flickr-free-ic3d pan white

35 Recinto Ferial R. Moneo 29039

flickriver.com/photos/javier1949/popular-interesting/

 

“El bosque de Acero”. PARQUE RECINTO FERIAL, Ayuntamiento de Cuenca CUENCA

 

Proyecto: Belén Moneo, Jeff Brock, Clara Moneo y Rafael Moneo 2007-2010

 

El estudio Moneo-Brock realiza un nuevo icono para Cuenca.

El PARQUE DEL RECINTO FERIAL DE CUENCA ocupa 14 hectáreas de zona verde entre los ríos Júcar y Moscas, donde anteriormente se encontraban los viveros municipales. Este paraje natural se recupera para crear un lugar de ocio donde se puedan celebrar las actividades relacionadas con la Feria y Fiestas de San Julián, además de servir para albergar el mercadillo semanal. El programa de acondicionamiento del Recinto Ferial contempla la ordenación de las atracciones y puestos ambulantes, con una zona de servicios con aparcamiento y locales comerciales, y como piezas fundamentales un pabellón acristalado de 3000 m², un auditorio al aire libre con capacidad para 9.000 personas, un teatro para 1.000 espectadores, quioscos, estanque, y pista de patinaje. Se desarrolla en dos fases, incluyendo la primera a urbanización del Recinto Ferial, el aparcamiento en superficie y el Pabellón de Cristal.

El Pabellón de Cristal, punto clave de la propuesta paisajística, se sitúa en el vértice sureste de la parcela. Actúa como filtro entre el parque y la ciudad, y como entrada principal mediante un gran porche que conforma una plaza cubierta. Se compone de un conjunto de veintitrés módulos de acero y vidrio, con forma de pentágono irregular, cada uno de los cuales se sujeta en un soporte metálico a modo de árbol con cuatro brazos, y juntos forman la malla estructural de configuración irregular. El conjunto ofrece una composición compleja, un bosque de acero capaz de adaptarse a su ubicación. El edificio, compuesto por fragmentos, crea en su interior un espacio diáfano, único y continuo. Una parte se cierra mediante un acristalamiento con elementos plegables, mientras la cubierta cuenta con aperturas en sus cumbreras para permitir una ventilación natural adecuada.

"El Pabellón de Cristal es, en realidad, una plaza cubierta: un lugar para disfrutar de la naturaleza sin tener que sufrir las inclemencias del tiempo", explica Belén Moneo. Como una roca por fuera y como un bosque por dentro. La estructura arbórea de acero pintado de blanco tiende a desaparecer, se diluye en el paisaje. El resto de los materiales -piedra caliza local en el suelo y vidrio transparente o traslúcido en cubiertas y fachadas- ayuda a lograr un aire frágil y leve, pero también festivo, en la tradición de los palacios de acero y cristal característicos de la Exposiciones del siglo XIX.

Con un suelo radiante, calentado por energía geotermal, y una cubierta de cristal serigrafiado, el edificio aprovechará el efecto invernadero acumulando el calor del sol en invierno. En verano se transforma abriendo sus cerramientos para conseguir ventilación natural pasando a ser una gran pérgola troceada y traslúcida.

3,063 views
3 faves
11 comments
Taken on April 25, 2010