new icn messageflickr-free-ic3d pan white
Iglesia gótica de Santa María (Sedano) | by Fotos_Mariano_Villalba
Back to photostream

Iglesia gótica de Santa María (Sedano)

Sedano, es una localidad situada en la provincia de Burgos, comunidad autónoma de Castilla y León (España), comarca de Páramos, cabecera del ayuntamiento de Valle de Sedano.

Es un pueblo cordial, situado sobre una larga faja en un valle abrigado, donde tanto los misteriosos cataclismos como la paciente labor erosionadora de las aguas han hendido el roquedo del páramo; el rio Moradillo ha creado un valle donde el agua salta por numerosas fuentes garabateando cascadas.

Se compone de varios barrios: Lagos, Trascastro, Valdemoro, Barruelo, Eras y La Plaza.

A la izquierda de la Plaza, una empinada y estrecha calzada nos conduce a la iglesia parroquial de Santa María, situada en lo alto de un espolón rocoso, presidiendo todo el entramado urbano, su portada data del Siglo XVII.

 

Lugar de refugio, lugar de creación y también de descanso del escritor Miguel Delibes. La casa se encuentra al lado de la carretera en el barrio de Valdemoro. Muy cerca, en Poza de la Sal, fue donde nació y creció y también rodó gran parte de sus aclamados documentales Félix Rodriguez de la Fuente.

 

Miguel Delibes era de Valladolid, urbano, pero se sentía de pueblo, rural. Su pasión pueblerina la derrochaba a raudales en la casona que tenía en Sedano.Llegó a Sedano por ser el pueblo donde veraneaba su novia Ángeles ["me enamoré de Sedano al tiempo que de mi mujer"], su adorada Señora de rojo sobre fondo gris. Y allí sigue y seguirá vivo su espíritu campero, sobrevolando los peñascos como esos buitres que tanto le admiraban, serios, sencillos y pausados como él mismo.

Durante el rodaje en 1996 de Las ratas, dirigida por el burgalés Antonio Giménez-Rico. Estaba muy contrariado:

“Eso son ratones de laboratorio, y lo que el Tío Ratero caza son ratas de agua, que son como conejos de río”.

Su muerte llega dos días antes del aniversario del fallecimiento de Félix Rodríguez de la Fuente, otro apasionado de la naturaleza, otro enamorado de Sedano, de sus buitres y de sus gentes. Ambos defendían que el hombre no es nada sin su entorno natural, sin su paisaje y su cultura tradicional. Ambos amaban las tierras altas burgalesas, se emocionaban con el vuelo agitado de las perdices y estaban sumamente preocupados por nuestro impacto en el medioambiente. Ambos manejaron el castellano como nadie lo ha hecho nunca. Y ambos nos enseñaron algo tan impagable como la necesidad de cuidar nuestro mundo rural, donde se encuentran las raíces de nuestra cultura, de nuestro ser, de nuestra existencia.

Y donde cabemos todos, cazadores y ecologistas, lobos y pastores, bosques y huertas, niños y mayores, si sabemos cultivar nuestras más humanas virtudes: la tolerancia y el respeto.

 

Foto dedicada a Miguel Delibes

 

 

 

33,377 views
73 faves
780 comments
Taken on August 16, 2010