new icn messageflickr-free-ic3d pan white
Philip Glass | by cuerpo_espiralado
Back to photostream

Philip Glass

Siempre he encontrado en la música de Philip Glass algo inexplicable que escapa de las palabras, de la esfera racional o intelectual para quedarse en la esfera de las sensaciones, es algo físico y emotivo, doloroso y sublime. El día 28 de Enero de 2011 pude escucharlo en vivo en Cartagena gracias a una jugada maravillosa de la vida que me llevó coincidencialmente esa noche a esa ciudad, sabiendo que la boletería de su presentación tanto en Cartagena como en Bogotá ya estaba agotada, guardaba la esperanza de encontrar boletas allá e increíblemente faltando unos pocos minutos para la presentación aparecieron justo las dos que necesitaba. Black out. Silencio. Ovación. El gran maestro en frente tocando en mi corazón. Cerrar los ojos y sentir la grandeza. Muchas veces que he tenido algo por resolver en mi vida he escuchado a Philip Glass y de repente todo empieza a volverse claro, comienzo a ver la verdadera dimensión de lo que me sucede, es magia para mi "ser" (o para mi "hacer", citando a Glissant). Esa magia multiplicada por mil la sentí esa noche, fue una larga meditación colectiva que con los ojos cerrados y la respiración profunda inhaló el poderoso mantra que generaba Glass a través de sus manos. En esos minutos de concierto logré entender que su música me conecta con mi centro, es conmigo con quien me encuentro cuando lo escucho. Todo se hace inconmensurable porque estar en el centro es estar en todo: “Aquí y allá” como diría uno de mis maestros de danza. Silencio. Ovación. Reverencia. Un inmenso ¡gracias vida! y una sonrisa en el corazón.

2,034 views
6 faves
2 comments
Taken on January 28, 2011