El fotógrafo de provincias es imprevisible. Va por la vida sin planes y se rige casi en exclusiva por las vibraciones de la madre providencia. Cuando tiene aprovecha, y cuando no, espera a mejor ocasión, sabedor de la certeza oculta en aquello de ‘Dios aprieta, pero no ahoga’.

Escucha, pero hace caso omiso a las palabras ‘imposible’ y ‘destino’ -no hay nada imposible y el destino lo fabricamos a diario con nuestras decisiones-. No camina en línea recta, prefiriendo los rodeos por cuanto éstos tienen que enseñar.

Como buen guerrero espiritual tiene presente el día de su muerte para recordarle en vida que cada momento puede ser el último, y obra por tanto en consecuencia. Hace su hogar allí donde coloca sus pertrechos -entre ellos la vieja Rolleiflex de 1952-.

El dinero no puede comprar sus decisiones. Tiene tiempo y está de su parte. No espera nada de nadie, agradeciendo cuanto llega por ser más de lo previsto.

El fotógrafo de provincias es un peregrino, un samurai errante con su propio concepto de justicia, distinta de la que el sistema de valores dominante pretende para su propio beneficio.

Busca la amistad de las personas sin importarle lo que éstas puedan poseer o proveer. Reconoce las incontables equivocaciones cometidas y les agradece haber sido las mejores maestras que encontró en el camino. Pide perdón a todos a cuantos ofendió gratuitamente y lamenta no haber ignorado a cuantos le ofendieron del mismo modo.

Por contra, cree en la defensa propia y en el honor, lo cual le impide poner la otra mejilla cuando le abofetean la primera. Suscribe la igualdad de derechos pero no que todos somos iguales y, por tanto, celebra las diferencias que el mundo globalizado se encarga de uniformar en pro del consumismo.

Considera que no hay mejor jerarquía que la vieja meritocracia y clama por su retorno cada noche, antes de acostarse. Y por último, no es hombre religioso, que sí espiritual, seguro por tanto de que tras la desprestigiada muerte se encuentra cualquier cosa menos lo que las religiones -viciadas por cada una de las culturas que las ha creado- nos quieren hacer pasar por verdad en favor de su propia supervivencia, pues de tales mentiras se sustentan.

Roberto Marquino's favorite photos from other Flickr members (9)

  • Ordnance Survey map of Mars by Ordnance Survey
  • Kyoto 京都 by Travelscope游摄
  • Somewhere in Japan by fass38
  • Kyoto by night, Japan by fass38
  • Rajasthan, India. by ndnbrunei
  • Rajasthan, India. by ndnbrunei
  • Rajasthan, India. by ndnbrunei
  • Detail - Sheung Wan temple. by ndnbrunei
  • Bagan girls. by ndnbrunei
 

Following (405)

See more...

Groups (4747)

Show more... Show fewer...

Testimonials (3)

  • view profile

    Eric Setiawan says:

    "Roberto is my inspiration and also a good friend. Always nice to talk to him and hear the story and see the photos. Makes me want to try Rolleiflex (the TLR) and learn Spanish :)"

    February 20th, 2008

  • view profile

    josep gil says:

    "¿Se puede sudar fotografía? Ese es Roberto Marquino.
    Un placer tenerte por aquí."

    September 6th, 2007

  • view profile

    dalbathros says:

    "La primera persona que me ha hecho ver el mundo de la fotografía como un modo de entender la vida o incluso de acometerla. Sus imágenes poseen un talento incuestionable, sus reflexiones una profundidad sincera y espiritual. Tanto es así que muchas veces uno no sabe si la foto de él que está mirando no será más bien la plasmación visual de unos versos o un pequeño post de su blog la recreación en palabras de una poderosa imagen."

    September 5th, 2007

Name:
Roberto Marquino
Joined:
September 2007
Hometown:
Valencia, ESPAÑA (SPAIN)
I am:
Male
Occupation:
Fotógrafo / Photographer
Website:
Roberto Marquino