new icn messageflickr-free-ic3d pan white
Lectura Segundo Libro de Samuel 12,7-10.13. Domingo 16 Junio 2013 | by Cotallo-nonocot
Back to photostream

Lectura Segundo Libro de Samuel 12,7-10.13. Domingo 16 Junio 2013

Domingo 16 Junio 2013

 

Undécimo Domingo del tiempo ordinario

 

Segundo Libro de Samuel 12,7-10.13.

 

Entonces Natán dijo a David: «Ese hombre eres tú. Esto dice Yavé, el Dios de Israel: Te consagré como rey de Israel, te libré de las manos de Saúl,

te di la casa de tu señor y las mujeres de tu señor, te di la casa de Israel y la de Judá, y por si esto fuera poco, habría hecho mucho más por ti.

¿Por qué pues despreciaste la palabra de Yavé? ¿Por qué hiciste esa cosa tan mala a sus ojos de matar por la espada a Urías el hitita? Te apoderaste de su mujer y lo mataste por la espada de los amonitas.

Por eso, la espada ya no se apartará más de tu casa, porque me despreciaste y tomaste a la mujer de Urías el hitita para hacerla tu propia mujer.

David dijo a Natán: «¡Pequé contra Yavé!» Y Natán le respondió: «Yavé te perdona tu pecado, no morirás.

  

Salmo 32(31),1-2.5.7.11.

 

Dichoso el que es absuelto de pecado

y cuya culpa le ha sido borrada.

Dichoso el hombre aquel

a quien Dios no le nota culpa alguna

y en cuyo espíritu no se halla engaño.

 

Te confesé mi pecado,

no te escondí mi culpa.

Yo dije:» Ante el Señor confesaré mi falta».

Y tú, tu perdonaste mi pecado,

condonaste mi deuda.

 

Tú eres un refugio para mí,

me guardas en la prueba,

y me envuelves con tu salvación.

Buenos, estén contentos en el Señor,

y ríanse de gusto;

todos los de recto corazón, canten alegres.

   

Carta de San Pablo a los Gálatas 2,16.19-21.

  

Sin embargo hemos reconocido que nadie se convierte en justo por cumplir la Ley, sino por la fe que trae Cristo Jesús. Por eso hemos creído en Cristo Jesús, para ser hechos justos a través de la fe que trae Cristo, y no por las prácticas de la Ley. Porque el cumplimiento de la Ley no hará nunca de un mortal un justo.

En cuanto a mí, la misma Ley me llevó a morir a la Ley a fin de vivir para Dios. He sido crucificado con Cristo,

y ahora no vivo yo, es Cristo quien vive en mí. Lo que vivo en mi carne, lo vivo con la fe: ahí tengo al Hijo de Dios que me amó y se entregó por mí.

Esta es para mí la manera de no despreciar el don de Dios; pues si la verdadera rectitud es fruto de la Ley, quiere decir que Cristo murió inútilmente.

 

-------------------------------------------------------

 

Esta fotografía tiene una foto diaria con una flor retocada por mí. (fotos originales obtenida por fotógrafos que las comparten y otras en páginas web gratuitas sin derecho de autor (CC0 1.0) ) .Creada para destinarla al Recuerdo y dedicatoria al Padre José Luis Cotallo el predicador y misionero Cácereño más querido y con más capacidad de convocatoria del pasado siglo,hoy en proceso de Beatificación.No pretendo vender ó difundir una ideología ó forma de vida del Padre Cotallo...si no todo lo contrarío un hermoso recuerdo evangelizador de cada día de los Evangelios y Lecturas de la Sagrada Biblia para un sacerdote ejemplar que en estos días que estamos es necesario recordarle y agradecerle por su Oración para uso privado sus favores obtenidos...Gracias.

 

Nota:Todo el contenido sin ánimo de lucro.Fotógrafo aficionado y no soy sacerdote...Los días pasan para mí en la búsqueda sincera y constante hacia Dios.

    

Traductor TEXTO--TEXT Translator

3,934 views
1 fave
0 comments
Taken on June 7, 2013