new icn messageflickr-free-ic3d pan white
fosfoluna | by choco toxico
Back to group

fosfoluna

Primeras imágenes de la misión interestelar onubense.

Tras meses de travesía, el ordenar de abordo despertó a los tripulantes de su letargo inducido.

Se aproximaban a una luna de un gigante gaseoso, en la que los sistemas de análisis de la nave habían detectado atmósfera rica en oxigeno aunque con trazas radioactivas y con metales pesados que requerirían un proceso de terraformación para hacerla plenamente compatible con la vida humana. No obstante, reunía los mínimos programados en el sistema de detección para iniciar una maniobra de aproximación y estudio de superficie.

Tras un alunizaje exitoso, se procedió a la despresurización de la bodega de transferencia y a la apertura de la escotilla de babor. Fueron saliendo de la nave, uno a uno, con la parsimonia y solemnidad propias de saberse protagonistas de un momento histórico, los miembros de la escuadra de reconocimiento, con el comandante fotógrafo P.Pirates a la cabeza, descendiendo uno tras otro por los peldaños de la escalerilla de desembarco.

Un mundo blanco y desolado se mostró inmenso a su alredor.

Estéril.

Frio.

Descendieron la pequeña loma, en cuya cima descansaba la nave, hasta llegar a la planicie que se extendía a sus píes y por la que discurrían pequeños riachuelos de un líquido verde esmeralda, de engañoso aspecto, que se prolongaban hasta perderse en el horizonte bajo una capa neblinosa de vapor.

Comenzaron a tomar las primeras muestras que el comandante inmediatamente ordenó enviar al laboratorio de la nave científica “Fe descubridora”, que acompañaba en la misión a la tripulación onubense.

Escasamente tardaron una hora en confirmarse los resultados por el laboratorio. La inmensidad blanca no era sino una inmensidad de fosfoyesos radioactivos.

Una nube gris de tristeza empañó las miradas de los cosmonautas. Qué extraño destino persigue a los onubenses qué allí donde vayan deben encontrar contaminación y residuos industriales por doquier.

Indudablemente la luna, a la que inmediatamente bautizaron como Fosfoluna, había sido utilizada por una corporación alienígena como enorme depósito de residuos tóxicos y peligrosos, acabando para siempre con la posibilidad de que algún día pudieran albergar vida de ningún tipo.

Sin embargo, este contratiempo inesperado y trágico no ha amilanado la resolución de los tripulantes por seguir buscando un planeta que reúna las condiciones necesarias para alcanzar con éxito su objetivo de fundar una Nueva Huelva.

Nuestros héroes volvieron resueltos a la nave, dispuestos a proseguir con su búsqueda a través de la galaxia.

La aventura debe continuar.

Fosfoluna, quedó atrás, para siempre fría, blanca, inhóspita y deshabitada hasta el fin de los tiempos.

 

Protagonistas, de izq. a dcha: jcof, pericoterrades, pandorga, pinochopirates, niñaestrella, aquiso2009, jesus belzunce.

Gracias a todos ellos por su paciencia y sentido del humor.

 

Fografias satélites: NASA.

Nave de “Cuando los mundos chocan” (When Worlds Collide) ©1951 Paramount Pictures.

Trajes espaciales: Alien, el 8º pasajero (Alien) ©1979 Twentieth Century Fox.

 

2,197 views
5 faves
14 comments
Taken on April 16, 2009