amo Córdoba, odio Córdoba
La Sala del Bar Mundano, Córdoba, 2013

«Se puede amar una ciudad sin haberla visitado nunca. Pero para odiarla, tienes que haber vivido en ella» Agustín Fernández Mallo. Hemos convertido La Sala del Bar Mundano en una pequeña salita de estar. Y en medio, una maquina de escribir con mucho papel preparado. Para que escribamos y colguemos por las paredes , por qué odiamos Córdoba, por qué amamos Córdoba. Solamente una condición: en realidad, no estamos escribiendo de Córdoba, claro. Siempre se habla de uno mismo.
96 photos · 20 views