new icn messageflickr-free-ic3d pan white
39 Zaguan de acceso y patio Central. La Pedrera Barcelona 832 | by javier1949
Back to photostream

39 Zaguan de acceso y patio Central. La Pedrera Barcelona 832

flickriver.com/photos/javier1949/popular-interesting/

 

CASA MILÀ “LA PEDRERA”

 

Paseo de Gracia, 92 con vuelta a la calle Provenza. Barcelona Eixample

Arquitecto: Antoni Gaudí i Cornet 1905 (proyecto) 1906-10 (construcción)

Colaboradores: Josep Maria Jujol (arquitecto), Domènec Sugrañes y Josep Canaleta, Lluís y Josep Badia (forjadores), Manyach (fundidor) y Joan Beltran (yesero). Constructor: Josep Bayó i Font.

 

La Pedrera es una de las obras paradigmáticas del modernismo catalán y, quizá el edificio que mejor sintetiza el lenguaje arquitectónico utilizado por Gaudí y fue su última gran obra civil antes de dedicarse por completo a las obras de la Sagrada Familia. Está declarada Monumento Histórico-Artístico de Carácter Nacional -en la actualidad BIC (Bien de Interés Cultural)- desde 1969, y en 1984 la UNESCO la incluyó dentro del Lugar Patrimonio de la Humanidad que agrupa las “Obras de Antoni Gaudí”

El edificio conocido por su aspecto como la Pedrera (la cantera) se levanta por encargo del matrimonio formado por Pere Milà i Camps y Roser Segimon i Artells con destino a residencia propia con acceso independiente en el piso principal y a viviendas de alquiler, características de esta zona del ensanche barcelonés, en las restantes plantas.

Situada en un lugar singular del Ensanche, un chaflán sobre una de sus principales vías, el Paseo de Gracia, destaca a primera vista por su singular fachada ondulada, una variada y armoniosa masa de piedra ondulante sin líneas rectas, realizada en caliza de Villafranca, a cuyos sillares se les dio la textura rugosa de la piedra natural. Sobre ella se abren una serie de huecos que parecen cavados en la sinuosa masa de piedra, con balcones de hierro forjado, con formas vegetales que simulan plantas trepadoras, obra de los hermanos Lluís y Josep Badia i Miarnau, según diseño de del arquitecto, discípulo y colaborador de Gaudí, Josep Maria Jujol. La entrada principal se destaca mediante un arco ciclópeo. La cornisa superior que mantiene en su remate la forma ondulada, tiene esculpidos capullos de rosa y la inscripción "Ave Maria gratia plena, Dominus tecum", comienzo del Ave María en latín, que debería haber ido acompañado de un grupo escultórico de piedra, metal y cristal con la Virgen del Rosario rodeada de los arcángeles Miguel y Gabriel, de 4 metros de altura, subrayando el simbolismo religioso del que Gaudí impregna sus obras, y que finalmente no se colocó a raíz de los sucesos de la Semana Trágica de Barcelona ante la negativa de los propietarios.

Superiormente se remata con una sinuosa azotea que debido a su parcial recubrimiento de azulejo blanco asemeja una sierra nevada con referencia, para algunos, a determinados paisajes catalanes, y donde las salidas de las escaleras -sorprendentes esculturas helicoidales revestidas de fragmentos de cerámica o mármol blanco en el característico trencadís- se rematan con la característica cruz gaudiniana de cuatro brazos, y donde se hacen especialmente evidentes las chimeneas, cuya imagen evoca cabezas de guerreros protegidas por yelmos creando un espacio fantástico y futurista.

Bajo la cubierta se dispone un desván diáfano, configurado por bóvedas tabicadas y arcos catenarios de ladrillo, hoy dedicado a "L'Espai Gaudí" donde se exhiben maquetas, dibujos y documentos relacionados con el arquitecto.

Posee un total de cinco plantas destinas a viviendas, que se estructuran mediante dos grandes patios interiores, uno de planta circular y otro de planta oval y varios más pequeños para ventilación. Por uno de los patios se accedía tanto a las cocheras y cuadras de caballos situadas en el sótano (posteriormente transformadas en garaje, y en la actualidad en sala de actos) así como a la escalera directa al piso principal ocupado inicialmente por sus propietarios, y hoy sala de exposiciones. Además un bajo comercial hoy dedicado a tienda de recuerdos y a oficina de la actual propietaria del edificio.

La decoración interior corrió a cargo de Josep Maria Jujol y los pintores Iu Pascual, Teresa Lostau, Xavier Nogués y Aleix Clapés, que juegan en algunas zonas con elementos ornamentales de inspiración marina, como los falsos techos de yeso que simulan olas de mar, así como pulpos, caracolas y flora marina, y columnas de piedra esculpida, además de un interesante mobiliario de estética modernista creado por el propio Gaudí

En contra de lo que pudiera parecer por su sólido y macizo aspecto, no está construida mediante muros de carga, ni tan siquiera su fachada, con excepción de las que conforman la escalera. Su estructura portante está constituida por un entramado de pilares y vigas metálicas lo que da gran flexibilidad en la distribución de las viviendas, y los forjados son de viguetas metálicas y bovedillas a la catalana, al igual que las escaleras. Los bloques de piedra de la fachada, se apoyan y empotran en jácenas salientes en forma de T curvadas y de geometría variable.

La ejecución se alargó debido a los problemas surgidos con el Ayuntamiento por su excesiva altura. Gaudí renunció a la dirección de la obra en 1909 por divergencias con los propietarios a causa de la decoración interior.

La historia de la Casa Milà ha sido bastante compleja, así, en 1927, tras la muerte del maestro, por la propietaria, Viuda de Milá, se procede a la demolición del interior del piso principal, perdiéndose la decoración original al sustituirse por otra de carácter más clásico; en 1946 se construyen trece apartamentos en la buhardilla; en 1966 la planta noble se transforma en oficinas. En 1969 es declarada Monumento Histórico-Artístico de Carácter Nacional, y entre 1971 y 1975 se realiza una primera restauración a cargo de José Antonio Comas de Mendoza. Tras la adquisición en 1986 por Caixa Catalunya, se han efectuado continuadas obras de conservación y restauración y se mantiene abierta al público para su visita, pudiendo entrar en las viviendas de la planta cuarta, el trastero y la terraza. Las demás plantas siguen ocupadas por viviendas o han sido transformadas en oficinas.

 

7,139 views
7 faves
6 comments
Taken on March 21, 2010