03 Córdoba Mezquita Patio de los Naranjos 15637

    Newer Older

    La Mezquita de Córdoba -Catedral de Santa María-
    Edificada a partir del siglo VIII sobre la basílica visigoda de San Vicente, ampliada a lo largo de los siglos IX y X, durante el Califato, convertida en catedral cristiana en 1236, y parcialmente mutilada en el siglo XVI, con la implantación del nuevo edificio catedralicio en su centro. Fue la segunda en superficie del mundo, por detrás de la de La Meca. Lugar de reuniones religiosas y políticas, podía albergar hasta veinte mil personas.
    Se comienza a edificar en el 780 por el primer emir omeya, Abderramán I, sobre el solar que ocupó la basílica visigótica de San Vicente, el templo cristiano más importante de la ciudad desde el siglo V. Se conforma mediante once naves longitudinales iguales, a excepción de la central que conduce al mihrab y las extremas, orientadas hacia el Guadalquivir, de doce tramos en dirección al muro de la quibla, que a diferencia de la mayoría de mezquitas no está orientado hacia La Meca sino hacia el sur -parece que quisieron imitar a la Mezquita de Damasco, también de los Omeya-. Se utilizan columnas y capiteles procedentes de construcciones anteriores -romanas y visigodas-, y sobre ellos realiza un sistema de dobles arcos, el inferior, de herradura, sirve de unión y atado, y el superior, de medio punto, soporta la cubierta. En los arcos se alterna el material de las dovelas, ladrillo rojo y caliza amarilla, que le dan la característica cromática al conjunto. Las obras concluyen en el 788.
    Abderramán II realiza las obras que transforman definitivamente el templo de origen arriano en mezquita, entre el 833 y el 855, ya bajo gobierno de su hijo. Se derriba el primitivo muro de la quibla, -los restos son actualmente visibles en forma de grandes pilastras- y se prolongan las arquerías con ocho tramos más. Sigue el mismo concepto constructivo que la fase anterior: alternancia de dovelas en los arcos -amarillas de caliza y rojas de ladrillo- y materiales reutilizados, si bien se realizan ocho nuevos capiteles labrados “de pencas”, una esquematización del corintio romano.
    Abderramán III amplió el patio y levantó un nuevo alminar que actualmente se conserva desmochado en el interior del campanario cristiano.
    La ampliación más importante se efectúa en el siglo X durante el reinado de Alhakén II. Se perfora la quibla de Abderramán II y se realiza una nueva extensión hacia el sur en doce crujías más. Para mejorar la iluminación se construyen cuatro lucernarios con cúpulas nervadas. El primero de ellos, delante de la macsura, donde aparecen nuevos arcos polilobulados y entrecruzados, que se encuentra sobre la actual Capilla de Villaviciosa. Los otros tres, delante del nuevo muro de quibla para iluminar el nuevo mihrab, que no se limita a un nicho, se trata a una pequeña habitación octogonal cubierta con una cúpula en forma de concha. En las columnas se alternan fustes rosas y azules, labrados ex profeso, y se utilizan capiteles de pencas. La portada del mihrab y las cúpulas van recubiertas de mosaicos ejecutados por artesanos bizantinos.
    Almanzor lleva a cabo la última y más extensa de las intervenciones durante el siglo X. La ampliación, tanto del interior, mediante la construcción de ocho nuevas naves que dejan descentrado el mihrab, como del patio, se realiza hacia el este –la presencia del río impide una nueva ampliación hacia el sur-. En los arcos la alternancia cromática de las dovelas es fingida puesto que todas son de caliza, sustituyéndose el rojo del ladrillo por pintura de de almagra.
    Tras la conquista de Córdoba en 1236 por Fernando III, la mezquita se convierte en catedral, sufriendo progresivas alteraciones que acabarán configurando el edificio actual. En primer lugar se sitúa la Capilla Mayor, actual capilla de Villaviciosa, bajo uno de los lucernarios de Alhakén II, sin provocar destrucciones arquitectónicas, quedando protegidos Macsura y Mihrab. A finales del siglo XV se realiza una nueva capilla cristiana con estructura gótica y algunas modificaciones en los accesos, sobre la antigua capilla del siglo XIII.
    La intervención cristiana más importante se realiza a lo largo del siglo XVI, cuando en el centro de la antigua mezquita se levanta una gran nave rompiendo el concepto espacial islámico. Realizada por el Obispado con gran polémica tras la intercesión de Carlos V, -el Concejo de la ciudad había promulgado una circular impidiendo la participación en la obra-. El propio monarca se lamentará de lo realizado: “habéis destruido lo que era único en el mundo, y habéis puesto en su lugar lo que se puede ver en todas partes”. La obra se inicia en 1523 por el arquitecto Hernán Ruiz I, bajo presupuestos góticos, evoluciona hasta una formulación renacentista con su hijo Hernán Ruiz II, y tras casi cien años de obras se concluye con la cúpula del crucero, obra de Juan de Ochoa al estilo manierista, y la bóveda de lunetos del coro que ya presagia el barroco. En ese periodo se realizan una serie de capillas, generalmente adosadas a los muros, formalizadas en diferentes estilos, del gótico al barroco, entre las que destacan las del Tesoro y Sagrario.
    Al patio de la mezquita, el conocido Patio de los Naranjos, rodeado de un pórtico de arcos de herradura, donde ser alinean fuentes, naranjos y palmeras, se accede hoy por la Puerta del Perdón, realizada al estilo mudéjar en 1377, bajo el primitivo alminar desmochado parcialmente y revestido, a principios del siglo XVII, al estilo herreriano.

    Tati@ and sromema1 added this photo to their favorites.

    1. Tati@ 91 months ago | reply

      Splendida composizione!

    2. annick777 aka elia grace 91 months ago | reply

      excellent work!

      Ancora una volta la magia degli archi!
      Il mio premio è per te.
      Once again the magic of arches!
      My prize is for you.!

    keyboard shortcuts: previous photo next photo L view in light box F favorite < scroll film strip left > scroll film strip right ? show all shortcuts