new icn messageflickr-free-ic3d pan white
1948-1949: STEINHEIL CASCA II. Optische Werke C.A. Steinheil Söhne GmbH. Munich (Alemania) | by Coleccionando Camaras
Back to photostream

1948-1949: STEINHEIL CASCA II. Optische Werke C.A. Steinheil Söhne GmbH. Munich (Alemania)

1948-1949: STEINHEIL CASCA II. Optische Werke C.A. Steinheil Söhne GmbH. Munich (Alemania)

 

Algunas cámaras son poco conocidas por la mayoría de los coleccionistas pese a que podrían calificarse de históricas por haber sido precursoras de notables aportaciones al diseño y la técnica de la industria fotográfica y eso, es así, porque su éxito comercial fue más bien escaso y disfrutaron de una efímera presencia en el mercado. Ese es precisamente el caso de la alemana Steinheil Casca que muestro aquí.

 

No obstante, antes de hacer una sucinta reseña de las características de esta cámara, quiero agradecer y dejar constancia que fui referido a ella por Daniel, un joven coleccionista que en la acepción más coloquial del término, es el “Alma Mater” del sitio del infinito al plano focal, web que sin duda recomiendo visitar porque, tal como le dije a él, creo que no tiene equivalente en cuanto al rigor con el que cada cámara es analizada y documentada, siguiendo una metodología que calificaría de peritaje forense, ilustrando la información con una plétora de magníficas fotografías, descriptivos diagramas y muy útiles tablas, consiguiendo que su consulta sea, además de didáctica, muy amena. ¡Gracias Daniel!

 

En cuanto a la cámara, hay que señalar que es un producto de una firma alemana cuyos antecedentes se remontan a 1855 cuando el físico y astrónomo Carl August von Steinheil funda el Steinheil Optical Institute en Munich. Dedicada en sus inicios a la fabricación de grandes telescopios para observatorios, su existencia se prolonga hasta finales de la década de 1990 con la incorporación de las sucesivas generaciones familiares. Desde 1930, bajo la denominación de Optische Werke C.A. Steinheil Söhne GmbH, amplía su actividad al desarrollo de diversidad de elementos ópticos, incluidas lentes y algunas cámaras fotográficas. Es de resaltar que el hijo del fundador, Hugo Adolf Steinheil, fue en 1866 quien diseñó y patentó la primera lente aplanética.

 

Es en 1948 cuando produce la primera cámara para el formato de los 35mm y que denomina Casca, un acrónimo que deriva de la combinación de las iniciales del nombre del fundador y la palabra cámara (Carl August Steinheil Camera). Esencialmente son dos modelos distintos, uno

sin telémetro o Casca I y la otra telemétrica o Casca II.

 

La Casca II introduce detalles técnicos que la destaca de sus coetáneas. Por ejemplo, su visor de gran dimensión, ofrece la proyección de unos marcos rojos brillantes para el enfoque - sin corrección de paralaje - con objetivos de 35 y 135mm, seleccionable mediante la pequeña palanca que se puede apreciar en su plataforma superior, algo que no incorporaría Leitz hasta 1954 con su Leica M3 o la Nikon con la Nikon SP de 1957. Otra prestación notable lo constituye su montura en bayoneta, cuando Leica todavía empleaba la rosca. Además, el sistema de montaje ideado era muy rápido pues consta de tan solo tres rodamientos que fijan o liberan la lente con una simple rotación de unos 5 grados, frente al más entretenido sistema de doble bayoneta que tenía la Nikon o Contax. Es también muy práctico el sistema de apertura abisagrada del respaldo, facilitando enormemente la carga y descarga de la película. Finalmente, dispone de una singular barra deslizante que permite seleccionar la velocidad de obturación con el dedo pulgar, en sustitución de las clásicas ruedas o diales (véase imagen de su parte posterior)

 

La lente que incorpora es un Culminar 50mm/ f,2.8 de 4 elementos en tres grupos, asociado a un muy silencioso obturador plano-focal de cortinillas de tela que permite 9 posibles velocidades que van desde 1/2s a 1/1000s, más la opción de disparo en B. Curiosamente no se le habilitó ningún conector para disparador a distancia en velocidades bajas.

 

En la plataforma superior dispone de una zapata para el acoplamiento de elementos accesorios y en la base ubica un selector manual para la sincronización de los flash más habituales, incluido el electrónico.

 

 

Son muchas las especulaciones que tratan de explicar los motivos de la prematura desaparición de esta cámara. En algunas fuentes se apuntan problemas financieros por sus elevados costes de producción pues los materiales empleados son de excelente calidad y cabe recordar que fue fabricada en una Alemania sumida en las carencias y restricciones sobrevenidas tras perder la guerra. Otros arguyen que la empresa fue afectada por la interposición de demandas por parte de Leitz, que se fundamentaron en presuntas infracciones de patente sobre el obturador plano-focal y las hay incluso rayanas en actividades conspirativas por mor del riesgo que suponía para la hegemonía de la Leica pero el caso es solo llegaron al mercado unos pocos miles de unidades, algunos la cifran incluso en menos de 2.000 unidades. Todo ello permite imaginar y conjeturar con interesantes escenarios del que habría pasado si la Casca hubiese tenido la oportunidad de evolucionar e incorporar mejoras y desarrollos ulteriores. ¡Quién sabe!

 

8,106 views
8 faves
6 comments
Taken on February 16, 2013