Jardín Botánico Nacional, Viña del Mar, Chile > Collections

Las comunidades de Jubaea chilensis (Molina) Baillon, se encuentran enmarcadas geográficamente en el tipo forestal esclerófilo, sin embargo sus características fisonómicas tan particulares, determinan su clasificación como tipo forestal Palma Chilena (Donoso 1981). En el pasado, los palmares se distribuían en densas poblaciones desde el Río Limarí (Región de Coquimbo) al Río Maule (Región del Maule), distribución que actualmente se encuentra muy reducida y de la cual sólo quedan poblaciones fragmentadas, con muy pocos individuos (González et al. 2001). Hoy en día, las poblaciones más numerosas de palmas según Gallardo et al. (2006) se encuentran en Ocoa (Parque Nacional La Campana en la Región de Valparaíso), con más de 62.000 ejemplares desde infantiles hasta adultos, seguidas por las poblaciones de Cocalán, en terrenos privados, en la Región del Libertador General Bernardo O'Higgins con unos 25.000 individuos.
En tercer lugar, el Palmar El Salto, en la Región de Valparaíso, con 6.061 ejemplares adultos de acuerdo al censo realizado por Portal & Calderón (1995). Claudio Alvarado (Proyecto URB-AL I. Municipalidad de Viña del Mar) realizó mediciones en base a fotografía aérea de alta definición logrando contabilizar mas de 9.000 palmas, en toda el área del santuario, sin considerar las que crecen en la subida santos Ossa de Valparaíso. Las 4 quebradas fueron declaradas Santuario de la Naturaleza por el Ministerio de Educación el año 1998.

Hasta el momento, los estudios ecológicos en el sector Palmar El Salto se han centrado fundamentalmente en describir la estructura de la población de palma y su densidad (Michea 1988; Portal & Calderón 1995; González et al. 2001). Otros autores, como Quintanilla & Reyes (1999) dan cuenta de la alteración que ha sufrido la vegetación por efectos del fuego en sectores donde hay palmas. Redón (2003) estudió la flora de la cuenca del estero de Viña del Mar, trabajo que incluye cerros y quebradas vecinos al Palmar El Salto, sin embargo no es un estudio referido específicamente a la flora del santuario.

Llama la atención la ausencia de estudios florísticos en el Palmar El Salto si se considera que en los últimos quince años se han desarrollado una serie de obras civiles de gran envergadura que han alterado drásticamente el paisaje del lugar. Entre los años 1994 y 1997 se construyó la carretera Las Palmas que cruza los cerros y quebradas del sector, en el año 1999 se instaló un gasoducto que pasa por algunas laderas del palmar para llevar gas de cañería a Viña del Mar. Por último, se instalaron torres de alta tensión en las partes más altas de estas cuencas. En todos los casos mencionados, no sólo se removió una gran cantidad de terreno para llevar a cabo las obras, sino que además se habilitaron caminos en medio de las laderas para facilitar el acceso de maquinarias y camiones para el transporte de materiales, abriéndose una verdadera red de caminos de penetración, destruyendo irreversiblemente la cubierta vegetal en los sectores intervenidos, alterando la composición florística y dando paso a la erosión.

El Santuario de la Naturaleza Palmar El Salto (33º 03'- 33º05' S; 71º 30'- 71º32' W). Abarca una superficie de 328 ha fragmentadas en 4 áreas: Rodelillo (Altos de la Quinta Vergara) con 82 ha, Altos del Tranque (Forestal) con 26 ha, Quebrada Las Siete Hermanas con 54 ha y Quebrada El Quiteño con 166 ha (Möder et al. 1997). Las quebradas El Quiteño y 7 Hermanas se orientan de sur a norte, con alturas que oscilan entre los 90 y 250 m s.n.m., y poseen pendientes medianas a fuertes, con interfluvios o cordones planos donde crecen poblaciones importantes de orquideas nativas. El Quiteño y 7 Hermanas presentan una red de drenaje, que desembocan en el estero Marga-Marga en el sector Industrial de El Salto. La Quebrada Rodelillo de orientación Oeste - Este atraviesa la Quinta Vergara y desemboca en el estero Marga Marga en el Puente Libertad. Las aguas de La Quebrada Alto Tranque llegan al Tranque Forestal, el cual vierte sus aguas por la continuación de la misma quebrada hasta el sector de la feria Artesanal de la Quinta Vergara donde sus aguas son conducidas por un canal, hasta unirse con las aguas de la Quebrada Rodelillo (o de la Quinta Vergara), bajo la entrada principal de la Quinta y continuar abobedas bajo el suelo de la Plaza Parroquia y Plaza Viña del Mar hasta desembocar en el Puente Libertad, al lado del Hotel O'Higgins.
Los suelos de las 4 quebradas derivan directamente de la meteorización física y química de las rocas graníticas presentes en el área, que originan un suelo de arcillas rojas muy propenso a la erosión cuando esta desprovisto de vegetación (Portal & Calderón 1995).

Extractado en parte de: Lorena Flores-Toro & Francisco Aguirre-Saavedra. RIQUEZA FLORISTICA DEL SANTUARIO DE LA NATURALEZA PALMAR EL SALTO, VIÑA DEL MAR, REGION DE VALPARAISO, CHILE. Gayana Bot. 65(1): 71-84, 2008