flickr-free-ic3d pan white

Siempre estás a punto y lista para ser arrastrada.

Te has dedicado a escapar del daño y a huir de los problemas. Siempre intentaste negar cualquier malestar que te consume por dentro poco a poco como si de un cigarro se tratase. Sabías que podía pasar y así sucedió. Confiaste y de repente tal confianza descendió al grado bajo cero. Sentiste aquel vacío que ya habías conocido anteriormente y al que realmente siempre tuviste miedo. Que todo lo que un día te llenó por completo se esfumó por culpa de las traiciones. El tiempo te jugó malas pasadas y los sentimientos te hicieron caer en la miseria. ¿De qué sirve sentir? Un corazón de hielo no estaría nada mal, para cuando una persona decide olvidar y alejarse. Alejarse por un tiempo, pero alejarse con un "adios".

  

-©Todos los derechos reservados; Azucena Fernández Pérez.

1,415 views
1 fave
6 comments
Taken on April 25, 2012