3d pan white

Maureen Santos trabaja por un mundo mejor su futuro hijo, Noé. Crédito: Fabiana Frayssinet/IPS

RÍO+20: Cumbre sin acuerdos anticipa nueva arca de Noé

 

Por Fabiana Frayssinet

 

RÍO DE JANEIRO, 22 jun (IPS) El diluvio que cayó este viernes 22 en esta ciudad brasileña fue una advertencia de la naturaleza a los gobernantes presentes en Río+20. La generación de Noé, el hijo de una ambientalista que nacerá dentro de un mes, tendrá que salvar una biodiversidad más compleja que la de su antecesor bíblico.

 

“Fue realmente una lluvia muy fuerte y nos preocupamos”, dijo a IPS la activista Maureen Santos, de la organización brasileña FASE, una de las que convocó la Cubre de los Pueblos en Río+20 por la Justicia Social y Ambiente, que transcurrió del 15 de este mes en paralelo a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible.

 

En Río de Janeiro, como en otras ciudades del planeta, ese tipo de precipitaciones fuera de los parámetros habituales causan tragedias ambientales como inundaciones, destrucción de viviendas y muertes en áreas de riesgo como los cerros y zonas bajas. Según los científicos, es uno de los efectos de las transformaciones climáticas provocadas por la actividad humana.

 

388 views
0 faves
0 comments
Taken on June 21, 2012