Y la historia una y otra vez se repite. En esta ocasión se llama Michael Collings, tiene 19 años, vive en una caravana, es ingeniero informático, trabaja en una tienda de ordenadores y tiene una niña de apenas unas semanas. Al ver su aspecto tímido y su manera de vestir, su actuación no prometía en absoluto, hasta que se sentó, comenzó a tocar la guitarra, y dejó a todos boquiabiertos con su versión de “Fast car”.
PIXEL Y DIXEL.
www.youtube.com/watch?v=YB98dcWkQqA
Groups Beta