flickr-free-ic3d pan white

Museo Nacional del Virreinato (Tepozotlán) Estado de México

Catedrales e Iglesias

 

© Álbum 2243

By Catedrales e Iglesias

 

Plaza Hidalgo 99 Tepotzotlán,

Estado de México, México.

Tels. 58-76-27-70, 58-76-02-45, 58-76-27-70 Fax: 58-76-03-32

virreinato.museo@inah.gob.mx

 

El Museo Nacional del Virreinato del Instituto Nacional de Antropología e Historia, es uno de los sitios de cultura más importantes de México en donde converge la mejor colección de arte virreinal del país, una muestra completa de retablos de estilo barroco churrigueresco y un lugar que fue construido con formas arquitectónicas distintas, que en su conjunto reúnen más de 300 años del periodo novohispano.

  

Se trata de un lugar único donde se tiene la oportunidad de conocer y de admirar detalles sobre el ex colegio jesuita de San Francisco Javier y de la vida de sus antiguos moradores. Al mismo tiempo, descubrir los rincones de un edificio colonial de una gran belleza y conocer de cerca cientos de piezas de arte que reflejan la forma de pensar y de actuar de quienes vivieron en los siglos XVI al XIX.

  

Uno de los principales atractivos del lugar, actualmente convertido en el Museo Nacional del Virreinato, son los retablos de la iglesia de San Francisco Javier, que diseñó el destacado pintor oaxaqueño Miguel Cabrera y que ejecutó el escultor Higinio de Chávez, en el siglo XVIII.

  

Los retablos son una obra de especial belleza que integran una amplia gama de imágenes, de esculturas y de decoraciones talladas en madera de cedro blanco, recubiertas en hoja de oro de 23.5 kilates.

  

La iglesia y el ex colegio jesuita se construyeron en honor de San Francisco Javier, en el siglo XVI. Fue un santo misionero de la Compañía de Jesús que hizo labor de evangelización en la Nueva España, el cual murió en Asia, ese mismo siglo.

  

La devoción que le mostraron los integrantes de la Compañía de Jesús al misionero, se reflejó en las tallas que ocupan el retablo central donde puede verse a San Francisco Javier rodeado por la Virgen María y sus padres, San Joaquín y Santa Ana; San José y el Niño Dios -esposo e hijo de María, respectivamente-, y San Juan Bautista -primo de Jesús-. Todos integran una explicación teológica de la familia.

  

Otros dos retablos principales, fueron los que se dedicaron a la Virgen de Guadalupe y a San Ignacio de Loyola, cuya elaboración se atribuye también al pintor Miguel Cabrera, según consta en un contrato antiguo que fue descubierto por investigadores del museo.

  

Foto: Medios/INAH

En Tepotzotlán

En la misma iglesia de San Francisco Javier, pueden apreciarse otras diez tallas del mismo estilo barroco churrigueresco, que se caracterizó por la colocación de pilastras que sostienen la estructura y por la abundancia de imágenes en su decoración, la cual fue preponderante en la época virreinal, cuya técnica semejante se utilizó para construir fachadas de edificios en México, Guanajuato y Puebla, principalmente.

 

El Museo Nacional del Virreinato tiene 35 puntos de interés, que pueden conocerse a través de un paseo que dura tres horas 15 minutos aproximadamente. La ruta más larga es la que se hace al visitar el ex colegio de San Francisco Javier, un lugar que ocupó esa orden religiosa hasta que el Rey Carlos III ordenó la expulsión de esa congregación religiosa todos los reinos españoles, en 1767.

  

El itinerario consiste en visitar la entrada del museo, la portería, el Claustro de los Aljibes, la botica, las pinturas de Cristóbal de Villalpando, la biblioteca antigua, la Iglesia de San Francisco Javier y la Capilla Doméstica o de los Novicios, siendo ésta última un sitio donde se celebraba misa y se rezaba el rosario diariamente, desde la primera mitad del siglo XVII hasta la segunda mitad del siglo XVIII.

  

En la bóveda de la Capilla Doméstica pueden verse pintados los escudos de los franciscanos, los dominicos, los agustinos, los jesuitas, los carmelitas y los mercedarios, mismos que fueron acomodados del altar hacia la puerta, de acuerdo con su llegada a España, en 1524, 1526, 1533, 1527, 1585 y 1589, respectivamente.

  

Foto: Medios/INAH

Arte virreinal

Los visitantes también pueden conocer los espacios que fueron usados en forma cotidiana por los integrantes de la Compañía de Jesús como el patio de cocinas, la cava y el frigorífico, la despensa, la cocina, el refectorio y el jardín de los naranjos así como la huerta de 3 hectáreas, principal lugar de esparcimiento y una zona en la que se cultivaron plantas medicinales, frutas y hortalizas.

  

En la parte más alta del impresionante edificio colonial que alberga el Museo Nacional del Virreinato, se ubica un mirador desde donde se puede apreciar el área norte del pueblo Tepotzotlán, los claustros y los Aljibes, una estructura hidráulica, que sirvió para captar el agua de lluvia y llevarla hacia la cocina, donde se utilizó para el consumo de los inquilinos.

 

Información tomada

 

dti.inah.gob.mx/index.php?Itemid=49&id=175&option...

922 views
0 faves
0 comments
Taken on July 4, 2010