new icn messageflickr-free-ic3d pan white
Pinareul | by Capouruguay
Back to photostream

Pinareul

Patrimonio industrial ferroviario

 

Cuando Montevideo era una ciudad colonial y amurallada y la zona de Peñarol no tenía nombre y todo era campo con chacras, Juan Bautista Crosa oriundo del pueblo Pinerolo (Piamonte, Italia), instaló una pulpería en 1776, donde hoy es la intersección de Coronel Raíz y la ruta 102 (perimetral), en las actualmente entubadas nacientes del arroyo Miguelete.

 

Crosa se puso como apodo el nombre de su pueblo de origen, que en piamontés se pronuncia Pinareul y el habla popular lo deformó en Peñarol.

 

Las pulperías fueron lugares de encuentro y de referencia para vecinos y viajantes (de a pie, de a caballo, en carretas y diligencias), lo que produjo que se designase informalmente el negocio y la zona como Peñarol.

 

Crosa falleció en 1790 y fue sepultado en el campo santo de la capilla contigua a la pulpería, que también se le llamaba Peñarol.

 

El ferrocarril de fines del siglo XIX

 

Un siglo después de la muerte de Crosa, en 1890, a Peñarol llegó la primera revolución industrial ya madura, con la instalación de los talleres ferroviarios ingleses de la empresa Ferro Carril Central del Uruguay (FCCU), fundada en 1876.

 

La estación de trenes y el primer taller empezaron a funcionar en 1891, dando lugar a formación de lo que en un comienzo fue un enclave industrial, más tarde una villa y finalmente un barrio más de Montevideo.

 

A fines de 1907, la empresa Ferro Carril Central del Uruguay (FCCU) ya había construido los 33 mil metros cuadrados que aún se mantienen en pie y que desde 1975 son jurídicamente Monumento Nacional. Se trata de un enclave industrial ferroviario único en América Latina compuesto por: talleres (mecánica, herrería, fundición, aserradero, carpintería, pinturería, almacenes, remesa, oficinas técnicas e imprenta), las 44 viviendas del personal obrero, 8 viviendas del personal de jerarquía e intermedio, un almacén de ramos generales, un lugar de encuentro social y esparcimiento denominado Centro Artesano y una sala de teatro (a partir del 30, también de cine).

 

El casco histórico del barrio Peñarol tiene méritos para ser Patrimonio de la Humanidad. Ya han sido recuperados la estación con todo su entorno y el puente peatonal. La próxima actuación será la sala de teatro y cine.

 

En la Estación de Trenes hay un museo donde se recrea como fue la misma a principios del siglo XX.

1,763 views
2 faves
18 comments
Taken on May 5, 2012