new icn messageflickr-free-ic3d pan white
Untitled | by Daniel Garcia Photography
Back to photostream

Aguila Imperial

 

El águila imperial es de aspecto y proporciones similares al águila real de Eurasia y Norteamérica, pero de tamaño un poco más modesto. Tiene una longitud de 80 centímetros del pico a la punta de la cola y 2 metros de envergadura alar. Los machos pesan poco más de 2,5 kilos, mientras que las hembras, notablemente más grandes, pueden llegar a los 4,5 kilos de peso. Aparte de las diferencias de tamaño, ambos sexos no presentan diferencias apreciables.

 

El plumaje es marrón oscuro en todo el cuerpo salvo en los hombros, tocados con un característico color blanco, en la punta de la cola (negra con una fina banda blanca en su extremo) y en la nuca, que es parda clara o dorada. Al igual que el águila real, las águilas imperiales son águilas calzadas, pues las patas están recubiertas de plumas en toda su superficie salvo en los fuertes pies, de piel escamosa y grandes garras ganchudas.

 

En Asia Central, su presa más habitual es el gófer o suslik, una especie de ardilla terrestre. También caza con frecuencia otros roedores, mustélidos (algunos tan grandes como la marta), zorros y diversas aves. Las águilas imperiales viven en zonas de pradera salpicadas de árboles, sin llegar a adentrarse en bosques densos ni praderas.

 

Las parejas son monógamas y cada año vuelven a su nido habitual. Éste se ubica en las ramas de un árbol alto y es visible a gran distancia. Usan como base las propias ramas más gruesas del árbol, cubriendo los agujeros con hierba y plumas de su propio cuerpo. La puesta consta normalmente de dos huevos, aunque muy raramente puede llegar a haber en el nido 3 y hasta 4 huevos. El periodo de incubación dura 43 días, tras los cuales nacen unos polluelos blancos de los que normalmente sólo el mayor y más fuerte llega a abandonar el nido, muriendo el resto antes. El pollo emprende su primer vuelo poco después de los dos meses de edad y en invierno ya emigra de forma solitaria, buscando su pareja al verano siguiente. En libertad viven 21 años, aunque en cautividad pueden llegar a los 44.

  

4,069 views
23 faves
184 comments
Taken on October 9, 2011