new icn messageflickr-free-ic3d pan white
Ex Convento Nuestra Señora de Montserrat Siglo XVI (Cuahutémoc) Ciudad de México. | by Catedrales e Iglesias
Back to photostream

Ex Convento Nuestra Señora de Montserrat Siglo XVI (Cuahutémoc) Ciudad de México.

By Catedrales e Iglesias

 

© Álbum 0175

By Catedrales e Iglesias

 

Fundado a fines del siglo XVII por la Orden de los Monjes Benedictos, cuyos integrantes pusieron de moda en nuestro país las legumbres y la ciruela; el actual Museo de la Charrería ha sido durante más de tres siglos, convento, cuartel, Museo de la Aeronáutica, y archivo, hasta atesorar uno de los principales símbolos culturales de México, ubicado en la esquina de Izazaga e Isabel la Católica.

 

El principio fue bastante difícil: una epidemia de viruela mejor conocida en esos tiempos como "cocolixtl", convirtió la sede religiosa en un hospital donde se atendieron a miles de indígenas enfermos.

 

Pasada la crisis, vinieron tiempos mejores para el ahora denominado Convento de Nuestra Señora de Monserrat, ocupado por las Monjas Jerónimas, quienes hasta 1821 impartieron educación religiosa a jóvenes y se dieron a la tarea de copiar diversos manoescritos.

 

Consultado el expediente del Centro de Documentación de esta Dirección General del Patrimonio Inmobiliario Federal, así como al señor Arturo Carrera, actual dirigente de la Asociación Nacional de Charros, existe un vacío documental a partir de la fecha citada anteriormente hasta la década de los 30´s, ya en el siglo XX.

 

Sin embargo, hay fotografías en donde se puede observar una tienda de ultramarinos llamada "La Palma", que fue demolida para ampliar la calle de Izazaga. No obstante, al parecer la ampliación se dio del lado del Ex convento de Sor Juana Inés de la Cruz, por lo que probablemente se hubiera construido una iglesia en el lugar.

 

Este templo fue declarado Monumento Colonial en 1931, aunque un año más tarde la Secretaría de Gobernación por los conflictos religiosos de aquella época, decidió cerrarlo al culto público.

 

Lo que vino después es una incógnita: se encontró un oficio que manifiesta que en 1935 el inmueble fue un cuartel de soldados y luego, casa de la Federación Socialista de los Trabajadores

 

Empero, Arturo Carrera indicó que cuando tomaron posesión del inmueble en 1970, se encontraba abandonado, porque durante más de 30 años a mediados del siglo pasado, fue utilizado como una vecindad, de la cual no se sabe el momento en que fueron desalojados sus inquilinos .

 

Según oficios del expediente oficial, en 1964 el Instituto Nacional de Bellas Artes lo cedió a la Asociación Nacional de Artesanos de la República Mexicana. De acuerdo con labores realizadas por la entonces Secretaría del Patrimonio Nacional, los trabajos de remodelación en los 809 metros cuadrados tendrían un costo de 178 mil pesos.

 

Quizá los recursos económicos fueron un obstáculo para la ocupación, y en 1966 se concesionó el inmueble a la Cámara de la Industria de la Platería y Joyería, que muy probablemente tampoco pudo tomar posesión del bien, debido al mal estado de la propiedad.

 

Ya en 1970 pasó a ser parte del Departamento de Turismo. Un avalúo efectuado por la Dirección General del Catastro de la Propiedad Federal en ese año dice que "el inmueble se encuentra en un estado óptimo y puede ser aprovechado como centro de atracción turística". La suma ascendió a 5 millones 722 mil pesos.

 

Finalmente, la cúpula octagonal; la portada con revestimiento de cantera, al igual que la torre barroca del siglo XVII, fueron cedidos en 1973 por el Regente Octavio Sentíes, a la Federación Nacional de Charros, quien determinó convertirla en un museo.

2,940 views
0 faves
0 comments
Taken on May 21, 2010