flickr-free-ic3d pan white

Todo es relativo.

Cada vez que tienes un rato libre, lo dedicas a algo. Aunque aparentemente no lo dediques a nada, ya estás tumbado mirando al techo y meditando.

 

Inconscientemente, estás buscando una forma de llenar tu tiempo, de darle sentido, ya sea por unos minutos o por toda tu vida.

 

Si no lo hicieras, esos momentos estarían vacíos. Tu vida estaría vacía. Y nada nos asusta más que la nada.

 

Pero al universo le da lo mismo que te vaya bien o que te vaya mal, puedes cometer un delito y no habrá consecuencias siempre que no seas delatado. O siempre que puedas convivir con la culpa.

 

No existe un código moral, eso es una creación de nuestra mente para darle sentido a nuestra vida y a nuestras acciones.

 

No es real que cada uno recibe lo que se merece, que hay algún tipo de justicia divina que pondrá cada cosa en su sitio. Sólo es algo aprendido, algo que necesitas creer para darle sentido a tus actos y plantarle cara a este universo indiferente.

 

«Hay moralidad para los que la buscan. No existe ninguna ley eterna.»

13,673 views
67 faves
17 comments
Taken on December 7, 2010