31_12_2013 Prisión Wad Ras
#MarxaSolidària: Wad Ras, CIE y La Modelo

Barcelona, 31 de diciembre de 2013.- Centros de exterminio. La condena de la pobreza. Cárcel, CIEs, redadas y fronteras: así se construye la riqueza europea. Mujer más prisión: doble represión. Ni las leyes ni las rejas acabarán con la solidaridad.

Por eso hoy, en Barcelona, se ha desarrollado la marcha solidaria: de la cárcel de mujeres Wad Ras, pasando por el Ateneu Flor de Maig para comer, al CIE de la Zona Franca para acabar en la prisión Modelo. Mucho despliegue de Mossos d’Esquadra, todo supervisado por la eterna compañía del helicóptero que sobrevuela, como siempre, a quienes claman por sus derechos, por los derechos de los torturados, represaliados, privados de su libertad.

«Durante el 2012, en Cataluña se presentaron 81 denuncias por malos tratos o torturas cometidos por carceleros. […] entendemos necesario señalar las violencias estructurales y cotidianas que la privación de libertad impone a las personas, dañando profundamente su personalidad y estado anímico. Las condiciones de vida en las prisiones son especialmente precarias, chocando con los tópicos sociales que rodean el ámbito penitenciario, los cuales omiten que los espacios de reclusión están ideados para el castigo. […] Además, la tasa de enfermedades mentales y otras dolencias físicas han aumentado entre la población encarcelada, ya que cerca de un 30% de la población presa padece algún tipo de trastorno mental, un 10% está infectada por el VIH y más del 50% sufre algún tipo de adicción a drogas legales o ilegales. […]Aparte del daño personal, es necesario tener en cuenta el agravio familiar y social que genera la prisión […] consideramos que el encarcelamiento y el actual sistema punitivo son obstáculos para solucionar los conflictos sociales y pensamos que, con la aplicación de estas medidas, se consiguen efectos totalmente contrarios.»

Extracto del Manifiesto de La Clivella, colectivo autónomo que tiene como finalidad poner de relieve la situación de desigualdad y discriminación que sufren las personas privadas de libertad y su entorno más cercano, así como generar procesos de denuncia y de resistencia colectiva ante situaciones de vulneración de derechos.

Fotografías: Pedro Mata
Texto: Mónica Solanas
13 photos · 1,128 views