new icn messageflickr-free-ic3d pan white
Avería y redención [4 de 5] El hombre que sabía demasiado | by Jack inMotion
Back to photostream

Avería y redención [4 de 5] El hombre que sabía demasiado

-Tienes un aspecto horrible.- Dijo ella.

Y él no pudo responder.

Efectivamente ella había aparecido, como siempre. Y, como la primera vez que la vio, traía dos cervezas y se acercó con una sonrisa que nunca había sido alegre.

Lejos quedan ya los tiempos en los que bailábamos sin música, como locos, por la calle; pensaba.

-Demasiado lejos.- Musitó entre dientes, acariciando sus labios con la boquilla de una Heineken que ella le había dado previamente, alargando el brazo. Aquellos buenos tiempos desaparecieron, se disolvieron lenta pero inexorablemente, abocándoles a un absurdo final del que ninguno pudo o quiso salir.

-No lo hemos conseguido ¿verdad?- Volvió a decir ella con amargura.

Tenía el pelo sucio y la cara manchada de polvo, el cual solo se apartaba de su rostro por el camino que las lágrimas surcaban buscando su barbilla.

-No estoy triste.-Continuó. -No más de lo habitual, al menos.- Y volvió a sonreír de aquella manera tan suya, tan Lee Remick.

El calor era sofocante en aquella explanada y la condensación hacía que el botellín que sujetaba empezase a sudar, depositando pequeñas gotitas en el dorso de su mano. No sabía que decir, o que hacer. El tiempo parecía haberse detenido.

-Quizás en otra vida. Quizás en otro mundo… quizás en un futuro.- Volvió a decir ella. Entonces se sacó algo del bolsillo de sus ceñidos tejanos y se lo entregó. Acto seguido inclinó el cuello todo lo que pudo y se terminó la cerveza en un trago que deseó que fuera infinito.

Él sabía de sobra lo que era y lo cogió sin mirarlo si quiera. Era todo lo que necesitaba. Era un motivo. Era la constatación de que, como dijera el “potro italiano”, nada termina hasta que termina.

 

1,098 views
2 faves
4 comments
Taken on May 12, 2012