Diego Hedez con Laura Marrero. Foto de Emilio Prieto
El artista fue armado con su guitarra, pedales con efectos, un puñado de buenas canciones y su steel guitar, que sorprendió con sonoridad tan particular. Eligió el formato en acústico, no usó micrófono para cantar y sólo se ayudó de un pequeño amplificador para los instrumentos. Apenas la luz de un foco verde y otro amarillo iluminaban la mitad del rostro, una bella estampa que ayudó a transmitir la calma que el artista proyecta en el escenario. Sencillez en estado puro. Hizo un repaso por algunos de sus temas favoritos, una selección exquisita. Su voz cálida y rasgada supo transmitir los sentimientos de quien se manifestó apenado por la marcha del colectivo a otro lugar. Noche agridulce a la que terminó de unirse la danza de Laura Marrero, que, acompañada de Hernández, viajó a otro concepto sonoro en torno a bucles y melodías. Movimientos y música para cerrar una noche para el recuerdo.
Larry Lipton
15 photos · 19 views