new icn messageflickr-free-ic3d pan white
Sigue dándome fuerzas, pero no me fuerces a seguir dando... | by conejo721*
Back to group

Sigue dándome fuerzas, pero no me fuerces a seguir dando...

El principio del final

 

A poco de haber soñado,

te había yo conocido,

no me sentía inhibido,

por tu modo precipitado,

por algo habrás aceptado,

luego de haber salido,

que yo fuera tu querido,

quizá tu mejor aliado.

 

Dos semanas del pasado,

de ese agosto florecido,

tu cuerpo ya poseído,

me tenía acompañado,

y me había enamorado,

entre gemido y gemido,

del aquel orgasmo atrevido,

que habremos participado.

 

Con el tiempo fui tu amado,

y alguna vez protegido,

feliz de haber compartido,

contigo me había extasiado,

me vi muy pronto atrapado,

por un amor tan nutrido,

y por todo lo recibido,

nunca habíamos discrepado.

 

Supe estar acongojado,

y algo más entristecido,

poco había de colorido,

en este idilio alterado,

tranquilo o equivocado,

quisiera haber corregido,

verdades que habré invertido,

promesas que habré fallado.

 

Con el clima concentrado,

y luego de haber insistido,

mucho del tiempo ido,

volvió a ser apasionado,

ese placer disfrutado,

en ningún tiempo prohibido,

Dios recibió mi pedido,

tu cuerpo ya había ovulado,

 

Con tu vientre embarazado,

contento de haber vivido,

y así el corazón reído,

bajo el techo reposado,

a tu lado fusionado,

y algún nombre sugerido,

creo haberte concedido,

todo lo solicitado.

 

Si algún día arrebatado,

errando en lo repetido,

y del lamento al pedido,

me habré encontrado ordenado,

el cielo me habrá condenado,

a vivir como he podido,

más nunca seré elegido,

para estar acompañado.

 

Sin creer que te he estafado,

no me siento arrepentido,

ni creo que haya cedido,

la convicción de lo actuado,

en este verso editado,

he escrito lo que he podido,

el resto lo habré escondido,

por no haberte traicionado.

 

El momento sepultado,

en vez de verlo expandido,

espero hayas comprendido,

que nada fue simulado,

alguna vez he recordado,

y otras tantas me ha dolido,

no tuvimos parecido,

y todo terminó agotado.

 

Lágrimas de haber llorado,

heridas de haber sufrido,

el porvenir encendido,

pocas veces halagado,

por eso este resultado,

presente que se ha perdido,

sin sentirme convencido,

el amor ya se ha olvidado.

 

Jorge Rosso

 

Un deleite musical...

 

www.youtube.com/watch?v=kW-dXrlt3UY

3,836 views
23 faves
116 comments
Taken on August 31, 2010