flickr-free-ic3d pan white

Perritos de la Pradera

Perrito de la pradera

De Wikipedia, la enciclopedia libre

 

Clasificación científica

Reino: Animalia

 

Filo: Chordata

 

Clase: Mammalia

 

Orden: Rodentia

 

Suborden: Sciurognathi

 

Familia: Sciuridae

 

Género: Cynomys

 

Especie: C. ludovicianus

  

Nombre binomial

Cynomys ludovicianus

(Ord, 1815)

Sinonimia

Cynomys mexicanus

Cynomys parvidens

 

Los perritos de la pradera son roedores nativos de Norte y Centroamérica más específicamente, son ardillas terrestres de hábitos diurnos que sólo pueden encontrarse en una pequeña área entre los estados de Coahuila, Nuevo León, Zacatecas y San Luis Potosí. En esta zona semiárida del país se extiende una amplia pradera rodeada de matorral xerófito donde los perritos viven en colonias, y excavan túneles y madrigueras en la tierra que se conectan unos con otros.

  

El perrito de la pradera, se caracteriza por el peculiar sonido que produce, muy parecido al ladrido de un verdadero cachorro doméstico. Es fácil reconocerlo, ya que se trata de un animalillo regordete que alcanza hasta 1-1,5 kg. Se mantiene en ese peso debido a su dieta omnívora, que incluye pastos, semillas, hojas, tallos y raíces, y durante el verano la complementa con chapulines y otros insectos.

 

El perrito de las praderas es un roedor de hábitos excavadores y coloniales, exclusivamente norteamericano, que originalmente habitaba en las praderas y pastizales que se extendían desde el sur de Canadá hasta el norte de México.

 

Tiene un aspecto parecido al de una ardilla de tierra, aunque de mayor tamaño. Sus patas son cortas y presentan garras largas, que les sirven para excavar. Su cabeza es redonda con orejas pequeñas y redondeadas. Como todos los roedores, cuenta con dientes incisivos grandes y fuertes, que utiliza para cortar los tallos de las plantas que le sirven de alimento. Su cola es corta.

 

Su pelaje es corto, de color miel en el dorso y blanquecino en el vientre. Sentado, alcanza una altura de unos 42 cm de longitud. En esa posición, los perritos de las praderas frecuentemente se están aseando u observando si no hay algún peligro para sus crías y la colonia.

 

Durante el período de reproducción, es normal que los machos mueran por no alimentarse al considerar más importante aparearse. Se alimentan principalmente de otros roedores más pequeños. También son ávidos comedores de casi cualquier tipo de hierbas, yuyos y flores, algunos con propiedades narcóticas serias.

 

Las hembras llegan a tener de dos a diez crías que nacen en los meses de abril y mayo. Al nacer, éstas tienen los ojos cerrados y no presentan pelo.

 

Esta especie se encuentra actualmente en peligro de extinción debido a que su hábitat está siendo modificado drásticamente por el hombre para realizar actividades agrícolas y ganaderas.

  

Este roedor es de hábitos diurnos y gregarios, ya que habita en colonias que pueden llegar a ser muy numerosas y extenderse por varios kilómetros. En el pasado, existían colonias de varios miles e incluso millones de perritos, las cuales se extendían a principios del s. XX en 40 a 100 millones de ha. En sus colonias forman una red de túneles subterráneos y madrigueras interconectados, algunos de estos túneles pueden tener hasta 30 m de largo y 5 m de profundidad. Al estar conectados, les permiten escapar de los depredadores que pudieran perseguirlos dentro de sus madrigueras, pues también existen varias salidas a la superficie. Los perritos de las praderas se alimentan exclusivamente de plantas, principalmente hierbas y retoños que crecen en los pastizales que habitan.

 

De su alimento obtienen el agua que necesitan, por lo que no requieren beber en las charcas más que ocasionalmente, generalmente en las épocas de sequía más fuertes. Son animales muy prolíficos, que pueden llegar a tener hasta ocho crías por camada, generalmente a principios de la primavera. Las crías crecen rápidamente pero sobreviven pocas, pues los perritos son presa de muchos animales, como los tejones, las águilas, las serpientes, los coyotes, los linces y las zorras. En las colonias de los perritos se establecen otros animales, que encuentran refugio en las madrigueras abandonadas por los perritos, así, es posible encontrar viviendo en ellas conejos, tortugas, serpientes de cascabel, tejones, zorrillos, tecolotitos llaneros, zorras y muchos otros animales. Existen más de 100 especies de vertebrados y numerosos invertebrados que dependen directa o indirectamente de los perritos, ya sea por que habitan o se alimentan en sus colonias o por que cazan a los perritos o por que se ven favorecidos con las actividades de los perrito; por todo ello, a los perritos se les considera una especie clave en el ecosistema de las praderas. Sin embargo, los ganaderos tienen la creencia de que los perritos compiten con su ganado por el mismo alimento, lo cual es una apreciación incorrecta, ya que generalmente se alimentan de diferente tipo de pasto. Aún así, los ganaderos han emprendido una "guerra" en contra de los perritos, a los que cazan y envenenan.

 

De esta forma, su área de distribución se ha reducido en más de un 90 % y hoy se les considera en peligro de extinción, ya que sólo puede encontrárseles en colonias aisladas y reducidas en sitios remotos. De las 5 especies de perritos de la pradera que hay en Norteamérica, sólo dos habitan en los pastizales del norte de México: el Perrito de las praderas cola negra (Cynomys ludovicianus) y el Perrito de las praderas Mexicano (Cynomys mexicanus). El Perrito de las praderas de cola negra se encuentra en las praderas del noroeste de Chihuahua y en muy reducido número en el noreste de Sonora; esta misma especie se distribuye, en pequeños números, hasta el Sur de Canadá y por las praderas del oeste de los Estados Unidos. El Perrito de las praderas Mexicano es una especie endémica (exclusiva de México), ya que sólo se encuentra en los pastizales ubicados en la frontera entre los estados de Coahuila, Zacatecas y Nuevo León. Ambas especies se encuentran en peligro de extinción por las causas mencionadas anteriormente

  

4,836 views
0 faves
0 comments
Taken on November 3, 2007