new icn messageflickr-free-ic3d pan white
PANORÁMICA - PATIO DEL CONVENTO DE SAN FRANCISCO | by Marcelo Quinteros Mena
Back to photostream

PANORÁMICA - PATIO DEL CONVENTO DE SAN FRANCISCO

QUITO TOUR BUS - UN PASEO VISITANDO EL QUITO HISTÓRICO.- El templo de San Francisco de Quito es la edificación religiosa de mayor extensión en la región. Allí se albergan 4 mil objetos, entre esculturas, lienzos y muebles. El convento más hermoso de América. Con 3,5 hectáreas, San Francisco es una estructura impresionante. Desde 1983 ha sido intervenido por la Agencia Española de Cooperación Internacional y el Instituto de Patrimonio Cultural. En 1996 se adaptó un sector del templo para el Museo Franciscano. Y hoy en este lugar se exhiben 250 obras, de autores como Miguel de Santiago, Caspicara y Legarda. Se inauguró el Museo Fray Pedro Gocial con cientos de piezas coloniales. Hay tres alegorías que revisten de magia a San Francisco, templo fundado por Fray Jodoco Ricke en 1535.

 

Se dice que allí, en tiempos precolombinos, funcionaba un centro de intercambio comercial entre los señoríos. También se refiere, desde la Colonia, que Felipe II de España se asomaba a las ventanas de El Escorial para ver las cúpulas del templo quiteño y comentar lo cara que le estaba resultando la obra. Y, finalmente, hacia 1600 el mítico Cantuña es el centro de un hazaña arquitectónico-demoníaca al atribuírsele, popularmente, la construcción del atrio.

 

Lo bueno es que hasta ahora falta una piedra, en uno de los bajantes de agua de las escalinatas: por eso su alma aún no ha sido captada por Satanás. Pero las leyendas son solo una de sus riquezas. La construcción misma representa una proeza, pues la planta del convento tiene que vencer la pronunciada inclinación de las faldas del Pichincha. Y ya en su interior, el oro del incario y el talento de los artesanos de la Escuela Quiteña inscriben una impronta que convierte al lugar en irrepetible. Cerca de 4 mil obras, entre esculturas, lienzos, pintura mural, artesonados y mueblería, se distribuyen por un área de 3,5 hectáreas, con un templo central, dos capillas, tres claustros principales, una abadía, un huerto y una nostálgica cervecería.

 

Desde 1983, la Agencia Española de Cooperación Internacional y el Instituto de Patrimonio Cultural trabajan en la recuperación integral del complejo. Al momento se ha avanzado un 50 por ciento con un costo estimado de USD 1 200 000. Actualmente 20 técnicos ecuatorianos realizan labores de restauración y conservación. Así, se han recuperado mil objetos de arte. 250 de ellos se exhiben desde 1996 en dos galerías que se adaptaron para el Museo de San Francisco. El recorrido empieza por el coro de la iglesia, un precioso habitáculo con capacidad para 61 frailes, franqueado por dos órganos alemanes y decorado por un exquisito artesonado de estilo mudéjar, compuesto de 4.600 piezas de madera, en cuyo centro hay una peculiar estrella de ocho puntas.

 

De este sitio se desciende a las salas de exhibición, donde se aprecian obras de Miguel de Santiago (como la emblemática "Inmaculada Eucaristía"), Diego de Robles, el Padre Carlos, Manuel Chili "Caspicara", Bernardo de Legarda, Gregorio de Vásquez, Mateo Mexía, grabados alemanes del siglo XVIII y un mapa de Sudamérica pintado en 1775. El final de la visita es hacia el extremo norte del convento, en la antigua cervecería creada por los frailes en 1566. En su sala de recibimiento hay una taberna y en la posterior está la galería y los instrumentos con los que se preparaba la bebida.

FUENTE: www.in-quito.com/uio-kito-qito-kyto-qyto/spanish-uio/muse...

1,581 views
1 fave
2 comments
Taken on January 16, 2013