Nacido para entregarse a Dios
Una misa concelebrada fue el inicio de una tarde noche que se presentó con todo el calor y cariño de unos amigos entregados a la celebración del dia. Era el segundo aniversario de la ordenación sacerdotal del P. Alex Okiro y con motivo de su estancia en Marbella, y su apoyo ayudando en las tareas de la Iglesia del Santo Cristo del Calvario, se le ofreció un ágape realizado por feligreses y por la propia parroquia. El templo estaba lleno para acompañar a este ugandés de 30 años con sonrisa permanente para todos los que se acercan a el, recibiéndonos con un lenguaje cálido y un deseo enorme de servicio y entrega.

La concelebración estuvo participada por D. Rafael Rodríguez en su calidad de párroco titular, por D. Francisco Ruiz, amigo entrañable del Padre Alex y por el propio protagonista de la jornada .

Antes de la bendición final D. Francisco pronunció palabras de reconocimiento sincero, llenas de emotividad por sus comentarios plenos de cariño y familiaridad y con un consejo, que haciéndose eco de una frase del Papa Francisco, dejó como consigna de vida para todos los presentes y muy especial para el P. Alex: “Ser un pueblo santo fiel a Dios”.

Uniéndose a las palabras de reconocimiento, el P. Rafael hizo entrega al homenajeado de un obsequio que encerraba todo el cariño conseguido en su estancia estival en Marbella.
69 photos · 50 views