new icn messageflickr-free-ic3d pan white

EL CENTRO

 

El corazón está

todavía con llamas.

Reparad en su forma,

era un monte invertido,

un retamar airoso.

Lo rodea el aire,

y era la misma paz

de la tierra.

 

Una mano de viento

lo incendió:

es una zarza roja.

Se ve, desde los astros,

la trastornada luz

con que se eleva.

!Quema, palpita, vive!

Es el centro del hombre,

lugar donde el dichoso

se recrea, la fuente

de todas las desgracias.

Su claridad es émula

del sol, tanta su furia

que enciende la mañana.

 

Francisco Brines

985 views
35 faves
8 comments
Taken on May 23, 2012