne expresaba el intenso dolor de los dientes o el de ser mordido. Ponos, el dolor de la fatiga extrema. Kedos, el dolor por la pérdida de un familiar, de un ser querido. La abstracción puede ser una elevación de la palabra, pero también un vaciado. Hoy el dolor desanda su camino, baja de las nubes, vuelve con todos. Me parece verlo andar por la traviesas, por el espacio más público, por eso que llaman "derecho de paso". Esta clase de dolor, el dolor radial de Madrid, significa todos los dolores. Duele en cada vértebra, en cada palabra.

Hay peces que incuban sus crías en la boca. Ya sabemos dónde se han escondido las palabras. Dónde han encontrado cobijo. En el duelo, las bocas incuban de nuevo las palabras. Significan lo que significaban antes, pero ahora tienen un significado extra. Las palabras son supervivientes que hablan también en nombre de los muertos.

La palabra dolor se ha disuelto en la atmósfera y forma parte de la respiración colectiva. Hay otro término al que se refieren los doctores Muriel y Madrid, y es el de explorar. En su etimología, tendría el sentido de exteriorizar el llanto, hacer oír el dolor. Hay unas compañeras, una familia de palabras, que han resistido la saña con que las perseguía la onda expansiva del terror. Entre ellas, compasión y comunidad. Y han resistido en las bocas de Madrid, incubando un significado emocionante e inolvidable. El dolor se comparte. No es un territorio de competencia. Competir por el dolor, apropiárselo, utilizarlo para producir un exceso de sospecha o desacreditar a conciudadanos diferentes en el pensar es una manera de negar la esencia del dolor. Los sanitarios, los bomberos, los ferroviarios, los policías, los miembros de protección civil, toda la población solidaria... Nadie de ellos ha perdido su precioso tiempo en arrojar trozos de dolor contra otros. Nadie se ha dedicado a llenar una saca de reproches para luego repartirlos a discreción. A nadie se le ocurrió medir la intensidad del dolor en función del asentimiento o no a la política gubernamental a lo largo de estos años.

España, la sociedad española, es una comunidad democrática fuerte. Es también una nación de naciones. Y ojalá recupere su papel más activo en la construcción europea, y sirva de útil y modesto bombero para un mundo más solidario y menos inflamado. El sentimiento de comunidad democrática como principal rasgo de identidad es lo que ha cambiado en la historia de España. Ése es el círculo climático más amplio. La comunidad funciona como un hábitat, como un espacio de deseable fotosíntesis, que permite conjugar unidad y pluralidad. Hay que preservar ese hábitat. No puede llevarse todo -por ejemplo, la disidencia cultural o política- al terreno del ring, del kick boxing.

Otra convención falsa es que las manifestaciones no sirven para nada. Al contrario, otra vez. Los peces de que hablamos nadan juntos, como vuelan los estorninos, para protegerse de los depredadores. Esas marchas cívicas conjuran el dolor, son una exploración, y refuerzan el sentimiento de comunidad. Los políticos y dirigentes que de verdad amen a este pueblo tienen que incubar palabras que contrarresten la producción de odio. Ya saben dónde están. En la imprescindible solidaridad democrática. En la boca de los peces de Madrid.

(Reproducido con autorización del autor, al que agradezco enormemente su colaboración)

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
CONDICIONES DE USO

José Mesa CC: Atribución, No comercial. 2004


Se autoriza a cualquier individuo, organización o medio utilizaciones para prensa, fines no comerciales. Otros usos comerciales no están permitidos sin una autorización explícita (ponerse en contacto con liferfe@gmail.com. Se pide que se reconozca cualquier uso de las imágenes de este sitio web mencionando el nombre del proyecto "Palabras y Peces en Madrid" o el nombre de su creador, Mataparda.
También se pueden usar los materiales (excepto el texto de Manuel Rivas bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento - No comercial

El texto de Manuel Rivas ha sido cedido por su autor para su uso en este proyecto. Para usarlo es necesario ponerse en contacto con el autor.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

::: Ver y descargar /Propiedad Intelectual /Derechos y permisos /Contacto
::: Sobre este álbum: Efectos de las lluvias de diciembre 2013 3n el Barranco de Badajoz

Si quieres escribirme puedes hacerlo a: liferfe@gmail.com
202 photos · 1,071 views
1 3