flickr-free-ic3d pan white

Primeros rayos del sol en el pavoroso entorno de Obar.

Los primeros rayos del sol penetran por encima de La riega de la cojita, en el aspero entorno de Obar, disipando las nieblas matinales, dejando al descubierto los verticales farallones de la Cabeza Llamedo.

Angel Sanchez Antón en su libro del Macizo nororiental de los Picos de Europa, dice acerca de este lugar: Aunque la lógica nos llevara a pensar que los invernales de Obar debieran pertenecer a Camarmeña o a Arenas de Cabrales, lo cierto es que esta desapercibida majada, que se ubica poco antes de llegar a Puente Poncebos, pertenece a la población de Tielve.

Por encima de ella y hasta las ricas brañas de Portudera, todo le que existe a la vista son enormes y verticales murallones, entre los que se ahogan impracticables canalizos, angostos bejos y resbaladizas torrenteras. Un conjunto de enorme belleza pasajística y naturaleza en estado salvaje, que nos separa del suave remanso de Portudera.

Por dificil que sea de imaginar, Obar sirve de puerta para subir a aquellos tranquilos pastos, salvando estos atormentados relieves.

Quienes hemos ascendido por esas intrincadas y farragosas canales damos fe de ello, pues se necesita una buena preparación física y una enorme paciencia para hacerlo, Obar tiene apenas 213 metros de altura y el collado de las Broqueras en lo alto de estas canales, por donde se sube a Portudera tiene una altura de 1.197 metros, el desnivel y la pendiente son muy severos.

1,273 views
7 faves
27 comments
Taken on January 12, 2011