flickr-free-ic3d pan white

Primavera

No existe la casualidad y lo que nos parece un mero accidente, surge de las más profunda fuente del destino.

  

...Y tú no te perfumes con

palabras para consolarme,

déjame solo conmigo,

con el íntimo enemigo

que malvive de pensión

en mi corazón.

El receloso, el fugitivo,

el más oscuro de los dos,

el pariente pobre de la duda,

el que nunca se desnuda

si no me desnudo yo,

el caprichoso,

el orgulloso,

el otro, el cómplice, el traidor.

 

296 views
0 faves
3 comments
Taken on February 26, 2011